Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Foto

Ceremonia de iniciación.¿Tatuaje, máscara... ambos?; ¿Ya los tienes y quieres reescribirlo?... Acércate, bajo tu propio riesgo.


  • Por favor identifícate para responder
20 respuestas en este tema

#1 Aaron Black Lestrange

Aaron Black Lestrange

    Líder de la Marca Tenebrosa

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.858 mensajes
  • 14.619 points
    • Gender:Male
    • Location:Por ahí por ahí :)

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Oro
    Tempestad
    Galeones: 13760





Escrito 16 octubre 2020 - 19:31

UDQrIYt.png

 
Los terrenos tenebrosos eran vagamente iluminados por la luz del sol, siempre bajo cielos grises y climas tempestivos que se alzaban o aquietaban según y cómo anduviesen los ánimos de quienes presidían hoy, la casta mortífaga. Aquél día no sería la excepción, ni tampoco le acompañarían la serenidad de la tensión latente que vivía el mundo mágico en la actualidad, pues se daría inicio a un ritual, legado del mago tenebroso más poderoso de todos los tiempos.
 
En las rocosas y húmedas costas de la fortaleza, a los pies del faro que más bien ahuyentaba a los entrometidos navíos con su opaca luminosidad, allí donde el tempestivo oleaje reventaba con furia bajo la fina lluvia. Una figura encapuchada, espigada y enmascarada, envuelto en telas oscuras que flameaban ligeramente ante las tormentosas ráfagas que parecían aquietarse antes de golpear su esbelto cuerpo, se esperaba la llegada de dos hechiceras, brujas y amantes de la seductora tiniebla que custodiaba el culto tenebroso. 
 

***

 

La lluvia golpeaba mi máscara, mientras mantenía la mirada hacia el cielo, con las manos sostenidas por la espalda, de pie en la última y rústica escalinata de piedra que daba paso a un acantilado con un bravío y oscuro mar de fondo. De hecho, lo único que contrastaba aquella visión, era la blanca espuma del oleaje. 
 
-Morsmordre...
 
El susurro, pareció una modulación vacía mientras sostenía mi arma mágica inclinada hacia las negras nubes. Una chispa verde se expidió de su punta, subiendo lenta y paulatinamente, hasta estallar con una resplandor en lo alto. La Marca Tenebrosa se constituyó allí, entre truenos y relámpagos que albergaron el verdoso contorno de la colosal calavera, misma que abría su boca para dar paso a la serpiente que bajaría cuan tornado y en picada - en un punto lejano frente a mí-, para volver a salir y sobrevolar el océano hasta perderse entre las nubes y abrir su boca justo bajo la torre negra de la fortaleza; extendería su lengua para que los mortífagos convocados fuesen prácticamente escupidos y guiados hacia el salón de iniciación.
 
-... Lady, madame...- comenté con una inusual distorsión de mi voz hacia las Macnair, brujas que me oirían a tono grave, áspero y en un eco rimbombante. Extendí ambas manos; una de ellas con la varita puesta en plena confianza sobre la palma; y una vez que sentí la suavidad de las suyas, nos esfumamos en dirección al salón.
 

*** 

 

Los citados, al no tener el tatuaje en su piel, serían arrastrados por la primera sombra que se les cruzase, tal vez abducidos por alguna nube que extendiese una serpiente en picada hasta su posición o quizás atrapados en una pesadilla; de cualquier manera, la marca invocada por el Morsmordre, les botaría sobre la fortaleza para finalmente resolver si eran dignos del símbolo vivo en su piel. Encontrándose envueltos en una tela sedosa y oscura, que no trasluciría parte alguna del cuerpo.
 
