Ir al contenido


¿Quieres jugar al Quidditch? ¡¡¡Apúntate!!!
Abiertas las inscripciones a bandos. ¡¡¡Inscríbete a la Orden del Fénix o a la Marca Tenebrosa!!!
¡¡¡Inscribe tu ocupación o empleo mágico!!!

Foro en remodelación. Disculpa las molestias

Foto

Castillo Hawthorne (MM B: 104952)La lealtad nace de la realeza

hawthorne castillo realeza

  • Este tema está cerrado Este tema está cerrado
306 respuestas en este tema

#1 Liam Black

Liam Black

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 2.749 mensajes
  • 2.021 points
    • Gender:Male
    • Location:Wreak Havoc.

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Bronce
    Galeones: 36607





Escrito 06 octubre 2014 - 21:49

vsk4Qbq.png

 

 

 

 

Los Hawthorne conformaban tribus célticas ubicadas en Europa del Norte. No tenían apellido propio, ya que comenzaron siendo indios que servían a la burguesía del Reino Unido. Los diarios familiares registran que una familia de reyes originarios de Gran Bretaña había consolidado a la tribu como propia, atacando contra su voluntad y convirtiéndoles en esclavos.

 

Con el paso del tiempo y a comienzos del siglo XX, los celtas fueron perdiendo personalidad. Ya no eran ellos mismos ni actuaban bajo sus propias condiciones más bien parecían depender de sus amos y cada vez eran más devotos, al contrario de la situación revolucionaria que se vivía en el Mundo por esas épocas. Pero cambió hasta que el más pequeño desertor de la tribu volvió hecho un adulto, al que nadie le tuvo miedo, puesto que la única arma que portaba era un palo de cedro tallado que él denominaba como varita mágica.

 

Rehusado a trabajar para los europeos, debió huir tan rápido como regresó, pero el ejército burgués acabó por encontrarlo pasado cierto tiempo. Nadie se explicó cómo, ni de qué forma, pero el joven adulto logró vencer a los veinticinco hombres que atentaban contra su vida y sin mostrarse agitado regresó con los demás celtas, quienes estaban decididos a continuar su trabajo pese a la reciente eliminada amenaza. Al mago le extrañó dicha reacción, pero no tardó en descubrir el porqué de la convencida servidumbre: todos los nativos eran víctimas de la maldición Imperio, excepto él, quien la más vieja de las mentoras lo dejó en manos de un grupo de persas del sur. Tal vez ella sabía qué destino le esperaba, o que los persas eran en realidad magos poderosos, pero lo cierto fue que con un solo movimiento del palo, los indios recuperaron su conciencia.

 

«¿Quién eres?» fue lo primero que le preguntaron. A lo que él les respondió: «llámenme Hawthorne».

 

Así, la tribu fue librada de cada amenaza gracias a Hawthorne y todo celta le consideraba un dios, pero él todavía quería cobrar venganza y hacer valer a su madre que había muerto en el principio de los atentados. Viajó solo hasta Gran Bretaña y lanzó toda la furia que su varita de cedro contenía —el cedro era una madera muy poderosa en propietarios enfadados, lo que lo convirtió en un adversario invencible. Sin embargo y como era de esperarse, la familia inglesa también poseía un mago poderoso, el mismo mago que se había encargado de esclavizar a toda la población, así que Hawthorne no pudo con él... pero su novia sí. La reina se había enamorado perdidamente del extranjero, tanto, que llegó hasta el punto de asesinar a su propio esposo y reemplazarlo por aquél poderoso pero a la vez pobre muchacho.

 

La reina y el nuevo rey no tuvieron respiro alguno, ya que la condición de Hawthorne era mal vista a la hora de liderar un pueblo, la misma sociedad los cazó y la Orden del Fénix ocupó el castillo poco tiempo después, designados dueños políticos por el Ministerio de Magia. Pero nadie tenía previsto que existieran descendientes de la unión ilegítima, así que poca atención le prestaron al bebé de la criada de la casa, quien no resultó ser su hijo sino más bien el único fruto de la unión entre los difuntos reyes; un príncipe llamado Viktor.

 

Cuando Viktor alcanzó la mayoría de edad, la ley impuesta por el Ministerio se rompió y el castillo así como las riquezas pasaron a ser de su propiedad, sin embargo el reinado no. La ley tenía un anexo en el que se aclaraba que para evitar otra masacre el príncipe debía casarse con una princesa independientemente del reino al que pertenezca, de esa forma podría ser coronado rey y reina, respectivamente. El joven que había nacido mago, cansado de la irrespetuosidad del sistema, aceptó el anexo pero se denominó así mismo como Viktor Hawthorne, para que de esa forma todos conozcan a un rey con el apellido de su antiguo padre. 

