Ir al contenido


¿Quieres jugar al Quidditch? ¡¡¡Apúntate!!!
Abiertas las inscripciones a bandos. ¡¡¡Inscríbete a la Orden del Fénix o a la Marca Tenebrosa!!!
¡¡¡Inscribe tu ocupación o empleo mágico!!!

Foro en remodelación. Disculpa las molestias

Foto

.Familia Di Médici.El dinero para conseguir el poder y el poder para guardar el dinero.


  • Por favor identifícate para responder
16 respuestas en este tema

#1 Lucrezia Di Médici

Lucrezia Di Médici

    Mago Incontrable

  • Reporteros
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.726 mensajes
  • 18.802 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 41344





Escrito 31 agosto 2019 - 15:55

rnd8JQ1.jpg

 

Apellido de la Familia: Di Médici.

 

Historia de la Familia:

 

Registro Histórico. 

 

Aquello que es bueno para Florencia y la Toscana, es bueno para los Médici - Lucrecia Tornabuoni

 

La conformación de la familia Médici toma lugar en algún punto poco específico del siglo XIV, según los historiadores.

 

Es quizás su primera figura de renombre Salvestro Médici, un patricio de amplia relación con gremios y sectores populares de la población florentina que en 1378 se hizo con el poder mediante una rebelión paramilitar. El ilustre hombre se transformó en el primer Médici en ostentar el poder, aunque lo hubiese obtenido de facto. Ejerció el poder como un dictador, aunque la rebelión falló en sostenerse en el tiempo y Salvestro fue desterrado en 1382, muriendo 6 años después en la más desoladora soledad.

 
Es quizás más auspiciosa y reconocida la historia de su primo lejano, Juan De Médici (Giovanni di Bicci de' Medici, en italiano). Fue un verdadero prodigio para su época: con la acotada herencia de su padre, que se en su momento se dividió entre la viuda y cinco hijos, construyó el que sería años después el banco más importante de Italia. Ávido para el negocio y el comercio, inauguró las bases sobre las que se sostendría la familia Médici en el poder y los libros de historia: La banca. Fue el banco familiar el que sostuvo el camino al papado de Juan XXIII, conocido luego como el antipapa, que le concedió a los Médici una de las mayores razones de su fortuna: ser la banca oficial del Vaticano. 
 
Juan de Médici fue, además, quién trajo los primeros rastros de magia al árbol genealógico de la familia de forma indirecta. Se casó en 1386 con Piccarda Bueri, una bruja olvidada por la historia que mantenía su condición en la más profunda confidencial. Además de ser su esposa, cumplió una función de representante de los negocios familiares en su ausencia, momentos en los que aprovechaba para hacer uso de magia y pociones para sacar amplio beneficio. Ambos tuvieron 4 hijos: dos nonatos, con grandes sospechas de haber poseído cualidades mágicas; Lorenzo "El Viejo", de sangre muggle, y Cosme De Médici. Juan muere finalmente en 1429.
 
Cosme De Médici (Cosimo di Giovanni de' Medici) fue el primer mago que portó el apellido familiar y es quizás la figura histórica más recordada y festejada por el pueblo florentino. Además de un banquero de excelencia, profesión que compartía la familia Bardi a la cual pertenecía su bruja esposa, Cosme fue el primer miembro la dinastía en inmiscuirse en la Gran Política. 
 
De Médici era un Señor del Renacimiento apasionado por el arte, la literatura y la ciencia. Fue el artífice de la tradición de mecenazgo que caracteriza al día de hoy a su linaje. Financió a una gran cantidad de artistas e intelectuales de la época, tanto muggles como magos. Les concedió todo lo que su enorme fortuna les permitía: instrumentos, residencias, propiedades, dinero líquido y fama. Fue esa mismo espíritu de mecenas que lo llevó a pagar y supervisar, de la mano del arquitecto Michelozzo de Bartolomeo, la construcción del Palacio Médici, que se encuentra en una de las arterias principales de Florencia. Inauguró la mastodóntica colección de tomos y libros de pociones, alquimia y artefactos mágicos que a día de hoy se conserva en la biblioteca familiar. Estableció una estrecha relación con Donatello, quién al contrario de lo que los registros muggles indican, era un mago de grandes dotes para el arte y la escultura. No es un secreto para los conocedores del arte mágico que El David de bronce, quizás una de sus obras más importantes, logró su perfección gracias un innovador uso de magia en el modelado de figuras.
 
Pedro I De Médici fue un mago de poca habilidad, limitado por la enfermedad que padecía: la gota. Es quizás por esto que los registros de la familia le dedican pocas páginas a su vida y obra. Fue el último gobernante oficial de la familia Médici en Florencia (ejerciendo el cargo de facto entre 1464 y 1469) y administró la banca familiar de manera ordenada, cobrando deudas que su padre no había llegado a requerir en vida. También prosiguió con el legado de mecenazgo y coleccionismo. A pesar de su condición, fue el primer Médici en interesarte profundamente por el duelo: durante su mandato se valió de cuanta maldición necesitase para resistir los dos golpes de Estado que intentaron contra su persona, incluso con el apoyo de Venecia. 
 
Pedro I, antes de morir por la gota a los 53 años, dejó una larga descendencia junto a su esposa Lucrecia Tornabuoni, una poetiza de la época; tres bellas mujeres bendijeron a la familia Médici y dos hombres aseguraron la supervivencia del apellido.
 
