Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Foto

Magia Avanzada LIIProfesor: Eobard Thawne


13 respuestas en este tema
  • Este tema está cerrado Este tema está cerrado

#1 Eobard Thawne

Eobard Thawne

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.339 mensajes
  • 5.445 points
    • Gender:Male
    • Location:Central City, 2049.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 140110





Escrito 03 septiembre 2020 - 03:03

El ocaso en el estado de Massachusetts solía ser una experiencia única, sobre todo si era apreciado desde algún sitio de interés como el campanario de Old North Church, el USS Constitution o algún aula del famoso MIT, que para los no mágicos era una de las mejores universidades del mundo. Pero no era el centro de Boston donde el Black Lestrange aguardaba a sus alumnos, sino una tranquila calle más al oeste, en el famoso pueblo de Salem.

 

Miles de historias rodeaban a este pequeño poblado en los límites del estado, la mayoría relacionados con la cacería de brujas acontecida a finales del siglo diecisiete. Un sitio perfecto para dictar la clase de ese mes. 

 

    No importa cuántos años pasen, el sitio está casi intacto. Salvo por la tienda de obsequios      dijo el castaño para sí, mientras le daba un mordisco al barquillo del helado que había comprado unos metros antes. 

 

La directiva de Hogwarts estaba encargada de notificar a los alumnos sobre el sitio en el que se desarrollaría la cátedra, a menudo adjuntando trasladores para mayor facilidad. El sujeto aguardó, expectante, mientras las luces de Lynde Street comenzaban a fulgurar. Una vez que sus estudiantes se plantaron ante él, cada uno con un objeto distinto, esperaba, se giró sobre sus talones para recibirles.

 

    Me da gusto que hayan podido asistir, últimamente la mayoría prefiere el anonimato, dada la situación actual con los no mágicos. Como el profesor Black Lestrange, tengo la tarea de complementar su educación mágica, así que ojalá lo logremos. 

 

Hizo una pequeña pausa, siendo atacado por una ligera tos. La última habilidad que había cursado, le había dejado secuelas. Quedaba en los presentes si deseaban presentarse o guardar sus identidades para la posteridad; él, personalmente, no era aficionado de dicha actividad.

 

    Así que, como preámbulo, les daré la bienvenida al Laberinto del Museo de las Brujas de Salem, una atracción que he seleccionado para que visitemos     anunció, reparando en el hecho de que cinco personas a media calle, resultarían un tanto sospechas a ojos ajenos. Señaló la diminuta área verde que yacía del otro lado del cerco, invitando a que se enfilaran a la entrada     Imagino que han escuchado de los juicios de Salem, ¿alguno tiene idea sobre el tema?

 

Conforme se acercaban a la vivienda de aspecto vintage, repasó lo que había preparado para aquel día. Todo había sido organizado sin premura, por lo que el acceso al museo no tendría complicación. La cosa parecía sencilla, quedaba ver si continuaba así a lo largo de la clase.

 

Spoiler

Editado por Eobard Thawne, 03 septiembre 2020 - 05:17.

Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

DhdPoEA.gif

6zgFTe2.gif


#2 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Septimo año

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPip
  • 726 mensajes
  • 9.993 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 05 septiembre 2020 - 16:08

Y el primer día de la última clase que cursaría en Hogwarts por fin había llegado. No hacía muchos días que recibiera su lechuza por lo que estaba preparado para el pequeño viaje. No hacía falta llevar demasiadas cosas, quizá un encantamiento en uno de sus bolsillos sería suficiente para guardar lo que necesitaba para la clase. Pertenecer al mundo mágico era realmente increíble y no dejaba de sorprenderlo, si bien en las clases muggles que había tomado también se realizaban viajes de estudio, la forma de trasladarse era muy diferente.

 

Un par de minutos más tarde el chico se dirige hacia la parte de atrás de una vieja tienda de antigüedades en la que se encontraba uno de los trasladores que le llevarían a nada más ni nada menos que al tan famoso pueblo de Salem, muy famoso en la historia del mundo mágico e incluso en el muggle también. Por eso no pierde tiempo y al simple tocar un trozo de madera corroída, se transporta de inmediato y queda justo frente al profesor al lado de sus compañeros.

 

—Hola, soy Danny Lestrange... ah... Luxure, Ravenclaw...