 

Tal acto de rebeldía llegó a ser oído en todo Europa y, nuevamente, los reinos desaprobaban la continuidad de lo que había sido un lazo incorrecto. Pero una princesa en específico interpretó aquel gesto como lo más valiente y honrado que nadie del siglo XX era capaz de lograr y se convenció de que alguien así podría llegar a ser el mejor rey de todos los tiempos. A contracorriente de su pueblo, Layra llegó al castillo Hawthorne y buscó hablar con Viktor, expresándole su apoyo y brindándole alianza en su hogar.

 

Tiempo después se casaron y con el último de los anexos revocado, la familia consiguió reinar en paz, pero al desapruebo del ministerio ahora se le unió uno nuevo; el de los padres de Layra. Aurores y reyes con la poción multijugos se infiltraron en una de las fiestas más grandes que la familia brindó a su pueblo, en 1975. Pocos lograron salir con vida de aquella masacre y, uno de ellos, fue Liam quien escapó en brazos de la elfina familiar desde recién nacido. Siguiendo las órdenes de su ama, la elfina dejó al bebé en la puerta del castillo Ryddleturn, que para entonces aquellos magos eran los únicos aliados de los Hawthorne.

 

Sin conocer sus raíces, Liam creció bajo la tutela de Caroline, la mujer que lo adoptó y crió hasta que cumplió la edad necesaria. Sin embargo, ninguno de los dos tuvo un lazo afectivo hasta que la primera se vio en la necesidad de convertir al joven en un vampiro para salvarlo del lecho de muerte. Para ellos eso significó la unión familiar, ya que la sangre de Caroline se instaló en las venas del joven desde entonces. Su abuelo biológico —un pobre anciano demacrado y sin dinero— fue el encargado de contarle al chico la historia de su verdadera familia, intentando convencerlo de que la misma había sido una de las más poderosas en el mundo mágico.

 

Pero el adulto Liam, viendo la situación en la que se encontraba su supuesto abuelo, no creyó ninguna de sus palabras hasta unirse a una nueva familia, la Atkins. Sin desistir sobre sus orígenes y guiado por pistas que cambiaban constantemente, él creyó encontrar a su madre sanguínea allí, pero no fue así. No obstante, lo que encontró abrió nuevamente las puertas que suponían estar cerradas, pues junto a su prima adoptiva, Isabella, descubrió que la historia del abuelo sí era real, que la familia Hawthorne sí había existido y que ellos dos eran hermanos. Claro que para el anciano fue mucho más fácil ocultarle que él era el padre de Layra y el mayor responsable de su muerte.

 

Sin profundizar sobre el asunto ambos magos se propusieron entonces comenzar de nuevo con aquel patriarcado, fundando así el castillo de un linaje que ellos llevaban en la sangre e imponiendo el respeto que la familia había perdido con la intención de descubrir qué otros parientes se estarían escondiendo por el mundo. Los Atkins desaparecieron, así como el padre de Layra, pero Liam continuó manteniendo su lazo familiar con Leah, su tía, quien más adelante sería quien le abriera las puertas de la familia Ivashkov como su segundo hogar.

 

H2h97Qr.png

El nuevo castillo de los Hawthorne cuenta con amplios ambientes y una fachada estilo a la antigua que lo hace parecer el hogar de un rey. De color plateado por fuera y con decoraciones doradas, la inmensa residencia abarca alrededor de doscientas hectáreas y tan solo la estructura mide 680 metros cuadrados. Desde fuera ya se puede apreciar la impetuosidad del castillo, al que lo rodean unos jardines con flores extravagantes, un lago de agua mágica que brilla con la noche cambiando de color y todo tipo de criaturas también mágicas.

 

Sin embargo, entrar no es tan fácil como parece. En la entrada, residen unos enormes trolls de río que viven en las inmediaciones y que sólo dejan entrar a los miembros o amigos de la familia. Pero eso no es todo, si se sigue caminando se puede ver un largo puente finamente tallado que surca gran parte del lago, permitiendo así el libre camino hacia la entrada del hogar. En esa zona siempre merodean banshees, kelpies y sirenas, que igualmente como los trolls, se cerciorarán de que ningún enemigo se infiltre; con tan sólo unas palabras mágicas que únicamente los familiares y las criaturas guardianes conocen, el puente se abre en dos dejando así sin suelo al intruso y cayendo a las aguas, donde las criaturas aguardan su comida.

 

Si se consigue pasar todas esas pruebas, al final del puente hay una lluvia que no moja y que lava cualquier tipo de encantamiento instantáneamente al contacto con cualquier individuo. Pensada para la más extrema de las ocasiones, pero la mayoría del tiempo fructífera. 

 

El interior del castillo es completamente diferente, un aura más tranquila y elegante se puede percibir con solo poner un pie dentro. El lujoso salón principal cuenta con sillones de plumas de hipogrifo, estatuas bañadas en oro representando a reyes y reinas antepasados de la familia y, en el fondo, muchas escaleras interiores de diversa factura, además de la más grande y principal construida de mármol que lleva a las ciento sesenta habitaciones que hay en el lugar. 

