Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Foto

Magia Avanzada LIIProfesor: Eobard Thawne


13 respuestas en este tema
  • Este tema está cerrado Este tema está cerrado

#11 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Recien graduado

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPip
  • 978 mensajes
  • 19.188 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 23 septiembre 2020 - 06:22

Apenas habían pasado cinco segundos desde que le preguntara a Minimin su decisión cuando el chico ya comenzaba a encaminarse al lugar de las ejecuciones cuando se sobresalta al ver aparecer de repente a su profesor. El muchacho le observa un poco nervioso pero luego ríe un poco, al parecer había decidido que los acompañaría así que tendría una opción más o mejores ideas para llevar a cabo su investigación. 

 

El muchacho lee los labios de Eobard atentamente, asiente de vez en cuando mientras mira a la gente caminar todos hacia un punto específico el cual desconocía, hasta que el profesor menciona que estaban a punto de juzgar a alguien en la plaza del pueblo.Y Danny camina detrás de él esquivando a las personas que pasaban cerca de él ya que no sabía si podían sentirlos a pesar de que ante sus ojos fuesen invisibles.

 

     Oh...

 

Murmura al ver a una pobre mujer de cabello rojo, la cual había terminado siendo blanco de sus ejecuciones y Danny se queda pensativo. Aún en el presente recordaba a una amiga muggle decir una frase que jamás olvidaría "los pelirrojos no tienen alma" ¿Así que desde épocas muy remotas ya lo pensarían así? Luego se enfoca nuevamente a lo que el profesor les decía y se coloca en el centro tal como les indica Eobard y se dedica a observar atento los movimientos de labios del que leía el pergamino.

 

Lamentablemente la concentración del muchacho no dura mucho, ya que al profesor se le acababa de ocurrir la idea de dejarse ver por todos los habitantes de Salem que se encontraban en la plaza, los cuales retroceden de terror al ver el extraño prisma luminoso del profesor. 

 

     ¡Por todos los cielos! ¡¿Qué está haciendo?!

 

Exclama el mago dándose cuenta que de repente eran visibles para toda la gente. El resto ocurre casi en cámara lenta, se da cuenta como apresan a Eobard y él también se deja capturar y no precisamente por ser muy valiente, sino por seguir las indicaciones de su maestro. Danny estaba tan confundido que se había quedado totalmente tieso y pálido, por lo que conducirlo al interior de las oficinas había sido sumamente sencillo.

 

     ¿Eh? ¡Ah! Sí, no es magia... es óptica, óptica con cristales. Leyes de la física, usted sabe.

 

Responde el muchacho tratando de apoyar al profesor sintiéndose bastante tonto. No podía mencionar demasiado acerca de sus libros de física y ciencia para nivel primaria y secundaria, ya que algunos de los descubrimientos que para él eran sencillos, en ese tiempo todavía eran considerados como magia y brujería, razón por la que lamentablemente estaban bajo arresto. Y esa razón era por la que Danny sentía temor y solo se le ocurre mirar al maestro para leerle los labios, quizá dijera algo que el chico tuviera que apoyar. Luego reacciona y disimuladamente se guarda la varita en el bolsillo, ya que del susto había olvidado que la llevaba a la vista y por suerte nadie lo había notado.

 

El pobre chico estaba tan confundido que no había notado las miradas extrañadas que los ciudadanos de antaño dirigían hacia sus ropas, ni tampoco le importaba mucho, lo que quería era salvarse de terminar dorándose en la hoguera o decapitado como un pollo para caldo.

 

     Solo es ciencia, cierto.

 

 


YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif


#12 *Minimin Skeeter*

*Minimin Skeeter*

    Muggle

  • Magos
  • 23 mensajes
  • 532 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Hufflepuff

    Aprendiz
    Galeones: 100




Escrito 24 septiembre 2020 - 15:06

No había pasado mucho tiempo desde que mi querida infancia en plena escocia del siglo XVII había pasado, o bueno, tal vez si, el asunto era, que por alguna maquiavélica decisión del profesor ahora se encontraba en algún extraño callejón con una tintura muy extraña en color sepia en Salem de probablemente siglos atrás, la verdad sabia poco sobre esa época en ese lado del charco. Sin embargo la sensación de caza de brujas era completamente perceptible en ese momento. 

