Ir al contenido


Foto

En busca del Fuego

Bosque Prohibido

  • Por favor identifícate para responder
6 respuestas en este tema

#1 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.282 mensajes
  • 23.642 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1295768





Escrito 12 marzo 2018 - 21:46

U8jgjbf.png

 
 
Futuro distópico, año 4000 tras la Destrucción
 
Península de Ish'um, señorío de la Garrotxa - Centro de Culto del Fuego:
 
Los sacerdotes y sacerdotisas contemplaron con pavor como la última ascua de fuego se debilitó y se apagó, tan rápido, que les impidió reaccionar. Muchos de ellos se tiraron al suelo y gritaron de miedo y dolor por lo sucedido. Todo era oscuro, frío. El calor del fuego les había abandonado. La luz había desaparecido...
 
Sólo uno de ellos permaneció impasible, asumiendo lo sucedido, algo que se temían desde hacía tiempo: nunca, tras la Destrucción provocada por los seísmos, habían quedado a oscuras. Una tenue luminosidad brillaba encima de la puerta de entrada del edificio, una reliquia de los antiguos que dejaron tras su desaparición, una bombilla apenas fulgente mantenida por un aparato inexplicable que aún funcionaba en las entrañas de aquella arquitectura ruinosa donde se alojaban. No era suficiente más que para dar una falsa sensación de tranquilidad al intuir las caras de los que estaban allá, reunidos ante una pira apagada.
 
-- ¿Qué hacemos, Similius?
 
-- ¡Vamos a morir todos! -- un grupo de voces a coro parecían arrastrarse por el suelo e implorar clemencia. El aludido apenas les dirigió una mirada a aquellos sacerdotes y volvió la vista hacia la joven muchacha que le había dirigido la palabra.
 
-- Seregeika, hemos de buscar el fuego de nuevo, como en las antiguas crónicas.
 
Hubiera esperado pavor en aquella afirmación en la mayoría de los presentes. Sin embargo, la joven sólo frunció un poco los labios, un rictus casi imperceptible en aquella oscuridad latente. Ella parecía reflexionar lo que había dicho; siempre había sido una de las novicias más prometedoras. Sabía luchar cuerpo a cuerpo, imprescindible en aquella sociedad, o mejor dicho, falta de ella, que intentaba ocupar continuamente las ruinas del templo erigido en el cráter del volcán, en busca de sustento fácil. Los miembros de la Comunidad del Fuego eran grandes guerreros pero, sobre todo, conservaban retazos de la magia prácticamente inexistente que había existido alguna vez en el mundo, antes de su destrucción.
 
Todos, en alguna manera, podían mover algún objeto y, los más altos niveles, hasta transmutar objetos pequeños. Ese era el segundo motivo por el que eran acosados por los enemigos: pensaban que podían cambiar la materia y crear productos valiosos. Nada más lejos de la realidad; las leyendas eran buenas en cuanto les proporcionaban un misticismo que pocos querían quebrantar. Preferían las colaboraciones a las reyertas. Pero no eran verdaderas.
 
O al menos, no del todo.
 
-- El otro día un viajero dijo que se había abierto un paso hacia la ínsula de Adalissa. Es posible que no sea cierto pero hemos de intentarlo. Si hay una posibilidad de recoger de nuevo el Fuego...
 
Su voz se apagó unos instantes y volvieron a resonar los chillidos asustados de los que veían la oscuridad que les rodeaba. En el techo, en un boquete derrumbado, apenas se veían las estrellas. La muchacha respetó el silencio del hombre mayor y esperó a que volviera a hablar, algo que hizo pronto:
 
-- Somos un pueblo reducido condenado a la muerte sin el Fuego. Irás a buscar refugio al Templo e Adalissa y traerás de nuevo la luz. Eres la Elegida. Llévate a quienes necesites pero no más de los que podáis sobrevivir al viaje. Os espera la Muerte ahí abajo, los sectarios que la honran intentarán deteneros. Somos los únicos que teníamos fuego para detenerlos. Ahora, estamos en su mismo terreno de oscuridad. Vete. Aguantaremos hasta tu regreso o moriremos en la espera.
 
