Ir al contenido


¿Quieres jugar al Quidditch? ¡¡¡Apúntate!!!
Abiertas las inscripciones a bandos. ¡¡¡Inscríbete a la Orden del Fénix o a la Marca Tenebrosa!!!
¡¡¡Inscribe tu ocupación o empleo mágico!!!

Foro en remodelación. Disculpa las molestias

Foto

MorsmordreSeguidores del señor tenebroso, venid.

La Marca Tenebrosa Mortifagos

  • Por favor identifícate para responder
62 respuestas en este tema

#1 Zack Ivashkov

Zack Ivashkov

    Mago Consejero

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 8.883 mensajes
  • 1.233 points
    • Gender:Male
    • Location:Uruguay

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 89962





Escrito 23 julio 2019 - 22:52

Había pasado mucho tiempo de tranquilidad, de sospechosa paz. Eso, para un pueblo mágico que en su historia había tenido pocas épocas de quietud, sólo podía significar una cosa.

 

La calma que precede la tempestad.

 

Ya era un secreto a voces que los magos más poderosos -o los restos de ellos- estaban organizando sus clanes, grupos, brigadas y escuadrones para volver a la carga en el peligroso juego por el poder. Después de la desaparición de los bandos la gente se preguntaba si realmente no había quedado una chispa de malicia, esa que acabara por encender un bosque entero con un mínimo incentivo. Y la respuesta era imposible ocultar. 

 

La seguridad en el Ministerio incrementó sospechosamente en medio de cambios drásticos que incluían modificaciones no solo en la estructura física sino también de la plantilla: despidos, nuevos cargos, autoproclamaciones, organizaciones mágicas importantes, representantes extranjeros de otros ministerios... Todo indicaba que algo grande estaba por ocurrir, una bomba a punto de estallar. Los más inteligentes comenzaron por buscar aliados, aquellos que se unieran a una antigua o nueva causa. Otros simplemente se preocupaban por su seguridad, por blindar con mil y un hechizos sus mansiones y negocios procurando excluirlas de cualquier guerra venidera. 

 

A Zack le preocupaba la falta de comunicación entre antiguos Mortífagos. Si bien antes de que todo ocurriera habían recibido un duro golpe, se suponía que eso los fortaleciera, y que entre todos sumaran fuerzas para no sucumbir ante la otra -también imponente- resistencia que trabajaba en secreto para volver repotenciada. Era el momento de convocarlos a todos, desde el más antiguo hasta el menos experimentado. La lucha comenzaba por ver cuál de los bandos era el primero en tomar control sobre el tambaleante Ministerio Inglés.

 

*******

 

Un golpe seco de aterrizaje anunció su llegada a lo que antiguamente fue el núcleo de las fuerzas oscuras más poderosas conocidas en el mundo mágico. No había que remontarse en los orígenes de aquella enorme fortificación para reconocer su valor, pues hacía menos de un año aún tenía gente que le apostaba a su crecimiento y que seguía trabajando por hacer valer los intereses del bando. La Fortaleza Oscura se erguía delante del encapuchado con su majestuoso aspecto desgastado pero firme en medio de las tinieblas. 

 

Estando en el patio que una vez se utilizó para perfeccionar las habilidades mágicas enfocadas a las constantes batallas, Ivashkov elevó la mirada al cielo. A través de un suspiro canalizó las diferentes emociones que lo embargaban en el momento hasta dejarlas fluir con una media sonrisa mientras levantaba los treinta y cinco centímetros de poder mágico concentrado en ébano. 

 

—Morsmordre— saboreó el pronunciamiento de aquél potente conjuro al tiempo que encendía en su cuerpo el tatuaje de fidelidad. En el cielo se proyectó la conocida marca tenebrosa mientras que en su antebrazo ardía la culebrilla vigorosa realzando su piel bajo la manga de una pesada túnica roja. Era momento de organizar nuevamente las filas oscuras, reunir fuerzas para hacer frente a los nuevos desafíos por venir. El llamado estaba hecho. Se haría sentir en todos aquellos fieles a la causa. Pero, ¿Cuál causa? ¿Acaso no había sido la falta de enfoque lo que les llevó casi hasta su extinción? En esa nueva versión tendrían que sentar bases sólidas de su existencia.

 


5CBNzmy.jpg


#2 Patrick Colt

Patrick Colt

    Mago Legendario

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.904 mensajes
  • 16.775 points
    • Gender:Male
    • Location:Ven noche espesa, ven y ponte el humo lóbrego de los infiernos para que mi ávido cuchillo no vea sus heridas...

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 42604





Escrito 24 julio 2019 - 15:16

Era impensable tener que creerlo nuevamente. Por ello, la carne atravesada por el cubierto, quedó colgando frente a sus labios morados y secos, para después caer de vuelta al charco sangriento del que había sido levantada.

El corazón comenzó a palpitarle renovando ese sentimiento que había dejado atrás, y corrió el plato hacia el centro de la mesa para apoyarse con sus dos manos y ponerse en pie inmediatamente.

Le ardía. La densidad del recoveco en el que se encontraba empezó a acentuarse, apretando pechos y arrebatando las respiraciones de los más débiles. El cántico de la rocola se detuvo como si el frío que empezaba a empoderarse hubiera congelado sus notas musicales, que daban la sensación de haber envenenado a los clientes que caían inconscientes por todos lados.

No habían sido las bebidas, ni la comida de aquella cantina de mal vivir. Desde afuera empezaba a arremolinarse una niebla negra que pasaba por la mirada de los caídos para salir de sus cuerpos y precipitarse hacia el Mago Tenebroso, cuya mirada color oro adquiría un fulgor dominante. Aún le ardía.

Levantó sus manos hacia el techo y una capa harapienta de hilos negros se ciñó a su silueta, reemplazando el atuendo londinense que buscaba disimular el pasado al que respondía. El rostro mortal del asesino fue supuesto por una plataforma de titanio que dejaba libertad al par de pupilas relucientes en color oro que miraban fijas a un lugar desconocido, pero cuyo pensamiento le robó una sonrisa.

Llevó su mano diestra, que empuñaba una vara de tejo negra, hacia las escamas de su antebrazo zurdo y los destellos negros de la niebla lo arrebataron.

