Ir al contenido


¿Quieres jugar al Quidditch? ¡¡¡Apúntate!!!
Abiertas las inscripciones a bandos. ¡¡¡Inscríbete a la Orden del Fénix o a la Marca Tenebrosa!!!
¡¡¡Inscribe tu ocupación o empleo mágico!!!

Foro en remodelación. Disculpa las molestias

Foto

Casa VessaliusVigilando las Puertas del Abismo


  • Por favor identifícate para responder
41 respuestas en este tema

#21 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.089 mensajes
  • 11.753 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1280268





Escrito 06 mayo 2013 - 17:25

La Isla del Oso (Egwene)

Aunque al principio la voz de aquel niño le había asustado, no lo había demostrado; temía, sin embargo, que alguien hubiera visto su gesto de sobresalto y como había tocado su pierna derecha, allá donde el cuero de las botas cubrían hasta casi su rodilla. Era buena cazadora, era buena curtidora de pieles y, además, era buena cosiendo bolsillos a mis cueros. Allá estaba escondido otro de sus muchos cuchillos.

Pero era sólo la voz de un niño gritando que llegaban a puerto. Por eso había sido tan rauda en preguntar sobre los conejos. Aquellos animales eran conocidos y necesitaba aferrarse a algo que ya había visto para soportar el rugido que se oía al entrar en el puerto. La gente gritaba sus productos, otros gesticulaban con silbidos para dirigir el barco al muelle, las amarras iban de un lado al otro. Algunas mujeres abrían sus piernas e iban muy maquilladas, demasiado. En la tribu de la que provenía, sólo la grasa de animales blancos cubría sus caras cuando el frío era demasiado intenso.

Para Egwene, aquel mundo vistoso, colorido, aterrorizante, era nuevo, muy nuevo. Por mucho que su padre la había advertido, nuca se hubiera imaginado aquel tumulto de gente, diez veces más que los habitantes de su aldea más allá de los Colmillos Blancos. El efecto fue devastador. Sintió miedo, quería huir de tanta gente, quería desaparecer. Se asomó a la borda. Sabía nadar bien, podría llegar a nada a algún lado de la costa fuera del puerto.

Y preparaba el impulso de sus piernas para saltar al vacío cuando sintió la voz de Lord Ian. Se volvió lentamente, aún con la vista llena del agua del agua, algo turbia en las cercanías del puerto, y le contempló.

Tal vez ver aquel Lord, nada timorato ni pedulante ni perdido en afeites, como decía su padre, fue lo que le hizo cambiar de idea. En realidad, aquel Lord no se parecía en nada a la figura que su padre le había enseñado que debía ver en algún momento de su misión. No era rubio. No era enclenque ni parecía que pisaba terreno resbaladizo, no tenía ademanes finos, no vestía con oros y adornos. No olía a perfume....

Aquel lord trabajaba y bajaba cajas del barco hacia el muelle.

Y si un lord hace eso, ella, Egwene la Salvaje, también podía.

Sin decir nada, tomó un par de cajas entres sus fuertes brazos y le siguió por la pasarela, intentando no ver el mar que había debajo y al que había estado a punto de lanzarse de cabeza.

XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

nQInHL7.jpg

 


#22 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.051 mensajes
  • 12.054 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 396550





Escrito 06 mayo 2013 - 20:31

Ian Vessalius


La llamé. Necesitábamos ayuda y no dudaba de que pudiera bajar algo hasta el puerto. Al menos asi justificaría que nos hubiera acompañado. nadie allí me pediría explicaciones sobre quien era, pero aun asi qeuria cubrirme las espaldas.

de reojo la había visto observar el puerto. parecía...asustada. Si, asustada. Aquel mundo era bullicioso, tenía demasiada gente en ocasiones y mucho color. La gente se maquillaba y perfumaba en exceso, a veces para ocultar defectos, otras, para aparentar, y otras, para indicar quienes eran.

Todo dependía de quien y como lo llevase.

Pero ella se veía asustada. Tal vez no esperaba que su encuentro con el otro lado del muro fuese asi. Su llegada a la isla del oso había sido penosa, solitaria y callada, y de pronto, yo la llevaba al mundo de ruido y color.

Y falsas apariencias.