No hacía falta ningún comentario más. La muchacha se levantó y saludó con cariño a su padre, el gran sacerdote del Templo. Después salió de allá sin, milagrosamente, chocar contra nadie. Similius El Afable siempre había pensado que era un don su sentido de la Orientación, entre otras curiosas habilidades que poseía.


XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

gYzISC4.png?2

 


#2 Anthony Ryvak Dracony

Anthony Ryvak Dracony

    Draakon

  • Club de las Eminencias Premium
  • 10.435 mensajes
  • 15.650 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 121299





Escrito 18 marzo 2018 - 04:38

Tirson lo había visto, ¿porque? pues era debido a su costumbre de mirar el cielo...

Esa noche la luna llena era bastante pequeña y pálida para disgusto del muchacho, eran más lindas las noches donde la luna se levantaba enorme, brillante, majestuosa, capaz de iluminar los senderos de tierra para caminar bajo el manto de la noche...

 

Pero esta noche algo no marchaba bien, la noche parecía la boca de un lobo, oscura y terrible. Miro la pequeña luna, le pareció que era un ojo, un ojo que le miraba enfadado...no se explicaba Tirson el porque de aquel sentimiento de temor. Porque era un temor que inicio pequeño como copo de nieve y empezaba a crecer como una bola de nieve que bajaba de una montaña... 

 

 

Se levanto de su hamaca, era algo inusual aquel cielo carente de estrellas y con una luna que no guiñaba amistosamente, la contemplo y se preguntaba el porque de aquella apariencia y su boca se abrió como la de un pez que es sacado del agua, dibujo una o bastante redonda, lo que veía era un mal presagio: la luna se ponía de color rojizo.

 

 

El grupo de personas gritaban de susto, el también trago saliva en seco...seguramente que todos se preguntaban el porque de ese cambio, porque era un cambio y muy drástico, seguramente anunciando la muerte, la muerte para todos...sangre, era como si el cielo se negase a ver y sangrará para evitar ver...

 

 

El día paso entre comentarios de toda índole, escuchaba a todos hablar sobre el infortunio que se cerniría sobre ellos y parecían no tener idea de adonde huir, tomo agua, pero su garganta seguía sintiendo aquel dolor incomprensiblemente y fue al caer la noche cuando el temor creció a alturas antes no alcanzadas...una ominosa tragedia...ya no había fuego...

 

 

Tirson dirigió la mirada entonces al volcán...sabía por todos los conocidos que aquel era el sitio donde tenían su templo, el Clan del Fuego. La oscuridad era tan penetrante, que alguien debía ir averiguar sobre ese Clan. Se reunieron algunos, las más descabelladas propuestas se escuchaban a gritos salir de aquellas gargantas impregnadas de pánico. Pero nada de lo que sugerían pareciera una alternativa aconsejable. Tirson abandono la reunión, también estaba temeroso de que el cielo nocturno se transformara en solo un riesgo que era artilugio del averno, pero algo debía hacer y en su mente, se adentraba aquella alternativa...ir al Clan de Fuego y enterarse que ocurrió.  

 

 

Fue a su refugio y tomo sus escasos enseres, sus armas para pescar y cazar y se entretuvo por unas horas en tejer un morral de henequen. En el llevaría sus cosas y partiría al volcán, espera no ser confundido con un ladrón, puesto que le darían muerte inmisericorde.

 

 

Un día más, lo empleo para pescar y cazar una pequeña criatura, sus provisiones, un cuenco para tomar agua, así como un cuero que lleno de agua, era momento de partir  y la noche le alcanzó antes de llegar a la falda del volcán pero el cielo estrellado le lleno de esperanza en estar haciendo lo correcto, inicio el ascenso.


bfzfwEg.gifJDENVAj.gif


#3 Hayame Snape Potter Black

Hayame Snape Potter Black

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.939 mensajes
  • 433 points
    • Gender:Female
    • Location:Rumania

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 98705





Escrito 05 abril 2018 - 22:13

En la Oscuridad

Los bosques siempre había sido cuna de leyendas sobre muerte y perdición pero para aquel hombre solían ser un refugio calmado y silente donde podía dedicarse a la autocontemplación de su espíritu.