El sonido seco de su llegada no rebotó en las paredes. Los retazos de la niebla se derritieron a sus pies para darle paso al ser que emergía de ellas, arrastrando el final de su túnica y dejándole la incógnita resuelta a quienes lo veían llegar.

El lugar no había cambiado mucho, su poder aún podía sentirse emanar desde el corazón de la fortaleza, transmitiendo fuerza a través de sus paredes de piedra que en ese momento encerraba el reencuentro de sus habitantes.

 

- No pretendan escuchar ninguna palabra bonita, sin que antes le demos al Ministerio, una Bienvenida con todos los honores - entonó Patrick Colt, insinuando que después de tanto tiempo, aquella primera reunión mortífaga debía tener como asunto. una nueva y sangrienta masacre como motivo del retorno asesino -, la Marca Tenebrosa, como siempre, debe dar presencia por todo lo alto. No debemos revocar las buenas tradiciones.

 

Y sonrió, pensando que acto seguido se provocaría alguna emboscada en cualquier residencial londinense.


iHZc2NJ.gif

Ex-Líder de Bandos | Ex-Wizengamot | Ex-Orden de Merlín 1ra Clase
ovh5AOg.jpg
rdIBAvH.gif1MEiDe4.gifDwz5N3J.gif


#3 León Crowley

León Crowley

    Mago Incontrable

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.002 mensajes
  • 4.563 points
    • Gender:Male
    • Location:Far Far Away...

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Oro
    Tempestad
    Galeones: 60169





Escrito 24 julio 2019 - 16:01

La nostalgia era casi palpable en cada esquina del Callejón Diagón, de Ottery o Hogsmeade; sus habitantes se sentían nadando en un mar de incertidumbre y desazón, de completa ignorancia al destino de la comunidad mágica inglesa que era ya burla de algunos miembros de sus colegas en otras partes del mundo. El Journal de magie français, principal medio informativo escrito de Francia, había dedicado toda una portada de un dominical a escarbar en la ya profunda herida, dando un detallado paso a paso del debacle del Ministerio de Magia Ingles, desde la prolongada ausencia de las altas autoridades ministeriales, hasta la descarada corrupción en las llamadas autoridades de seguridad mágica. La información fue replicada incluso al otro lado del Atlántico, donde el Magic York Times, llamó "La vergüenza de Europa" a la máxima entidad mágica de Inglaterra.
 
Sin embargo, una luz clara se veía en el horizonte, un diminuto faro de esperanza se alzaba débil a lo lejos. Hacía apenas unas semanas, y en vista de las latentes críticas, de la oficina del Ministro había salido un comunicado informando un "revolcón" a las normas ministeriales en aras de re-organizar el ministerio y el principal problema de este: las organizaciones al margen de la ley. Para nadie era un misterio que se esa era la piedra angular de todo el llamado "boicot" ministerial que llevó a destapar las evidentes faltas de atención al tema, solo que nadie parecía atreverse a decirlo, y quienes lo habían hecho habían desaparecido del mapa por completo. La tensa calma que precedía la tormenta parecía estar llegando a su fin, o al menos eso esperaba León.
 
A Ottery habían llegado ya los vientos de agosto y arrancaban las hojas muertas de los arboles y las arrastraba por las aceras de la reconocida calle mágica cubriéndola con un tapete de color ocre. En lo alto de las torres de los diferentes castillos ondeaban orgullosas y sin tregua las banderas y los estandartes de las familias insignia de Inglaterra. Con la mirada perdida en el basto horizonte por encima de esas banderas, León descansaba completamente exhausto en el bosque oscuro del Castillo Crowley. Estaba tirado en el suelo, con el torso desnudo y apenas cubierto por un pantalón negro. Su pecho se inflaba y se volvía a recoger, recuperando el ritmo normal de la respiración. Hacía unos cuantos meses había vuelto de un largo viaje interior y su cuerpo aún no se terminaba de acoplar de todo el tiempo que había estado inactivo. Recuperar su cuerpo se había vuelto casi una rutina diaria bien fuera en el bosque, ejercitando sus músculos, o en la habitación de su prometida... haciendo otras cosas.
 
Cuando volvió de su letargo, muchas cosas habían cambiado. La institución a la cual le había dedicado gran parte de su vida había mutado en muchas otras instituciones, el ministerio era una ola de amiguismo y corrupción que pudría cada oficina vacía de las instalaciones. La burocracia del sistema de justicia había aburrido a al menos la mitad de los trabajadores y en la plantilla eran más las plazas vacantes que las ocupadas incluso la que alguna vez fue suya, la de regulación y control de criaturas mágicas. A lo largo del torso del holandés se presentaban aún frescas las cicatrices de la batalla interna que lo había llevado a ese gran sueño. Los tatuajes de runas africanas que contenían al demonio en su interior se movían de una lado a otro, vivos, como peces en un estanque. Todos excepto uno: La Marca Tenebrosa. Pasó la mano por encima del ofidio que envolvía el cráneo, esperando que se moviera, que despertara. 
 
No tuvo mucho que esperar. Cuando se disponía a volver a su alcoba sintió el placentero ardor en la piel sudada de su pectoral derecho, el tatuaje que le habían otorgado hacía un par de décadas pasó de un grisáceo débil a un intenso color negro y verde. La serpiente siseaba en su oído nuevamente, lo perdonaba por su ausencia y reclamaba nuevamente su presencia. Conocía bien el lugar al cual lo había citado, no necesitaba una ruta o un camino. Desconocía el convocante, pero no desconocía el motivo. Los tiempos podrían cambiar pero no los hábitos ni las costumbres. De un salto tomó la varita que descansaba en una rama de abedul, un abrigo de tela ligera apareció sobre su torso desnudo y desapareció del lugar, envuelto en una voluta de humo negro, como solía hacerlo en sus mejores años.
 
Pero sus mejores años habían pasado ya. Con algo dificultad se materializó cerca de donde había sido convocado. Aún no tenía el control absoluto de su cuerpo por lo que le costó un par de segundos recuperar el equilibrio de su maltrecho ser. Cubrió su cabeza con la capucha del abrigo y cuando se acercó al lugar reconoció las figuras de alguien que, por fortuna para el Crowley, conocía bien aunque no estaba del todo seguro si lo recordarían. Ambos habían sido profesores en la academia que el holandés había dirigido en algún tiempo y si bien no había sido mucho el trato al interior de los muros de la academia, si lo había sido en las instalaciones de la imponente edificación que se alzaba frente a ellos. La prestigiosa fortaleza oscura.
 
