Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Foto

Casa VessaliusVigilando las Puertas del Abismo


  • Por favor identifícate para responder
41 respuestas en este tema

#11 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 61.448 mensajes
  • 19.539 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1374808





Escrito 23 abril 2013 - 19:31

La Isla del Oso (Egwene)

-- No podrías hacerme daño, hombre -- contestó la chica ante la insinuación de que no se lo iba a hacer.

Aquella voz era fuerte y decidida, como la suya. No bajó ni un ápice la honda. A aquella distancia, la piedra le daría en la frente y le haría caer con una gran brecha y le daría tiempo de poner otra y apuntar de nuevo al suelo, donde esperaba que cayera.

-- Te he oído llegar desde la distancia, pareces un oso polar borracho, chocando contra todo.

Había hablado demasiado, más de lo que había hecho en todo el mes que llevaba de camino, con lo que cerró de nuevo la boca, sintiendo algo de aspereza. Debería masticar una hoja de salvia verde.

Le molestaba tener gente fuera. Se había acostumbrado a estar sola y a autosatisfacer sus necesidades sin tener a nadie cerca, no tenía problemas para abastecerse. Pero aquel hombre, el primero que veía desde hacía tiempo (no podía contar con las sombras que había visto moverse a su paso por el Muro) y estaría bien preguntar. Sobre todo porque no había visto ningún bastión con ninguna bandera. Había memorizado las banderas, ya que no sabía leer, para reconocer los lugares que debía recorrer hasta llegar a su destino.

-- Eh, tú... ¿Estoy en Costa Pedregosa? -- le preguntó, aunque no bajó la honda.

Sin embargo, esta vez notó algo más. El hombre no había venido sólo. Y mientras estaba hablando, se habían acercado demasiado. Frunció el ceño, lanzó la piedra y le alcanzó en el hombro. Volvió a cargar tan rápido que cuando el hombre notó el dolor ya volvía a tener la honda cargada.

-- Que nadie se acerque o te mato.

XkYM48z.gif

B9OQR5Z.png

VaMDdav.gifvdZABLB.gifeHQCIo7.gif


#12 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.088 mensajes
  • 13.542 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 402050





Escrito 25 abril 2013 - 13:18

Ian Vessalius


La chica contestó de forma cortante, segura de que no le podría hacer daño, como si no se diera cuenta de que no pretendía atacarle.

No bajó la honda, no perdió pie ni se relajó. Me di cuenta de que no era de allí, ni de la Isla del Oso, ni tampoco de Poniente. No, esa chica era extranjera, pero no estaba seguro de que rgión podría ser. Era pálida, asi que no era de tan al sur, de las ciudades libres o tierras Dothrakis.

No me relajé, a pesar de que pudiera parecerlo. Me dijo que parecía un oso polar borracho, que chocaba con todo y por eso me había oído llegar desde lejos. Sonreí levemente, si me había dejado oir era precisamente poruqe era una mujer, y pensaba que necesitaba ayuda.

Aunque la referencia al oso polar me hizo ver que era del norte, pero no de Invernalia ni del Bastión. Tal vez de más al norte o al este, cerca del hogar de los Bolton o del Último Hogar.

Aunque lo dudaba.

La miré a los ojos. Se la veía decidida, lista. Sabía sobrevivir sola, lo noté enseguia, y no tenía miedo. Además, por su voz parecía no etar acostumbrada a hablar demasiado, con lo cual debía de haber pasado algún tiempo sola, seguramente viajando.

Me preguntó de forma algo brusca que si estaba en la Costa Pedregosa. Aquella falta de modales me hacía pensar que no estaba acostumbrada a...tratar con demasiada gente, ya fueran nobles o no.

O al menos no según nuestras normas establecidas.

Tal vez era...

- la Costa Pedregosa? lo siento, pero no. Aun estás muy al norte. Esto es la Isla del Oso, para llegar a la Costa pedregosa debes seguir el camino y pasar la punta del Colmillo de Dragón.

Respondía a su pregunta cuando los oí. Cascos de caballos un grupo, seguramente eran 4 hombres. La gurdía que había visto al salir del hogar de los Mormont aquella mañana. Habrían visto el humo y acudían para ver si necesitaban ayuda.

Pero la chica no lo tomó como ayuda amiga, sino que me lanzó la piedra cuando alcé la vista y me volví para situar a los caballos.

