Ir al contenido


Foto

§ Talamasca § (MM B: 102586)Vigilamos y siempre estamos presentes


  • Por favor identifícate para responder
135 respuestas en este tema

#1 Melrose Moody

Melrose Moody

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.367 mensajes
  • 2.039 points
    • Gender:Female
    • Location:Heaven

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Órden de la Cruz Dorada
    Galeones: 12542





Escrito 13 octubre 2013 - 04:03

QvOMzAR.png

 
El local era un punto medio entre el callejón y la casa matriz. Un local mediano y antiguo, que fue adquirido apenas durante el nacimiento del Callejón Diagon y que fue abandonado incluso antes del ascenso de Voldemort al poder. Con la llegada de un grupo de "talamasquins" este fue reaperturado de nuevo. Contaba con una construcción frontal, un pasillo al lado derecho que conducía al ala interior y un jardín separando la construcción de delante de la de atrás. 

 
 
La parte frontal estaba dominada por la recepción, con un mostrador de madera, unos sillones negros a juego y un conjunto de taburetes colocados frente a un tablón empotrado en la pared, que hacía las veces de una larga mesa. En este, descansaban miles de hojas de papel en blanco, para quienes deseasen redactar allí mismo sus “misivas”. El espacio entre los muebles y los taburetes, estaba cubierto con exquisitas alfombras, que le daban a la construcción el toque deseado.
 
 
La única forma, de salir era accediendo al patio de atrás a través de una puerta que se encontraba en el lado derecho tras el mostrador. Para hacerlo, debía pasar por una pequeña cocina, en donde los miembros de la Talamasca se preparaban lo que gustaban o tomaban un café en medio del descanso. 
 
 
El patio era el único sitio que no estaba debidamente ordenado. El pasto crecía a ras del suelo, fresco y desigual, con hierbas y margaritas aquí y allá, además de un par de manzanos y un antiguo arbusto que formaba un redondel en el centro. Incluso una mata de manzanillas habían conseguido abrirse paso por el entramado de una de las esquinas. Sólo los plátanos, conformados en fila, crecían en un extremo del muro, pegados y coronando la entrada del zaguán lateral. 
 
 
La llave de aquella puerta lateral, sólo la tenían los  escasos talamasquin que allí habitaban y que cada cierto tiempo, cambiaban turnos para que todos pudieran volver de cuando en cuando a la casa matriz, puesto que la residencia se encontraba tras el jardín. Era una construcción de varios pisos en la parte posterior del establecimiento, que albergaba las habitaciones y los salones de lectura. El primer nivel, estaba dominado por uno de estos últimos, con paneles y estantes rebosantes de libros. Cualquier talamasquin podía tomarlos libremente y dejarlos donde quisiese. La única limitante, era conservarlos tal cual los habían recibido.
 
Fuera de ello, sólo había un pequeño descansillo con sillones al lado derecho de la construcción que era por donde normalmente accedían todos, que estaba conectado con el corredor que iba hacia los pisos superiores. En el segundo nivel, se encontraban las habitaciones. Eran medianas y a decir verdad austeras. Tenían lo necesario; cama, edredones, una linterna, un pequeño guardarropa, un gancho en la pared para el abrigo y una ventana con alféizar. Los pisos eran pulidos y el techo ligeramente bajo. Cada talamasquin poseía uno. 
 
En aquella pequeña residencia a diferencia de la casa matriz, sólo existían un total de ocho habitaciones. Finalmente, en el último nivel, se encontraba el estudio, la sala de cómp.uto y la buhardilla. A veces, los miembros de la Talamasca sacaban cosas de lo más interesantes de aquel reducido espacio plagado de retazos deteriorados de un sinfín de objetos. Por lo demás, como todos allí, guardaban estricto silencio de cuanto sabían. 
 
Aquellos eran los preceptos de la Talamasca. Si uno quería preguntar algo, remitía una carta a los mayores. Estos, contestaban a la brevedad las dudas que pudieran surgir a sus miembros y no había un solo mayor, sino varios y nadie sabía quiénes eran en realidad. De esa manera, se aseguraban su autoridad y el evitar malos entendidos.
 
La Talamasca había llegado con un único propósito. Investigar. Así, había mandado misivas anónimas por todo Ottery, anunciando que recibirían toda la información que pudieran otorgarles, sin discriminar, en pos de averiguar cuanto sucedía en esa ciudad. Su especialidad era lo paranormal ¿qué mejor que asentarse en una ciudad de magos plagada de hombres lobo, vampiros, demonios y quién supiera qué otras criaturas inverosímiles?
 
Para ello, habían instalado un buzón delante de su negocio. Cada vez que alguien dejaba una misiva, esta aparecía detrás del mostrador por medio de un encantamiento y así, a su vez era remitida a los distintos miembros (o mayores) para investigarla. Una vez conseguían respuestas o si es que ya las tenían de antemano, mandaban la misiva de vuelta.
 
Incluso, algunos osados talamasquin habían llegado con la férrea intención de hacer una investigación exhaustiva de casos particulares. Eso, claro esta, teniendo siempre presente el lema del grupo “Vigilamos y siempre estamos presentes”. Podían investigar cuanto quisiesen, sin intervenir en lo más mínimo en el curso de la historia. 