—Me alegra ver rostros conocidos —comentó a modo de saludo, ubicándose frente a ambos—. ¿Qué hay que dañar?

Editado por León Crowley, 24 julio 2019 - 16:11.

hc6i5db.png


#4 Patrick Colt

Patrick Colt

    Mago Legendario

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.904 mensajes
  • 16.775 points
    • Gender:Male
    • Location:Ven noche espesa, ven y ponte el humo lóbrego de los infiernos para que mi ávido cuchillo no vea sus heridas...

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 42604





Escrito 24 julio 2019 - 18:17

La fortaleza se había caracterizado por ser una edificación imponente, erguida entre las aguas de un océano desconocido pero furioso, que eternamente buscaba reclamar el territorio arrebatado por el grupo de mortífagos.

 

El panorama sufría la carencia de vida a lo largo de todo su contenido, acompañado por un diluvio eterno que no se cansaba de rugir, y a pesar que el clima no era placentero en los alrededores de la Fortaleza Oscura, el ambiente en su interior era reconfortante. Patrick Colt rodeó uno de los sillones que velaban el quejido crepitante de una enorme chimenea, que estaba incrustada en la pared rocosa, labrada en un marco de marfil negro reluciente. Las llamas iluminaban todo el aposento y hacían que la estancia dentro fuera regocijante.

 

Pasó su mano diestra sobre la superficie del mueble antes de sentarse, y el felpa se adherió a su cuerpo inmediatamente. El candelabro con pie de bronce sobre la mesa de centro dejaba sobre su máscara el rastro de una sombra producto de la vida que rugía dentro de la marfilada chimenea, que adicional dejaba libre la calidez de sus llamas alrededor de la morada.

 

Respiró profundo y cruzó la pierna, acariciando con su varita negra aquella túnica a juego. Su piel ardía aún con el llamado y sin saber el color que había adquirido su tatuaje, sabía que la vida había vuelto a su cuerpo entero.

 

- ¿Dañar? - preguntó, en respuesta al saludo de su compañero - es lo mínimo que deberíamos hacer, Crowley. Estuvimos a punto de dominarlo todo, pero nos sacaron de la jugada en la última campaña - razonó inmediatamente y soltó un bufido luego de pasar la punta de su varita sobre su máscara. Lentamente su rostro se redimió al fragor de las llamas que combatientes, iluminaban con elegancia -. No pido venganza, no. Eso sería pelear a lo bruto, pero quiero reclamar lo que es nuestro por derecho propio. Y el Ministerio de Magia nos puede ayudar a multiplicar nuestra ideología en todos los rincones de Inglaterra: No más mestizos entre nosotros. No más.

 

Levantó la voz sonriendo, como si para él acabar con la vida de la gente fuera solo un chiste.


iHZc2NJ.gif

Ex-Líder de Bandos | Ex-Wizengamot | Ex-Orden de Merlín 1ra Clase
ovh5AOg.jpg
rdIBAvH.gif1MEiDe4.gifDwz5N3J.gif


#5 Cissy Macnair

Cissy Macnair

    Alquimista

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.246 mensajes
  • 6.316 points
    • Gender:Female
    • Location:Mansión Macnair

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 238082





Escrito 24 julio 2019 - 21:55

-Buenas noches señorita Macnair- el saludo de Hermenegildo, uno de los secretarios de la Logia, me sacó de mi ensimismamiento. Ni siquiera había oído la puerta de la oficina abrirse, mucho menos a mis compañeros partir. Quizá mi mirada indicaba no sólo el cansancio, sino también lo concentrada que me había encontrado en mi tarea porque el hombre pareció darse cuenta de algo y agregó:-No se quede hasta tarde de nuevo, señorita. 

 

Asentí. Él sonrió y cerró la puerta, volviéndome a dejar en aquella calma casi utópica. 

 

Bajé la pluma con la que había estado escribiendo una misiva para una empresa en Brasil, que nos proveía de algunas criaturas mágicas y me giré para observar el sol caer por el horizonte, justo sobre los edificios del Callejón Diagón. Mi oficina siempre había tenido una hermosa vista de los alrededores, de las terrazas. Una de las cosas que más disfrutaba era observar la Botica que había dos calles más lejos, donde su terraza rebosaba de todo tipo de plantas mágicas que se movían, ya fuera por la brisa del otoño o porque tenían vida propia. 

 

Coloqué el brazo derecho sobre el vidrio, que ya comenzaba a enfriarse al descender la temperatura ambiental y la manga de la túnica azul marino del concilio se deslizó hasta mi codo, dejando al descubierto el tatuaje de la calavera y la serpiente. Mis ojos viajaron hasta allí, un poco nostálgica. Había dejado aquella vida hacía bastante tiempo, quizá cerca de dos años. La decadencia en la que se había sumido el bando había sido suficiente para que las exigencias me sobrepasaran. La ausencia de motivación había sido demasiada. 

 

Suspiré, pasando mis dedos por el dibujo. Y, entonces, lo sentí. El ardor me invadió y aunque quizá hubiera podido sobresaltarme por lo repentino de aquello, mi corazón se aceleró y me quedé mirando fijamente cómo tomaba color y comenzaba a retorcerse. Sentí una punción en la nuca, un llamado en mi alma. Algo tironeó de mí. 

 

Me llevé la mano derecha al rostro, donde una máscara plateada se materializó y, con la zurda, tomé mi varita Shember. Me envolví en humo negro y desaparecí de la oficina, haciendo que la leve brisa que levanté volteara la misiva y la dejara tirada en el piso de madera. 

 

El cambio de clima fue demasiado evidente. Había pasado del otoño a un tormentoso invierno lluvioso en la Fortaleza Oscura, en medio de algún vasto mar que golpeaba contra las rocas y los muros como si quisiera sacarlos de su paso. La ventisca me arrancó mechones del apretado rodete que llevaba hecho con el pelo y azotaron mi rostro cubierto por la máscara, donde sólo mis ojos verde esmeralda podían verse, reflejando el gris del cielo. 

 

Mis pasos no hicieron eco, el rugido era demasiado alto para que eso sucediera. Entré en la estancia principal de la Fortaleza, donde ya había tres figuras y me quité la máscara con el mismo movimiento que me la había colocado momentos antes. 