Todos sus objetos pertenecían a ecos del pasado, uno donde las almas habían ido cayendo en un espiral continuo de olvido del ser para abrazar la materialidad y la superficialidad de lo frío, de lo duro, de lo cerrado; un tiempo que el hombre agradecía ya no tener que presenciar en lo absoluto puesto que había ocasiones en las que dolía y otras, en las que lamentaba en cantos breves hacia los dioses, preguntando que más podía haber hecho él.

Él... solo carne, hueso y transporte.

Los hijos de la Muerte, los retoños de lo que se carcomía por debajo de la putridez de la piel sin alma se paseaban libremente por entre las sombras pero el ex soldado y hippie ya se había acostumbrado a evitarlos con aquella parte de su alma que siempre contaba para sí mismo, era parte de su naturaleza.

Su madre, sacerdotisa lunar que de forma improbable le había traído al mundo por el pecado de haber amado en secreto de las demás mujeres, siempre le explicaba que incluso aquellos seres tenían un vínculo propio para luchar por su propia existencia.

Algo que para el ser de ojos púrpura aún era incomprensible.

Era evidente que aún tenía demasiado por aprender de la vida y de los seres que transitaban por esta.

...

Los árboles tan apretados y con las ramas tan firmemente entrelazadas nunca permitían el paso de la luz de ningún tipo y rara vez el viejo Mattías de aspecto maduro pero jóven salía de sus lindes para aspirar el aire fresco que no estaba viciado por la muerte y las sombras. Sin embargo aquella noche había tomado una vieja hacha y un atrapasueños que él mismo había fabricado y que colocaría cual protección en una de las fronteras que daba inicio a un camino que se internaba a aquella zona; siempre tenía la esperanza de que algún viajero fuese capaz de transitar a salvo pero al mismo tiempo, era consciente de que sus rezos no servían de mucho ante las criaturas de la oscuridad: por lo general, la desaparición de la vida era lo primero que se presentaba en cuanto uno se internaba en el Bosque de los Aullidos.

Salió del límite que los árboles marcaban como cerco y la brisa nocturna golpeó su rostro, solo cubierto por un par de lentillas de adorno en color púrpura e inspiró profundo

-Hola... viento, viejo amigo

Saludó con una sonrisa desvaída pero calmada sin dejar de sostener su arma y el objeto místico

-Ya ha sido tanto tiempo? -dijo ante el pequeño sonido de la brisa que se arremolinó alrededor de su cuerpo; y sin embargo... algo era diferente- sucede algo?

La hierba que crecía más allá del límite del bosque solo se meció una última vez. El hippie solo miró aquello unos segundos para después, buscar la pequeña luna con la vista intentando recuperar algo de normalidad

-Buenas noches, mi diosa madre- saludó hacia el cielo... y de la nada, chillidos

Chillidos poderosos, agudos, demoniacos, infernales...

Chillidos que cortaban el aire nocturno como afiladas dagas de hielo penetrante que atravesaban la carne viva, que despellejaban el espíritu y que obligaron a aquel hombre a terminar sobre sus rodillas cubriéndose los oídos y apretando los párpados con fuerza

Nunca, jamás a lo largo de su existencia... había sentido tal felicidad en los vástagos de la vacuidad.

Se puso de pie y observó los alrededores con alarma, temiendo que por vez primera hubieran sido capaces de detectar la calidez de su espíritu que siempre había conseguido fusionar con el de los árboles lo que hacía referencia a su supervivencia en medio de la negrura de la nada... pero no, no se trataba de eso; era algo aún más... pesado, poderoso.

Apretó levemente los dientes

-Esto no está bien...- dijo por lo bajo entornando los ojos y con un pequeño brillo en las lentillas... cuando el color de todo lo que le rodeaba de poco en poco, comenzó a tornarse en un carmesí que ahogaba- madre...? -alzó la mirada al cielo... y lo que pudo ver le hizo abrir los ojos con horror

La diosa madre Sedna, la única para él... 