 

CASA MATRIZ
 

La ampliamente conocida casa matriz de la Talamasca en Londres, se encuentra a las afueras de la ciudad y consiste en un castillo con sus respectivos jardines aledaños, medianamente cercana a la carretera principal. Posee innumerables sótanos y es una férrea construcción de piedra que aloja a más de quinientas personas. Las habitaciones, espaciosas y numerosas, son también bastante cómodas y diseñadas a la preferencia del miembro allí instalado. Posee también cocinas, bañeras, blibliotecas y el archivo general de La Talamasca que se haya en sus sótanos, así como videotecas y salas con innumerables artefactos de investigación.

 

Se llega a ésta a través de una puerta mágica, instalada en el edificio interior del negocio. Sólo los talamasquin conocen su ubicación exacta. 

 

RNYoFUH.jpg



 

separador2.gif

 


Afiliados: Se aceptan afiliados. 

 

*Estos tendrán el derecho de ser miembros de la talamasca.

*200 galeones mensuales.

*Llave de la puerta lateral.

*Acceso a biblioteca, hospedaje y alimentación.

*Acceso a los archivos privados de la talamasca. 

 


 
Director: David Talbot*
Detectives: -
 
Criaturas:
 
Objetos: -
 
Elfos: -
 
Registro: Talamasca MM 
 
Bóveda: -


Editado por Catherine Stark, 17 octubre 2016 - 03:57.

RYVJkYv.gif

L5qLDBr.png

 

UpKbuCd.gif


#2 Zarco Bulche Haigh

Zarco Bulche Haigh

    Mago Maestro

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 6.024 mensajes
  • 334 points
    • Gender:Male
    • Location:"Tan bella noche en la que el dolor seso con un beso, un beso que mordio mi alma y la despojo del sufrimiento convirtiendolo en malevolo placer. Soy un demonio, soy una alma sin alma que vaga por el jardin salvaje... Soy tus miedos y tus deseos"

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Dragones de Bronce
    Galeones: 36317





Escrito 17 octubre 2013 - 06:30

Railo Damilse, Vampiro LaSombra

 

Paris, Francia; Cementerio Père-Lachaise

 

- Estúpidos mortales – Fueron las primeras palabras secas, mudas, llenas de años y silencio que pronunciaron mis marchitos labios. Era imposible portarme indiferente ante el ruido molesto que generaba el bullicio de gente, de su alegría, de su evolución constante. Escucharlas morir, escucharlas nacer, repetirse el ciclo una y otra vez. Abro los ojos y solo la oscuridad me devuelve la mirada, poco a poco, mi condición vampírica se adapta a la seductora penumbra que envuelve el interior de mi ataúd forrado de terciopelo. Reconociendo mis extremidades nuevamente levanto mi brazo para empujar la tapa de exquisita caoba, aventurándome a una nueva vida en mi eternidad. La catacumba donde me encontraba osamenta de estilo neo-gótico, la familia viva que había enterrado a sus difuntos no escatimó en detalles y lujos en su construcción; era realmente irónico  “la muerte te deja sin nada. A esta vida llegas sin nada y te vas con lo mismo “ Pensé, levantándome e inspeccionando el reservado campo santo de la familia "Greffuhle" . Era como estar en la tumba de un faraón egipcio.

 

Al incorporar mi maltrecho cuerpo de su letargo vampírico mis sentidos se fueron incorporando uno a uno, aferrándome más a esta no-vida. El olfato me hizo reconocer el olor a pasto mojado por la lluvia que recientemente había caído, además del peculiar aroma que el otoño trae entre sus susurros. Mis oídos perciben todo movimiento de aquella noche en el cementerio, así como la posible víctima de mi imperiosa y seductora sed carmesí. Con la limitada agilidad me dirijo hacía la puerta de hierro solido abriéndola con pasmosa facilidad, el rayo de la luna ilumina mi naturaleza vampírica en todo su esplendor así mismo como el paso del tiempo en el largo sueño del que despertaba: Los ojos azules parecían oasis escondidos en un valle pálido de misterios indescriptibles. Los pómulos marcados hacías más macabra mi sobrenatural condición, haciendo parecer el rostro mas largo y siniestro, como si mil demonios se encargaran en cada espacio de lienzo blancuzco del rostro. La mirada hipnótica y verde que hacía sola el trabajo de encantar a extraños, amigos y hasta a la comida misma. Con este último pensamiento, esbozo una perversa sonrisa: El príncipe de las mil sombras había vuelto.