 

-Colt, Crowley... Ivashkov- hice una pausa antes de pronunciar el apellido de Zack e incliné la cabeza hacia los tres magos-. Qué agradable recibir el llamado de los viejos camaradas... ¿Quién lo ha hecho?- quise saber. 

 

¿Y por qué éramos sólo nosotros? Pensaba que aquella altura ya tendríamos que haber llenado la estancia. ¿Dónde estaban Aaron, Juliette, Arya, Tauro, Leah, Anne...? 


g1G6WRb.gifkYY7Ngy.gif
mXskcxM.png
nqOolSA.gif


#6 Aaron Black Lestrange

Aaron Black Lestrange

    Mago novato

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.602 mensajes
  • 5.317 points
    • Gender:Male
    • Location:Por ahí por ahí :)

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Bronce
    Base
    Galeones: 45000





Escrito 24 julio 2019 - 22:45

Aaron Augustine Black Yaxley

 

Sin duda alguna el conflicto mágico, la tensión entre los gobiernos de Europa y la reacción del MACUSA había traído un serio problema a la sociedad de la magia inglesa luego de las declaraciones que habían terminado por desequilibrar nuestro mundo. Familias desaparecidas, castillos y mansiones en ruinas, un ministerio que había perdido toda credibilidad, foco de burlas absurdas y cobardes de quienes alguna vez nos habían llamado "amigos", ¡aliados!. 

 

La incomodidad podía sentirse en el ambiente, a algunos les habían tachado de cobardes, a otros de vendidos, pero de algo estaba seguro, no había ningún sangre pura entre ellos. Muchos estuvimos de acuerdo con la guerra tras la desaparición de Leah y Jank; ya muchos años de eso, la deuda la pagaríamos con el tiempo. Ni supe si es que finalmente habían sido encontrados. Como dije, la incomodidad podía sentirse en el ambiente, bares vacíos, filas para conseguir siquiera un trámite gubernamental o algo de comida, pequeños vagando sin sentido, a veces, durmiendo bajo los aleros de algunos locales cerrados del famoso callejón, clausurados por sus mismos dueños, quizás atrincherados tras tablones hechizados y pegados con un par de clavos para tapar puertas y ventanas ... ¿en qué nos habíamos convertido?, como sociedad, como individuos dignos de un poder peculiar, la magia; ¿dónde estaba?, ¿dónde estaba la magia?...¿dónde estaba el poder?...

 

Había salido caminando junto con ella desde el confesionario, un viejo y anticuado lugar que poco menos se había convertido en un albergue para muchos de los afectados por el contexto bélico que habíamos atravesado. Hacía frío y la caída de la noche no menguaba mucho la temperatura, de hecho el vaho se hacía notar por nuestra respiración. Los adoquines en la calle brillaban de humedad, algo característico de Londres la verdad, y por el eco de nuestro andar creía que éramos los únicos caminando por ahí, en silencio. De pronto, un ardor en el antebrazo, un rasguño tan desgarrador como alentador; desenvainé la varita pensando que alguien había atacado asolapado desde algún oscuro rincón del Diagón, en eso, alterné miradas con Juliette, y noté una mueca de dolor en su rostro; arremangué mi túnica y aprecié la serpiente ¡estaba viva!...

 

-¡Ven!...- fue lo único que expresé a la menor de las hermanas Macnair, tras agarrar su muñeca y perdernos a la vuelta de una esquina. Fue allí, donde luego de observar a todos lados sin lograr ver a nadie, desaparecimos consumidos por unas flamantes llamas de fuego oscuro...

 

*****

 

"No más mestizos entre nosotros, no mas"...

 

En algún lugar del extenso patio que rodeaba a la fortaleza oscura, el fuego oscuro se encendió como una pira que nos dejó entrever a tres individuos que se conglomeraban ni tan lejos. Lo bueno de aquél encantamiento de desaparición, es que no quemaba prendas ni mucho menos manchaba la piel como la red de polvos flú, sino que tan solo era eso, un encantamiento de desaparición. Logré divisar a León Crowley, un viejo mortífago que conocí cuando tan solo era un niño, el pequeño hermano de Evarela. Quizás y ni me recordaba ahora a mis treinta; junto a él, dos magos más, a Zack le había visto en pocas ocasiones y al otro hombre no le había visto jamás; sus presencias eran imponentes pero no más que la marca del morsmordre imperando en el negro cielo. 

 

-Señores, tengan ustedes buena noche...- solté decidido y con el típico acento inglés encaminándome hacia ellos. Llevaba un atuendo victoriano de tonos oscuros, siempre erguido y con la indiferencia plasmada en el rostro, expresada sin más, por la gélida mirada gris que me precedía digno de un puro linaje- Aaron Black Yaxley, ¿quién nos ha convocado?...-me presenté y luego miré hacia atrás para ver si Macnair me había seguido o se había quedado pegada observando el cielo y la imponente fortaleza. 

 

 

@Juliette Macnair


ISh3z7l.gifi9wqqLg.gif

AJzLEbX.png
xV0xd.gif mdbNxIw.gif

 


#7 Kritzai

Kritzai

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.805 mensajes
  • 1.319 points
    • Gender:Male
    • Location:La ciudad de la lluvia eterna

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Oro
    Base
    Galeones: 25233





Escrito 25 julio 2019 - 01:15

El entrenamiento de Quidditch estaba yendo muy bien, para Kritzai solo había que ajustar algunos detalles a la hora de marcar los puntos. Su equipo siempre ganaba por muy poco apesar de ser superiores al rival. Solo tenía que trabajar en la confianza y definición de su cazadora estrella, por todo lo demás su equipo era muy bueno. En la tabla de posiciones lo reflejaba, eran el tercer mejor equipo de la liga. Después de haber tenido un par de derrotas al principio de la temporada su equipo iba invicto cerca de las finales


--Vamos Delinir tu puedas solo concéntrate... Roman trata de moverte más en tu escoba... Jill no sueltes las quaffles otra vez --Decía el castaño mientras los observaba a la distancia, anotando cosas que le parecían interesantes en su pergamino.

El sol estaba ocultándose en el horizonte, dando menos luz a los jugadores de Kritzai. Las escobas volaban en todas direcciones, los gritos se escuchaban a lo lejos donde se daban indicaciones entre compañeros, algunas risas distantes era todo lo que apreciaba Kritzai observando en su escoba el entrenamiento de su equipo, hasta que todo cambio.