Me acertó en el hombro izquierdo. El golpe dolió, aunque no me llegó a romper nada, cuando me volví a mirarla ya estaba lista y amenazaba con matarme si se acercaban. la creí capaz de ello.

- Oye, yo no los he traido. Nadie te va a hacer daño

Llegaban y ella no cedía.

- maldita sea chica, te matarán

Nos veían. Bueno, me veían a mi de espaldas, hablar con ella. Por eso reaccioné rápido, el agarré el brazo que sujetaba la honda y se la quité de un tirón, le sujeté la mano y la obligué a quedarse a mi lado. Sonreí alegremente a los guardias.

- Alto! - dijo el que parecía ir al mando. - Hay algún problema señor?

- Ninguno sir. Verá, es que... - vi una nota en el suelo. Estaba arrugada y...esa era mi letra? -Esta mañana pedí a mi criada que mandase un cuervo a Batión del Abismo avisando de que íbamos a regresar, pero la joven se ha perdido. Es la primera vez que viene, ya sabe...

Aquel guardia no se fiaba. La chica se resistió un mmento y uno de los guardias apuntó con el arco tenso, listo para atacar. Reaccioné y sujeté la empuñadura de mi espada, que permanecía sujeta a mi espalda, y desenvainé una pequeña parte, lo justo para que apreciasen la piedra de color negro, tallada con la forma de la cabeza de un conejo.

- Sir, le recomiendo que calme a sus hombres. Esta chica - y tiré de ella, acercándola de nuevo a mi. - Es mi criada, y no permitiré que le hagan daño. Soy Ian Vessalius, señor de Bastión del Abismo, y no creo que a vuestros señores les guste la idea de que atacan a alguien de los mios.

Hizo un gesto enfurecido a aquel soldado, que bajó el arco, avergonzado. Tras disculparse, emprendieron la marcha, de vuelta a sus guardias seguramente. Cuando se alejaron, dejé la espada descansar en la vaina, me agaché y recogí la nota. Aun guardaba su honda, y no se la iba a devolver de momento.

- Vamos, camina. Te vienes conmigo. - dije, echando a andar, notando el dolor en el hombro al apretar y tirar de su mano. - Y por cierto, no hacía falta que te comieras al cuervo. Me dirás tu nombre?

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#13 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 61.448 mensajes
  • 19.539 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1374808





Escrito 29 abril 2013 - 00:16

La Isla del Oso (Egwene)

La chica lo había dicho en serio. No iba a arriesgar su misión por un extraño. No le importaba como saldría de allá, pero no iba a dejar de acudir a su destino. Por nada. Por nadie.

Sin embargo, la noticia de que estaba en la Isla del Oso la hizo titubear. ¿Tan lejos aún? Con eso no contaba. No podía enseñar su salvoconducto porque aquellos parajes no eran entonces los adecuados. Y acababa de atacar a un noble, de no sabía que casa. Pero eso suponía un revés para sus ideas. Creía que ya estaba en la zona correcta.

Aún no podía dejar que le atraparan. Los cascos sonaron cerca y, para su sorpresa, aquel hombre la desarmó, dejando claro que no iba a agredirla, avisándola sin embargo que ellos la matarían.

Ellos...

Egwene los vio llegar, decididos a enfrentarse con los dos, hasta que el hombre se presentó y enseñó su emblema. Ian Vessalius...

Se había debatido levemente, preparándose para defender cara su misión cuando él dijo que era su criada. No pudo evitar reflejar sorpresa porque la defendía y mentía de una forma muy absurda, ni tampoco sentirse ofendida. ¿Criada? Ella era una mujer de los territorios libres.

Sin embargo, funcionó. Aquellos soldados se alejaron y los volvieron a dejar solos. La muchacha clavó sus ojos de colores diferentes en él y no despegó los labios. ¿Debía darle las gracias?

-- Mi honda -- pronunció, al fin.

Pero él no quería dársela, se le notaba que no iba a arriesgarse a otra pedrada. Eso le hizo fruncir el ceño, porque su honda era una extensión de su mano. No podía estar sin ella. ¿Ir con él? ¿Tendría un barco? ¿La llevaría a Costa Pedregosa?

-- No soy una criada.

Hizo un ligero mutis y añadió, con voz firme.