 

Emprendo mi andar por la larga Avenida Circular, dejando que solo el resonar de mis botas contra la empedrada acompañara mi silueta espectral. Era una exquisita suerte que este cementerio fuera utilizado por los mortales como parque cualquiera, sin saber qué clase de dementes y criaturas habitábamos este campo santo. Donde sombras, mil almas en pena nos encontramos vagando por el mundo, seres que no podíamos terminar con estos largos pasos… Y así sería hasta el final, hasta que esta tierra se detuviera, se silenciará el último alarido del viento… o hasta que nos entregáramos a las llamas abrazadoras de sensual promesa para acallar nuestras penas y nulo vínculo con la era, como muchos de mis hermanos…

 

El grito de una joven de rubia cabellera, intentando correr con tacones por la empedrada, me sacó del trance en el que me encontraba. Ella era hermosa, de tez blanca y cabellera rubia. Su vestido entallado resaltaba el físico y atributos que tenía, sus ojos azules perdidos y bien abiertos eran tan sensuales a la luz de la luna, disfrutaba tanto ver el terror en otras personas… Su agresor, un tipo desalineado mental la perseguía con ferviente anhelo de atraparla y poseerla, sosteniendo un cuchillo de cocina, era impresionante que a primer vista, el desgraciado se viera como cualquier otra persona indefensa

 

- ¡Uno nunca sabe que puede encontrarse por las noches en un cementerio! – Grito de forma demente, rompiendo la tensa escena mientras la chica cae al suelo, rompiéndose las medias, con elegante agilidad me acerco ante ella, ayudando a levantarse, bebiendo de sus ojos azules solo susurrando – Corre – La chica corre inmediatamente sin entender la situación al momento que el agresor se lanza sobre mi

 

¡Me encantan cuando la comida se pone difícil! – Mi rostro se transforma completamente, cualquier dejo de bondad alguna es exorcizado por el hambre de 8 años bajo tierra, con violenta fuerza desarmo al individuo, rugiendo en la noche, inmovilizándolo complemente, dejando mi naturaleza al desnudo con mis colmillos blancos afilados en el cuello de mi presa, perforando su piel, dejando que el dulce liquido brote en mi boca, su vida, sus recuerdos, sus vivencias se adhieren a mí. Su alma me pertenece durante unos escasos segundos en los que su vitalidad recupera mi cuerpo por completo, ese macabro y oscuro intercambio que los seres con el Don Oscuro hacemos con seducción y placer.

 

Dejo el cuerpo inerte y sin vida en medio de la avenida del cementerio, mirando al cielo parisino, ¡Vivo! Irónicamente vivo de nuevo. Acomodando mi saco de terciopelo, me percato de dos cartas en el bolsillo izquierdo, una el pergamino era viejo e inmediatamente pude reconocer la hermosa caligrafía que se percibía: Lestat de Lioncourt. Las manos largas y torpes que hacía llamar mías abrieron la carta

 

“Quería criatura perezosa:

 

Engendro maldito. Duermes plácidamente… ¿y te olvidas de tu amado mentor del don oscuro? Como es de esperarse, “mon ami” he estado vigilándote desde que dejaste mi regazo hasta antes de tu sueño vampírico. Eres muy impulsivo, y además de todo “¡sacrebleu!” le dejaste tu castillo a nuestro amigo Zarco, antes de pensar en mí! ¡El mismo Príncipe Malcriado! No te lo perdonaré hasta el siglo que viene, si no es que te entregas primero al fuego.

 

Después de mi Liderato en los aurores, en Gran Bretaña, me he dedicado a vagar por el mundo, no dejo que esta maldita depresión de era me alcance, además, de estar disfrutando del actual cuerpo que poseo, son tan exquisitas las cosas que este mundo puede ofrecernos. Nada como un buen “vino” francés desde su envase, tibio. Retomando el tema, allí, en Gran Bretaña, se encuentra actualmente la organización que dirige David Talbot, ese vampiro viejo enamoradísimo. Me recordaba tanto al vacío y tan humano Louis, enamorado de la vida, enamorado del amor mismo por una mortal, es una lástima que Du Lac hiciera lo que termino haciendo ¡Por fin! Después de tanto insistirle, empezó a disfrutar de su vampirismo en todo su esplendor.  En fin, debes visitarlo apenas despiertes de tu letargo, úneteles, menciónales este vínculo que tenemos con ellos, además del amorío que por mi sentía uno de sus antiguos seguidores. Ellos entenderán… Y tendrán un lugar para ti, tus 1000 años de vida les debe servir de algo. Ponle fin a aquellos vampiros que no sean dignos de serlo, continua mi legado.

Apenas me enteré que haz despertado, iré a por ti, y si cumples con lo que te he ordenado

Se despide de ti, tu mentor,

el Príncipe Malcriado

 

¡Era increíble! Realmente increíble la carta. El mayor vampiro de todos los tiempos, dentro de mí tiempo pisando esta tierra maldita, y él era el único digno de llamarse vampiro por todos los medios. Una ola de emoción se postro en mí, poseyente de adrenalina pura. Antes que este sentimiento pasara, pude ver que la otra carta, era firmada por mi amigo Zarco. Con quien, en los mortifagos matamos a diestra y siniestra, conquistamos glorias jamás antes vistas, y jamás reconocidas. La guerra vampírica en el mundo mágico era un suceso único, del cual se habían borrado todo registro, cazados y puesto fin a diestra y siniestra. Ya habría tiempo de visitarlo, de rememorar viejas historias, a pesar de todo, que me agradeciera la mansión que he dejado para él y su esposa. Con un sutil movimiento, las sombras cubren mi cuerpo, despareciendo entre la noche y los lamentos del cementerio.

 

Callejón Diagón, Londres, Inglaterra

 

Era de noche aún, y aquel zaguán a la entrada de los Talamasca. El dulce olor a plátano y pasto recién crecido satura mis sentidos, respirando profundamente. Era el momento. Para la ocasión, había vestido con un traje de color negro por completo, debía estar a la época en que me encontraba, acompañado de una camisa color vino. De entre las penumbras se podían divisar mis ojos verdes, y esa excéntrica y elegante naturaleza vampirica, mi rostro sobrenatural y hermoso eran las armas indicadas de mi especie.