El momento fue subito y tomo desprevenido de lleno al castaño. Al principio sintió terror en su piel, que casi le provocan caer de su saeta. Un frío helado le recorrió el cuerpo, pensando si sería posible el retorno del señor oscuro. Todo aquello proveniente del ardor de su antebrazo izquierdo. Se alzó la manga de su uniforme de quidditch, casi como esperando una evidencia de que aquello fuera cierto. En efecto su marca brillaba nuevamente, no como épocas anteriores pero aún así la serpiente en la calavera se movía.

La contempló por unos minutos mientras el mundo seguía con su tiempo, en el campo aún su equipo seguía con el entrenamiento, ajenos a lo que le sucedía a Kritzai. Aún el se preguntaba ¿Porque ahora? ¿El señor oscuro había regresado? ¿Quien los estaba convocando?

Su marca volvió arder casi como un castigo por no estar obedeciendo el llamado. Se volvió hacia su equipo buscando a cualquiera, encontró a la persona que buscaba, su subcapitán Elliot Dickinson. El encargado del equipo si él no estaba presente.

--¡¡¡Elliot!!! ¡Ven aquí!!!-- Kritzai Casi no podía pensar en lo demás, como el partido o aquella cita con su chica, solo estaba en su mente el retorno de la marca tenebrosa.

--¿Sucede algo Kritzai?---- Preguntó Elliot consternado mientras se acercaba en su escoba volando.


--Haste cargo del equipo termina el entrenamiento por mí, debo hacer algo...-- Descendió Kritzai rápidamente en su saeta hasta los vestidores dejando a Elliot confundido pero acercándose a los demás para continuar el entrenamiento.


Kritzai se quitó su uniforme en los vestidores tan rápido como pudo. Salió del estadio de quidditch de los Falmout Falcons y con su varita de roble busco un lugar ideal para desaparecer. Ardiendo casi con dolor su antebrazo.


Desapareció enseguida llegando a su destino de convocatoria. La gran fortaleza oscura se veía en la lejanía. Sin dudarlo alzó su varita sobre su cuerpo mientras caminaba hacia su llamado. Humo ligero negro cubrió su cuerpo transformando su ropa normal en una gabardina negra con capucha. Sobre su rostro se cubrió de igual manera un humo negro que se transformó en una máscara mortifaga, que en el pasado era la prueba de pertenecer a los mortifagos cubriendo su identidad.


Al acercarse más a la fortaleza se encontró con la marca tenebrosa en el cielo. Ondeando encima de la fortaleza de Numengard. Kritzai la contempló debajo de su máscara con una sonrisa, como si un viejo recuerdo pasará por su mente, un recuerdo agradable.

En ese lugar se encontraba ya varias personas reunidas, aún no podía descifrar quienes eran pero algo estaba seguro, tendría su varita mágica lista.


--¡¿Quien osa conjurar la marca tenebrosa?! Gritó desafiante observando a los encapuchados y sus máscaras. Quienes parecían haber estado conversando.

¡¡¡¿ Quien osa conjurar el llamado del señor oscuro?!!! ¡¡¡Respondan!!! --Terminó el castaño casi apuntando su varita a los presentes.

Editado por Kritzai, 25 julio 2019 - 13:54.

WBwFIyN.jpg


#8 Juliette Macnair

Juliette Macnair

    Cuarto año

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPip
  • 444 mensajes
  • 2.178 points
    • Gender:Female
    • Location:Estados Unidos de América.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Plata
    Base
    Galeones: 3850





Escrito 25 julio 2019 - 06:44

I feel it in my veins.

 

 

 

Aún habían muchos cabos sueltos que debía resolver, decisiones que si bien me tenían con vida en Inglaterra, no compraban mi seguridad o al menos no en su totalidad. Años, si. Habían pasado años desde la última vez que me vi frente al reflejo de una ventana entre las comodidades de mi hogar, desde que pude oler el perfume de mi padre, tocar la mejilla suave de mi hermana y sentir el cálido abrazo de mi amada tía Castalia. Todo había cambiado, y es que en mi ausencia, el mundo había explotado como si hubiese estado unido a lo que sucedía en el Averno. Aún me cuestionaba si el revuelo ocasionado era culpa de los Dioses, nosotros, y ellos, mundanos, las victimas de nuestras represalias.

 

Mi vuelta al mundo había sido más agitado de lo que hubiese imaginado cuando decidí entregar todo a causa del amor, de la lealtad y la devoción. Las filas estadounidenses se encontraban con sus ojos de halcón fijos en lo que sucedía en los territorios europeos, luego de la caída de la Marca Tenebrosa e inclusive de la Orden con su supuesto ejercito de la luz, el Ministerio de Londres había sucumbido junto a ellos y todo lo que la mayoría de los magos, brujas y otras criaturas pertenecientes al mundo mágico, conocían, parecía haber desaparecido. Y sin embargo, de antemano sabía, que pequeños grupos comenzaban a organizarse, a renacer de entre las cenizas y a buscar la salida.

 

Mi misión era ser los oídos y ojos del MACUSA, debía mantenerme alerta por si las nuevas decisiones, les perjudicaba directamente, por supuesto, a ellos no se le podía escapar ni una partícula de polvo. Pero debo admitir, que estar nuevamente respirando esas tierras, sintiendo con mis dedos la historia de un imperio mágico y volver a ver a las personas que amo, todo aquello, todos los pilares que planeaba construir para rehacer mi vida se volvían polvo frente a mis ojos.

 

Así que si, ahí me encontraba cual niña caminando entre la niebla helada mientras admiraba las criaturas nocturnas comenzar a azomar sus curiosos ojos entre las copas de los árboles, mis manos ya estaban protegidas por los guantes de piel de dragón y mi anatomía intentaba generar calor bajo la majestuosidad de mi túnica. Observé de reojo a mi acompañante, asegurándome de que seguía mis pasos como años atrás y antes de que regañara mis andanzas, doblé mis piernas hasta quedar a una altura más cercana del suelo y poder así, acariciar el hielo formándose en los pétalos azulinos de algunas flores.

 

Y lo sentí.