El salón parecía ser una estancia medieval; sus paredes, sin ápices de humedad, se conformaban de grandes bloques de roca con unas pocas antorchas que iluminaban vagamente el lugar y una cantidad interminable de cuadros que retrataban una infinidad de máscaras, culto a los mortífagos y mortífagas que habían marcado un hito por el bando. Una sola alfombra cruzaba el área desde la puerta (marcando su ancho) hasta la pared del fondo, donde tres marcos de oro se mantenían vacíos. Éstos últimos eran de gran tamaño, esclarecidos de forma intermitente por un fuego verdoso que se mantenía reducido y justo en medio de todo el lugar.  
 
OFF:
 
¡Bienvenidos todas y todos!, pues cada quién es libre de querer participar de ésta actividad, una pensada e ideada para marcar un antes y un después para sus personajes. ¡Han sido convocados! no solo para tatuarse la marca tenebrosa sino también para ¡idear sus propias máscaras!, identidades tenebrosas con las cuáles saldremos a crear historia :perv: ... 
 
Como todo ésto consta de atribuciones rolísticas, nos gustaría que más tarde, terminada la ceremonia, plasmen ésto en sus fichas (por ejemplo en "otros datos") de tal forma que enriquezcan la historia de sus personajes. 
 
Éste rol constará de tres actividades: 
 
1.- Tatuaje Tenebroso.
2.- Máscara mortífaga.
3.- Seudónimo (pues no quieren que el día de mañana, en plena batalla, gritemos: ¡Hey Aaron...benítez, mira ésto!... ¿verdad?). Les dejo una idea, pero quizás es propia de los Black: En tal familia potterrica, suele nombrarse a sus miembros con nombres de las constelaciones, seudónimos estelares. Pueden buscar algo similar o qué se yo. Queda en su imaginación.
 
NOTA: Como no me gusta guiar mucho los roles, solo daré una pista. La seda con la que están envueltos, en algún punto del rol, se deslizará por todo su cuerpo hasta concentrarse en el rostro, asfixiando sus cuerpos, impregnándose en sus facciones... para describir como ustedes quieran, esas máscaras :P ... PERO... todo a su tiempo. 
 
¿Roleamos?...

 

 

 


                                ISh3z7l.gif

1yVXGup.png
xV0xd.gif mdbNxIw.gif

 


#2 Feyre Rhiannon Macnair

Feyre Rhiannon Macnair

    Mago Legendario

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 13.923 mensajes
  • 18.816 points
    • Gender:Female
    • Location:Mansión Macnair

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Grial
    Nigromante
    Galeones: 255012





Escrito 16 octubre 2020 - 20:52

Alguna vez ese ardor me había reconfortado, cuando era alguien diferente que clamaba sangre y venganza, pero desde que había renacido, aquel conocido escozor en la piel de mi antebrazo derecho había resultado un recordatorio de votos que había tomado mucho tiempo atrás, cuando mi vida era diferente. Ahora, en cambio, el llamado era sutil, una caricia. Ardía, sí, pero también infundía calor. El llamado no sólo de un líder, de un jefe... sino de un amigo, de un protegido... Dejé a Kore durmiendo plácidamente en la misma habitación donde ahora se encontraban los gemelos de Arya, unidos los tres como si fueran uno solo, y me marché disolviéndome en una voluta de humo grisáceo que pronto se esfumó.

 

No fue sorpresa cuando aparecí en las escalinatas resbaladizas a orillas del mar bravío que bañaba las costas de la Fortaleza. Tampoco fue sorpresa cuando noté la mirada de Caelum hacia el cielo y la presencia de Arya a mi lado, su porte similar al mío. Ambas avanzamos hasta detenernos a ambos lados de nuestro líder y asentimos a su saludo, antes de tomar su mano abierta y desaparecer rumbo a donde fuera que nos estábamos dirigiendo.