-- Tenía hambre.

Y siguiendo al hombre que tenía delante de él, acabó diciendo su nombre.

-- Me llaman Egwene.

Y no volvió a despegar los labios mientras le seguía, pensando en como recuperar su honda.

XkYM48z.gif

B9OQR5Z.png

VaMDdav.gifvdZABLB.gifeHQCIo7.gif


#14 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.088 mensajes
  • 13.542 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 402050





Escrito 29 abril 2013 - 20:16

Ian Vessalius


Me pidió la honda después de un rato sin decir nada. Pero no iba a devolvérsela, no después de aquella pedrada sin motivo, sin saber que demonios hacia allí, quien era, o cual era el motivo de aquel viaje en solitario a la costa pedregosa. Asi que la solté. Parecía ser que sin ella no se marcharía y al menos me seguiría.

No quería que la atrapasen. me lo había dejado claro con su actitud, aquella amenaza, si que parecía dispuesta a matar a los hombres que venían, a mi mismo a pesar de mostrarme pacífico con ella.

Caminamos en silencio. Yo sabía hacia donde ir, y ella solo me seguía.

Afirmó que no era una criada. Sonreí levemente, me había dado cuenta al momento, pero aquellos soldados lo dejaron pasar se fiaron del bueno de Ian, siempre sonriente, que siempre había ayudado a la Isla del Oso. Como les iba a mentir?

No, no era una criada. Ni sus formas, modales o aspecto eran de una criada, copera ni cosas por el estilo.

- Bien Egwene. Yo soy Ian Vessalius, Lord Ian Vessalius, del Bastión del Abismo. Partiremos hoy en nuestro barco, y vendrás conmigo. Si te preguntan, eres mi criada. - me volví hacia ella, mirándola a los ojos. - Ya, se que no eres criada, no te preocupes, se ve a la legua. Pero tampoco quieres que te atrapen, y tengo curiosidad por saber de donde vienes

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#15 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 61.448 mensajes
  • 19.539 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1374808





Escrito 29 abril 2013 - 20:53

La Isla del Oso (Egwene)

Egwene tuvo que tragar varias veces antes de aceptar la negativa sobre su honda. Aquel hombre, aquel orgulloso "Lord Ian Vessalius, del Bastión del Abismo" creía que ella sólo tenía esa arma en su haber. No le conocía. Para ser un Lord daba por echo demasiadas cosas, como que era frágil y que podía darme la espalda. Debía tratar con damiselas, con aquellas sensibles damas de corte o chiquillas que sólo sabían recitar poemas de pasados decadentes.

La muchacha sonrió un poco, con rabia.

-- No soy criada -- repitió, asomando el orgullo a sus dientes blancos. -- Mataré a quien insinúe que soy una criada. Soy una mujer libre. Me sé hacer mi ropa, sé cazar y sé improvisar una tienda para pasar una tormenta en los Colmillos Blancos. Sé desollar conejos y entierro la piel en las raíces de los arcianos; respeto a los árboles y sólo arranco las hojas que me como o que utilizo. No hago daño a nada que sea verde. Soy una mujer libre y educada , adoro a los dioses antiguos sin nombre y reverencio a los arcianos tallados. No soy una criada.

El orgullo de su voz restalló casi como una tormenta en el silencio de aquella isla. Su mano tendió hacia la espalda, donde tenía su daga maldecida por el metal antiguo. Había sido de algún pionero del poblado donde se había criado y que había ganado a base de llevar agua entre los miembros libres que trabajan en tareas comunes.

Pero después pensó en el Barco.

Si estaban en la Isla del Oso, no podría salir de allá sin él.

Si no recuperaba su honda, no importaría que llegara a su destino. No podría llevar a cabo su misión.

Si él no le devolvía la honda, tendría que quitársela.

Y la vida como intentara impedirlo.

-- No vengo de ningún sitio. Soy libre. -- Levantó la mirada y miró más allá del límite que ofrecía la isla. El mar estaba muy revuelto en aquel momento. -- ¿Tu barco podrá cruzar la trampa de la garra del oso?

Y esperaba que así fuera. Muchos barcos zozobraron en aquel cruce entre los acantilados que daban a la isla una protección natural. O al menos eso decían las leyendas que contaba su padre.

Editado por Sagitas E. Potter Blue, 29 abril 2013 - 20:56.