 

Un fuego quemándome, expandiéndose como corriente por mis venas hasta generar un ardor que me hizo llevar la mano rápidamente a mi antebrazo. Estaba en llamas y mi rostro lo expresó todo, sentía pánico, el miedo a ser arrastrada por el infierno hasta las garras de Artemius aún me atemorizaba por las noches y aquella punzada de dolor me lo recordó. Pero luego todo fue calma, el ardor se conectó a mi espina dorsal y cuando llegó a mi nuca, todo aquello se transformó en algo mucho más placentero. Eran ellos, mi sangre llamándome. Ella, la Marca Tenebrosa exigiendo mi presencia otra vez. Giré el rostro para divisar el del mago, y sólo bastó un pequeño intercambio de miradas para ser arrastrada por su autoridad irritante.

 

...¿y si es una trampa? ¡Aaron! ⸺ chisté entre dientes en cuanto sentí que me agarraba de la muñeca. Quedamos encerrados en un callejón sin salida, y no tuve otra opción, más que agarrarme de su abrigo y ocultar mi rostro entre sus brazos para sentir como eramos consumidos por unas llamaradas oscuras.

 

⸺ ⸺ 

 

Aparecimos con la misma rapidez con la que nos consumimos minutos atrás, la varita de ébano se deslizó suavemente por mi brazo hasta quedar posicionada en la seguridad de mi mano y con un ligero movimiento, mi atuendo de doncella en apuros se transformó en uno que aunque conservaba la delicadeza femenina de una Macnair, me hacía más ligera y letal a la hora de cazar. Sacudí un poco mi cabeza para soltar las ondas oscuras de mi cabello, y antes de comenzar a caminar tras el mago, deslicé mis manos por los bordes de la capucha para cubrir mi cabeza y dejar la sombra en mis esmeraldas.

 

No quería ocultarme,

sólo mantener el misterio de mi identidad.

 

Observé a las pocas personas reunidas en el centro de lo que alguna vez fue una hermosa fortaleza, y aunque aún conservaba esa majestuosidad en su edificación, los años habían hecho lo suyo como con todos nosotros. Caminé lentamente detrás del mago, algunos pasos más atrás por el puro orgullo de saberme independiente o quizá, por el miedo a encontrarme con rostros conocidos y ser apuntada con el dedo. Solté un pequeño suspiro cuando dirigí mi atención brevemente a la luna, encontrándome junto a ella, la imponente marca en los cielos. Parecía ser una pequeña bienvenida a casa y todo aquello, formaba un ligero nudo en mi garganta, nudo que se intensificó cuando la vi...

 

¿Era Castalia Macnair? 

 

Me detuve unos minutos en seco, lo suficiente como para escuchar la presentación del Black a los presentes, observando de reojo el cambio en su semblante que no osé a interrumpir pero que si acaté con un pequeño movimiento del mentón para hacerle saber que me encontraba bien. En cuanto llegué a su lado, sólo fue ahí, que dirigí mi mano a los pliegues de mi capucha para jalarla hacia atrás y dejar al descubierto mi rostro; mis facciones seguían manteniendo aquella delicadeza de siempre, al igual que el color vivo de mis labios o mis pómulos con el frío, sin embargo, la historia era otra en la profundidad de mis orbes, que intensos dejaban a la vista el color esmeralda del linaje Macnair. 

 

Observé a la matriarca por unos largos minutos sin saber que decir.

 

Buena noche, que agradable sorpresa verlos aquí... ⸺ murmuré con determinación mientras acomodaba algunos mechones rebeldes lejos de mi rostro, y volví a asentir.⸺  nos hemos visto pero jamás conocido, mi nombre es Juliette...

 

¿Que se suponía debía hacer? ¿Correr a sus brazos como una cría frente a todos o esperar a que tuviéramos un minuto a solas? Negué sutilmente con mi mentón en otra dirección y luego agradecí entre dientes, cuando fuimos interrumpidos por un intrépido joven que apuntaba con su varita en todas direcciones exigiendo respuestas. Mi semblante se endureció en cosa de segundos, y antes de que el repitiera la última palabra, yo ya tenía la varita lista para apuntarle y hacerlo callar.

 

 

 

@Aaron Black Lestrange

Off: graciasss.


oxaGCyo.png

PnupsKa.gif


#9 Aaron Black Lestrange

Aaron Black Lestrange

    Mago novato

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.602 mensajes
  • 5.317 points
    • Gender:Male
    • Location:Por ahí por ahí :)

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Bronce
    Base
    Galeones: 45000





Escrito 25 julio 2019 - 07:49

No me había percatado de la presencia de Castalia, quien y seguramente daba una vuelta por la estancia al momento de nuestra llegada, de hecho, fue la mirada de Julieta quien me llevó hasta ella, acercándose tan parsimoniosa como siempre. Le observé detenidamente pues también no le veía desde hacía tiempo, quizás un par de semanas antes de que estallara el conflicto que nos tenía, y ni tanto por ello, reunidos dentro de la fortaleza oscura. 

 

-Madame...-sostuve su mano, una vez ya cercano, y besé el dorso de la misma en señal de afecto, saludo y respeto-... no te vi al llegar, ¿cómo estás?...

 

La estancia era amena, tal vez un tanto tosca, pero como bien dicen el gusto es subjetivo. Una mesa de centro, madera gruesa y bastante rústica, algunos sillones que contrastaban con un muro de grandes piedras cuadras y pulidas en una fría pared que tomaba vida por uno que otro cuadro vacío- no es que las pinturas estuvieran siempre allí ¿o sí?- una chimenea, al menos intuía alguna en un rincón por el crepitar de unos leños, o tal vez era una que otra antorcha apegada a un par de pilares que decoraban la vista del espacio. Julieta se presentó, las puertas se abrieron a mi espalda y la voz de un varón me hizo voltear en alerta por su cometido, o en una de esas, porque ella también levantaba su arma mágica. Pude haber desenvainado la mía, pero al contrario, dibujé media sonrisa de desaprobación y tras extender la mano para bajar la varita de mi acompañante, di dos pasos para posicionarme frente a Kritzai. 

 

-Difícil no reconocer una máscara escarlata, ¡si es que no es la única!...- exclamé sin más, deteniendo el andar ante la osadía del mago. Yo iba a rostro descubierto- ¿No me reconoces?, fuimos juntos a Hogwarts, Aaron Black...- sostuve tras brindarle un ayuda memoria y bajar su brazo para rodearle el cuello en tanto me puse a su lado como quien enseña la vista de un paisaje espectacular- todos estamos aquí por lo mismo, ven que no muerden...- finalicé dándole una palmada en su espalda para acercarme nuevamente al grupo. No me atacaría, menos por la espalda. Lo sabía.  