Lucrecia (la primera de su nombre), María y Blanca fueron tres jovenes con distintos destinos:
 
 Lucrecia, que había heredado el sobrenombre Nannina de su bisabuela, fue una dama amada por sus hermanos y casada con el célebre letrado Bernardo Rucellai, en cuyo palacio se celebró la boda que por su magna opulencia quedó registrada en la historia.
 María, hija de una relación extra matrimonial de su padre y nacida muggle, se transformó en una mujer culta que se casaría en 1473.
♦ Blanca fue una traidora y es quizás por eso que nombrarla en la familia es mal visto. Se casó a los 13 años con Guillermo de Pazzi, un apellido que tenía rencillas con los Médici de larga data. Los Pazzi, con el aval de Blanca, conspiraron contra la familia: en las Pascuas de 1478, en la Catedral de Santa María del Fiore, los Pazzi asesinaron mediante maleficios cortantes a Juliano De Médici e hirieron gravemente a su hermano Lorenzo. Blanca perdió el derecho a utilizar su varita y fue exiliada. Moriría 10 años después.
 
En cuanto a los hijos varones, nombrados Juliano y Lorenzo, también atravesaron en sus vidas por distintos hechos se enfrentaron a distintos hechos:
 
♦ Juliano, nacido en 1453, fue un político florentino que se encargó junto a Lorenzo de la banca familiar. Era conocido como un verdadero chico de oro. Siempre buscó la expansión de Florencia sobre la Toscana, pero entró la prematura muerte a los 25 años bajo la llamada Conspiración Pazzi para detener sus planes. Luego de su muerte y por pedido de su hermano, quien lo tuteló bajo su protección, se legitimó la existencia de Julio, un hijo que había tenido clandestinamente con una muchacha aquel mismo año. Julio se convertiría en su adultez en el Papa Clemente VII.
♦ Lorenzo merece, quizás, un tratamiento aparte...
 
Nacido el primero de enero de 1449 y luego titulado El Magnifico, es quizás hoy en día el personaje más importante de la familia. Fue quien marcó el destino del linaje mágico de los Médici. Muchos son los hechos por los que se reconoce a este talentoso mago: gobernante de facto de la República de Florencia, poeta, filósofo y mecenas. Fue el primer Médici en traer la centralidad que hoy tienen las pociones y la medicina en las familias, escribiendo extensos ensayos, llevando a cabo una gran variedad de experimentos y creando mezclas que se usan hoy en día. Con sus manos se elaboró la primera poción pecuniam maximam, cuyos efectos alteran la necesidad de gastar dinero de quién la bebe, una herramienta de la que se valió para sus negocios. Fundó la Biblioteca Laurenciana, mandando a transcribir una infinidad de textos clásicos.
 
Como un valeroso estadista logró mantener la paz entre los estados y las grandes familias italianas. Además de gobernar para la población muggle, fue condecorado por las autoridades mágicas e invitado a formar parte de la cúpula del poder. Fue el primero que logró meterse de lleno en la política de los magos y brujas, haciéndose de renombre y ganando influencia en este sector de la sociedad. En su juventud fue tutelado por un sabio anciano de nombre Gentile Becchi y se especializó en la cría de aethonans. Se formó en Artes Oscuras en Milán y en Cuidado de Criaturas Mágicas en Venecia, complementando estas actividades con sus estudios muggles de leyes y política. Fue además quien ejerció la diplomacia familiar, manteniendo contactos con el Ministro y con el Papa de la época.  
 
Lorenzo fue además quién reunió y financió a un amplio abanico de artistas célebres que quién les debe resultar fácil reconocer: Botticelli, Miguel Ángel, Giuliano da Maiano y Leonardo Da Vinci. Los envió, haciendo uso del dinero familiar, a las grandes cortes de Europa para dar a conocer sus obras. Dotado de una gran sensibilidad, amaba el contacto con la inteligencia y el talento, como para cultivar en él mismo una especie de artista universal. Su particular gusto por la poesía y el arte en general era muy bien valorado por la gente de la época. En contraposición, fue quizás su administración de la banca su punto más flaco, perdiendo con el tiempo varias filiales que se habían creado en las principales ciudades europeas bajo el mandato de sus antepasados. Logró mantener la paz en tiempos convulsos, aun cuando tuvo que enfrentar la Conspiración Pazzi y la muerte de su hermano menor. 
 
Se casó en 1469 con una joven y aristócrata bruja llamada Clarisa Orsini, quién le concedió diez hijos de su vientre, curiosamente repartidos en partes iguales entre sangres puras y muggles. Su muerte no es solo considerada el fin de la Edad de Oro de Florencia, sino que significó el gran quiebre familiar cuyos resultados se sienten hoy en día.

 

 

El Quiebre.

Le temps revient - Lorenzo De Médici

 

Luego de la muerte de Lorenzo, en 1492, la familia Médici reconoció diferencias insostenibles y, ante la pérdida del líder del extenso clan, se ramificó entre dos facciones: la mágica y la muggle. Mientras que la segunda permaneció gobernando la cosmopolita ciudad de Florencia con la dura mano de Pedro II "El Infortunado" (Pieri il Fatuo), la segunda se exilió secretamente a una villa escondida en otra parte de la Toscana. Federico de Médici, un hombre de fuertes convicciones independentistas a la cabeza del grupo, mantuvo la controvertida decisión de mantener los lazos comerciales con sus hermanos, co-dirigiendo en las sombras las actividades de las ya múltiples divisiones del Bando Médici.

 

¿Pero por qué aquel nombre no aparecía ni en el más mínimo apartado de los libros de historia, tanto muggle como mágica? La explicación es, a todas luces, cuestionables. El finado Lorenzo había mantenido lejos del ojo público la existencia de uno de sus hijos que, al nacer, mostró signos de grandes cualidades mágicas; los encargados de esparcir las noticias en la sociedad florentina se habían encargado de anunciar su muerte al nacer, en marzo del año 1471. Aquel inocente bebé se crió en el más incorruptible secreto, bajo un régimen de tutorías impartidas con el afán de potenciar al máximo sus habilidades. Compartió con sus hermanos la instrucción en administración, negocios y leyes mágicas...pero sus intereses estaban lejos de aquellas materias. Mientras los sabios compartían sus conocimientos con los vástagos Médici, la mente y el interés de Federico estaban con la magia.