 

Dice titubeando, primero el apellido de la familia que le había acogido durante toda su vida y posteriormente los apellidos de su familia de sangre. Danny no creía que los apellidos fuesen tan importantes, aunque pensándolo bien tendría que tener cuidado ya que acababa de recordar que había magos y brujas que sí le conferían una importancia muy especial. Es por eso que no le da más importancia y presta atención al movimiento de los labios del profesor, ya que al ser sordo era la única forma en que podría entenderle.

 

—Los juicios eran audiencias y procesos que se hacían para castigar a las personas por practicar la brujería. Aunque por lo que se dice en la historia también terminaron acusando falsamente a personas sin magia.

 

Finaliza. El chico sabía por relatos de sus padres y profesores que aquella época había sido bastante dura para las personas con magia en sus venas, y Danny agradecía completamente el no haber vivido en aquella horrible época. Tantos conflictos que se habían salido de control se habían terminado cobrando la vida de muchísimas personas que ni siquiera estaban relacionadas con la práctica de la hechicería. Lo que hacían los errores y el fanatismo tanto religioso como político.

 

Mientras pensaba en todo aquello, el muchacho sigue al profesor hacia una casita de fachada un tanto peculiar y por lo visto estaba planeando hacerles entrar ahí. Seguramente la clase comenzaría a ponerse divertida y quizá hasta un tanto peligrosa así que agradece internamente el haber llevado su varita con él sin darse cuenta de que comenzaban a llamar la atención de algunas personas del lugar, ¿Se notaría que eran extranjeros?  


Editado por Danny Lestrange, 05 septiembre 2020 - 16:12.

YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif


#3 Seth Blackwell

Seth Blackwell

    Muggle

  • Magos
  • 32 mensajes
  • 1.135 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Aprendiz
    Galeones: 100




Escrito 05 septiembre 2020 - 20:17

Le sorprendía la celeridad con la que las clases nuevas dieron comienzo. Habiendo pasado apenas una semana desde que se graduase del examen T.I.M.O, tenía la idea de que tardarían en organizar nuevos claustros en los que impartir enseñanza. Mas sus prejuicios se vieron desmantelados cuando, una lechuza anunció el comienzo de las clases de Magia Avanzada a las cuales se había inscrito, y junto a ella, una corona de flores que asumió era su método de transporte para llegar al lugar de destino. 

No dudó mucho, pues, en posar sus manos en el traslador que lo transportó a un lugar del que sólo había oído hablar en historias y leyendas de boca de sus padres, que a su vez habían leído leyendas de sus padres, que a su vez... Bueno, el pueblo de Salem fue famoso por mucho tiempo, por generaciones, y más aún, por todas las razones incorrectas. 

No tardó mucho en reunirse con quien sería su profesor y los otros alumnos, que reconoció por su tránsito en conjunto por los exámenes T.I.M.O. Le sonrió amistosamente a Minimin y le guiñó un ojo a Lyanna, mientras que saludó con un gesto de la mano al alumno nuevo, que no había visto antes pero seguro le resultaría interesante conocerlo, sobre todo por la ternura que despertó en él la torpe presentación que logró hacer. 
 
— Agradezco que haya tenido la amabilidad de traernos a este lugar, profesor — le aduló Seth para empezar a romper el hielo entre él y el mencionado, puesto que no sabía con qué clase de persona estaba y ante todo, prefería ser respetuoso — mi nombre es Seth Blackwell. Es un placer. 

No le interesaba mantener el anonimato; habiéndose criado en un lugar donde estaba continuamente expuesto tanto en cuerpo y en identidad como lo era un circo itinerante, se había acostumbrado a tratar con muggles y magos buenos... y con muggles y magos malos. Sin embargo, le habían inculcado que a todas las adversidades se les debía hacer frente y no tenía miedo de toparse con un problema (filosofía que algunos calificarían como "Imprudencia"). 

— Y con respecto a los juicios de Salem... Estoy seguro que lo que más resalta es que enjuiciaron a mucha gente inocente quemándola en la hoguera. Es triste que, aún habiendo genuinos magos y brujas en el pueblo, todos estuvieran condicionados a no manifestar habilidades mágicas o serían perseguidos y aniquilados. 

¿Sería bueno haber dicho aquello frente a personas que no conocía, y a algunos que conocía muy poco? Quizás no. Pero no podía quedarse callado, sobre todo cuando era un asunto que, aunque fuera de manera indirecta... Le incumbía. 

@Eobard Thawne


Editado por Seth Blackwell, 05 septiembre 2020 - 20:18.