 

La torre central tiene 66 metros de altura. En los alrededores del castillo se construyeron otros dos edificios "reales", el castillo Pelisor, más pequeño, y una cabaña de caza. Tiene también una sala de teatro, de 60 espectadores más el palco real. Está dotado de modernidades novedosas para la época: por ejemplo, el techo de cristal de la sala de honor es móvil, con un motor mágico. Igualmente, está equipado con calefacción mágica centralizada desde 1883. También se construyeron establos y caballerizas y diversas fábricas, y este castillo fue el primero en igualar la electricidad muggle de Europa. 

 

A la derecha del salón, está el comedor, seguido por el salón de juegos y tres escritorios que pertenecen a los patriarcas. A la izquierda, se encuentra el salón de fiestas, la cocina, unos veinte baños y las habitaciones de servicio, destinadas a empleados y elfos. Pero, si lo que busca el mago en cuestión es relajarse al aire libre, detrás de la escalera hay una gran puerta estilo ventanal que le abre el paso hacia los jardines reales de la mansión, donde se puede interactuar con las diferentes criaturas que se vuelven domésticas ante la presencia de un familiar.

 

bVJ8V08.png

 

PYYkrfv.png

 

 

1.G91FFWl.gif

2.EJMVfWP.gif

3.DRTHurw.gif

4.f15d1bu.gif

 

 

PVV6SCb.png

 

  • Mantener el respeto entre los integrantes de la familia.
  • No hacer spam, utilizar las dos líneas reglamentarias por post como mínimo y cinco on rol.
  • Tener actividad dentro de la familia.
  • La familia apoya a los mortífagos, pero acepta a cualquier integrante independiente del bando al que pertenezca o apoye.

* El no acatar estas normas puede provocarte la expulsión de la familia.

 

 

8zSAktb.png


Editado por Liam Hawthorne, 03 septiembre 2016 - 23:59.

Imagen Enviada

Imagen Enviada

You can't make people love you, but you can make them fear you.


#2 Isabella Hawthorne

Isabella Hawthorne

    Mago Incontrable

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.232 mensajes
  • 2.088 points
    • Gender:Female
    • Location:Érase una vez un ángel moribundo en la bruma. Y un diablo que se arrodilló junto a él y le sonrió.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Oro
    Galeones: 43615




Escrito 15 octubre 2014 - 02:04

La rubia se encontraba en las afueras del Castillo Hawthorne, ni siquiera se podría imaginar cómo habían hecho, su hermano y ella, crear semejante cosa en tan poco tiempo. La brisa era bastante fría y hacía que los pelitos de su nuca se le erizaran. Una enorme sonrisa se había formado en sus labios, por primera vez se sonreía a sí misma, se sintió completamente rara al hacerlo.

 

Posó su mano en el cuello mientras seguía contemplando el castillo en todo su resplandor. Aún no había contemplado completamente el castillo desde adentro; los hermanos les habían ordenado a sus elfos acomodar todos los muebles, cuadros y adornos que este necesitaba para volverlo un verdadero hogar. Unos pasos la sobresaltaron, un leve taconeo se escuchaba desde lo lejos por las calles adoquinadas de Ottery.

 

Sus obres pudieron captar las siluetas de dos mujer acercarse desde lo lejos. El cabello rubio de la menor de las Atkins caía suavemente por la su espalda y se movía con el viento dándole un aspecto angelical. Volteó hacia la dirección de dónde provenían las pisadas. Las figuras eran extrañamente familiares, esa manera de caminar, de vestir y hasta de mirar eran nada más ni nada menos que de sus hermanas, Mía y Cirse.

 

Sonrió y sintió ganas de correr hasta ellas, hacía mucho tiempo que no se veían, eso era raro de ellas, vivían pegadas la mayor parte del día. Las miró y cuando se fueron acercando las alcanzó dando dos grandes zancadas. Se tumbó en el medio de ellas y las abrazó a ambas. – No pensé que vendrían a verme–. Las apretujé más entre mis brazos soltando un par de lágrimas.


QF8MI.png

Bz5sMLd.png

o4GYh.png ~ 


#3 Circe Atkins C.

Circe Atkins C.

    Mago Maestro

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 6.235 mensajes
  • 1.006 points
    • Gender:Female
    • Location:Argentina

    Casa de Hogwarts:
    Gryffindor

    Unicornios de Oro
    Galeones: 80278




Escrito 15 octubre 2014 - 02:31

Cirse Atkins Malfoy.

 

Suspiró saliendo de su habitación en el castillo Atkins, hoy iba a ir a visitar a su hermana Isabella junto con Mia, pues se habían enterado que al fin el Castillo de la familia que había abierto junto con Liam estaba por fin terminado y con su hermana menor deseaba ir a verla para darle sus felicitaciones y acompañarla un buen rato. Salió del lugar y comenzó a caminar por aquellas calles de Ottery, el día era bastante lindo y el viento soplaba con un poco de fuerza haciendo revolotear sus cabellos rubios; la Atkins sonrió al encontrarse con Mia, la saludó y continuaron caminado juntas.