XkYM48z.gif

B9OQR5Z.png

VaMDdav.gifvdZABLB.gifeHQCIo7.gif


#16 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.088 mensajes
  • 13.542 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 402050





Escrito 30 abril 2013 - 20:18

Ian Vessalius

La chica venía siguiéndome a regañadientes. Tenía su honda, no le quedaba otra. Para mi era eso, quería recuperar su arma, tal vez por algún tipo de aprecio o apego en especial, tal vez porque era su arma y la necesitaba para sobrevivir.

Pero parecía seguirme de momento, aunque no le gustaba, lo tenía claro.

Me repitió que no era una criada, y noté no solo el marcado acento, extraño, sino que me qeudó claro que no hablaba en mucho tiempo, o no con nadie. Tenía la voz dura a causa de la falta de comunicación con otras personas.

Su voz sonaba orgullosa al proclamar que no era una criada, que tenía otras grandes cualidades. Era una mujer libre, que se fabricaba ru ropa, cazaba para si y podía improvisar una tienda para pasar una tormenta, desollar conejos, y adoraba a los antiguos dioses.

NO dije nada, ero me recordó a nuestra gente, a mi gente. Éramos un pequeño Bastión, no teníamos tal vez gran importancia en los planes de nadie, pero éramos gente feliz, gente capaz de sobrevivir por si misma, no íbamos de grandes señores o doncellas, empezando por mi mismo, aunque me apenaba que todo aquello comenzara a perderse en cierto modo.

Entonces pensé en mi mujer, mi señora, que esperaba allá en el castillo...bueno no, seguramente se habría escapado, como hacía a veces. Aquello me gustaba a pesar de todo.

- No eres la única que puede valerse por si misma en malas condiciones, aunque te cueste creerme. Y por suerte para ti, nosotros también rezamos a los antiguos dioses. Yo paso cada maana en el bosque de Arcianos que hay tras el bastión. Tal vez no es gran csa, pero sus árboles son bonitos y es un lugar tranquilo.

Oh si, era orgullosa, por lo que era y por lo que hacía. Era bueno, pero si quería sobrevivir, debía pensarse aceptar mi oferta.

- Eres una mujer libre y hablas de los Colmillos Blancos. Si que eres de algún lugar, eres una salvaje, vienes de más allá del muro.

Eché una mirada al mar. Aun parecía revuelto si, pero sonreí. Nuestros barcos eran resistentes para aquel tipo de travesías, y los habíamos realizado en otras ocasiones.

- No es la primera vez que venimos aquí a comerciar. Tenemos experiencia, y llegaremos a salvo a nuestro destino.

Me colgué su honda del cinturón, y metí las manos en los bolsillos. Me molestaba e hombro allá donde la piedra me había dado y seguramente tendría un moratón.
- Te recomiendo que vengas de buena gana conmigo al barco, porqu si te quedas aquí, no tardarán en darse cuenta que no perteneces a la Isla, y si eres una salvaje morirás.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#17 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 61.448 mensajes
  • 19.539 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1374808





Escrito 02 mayo 2013 - 13:30

La Isla del Oso (Egwene)

El padre de Egwene la había advertido de los hombres que intentarían detener su camino. Su consejo había sido claro, cuchillo en el cuello y a cumplir la misión.

Y ese consejo iba a seguirlo en cuanto pudiera. Sólo que no era el momento. Aquel hombre tenía encima algo que le era muy importante, muy querido. Era algo que se sabía de memoria de las veces que lo había tenido en sus manos. Pero ahora no podía rebanarle el pescuezo con su cuchillo escondido, con uno de ellos.

Sólo que... Rezaba a los dioses antiguos. Según su padre, pocos quedaban de esos en Invernalia. Casi ninguno en el resto del territorio por el que pasaría. Los nuevos dioses habían aparecido y habían sido ahora destituidos por otros, más nuevos aún. Pero éste rezaba a los antiguos. ¿Debería creerle? Egwene dudó. No podía cortarle el cuello sin al menos dejar que orara una oración ante un arcano. No sería lícito y le pesaría en su propia conciencia.

Eso tendría que meditarlo mucho.