 

**

 

El Salón principal debajo de la Torre Negra era una exquisitez de diseño que iba desde la piedra a la que habían dado forma excelentes escultores, la madera cálida y contrastante... hasta los rostros estupefactos de los novatos, parados en medio del lugar, habiendo sido escupidos por los tentáculos de la Marca que ya comenzaba a desvanecerse en el tormentoso cielo y que, por un momento, había teñido de verde desde el faro hasta el bosque más allá. Alguna vez me hubiera regodeado al ver aquellos rostros asustados, orgullosos otros, expectantes la mayoría, pero en esta ocasión sólo sentía una profunda curiosidad por lo que fuera que Caelum les había preparado. Ese hombre tenía mucha imaginación.

 

-Bienvenidos- saludé y mi voz rebotó entre las frías paredes, penetrando en los huesos mismos. La máscara distorsionaba mi voz sedosa, haciéndola más fría y repiqueteante, un poco más parecida a como era conocida en aquella forma: Umbra Mortis -La Sombra de la Muerte-. Todos los que se encuentran aquí han sido arrastrados desde donde fuera que estuvieran para encontrarse, por fin, con su destino... si es que son merecedores de él- solté una sonrisa tenebrosa muy ajena a mí y luego di un paso atrás, para dejar que Caelum prosiguiera con el discurso, aunque seguro que antes que él hablaría Arya, saboreando la desesperación ante lo desconocido que se les presentaba a los futuros mortífagos.

 

 

@Ariadna Macnair Gryffindor
@Alessa Ashryver Delacour
@Lady Luxure Grindelwald
@Ada Camille Dumbledore
@Matthew Triviani
@Kraven Von Alexandros
@Maida I. Yaxley
@Joa Macnair Crowley
@Demian Luxure
@Helike R V PB
@Danny Lestrange
@Shelle Dumbledore B.L


g1G6WRb.gifkYY7Ngy.gif
TUnoTTv.png
nqOolSA.gif

GxQq8SZ.gif


#3 Albus Seeverus Potter Peverell

Albus Seeverus Potter Peverell

    Primer año

  • Magos
  • Pip
  • 119 mensajes
  • 3.972 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Aprendiz
    Galeones: 100




Escrito 17 octubre 2020 - 03:57

*Mansión Macnair*
 
 
 
Me encontraba justo saliendo de la mansión, caminando con mi tan habitual atuendo de cuervo desde las botas hasta una fina capa sobre mis hombros. Me sentía más elegante, más imponente y hasta un poco más alto. Había decidido salir a dar un paseo por Ottery, curiosear en las fachadas de las grandes casas de los magos de renombre. Muy temprano por la mañana había tomado prestado un libro de Ariadna que versaba sobre las familias mágicas desde hacía más de 200 años. Fue bastante informativo, me sirvió para conocer a las familias neutrales, quienes solo se dedicaban a vivir sin molestar a nadie, luego estaban los magos tenebrosos y claro, no puede existir el mal sin el bien. Había actualmente, según me habían explicado otros grupos de radicales, pero la verdad no me interesaba para nada su cotilleo. 
 
 
Justo salía de los terrenos de la mansión y me disponía a caminar por la calle y baje mi mirada para sacar de mi bolsillo mi cigarrera cuándo me di cuenta que una sombra se reflejaba en el suelo de una manera muy curiosa. Inmediatamente dejé lo que estaba haciendo y voltee mi mirada al cielo. Era increíble, no había otra palabra para describirlo. De una nube gris justo sobre mi cabeza comenzó a descender una gran serpiente formada de la misma nube. Me quedé pasmado y sin saber que hacer ¿Era por mi? ¿Debería correr?
 
 
En un movimiento rápido saqué mi varita y apunté a la serpiente, cómo esperando que me atacara. -Cómo si pudieras hacer mucho con esa varita, tonto.- Rita se encontraba calmada pero mi ser estaba agitado, no sabía que hacer y la serpiente se acercaba más y más. Un poco antes de llegar a mi abrió su gran boca, cómo si fuera a devorarme. Yo me encontraba quieto, cómo congelado ante aquella visión que se volvió más turbia y misteriosa, ya que de su boca comenzó a emerger una especie de manto negro que rápidamente envolvió cada parte de mi ser, dejándome ciego e incapacitado para moverme. ¿Que estaba pasando? Sentí cómo me empecé a elevar, cómo aquél manto me estaba llevando hasta dónde suponía se encontraba la serpiente. 
 