 

Entre risas, llantos y algunas peleas llegaron al lugar indicado, afuera de la puerta se encontraba una figura con cabellos rubios, se podía distinguir a leguas que era su hermana; Cirse sonrió al caer al suelo junto con las dos menores y le acarició la espalda a Isy al ver sus lagrimas.— Hermana no llores, acá estamos después de un buen tiempo. —sonrió con ternura, de verdad era extraño que se separaran por tanto tiempo cuando eran carne y uñas.— ¿Cómo estás? Te extrañamos. —Mencionó mientras se levantaba y las ayudaba a parar.

 

Desvió su vista al castillo, el lugar era bastante agradable y se respiraba aquel olor a hogar que en el castillo Atkins.— Me encanta, les ha quedado hermoso, espero podáis disfrutar de todo. En hora buena, Isy. —Le dijo mientras la abrazaba por el hombro a las dos mientras que miraba el castillo y disfrutaba el estar de nuevo las tres juntas como cuando pequeñas.


Imagen Enviada    ●   Imagen Enviada   ●   Imagen Enviada

Imagen Enviada

●    Imagen Enviada   ● Imagen Enviada

Imagen Enviada


#4 Mia Torres

Mia Torres

    Quinto año

  • Magos
  • PipPipPipPipPip
  • 594 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    • Location:Caminando por un sendero de oscuridad, donde hasta el más mínimo rayo de luz es Aniquilado. No te acerques demasiado, Esta Oscuro Aquí.
    Unicornios de Bronce
    Galeones: 1568




Escrito 16 octubre 2014 - 05:15

La gran noticia de el castillo de la Familia Hawthorne no tardo en llegar a los oídos de las hermanas Circe y Mia Atkins, quienes habían quedado en ir a visitar a Isabella y a conocer el nuevo castillo.
La castaña Loveless miraba una vez más por la ventana de su habitación en el castillo de la Familia Atkins, le encantaba hacerlo pues desde allí tenía una hermosa vista de aquella preciosa tarde, los rayos de sol que golpeaban suavemente en su piel y que iluminaban los grandes jardines del castillo, que hacían que las hojas verdes de los árboles a lo lejos tuvieran un brillo especial. Algún día haría un dibujo de aquella vista, de eso no tenía duda.
Con un suspiro, se levanto de su cama y camino pesadamente hacia su armario, Rápidamente se puso un vestido sencillo azul turquesa y se calzo unas vans del mismo color, y con otra rápida mirada hacia el espejo, la demonio salió al encuentro con su hermana Circe. No tardo en encontrarla ya que al la recaer ella también la buscaba y juntas se encaminaron hacia el castillo Hawthorne.


A lo lejos diviso la silueta de Isabella, con su cabello largó y Rubio volando a su alrededor. Sonrió para ella misma al verla, la había extrañado demasiado. Tomo del brazo a Circe y camino hacia la silueta de su otra hermana.

-¿Dudabas que vendríamos? -le sonrió al llegar, aceptando la mano de Circe quien la ayudo apartarse después del abrazo- Por favor, Isabella. Mira cuán hermoso les quedo el castillo, ya estoy pensando donde poner mi habitación -comento con su usual tono risueño, mientras con sus orbes azules admiraba la silueta del castillo. -Además, si nos vas a recibir así siempre, mejor nos vamos más a menudo -bromeo sacudiendose la mugre que le había provocado la caída. Y en ese momento, escucho con temida atención el bufido divertido de una voz en las profundidades de su cabeza. ¿Era posible que arruinara todos los momentos importantes en su vida?

Editado por Mia Torres, 16 octubre 2014 - 05:19.

                                                                         Imagen Enviada
                                       Imagen Enviada                                                                                                . Imagen Enviada        Imagen Enviada                                                            

#5 Juliene Black Lestrange

Juliene Black Lestrange

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.276 mensajes
  • 584 points
    • Gender:Female
    • Location:¿Sabes donde se encuentra la oscuridad? ¡Excelente! Porque yo estoy más allá

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Galeones: 196907




Escrito 22 octubre 2014 - 22:34

― Vaya casita.
 
El silbido fue emitido por sus labios, al momento que iniciaba su marcha por los terrenos del castillo Hawthorne, abrir la verja fue sencillo; lo escabroso del asunto fue cuando se topó con el par de trolls a los que tuvo que convencer, a base de gestos y palabras fuertes, que se trataba de una amiga de la familia, no de un enemigo. Esto resultaba un poco inconcebible tomando en cuenta las veces que había amenazado de muerte al patriarca.
 