Porque allí todos esperaban que yo me comportara. QUe visitiera ropas de oro y bonitos adornos, que mi piel fuera clara como la nieve y el pelo rubio claro, como el de un lannister. Que llevase todo tipo de aceites y que me dedicara a la conversación vacía y las risitas ante la cámara del gran señor, esperando ganarme favores.

Inútiles todos.

Un buen señor debía manejar con igual destreza un mandoble y una azada, poder levantar el peso de cuatro hombres muertos, un ciervo blanco o las cajas con la siembra de la primavera.

Eso decía el abuelo y también mi padre.

Nade había esperado nunca mucho de mi, y por eso, tal vez, tenía aun menos de refinado señor.

Por eso me alegró verla coger un par de cajas. parecía fuerte, ya que a simple vista podía pasar por una joven delgada, tal vez indefensa si como yo, la encontrabas a lo lejos. Pero notaba que tenía tanta fortaleza física como de carácter.

No tardamos en descargar las cajas. Hacía calor, tal vez por el buen sol, tal ve por el trabajo. Me había remangado las mangas por encima del codo, sudaba como los demás y jadeaba a causa del trabajo. Pero aquella jornada d trabajo acababa y los hombres ya buscaban la compañía de las mujeres del puerto, exageradas en su maquillaje y con aceites demasiado fuertes para mi gusto, que indicaban claramente su oficio.

Algunos se iban de buen agrado, de hecho, buscaban a sus favoritas, a las que ya conocían. Otros, se marchaban con las que se acercaban a ellos, cogidas de su cuello.

Algunas se me acercaron, se cogieron de mi cuello y rieron a mi oído, intentando llegarme al cuello o la boca. Fruncí el ceño y las aparté, con suavidad pero dejando claro que no quería nada, con ninguna de ellas. El mango de la espada que sobresalía sobre mi hombro derecho dejaba claro quien era, pero eso no les impedía buscar el favor del señor de sus tierras.

No.

Yo quería regresar a casa.

Por eso me acerqué al niñito de nueve años, que venía con un caballo, con mi caballo ya ensillado. lo tomé y le revolví el pelo. Más tarde, los hombres vendrían para comer algo, costumbre cuando hacíamos aquellos viajes, montábamos una peuqeña fiesta en el patio del castillo para todos.

Tomé otro caballo, una yegua fuerte, y me giré hacia la salvaje, que se había detenido, mirándome fijamente, pero sin perder de vista lo que la rodeaba. Parecía tan asustada como fascinada por aquel puerto.

- Ewgene - la llamé. - Nos vamos. Ellos nos seguirán más tarde. - dije.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#23 Eledhwen

Eledhwen

    Mago Legendario

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 13.338 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    • Location:Dor-lómin
    Dragones de Plata
    Galeones: 68505




Escrito 25 julio 2013 - 19:53

Jare Vessalius

Se paseó por el patio del Castillo; la llegada de su primo, tras su viaje a la Isla del Oso, significaba celebración. Los lugareños celebraban una pequeña fiesta con motivo de la vuelta de Lord Vessalius. Pero Jare no había ido a celebrar nada. Estaba malhumorada, y pensaba explicar a su primo el motivo de su enfado.

Los hombres portaban tablones y caballetes, para montar las mesas, mientras las mujeres preparaban las viandas, para el disfrute de todos. El conejo asado con cebollitas y setas destacaba entre las ensaladas y los purés de guisantes. Olía bien, pero Jare estaba más enfadada que hambrienta. Tomó una manzana, y pegó un mordisco, sentándose a esperar a su primo. Su hermano pequeño se acercó sonriente:

- Jare, ¿crees que el primo Ian nos traerá algún regalo?

La joven puso los ojos en blanco, y miró a su hermano:

- ¿Acaso te lo mereces? Sólo eres un estorbo, ¡lárgate!

El niño hizo un mohín, y echó a correr. Jare sintió una punzada de arrepentimiento, pero no podía evitar sentir rencor hacia su familia. Ella debería estar disfrutando, como sus hermanos, corriendo, preparando la fiesta. Pero no, debía mantener a su familia, por ser la mayor; debía cazar conejos y retorcerles el cuello, para que encima los aldeanos intentasen aprovecharse de ella. Pues no lo iban a lograr. Su primo, si tan Lord y Señor de Bastión del Abismo era, debería solucionar el problema.