Sangraba

Sangraba en su superficie que ahora oscurecía aún más lo que le parecía que se convertiría en una noche sin fin

¿Qué había ocurrido?


B9rYupA.png

 

7WhajUW.gif


#4 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.282 mensajes
  • 23.642 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1295768





Escrito 10 febrero 2019 - 21:20

 Seregeika:

 

Ser sacerdotisa del nivel I implicaba estar muy verde en cuanto a las relaciones con otros compañeros del pueblo. Su vida había corrido siempre del templo a los ritos y de ellos al templo... Sin embargo, la pelirroja se sentía capaz de enfrentarse a ese mundo exterior que todos tanto temían. De todas maneras, no iría sola. Su padre la enviaba a ella pero no la dejaría ir sin un grupo que pudiera llegar al destino y, sobre todo, volver al templo con el fuego. Sintió curiosidad por saber quién o quiénes iban a ser los compañeros de destino.

 

Sere terminó de llenar una parca mochila que colocó varias veces a su espalda, para comprobar si había distribuido bien el peso y pudiera caminar sin problemas. Lo probó varias veces hasta que no notó nada duro que se le clavara en la espalda. Iban a ser muchas horas de trayecto y una mochila golpeando podría dejar mucha huella y dificultar el avance. Lo que más le preocupaba era la comida y la bebida. La luz, o mejor dicho, la falta de luz, no le importaba mucho. Moverse en la oscuridad era algo que había aprendido desde hacía tiempo. Todos en el templo sabían que ella desaparecería en algún momento, aunque sólo los más altos estaban preparados. Su padre, aunque no le tocara por edad, la había preparado para ese evento.

 

Suspiró y se cambió de zapatillas. En un primer momento se había puesto las nuevas pero..., pensándolo bien, sería mejor que llevara las usadas, ya estaban dadas de sí a sus pies y un zapato sin amoldar podría destrozarle al caminar. Intentó ordenar sus ideas y fue cuando, de repente, le asaltó el miedo.

 

Se fijó en la oscuridad y, después, tras tragar saliva, comenzó a ver las siluetas de las cosas. Como decía su padre, la oscuridad nunca es completa. Siempre habría un pequeño resplandor de algo que ayudaría a situarse. Seregeika asintió como si él estuviera allá a su lado. Se puso varias chaquetas encima y un jersey fuerte atado a la cintura. Comprobó sus armas arrojadizas y sus cuchillos, que fue colocando en las vainas en las que los guardaba, al rededor de su cintura, en su pierna, en la muñeca... En todo su cuerpo podría encontrar un arma de doble filo si lo necesitaba.

 

Sonrió nerviosa y se preguntó quienes serías sus compañeros. Aunque le gustara ir sola, ahora prefería que alguien le acompañara. Era valiente y prudente a la vez. Temía a los Hijos de la Muerte y eso la paralizaba. Mentira. No la paralizaría nada. Llegaría hasta Adalissa y volvería con Fuego para su clan.

 

Así, decidida, marchó hasta el lugar donde le esperaban para despedirla. ¿Quién le acompañaría?

 

-- Padre... Sacerdotes... Estoy lista.


XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

gYzISC4.png?2

 


#5 Hayame Snape Potter Black

Hayame Snape Potter Black

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.939 mensajes
  • 433 points
    • Gender:Female
    • Location:Rumania

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 98705





Escrito 17 febrero 2019 - 00:45

En la Oscuridad

Mattías se preparaba en su cabaña y dejó escapar un suspiro pensativo conforme terminaba de colocar todo lo que necesitaría para la trayectoria que la luna sangrante le predecía que estaba destinado a tomar; por lo general aquellas cosas en la vida no le preocupaban al hombre, ya había abrazado las sombras que eran parte de la humanidad desde hacía demasiado tiempo y había aprendido y soportado el hecho de tener que sesgar con su poder y sus armas las existencias de seres que, aunque para él tenían derecho de existencia, significaban la perdición para criaturas más débiles de las cuáles era su deber el protegerles.

Tenía una balanza, un equilibrio por su existencia en aquel mundo y la forma de haber traspasado los umbrales de las dimensiones hasta sostener un cuerpo de carne y penas, pero por algo sucedían las cosas.