 

-!Esto tiene que ser una broma! No, no pienso pasar por esto otra vez. - dije al ver que Danny comenzaba a alejarse hacia la plaza con emoción en su rostro, supuse por el color del lugar que estábamos protegidos y no éramos visibles. Eso me tranquilizo bastante. Aun así, tome en cuenta que mi vestimenta no era la adecuada para aquel lugar, especialmente con esa sensación de peligro inminente que me recorría las entrañas. 

 

Tome un trapo que encontré sobre un barril en ese callejón y me cubrí con el a modo de capa, al ver mi atuendo imagine que no servía de mucho pues mi atuendo moderno aun era visible. Pero era lo más que podía hacer, en eso estaba cuando el profesor se nos unió a la aventura. Al menos ya no estábamos solos, y había un adulto responsable de nuestra seguridad. Así que me relaje lo más que pude. 

 

Seguí al profesor y a mi compañero, mientras nos adentrábamos en la plaza principal, donde un gran tumulto podía sentirse y escucharse, al parecer habíamos llegado justo a tiempo para un juicio de brujería. Me volví a tensar, si bien tenía problemas de memoria, la sensación me había hecho recordar un momento de mi vida adolescente en la que había sido acusada de brujería, que digo, si era verdad y escape en el acto, pero eso no quitaba el hecho haber pasado por un  juicio interminable y doloroso. Esa misma sensación me recorría ahora las entrañas.  

 

La gente no paraba de especular sobre el tipo de magia que practicaba el acusado, o de quien era ahora, unos decían que era su vecina, otros que no, que era la hija del zapatero, y así miles de rumores más, desde que se había convertido en sapo y que había escapado, hasta que había hechizado a los guardias. Si bien algunas ideas eran demasiado descabelladas, otras no lo eran tanto. Y entonces paso, solo alcanzo a escuchar que el profesor decía que no nos resistiéramos al arresto, y el color sepia que los protegía desapareció,  la gente comenzaba a mirarlos, con caras de horror. 

 

-Por la calva del Señor Tenebroso, pero ¿Qué ha hecho? - exclamé mirando al profesor quien parecía muy dispuesto a llevar la clase a otro nivel. Mis pupilas se dilataron inconscientemente y se tornaron de un color rojo carmesí, me gustaba cuando pasaba eso porque combinaban así con mi cabellera roja. Pero no creía que eso fuera bueno en ese momento.  

 

El profesor y Danny trataban de que la gente creyera que el prisma resplandeciente y flotante solo era ciencia, una cuestión de mera ilusión óptica. Pero vamos, era el siglo XVII, en Salem ¡nadie lo creería! Estaban siendo arrestados, pero por alguna razón, nadie se atrevía a tocarme. por lo que unos guardias comenzaron a picarme con una especie de lanza para que caminara tras mis caballeros acompañes. 

 

-Caballeros, mujeres de Salem - comencé alzando la voz - eso solo es un truco, los están engañando. Lo que dice el señor presente es cierto. Se llama ciencia. Cualquiera de ustedes puede hacerlo. 

 

Entonces alguien me arrebato el trapo que me cubría los hombros y parte de mi cuello. Y el caos se desato por completo. No había tomado en cuenta que en esa época la mujer no solía hablar  mucho y mucho menos de tema estudiosos como aquellos. 

 

-¡Esa pelirroja mala suerte lleva la marca de la bruja en el cuello! - gritó una rechoncha mujer, haciendo que las miradas se posaran horrorizadas en mi persona. Me lleve instintivamente mi mano hacia mi cicatriz, que tiempo atrás me había convertido en lo que era ahora, una vampiro moderna, y sin mucho conocimiento por una falta de memoria. 

 

¡Eso no es ciencia! ¡Es brujería! Ellos estaban con ella, su piedra flotante es magia! ¡Quémenlos! ¡A la hoguera! La voz de todos los presentes den la plaza, comenzaba a alzarse. Los gritos fueron incrementando tanto en intensidad como en odio. 