Comenzó a escuchar vítores y aclamaciones, y se giró hacia la puerta de entrada al Castillo. Por ella, avanzaba su primo, subido en su caballo. Le acompañaba una joven greñuda, que montaba a su lado. Jare sonrió. ¿Acaso su primo había dejado a su elegante dama, por una chica con pinta de salvaje.

- Me encantaría ver la cara de Kennah... - dijo, con maldad, buscando a la esposa de su primo entre la multitud repartida por el patio del Castillo.

lodod4E.gif


#24 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.089 mensajes
  • 11.753 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1280268





Escrito 25 julio 2013 - 21:03

La Isla del Oso (Egwene)

Egwene era fuerte. También era orgullosa. Ambas cosas juntas le impedían protestar porque aquel marinero, con un gesto de burla, le había puesto dos cajas en los brazos, mientras ella ya había acarreado una. Las tres cajas eran pesadas pero la muchacha apretó las mandíbulas y bajó de forma poco firme por aquella pasarela provisional que unía el barco con el muelle. Sólo un momento estuvo a punto de ceder y tirar una de ellas, la de arriba, la que se movía de forma peligrosa, contra los pies de los marineros que se habían cruzado de brazos para verla bajar. Pero él la llamó. Egwene la siguió hasta el lugar correcto y las posó de forma más o menos firme.

Se ganó el respeto de los marineros, supuso, pues no le volvieron a poner tanta carga. Las idas y venidas se sucedieron hasta que todo lo que transportaban quedó depositado en el muelle. Sonrió al ver el trabajo bien hecho. En el Muro, tras él, ahora correría la cerveza tibia para calentar las tripas después del esfuerzo. Aunque aquí era diferente. Frunció la nariz al notar el olor a sudor, no sólo de sus acompañantes, sino también de ella misma. Disimuló y metió la nariz en el hueco de su axila para apartarla con cierto gesto de asco. Necesitaba un baño, ¿habría allá una cueva de aguas templadas donde sumergirse?

La cara de la muchacha sufrió un cambio brusco. ¿Debería usar barriles de madera? No conseguía imaginárselos, lo más que podía era pensar en barriles de vino ambarino, su padre no le había podido dar una imagen real de como eran los baños civilizados. Suspiró un poco. Lo haría si fuera preciso, no iba a chafar su plan, así tuviera que bañarse en una pocilga.

Miró a su alrededor, con miedo. No. Egwene la salvaje no tenía miedo a nada, sólo era... desconocimiento de lo nuevo. Todas las conversaciones que su padre le había aleccionado antes de su partida no la habían preparado para tanto bullicio. Contempló las mujeres que se acercaron al Lord Vessalius, con ropa tan colorida y gestos tan... ¿marcados? Él les dijo algo y se fueron con gestos de contrariedad. Pero eso ya no era lo que le causaba estupor.

-- ¿Un caballo para mí?

¿No sería otra broma, como las de los marineros con sus cajas? Su extrañeza pareció ser demasiado evidente, por la forma en que le indicó que le siguiera. Asintió con la cabeza, la muchacha era de pocas palabras. Así que montó al animal y le siguió de cerca. No era tanto por miedo a perderse sino... Para tener cerca a alguien conocido en medio de aquella marea humana.

El camino lo hizo en silencio, intentando comprender si su padre estaba equivocado o sólo pretendía mentirle sobre los Lores y sus castillos. No era momento de cuestionar lo que su padre le había enseñado. Cumpliría su misión. La finalidad era lo que importaba.

Sonrió, tímidamente, cuando fueron recibidos con vítores. ¿Era así siempre? Aquel hombre parecía ser querido por la gente de su castillo. ¿En verdad sería un Lord? Hasta ahora mismo no se lo había acabado de creer del todo. Miraba a todos lados, sorprendida agradablemente de la diferencia que había con el puerto.

XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

nQInHL7.jpg

 


#25 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.051 mensajes
  • 12.054 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 396550





Escrito 26 julio 2013 - 10:08

Bastión Del Abismo.

Ian Vessalius


La chica parecía extrañada al verme ofreciéndole un caballo. Tal vez creía que me burlaba de ella, pero todo lo contrario. Si venía conmigo como criada, debía dar cierto aire de normalidad. Y además, si venía montando en la grupa de mi caballo daría pie a habladurías totalmente innecesarias.