 
 
* Fortaleza Oscura * 
 
 
 
Sentí cómo cada fibra de mi ser se contraía y se expandía, supuse que era algún tipo de aparición asistida. En todo momento quería vomitar, pero seguía envuelto en aquella tela negra que me cubría por completo. Mi varita casi salía de mi mano, así que decidí dejar de luchar con aquello que me aprisionaba. Poco a poco sentí que bajaba hasta que mis pies tocaron el suelo de una manera más que gentil. Mi olfato logró reconocer aquél olor ácido y ferroso de la sangre de lobo. ¿Acaso me habían raptado para ser víctima de algún crimen racial? No. Había más gente, aunque sin mi vista y al ser más de 2 personas era difícil saber quienes eran. 
 
 
Pude escuchar la voz que nos daba una bienvenida. Ahora sabía dónde me encontraba y con que propósito. ¿De quién era esa voz? La risa con la que terminó su bienvenida hubiera hecho que mi corazón sufriera de un ataque si pudiera. Mi cuerpo necesitaba liberarse, sentía la ansiedad creciendo en mi. Era normal cuándo me privaban de la vista, mis ojos se tornaban de un color morado muy fuerte tratando de conseguir algo de luz. Todos mis músculos se tensaron y decidí que lo mejor sería quedarme quiero y relajado y esperar algún tipo de instrucción.
 

oBXou42.png

#4 Matthew Triviani

Matthew Triviani

    Mago Incontrable

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.089 mensajes
  • 36.479 points
    • Gender:Not Telling

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 12673





Escrito 17 octubre 2020 - 18:06

wukB1ln.jpg

banner piola hecho por la Castalia  B) 

 
 
El ruido de un rayo externo seguido de demás explosiones conjuntas informaron que Matthew y Isabella habían llegado.
 
Quizá su mascara no dejaba ver las miradas de complicidad que dirigía hacia su acompañante de vez en cuando pero, en caso de que se filtraran por aquella mascara de hueso, no habría nadie para atestiguarlas. Al parecer todo estaba planeado, de eso no cabía ninguna duda, pero le incomodaba el conocer el resultado de sus planes, después de todo se trataba del mismo Black en persona...
 
Una vez en el emplazamiento secreto.
 
Sus manos se encontraban entrelazadas, con sus típicos atuendos de batalla, siempre preparados para cualquier situación, frente a ellos una imponente puerta de madera oscura, ambos, unieron su poder y alzaron varitas para hacer que la misma explotara en pedazos, abriendo paso a que la pareja de Mortífagos se adentraran mientras que las esquiarlas aún caían y el polvo no se disipaba haciendo un perfecto juego con la iluminación verde que la Marca Tenebrosa formaba.

 
Dentro la sensación de antigüedad se intensificaba hasta tal punto que les haría creer que en años ningún alma pura había estado ahí. El lugar no estaba en las mejores condiciones en cuanto al inmobiliario y la limpieza, aunque ciertamente la estructura se veía firme y resistente. Matthew examinó la estancia por completo dando pasos cortos en círculo al mismo tiempo que su acompañantes también rodaban sus orbes de un lado a otro conociendo el salón. Ningún ruido alcanzaba a escucharse más que los movimientos de los árboles afuera, y la voz del único hombre que de nuevo interrumpió.
 

   ¡PADRE!    concedió, soltando una risa melódica.    Macnair's...    murmuró con su característico acento Rumaní. 
 
   No está nada mal. Ya nos encargaremos de conocer lo más    dijo al tiempo que se aproximaba a un mueble de tres plazas e invitaba a Isabella a seguirlo. Se desplomó sobre el tratando de parecer despreocupado por lo que estarían por averiguar, aunque en su mente las mil preguntas rebotaran sin resolverse.    Bien, veamos qué hay aquí dentro    tomo la mano de la blonda con delicadeza para que se sentara junto a él y abrió una de las gavetas. 
 