 

-Profesor, Danny, ¿alguna idea para calmar a la multitud sedienta de sangre? Newton no creo que sea una buena excusa para las creencias y no quiero volver a sentir las llamas calientes en mis pies. - musite mirando a Eobard con cierta sonrisa nerviosa.  

 

 

 

 

 

@Eobard Thawne

@Danny Lestrange



#13 Eobard Thawne

Eobard Thawne

    Mago experto

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 3.339 mensajes
  • 5.445 points
    • Gender:Male
    • Location:Central City, 2049.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden de la Cruz Dorada
    Galeones: 140110





Escrito 25 septiembre 2020 - 05:34

Exámenes Terribles de Alta Sabiduría e Invocaciones Secretas (E.X.T.A.S.I.S)

 

Parecía excepcionalmente tranquilo, a pesar de la situación a la que había arrastrado a sus alumnos. Pickman no hacía más que gruñir y quejarse de las aparentes pruebas que los relacionaban con la magia, muy a pesar de los intentos por parte de Danny y él por convencerlo de que sus ojos habían presenciado ciencia, no magia. Quizá no ayudó mucho a su causa el que a Minimin la relacionaran con la magia, por lo que la situación seguramente terminaría peor de lo que inició. 

 

Le dedicó una mirada a ambos, que con todos los contratiempos, lo acompañaban en dicho despacho, cada uno sentado en un mullido asiento, separados veinte centímetros entre sí. Casi como las víctimas sentenciadas a morir por la horca.

 

    Tenía que intentar lo de Newton. Extraño, ¿no? Antes solían ser escépticos, hoy día, la gente se cree muchas cosas.    habló con total naturalidad, y a un volumen que sus captores habrían escuchado sin problemas.

 

Pero, ¿por qué no lo hicieron? En su índice, había invocado el anillo de salvaguarda contra oídos indiscretos, por lo que el supuesto concejal, así como los individuos que se sentaban en cada esquina de la habitación, solamente verían al profesor ladeando ligeramente la cabeza. Era casi como el encantamiento Muffliato, pero no advertía de su aplicación. Podían hablar sin problema, solamente cuidando que no resultara tan obvio que se estaban comunicando. 

 

    Estamos en una encrucijada, pero creo que podemos salir de ésta. La gente pide un espectáculo, quizá sea lo que haya que darles para que se satisfagan su primitivo deseo. 

 

Aclaró la garganta a propósito, buscando atraer la atención del sujeto con bigote de morsa; temporalmente, anuló el poder del anilo. Pickman lo miraba con cierta curiosidad, puesto que era el único de la triada misteriosa que vestía como gente de la época. Algo parecía inquietarle respecto a la presencia de la clase. Eobard tosió esta vez, notando que el otro se había cuajado en sus pensamientos.

 

   Intentamos decírselo, lo que cree que es magia, no es más que ciencia. El detalle es que nadie se ha puesto a analizar ese tipo de fenómenos    comenzaría a averiguar la postura del individuo respecto a la comunidad mágica     Pero usted sí lo ha hecho, ¿verdad? No nos acusarían de magia, si no se tratara

 

Dio en el clavo, pues el sujeto comenzó a sudar frío, entrelazando las manos cada cierto tiempo, mientras echaba miradas a los tres, buscando que todo se tratara de un mal sueño. Joel Pickman no respondía a sus preguntas, estaba más preocupado por la opinión pública; sabía que sus muchachos no tardarían en correr la voz de que su dirigente conocía demasiado bien esas prácticas denominadas diabólicas. 

 

«Si la magia no existe, ¡entonces expliquen esto!»

 

Corrió a uno de los armarios, cuya madera rechinó ante la estrepitosa reacción. Apenas corrió el pestillo, un destello azul salió disparado del interior, como una descarga eléctrica. Se escuchaba el aleteo de algo parecido a un insecto, como un zumbido que indicaba lo que estaba por venir. Un billywig, tan pequeño como un dedo humano, y quizá más veloz que una libélula, había sido liberado dentro de la oficina. 

 

«Esas cosas rondan nuestros bosques, se meten a nuestras casas, infectan a los nuestros. No veo cómo lo que ustedes llaman ciencia puede explicarlo, ¡tiene que ser magia!»