#4 Lyanna Friedrich

Lyanna Friedrich

    Muggle

  • Magos
  • 60 mensajes
  • 2.156 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Aprendiz
    Galeones: 100




Escrito 06 septiembre 2020 - 14:09

La rubia volvió a mirarse al espejo por última vez y acomodó su blazer negro. Ya había aprendido en su última clase que usar vestido para estas circunstancias no era lo indicado. Por lo que su atuendo ese día se limitaba a unos pantalones de vestir negros, un top blanco y tacones altos.


La carta decía que los alumnos debían presentarse antes de que el ocaso finalice. La Friedrich, guardó el pergamino en su bolso de mano y se aferró a la pluma que era un traslador. Cerró los ojos, pero podía sentir cómo el mundo se movía alrededor de ella. Cuando se sintió en tierra firme volvió a abrir los ojos y exploró con estos dónde se encontraba. Estaba en Salem. Un pequeño pueblo antiguo, en el que la masacre de brujas lo había hecho famoso.


El pueblo se encontraba tan intacto que parecía devolverla al siglo XVII. Le gustaba lo antiguo aunque nunca había estado en aquel pueblo, y menos de noche. Acomodo la larga cascada de ondas platinadas en una coleta alta para evitar que la moleste el resto de la clase e ingresó a la tienda de regalos dónde se encontraban su profesor y dos de sus compañeros.
-Buenas noches- saludo al ingresar. Seth le guiño un ojo y Lyanna se lo correspondió con una delicada sonrisa. Se acercó a él y quedó parada a su lado. Entre los presentes también se encontraba Danny con quién no estaba muy segura de su parentesco pero vivían juntos en el castillo Revenchaw. Le dedicó un delicado saludo con la mano.


Cuando sus compañeros se presentaron llegó el turno de la semiveela.
- Mi nombre es Lyanna - era lo único que diría de su identidad. Una leve sonrisa seguida dibujada en sus labios carmines.
- Con respecto a los juicios de Salem debo reconocer mi ignorancia sobre el tema. Tenía entendido que no habían quemado y torturado brujas, sino a muggles que les adjudicaban poderes "mágicos". Pero hasta ahí llega mi conocimiento de historia. Aunque concuerdo con Seth, los magos y brujas debían vivir reprimiendo su magia. Hecho que todavía ocurre hoy en día. -
Disfrutaba de la historia, pero debía admitir su ignorancia en la historia contada desde el lado mágico. Había leído muy pocos textos al respecto.


@Seth Blackwell
@Danny Lestrange
@Eobard Thawne

MU0tUDR.png


#5 Eobard Thawne

Eobard Thawne

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.339 mensajes
  • 5.445 points
    • Gender:Male
    • Location:Central City, 2049.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 140110





Escrito 08 septiembre 2020 - 05:24

Dio una cabezada conforme sus alumnos iban presentándose. Le agradaba la variedad; mientras que Lyanna había preferido no revelar su apellido, Danny y Seth fueron directo al punto. Quien no había emitido palabra hasta ese momento, era Minimin, lo cual también era válido. ¿Tiempos confusos? Probablemente.
 
   ¡Excelente! Veo que conocen del tema, todos de cierta forma han coincidido en algo, que son los juicios «erróneos»    comentó, en tanto se abrían paso a través del pequeño jardín que antecedía la estructura. La duda sobre el tema era normal, pues estaba llena de controversias    . Es cierto, que muchos juicios carecían de fundamento, y se realizaron a plena luz, ante ojos mágicos sin poder intervenir, debido a la repercusión. Curioso, ¿no? Parece que volvemos a ese «oscurantismo. En mi opinión, la repulsión hacia los practicantes jamás se fue, sólo se disimuló.
 
Conforme hablaba, las facciones en su rostro sufrían una serie de cambios, expresadas como si su piel tuviera una consistencia parecida a la sopa y apenas alcanzara el hervor. Su expresión parecía más relajada, coincidente con la de alguien más joven; un muchacho pecoso, cuyo cabello castaño enmarañado sugería que rondaba los veinte y tantos. En tanto, el disfraz cambiante, un artefacto que modificaba su vestimenta según la ocasión, le brindó un conjunto acorde a la época de las Trece Colonias, que quizá habría resultado gracioso para más de uno, sobre todo por la guirindola adornando el cuello de la camisa beige. 
 
Las puertas aún permitían el acceso, dado que el museo ofrecía una última visita, en plena transición a la noche.
 
   Ah, buenas noches, Piper     saludó el metamorfomago a la persona que atendía el mostrador en la tienda de regalos, que resultaba una suerte de recibidor, previo al inicio del recorrido     Este es el último grupo que ingresa, yo me encargaré de llevarlos. 
 