 

El patriarca de aquella rama de la aristócrata familia italiana tiene varios hitos en su historial: comenzó el emprendimiento vitivinícola mediante la compra de fértiles y extensos campos, dedicados a la elaboración de vinos con sello propio; inauguró el registro generacional e histórico, un archivo minucioso del linaje y los eventos en los que había participado; estrechó relaciones institucionales con las autoridades mágicas mientras sus hermanos siguieron moviendo los hilos de la política muggle. Aunque su padre había sido el último gran Médici que había preservado la unión como un bien familiar, no podía afirmarse que Federico no hizo cuanto estuvo a su alcance para extender la influencia del apellido. 

 

Si bien los Médici permanecieron con los lujos de toda familia rica, haciendo uso pleno de los derecho sobre la fortuna de su tío y tomando como consejero a un antiguo asesor de Lorenzo, la vida en aquella colonia de magos comenzaba a hacerse difícil. Ansiosos por conocer su devenir en su nuevo territorio, sus vecinos comenzaban a acercarse y a hablar como simples pares. El quiebre de la familia había provocado que se diluyera la relación de superioridad e inferioridad con la gente común. La Villa estaba rodeada por una comunidad de magos y brujas de clase baja, cuyo día a día transcurría bajo techos de madera y espacios de reducido tamaño. Federico en sus últimos años una fructífera pero aun manteniendo el poder por sobre sus hijos tomó cartas en el asunto y, ante la indignante comportamiento de la plebe, comenzó con un sistemático cierre de su familia hacia el mundo exterior.
 
Se encerraron en su majestuoso palacio y crearon, mediante una compleja combinación de hechizos y encantamientos de data antigua, vallas mágicas para evitar la entrada de los vecinos. La nueva Villa, delimitada por una muralla invisible, solo permitía el ingreso de los mensajeros que transportaban el oro, las misivas correspondientes a los negocios bancarios y la mensajería de familiares y amigos de la familia. 
 
Sin embargo, como bien sabía Federico gracias a la actividad bancaria, ninguna restricción se sostiene por siempre. Aquel mecanismo enfermizo un día vio mermada su capacidad de contener a la familia: sus hijos y sobrinos se quejaban día si y día también por su imposibilidad de contraer nupcias y Francisca Silviati, su noble mujer perteneciente a una familia de larga labor política en Florencia, no soportaba la sola idea de que un elfo doméstico eligiera con sus sucias manos las frutas que ellos luego comerían en los banquetes que auspiciaba para sus únicos invitados en el encierro: su propia descendencia. Además, Federico sentía un insoportable vacío: el poder que había ostentado en su ciudad natal comenzaba a diluirse, como una consecuencia de la reclusión que el mismo había impuesto. 
 
Francisca, una joven que caminaba en un perfecto equilibrio entre amabilidad y altura, aprovechó de sus grandes dotes para las relaciones sociales y salió hacia el exterior, con el objetivo de forjar un vínculo de confianza y amistad con las otras familias de renombre que habitaban en la región. Aquella era una estrategia que había salido de la todavía lúcida mente de Federico de Médici: debía casar a al menos uno de sus hijos antes de su muerte, que amenazaba con su notable cercanía. El nuevo árbol genealógico que había plantado con la división familiar amenazaba con perecer prematuramente. Con el paso del tiempo lograron romper el recelo imperante entre las cabezas de familia y se aliaron con otros apellidos de la aristocracia italiana, cuya suerte también había terminado a las afueras de la Toscana, y los patriarcas comenzaron a emparentar a sus hijos para solidificar lazo entre sí.
 
Conformaron un total de ocho familias aquella unión de hombres cegados por la riqueza, que ante la falta de una autoridad legítima en la cada vez más extensa Villa Médici crearon sus propias votaciones internas, llevadas adelante solo entre los miembros masculinos de la pequeña sociedad de nobles. No fue una sorpresa para nadie, sin embargo, que meses después los Médici se consagraran como los gobernantes de la Villa, marcando así su nueva posición privilegiada de poder en Florencia.
 
Como su último golpe de gracia, antes de que su primogénito tomara todos sus derechos como gobernante, Federico invirtió siderales cantidades de su fortuna personal para agrandar la Villa Médici: Contrató por grandes sumas de oro a los mejores magos arquitectos para que crearan un estilo propio en las fachadas de cada casa, dio la orden de construir viviendas gratuitas para atraer mercaderes y aumentar los ingresos del rubro comercial, amplió sensiblemente los límites de los terrenos, ensanchó las calles, mejoró las condiciones de vida de los ciudadanos…Antes de perecer con significativa tranquilidad en sus aposentos, aquello se había transformado en pueblo de ricos. Si bien sus decretos redujeron de forma drástica las montañas de galeones en su poder, causando malestar en sus hijos, el plan del moribundo Federico dio frutos a largo plazo.
 
La Villa tomó con el paso de los siglos una personalidad propia y una estructura basada solamente en la aristocracia dominante. Mientras que los Médici habían sumado cuotas de poder al transcurrir las décadas gracias a sus sustanciales reformas, las familias menores que no había logrado imponer sus intereses ni casar a sus hijas comenzaban a perderle. Sin buscarlo ni pretenderlo, esta familia un día exiliada de su originaria Florencia se consolidó como un recuerdo vivo de la aristocracia de un Renacimiento que ya había muerto. Así, el clan logró mantener vivo su puro linaje mágico hasta el día de hoy, sobreviviendo oculta a los designios del tiempo mientras la rama muggle perdía el poder y el prestigio una vez ostentado, desapareciendo los anales de la historia. Los Médici de la rama iniciada por Federico obtuvieron la completa titularidad de sus bienes, sus tierras, su fortuna y lo más importante: la banca.
 