Todo iba bien, estaba llenando sus muertos pulmones de un poco de naturaleza, hasta que el molesto canto sirenio detuvo sus pasos justo antes de iniciar su cruce por el puente, bufó, ¿era una broma? No, no parecía serlo, la banshee que apareció poco después se lo confirmó, fue bastante difícil contener ese espíritu de arpía que la rodeaba para no ir en pos de la susodicha y devorarla en el proceso.  Dudaba que fuera una escena atractiva, suponía que había niños en la mansión, Isy se encargaba de ese asunto, así que no era ideal comenzar un espectáculo sangriento poniendo en peligro aspectos de su ser que era mejor mantener ocultos.
 
Comida
 
No estaba segura si había sido la banshee, la sirena o cualquier otro mítico animal el que habló, sin embargo, prefirió no ahondar en el tema, debía lograr que aquella criatura se echara a un lado y le permitiera pasar.
 
― De eso nada― contradijo cuando el eco de la palabra se intensificó―. Soy amiga, no comida, así que largo o tu cabeza rodará, literalmente.
 
Alzó su varita en pos de la criatura, logrando que esta captara mucho mejor el mensaje, sabía bien que no era por la amenaza que se habia apartado, pero alimentar un poco su ego no estaba de más. Era de las pocas cosas que podía permitirse cuando su cabeza pesaba más de lo común y gracias a los inigualables, pero invisibles, cachos que se gastaba por cortesía de Cillian.
 
Y luego el baño gratis.
 
No.
 
No hablaba de la lluvia de la verdad o como fuera que se llamara, sino del que endemoniado puente se abrió en dos tirándola al lago dónde, según contaba la leyenda, sería devorada por un sinfín de criaturas, pues bien, ni sirenas, ni banshees, ni kelpies aparecieron ante ella, pero las risitas que escuchó en su mente le brindaban una clara muestra de que estaban allí y lo que pretendían era pasar un momento divertido con su persona.
 
Refunfuñó al salir del endemoniado lago, jurando venganza contra las risueñas criaturas, sin importarle el hecho de que estaba empapada y aun le faltaba una prueba que superar. Era lógico pensar que llegado a ese punto lo que más deseaba era agarrar el cuello de Liam y ver como la vida escapaba lentamente de sus ojos, si es que eso era posible, siendo licántropo podía tener posibilidades, más como vampiro ya era otra historia. Suspiró al ver la lluvia caer sobre su cuerpo, sin aumentar su humedad, adentrándose al mentado castillo y mojando todo cuanto podía.
 
― Buen día― siseó apretando su dentadura― Venia a visitar a Liam, pero he cambiado de opinión, vengo a asesinarlo, así que… ¿dónde está?

Nj0Qszi.gif
OjStHWG.png
j875cbY.gif// rVPgbRi.gif


#6 Isabella Hawthorne

Isabella Hawthorne

    Mago Incontrable

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.232 mensajes
  • 2.088 points
    • Gender:Female
    • Location:Érase una vez un ángel moribundo en la bruma. Y un diablo que se arrodilló junto a él y le sonrió.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Oro
    Galeones: 43615




Escrito 23 octubre 2014 - 04:41

Escuché las palabras de de mis hermanas, la verdad me encantaba poder estar con ellas, eran las únicas personas que me conocían copletamente, tanto que con ellas podía darme el gusto de llorar, reír y hasta emborracharme, les tenía tanta confianza que conocían hasta mis más grandes secretos, las amaba completamente y me dolía demasiado nuestra separación, pero eso no iba a durar mucho tiempo, el Castillo Hawthorne era bastante amplio como para traerlas a vivir conmigo.

 

Estoy muy bien chicas— hice una breve pausa para poder secarme las lágrimas, la verdad es que estaba muy emocionada de poder recibirlas en mi hogar. Yo siempre había sido la menor de las cuatro, había sido la más malcriada, caprichosa e irresponsable, siempre tenía que seguir sus ejemplos y eso me molestaba, pero por primera vez en la vida sabía que ellas estaban orgullosas por lo que había logrado. 

 

Sí, y eso es porque no vieron su interior, la verdad es que junto con Liam nos encargamos de que todo quede perfecto—. Una gran sonrisa se formó en mi rostro, las comisuras de mis labios se profundizaron formando un gran arco en mis labios.  No quiero que me juzguen por no saberlas atender bien, por lo tanto hay que entrar ¿Les parece bien tomar una taza de chocolate caliente? 

 

El chocolate caliente era una bebida que a las tres nos encantaba, era verdaderamente perfecta para soportar las bajas temperaturas que empezábamos a tener a medida que el invierno se acercaba. Giré sobre mis talones y me encaminé hasta la entrada del Castillo. La misma contaba con un gran portón de hierro negro; avanzamos por el largo sendero que al rededor del mismo estaba cubierto por el verdoso césped. 