 

Pasando por el lado de Juliette, le hice una seña mientras me acercaba a un estante ubicado a un par de metros. Pretendía encontrar alguna reserva ¡de aquellas!

 

-¿Vino?...


ISh3z7l.gifi9wqqLg.gif

AJzLEbX.png
xV0xd.gif mdbNxIw.gif

 


#10 Cissy Macnair

Cissy Macnair

    Alquimista

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 12.246 mensajes
  • 6.316 points
    • Gender:Female
    • Location:Mansión Macnair

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 238082





Escrito 25 julio 2019 - 22:50

Ninguno de los presentes me respondió, más todos me miraron y asintieron cuando llegué. La tensión era palpable o quizá era la adrenalina que corría en todos nosotros, porque no recordaba cuándo había sido la última vez que la marca había quemado, la última vez que había desaparecido de donde fuera que estuviera y me había encontrado con mis compañeros, todos vistiendo sus máscaras, todos dispuestos a sacrificar su vida por sus ideales. Rodee una de las sillas que estaban puestas a la larga mesa de madera y la corrí, tomando asiento. 

 

Apenas lo había hecho cuando dos personas más entraron en el lugar. El que iba delante era inconfundible, aún si hubiera llevado máscara. Aquel cabello oscuro y los ojos grises me hicieron pegar un respingo. Llevaba al menos un mes o más sin ver a Black y, desde luego, su mirada dijo lo mismo, pero saludó primero a los otros tres hombres que había y, antes de dirigirse a mi, otro mago hizo entrada detrás de la figura encapuchada que aún no había pronunciado palabra o se había dejado ver. En ella fijé mi mirada mientras Kritzai clamaba por información tal como yo lo había hecho. 

 

-Ya cálmate, tampoco es que estemos en medio de una batalla para andar así- le dije a Kritzai en tono serio-. Calculo que cuando seamos más contestarán nuestras dudas...- agregué, sonriendo pero sin dejar que la sonrisa llegara a mis ojos. 

 

Mis ojos se clavaron en la figura encapuchada que acompañaba a Aaron. 

 

-Black- lo saludé, mientras pasaba delante de todos y se acercaba. 

 

Él se giró para mirar a su acompañante y sólo entonces dirigió sus ojos a mí, se acercó y tomó mi mano entre las suyas, para plantar un beso en el dorso. Apenas lo miré, no por desprecio sino porque seguía intrigada por lo que encontraría debajo de aquella capucha, donde la figura seguí mirándome, podía sentirlo. Los bellos de mis brazos se erizaron, como si algo dentro de mí me estuviera dando indicaciones. 

 

-Bien... Aaron... Estoy bien- mentí un poco, mientras le sonreía, de nuevo sin dejar que llegara a mis ojos esmeraldas. 

 

Entonces, la figura llevó sus manos a la capucha y la retiró, dejando el cabello oscuro y los ojos verdes esmeraldas a la vista de todos los presentes. El linaje era innegable como el amor que profesaba por él. No que todos lo merecieran, pero Juliette era mi sobrina, la hija de Pik y a quien habíamos estado buscando por mucho tiempo, intentando salvarla. La sorpresa debió notarse en mi rostro porque ella no dejó de mirarme mientras se presentaba y tuve que colocar ambas manos en los apoyabrazos para levantarme en una pieza. En un abrir y cerrar de ojos estuve a un metro de ella. Quería verla. 

 

-No eres Hathor- dije.

 

Ni el color de su rostro y ojos, ni el olor eran del demonio que vivía dentro de ella. Expulsé aire contenido y suspiré para no soltar un sollozo débil, allí entre mortífagos poderosos, que reirían por mi debilidad. ¿Pero qué me importaba a mí que ellos creyeran que yo era débil? Si yo sabía lo poderosa y fuerte que podía ser, por mí, por mi familia. Deslicé una mano hacia la de Aaron, que había quedado a un lado y le apreté los dedos con fuerza. 

 

-¿Cómo lo has hecho?- pregunté, mi voz por quebrarse.

 

Mi otra mano, la de la varita, se deslizó hasta el rostro de Juliette y aparté un mechón de pelo de su mejilla, rozándola con el suficiente amor que podría haber calentado toda la habitación sin necesidad de una chimenea. 

 

-Volviste- dije al fin y me lancé acurrucarla entre mis brazos, como lo hubiera hecho de haberla tenido conmigo de pequeña. Como tantas veces había hecho con Arya cuando se sentía sola y rota. La abracé con el amor de una madre, de una tía, de la familia. Y me importó poco si creían que aquello era debilidad. Me importó poco que rieran. No tenían idea del infierno que habíamos pasado para poder ver a Juliette de nuevo-. Volviste- repetí, sin creérmelo. 

 

Cuando Arya viera a su hermana. Casi solté una carcajada de alegría. Aquel sería más que un reecuentro de viejos camaradas. Sería un reencuentro familiar. 

 

@Aaron Black Lestrange @Juliette Macnair


Editado por Cissy Macnair, 25 julio 2019 - 22:54.

g1G6WRb.gifkYY7Ngy.gif
mXskcxM.png
nqOolSA.gif






Etiquetado también con una o más de estas palabras: La Marca Tenebrosa, Mortifagos