 

Lucrezia Di Médici.

Los Médici reinaran o los Médici perecerán.

 

Lucrezia nació en el seno de esta familia, cuyo poder es al día de hoy aún mayor, en noviembre 1990. Hija de un veinteañero Leonardo, segundo hijo del banquero Roberto Di Médici, y de una cortesana de grandes dotes de belleza; una fugaz amante con la quien se relacionó una sola noche. Si bien el casi inexistente romance y el posterior embarazo con una “indigna” trajo escandalosas repercusiones en la familia aristócrata, Roberto terminó de aceptar de mala gana los sucesivos y cansinos pedidos de su hijo preferido para autorizar el nacimiento de su primera hija y de dotarla de todos los derechos familiares. Angustia fue obligada, luego del parto, a abandonar a la fuerza los límites de la Toscana o recibir, ante las miradas del pueblo, un maleficio asesino. Como la historia de los Médici tiene a repetirse, el verdadero origen de Lucrezia nunca llegó a manos de la opinión pública.
 
Instruida desde los primeros años de su infancia en cada arte y materia que su familia podía proveerle, la joven aristócrata se convirtió en una personalidad fuerte y versada en tantas áreas como era esperable de alguien de su casta: historia; leyes mágicas y muggles; pociones y herbología; cuidado de criaturas; equitación. Durante su adolescencia quedó relegada al cuidado de un sabio anciano, de origen veneciano, que incorporó a su educación los conocimientos sobre la banca, la economía, las finanzas y los negocios que necesitaba obligatoriamente para hacerse cargo del Banco Médici cuando tuviera la edad adecuada. Roberto le heredó, cuando aun vivía, la idiosincrasia de los aristócratas, la vasta historia de su familia y el orgullo irracional por sus raíces. El resto de su vida, sin embargo, se formó como autodidacta. 
 
Una ya crecida Lucrezia se decidió a romper, impulsada por la mano del destino, el estigma que la historia le había asignado a las mujeres de la familia: simples esposas de e impúdicas derrochadoras de su riqueza. Fue ella quien hizo crecer la empresa familiar de vinos, transformando el pequeño emprendimiento en una formidable generadora de ingresos para la familia. Los productos familiares se volvieron un bien lujoso, un obligado presente en las mesas de las familias más adineradas del mundo. Además, su sagaz mano logró gestionar la mejor relación comercial del Banco con las entidades británicas, ganándole a los Médici un nuevo mercado y un nuevo nicho de influencia. Lucrezia se había ganado a pulso su lugar en los registros familiares y un respeto inusitado para una mujer dentro de la familia.
 
Su llegada a Ottery St Catchpole, sin embargo, no respondió a cuestiones del Banco sino al repentino recibimiento de una herencia que no esperaba: Thiago Gryffindor, un inglés con quien había mantenido una intensa relación sentimental por aquellos años, le había legado sus títulos, propiedades y pertenencias. Su amante había desaparecido del pueblo mágico y la desoladora noticia impulsó a Lucrezia a abandonar su natal Florencia y emprender un nuevo rumbo. Motivada no solo por cuidar todo lo que alguna vez había pertenecido al hombro sino también por inmiscuirse en la política de Londres, la Médici adquirió una nueva propiedad en el pueblo y se impuso un objetivo claro: formar una familia destinada a dominar al pueblo británico.
 
Mansión:

Interior.

 

El Salón Principal es sumamente amplio pero no por ello poco acogedor. El ambiente es iluminado y calefaccionado por danzantes llamas provenientes de una chimenea levantada en ladrillo, alimentadas por leños encantados que nunca terminan de consumirse. Sobre el cubículo donde se enciende el fuego se ubica una repisa de madera en la cual se exponen distintas fotografías e imágenes familiares, tanto contemporáneas como de corte histórico. Es un pequeño detalle; un homenaje a la sangre. En los portaretratos de pueden observar los rostros de las personalidades más destacas que portaron el apellido, entre ellas Lorenzo De Médici El Magnífico, cuyo retrato es una reproducción sobre tela de lo que fue su aspecto jovial e imponente.

 

Si bien el suelo está conformado mayormente por piedra, una gran cuota de su extensión está cubierta por una alfombra aterciopelada donde predominan una gama de colores entre rojo y morado. Esta pieza del más caro y lujoso material importado de India presenta en su diseño distintos motivos de estilo renacentista italiano en el que se destaca el escudo familiar ubicado en el centro; como una prevención en base a las veladas de borrachera donde la Matriarca auspicia de anfitriona es que se realizaron sobre ella distintos encantamientos impermeabilizantes para evitar así las potenciales manchas provocadas por el ida y vuelta de vino y otras bebidas alcohólicas.

 

A tres metros de la chimenea se ubican dos sillones de cuero negro cuya suavidad se ciñe cómodamente al cuerpo de quién se recuesta sobre ellos. Ambos están direccionados a la fuente de calor del salón y están ladeados por dos mesitas de un solo pie donde suelen reposar copas de vino, libros y portavelas. Otro mobiliario destacado de este espacio son las amplias bibliotecas postradas en las paredes laterales, ambas repletas de colecciones literarias enteras; enciclopedias de antaño; primeras ediciones y manuscritos de afamados escritores que nunca salieron a la luz, entre ellos un ensayo de Nicolas Flamel sobre la viabilidad de la vida eterna.