Emitió un último quejido y arrastró la pesada mochila hasta la orilla de la entrada a su cabaña y de ahí, se acomodó las purpúreas lentillas y se sentó en un banquito de madera para tomar un grupo de conchas de caracola vacia y mecerlas entre sus manos antes de dejarlas caer delante suyo.

-La providencia está levemente inquietante y muda en estos amaneceres...

Comentó volviendo a empujarse las lentillas sobre el puente de la nariz para luego inclinarse y dar un vistazo a lo que tenía delante.

Asintió

-Se acerca el momento...

Musitó por lo bajo y volvió a ponerse de pie para después encaminarse a otra zona de la cabaña, dispuesto a preparar un par de camas más y cobijas para los esperados huéspedes que los espíritus de la vida le indicaban que aparecerían pronto para una importante misión

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


B9rYupA.png

 

7WhajUW.gif


#6 Sagitas Potter Blue

Sagitas Potter Blue

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 60.282 mensajes
  • 23.642 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Orden de Merlin
    Knight
    Galeones: 1295768





Escrito 25 diciembre 2019 - 13:01

Seregeika:

Estaba a punto de conocer a sus acompañantes en aquella atrevida travesía. No conocía a mucha gente así que sabía que pocos osarían ofrecerse voluntarios para seguirla. Si no fuera por orden de Similius, el gran sacerdote del Templo, seguramente ninguno de los presentes adelantaría un paso para decir su nombre junto al de ella. Seregeika estaba segura que muchos preferirían la Muerte certera dentro del cráter del volcán antes que la esperanza leve de encontrar Adalissa.

 

No lo reflejó. Tampoco lo verían en aquella oscuridad pero Sere estaba acostumbrada a ver más allá de lo que la Luz ofrecía. Supo al instante que nadie se iba a presentar para aquel viaje y sonrió.

 

-- Mis compañeros están fuera, Padre.

 

No le gustaba mentirle pero él tampoco vería su rubor.

 

-- Vengo a despedirme. Y a aseguraros que volveré con Fuego, Sacerdotes. Con vuestro Augurio...

 

Sere dio media vuelta sin esperar añadidos que dificultaran la partida. Si su padre sabía que iba sola, no la dejaría partir y sería el fin del Poblado. Ya encontraría valientes por el camino. La pelirroja ascendió hasta la boca del cráter y miró, por primera vez, hacia atrás. Allá quedaba su mundo conocido. Ahora se adentraría en el mundo de los rumores y de lo desconocido. El Peligro iba a ser su acompañante, ya que nadie se había atrevido a seguirle. 

 

Se mostró decidida y empezó el descenso. Se alejaba del Hogar. ¿Qué encontraría allá fuera? ¿Conseguiría llegar a su destino?


XkYM48z.gifxEkEkZY.gifeHQCIo7.gif

gYzISC4.png?2

 


#7 Anthony Ryvak Dracony

Anthony Ryvak Dracony

    Draakon

  • Club de las Eminencias Premium
  • 10.435 mensajes
  • 15.650 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 121299





Escrito 25 diciembre 2019 - 15:29

En el volcán...

 

Tirson tardo mucho para llegar a la falda del volcán, sus pasos tomaban tiempo por el cuidado excesivo que ponía en su andar, no había mucha luz y casi había que sentir el suelo para avanzar entre la oscuridad, los ruidos nocturnos le alertaban a cada instante, algunas aves eran nocturnas y les disgustaba su presencia que hacía huir a sus presas habituales, así que era un intruso que no veían con agrado.