Pero su padre le había contado que no confiara en nadie. Aquella era su primera incursión más allá de los Colmillos de Hielo. Había visto a muchos hombres del Otro Lado del Muro, mucho más aguerridos y terribles que éste. ¿Por qué había de creerle? Ahora no podía matarle al menos hasta que descubriera que mentía o le pudiera llevar ante un árbol para escusar su muerte ante los dioses.

Y no podría matarle mientras tuviera su honda y hubiera tantos guerreros a su alrededor. Y necesitaba su barco para huir. Si al menos hubiera podido llegar más lejos que no la Isla del Oso...

Frunció el ceño cuando sintió que le llamaba salvaje. Golpeó una piedra con pericia que se levantó a la altura justa para agarrarla con la mano entrenada. Pero en la otra no estaba su honda. Suspiró y le miró antes de volverla a lanzar al suelo.

-- En mi zona, vosotros sois los salvajes -- pronunció antes de volver a callar. Hablaba demasiado. Su padre le había dicho que no hablara con nadie y nunca más de lo justo y necesario.

Notó que movía el hombro de forma rígida donde le había alcanzado con la piedra. Una mínima sonrisa floreció en su rostro. Le señaló con un dedo de su mano derecha.

-- No me cogerían, sé defenderme. ¿Me devuelves mi honda antes de subir al barco?

Aquel enorme armatoste ya se erguía delante de ella. Imponía. Era algo muy grande para una sencilla salvaje como ella. Pero no le demostraría miedo. Tenía una misión por delante que era más importante que la impresión de sentirse pequeña delante de aquella embarcación de la que colgaba un penacho rojo con un conejo como insignia.

-- ¿Lord Ian Conejo? ¿Por qué un conejo? -- mi pregunta no intentó ridiculizarle. Por lo contrario, mostraba lo ingenua que era en conocimientos de los Hombres de más Allá del Muro. Era una salvaje iletrada y tal vez mi suerte se basara en saber más de ellos. -- ¿Todos llevan estandartes con conejos en las velas?

XkYM48z.gif

B9OQR5Z.png

VaMDdav.gifvdZABLB.gifeHQCIo7.gif


#18 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.088 mensajes
  • 13.542 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 402050





Escrito 03 mayo 2013 - 19:52

Ian Vessalius

Isla del oso


Algo parecía haberla confundido. Tal vez no esperaba que la tratara bien, o al menos con normalidad suficiente. Tal vez le hubiera sorprendido que la salvara en vez de dejarla o atacarla.

O a lo mejor aquella revelción acerca de mis creencias.

Pero era cierto. MI familia era de historia reciente. rezábamos a los dioses que había rezado mi abuelo, sus abuelos y nuestros antepasados, siempre gente humilde, que creían en los antiguos dioses igual que sus señores de Invernalia.

Pocos quedábamos ya con esas antiguas creencias, con la antigua sangre en as venas, aunque fuera poca, y estábamos orgullosos de ello.

Más al sur se adoraba a los 7, y en algunas islas a aquel dios rojo del fuego. Además del dios ahogado de los Greyjoy.

Pero a mi me gustaba aquel silencio de los árboles. Me había gustado refugiarme allí, sumergirme en el pequeño lago que teníamos en nuestro bosuqe de los dioses y rezar. Pedir que nuestra gente sobreviviera, que la guerra no nos eliminase.

Y no me extrañó que ella aun les reazara. Seguramente eran aquellos en los que creían más allá del muro.

la llamé salvaje sin miedo. Era sincero, y ella lo era, igual que podía decirme que le parecía est****o que la salvase asi, sin conocerla. Vi que golpeaba una piedra para levantarla, lo justo para sujetarla con al mano, en un gesto entrenado, automatico y muy experto, cosa que admiré. debía tener un gran entrenamiento con su honda.

Pero yo la guardaba aun, asi que o me la tiraba con la mano, o no le servía. Por eso la dejó caer al suelo de mala gana.

- Ya...una vez escuché decir que la diferencia entre los salvajes y nosotros es que nuestros antepasados estaban en el "lado correcto" del muro al construirlo. - contesté.

De niño había querido ir más allá del Muro. Había viajado allí varias veces para observar el mundo desde tan alto, y era impresionante, siempre. Pero nunca me permitieron cruzar, según ellos, no querían arriesgar la vida de alguen que no perteneciera a la Guardia de la Noche.