No hubo comentarios respecto a la vestimenta del Black Lestrange, pues era la habitual en ese tipo de actividades; se tenía una creencia de que amenizaba la experiencia de los visitantes, y casi siempre así era. Se les permitió el acceso sin miramientos, accediendo al pasillo adyacente, en penumbra y sin señales de iluminación artificial. 
 
    Muy a pesar de los estragos que han ocurrido en Estados Unidos, Salem ha crecido como una comunidad tolerante a cierto modo con la magia. ¡Hasta tienen un instituto! Pero, eso es otra historia... Varitas fuera, comenzamos el recorrido. 
 
Extrajo el fragmento de nogal negro del abrigo de algodón que le llegaba a las rodillas, guiando al grupo con la punta encendida de éste. Allí no encontrarían complicaciones, pues era un simple corredor con aspecto tétrico. Apenas se reunieron en la primera sala, fueron inundados por el destello lúgubre proveniente de la lámpara de araña que colgaba del techo. 
 
    Su primer reto será algo sencillo, una situación que puede sucederles    explicó el Black Lestrange, volviendo a su fisionomía habitual. Extendió ambos brazos en torno a la exposición montada en dicha sala     Las criaturas mágicas tienen mayor libertad, a mi parecer, en Norteamérica. Y, dada la caída del Estatuto, a nadie le parece extraño ver un Ave del Trueno volando por allí.
 
 Recordaba tiempos en los que había trabajado de cerca con entes mágicos, una época distinta. Cuatro plataformas, dos hogueras y dos horcas, representaban la etapa más triste de los Juicios. Allí, escondidos como camaleones, había una familia de demiguise; entre su pelaje, a su vez, escondían un fragmento de llave. Al unir los cuatro, podrían formar una figura para avanzar a la siguiente etapa. La iluminación, así como la capacidad del animal de confundirse con el entorno, no facilitaría aquella tarea. Debían trabajar en equipo.
 
    Necesitamos una llave para continuar. Atrapen a cuatro de ellos para formar el prisma hexagonal. Pero, ¡tengan cuidado! Los demiguise son traviesos en exceso, pueden complicarles la tarea. Su invisibilidad es el menor de sus problemas, algunos podrían llevar llaves señuelo. 

 

Aguardaría allí, como un apoyo, a la expectativa de que sus estudiantes lograran resolver el reto propuesto. 
 


 
 

(*): Dado que la mayoría de la clase ha posteado, continuamos. *Minimin Skeeter* aún podrá incorporarse en este punto.   


Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

DhdPoEA.gif

6zgFTe2.gif


#6 *Minimin Skeeter*

*Minimin Skeeter*

    Muggle

  • Magos
  • 23 mensajes
  • 532 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Aprendiz
    Galeones: 100




Escrito 10 septiembre 2020 - 16:48

Cuando llegó la lechuza, en la que anunciaba el inicio de las clases avanzadas, no tarde ni dos minutos en arreglarme, me puse un vestido amarillo floreado, mi caperuza roja y tomé con premura la lata de galletas que había aparecido junto con la carta.  Para posteriormente ser arrancada con fuerza y escupida en el legendario Salem.

 

Había escuchado algo sobre aquel lugar, y la verdad es que era muy mala para la historia, que no fuera la mía, sin embargo, se sentía una extraña vibra en aquel sitio. Escuchaba atenta lo que decía el profesor y mis compañeros, a quienes solo atine a medio sonreírles, más por lo acongojada que me estaba sintiendo al escuchar las historias sobre aquel lugar que por otra cosa.  

 

Para cuando logre componerme y eliminar mis propios y repentinos recuerdos sobre caza de brujas, ya estábamos inmersos dentro de uno de los edificios, que fungía como museo, por las que al parecer se hacían recorridos a modo de diversión. Había estado perdida durante mucho tiempo, por lo que las palabras del profesor sobre los estatutos solo lograban confundirme aun más, definitivamente necesitaba ponerme al corriente con los hechos actuales y recuperar por completo mi memoria y cordura.  Era una vampira muy distraída, a decir verdad, por lo que tarde ciertos minutos en que mi cerebro detectara, que mi varita no se encontraba en mi mano sino en mi pelirroja cabellera y que sólo estábamos en plena clase.