 

Unos trolls aparecieron de la nada, me acerqué al líder de estos y le susurré la contraseña, él sabía perfectamente que estaba hablando con la matriarca, pero necesitaba  asegurarse de que sea yo y no un intruso. El troll nos dejó avanzar hasta un puente, el cual también tenía su propia defensa. Un espectro de piel verdosa nos interceptó. En ese momento puse los ojos en blanco y le dirigí una mirada fulminante ¿De verdad tenía que hacer siempre esto? ¿Ni los monstruos de mi propio Castillo me reconocían?  

 

Sin más remedio volví a repetirle la contraseña a la criatura, la cual se limitó a hacer una pequeña reverencia con la cabeza y sin más desapareció. Cruzamos el puente sin mediar palabra entre nosotras, las tres admirábamos el trabajo de los elfos. Los plantines estaban florecidos e irradiaban un clima primaveral a cualquiera que los mirara.

 

Aclaré mi garganta al ver a una mujer parada al final del puente, al parecer había caído en el lago y ahora estaba sometida a la lluvia que deshacía cualquier hechizo. Fijé mi mirada en ella, al parecer no había sido lo suficientemente buena como para atravesar todos los obstáculos que se e presentaban. Pero ¿qué tenemos aquí?— La chica giró sobre sus talones y me miró fijamente. Sonreí al volver a ver a mi tía Juliane. 

 

¿Escuché bien? ¿Matar al patriarca? — Solté una carcajada y me acerqué a ella para saludarla. Bienvenida al Castillo Hawthorne, para la próxima dices que bienes a verme a mi y te ahorras el baño—. Le guiñé el ojo y caminé a su lado. Entremos para que puedas secarte, mientras tú te cambias nosotras preparamos un poco de chocolate caliente. 


QF8MI.png

Bz5sMLd.png

o4GYh.png ~ 


#7 Liam Black

Liam Black

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 2.749 mensajes
  • 2.021 points
    • Gender:Male
    • Location:Wreak Havoc.

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Bronce
    Galeones: 36607





Escrito 23 octubre 2014 - 05:09

Liam Hawthorne

 

El agua caliente siempre había ayudado a despegar hasta al más frívolo de los pensamientos, a despejar la mente. Las burbujas no eran más que decorativo, pero la leve danza que presentaban sobre aire y agua, relajaban al castaño que en ese momento estaba tomando un baño. Resopló. Sabía que aún tenía asuntos que atender. Como aspirante a mortífago debía muchos quehaceres que, precisamente, debía y escaparse por un tiempo no le serviría de mucho. Pero ahora tenía un nuevo hogar, había reabierto la familia junto a su hermana y necesitaba un respiro.

 

—Toalla —le indicó a su elfo.

 

Secó rápidamente los rastros de agua que quedaban en su cuerpo desnudo y materializó en su mente una túnica color beige antes de que ésta aparezca cubriéndolo. Nada mejor que la magia para vestirse. Se acercó a la mesa de al lado para tomar su varita de espino y la metió en el bolsillo interno de la capa antes de abandonar la habitación. El castillo —aun con la presencia de los elfos— se encontraba vacío y deprimido. 

 

Es ella. Pensó. Y lo era.

 

—Necesitaba protección —comentó acercándose con una sonrisa luego de oír a May desde lejos—. Ya sabes, éstos tiempos... Pero si hubieras sido más astuta, ahora mismo estaríamos ahorrándole el trabajo a los elfos.

 

Le hizo una seña a los elfos que estaban unos metros a la izquierda y le dirigió una mirada de satisfacción a Isabella.

 

—Traes visitas —dijo saludando a las dos chicas de atrás—. Asegúrate de que conozcan todo el castillo.

 

Y se volvió a Juliene. 


Imagen Enviada

Imagen Enviada

You can't make people love you, but you can make them fear you.


#8 Juliene Black Lestrange

Juliene Black Lestrange

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.276 mensajes
  • 584 points
    • Gender:Female
    • Location:¿Sabes donde se encuentra la oscuridad? ¡Excelente! Porque yo estoy más allá

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Galeones: 196907




Escrito 24 octubre 2014 - 02:41

― Lo mejor es que ni preguntes.
 
Fue lo primero que dijo al divisar la etérea figura de su sobrina, aun así le dedicó una sonrisa, dándole toda la razón; necesitaba secarse y aunque una taza de chocolate caliente no le haría gran cosa, no iba a negarse a aceptarla, todavía conservaba cierto gusto por aquella golosina así que no se privaría de disfrutarla cuando se le presentara la ocasión.
 
― Haré el intento la próxima vez, sin embargo, nunca dije a quién venía a visitar.  Esas criaturas que os gastáis parecen tener un sentido del humor bastante retorcido― comentó con desprecio―. Si no fuera la afectada principal, créeme, hasta podría disfrutar de la bromita pero…
 
Una voz interrumpió su perorata, bufó, estaba consciente de que con los tiempos que corrían debían reforzarse las medidas de seguridad, pero eso no significaba que dichas protecciones tuvieran la libertad de jugar con todos los visitantes que se atreviesen a pisar los terrenos de los Hawthorne. Se cruzó de brazo ante su interlocutor, sosteniéndole la mirada, logrando que la humedad de su vestuario siguiera alterando el espacio del salón.
 