 

Con total calma y paciencia llamo a la puerta, esperando lo que fuera, una sonrisa espectral adorna mi rostro.


MBV6EkM.jpg
Elodia&Zarco||sBeDpI8.gif || CtLfT.gif

I am the suppressed darkness inside of you 


#3 Melrose Moody

Melrose Moody

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.367 mensajes
  • 2.039 points
    • Gender:Female
    • Location:Heaven

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Órden de la Cruz Dorada
    Galeones: 12542





Escrito 17 octubre 2013 - 16:28

Claudia - Aprendiz Talamasquin

 

La jovencita llevaba aquel día un pantalón de mezclilla, una blusa blanca y el cabello atado en una coleta. Había estado leyendo el archivo de los Mayfair activamente, a causa de su maestro, Aaron Lightner. Había tenido que arreglárselas con el trabajo extra y en esos momentos, se encontraba en el patio central habiendo cargado con un pedazo del archivo previamente mencionado. Tenía que  tener mucho cuidado para no perder nada, por lo que se había visto obligada a foliar el archivo antes de empezarlo. Una vez lo hacía ya no había arreglo ya que a pesar de las enseñanzas de la Talamasca tenía una naturaleza desordenada.

 

En las penumbras, se deleitaba pensando en Julien; aquel brujo que había podido contactar con Lasher y había llegado a ser más poderoso incluso que Marie Claudet, Stella y Mary Beth. Y el propio Lasher, aquel espíritu del que no sabía definir la naturaleza. A ratos, no entendía por qué, terminaba asociando a aquella figura oscura y misteriosa con la del encargado de la casa matriz, David Talbot. Le fascinaba verlo caminar con su porte inglés tan parecido al de su propio maestro. Aunque, recientemente, nunca lo había visto más que de noche. Le intrigaba. Corrían rumores acerca de que tenía problemas con Talamasca. 

 

El portón del zaguán sonó. Aquello sacó a Claudia de sus pensamientos. Era casi imposible que alguien tocase por allí. Los que venían en busca de ayuda, guía o simplemente para entregar información al local, utilizaban el recibidor con mostrador y sillones.  Y los talamasquin tenían sus propias llaves. Claudia se incorporó y su cabello rubio de acomodó liso y largo hasta su cintura, sólo dejando una pequeña porción sobre el pasto. El olor dulzón de los plátanos y el zumbido de los mosquitos la relajaba pero no era suficiente para quitarle de la cabeza su precaución natural. 

 

Apretó con fuerza los archivos, dudando de si dejarlos donde estaba o si cargarlo consigo. Finalmente, los dejo sobre el pasto y caminó insegura hacia la puerta. La fuerza que emanaba desde fuera la asustó y, a la vez, hizo que sintiera una poderosa atracción. El poder de la chica, era nada más y nada menos que sentir la naturaleza de las personas. Era apenas una aprendiz, pero bastante empática por lo que supo que la persona tras la puerta no tenía oscuras intenciones. Aun así, poseía una oscuridad anormal para cualquier humano.

 

Respirando precipitadamente, llegó finalmente a la puerta y luego de contar hasta tres mentalmente, la abrió. El hombre tras ella era, supo sin necesidad de que lo supiera, un ser que podría deshacerse de ella en cuanto quisiera. Pero no parecía querer hacerlo. Sin poder evitarlo, Claudia le miró fascinada por sus ojos verdes, su piel tan clara y sólo trató de dominarse bajando la mirada ¿qué demonios le estaba pasando?

 

-¿Qué es lo que busca? -alcanzó a preguntar en tono decentemente neutro.


Editado por Pandora Stark, 17 octubre 2013 - 16:29.

RYVJkYv.gif

L5qLDBr.png

 

UpKbuCd.gif


#4 Zarco Bulche Haigh

Zarco Bulche Haigh

    Mago Maestro

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 6.024 mensajes
  • 334 points
    • Gender:Male
    • Location:"Tan bella noche en la que el dolor seso con un beso, un beso que mordio mi alma y la despojo del sufrimiento convirtiendolo en malevolo placer. Soy un demonio, soy una alma sin alma que vaga por el jardin salvaje... Soy tus miedos y tus deseos"

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Dragones de Bronce
    Galeones: 36317





Escrito 17 octubre 2013 - 19:17

Railo Damilse, Vampiro LaSombra

 

Cruzo mis brazos a la espera de que contesten mi llamado, por un breve momento había entendido lo relajado que me encontraba. El dulce olor a loción francesa que portaba no podía siquiera contrarrestar a la de los plátanos tan fragantes despedía su aroma por todo el Callejón. Era tanto el aroma, tanto el desentendimiento de mi era y mi naturaleza, que viejos instintos humanos me incitan a desear probar la fruta. Teniendo más de 1000 años sin quiera probar bocado alguno, solo el del delicioso saber de la sangre.