 

Y fue ahí cuando lo vislumbre, un par de horcas y las hogueras, mis pupilas se tornaron de un rojo carmesí, al tiempo que se dilataban aun más. Esta sería una noche tormentosa, y entonces un brillo llamó mi atención, una familia de demiguise, sonreí al verlos, no debía ser tan mal lugar si algunas de esas criaturas se encontraban ahí.  

 

La instrucción era conseguir atrapar a 4 de ellos, de donde obtendríamos al parecer lo que sería una llave, era una prueba extraña, mire a mis compañeros, quienes empuñaban sus varitas listos para la acción. 

 

-Creo que primero necesitamos darle más ambiente a esto – comenté, mientras que con mi negra varita apuntaba a una de las hogueras, sabía que a los demiguise no les pasaría nada, pues era una acción muy obvia, sin embargo, era necesaria para poder tener una visión más clara del espacio en el que nos encontrábamos.  -  Incendio

 

Una de las hogueras comenzó a arder dándonos un poco más de luz, y definitivamente mucho más ambiente. Los demiguise, como había supuesto, habían salido de su escondite para pasarse a otro lugar, solo debíamos detectar en cual.

 

-Necesitamos ser impredecibles chicos, esa es nuestra única oportunidad. - Comenté al tiempo en que con un veloz movimiento me desplazaba hacia el otro extremo de la habitación, en extremo opuesto de la hoguera, tratando de volver a ver a las criaturas. No sabía lo que hacía pero me sentía mejor haciendo algo. 



#7 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Septimo año

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPip
  • 726 mensajes
  • 9.993 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 11 septiembre 2020 - 05:57

Danny presta especial atención a las palabras del maestro, asiente de vez en cuando sin dejar de leerle los labios con interés, ya que debido a su sordera, era la única forma de entender lo que su profesor les explicaba. Solo esperaba que nadie lo tomara con incomodidad, ya que no había querido mencionar su discapacidad a los demás, al menos de momento. Ya habría oportunidad más adelante en caso de ser necesario.

 

    Y esa es la razón por la cual nos seguimos escondiendo.

 

Menciona el joven mago después de la alusión del profesor sobre el "oscurantismo" de la magia. Luego continúa su camino quedándose pensativo sobre el qué pasaría si magos y brujas no tuviesen que ocultarse ante los muggles como si fuesen criminales. Debido a que Danny prestaba mucha atención a los rostros de todos por si acaso alguien decía algo, no había pasado desapercibido el cambio en el del profesor, lo cual lo había dejado sorprendido.

 

    ¿Es un metamorfomago?

 

Pregunta con mucha curiosidad sin dejar de avanzar junto con sus compañeros de clase, con los cuales comenzaba a sentir cierta comodidad a pesar de que apenas los conocía. Pronto atravesarían las puertas de entrada al museo y llegaban al recibidor en donde veía a alguien que les dejaba pasar luego de que el profesor le decía algo que Danny no había alcanzado a leer. Se había quedado asombrado con la tienda de regalos y pensaba que no sería mala idea llevar algún recuerdo a casa para regalarlo a sus padres.

 

    Justo quería preguntar si podíamos iluminar el lugar, no veo muy bien así a oscuras, ¿Puedo hacerlo?

 

Pregunta el chico con la varita en su mano después de sacarla del bolsillo de sus pantalones poco antes de que el profesor encendiera la suya, por lo que Danny se aguanta una risita. No estaría mal conocer el instituto que les había mencionado el profesor, habría sido interesante convivir con alumnos de otras escuelas de magia, era algo que siempre había querido a pesar de su relativa timidez ante las personas que no conocía. 

 

    La lámpara de la historia del fantasma de la ópera.

 

Murmura emocionado. Ese día el muchacho se sentía visiblemente animado y en ocasiones se le salía decir tonterías. Mira a su alrededor y se da cuenta de que efectivamente el pasillo daba a una sala de aspecto aterrador, y él se pregunta si habría muggles que se atrevieran a entrar, y si estos serían capaces de sentir la sensación de magia circundante que se podía percibir, o si solo aquellos con magia en sus venas podrían notarla.

 

Seguía leyendo los labios del profesor, así que la exposición mostraba animales mágicos, increíbles a su parecer y a los cuales le gustaría conocer en persona y no solo en esculturas y fotografías. Pero pronto su emoción se termina cuando se da cuenta de las plataformas y aquella escenificación de las hogueras y de esas cuerdas en las que habían realizado los juicios aquellos muggles cegados por el fanatismo. Y le provocaba malestar, demasiado.

 

    Ahí hay uno... oh, olvídenlo, ¡Se me perdió de vista!