Tardó un minuto en encontrar una vieja botella de Ginebra traída exclusivamente de Birmingham, creyó recordar que su padre tenia conexiones con aquel pueblo, pero no estaba seguro de eso, ni tampoco se lo preguntaría. Por un momento, todas las esperanzas que tenia el hombre por conocer a los miembros de la casta Tenebrosa se vinieron al suelo, casi tan bajo como sus ganas de seguir investigando sobre la vida de cada uno de ellos. Lo que tenia frente a sus azabaches y profundos ojos eran más que neófitos. 
 
   ¿Crees que hayan matado a alguien?    sirvió dos vasos con Ginebra, para él e Isabella.    Se llamaba Crina...    dijo aun con los ojos sobre los tres personajes que tenia enfrente, mientras el discurso de iniciación comenzaba.    ... Mi primer victima.    bebió de un solo sorbo el ginebra y suspiró. 
 

 
 
@Isabella Hawthorne
@Alessa Ashryver Delacour
@Ada Camille Dumbledore
@Feyre Rhiannon Macnair
@Albus Seeverus Potter Peverell
@Arya Macnair
@Aaron Black Lestrange


2NUNjMR.png

   Hiere con cuchillo, el dolor se pasará; hiere de palabra, el dolor permanecerá.   


#5 Isabella Hawthorne

Isabella Hawthorne

    Mago Incontrable

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.601 mensajes
  • 2.744 points
    • Gender:Female
    • Location:Érase una vez un ángel moribundo en la bruma. Y un diablo que se arrodilló junto a él y le sonrió.

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Dragones de Bronce
    Base
    Galeones: 29507





Escrito 17 octubre 2020 - 19:56

Sus pasos firmes impactaban sobre la superficie rocosa de la escalinata, las cuales permanecían constantemente mojadas producto del temporal que se había desatado hacía tan solo unos minutos atrás provocando que la ascensión hasta la fortaleza fuera incluso más dificultosa que de costumbre;  bastaba tan solo un paso en falso para ser devorado por las caudalosas aguas del mar que parecían incluso más negras y profundas que el cielo.  

 

Los obres plateados de Hawthorne brillaron conjuntamente con los cristales que estaban incrustados en la máscara de plata que se amoldaba perfectamente a su rostro, enmarcando su rostro afilado y aquel par de pómulos bien marcados que sobresalían del metal; atreves de su cristalina mirada podía llegar a reflejarse aquella luz esmeraldina que se elevaba en el cielo formando la silueta de una calavera y el de una serpiente escurriéndose por su boca, invocando a todos los miembros de la Marca Tenebrosa.  

 

Sintió un golpe de adrenalina en cuanto la fuerte ventisca envolvió su cuerpo, provocando que las telas ennegrecidas de su túnica se amoldasen perfectamente a su figura como si se tratase de una segunda piel. Giró su semblante hasta su fiel compañero, dirigiéndole una mirada cómplice como la que estaba segura que él le dedicaba, después de todo conocía a la perfección a aquel fornido muchacho que rápidamente se había convertido en su mano derecha. 

 

 Alzó su varita de espino con la zurda apuntando directamente hacia la puerta de roble macizo que se interponía entre ellos y en la sala principal; como siempre harían una entrada triunfalmente caótica que caracterizada a aquella pareja de maniáticos que hacían acto de presencia en aquella ceremonia tan sólo para armar un alboroto. Una sonrisa retorcida se formó en sus labios carmesí al mismo tiempo que se adentraba siguiendo el aterciopelado camino rojo que la guiaba hasta las diferentes figuras que estaban presentes.    