 

Las paredes, que continúan el estilo del suelo, son decoradas por cuadros de idéntico marco de plata con terminaciones de oro macizo en las esquinas donde se repiten las grandes personalidades del linaje Médici. Estos personajes cobran vida durante las noches, interactuando unos con otros charlando en italiano antiguo, batiéndose a duelo o discutiendo sobre finanzas; eventualmente también les dirigen la palabra a los familiares vivos. Amarillos banderines colgantes se intercalan entre los cuadros, luciendo el emblema del Banco Médici impreso en la tela. Son cuatro las ventanas, dos en cada lateral, las que permiten la entrada del fulgor matutino.

 

El Patio Interior – rodeado por dos pasillos laterales, el salón principal y las cocinas—es un espacio iluminado por los tenues rayos de sol que traspasan los tragaluces de cristal conectados al techo. En toda su extensión priman las tonalidades verdes, de las más llamativas a las más apagadas. Frondosas enredaderas de las más diversas especies, adheridas a la gris piedra, caen hasta llegar a la mitad de la pared donde un encantamiento elaborado por la Matriarca limita su crecimiento.

 

En el muro lateral derecho se extienden de lado a lado varias estanterías de madera que hacen las veces de muestrario de la colección de plantas mágicas de Lucrezia. Es allí donde reposan, en macetas de cerámica rojiza, entre otras, sus tres mandrágoras adquiridas en el Magic Mall; es de este repertorio de las especies más importantes dispuestas en el Patio del que la Matriarca se ocupa personalmente cuando se hace un tiempo de sus deberes. Nadie, salvo sus familiares directos, tiene su expreso permiso para tocarla.

 

En el centro se alza con gloriosa majestuocidad el Lazo del Diablo, cuyos desarrollados tentáculos llegan a extenderse hasta cada una de las cuatro esquinas del Patio; sin embargo, estos nunca atacan a los invitados de la familia, sino que adoptan distintas formas inofensivas durante el transcurso del día (incluso, se las ha visto formar un corazón). Esta planta es alimentada por el servicio doméstico de la familia con abono especial, evitando así la vulnerabilidad a la luz que se filtra del exterior.

 

Este recinto es definitivamente uno de los más agradables dentro de la Mansión Médici. En un intento de privilegiar su objetivo como un espacio de esparcimiento se dispusieron al momento de su construcción varios asientos de cemento para más de una persona sobre los que reposan mullidos almohadones rojos bordeados por hilos dorados, atendiendo a la necesidad de comodidad. El aroma y las fragancias de las más coloridas y silvestres flores invaden la atmósfera del lugar.

 

La Cocina es un lugar signado por el misterio. El ingreso está vedado para todo ser no élfico, incluso para la mismísima Matriarca. El servicio de la cocina cuida con gran recelo que, cuando la blanca puerta se abre para distribuir los platillos del almuerzo o la cena, nadie pueda escudriñar lo que se cuece dentro. Esta directiva fue consensuada entre Lucrezia y Passepartout, su elfo doméstico personal, con un objetivo aun no clarificado por ninguna de las partes. Es al día de hoy que el secreto alrededor de las cocinas sigue completamente guardado. Nadie se atrevió, por ahora, a desobedecer el cartel colgado en la puerta que con elegante caligrafía dorada reza “PROHIBIDO ENTRAR O ESPIAR”.

 

Los Baños Únicos de la planta baja son quizás el espacio donde más se aprecia el espíritu ostentoso que caracteriza a la familia; un homenaje a la opulencia de la Matriarca diagramado por ella misma. En el centro de estos amplios baños, donde a toda hora se respiran ligeras estelas de vapor, se alza una estatua gemela del David de Miguel Ángel, un obsequio del mismísimo escultor en agradecimiento a la ayuda prestada para el reconocimiento de su obra a nivel europeo. Esta figura de lustroso mármol parece brillar por motus propio gracias a las luz de las velas que se proyectan en su blanca y delicada superficie. Son seis las amplias tinas redondas que se reparten en el interior de los baños, apenas separadas unas de otras, donde la calidez del agua manifiesta en la atmósfera invita a sumergirse en ellas y relajar la mente.   

 

Jardines y Ubicación. 

 

La lujosa propiedad adquirida por la Matriarca al banco Gringotts está ubicada a la vera del río Otter, que le da nombre al pueblo que lo rodea. Desde la posición de la mansión es imposible vislumbrar donde terminan los terrenos a su nombre dado que un espeso bosque de altos pinos cubre la visión más allá de los jardines de la familia. El nuevo hogar de la familia Médici está conectado a las otras propiedades de Ottery St Cathpole por medio de las grises calles que unen las distintas zonas del pueblo, cruzándose unas con otras.

 

En los Jardines de la familia saltan rápidamente a la vista tres subdivisiones bien separadas una de otras:

 

El patio delantero sirve como antesala a la magnífica fachada de la Mansión. Un camino conducido a ambos lados por cobrizos soportes de velas lleva al pórtico de la mansión, conformado por un arco en donde se encuentra grabado en piedra el escudo Médici y dos imponentes columnas de reluciente mármol. La entrada se completa con una puerta doble que se alza bajo el manto de un cúmulo de hechizos protectores que previenen los efectos de un posible ataque de extraños.

 

Tanto a la derecha y a la izquierda de del sendero que lleva hasta allí, apenas a unos metros de cada lado, se contemplan dos exultantes fuentes de corte antiguo. Es quizás lo más destacado de su presuntuosa estructura ambas imágenes que las decoran en su parte superior: las dos figuras corresponden a representaciones en piedra de Lorenzo y Federico Di Médici, los dos exponentes más reconocidos de árbol genealógico. Su pose imponente mirando al horizonte y la expresión en sus grises rostros infunden respeto a los visitantes, aunque estos desconozcan de quienes se trata.