Al final asintió y montó con facilidad en el caballo. No tardamos en dejar el puerto atrás, y yo ya estaba impaciente por llegar a casa, a nuestro pequeño Bastión en comparación con los grandes castillos de los demás señores.

Y sobre todo quería ver a Kennah.

El camino mezcla de tierra y hierba estaba rodeado de un espeso bosque, todo verde, lleno de altos árboles. Olía a hierba mojada.

Entonces comenzó el ruido. Nos habrían visto, seguro, y la gente comenzaba a vitorear. Me puse rojo, nunca me acostumbraba a todo aquello que a mi hermano mayor le encantaban. Entramos por fin al patio principal tras las murallas, era amplio y la gente nos esperaba allí. Les di las riendas del caballo, lo mismo que hicieron con Egwene, mientras desmontab. Me acerqué a nuestro maestre y le estreché la mano.

- La tormenta nos retuvo un día más allí, pero los dioses antiguos nos han permitido regresar. Traje las hierbas que necesitabas, las tendrás mañana por la mañana, cuando abramos las cajas.

Me giré y vi a Egwene. parecía agradarle más aquel ambiente, aunque miraba todo, el castillo y los alrededores, como si comparase aquello con los castillos que su gente hubiera visto o imaginado.

- La chica se llama Egwene. Se quedará con nosotros, viene de la Isla del Oso. Mañana le buscaremos una ocupación, pero esta noche, que tenga un sitio donde dormir, y que se bañe como los demás. Que esté presente durante la celebración.

Le di una palmada en el hombro y alcé l acabeza, en busca de mi mujer...

Cuando vi la cara de mi prima Jare. Su mirada era una mezcla de diversión por alguna idea perversa y enfado por algo.

- Hola prima. Te veré esta noche verdad?

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#26 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.089 mensajes
  • 11.753 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1280268





Escrito 26 julio 2013 - 21:12

Bastión Del Abismo (Egwene)

La muchacha no sabía por donde mirar, todo era nuevo y maravilloso, atronador y atractivo. Allá los colores no eran tan variados, pero abundaban los rojos y los negros, con imágenes de conejos cruzando las banderas. Sintió que alguien le tiraba de las riendas y en un gesto rápido tocó su cintura, donde tenía la honda, para defenderse.

Sin embargo, encontró el estuche vacío. Torció el gesto, enfadada, pero aquel hombre hablaba con naturalidad sobre lo sucedido en la Isla del Oso, como si hubiera sido algo sin importancia. Para Egwene sí la había tenido, más de lo que parecía, pero no quería mostrarlo ni decírselo a nadie. Era su secreto.

-- ¿Bañarme? ¿Con los demás? ¿Tú qué te has creído?

Había corrido hacia él, para plantarle cara. Su honda era lo más importante, pero tenía dos cuchillos agudos que clavaría a quien quisiera bañarse con ella sin su consentimiento.

-- ¿Qué es eso de celebración? -- esta pregunta ya no fue hecha en tono amenazador, sino algo timorata. ¿Qué iban a celebrar? ¿Qué tenían a una salvaje con ellos?

Fue cuando se dio cuenta que Ser Ian no la había presentado como salvaje. Contempló su charla con una joven de amplia cicatriz en la cara. Sintió lástima por ella, hasta que descubrió su sonrisa cruel mirando a otro lado. Vaya, ya no le gustaba.

Estaba perdida en aquel lugar nuevo. Ella sólo quería recuperar su honda e irse.

XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

nQInHL7.jpg

 


#27 Eledhwen

Eledhwen

    Mago Legendario

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 13.338 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    • Location:Dor-lómin
    Dragones de Plata
    Galeones: 68505




Escrito 26 julio 2013 - 23:00

Jare Vessalius - Bastión del Abismo

Su primo Ian y la recién llegada desmontaron de los caballos, dejando que un chico de las cuadras se llevase las monturas. Ian hablaba con el maestre, que se había acercado hasta él. Jare escuchó de refilón que una tormenta les había retenido. Un pensamiento malévolo cruzó la mente de la muchacha, y se imaginó un barco hundido en el mar...

Volvió a sonreír. Después, observó que su primo se acercaba a ella, y la preguntaba si se verían esta noche. La joven, asintió con la cabeza:

- Será un honor, mi lord... - e hizo una reverencia exagerada - me gustaría comentarte algo sobre el mercado y los carniceros.