De pronto sonrió. Me molestó darme cuenta que era porque se había dado cuenta de que me molestaba el hombro, pero al mismo tiempo aquello le suavizó la expresión hostil hacia mi, y no resultaba desagradable, con aquella novedad de sus ojos de dos colores. Nunca había visto ojos asi.

- Te cogerían, créeme, aunque no niego que te resistieras. Y no te devuelvo tu honda. Tu no te fías de mi, y yo tampoco. reconocí.

Sin darnos cuenta habíamos llegado a nuestro barco. Era uno solo, pero era grande. Por su expresión, seguramente más grande que muchos de los que hubiera podido ver. En realidad no era tan grande, había visto otros mayores al sur, de Tiroshys por ejemplo, o los barcos de guerra de los hombres del hierro...

Pero eran buenos barcos. Sobre todo para nuestro comercio, rápidos y ligeros para navegar aquellas aguas.

Habían desplegado las velas, color blanco adornadas con el escudo de nuestra familia.

Un campo de color rojo intenso y un conejo negro cruzándolo.

-- ¿Lord Ian Conejo? ¿Por qué un conejo? ¿Todos llevan estandartes con conejos en las velas?

La miré frunciendo el ceño, sorprendido con su pregunta. Pero luego me eché a reir. Era una pregunta sincera, había verdadera curiosidad en su voz, no era una burla, como otros muchos podían haber hecho. Al parecer, no éramos tan importantes como para aparecer entre los conocimientos de su gente.

- Ian Vessalius, no Conejo - contesté, aun riendo. - Si, todos llevan estandartes con ese símbolo, si pertenecen a nuestra familia. Mi abuelo lo eligió. En nuestro hogar abundan los conejos. Somos una familia humilde a pesar de todo, no pretendemos cambiar el mundo como el resto de familias.

Nos acercamos a la pasarela del barco. Un par de guardias nos esperaban. Tendieron la mano para ayudarme a entrar a cubierta, y yo alargué la mano para ayudarla a ella a subir.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#19 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 61.448 mensajes
  • 19.539 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1374808





Escrito 04 mayo 2013 - 15:09

La Isla del Oso (Egwene)

La travesía se hizo totalmente agradable a los ojos de la muchacha. El mar... La espuma de las olas golpeando el casco... El poder estar de pie en el barco , sentada en la quilla (a pesar de las advertencias de los hombres-conejo), el aire alborotando su pelo, el sabor salitre en los labios...

Y, además, el silencio.

No es que nadie hablara. Era que todos estaban ocupados en mover aquel barco y llevarlo a buen puerto; todos menos ella, quien sólo podía agarrarse a las cuerdas de las velas, intentando mantener el equilibrio. Incluso el Lord conejo estaba atareado dirigiendo el barco.

Egwene sólo se mantenía allá delante, viendo el mar delante y la costa pedregosa a su izquierda, disfrutando del paisaje marino. Su experiencia con el mar había sido muy negativa en su experiencia anterior. Y el silencio le dejaba pensar en lo sucedido.

¿Era buena la situación en la que se encontraba? ¿Era mala? ¿Qué suponía que me alejara del lugar de mi misión.

-- Egwene -- le decía mi padre. -- A veces los dioses tuercen caminos para llevarte a tu destino. Déjate llevar, no puedes cuestionar sus designios.

Y allá estaba, la chica salvaje se maravillaba de aquel viaje tan rápido que le adelantabas leguas y leguas de camino. ¿Le harían caso los marineros si se hacían con el control del barco? ¿La llevarían a donde ella quería llegar? ¿Sería Costa Pedregosa todos aquellos acantilados y paisajes de costa abrupta por la que estaban pasando?

Los marineros murmuraban y obedecían entre dientes. Seguro que no les gustaba llevar a una mujer en el barco. Pero obedecían. ¿Tenía ella que obedecer también? No era una esclava. No era su esclava. Pero tenía algo suyo y tenía que recuperarlo. Y aquel barco le llevaba cada vez más cerca de su destino.

-- ¿Es ese el puerto de ese lugar lleno de conejos? Tengo hambre; no me importaría cazar uno. Otro para usted si no se atreve a matarlo usted mismo, Lord Ian...