 

Unos vistosos viñedos se extienden por detrás de la estructura de la mansión. Encantados para sostener y potenciar la fertilidad de la tierra, éstos cubren un terreno de varias hectáreas. Las parras son atendidas a diario por los elfos domésticos, encargados de cosechar el mejor vino que Gran Bretaña pudiera experimentar. Muy variada es la cantidad y la calidad de uvas que producen aquellas plantas de los más diversos orígenes. La cercanía con el río facilita el riego de la tierra. La Matriarca suele supervisar personalmente los trabajos de plantación y extracción en sus respectivas temporadas.

 

Del otro lado del río Otter, cruzado por un arqueado y ancho puente de piedra caliza, se ubica una parcela de tierra delimitada por una media cerca de tablones de madera. Es allí donde se emplaza el parque de equitación de los Médici. Es un espacio de gran amplitud con césped bajo dedicado al cuidado de los equinos pertenecientes a la familia, además de al sostenimiento y la práctica de una de las más antiguas tradiciones familiares. Es un terreno libre, donde lo único reseñable son los lujosos establos donde por las noches descansan estas hermosas criaturas.

 

Sótano.

 

En un apartado pasillo de la planta baja de la mansión se encuentran dos puertas de madera de sauce detalladamente cubiertas por pintura laqueada negra y cuyos marcos se separaban por unos centímetros. La expresa prohibición de la Matriarca de evitar atravesar ese umbral sin su consentimiento era bien conocida dentro de la familia Médici. Algunos se preguntaban por qué alguien colocaría dos puertas tan próximas una de otra, pero solo un minúsculo grupo de privilegiados (y no tanto) estaban al tanto de la explicación.

 

Dos empinadas escaleras de piedra de estrechos escalones, divididas ambas por una pared, llevan cada una a un espacio diferente, con disimiles funciones; la primera conduce a la bodega privada de Lucrezia, la otra introduce la sala de calderas. Ésta última, disimulando ser un sitio solo concurrido por el servicio doméstico dada su funcionalidad para la mansión, esconde un secreto en una de las paredes laterales. Solo basta el ligero toque de una varita en la décima piedra de la séptima hilera del gris muro para que la estructura se acomode de tal forma que dejara al descubierto una nueva habitación.

 

Los barrotes de hierro de considerable grosor de dos celdas brillan con la constante luz emitida por dos antorchas adheridas a la pared, encantadas de tal forma que la llama nunca se consumiera. El espacio pensado para custodiar o visitar a los eventuales prisioneros está completamente vacío a excepción de un solitario sillón de rojizo material ubicado en el centro, a dos metros de las contiguas celdas. En la pared lateral derecha se exhiben diferentes herramientas de tortura, originadas en distintos periodos históricos, con un objetivo meramente decorativo. El tamaño de la improvisada prisión es reducido: al contrario del alto techo de la sala de calderas que la precede, el correspondiente a ambas celdas no supera los tres metros de altura; el potencial prisionero no podría caminar más de cinco o seis pasos en cualquier dirección sin chocar de lleno con las mohosas y gruesas paredes que lo encerraba.

 

La composición de aquel espacio denota el gusto de la Matriarca por replicar con exactitud los arcaicos calabozos que otrora habían estado al servicio de su familia para castigar la deshonra y la traición de amigos y enemigos.

 

En la bodega privada contigua, sin embargo, se respira una atmósfera completamente disonante a las tétricas celdas. La preservada habitación contiene las reservas más añejas de la familia de vinos Médici, exclusivos para los eventos más únicos y especiales que se celebran dentro de la Comunidad Mágica. La Matriarca suele extraerlos de allí para engalanar las reuniones de negocios más cruciales que lleva a cabo, con el afán de ganar el beneplácito de sus clientes y posibles socios siempre en su beneficio. El recinto es amplio, con suelos de madera conservados de manera excelsa por los elfos domésticos al servicio de la familia, y está repleto de voluminosos barriles dónde se aprecia el escudo familiar cuidadosamente tallado. Las paredes son cruzadas por decenas de estanterías donde reposan las diversas botellas que el negocio vitivinícola de los Médici había presentado a lo largo de su historia.

 

 

PlgI6Y7.png

Lucrezia Di Médici (Ficha N° 78208) | (Bóveda N° 28321)

 

wBFNWqM.png

Antepasados.

 

Isabel Di Médici**

 

Primera Generación.

 

Ethan Lenteric (Ficha N° 106515) | (Bóveda N° 106537)

Hijo de Isabel Di Médici**. Primo lejano de Lucrezia.

 

Ariane Dumbledore (Ficha N° 78253) | (Bóveda N° 79643)

Madre biológica de Luka y Luna.

 

Lex Grindelwald (Ficha N° 113265) | (Bóveda N° 113307)

Primo en segundo grado.

 

Sasha Askar (Ficha N° 92612) | (Bóveda N° 92613)

 

Segunda Generación.

 

Luka Gryffindor (Ficha)*

Luna Cristal Gryffindor (Ficha)*

 

Amigos de la Familia.

 

We read that we ought to forgive our enemies; but we do not read that we ought to forgive our friends. - Cosme de Médici

 

Jeremy Askar Triviani - (N° 110737) | (N° 110739)

 

Zoella Triviani Yaxley (Nº 110950) | (Nº 110969)

 

Matthew Triviani - (N° 111218) | (N° 111237)

 

(*) Personaje Secundario.

(**) Personaje Inventado.