Después, miró con descaro a la acompañante de su primo, y no pudo evitar preguntar por ella:

- ¿Y la dama recién llegada? ¿a quién tenemos el honor de recibir en Bastión del Abismo? ¿Acaso es alguna Lady Mormont? Si es así, me pondré mis mejores galas para la noche..

Notó que la joven detenía su mirada en la cicatriz de Jare unos segundos de más, y un atisbo de lástima apareció en su rostro. Jare sonrió, pero aquel gesto no le gustaba. No quería la compasión de nadie, porque si acaso la compadecían, no le importaría hacerles una "caricia" para que disfrutaran todos de una cicatriz como la suya.

lodod4E.gif


#28 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.051 mensajes
  • 12.054 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 396550





Escrito 27 julio 2013 - 08:51

Ian Vessalius

Me obligué a sonreir, euría estar de buen humor, y aquella exagerada reverencia era de todo menos algo natural. o me gustaban, ni las reverencias ni que me llamasen mi Lord, y lo sabía.

- Bien, ven al interior, hablaremos sobre eso ahora. dije. Ella era una gran cazadora de conejos, mantenía a sus hermanos y nos venía bien cuando comerciábamos con los demás señores. Pero a veces ese carácter suyo...a saber que había pasado.

Entonces llegó un momento de confusión. Por un lado Egwene, que me había malinterpretado al hablar de baños, ella era nueva en el lugar y debía ser fascinante. Y además Jare, que volvía a...

- Ya basta prima. - le dijeen tono cortante. - Se llama Egwene, viene de la isla del oso y no es una Mormont. Viene para trabajar con nosotros. Y ahora ve a esperarme en el salón para que podamos hablar de ese tema con los carniceros del mercado.

ME giré hacia la joven salvaje. Su rostro ahora se había suavizado un poco, no tenía esa expresión ceñuda, de mal humor. Lo miraba todo, entre sorprendida y encantada, seguramente querría explorar un poco, y me pregunté las diferencias entre más allá del muro y el lugar donde podría haber crecido, y nuestro hogar.

Pero al hablar de baño había corrido hacia mi enfadada, encarándome. No retrocedí, la miré a los ojos, yo tenía aquello que tanto apreciaba, pero seguramente no iría desarmada.

- Me has entendido mal. Todos se bañarán para venir esta noche, pero por separado. Te prepararán agua y jabón, y podrás bañarte.

Ahora sonreí. No conocía nuestras costumbres, tal vez no era gran cosa, pero éramos felices asi. Ella parecía...no se, tal vez tímida porque desconocía los motivos.
- Cuando salimos a comerciar estamos varios días fuera. Al regreso siempre hacemos una pequeña celebración con comida y bebida para celebrar que regresamos sanos y salvos.

Ellos celebrarían fiestas, del mismo modo que nosotros? tal vez si.

- Vamos

El maestre caminó con Egwene y conmigo. Abrí las puertas de acceso al castillo, y ahí fue donde nos separamos. El maestre la llevo hasta la habitación donde dormiría, tal vez no fuera demasiado grande, pero tendría una cama para poder dormir caliente, y tendría preparado un baño con agua caliente. Incluso si quería cambiarse de ropa...

Yo me separé y caminé hacia el salón para encontrarme con Jare y su problema.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 


#29 Eledhwen

Eledhwen

    Mago Legendario

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 13.338 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    • Location:Dor-lómin
    Dragones de Plata
    Galeones: 68505




Escrito 27 julio 2013 - 19:08

Jare Vessalius - Bastión del Abismo

Su primo la invitó a pasar al interior de la construcción para hablar en ese momento. Y cortó el tono de Jare. La chica decidió callarse, ya que no quería enfadarlo demasiado, pues necesitaba que estuviese razonable en lo que iban a tratar. Intentó sonar sincera cuando se dirigió a la chica con pintas de salvaje, que al parecer se llamaba Egwene.

- Egwene, bienvenida a Bastión del Abismo, deseo que tengas una estancia agradable entre nosotros. Soy Jare Vessalius, prima de Lord Ian Vessalius.

Se retiró hacia el interior, repasando mentalmente lo que le iba a decir a su primo. No pensaba permitir que aquellos carniceros se saliesen con la suya; no pensaba dejar que se enriqueciesen a su costa. No pensaba ser utilizada por nadie.