 

De pronto, el zaguán se abrió lentamente, y los pensamientos de la chica que pude divisar se abrieron ante mí. Por mero respeto, cerré esta habilidad por el momento. Sin embargo, pude destacar la habilidad que tenía para detectar energías, magia antigua, no me extrañaría que supiera mi naturaleza al momento de verme.  Mantuve el contacto directo a sus ojos, al parecer por su mirada y su ritmo cardiaco, mi características de raza le habían atrapado. Debo hacerle sentir confianza ante todo, era bien sabido que los vampiros causamos en orden proporcional, el carisma y el terror cuando nos lo proponemos.

 

Su cabello brilla ante el reflejo de aquella luna intrusa de nuestra próxima conversación. Con una reverencia elegante y si poderme deshacer de mis modales del viejo mundo, me presento – Railo Damilse para servirle, "Mademoiselle". Espero no importunarle en noche tan hermosa. Soy recomendado de Lestat De Lioncourt, hacía el mismísimo David Talbot, para este su… “Organización” humilde negocio – Lo anterior había sido dicho en la mente de la señorita y dicho al final por mis labios finos y tersos, para evitar el oído espía de quien fuera pasando. Mantuve mi distancia para no invadir la seguridad de la señorita. En una rápida mirada, observe los papeles en el pasto tan aromático, posiblemente interrumpía algo importante


MBV6EkM.jpg
Elodia&Zarco||sBeDpI8.gif || CtLfT.gif

I am the suppressed darkness inside of you 


#5 Melrose Moody

Melrose Moody

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.367 mensajes
  • 2.039 points
    • Gender:Female
    • Location:Heaven

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Órden de la Cruz Dorada
    Galeones: 12542





Escrito 18 noviembre 2013 - 05:55

Claudia - Aprendiz Talamasquin

 

-Railo -repitió la joven maquinalmente aun con la mirada encendida. 

 

Aquel nombre parecía documentar épocas que ella no había alcanzado a conocer. Luego, la información empezó a penetrar poco a poco en su mente. Lestat... Lestat de...

 

-¡Lestat de Lioncourt! -soltó la chica en voz alta mientras saltaba hacia atrás con una sorpresa contrastable a la pasividad anterior- yo, yo... -siguió tratando de concentrarse a pesar de que lo único que quería era volver a alzar la vista hacia el rostro del que ahora reconocía como aquella criatura oscura, moradora de la noche- por supuesto, David. Debe estar ahora con mi maestro, en el estudio. Tercer piso a la izquierda.

 

Con el último retazo de sus fuerzas, Claudia cerró la puerta tras Railo y corrió con nerviosismo hacia el informe que había dejado sobre el pasto. Lo recogió con rapidez, a pesar de que tuvo que volver a poner en su sitio los papeles que se le cayeron un par de veces. Luego, dirigió una última mirada en dirección al misterioso visitante, indicándole que sería su guía y que por tanto, la siguiera.

 

Atravesaron el jardín y se adentraron en el edificio interior. Podía escucharse el ruido de los talamasquin leyendo y escribiendo en la biblioteca y el descansillo. Claudia atravesó esa zona y también la de las habitaciones sólo con la mirada posada en los escalones, sin mirar alrededor. Finalmente, al llegar al tercer piso, se detuvo. En el pasillo sólo había tres puertas, una, que conducía a la habitación más pequeña, otra, que conducía a una mediana y la grande, al final del mismo, que era la que ella pensaba tocar.

 

Así lo hizo y pronto, reconoció el rostro de su amable maestro. Al verlo, una corriente de alivio la invadió. Sus inseguridades desaparecieron así como también su deber.

 

-Los estabamos esperando -indicó Aaron con voz paciente- David ha servido ya cuatro tazas de té.

 

Miró a Railo, tras Claudia, con expresión enigmática. Él, a diferencia de su aprendiz, sabía proteger perfectamente su mente así como también adivinar la de otros con la misma facilidad. Descubrió así, en la persona que tenía delante, otro experto. Una vez ambas personas ingresaron, cerró la puerta. 

 

Claudia cayó en el regazo de su maestro, apoyando en él su cabeza, mientras su torso se acomodaba en torno a sus piernas y quedaba sentada en la alfombra. David, por otra parte, estaba instalado en una silla igual a la de Aaron y había otras dos idénticas en torno a la mesa de centro, en donde, efectivamente, reposaban cuatro tazas humeantes. 

 

-No estabamos seguros de si bebiera... -indicó David suavemente, con gesto significativo.


RYVJkYv.gif

L5qLDBr.png

 

UpKbuCd.gif


#6 Lestat Rambaldi

Lestat Rambaldi

    Mago Incontrable

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.416 mensajes
  • 3.508 points
    • Gender:Male
    • Location:colombia

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Plata
    Galeones: 35230





Escrito 20 noviembre 2013 - 19:16

Lestat de lioncourt

 

 

Las callejuelas de la gran manzana traían de la oscuridad aquellos pillos que serian la rica cena en aquella noche.

La sangre impura de aquellos despiadados seres humanos era lo que más deseaba, aunque ya hacía muchos años había pasado por aquella desesperación, ahora con la sangre de la madre y el padre era casi un dios.

Su piel blanca y dura como la baldosa, era muestra de su inmenso poder, solo los inmortales que al igual que el seguían deambulando por el mundo sabían lo poderoso que era ahora.