JxyOT7Y.png

 

Conexión Red Fru: --

Mascotas: --

Objetos y Pociones: --

 

UO6TItE.png

Bóveda de Gringotts: Bóveda N° 113112

 

1GXnEv9.png

Link al Topic de Rol: Traslador


Editado por Lucrezia Di Médici, 24 octubre 2019 - 21:33.


#2 Jank Dayne

Jank Dayne

    Mago Consejero

  • Moderadores
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 8.454 mensajes
  • 64.738 points
    • Gender:Male
    • Location:Venezuela.

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Oro
    Legionario
    Galeones: 133893





Escrito 03 septiembre 2019 - 23:31

55Nqaee.png?1

 

Oficina de Registro de Familias

 

Se aprueba la Familia Di Médici:

 

Listado de Patriarcas/Matriarcas:

Recuerda que cuando se abra el topic de rol debes pasar por el  topic de Registro de Familias a dejar el link para poder agregarlo al Censo.

 
 

Atentamente:
Jank Dayne
Moderador de HarryLatino.org


uBdi3n9O_o.png

 

6tXFjUo.gif

 


#3 Lucrezia Di Médici

Lucrezia Di Médici

    Mago Incontrable

  • Reporteros
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.726 mensajes
  • 18.802 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 41344





Escrito 04 septiembre 2019 - 03:12

Uso este post primero para agradecerte @Jank Dayne por aprobar la familia y para darle la bienvenida a todo el que quiera formar parte de la primera generación de la rama otteryana de esta familia. El topic de rol y la bóveda van a ser abierto a la brevedad, pero invito a todos a leer la rica historia de este grandioso linaje de poderosos, parcialmente basada en hechos históricos reales. Plantearla fue una de mis mejores experiencias de escritura en este foro así que espero que la disfruten si deciden leer.

 

Dejaré solo un pequeño formulario que deben rellenar con sus datos para que me sea más fácil agregarlos al árbol:

 

 

♣ (Nombre de personaje: (Número de ficha con link a la misma) | (Número de Bóveda con link a la misma)

 

♣ Vinculo familiar: Con la matriarca u otros miembros. No es obligatorio.

 

♣ Otros Datos: Cualquier aclaración, descripción de habitaciones, pertenencias, elfos o cualquier dato que crean pertinente que agregue en las futuras secciones. También es opcional.

 



#4 Demian Luxure

Demian Luxure

    Mago Sabio

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 6.856 mensajes
  • 1.922 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Tempestad
    Galeones: 9826





Escrito 04 septiembre 2019 - 14:44

Me gustó tu familia. Aunque pensaba colocarla como secundaria, solo que no lo veo a mi pj como un Di Médici, entonces no se si @Lady Luxure Grindelwal le parece bien, mencionar y evaluar la posibilidad que los Luxure y ésta tienen ancestros común siglos atrás y son familias lejanas. En ese caso pudiera adecuarla a la familia ¿Qué dice Lady? ¿Sería posible Lucrezia? Y Depende de vuestra respuesta me inscribo o bo. Saludos.

 rRtoO.gif  //famlux10.gif// rRtoO.gif 

PGwxCD7.jpg

rRtoO.gif //Local: Tenebrus  // rRtoO.gif 


#5 Lucrezia Di Médici

Lucrezia Di Médici

    Mago Incontrable

  • Reporteros
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.726 mensajes
  • 18.802 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 41344





Escrito 04 septiembre 2019 - 15:22

@Demian Luxure Claro que se puede, las familias históricamente se mezclaron. No tengo problema en consensuar o agregar directamente en la historia la conexión entre las dos familias si te facilita el adaptarlo a tu personaje de rol. Ese problema se arregla con unas simples líneas en el registro.

 

Me encanta que te haya gustado, es una familia con mucha historia detrás y a la larga vamos a dominar Ottery  :rolleyes:



#6 Matthew Triviani

Matthew Triviani

    Mago experto

  • Premios Pre-gala Halloween 2019
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 2.292 mensajes
  • 2.883 points
    • Gender:Not Telling

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Galeones: 13271





Escrito 05 septiembre 2019 - 00:12

Primero y principal, felicidades por la apertura, me ha gustado muchísimo y más como llevas tu personaje. ♥ Vengo a intentar, ser amigo de la familia xD -si, por que no se si deseas amigos y tal- creo que se podría potenciar muchas cosas con la unión amistosa de nuestros apellidos. Después de todo, tienen intereses muy similares y objetivos con gran productividad. 

 

 

Ay, amo las fichitas ¡♥!

 

 

♣ Nombre de personaje: Matthew Patricia Triviani - 111218 | Bóveda N° 111237

 

♣ Vinculo familiar: Amigo de la Familia Di Médeci. (o también se puede evaluar algún parentesco, ilegal, claramente. Ya poseo dos familias u_ú)

 

♣ Otros Datos: De momento, ninguna... Quizá, en un futuro podría implementar algo si así se requiere :) 


T0pAs6C.jpg

« Nada de lágrimas, por favor. Es un desperdicio de buen sufrimiento»


#7 Jeremy Askar Triviani

Jeremy Askar Triviani

    Mago Incontrable

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.743 mensajes
  • 36.198 points
    • Gender:Male
    • Location:En el Refugio con Nibiru

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 5570





Escrito 05 septiembre 2019 - 05:09

Bueno, vengo también a postear por aquí, antes de la emoción, ya tengo dos familias, peroooo quiero amistad con la tuya. xD ¿Somos amix a partir de ahora? xD

 

(Nombre de personaje: Jeremy Askar Triviani - N°110737 | Bóveda N°110739.

 

Vinculo familiar: Enemigo Amigo de la familia. 

 

Otros Datos: Ninguno mas. xD Gracias. 