Miraba por una de las ventanas del salón, cuando se percató que Ian entraba, solo. La salvaje estaría en algún otro lado. Mejor así. Hablar la ponía nerviosa, y prefería no tener público. Se acercó hasta su primo, y le soltó directamente:

- Los carniceros pretenden pagar una miseria por los conejos, para luego ellos venderlos a precio de oro. No pienso dejar que se enriquezcan a mi costa, ni a costa de los demás cazadores. No puedes permitir que se salgan con la suya. Es cierto que la población de conejos está bajando, no se encuentran tantos gazapos como en épocas anteriores...

Se tocó la cicatriz, en un tic nervioso. Algo la preocupaba, pero no sabía si contárselo a su primo.

- En el Bosque cada vez hace más frío... - soltó, mirando por la ventana.

lodod4E.gif


#30 Matt Blackner

Matt Blackner

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.051 mensajes
  • 12.054 points
    • Gender:Male
    • Location:Invernalia

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 396550





Escrito 28 julio 2013 - 01:47

Ian Vessalius

Tomé aire al ver a mi prima, acercándome a ella. Era buena chica, en realidad lo era. Recordaba el tiempo en que de nños jugábamos juntos y no podía entender aquel cambio. Se empeñaba en ser desagradable con todos, de parecer algo que en el fondo era. Tal vez fuera la cicatriz, aquel accidente tonto...

La vi asomada, mirando por una de las ventanas del salón, eran grandes para poder observar el exterior. Parecía realmente preocupada.

Eso si, lo suyo no era la calma, lo soltó todo de una vez, como si le fuera a morder.

Los carniceros del mercado le pagaban una miseria por lo sconejor. Suspiré y me froté los ojos. Aun me dolía la pedrada de Egwene, aunque en menos medida. Me situéa su lado para mirar por la ventana antes de hablar.

- Dime cuanto querían pagarte y como los vendían. Tus conejos eran grandes, pequeños, vivos o muertos? - pregunté. Era importante, pues un conejo vivo podía tener varias finalidades, igual que uno muerto servía para cocinarlo de varias formas.

Pero el precio variaba con eso además del tamaño.

Lo siguiente me preocpó, pero ya lo había notado. Mis pulmones más bien.
- Ya lo se prima. El mar estaba muy revuelto, y no paraba de llover. Los Stark siempre lo avisan, se acerca el Invierno. Tal vez ahora estén en lo cierto. A partir de ahora, cuando caces, almacenaremos más carne, por si acaso.

No era un gesto egoísta, el castillo era más grande y allí podía conservarse mejor la comida, para luego cocinarla y repartirla por igual entre todos. De otro modo, el cereal se pudría, y la carne se ponía mala.

Y si los gazapos escaseaban era porque se escondían para pasar el invierno. Era mejor guardar algo de carne.

w27rYJC.png

XaIHB03.gifKhGckEc.gif

 