 

Su sonrisa blanca y sus ojos grises mostraban un poco de humanidad en aquel despiadado acecino, pero sus uñas perladas en sus manos como de cristal mostraban su lado monstruoso que solo algunos simples mortales lograban divisar solo justo antes de inhalar su último aliento.

Caminé por el tejado de aquella monumental estructura, Londres era uno de esos lugares cercanos  a los cuales aun le debía mucho, la ayuda junto a su compañero de andanzas David, y la orden del fénix le habían dado una nueva visión de vida en sus largos años de vida eterna.

Aunque ya hacía mucho desde que lo habían visto en Londres, las correrías en el mundo junto a David comenzaban a terminar, la diversión era uno de esos anhelos que soñamos cuando estamos vivos pero cuando se es inmortal nunca estamos satisfechos y siempre queremos más.

Más allá de sus ensoñaciones, en su mente llegaron voces distantes de amigos  y conocidos…

 

 

¿Acaso no se había inmolado en el incandescente sol?, solo se ha inmolado en aquel sueño largo, parecido a la muerte..creo que ha leído mi carta, para estar de nuevo en Londres…

Lestat con su rápido correr llegó hasta aquella edificación, y con su mente escuchó las voces de los que se reunían allá dentro de aquel recinto.

La talamasca  lo esperaba, se sorprenderían de volver a verlos.

 

 

Sus risos amarillos ondearon en un segundo, sin ráfaga de viento y sin ningún movimiento en un segundo se encontraba junto a  la mesa donde dos personas se encontraban ya conversando.

—Veo que han empezado sin mi—

 

 

 

Su voz sonó en las mentes de los presentes y su mirada fría de color azulada brilló mientras una sonrisa diáfana  y juguetona mostraba luego de su larga desaparición.


Editado por Lestat Rambaldi, 20 noviembre 2013 - 19:16.

99cSgr3.gifQ9IMsKl.gifDC0QuCr.gif

 

Lqnxk1W.png

17IXMIM.gifocz5yvA.gifgUf9pEi.gif


#7 Melrose Moody

Melrose Moody

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.367 mensajes
  • 2.039 points
    • Gender:Female
    • Location:Heaven

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Órden de la Cruz Dorada
    Galeones: 12542





Escrito 21 noviembre 2013 - 04:29

Claudia - Aprendiz Talamasquin

 

Claudia aun se encontraba en el regazo de Aaron cuando escuchó la otra voz, hablando desde las sombras. Al ver brillar sus ojos y el vuelo de sus rizos sintió la respiración entrecortada. Trató de cerrar su mente lo mejor que pudo sintiéndose inútil por ser la única chica "casi normal" de aquel grupo de sobrada experiencia. Trató de no apretarse demasiado contra Aaron, aunque le resultaba particularmente difícil frente al nuevo invitado.

 

Si Railo le había impactado, la presencia de Lestat fue simplemente chocante. Su primer impulso fue correr hacia él y lanzarse a sus brazos y gritar de terror a un tiempo. Pero se contuvo de hacer ambos, sólo observándolo a prudente distancia. Era tal y cómo lo describían sus propios libros. El muy vanidoso no había exagerado ni un ápice. Desde luego, la talamasca conservaba unas copias de los mismos pero Claudia había notado que era un tema del que no prefería hablar.

 

Él era el príncipe engreído, el único de los seres con el don oscuro que se había atrevido a revelar su identidad sin tapujos y que no había sufrido lo suficiente las consecuencias de ello. O al menos, parte de eso se documentaba en los archivos de la Talasmasca, narrado en aquellas expresas palabras.

 

Claudia, aun sin soltar palabra, empujó su té en dirección a Lestat y corrió para volver a refugiarse a los pies de Aaron mas cambió de idea a medio camino y se volvió hacia el recién llegado. Tenía la sensación de que sobraba en aquella reunión y aun así no quería moverse. Se sentía fascinada por los personajes allí presentes: David, talamasquin al que admiraba, Aaron, su maestro, Lestat el príncipe engreído y finalmente Railo, el flamante desconocido. 

 

-Buena telepatía -dijo en dirección a Lestat, finalmente, tratando de romper el hielo y sólo por decir algo. 


RYVJkYv.gif

L5qLDBr.png

 

UpKbuCd.gif


#8 Lestat Rambaldi

Lestat Rambaldi

    Mago Incontrable

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.416 mensajes
  • 3.508 points
    • Gender:Male
    • Location:colombia

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Plata
    Galeones: 35230





Escrito 21 noviembre 2013 - 16:20

Lestat de Lioncourt

 

Mientras veía las caritas pálidas de los que ahí se reunían, recordé que cada vez era más difícil conseguir comida. Tenía que regresar a Londres, una de las inmensas ciudades del mundo, pues comenzaban a escasear los asesinos en nueva Orleans, era momento de buscar sangre mejor condimentada como la de los magos.

 

 

Sonrió a la joven chica que, en un impulso humano intentaba entrar en el mundo de lo extraño, una bruja por supuesto, lo intuía pues esta gente en Londres era muy común. Al leer sus pensamientos supe que estaba muy bien informada de mi vida, gracias a mi auto biografía, seguro había visto uno de mis videos en la tv, cuando era una estrella de rock, allá en el nuevo mundo a comienzo de este siglo, pero esa era una larga historia que no quería recordar.