Afm5XYH.gif                U9XdXZc.gif


um785mt.jpg

hGg3iXQ.gif


#8 Zoella Triviani Yaxley

Zoella Triviani Yaxley

    Mago experto

  • Premios Pre-gala Halloween 2019
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.309 mensajes
  • 33.162 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 39462





Escrito 05 septiembre 2019 - 14:04

Yo vengo porque el par de arriba me obligo(?) xD Nah, vengo por voluntad propia a ser parte del cuadro amistoso de la familia <3
 
♣ Zoella Triviani Yaxley: Nº110950 | Nº110969
 
♣ Vinculo familiar: Amante a escondidas de mi novia(?) Amiga de la familia :3
 
♣ Otros Datos: Propongo una maquina de helado en la cocina *O*

 

Besos ♥


4hCOD9m.png

2g8L4mW.jpg

YwzoyWt.gif


#9 Lucrezia Di Médici

Lucrezia Di Médici

    Mago Incontrable

  • Reporteros
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.726 mensajes
  • 18.802 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Plata
    Tempestad
    Galeones: 41344





Escrito 05 septiembre 2019 - 15:56

@Matthew Triviani ayyy gracias *-* La verdad es que me encanta haber abierto la familia para poder seguir desarrollando a mi personaje que me tiene otra vez pegado al rol. Pronto va a estar el topic de rol así que espero que te pases. Y podríamos pensar algún vínculo lejano, ésta y la Triviani son dos familias italianas que claramente pueden haberse relacionado en algún punto (?) Por ahora te dejo en amigos de la familia  B)

 

@Zoella Triviani Yaxley YAAAAS, aunque pensé que querías ser mi sobrina  :perv: anotado lo del helado.

 

@Jeremy Askar Triviani Somos amix, aunque haya odio entre nuestros personajes.

 

Esta familia ya tiene más amigos de los que tuve en mi último cumpleaños :sad:  Árbol actualizado.



#10 Ethan Lenteric

Ethan Lenteric

    Recien graduado

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPip
  • 885 mensajes
  • 1.911 points
    • Gender:Male
    • Location:Ústí nad Labem, República Checa

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Oro
    Base
    Galeones: 8832





Escrito 06 septiembre 2019 - 21:53

Hola! me paso a dejar mi ficha después de platicar algunas cosas por mp así que nada... aquí me tienen  B)
 
♣ (Nombre de personaje: Ethan Lenteric Ficha N°106515 - Bóveda N°106537
 
♣ Vinculo familiar: Hijo sanguíneo de Isabel Di Médici - Lazo lejano con Lucrezia Di Médici
 
♣ Otros Datos: Needles, elfo personal.


Editado por Ethan Lenteric, 06 septiembre 2019 - 23:24.

8U1RHnf.gif

3jUyYCa.jpg





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users


Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Reacon : (14 noviembre 2019 - 02:16 ) @Antoni Ryvak Dracony *te abrazo muy fuerte* :P
@  Antoni Ryvak... : (14 noviembre 2019 - 01:12 ) @Lex Grindelwald hola!
@  Sean di Spin... : (14 noviembre 2019 - 12:36 ) ya
@  Zoella Trivi... : (14 noviembre 2019 - 12:29 ) :ninja:
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 10:44 ) listo
@  Lex Grindelwald : (13 noviembre 2019 - 09:33 ) buenas tardes todos
@  Lex Grindelwald : (13 noviembre 2019 - 09:33 ) @Antoni Ryvak Dracony hi Men
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 09:28 ) @Frankie Tarly :perv:
@  Frankie Tarly : (13 noviembre 2019 - 09:19 ) :ninja:
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 07:41 ) ohhh ire a leer
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 07:37 ) @Sean di Spinneto IV Envié nuevo post ^_^
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 07:28 ) ya lance
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 07:16 ) .
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 07:13 ) xD..Xd
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 07:12 ) xD
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 07:07 ) ...
@  Matthew Triv... : (13 noviembre 2019 - 07:02 ) ....
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 07:00 ) ...
@  Matthew Triv... : (13 noviembre 2019 - 06:58 ) ..
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 06:57 ) .
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:55 ) Ya lo leí...vamos a ahora a King´s Croos
@  Matthew Triv... : (13 noviembre 2019 - 06:55 ) :ninja:
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 06:50 ) listo..ya lance
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 06:33 ) pues voy a hacer el mio
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:30 ) .......
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:30 ) ......
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:30 ) .....
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:29 ) ....
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:28 ) @Sean di Spinneto IV Bien :) ya deje mi post de rol en la mazmorra
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 06:25 ) como estas Antony???
@  Antoni Ryvak... : (13 noviembre 2019 - 06:21 ) ...
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:48 ) ..
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:45 ) xD
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:44 ) pero si de tu persona yo encantado
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:44 ) aun no se que se comparte
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:43 ) Te lo comparto todo(?
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:39 ) me comparten???...jum....
@  Matthew Triv... : (13 noviembre 2019 - 05:37 ) Eso que dice la Zoe xDDD pero te compartimos :perv:
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:37 ) Fue un premio de la gala :3 ya deben estar por quitarlo
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:36 ) JAJAJAJAJA
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:36 ) :perv:
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:36 ) porque ustedes verdes y yo no..acaparadores
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:35 ) :bb: :perv: :perv:
@  Matthew Triv... : (13 noviembre 2019 - 05:34 ) :perv:
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:31 ) :ninja: :ninja:
@  Zoella Trivi... : (13 noviembre 2019 - 05:26 ) ...
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 05:25 ) ..}
@  Eileen Moody : (13 noviembre 2019 - 04:47 ) .
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 04:07 ) listo
@  Sean di Spin... : (13 noviembre 2019 - 03:06 ) ok