 
Pronuncia el chico cuando el profesor les da la indicación de atrapar a los demiguise que llevaban los trozos de llave que serviría para seguir avanzando por el museo. En ese momento Danny pensaba que seguramente los muggles no visitarían este lugar o arriesgarían a las criaturas. Encontrar a los animales camaleónicos no sería fácil y menos después de lo que había dicho el profesor, seguro que alguno tendría llaves falsas.
 
    Entonces... yo me voy por aquí.
 
Pronuncia Danny después de ver a Minimin alejarse rápidamente hacia un extremo de la sala. Quizá podrían acorralarlos y así hacerse de las llaves. No era mala idea y sin bajar su varita pensaba en un plan para hacer que los animalitos revelaran sus ubicaciones.
 
    ¿Sería buena idea atraerlos con algo que les guste?
 
Pregunta curioso después de pronunciar un "lumos", para encender la punta de su varita y buscar a tientas por los rincones.
   
 
 

YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif


#8 Eobard Thawne

Eobard Thawne

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.339 mensajes
  • 5.445 points
    • Gender:Male
    • Location:Central City, 2049.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 140110





Escrito 16 septiembre 2020 - 06:02

La improvisación solía ser un factor común en las clases dictadas por Black Lestrange, a menudo por el giro de acontecimientos. Esta ocasión no sería la excepción, aún cuando él había decidido no intervenir en la captura de los entes mágicos. No era fácil tratar con criaturas, incluso él, que conocía del tema, tendía a ser cauto.

Había iniciativa por parte del grupo. Si bien, conjurar fuego en un espacio cerrado no era lo más ortodoxo, era un buen inicio. Danny, por otro lado, optó por apelar al gusto de los demiguise; una antesala a un posible trueque por la llave.

   Vamos a ver, ustedes dos...    evaluó su procedimiento. Quizá sería buena idea que encabezaran al grupo, mientras se resolvía el primer reto    Dada su iniciativa, serán nuestros representantes en lo que está por venir a la clase, mientras terminamos con este asunto.

Apenas agitó la varita de nogal negro, pues requería concentración antes que puntería. Empleando los poderes del Libro de los Druidas, así como sus conocimientos, conjuró el Haz de la Noche sin pronunciar palabra alguna. El portal se abrió bajo los pies de Minimin y, una vez que ésta fue absorbida, hizo lo propio con el Ravenclaw. Eobard se aproximó a este último agujero espacio-temporal, que se había quedado abierto.

   ¡Bienvenidos a Salem, de nuevo! Los he enviado al año mil seiscientos noventa y dos. Una fecha difícil, así que habrá que ser cautos; intenten no llamar tanto la atención, o arruinarían la línea temporal. Averigüen si algún samaritano ha presenciado algo que se relacione con la comunidad mágica.

Si bien, ese tipo de magia funcionaba más como una especie de recuerdo visto desde un pensadero, no estaba de más advertir los peligros que conllevaba tomar ese tipo de travesías a la ligera. Del otro lado del portal, el entorno se percibiría en un tono sepia, como si fuera una fotografía antigua. Las edificaciones rústicas rodeaban una plazuela en la que la gente, ataviada de ropas azabache, muy similar a los estudiantes de Hogwarts, realizaba sus actividades cotidianas. A los dos alumnos les había dejado en un callejón aledaño a dicho centro común, para evitar un altercado.

Volvió su atención al resto de la clase, que lo acompaña aún en la época actual.

    Ahora, respecto a nuestros amigos invisibles, a ver si esto facilita un poco el asunto     lanzó una Semilla de Hielo, que era más bien como una pizca de fina arena, hacia el suelo de la sala de exhibición.

Entrando en contacto, la superficie sobre la que estaban parados se cubrió de una fina capa de hielo, ocasionando que la temperatura también descendiera drásticamente. No lo suficiente para matarlos, desde luego. Con ello, los demiguise se verían ralentizados, además de que, al estar columpiándose entre las exhibiciones o parades, se congelarían; de esa forma, quedaban visibles a ojos de sus alumnos.

La tarea de la llave seguía en pie. Si bien, eran menos participantes para completarla, y no la utilizarían para avanzar dentro del museo, sí que tendría utilidad en el Salem del pasado.


Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

DhdPoEA.gif

6zgFTe2.gif


#9 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Septimo año

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPip
  • 726 mensajes
  • 9.993 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 17 septiembre 2020 - 02:32

Seguramente esas criaturas cederían a la tentación de tener algo que les gustara para así ceder las partes de las llaves originales y seguir su camino por el museo. Danny moría por saber en qué aventura se meterían los alumnos de su clase esa vez y por eso moría de ganas de hacerse de las llaves y averiguarlo. Sin embargo algo pasa de repente que cambia todo el plan que según tenía entendido llevarían a cabo dentro del lugar. El maestro había cambiado de opinión.

 

    Entonces... E-Espere, ¿Qué?

 

El joven mago mira con asombro al profesor, ¿Representantes?

 

Apenas estaba por preguntar a qué se refería con aquello que había leído de sus labios cuando se da cuenta que Minimin acababa de ser absorbida por una especie de hoyo en el suelo. Estaba tan asombrado que levanta la varita para mirar a su alrededor y tratar de defenderse de lo que fuese la amenaza, cuando él también termina cayendo por otro pequeño portal. El chico mira hacia arriba y alcanza a leer las últimas palabras que dice el profesor.

 

Y un segundo más tarde, Danny cae boca abajo en el suelo y la varita se le suelta, rueda un poco y queda a veinte centímetros de su mano. De inmediato este se pone de pie, la toma y posteriormente mira a su alrededor sin bajar dicha varita. A poca distancia de él había caído su compañera de clase y solo esperaba que no hubiera sufrido daño. El muchacho estaba a punto de preguntarle cuando se da cuenta de que había algo diferente en el ambiente.

 

    ¿Salem? ¿Esto es Salem del siglo XVII?

 

Se pregunta a sí mismo olvidándose de que al ser sordo levantaba mucho la voz, pero segundos más tarde lo recuerda y se cubre la boca con su mano libre, mira a Minimin y luego se asoma por la esquina para espiar un poco el lugar. Danny se asombra demasiado al ver las tonalidades de color a su alrededor, parecería que se había metido en una de esas antiguas películas a blanco y negro, pero de aquellas tan gastadas que daba más bien un extraño color café.

 

Se frota los ojos, recuerda que se encontraba en el lugar más popular por la sangrienta ejecución de personas acusadas de hechicería y de inmediato se guarda la varita en el bolsillo de su pantalón. No se atrevía a salir del callejón, sabía que llamaría la atención por su vestimenta al ver la indumentaria que se acostumbraba en esa época y que aquellas personas estaban vistiendo. Hombres, mujeres y niños caminaban de un lado a otro conversando entre sí, robando la curiosidad del muchacho, quien presta atención al movimiento de los labios de dos mujeres que iban pasando cerca de donde estaba escondido.

 

Desvía la mirada a otra dirección, aquellas dos personas habían estado hablando sobre el miedo que se tenía al tener brujas en el pueblo, que sospechaban de una de sus vecinas porque alguna vez le había quitado el dolor de estómago al hijo de otra con un extraño brebaje hecho de plantas al que seguro el diablo le había dado poderes curativos. Danny se cubre la boca porque estaba a punto de reír, pero por suerte logra contenerse.

 

    Parece que tenemos mucho que averiguar.

 

Pronuncia finalmente el muchacho, quien sale de su escondite y se da cuenta de que aquellas personas pasaban de él como si ni estuviera ahí, era como estar en una especie de sueño un tanto oscuro y aterrador por la falta de colores que el mago estaba acostumbrado a ver. Y luego de unos segundos se queda pensativo, si realmente cualquier cosa solía tomarse como acto de brujería y condenado con facilidad a la inquisición, era un terreno sumamente peligroso. 

 

    Me pregunto si nos podrán escuchar... 

 

Susurra el chico, pero pronto descubre que todo a su alrededor parecía ser una especie de holograma nítido color sepia, nadie lo veía, lo escuchaba ni nada, entonces, ¿Como saber lo que necesitaban averiguar? Danny pensó que definitivamente tendría que ir a dar un paseo al lugar en el que se llevaban a cabo los ahorcamientos e ir a espiar un poco a su centro jurídico, y también en su iglesia que después de todo podría hacer con facilidad si nadie lo podía ver. Mira a Minimin.

 

    Esto se pondrá bueno, ¿A donde te gustaría investigar primero? ¿Vamos juntos o nos separamos?

 

 

 

 


YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif


#10 Eobard Thawne

Eobard Thawne

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.339 mensajes
  • 5.445 points
    • Gender:Male
    • Location:Central City, 2049.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 140110





Escrito 19 septiembre 2020 - 06:52

Sin previo aviso, el Black Lestrange se deslizó por el portal creado momentos atrás, para poder acompañar al resto de la clase. Dicho agujero temporal quedó abierto, en dado caso de que los tres estudiantes lograran superar la prueba de las criaturas mágicas. Aquello sin duda causaría una anomalía, pues si algún incauto pasaba por el callejón y miraba del otro lado, se llevaría una gran sorpresa. O un susto de muerte, que era equiparable en tan frágil época. 