― ¿Astuta?― indagó, controlando las ganas de saltar a su cuello y asesinarlo― No es mi culpa que tus criaturitas sean tan chistositas,  estoy segura que tú mismo las instruiste en esas artes.
 
Desvió un momento su mirada hacia Isabella y a sus acompañantes.
 
― Espero que no acaben con el chocolate o sabrán de mi furia―bromeó antes de encaminarse hacia Liam y tomarlo por el hombro― A ver, terroncito, ¿dónde está tu habitación? Debo sacarme esta ropa del demonio y lo antes posible. Necesito chocolate.

Nj0Qszi.gif
OjStHWG.png
j875cbY.gif// rVPgbRi.gif


#9 Liam Black

Liam Black

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 2.749 mensajes
  • 2.021 points
    • Gender:Male
    • Location:Wreak Havoc.

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Bronce
    Galeones: 36607





Escrito 25 octubre 2014 - 01:10

~ Liam Hawthorne.

 

Al chico le agradaba la presencia de May, no porque eran amigos o surtía alguna atracción principal entre ellos, sino porque siempre lograba hacerlo reír. Y además porque gozaba mofarse de ella. Siguió a los elfos con la mirada, que intentaban fallidamente trapear y lustrar el costoso suelo que había sido víctima de las goteras de Juliene. El vampiro bufó y negó lentamente ante ésto, ¿podía tener elfos más incompetentes acaso? Sí, si eran May.

 

―Tienes que saber controlarlos ―espetó―. Como amiga de la familia, también te obedecen. Pero si te muestras dócil, entonces no.

 

El joven apartó a los elfos con una orden visual y luego ladeó el cuello haciendo tronar algunos huesos. Se mostraba calmado, desatento y ligero. Así siempre comenzaba irritando a la Ryddleturn e irritarla era una de las mejores maneras de conseguir diversión propia. Si lo pensaba bien, ninguno de los dos había mantenido una conversación con el otro seriamente. Siempre, o estaban batiéndose a duelo, o estaban molestándose por algo. Exceptuando la sabia lección del cementerio de Pequeño Hangleton. 

 

―¿Y qué te hace pensar que te dejaré entrar a mi habitación? ―Cuestionó de brazos cruzados y enarcando una ceja―. Usarás la de huéspedes. No... Mejor la de elfos. Sígueme.

 

Sonrió de lado y se volteó sin desenlazar sus brazos dirigiéndose a la habitación que se encontraba allí, a un par de metros, en el primer piso. 

 

―No te preocupes por el chocolate, Isy ―bramó caminando hacia atrás para ver a la chica―. Tómenselo todo de ser necesario ―y le guiñó un ojo.


Imagen Enviada

Imagen Enviada

You can't make people love you, but you can make them fear you.


#10 Juliene Black Lestrange

Juliene Black Lestrange

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.276 mensajes
  • 584 points
    • Gender:Female
    • Location:¿Sabes donde se encuentra la oscuridad? ¡Excelente! Porque yo estoy más allá

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Galeones: 196907




Escrito 25 octubre 2014 - 02:00

― Dócil tu abuela, Hawthorne.
 
Tenía que agradecer su obsesión por lo tacones, de lo contrario, hubiese sido imposible darle un ligero golpe en la nuca del muchacho, lo que menos pretendía era herirle, eso lo dejaba para los duelos, su única intención era dejar en claro el punto de su docilidad e incluso jugar un poco con el Atkins; negó brevemente, estaba claro que todavía tenía un espíritu adolescente que controlar.
 
― Y si se terminan el chocolate, tendrás que recorrer Londres para buscar más, cariño― refunfuñó siguiendo al chico―.  No pienso quedarme con las ganas de degustar esa golosina y en cuanto a tus criaturitas, como ya dije, parecen tener un sentido del humor extraño. Ya les haré pagar su osadía.
 
Decidió no hacer comentario alguno sobre la habitación a la que se dirigían, antes de que él se propusiera abrirla le empujó para entrar primero y verificar el desmejorado aspecto del lugar, hizo una mueca de desprecio, ¿en verdad pretendía…? Sí, eso era lo que pretendía, sólo debía mirarle a los ojos y la diversión que brillaba en éstos para asegurarse de que esa sería el grado de hospitalidad que le brindaría el vampiro.
 
Así que quiere jugar.
 
Una sonrisa peculiar bailó en sus facciones, al tiempo que se encogía de hombros, giró hacia el amable anfitrión mientras empezaba deshacerse de su túnica empapada y, posteriormente, del atuendo muggle que portaba debajo de la misma. En efecto; se había desvestido sin importarle un ápice que el Hawthorne se encontrara allí, después de todo, no era la primera vez que la  veía en semejantes fachas; había utilizado esa estrategia en muchos de sus duelos. 
 