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Reacon : (26 enero 2020 - 03:33 ) @Anthony Ryvak Dracony *Te abrazo fuerte* mi dragon :3
@  -_Vegueta_- : (26 enero 2020 - 03:13 ) Hola
@  Lucrezia Di... : (25 enero 2020 - 11:06 ) No (?)
@  Arya Macnair : (25 enero 2020 - 10:44 ) ¿Algún moderador?
@  Reacon : (25 enero 2020 - 02:18 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja ay mi niño...abrigate muy bien
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 02:13 ) @Reacon por lo pronto, me cubriré que ya se me entumen los brazos y piernas... :blink:
@  Reacon : (25 enero 2020 - 02:08 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja cambiemos de lugares xD
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 02:01 ) @Reacon que bueno, pero yo quisiera menos frío.
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:59 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja bueno cubrete bien entonces, yo soy feliz asi
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:58 ) ¡ya somos dos! el frío me congela
@  Hades Ragnarok : (25 enero 2020 - 01:38 ) :ninja:
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:34 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja me quede dormido...y por que quieres quemar todo xD? el frio es bonito
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:22 ) @Reacon soñoliento... y con ganas de quemar medio bosque para desaparecer el invierno
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:19 ) @Anthony Ryvak Dracony como estas mi angelito ^^
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:18 ) ^_^
@  Reacon : (25 enero 2020 - 12:39 ) @Anthony Ryvak Dracony *te hago mimitos*
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 10:56 ) @Frankie Tarly @Jeremy Triviani vamos a algún bar xDD y nos alcoholizamos
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 09:23 ) @Jeremy Triviani así soy.
@  Jeremy Triviani : (24 enero 2020 - 09:19 ) @Frankie Tarly :D Gracias, cuanta amabilidad de tu parte. xD
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 09:06 ) JAJAJAJAJAJA si, para ambos. Digan donde y cuando, y yo llevo el drama.
@  Jeremy Triviani : (24 enero 2020 - 09:00 ) @Frankie Tarly ¿Roleamos? :cry: quiero drama madre-padre-hija
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 08:28 ) @Frankie Tarly ¿Roleamos? :cry: quiero drama madre-hija
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 08:17 ) :ninja:
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 08:08 ) :ninja:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:15 ) @Reacon ¡Yo también! nos vemos!! *desaparezco entre llamas verdes*
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:14 ) @Anthony Ryvak Dracony descansa mi angelito tqm ^^
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:14 ) @Reacon *Te abrazo fuerte* :love: ¡Que te vaya bien!
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:12 ) @Reacon Bueno...pues inventaré algo...después, hoy me iré a descansar. ^_^ creo que ya me voy papi :P
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:09 ) @Anthony Ryvak Dracony hum no sabia de eso mi niño lo desconozco o.o
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:07 ) @Reacon lo más peligroso es el que se cree basilisco, porque petrifica a los que lo ven...
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:06 ) @Reacon tomo nota de ese dato... bien, lo tomaré en cuenta. Oye, ¿que sabes tú de enfermedades mágicas? hay un rol donde dicen que hay una epidemia, los magos enfermos se comportan o actuan con la característica de una criatura mágica...
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:01 ) @Anthony Ryvak Dracony entonces utiliza el grito de los segadores que es el que usamos en campos, asi absorbes su alma y consumes su cuerpo con flamas negras :sad:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:59 ) :lol: jajaja no, podría pero debo usar hechizos... se llama Libro del Caos :sad:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:58 ) @Reacon http://www.harrylati...libro-del-caos/
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:57 ) @Anthony Ryvak Dracony apuñalalo por la espalda :sad:
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:56 ) @Anthony Ryvak Dracony gracias mi angelito, y sabes NO salio nada de lo que estudie jaja
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:56 ) @Reacon Aquí en el foro estoy llevando un duelo como examen
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:56 ) @Reacon :) ¡Felicidades! me da gusto escucharlo.
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:54 ) @Anthony Ryvak Dracony ya la pase mi niño, fue el martes que paso, y fue estresante jajaja
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:52 ) @Reacon ¿ah si? ¿y como te sentiste? ¿vas aprobar?
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:51 ) @Anthony Ryvak Dracony ahora miro mi niño, lamento no responder aun...el martes fue el examen de historia que debia
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:50 ) @Reacon http://www.harrylati...-2#entry5313836
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:49 ) @Reacon creo...emm escribi una respuesta en donde hablabamos del hombre en llamas...a ver que te parece, como no he venido, necesitaba escribir post para obtener el "sueldo de enero"
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:47 ) @Anthony Ryvak Dracony jajajaja tienes sueñito seguramente
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:47 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja nada de excusas, tienes que cumplir con todo lo que te manden mi niño ^^
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:46 ) uy!! hizo también lo escribi mal?? :blink: creo que estoy muy despistado...
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:45 ) :blush: ¿escribi jefa??? ¡como es que me equivoque! :o
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:43 ) @Reacon ....pues, ya me estaba ganando la idea de mejor dar una excusa... pero apenas va a terminar mi primera semana en donde solo he tenido tres clases, todo lo demás a sido bienvenida, conferencias, tecnicas de integración y presentación de los profesores y temarios...oh si! fui jefa de grupo por un día, luego cuando se hiso votación, quede como relator, me fue mejor!
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:40 ) @Anthony Ryvak Dracony wow felicidades mi niño, jaja yo nunca hacia mis tareas por que era un flojo :/
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:39 ) @Reacon De verdad, nada...lo difícil fue cumplir con la tarea extrasosferica que me pidio la nueva profesora de fisica... ese día inicie a escribir desde que llegue hasta las 11:54 pero ya me gane un "entregado en tiempo y forma"