0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 02:01 ) ;) ok
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 02:00 ) @Anthony Ryvak Dracony provecho miu angelito yo me inspiro mientras mas trabajo <3 jaja
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:56 ) @Reacon Oye pa....voy a irme a cenar...nos vemos más tarde! ^_^
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:51 ) @Reacon ¡Wuau! heraldica escosesa... :P
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 01:46 ) @Anthony Ryvak Dracony definitivamente el wyvern xD
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:44 ) @Reacon bueno...elige el dragón que más te guste! :P
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:44 ) @Reacon estos son solo algunos https://i.imgur.com/n56PVnL.jpg
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 01:34 ) @Anthony Ryvak Dracony en gw no existen tantos :o
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:33 ) @Reacon hay unos diez tipos de dragón!
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 01:29 ) @Anthony Ryvak Dracony los dragones mi niño :P
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 01:19 ) @Reacon que genial! estaba leyendo la simbología de animales pero aún no encuentro una criatura que tenga un significado afin a tu clan...
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:55 ) @Anthony Ryvak Dracony lo es mi niño, normalmente la mayoria de la gente que suela utiliza un medio para comunicarse :P , en este caso yo lo utilizo para hablar con los demas y dar ordenes cuando se necesita
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:51 ) @Reacon se oye como una herramienta útil y versatil :)
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:50 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja shi, es un programa que sirve para hablar por microfono con los demas, pero tiene de todo, tiene chat, llamadas, videollamadas, incluso transmiciones en vivo de juegos que es tambien lo que estoy revizando para que los nuevos vean tutoriales de como se hacen algunas cosas :P
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:48 ) @Reacon supongo que lo usas en tus videojuegos, verdad?
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:47 ) @Reacon no...pero me lo imagino... ^_^
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:44 ) @Anthony Ryvak Dracony *te hago mimitos* wow el tiempo pasa rapido cuando uno trabaja o.o...jaja sabes que es discord?] me siento feliz por que logre meterle emojis :blush:
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:36 ) @Reacon si, claro! será un buen detalle...
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:34 ) @Anthony Ryvak Dracony si :P aunque es un gasto grande en oro jaja... asi puedo usar ese cambio argumental como ayuda para rolear contigo :3
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:29 ) @Reacon Suena bien...así que ya estas comenzando los cambios? sus capas serán atractivas en oro....
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:22 ) @Anthony Ryvak Dracony lo que pasa es que en el juego en algunas cosas puedes poner el simbolo de tu clan, y por ejemplo podriamos ponerlo en las capas, en los espaldares, en el pecho de los ropajes y tambien en los escudos o otras armas :o
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:22 ) @Reacon Fresno ira bien...los escudos heraldicos son muy interesantes por el mensaje que trasmitian..no es lo mismo un animal cruzan el árbol que aquel que esta a un lado o sobre el...
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:20 ) ¿quieres que busque el significado de una criatura y su simbolo?
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:20 ) @Anthony Ryvak Dracony ohhh suena genial y creo que el juego tiene un fresno para poner como escudo :o
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:19 ) @Reacon ¡listo! es el Fresno...se le considera un árbol de gran fortaleza, cuyo desarrollo exigia el sacrificio de todos los demás árboles, pues ninguno puede crecer en su proximidad, es por ello que se le ha tenido como símbolo de absolutismo y dominio sobre todos los demás linajes que existieran en su proximidad.....¿qué te parece? :sad:
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:09 ) @Anthony Ryvak Dracony un arbol? :o
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:07 ) @Reacon Se oye muy interesante...deja ver en mi libro el significado de una criatura que podrías poner, aunque me acuerdo de un árbol que tiene un buen significado...
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:02 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja pues si , la verdad es que se disfrutan, se siente rico sobre todo cuando te quemas con cera :o
@  Reacon : (08 diciembre 2019 - 12:01 ) @Anthony Ryvak Dracony ah es verdad...ayer me diste una idea asi que cambiare las cosas en el juego, ahora el nombre de OS sera caballeros de la orden sagrada, pondre rangos que sean equivalentes siendo caballero sagrado el mas alto :P , el estandarte de clan pasara a ser un simbolo de caballeros, las capas para los tenientes seran de oro con blanco y rojo
@  Anthony Ryva... : (08 diciembre 2019 - 12:01 ) @Reacon Te han de parecer divertidas las quemadas... :P
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:59 ) @Anthony Ryvak Dracony mientras los demonios nos quedamos encerrados a quemarnos xD jajajaja
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:59 ) @Anthony Ryvak Dracony no te preocupes sueño no es que tenga mucho...ademas tengo que preparar la cena para todos por que tu abuela saldra, ya vez que en esta epoca los catolicos salen a misas y cosas asi :P
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:58 ) @Reacon te daré una sobadita ligera para que duermas y te repongas
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:57 ) @Anthony Ryvak Dracony asi si, pero ya estaba cansado jaja queria algo rapidito para poder descansar, sobre todo que ahora mismo mis huesos me duelen x.x
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:56 ) @Reacon yo los he comido con arroz...así es buena combinación
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:54 ) @Anthony Ryvak Dracony originalmente los lleva pero a mi no me gusta mucho jaja :P
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:54 ) @Reacon ¿no le pusiste plátano macho?
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:53 ) ...Oh...oh! :o ¡Son de Yucatán! vaya! se ven genial! digo...sabrosos!
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:53 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja realmente son originarios de donde yo soy mi niño, basicamente es una tostada con frijol, encima un huevo estrellado, encima jamon y queso, luego salsa de tomate que esa ya la haces como quieras y chicharos :P
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:50 ) @Reacon ¡Oh, si! estará genial! ^_^ ...? como son esos motuleños...suena a que son de toluca o biñuelos... :lol:
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:48 ) @Anthony Ryvak Dracony ademas me cocine unos huevitos motuleños <3
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:48 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja algun dia te enseñare a prepararlas ^^
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:48 ) @Reacon Mira que goloso me puse...y eso que acabo de comer! jajaja :P
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:46 ) @Reacon mmmmm entonces si son las que me gustan! ¡qué rico! :bb:
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:46 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja perfecto, entonces ahora que mis huesitos dejen de dolerme escribo y te etiqueto :P
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:46 ) @Anthony Ryvak Dracony si desde temprano comence, llevan jamon queso, y algunas tienen chile por que abuela queria que les ponga chile xD
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:45 ) @Reacon Es un personaje aparte...así que si puedes llevar el videojuego para que juguemos juntos...¡viva! será muy emocionante, y entretenido :love:
@  Anthony Ryva... : (07 diciembre 2019 - 11:43 ) @Reacon ¡¡Uy!! te has de haber llevado toda la mañana y parte de la tarde...llevan tiempo esas cosas...creo que las hojaldras si me gustan...¿estaban rellenas?
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:43 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja ya vi que el grinch me envio la invitacion :P , ejem tu eres el grinch :3 ? o es un personaje aparte, si no para llevar el video juego y jugar contigo xD
@  Reacon : (07 diciembre 2019 - 11:42 ) @Anthony Ryvak Dracony un poquito cansado, me puse a cocinar unos postres que tu abuela queria para no se que cosa de la iglesia...asi que hice hojaldras y algunos pasteles :P