—Bonjour Mademoiselle, un placer conocer una joven tan hermosa como usted—

 

 

Mis cabellos rizados casi blancos bajo la luz fluorescente, caía sobre mis hombros, mi figura esplendida de ojos grises, pero que absorben fácilmente los tonos azules y violáceos de la piel que los rodea la miraban fijamente mientras disfrutaba a gran manera aquel momento donde los mortales envelesados quedaban impresionados por nosotros los seres de la noche.

 

Luego de un silencio algo molesto, miré alrededor y dije:—Veo que las cosas aquí han cambiado desde la última vez que lo visité, como siempre gente que viene y va y nosotros los vemos crecer y morir como las flores de primavera que mueren con el invierno, pero estoy de vuelta para ayudarlos en lo que pueda, la talamasca es uno de los lugares que recuerdo siempre; además de que sé, que varios autorretratos míos fueron confiscados, tengo que tenerlos vigilados no quiero que caigan en manos que no merezcan contemplar tal belleza.


Editado por Lestat Rambaldi, 21 noviembre 2013 - 16:21.

99cSgr3.gifQ9IMsKl.gifDC0QuCr.gif

 

Lqnxk1W.png

17IXMIM.gifocz5yvA.gifgUf9pEi.gif


#9 Radamantys

Radamantys

    Mago Maestro

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 5.745 mensajes
  • 142 points
    • Gender:Male
    • Location:Cerca de aqui lejos de alla

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Oro
    Galeones: 33725




Escrito 21 noviembre 2013 - 16:36

Radamantys aparecio en  los limites del callejon diagon  sus negros ojos se posaron en aquel local llamado talamasco, sus pasos hasta alla  le llevaron, la negra mascara cubria su rostro, los ojos escrutaban con cautela desde detras de las rendijas,  sus paso era calmado meintras la varita iba hasta su antebrazo al lugar donde reposaba la marca tenebrosa, una sonrisa se plasmo en sus labios al tiempo que la tocaba.

 

El ardor se extendio por el brazo mas era como una dulce caricia, una sensacion de poder y grandeza, asi Radamantys ingreso en espera  de quien le pudise acompañar en aquella aventura, no paso mucho para que Lisa llegara, en otros  timpos radamantys habia salido muchas veces en compañia de ella al ampo de batalla por ende  la reconocia.

 

-Es ese traidor- dijo el demonio mientras  se movia  a 9 metros de  todo y sacaba  la varita apuntando al cuello de Lestat Rambaldi (Lestad de Lioncourt)

 

Captura de Lestat Rambaldi

 

Participantes

Lisa Weasley

Radamantys


vBlsW8V.png

kJMug9A.gif


#10 Lisa Weasley Delacour

Lisa Weasley Delacour

    Demon Hunter

  • Orden del Fénix
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10.539 mensajes
  • 4.831 points
    • Gender:Female
    • Location:Oviedo Asturias España

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Órden de la Cruz Dorada
    Galeones: 142375





Escrito 21 noviembre 2013 - 16:38

Y allí estábamos de nuevo, con la máscara puesta sobre el rostro, para impedir que se me llegase a reconocer, la varita en la diestra y la adrenalina a tope, además de esa espeluznante y a la vez atractiva quemazón que ardía con fuerza en mi antebrazo derecho. El llamado de la marca era algo ineludible para todo aquel que sintiese los ideales del bando oscuro y yo, como MO, tenía el deber de acabar con todos y cada uno de los miembros de la orden del fénix.

 

Me aparecí, junto a una voluta de humo azul, delante de uno de los tantos negocios del callejón más mágico de todo Londres; Talasmaca. A diez metros del negocio, pues los conjuros anti aparición me impedían hacerlo en su interior. Mi comandante en jefe para aquella misión me dio el visto bueno e ingrese al lugar. E aquella ocasión mi vestimenta era sencilla, pero a la vez totalmente acorde con la velada. Unos pantalones de cuero negro y una chaqueta del mismo material, además de unas botas altas de tacón.

 

Me situé a diez metros de mi rival, siempre mantendría esa distancia, a ocho metros de mi camarada y a cinco de todo lo que pudiese convertirse y atacarme. La estrategia era lo primordial en aquellos ataques – Tu – Dije seria y con la voz algo distorsionada – Hoy morirás – Tenía ganas de sangre y que mejor que la de aquellos brujos con ínfulas de poder y que a fin de cuentas no eran nada.