 

La criatura mágica sobrevoló la habitación, antes de zigzaguear entre los asientos de los presentes, hasta dirigirse a uno de los gorilas que hacían el trabajo sucio de Pickman. El muchacho, quien no rebasaría la veintena, apenas tuvo tiempo de sostenerse el cuello, habiendo recibido la picadura del bicho. Dicho procedimiento lo repitió con los otros tres vigilantes, quienes se elevaron como si la gravedad hubiese sido reducida a cero. El Black Lestrange reconocía los efectos, pero para evitar que las personas salieran por error hacia el pueblo de Salem, tendrían que utilizar la magia. Ya no digamos, para bajarlos.

 

    La decisión es suya. Aquí comienza el principio del fin.

 

Habló sin activar los poderes de privacidad, firme y claro. Quedaba en sus alumnos si deseaban confirmar las sospechas de Pickman, y demostrar que la magia era una realidad. Pero, también, demostrar que no todo era ataques de criaturas, sino que era una forma de mejorar la calidad de vida. Además, tenían el detalle de que un billywig estaba suelto dentro de un espacio reducido.


Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

DhdPoEA.gif

6zgFTe2.gif


#14 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Recien graduado

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPip
  • 978 mensajes
  • 19.188 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 27 septiembre 2020 - 21:30

En ese momento Danny se da cuenta de que necesitarían un verdadero milagro para salir de ese problema sin ninguna consecuencia. El profesor había querido no alterar el orden de las cosas en ese lugar y fue quien decide cambio de planes. Y para colmo Minimin se había evidenciado y aquello que todos veían no podía ser parte de una alucinación colectiva. El chico resople mirando tanto a su compañera como al profesor.

 

     Bueno, pues un buen espectáculo lo acaba de dar Minimin.

 

Pronuncia volteando a verla. Él sabía lo que era perder el control de sus emociones, lo sabía perfectamente debido a ciertas condiciones personales, pero jamás imaginaría que algo así podría pasar y ahora ahí estaban, la chica tratando de hacerles entrar en razón a medida que la situación se volvía más complicada. Aquello pone a pensar a Danny mientras desvía la mirada hacia el hombre para leerle los labios, y luego seguir el hilo de la conversación observando después a su profesor.

 

De acuerdo... no entiendo bien lo que está pasando, ni tampoco la razón por la cual había que provocar la salida de esa criatura para que terminara mordiendo a los desconocidos. Ahora éstos flotaban y el joven mago tenía tres dudas en la cabeza: ayudar a los hombres, detener a esa criatura minúscula y hacer ver a ese tal Pickman que no todo lo mágico tenía que ser malo. El joven mira al profesor, recorre con la vista hacia el hombre que les tenía arrestados, a la criatura voladora y a los hombres que flotaban.

 

     Incárcerus.

 

Pronuncia decidido a jugarse su libertad y posiblemente la vida. Había sacado la varita y apuntado hacia donde estaban los hombres para bajarlos con ayuda de su magia y evitar que volaran hacia la Luna. Aquél hechizo era sencillo y constaba de hacer que salgan tres cuerdas resistentes de la punta de su varita, estas se separan y aprisionan a tres de los hombres que flotaban y los mantiene dentro de la habitación. Al menos ya no saldrían por la ventana.

 

     De acuerdo, tres seguros...

 

Menciona cuando uno de los atados por las cuerdas alcanza de los tobillos al hombre que aún flotaba libre.

 

     Cuatro... ¿Y ahora qué? ¿Cual va a ser el castigo por salvar a sus guardaespaldas? ¿Quemarnos? ¿Ahorcarnos? Hay muchas cosas en el mundo que no cualquiera es capaz de entender y esa es la razón por la que le atribuyen causas diabólicas. Ahora bien, esto que acabo de acabo de hacer ha salvado la vida de sus hombres de ser perforados con las armas de la gente del pueblo ahí afuera. ¿Y ahora qué?

 

Pregunta mirando preocupado a su profesor. Sabía bien que aquello podría costarles muy caro a los tres pero no podía permitir que la gente del pueblo se espantara al contemplar algo para lo que todavía no estaban preparados a ver.

 

 

 

 


YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users