― Déjame adivinar… ¿también pretendes que me vista como elfo?― indagó cruzándose de brazos― Sugiérelo y volveré al salón tal como me ves, quien sabe, puede que tus visitas piensen muchas cosas que no son…
 
Juliene 1. Liam 0.
 
A ver si aprendes a jugar, niñito.

Nj0Qszi.gif
OjStHWG.png
j875cbY.gif// rVPgbRi.gif






Etiquetado también con una o más de estas palabras: hawthorne, castillo, realeza

0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Fokker : (23 julio 2019 - 12:47 ) Bien Sol, parchando roles xD, tup?
@  Sol Lestrang... : (23 julio 2019 - 12:44 ) @Fokker hola mi niño, cómo estás?
@  Fokker : (23 julio 2019 - 12:07 ) Hola Sol :3
@  Sol Lestrang... : (23 julio 2019 - 12:05 ) @Fokker *arropo a mi bebe*
@  Fokker : (22 julio 2019 - 11:56 ) zzzzz
@  Dahut Draganoff : (22 julio 2019 - 10:03 ) hola
@  Franko Lovegood : (22 julio 2019 - 07:47 ) :ninja:
@  Nicole Evans... : (22 julio 2019 - 06:55 ) :rolleyes:
@  Sol Lestrang... : (22 julio 2019 - 04:08 ) ^_^
@  Mia. : (22 julio 2019 - 05:35 ) ..
@  Eobard A. Bl... : (22 julio 2019 - 04:42 ) .
@  mavy_lu : (22 julio 2019 - 02:38 ) O.o
@  Reacon : (22 julio 2019 - 02:25 ) mi niño? :P
@  mavy_lu : (22 julio 2019 - 01:59 ) :ninja:
@  Mia. : (21 julio 2019 - 09:20 ) :ninja:
@  mavy_lu : (21 julio 2019 - 03:59 ) ...
@  Franko Lovegood : (21 julio 2019 - 03:34 ) :ninja:
@  mavy_lu : (21 julio 2019 - 02:36 ) :ninja:
@  Reacon : (20 julio 2019 - 10:19 ) @mavy_lu hola ^^
@  mavy_lu : (20 julio 2019 - 10:15 ) Reacon? :(
@  irina selene : (20 julio 2019 - 09:23 ) o-o
@  Tiberius Ner... : (20 julio 2019 - 08:26 ) :rolleyes:
@  Franko Lovegood : (20 julio 2019 - 07:00 ) :ninja:
@  Arcanus : (20 julio 2019 - 06:12 ) SHARONN
@  Fokker : (20 julio 2019 - 06:09 ) zzzzz
@  Arcanus : (20 julio 2019 - 06:09 ) Sharon
@  Kutsy Stroud... : (20 julio 2019 - 05:50 ) .
@  Eobard A. Bl... : (20 julio 2019 - 04:52 ) .
@  Ashura Lestr... : (20 julio 2019 - 04:38 ) :ninja:
@  Candela Triv... : (20 julio 2019 - 04:36 ) :ninja:
@  Juliette Mac... : (20 julio 2019 - 04:36 ) :cry:
@  Franko Lovegood : (19 julio 2019 - 11:10 ) :ninja:
@  Nicole Evans... : (19 julio 2019 - 10:26 ) :rolleyes:
@  irina selene : (19 julio 2019 - 09:58 ) o_o
@  Aaron Black... : (19 julio 2019 - 09:29 ) Jai! (=
@  Mia. : (19 julio 2019 - 08:20 ) .
@  Zoella Trivi... : (19 julio 2019 - 07:04 ) :ninja:
@  Aaron Black... : (19 julio 2019 - 05:58 ) *aparezco entre fuego negro*
@  Camus Wulfrick : (19 julio 2019 - 03:05 ) B)
@  Zahil Aranel... : (19 julio 2019 - 04:38 ) Busca en otro lado jajajaj
@  Antoni Ryvak... : (19 julio 2019 - 03:06 ) @Reacon gracias! ^_^
@  Reacon : (19 julio 2019 - 03:04 ) @Antoni Ryvak Dracony *te lleno de cariñitos* dulces sueños mi angelito
@  Antoni Ryvak... : (19 julio 2019 - 03:02 ) @Reacon :blush: ...ok
@  Reacon : (19 julio 2019 - 03:01 ) @Antoni Ryvak Dracony bueno entonces a la camita :P
@  Antoni Ryvak... : (19 julio 2019 - 02:58 ) @Reacon no se...ni idea, vine pero leer me provoco un sueño de muerte...
@  Reacon : (19 julio 2019 - 02:52 ) @Antoni Ryvak Dracony y eso mi pequeño?
@  Eobard A. Bl... : (19 julio 2019 - 02:50 ) .
@  Antoni Ryvak... : (19 julio 2019 - 02:30 ) @Reacon bien...cansado...