  CfV1QeW.gif        WFlgMYZ.gif        KY5QwPv.gif

ehzTjAo.png

                      6kZ3xEN.gif           XEPq2Tk.gifAEt2hFN.gif   





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Bodrik : (16 agosto 2018 - 07:58 ) @Antoni Ryvak Dracony hola
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:51 ) @Antoni Ryvak Dracony hasta pronto mi dragoncito alimentate bien xD come mucho
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:49 ) si, eso dijo mad, y tendré que llevar algo sólido extra. oh, hora de coemer...me llaman me tengo que ir, nos vemos! *te abrazo* ^_^ ¡hasta pronto!
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:48 ) @Antoni Ryvak Dracony pues eso tampoco esta bien seguro es debilidad mi niño :S , debes comer mejor :P
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:45 ) lo bueno es que solo fueron dos cuadras
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:45 ) volvi a pasarme hoy camino a casa
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:44 ) @Reacon Si, esta bien, le diré todo...hasta le contaré que me da sueño cuando vengo en el transporte...
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:40 ) @Antoni Ryvak Dracony esta bien..pero apartir de ahora quiero que le digas todo a tu mad si? ^^ todo lo que te pase
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:38 ) :love: *contento con la caricia en mi cabello* :)
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:37 ) @Reacon solo le habia dicho que me robaron...el médico dijo que mi cuerpo está ocupandose de la mejora, el medicamento es solo para atenuar el malestar, fue leve
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:35 ) @Antoni Ryvak Dracony entiendo...bueno al menos se entero..lo que quiere decir que no le dijiste jum ¬¬, pero esta bien mi niño mejorate :D *acaricio tu cabello *
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:29 ) @Reacon bueno....se lo imaginaba, solo que confirmar que no fue cualquier cosa, la puso un tanto ansiosa, así que esta tratando de idear una alternativa
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:28 ) @Antoni Ryvak Dracony ay mi niño, al menos estas mejor...*te lleno de cariñitos * y que dijo tu mad?
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:27 ) Tengo una dieta que me sugirieron para el mes y una próxima cita.
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:26 ) @Reacon además se suma mi problema de falta de proteínas...lo cual es por inclinarme a solo comer verduras y frutas
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:22 ) @Reacon Si fue lo de los golpes....sangrado interno :blush:
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:22 ) @Antoni Ryvak Dracony me alegra escuchar eso mi niño, al final cual fue el diagnostico :P ?
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:19 ) @Reacon *feliz como una perdiz...al ser abrazado por ti* Estoy bien! el medicamento ya empieza a funcionar...tengo un dolor minúsculo y puedo tomar clases bien
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:17 ) ¡buenas tardes! :D
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:17 ) @Antoni Ryvak Dracony hola mi pequeñito *te abrazo muy fuerte * como estas?
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:17 ) @Reacon ¡papi! :love:
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 07:17 ) @Reacon *le abrazo después de caer encima de él* :P
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 07:16 ) :ninja:
@  Mery Gaunt K... : (16 agosto 2018 - 04:42 ) :love:
@  Hannity Jane : (16 agosto 2018 - 02:26 ) :ninja:
@  Kytta Gryffi... : (16 agosto 2018 - 01:16 ) @Binny Evans *Zape a conejito y me voy*
@  Mery Gaunt K... : (16 agosto 2018 - 12:57 ) @Binny Evans chi +3+
@  Binny Evans : (16 agosto 2018 - 12:37 ) @Mery Gaunt Karkarov sigues por ahí? xDD
@  Kytta Gryffi... : (16 agosto 2018 - 11:07 ) @Mery Gaunt Karkarov *la amoroseo y me voy* :love:
@  Mery Gaunt K... : (16 agosto 2018 - 10:36 ) :ninja:
@  Anne Gaunt : (16 agosto 2018 - 10:16 ) @Jeremy Barton :love:
@  Jeremy Barton : (16 agosto 2018 - 09:26 ) @Anne Gaunt :love:
@  Alexander Gr... : (16 agosto 2018 - 05:17 ) :ninja:
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 02:33 ) buenas noches ^^
@  Juliette Mac... : (16 agosto 2018 - 02:31 ) *Aparece por ahí* Buena noche, mortales.
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 02:31 ) :ninja:
@  Paula Malfoy : (16 agosto 2018 - 02:20 ) :ninja: :ninja: :ninja: :ninja: :ninja: :ninja: :ninja: :ninja:
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 02:13 ) @Antoni Ryvak Dracony *abrazito* cuidate mi niño buenas noches tqm
@  Bodrik : (16 agosto 2018 - 01:56 ) ahs llegue tarde buu
@  Bodrik : (16 agosto 2018 - 01:55 ) @Antoni Ryvak Dracony estas?
@  Bodrik : (16 agosto 2018 - 01:55 ) @Antoni Ryvak Dracony ohh te necesito urgente
@  Antoni Ryvak... : (16 agosto 2018 - 01:46 ) @Reacon ¡Buenas noches! ya acabe la tarea, mi primera tarea de este año ;) *te abrazo fuerte* :love: ¡que gusto poder desearte que tengas una gran semana! :P ahora me voy, solo vine a ver que todo estuviera bien. TQM
@  Reacon : (16 agosto 2018 - 01:02 ) :ninja: :ninja:
@  Samantha Sokal : (16 agosto 2018 - 12:40 ) :ninja:
@  Hannity Jane : (16 agosto 2018 - 12:02 ) @Hades Ragnarok *le jalo el pelo*
@  Samantha Sokal : (15 agosto 2018 - 11:28 ) :ninja:
@  Joseph R. Bl... : (15 agosto 2018 - 11:14 ) Listo, gracias (?)
@  Joseph R. Bl... : (15 agosto 2018 - 11:14 ) Vengo a ver la hora.
@  Hades Ragnarok : (15 agosto 2018 - 11:12 ) @Dennis Delacour *le robo un chocolate*
@  Sean di Spin... : (15 agosto 2018 - 11:02 ) ...