 

     Y bien, ¿qué les parece? No es muy distinto de lo que susurran los no mágicos en la actualidad, ¿verdad?    inquirió, aproximándose dónde Danny y Minimin parecían reunirse ya fuera del callejón, conscientes de que su entorno aparentemente no podía detectarlos     Venga, me parece recordar que habrá una ejecución en la plaza. Un evento lamentable, sí, pero quizá sea uno de los mejores puntos para escuchar las malas lenguas que condenan a lo que no es mundano.

 

Su disfraz cambiante le brindó un atuendo parecido al de los transeúntes; una senda toga oscura que le cubría el calzado, acompañada de un par de broches anodinos. El sombrero puntiagudo, tal vez delataría su pertenencia a la comunidad mágica, pero en aquel entonces solía ser un artículo de uso común entre la gente. Con una cabezada dirigida hacia el punto de reunión del pueblo, invitó a que lo siguieran. 

 

Derivado del año en que se encontraban, Salem aún parecía mantener un balance entre lo artificial y la naturaleza misma, pues la plaza misma aún mantenía algunos de los pinos, como recordatorio del bosque en el que se había decidido fundar dicha población. No había pavimento, desde luego, por lo que era común ensuciarse los zapatos, sobre todo en épocas de lluvia. Una vida más simple, lejos de tentaciones tecnológicas.

 

La multitud fue evidente conforme se acercaban al centro; las masas se apiñaban para escuchar a un hombre barbado que leía los cargos por los que se sentenciaba a una mujer pelirroja; otro prejuicio de la época. Eobard, utilizando señas, les indicó a los muchachos que se colocaran en el medio, para poder observar mejor.

 

    No está documentado pero, hay rumores de que en ocasiones, alguno de los nuestros aparecía para salvar al inocente de una muerte injusta. Como en este caso...    hurgó en sus bolsillos hasta encontrar un pequeño prisma, una réplica de aquel que había pedido a sus estudiantes que formaran. Lo sostuvo con la mano libre, listo para efectuar su acto     Hagan lo que hagan, no se resistan al arresto. Podría resultar peor.

 

Sin duda, los poderes del Druida los mantenían ocultos, pero eso podía cambiar. Aprovechando sus propios conocimientos de Historia de la Magia y Runas Antiguas, modificó el efecto que tenía el hechizo que permitía que visitaran el pasado, quitando esa protección que los hacía invisibles ante los ojos de los habitantes de Massachusetts. Empleando magia no verbal, hizo levitar el prisma hasta que alcanzara una altura de dos metros por encima de las cabezas de los presentes. Las exclamaciones de asombro y miedo no se hicieron esperar, y se potenciaron toda vez que el castaño conjuró una secuencia de colores que emanó de dicho objeto, como una esfera disco habría hecho, décadas más adelante. 

 

Newton lo había hecho años atrás, pero en las Trece Colonias se desconfiaba de lo que proviniera de Inglaterra, por lo que no era raro que se dudara de la ciencia

 

Asumió la responsabilidad de sus actos y, esperando que sus alumnos siguieran el plan, no opuso resistencia a la captura. Se les presentó ante el merolico que había querido sentenciar a la muchacha antes, juicio que quedó cancelado ante la repentina aparición de tres personas, dos de ellas vestidas con ropas muy estrafalarias. De apellido Pickman, el sujeto bonachón los había retenido en su oficina, cuyo ventanal ofrecía una excelente vista de lo que se convertirían en los cimientos de la Old North Church.

 

    Oh, ¿cómo convencerlo, respetable señor, de que lo que han visto sus ojos no es magia? Del otro lado del océano le llaman ciencia... Óptica, me parece. Imagino que ha escuchado hablar de Newton. 

 

Convencerlo no iba a ser fácil, pero había formas de hacerlo, incluso algunas que implicaban el uso de las maldiciones imperdonables. Quedaba en sus alumnos el ayudar al profesor a convencer al individuo de que sus ojos lo traicionaban; que la magia no era más que un rumor alimentado por el miedo a lo inexplicable, dejando en evidencia el precario sistema sobre el que se sostenía Salem.


Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

DhdPoEA.gif

6zgFTe2.gif





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users