XkYM48z.gif

B9OQR5Z.png

VaMDdav.gifvdZABLB.gifeHQCIo7.gif


#20 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.088 mensajes
  • 13.542 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 402050





Escrito 04 mayo 2013 - 19:39

Ian Vessalius


Había dejado a la chica. A pesar de nuestras advertencias, ella prefería sentarse cerca de la quilla, observar el mar y permanecer en silencio.

Asi que di órdenes a mis hombres. No les gustaba llevar mujeres en el barco. Eran un poco supersticiosos, aunque eso eran solo tonterías, los más jóvenes no creíamos en eso, pero los mayores si. Y a mi no m e importaba porue, al final, me obedecían.

Asi que les dije que la dejaran. Se sujetaba con firmeza a las cuerdas y no se caería.

Efectivamente, el mar seguía revuelto cerca de la costa, asi que replegamos velas y dejamos solo una extendida, pues si ganábamos demasada veocidad el barco perería el control y la corriente podría arrastrarnos.

Avanzamos con buen ritmo, viento a favor, asi que no tardamos en volver a desplegar todas las velas y poner rumbo al puerto. Ayudaba como uno más, no solo daba órdenes. Arriaba y desplegaba velas, hacía nudos y colaboraba en lo que podía.

Había hecho aquells viajes desde pequeño, asi que me manejaba bien en los barcos.

Y yo solo quería regresar a casa. Echaba de menos a mi gente, el Bastión, poder ver a la poca familia que aun me quedaba, mi prima Jare, que aunque algo desagradable a veces...en el fondo no era mala persona, solo quería mejorar, como todos en el fondo.

Además, añoraba poder ver a mi esposa. ME alegraba verla, era...me sentía afortunado por tenerla, por tener a alguien que no fuera común, que no se conformara. Por ser quien era.

Quería volver a su lado.

Giré la cabeza de nuevo hacia Ewgene. Parecía absorta en su propio silencio, a pesra de que hablábamos, los hombres gruñían, no era una cubierta callada, pero ella no parecía notarlo. Debía ser difícil estar lejos de su hogar.

Pero había escapado? o alguna misión la mandaba más al sur?

De algún modo, parecía disfrutar con el viaje. Era un barco fuerte, seguro que no había visto muchos asi, incluso dudaba de que su llegada a la isla del oso fuera en un barco.

Hasta que el vigía, un niño de 9 años, gritó, veía el puerto, al fin. Eso hizo que Ewgene hablara de nuevo, tenía hambre y proponía matar un conejo para ella y otro para mi. Sonreí levemente e incliné la cabeza.

- Gracias Ewgene, pero no te preocupes. Habrá comida de sobra al llegar al Bastión, podrás comer y beber cuanto quieras. Y no te preocupes, he cazado cosas mayores que conejos desde niño.

No tardamos en desembarcar. Ancla, amarras y pasarela, para comenzar a descargar lo que traíamos. Ayudé a los hombres a cargar con las cajas. Más al sur, en cualquier otro lugar, el señor habría bajado y emprendido la marcha. Yo no. Permanecía con los hombres, cargaba y descargaba como el que más.