 

Al llegar al pie del volcán, comprobó que era un camino escabroso, tuvo que comenzar a rodear para encontrar un sitio que fuese más sencillo de subir, aquello no fue sencillo, Tirson se lamentaba no haber llevado algún lazo o una cuerda...ese pequeño instrumento le hubiese ayudado mucho, pero carecía de el y solo seguía buscando un camino que pudiera seguir para llegar a la cúspide, el Clan del Fuego de seguro se refugian en el propio cráter y si deseaba investigar sobre lo que había pasado, necesitaba llegar ahí...más pobre inluso! no posee habilidad de cabra montañesa, de ser así, no estaría aún en la falda del volcán...


bfzfwEg.gifJDENVAj.gif






Etiquetado también con una o más de estas palabras: Bosque Prohibido

0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Ariane Dumbl... : (26 febrero 2020 - 09:33 ) :ninja:
@  Hannity Olli... : (26 febrero 2020 - 03:26 ) :rolleyes:
@  Reacon : (26 febrero 2020 - 11:26 ) :ninja:
@  irina selene : (26 febrero 2020 - 05:39 ) ami
@  Fokker : (26 febrero 2020 - 04:33 ) te toca :P
@  irina selene : (26 febrero 2020 - 04:24 ) contesta fokker
@  irina selene : (26 febrero 2020 - 04:24 ) patada
@  Fokker : (26 febrero 2020 - 04:13 ) *zape
@  irina selene : (26 febrero 2020 - 03:50 ) :blush:
@  Hades Ragnarok : (26 febrero 2020 - 03:34 ) :ninja:
@  Ariane Dumbl... : (26 febrero 2020 - 03:14 ) :ninja:
@  Hades Ragnarok : (26 febrero 2020 - 02:19 ) :ninja:
@  taison_greyback : (25 febrero 2020 - 09:27 ) *me voy a mi arbol a comer chocolates* hello a todos
@  Callum Triviani : (25 febrero 2020 - 09:09 ) @Frankie Tarly Frankenstain ♥♥
@  Frankie Tarly : (25 febrero 2020 - 08:58 ) Tío Kakum ♥
@  Callum Triviani : (25 febrero 2020 - 08:53 ) :ninja:
@  Hades Ragnarok : (25 febrero 2020 - 03:05 ) @Alessandra Isabelle *le lanzo chocolates*
@  Alessandra I... : (25 febrero 2020 - 11:09 ) O
@  Alessandra I... : (25 febrero 2020 - 11:08 )
@  Fengari M. : (25 febrero 2020 - 05:41 ) :blink:
@  irina selene : (25 febrero 2020 - 04:59 ) maaaaaaaaaa
@  Ariane Dumbl... : (25 febrero 2020 - 04:47 ) :ninja:
@  Hannity Olli... : (25 febrero 2020 - 04:25 ) :rolleyes:
@  irina selene : (25 febrero 2020 - 03:43 ) :sad:
@  Hades Ragnarok : (25 febrero 2020 - 03:28 ) :ninja:
@  Fengari M. : (25 febrero 2020 - 03:22 ) :huh:
@  irina selene : (25 febrero 2020 - 01:54 ) :sad:
@  Darla Potter... : (24 febrero 2020 - 10:17 ) @Aaron Black Lestrange ...don't tell Harry
@  Aaron Black... : (24 febrero 2020 - 08:37 ) Peter stop! Its me!!! :V@Darla Potter Black
@  Darla Potter... : (24 febrero 2020 - 08:14 ) *ve un incendio negro y le lanza un aquamenti*
@  Aaron Black... : (24 febrero 2020 - 07:19 ) *aparezco tras fuego negro*
@  Ariane Dumbl... : (24 febrero 2020 - 03:57 ) Buen día gente linda, espero tengan un lindo día ♥️♥️♥️
@  Hades Ragnarok : (24 febrero 2020 - 07:18 ) :ninja:
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:32 ) XDDDDDDD
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:30 ) xD ya esta
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:30 ) *zape
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:28 ) le patea como pelota de fut
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:22 ) ya casi xD
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:21 ) apurateeeeeeeeee
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:20 ) xD
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:19 ) bueno en parte
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:18 ) XDDDDDDDDDD
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:14 ) a los 1000 dias de vagar ? xD
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:13 ) :o ya era hora
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:11 ) YA llegue alos 1000 o_o
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:09 ) XDDDDDDDDDDDD
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:08 ) estoy en eso xD
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:07 ) fokker!!! te tocaaaaaaaaa
@  irina selene : (24 febrero 2020 - 06:07 ) descansa ma
@  Fokker : (24 febrero 2020 - 06:04 ) okas, descansa :3