- Ewgene! ayuda a descargar las cajas. - le pedí, pues un par de manos más podrían significar un par de viajes menos.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Ada Camille... : (05 junio 2020 - 05:25 ) :ninja:
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 05:24 ) .
@  -Eterno Blac... : (05 junio 2020 - 05:17 ) Aplasta a @Isabella Hawthorne y se va
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 03:00 ) @Paula Malfoy Hermana! *la aplasta*
@  Paula Malfoy : (05 junio 2020 - 02:57 ) :ninja:
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:38 ) JAJAJAJAJA es que yo te busco la lengua
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:37 ) Jajajajajajaj
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:37 ) No voy a responder a ese comentario porq después me decis q soy muy explicito
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:34 ) @Franko Lovegood Es que me gusta jugar con fuego :perv:
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:27 ) @Isabella Hawthorne jajajaja q tienes con el fuego? Sos una piromana en potencia hermana jajajajaj
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:22 ) JAJAJAAJA es la verdad, no aparezco en dos días dedicame memes y prendelos fuego asi me llegan al infierno(??
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:21 ) @Franko Lovegood cuando vuelvas prende fuego todo(? Jajajaa y después un shot de lavandina y destergente y sos inmune hermano(?
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:18 ) @Isabella Hawthorne Isabella!! Jajaj dios, no digas eso... ue me queda a mi que mañana voy a capital federal, el principal foco del pais
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:13 ) @Franko Lovegood acá hace 3 diaa apareció el primer caso ya vay como 6 contagios ay no. Si un día me pierdo es porque me contagie y morí(?
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:11 ) @Isabella Hawthorne hoy tranqui... pero mañana a oficina jajaja despues de 75 dias de estar encerrado en casa voy a salir por 1ra vez
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:09 ) @Aaron Black Lestrange buenas!
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:09 ) @Franko Lovegood me alegro! Que tal el laburo hoy? Yo estoy fundida
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 02:02 ) @Isabella Hawthorne jajaja todo bien por suerte
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:00 ) @Aaron Black Lestrange Tú -.-"
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 02:00 ) @Franko Lovegood Esa conexión jajajaja bien y vos?
@  Aaron Black... : (05 junio 2020 - 01:58 ) Hola gente !
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 01:57 ) @Isabella Hawthorne hola Geme!! Cómo estas?
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:56 ) @Franko Lovegood hola Geme!! Cómo estas?
@  Franko Lovegood : (05 junio 2020 - 01:54 ) :ninja:
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:35 ) Genial!!! Porque la persecución si es lo mío/0/ hacemos buen equipo
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:32 ) La persuasión no es lo mío, así que me quedo con lo segundo xDD
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:32 ) Tirarlos*
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:31 ) Perfecto! Que quieres, traer los niños o trarlos al fuego?
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:29 ) @Isabella Hawthorne Pero eso ya lo estaba haciendo (?
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:26 ) @Eobard Thawne no necesito que nadie lo apruebe(? Solo que salgas de tu zona de confort (?
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:22 ) @Isabella Hawthorne Bueno, creo que el poderosísimo Savitar lo aprobaría xDD
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:20 ) Niños muggles xD
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:18 ) @Anthony Ryvak Dracony vale vale!! Nada de tochos? Asi hay más post?
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:18 ) @Eobard Thawne jajajaj siii y quememos niños como ofrenda(??
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:17 ) @Isabella Hawthorne Solo que sea lentamente...para sumar muchos post ¡Hay premio por el número de post!
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:16 ) @Isabella Hawthorne Ay, el baile alrededor de la hoguera, ése sí (?)
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:16 ) @Isabella Hawthorne ¡¡Genial!! Entonces si que habrá muchos dejando esta vida... :P
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:13 ) Me presto para ser poseída por el ente y perseguir gente para matarla!!! /0/
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:13 ) @Aitana Koch Dumbledore de nada, recuerda que cuando elijas, debes ir a notificar a la familia.... http://www.harrylati...hp?showforum=59 eso para que te agregen al árbol familiar ^_^
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:10 ) @Isabella Hawthorne ¡¡Claro!! :) ^_^
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:09 ) @Anthony Ryvak Dracony omg... Y bueno, a alguien mataremos entonces
@  Aitana Koch... : (05 junio 2020 - 01:09 ) @Anthony Ryvak Dracony gracias
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:09 ) @Eobard Thawne @Isabella Hawthorne El límite es el infinito... planten lo que gusten en su post, ya hay un inicio... La aparecida puede ocupar su daga para matar a los que le hablen...
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:08 ) @Eobard Thawne jajajaja es que asi hacemos rituales al rededor del fuego!
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:07 ) @Isabella Hawthorne Pues... hay que intentarlo!! aunque ella es una aparición, de la leyenda, lo dice el post de organización ;)
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:07 ) @Isabella Hawthorne Ya tan pronto a la sangre o.o Lo apruebo (?)
@  Isabella Haw... : (05 junio 2020 - 01:04 ) @Anthony Ryvak Dracony @Eobard Thawne nos divertiremos todos!! +.+ y si matamos a la chica mejor? /0/
@  Eobard Thawne : (05 junio 2020 - 01:00 ) @Isabella Hawthorne Jajaja, bueno, así no se puede negar *Guarda las babas en el frasco* (? || @Shelle Dumbledore B.L Nos vemos (?)
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 01:00 ) @Shelle Dumbledore B.L Buen día y te esperamos mañana allá!!!
@  Anthony Ryva... : (05 junio 2020 - 12:59 ) @Isabella Hawthorne :lol: jajaja ¡ya me estoy emocionando de solo imaginarlo!