 

Danzaba con sutileza alrededor de los cuerpos, examinando cada uno de ellos tratando de descifrar alguna complexión familiar o alguna máscara antes vista, pero tan solo reconoció al anfitrión de aquella ceremonia y a las mujeres que se paraban una a su derecha y la otra a su izquierda, quienes fueron propiamente nombradas por Black.  

 

—Buenas noches — Siseó entre dientes, provocando que su melodiosa y cautivadora voz resonara detrás de la máscara. Rió desquiciada sin razón aparente, y sin haber aguardado respuesta alguna por parte del líder ni de sus lugartenientes y, con la misma rapidez y delicadeza con la que había llegado hasta ellos se escurrió hasta el sillón más cercano; estiró su largo brazo para tomar la mano de Matthew y aceptar su invitación para poder acomodarse sobre su regazo.  

 

 —¿Matar a alguien? ¡Por favor cariño! —Bufó, acomodando su cuerpo para que no entorpeciera la visión del muchacho. —Estoy segura de que han atrapado algún Auror y hay que torturarlo... Lord Voldemort me iluminó esta noche, he traído conmigo mi segunda varita —. Le comentó, levantando un poco su vestido para enseñarle aquel mango de ébano que estaba sujeto a su muslo con la ayuda de una liga. —Para no dejar rastros... —Le susurró casi al oído, arrebatándole de las manos la petaca que había conseguido y empinándola.  

 

 

@Aaron Black Lestrange @Feyre Rhiannon Macnair @Albus Seeverus Potter Peverell @Matthew Triviani


QF8MI.png

DZeSWOy.png

 o4GYh.png


#6 Demian Luxure

Demian Luxure

    Mago Sabio

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 7.427 mensajes
  • 10.309 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden de la Cruz Dorada
    Oscuro
    Galeones: 2157





Escrito 18 octubre 2020 - 09:52

El corsario de los mares se encontraba contemplado en silencio el amanecer desde una  torre en ruinas, su torso, pecho y toda la parte superior se encontraba desnuda, dejando ver en su espalda un gran tatuaje de nacimiento, este signo demoniaco encontraba en movimiento, y poseía un diseño griego. Este era arte mostraba una águila en pica para devorar una serpiente, pero solo unos segundos se notaba, ya que al instante cambiaba por un cráneo travesado por una espada, luego regresaba a su anterior imagen. Aunque, ninguna tinta fue la que pinto su piel, ya que al nacer y ser el alfa de los licántropos de su casta sagrada era quien lo poseía.
 
En contraste su prenda inferior era de una tonalidad blanca, un quimono ancho con bordes dorados, la tela era casi translucida pero no dejaba ver su piel, algo en ella ocultaba sus piernas, cintura y rosaba con sus descalzos pies. Y era allí, donde se veían las uñas pintadas de un dorado en la punta con figuras arcaicas de Egipto, lo mismo que en sus manos. En cambio, su rostro se encontraba delineado los ojos, sus labios eran de un color natural, aquellos orbes se encontraban distante, pues en su pensamiento se ubicaba la figura de un mago.
 
Y algo en el ambiente le daba paz, quizás momentáneamente, porque un ardor paso por su brazo, este no mostro la Marca Tenebrosa, en cambio un rosa y cuyos pétalos se caían, fue el mecanismo que encontró el mago oscuro para ocultar su relación con los Mortífagos. Este engaño era sutil, un simple encantamiento y difícil deshacer, ya que solo quien era el líder es capaz de revelar su real forma, para los demás, en su cuerpo no tenía nada que lo vincule a sus ideales. A pesar, que en el otro antebrazo, específicamente en el hombro, se veía una leve embarcación, la cual era creada de huesos humanos, con un mástil y una tela corroída, en la punta de ese barco se veía la figura de la cabeza un jaguar. 
 
-Espero que sea importante.
 
Y acudió al llamado, postrando su mirada al firmamento y volviéndose rápidamente un estela oscura que sale disparada a la reunión, en ese estado su máscara comenzó a cubrirle el rostro, esta era diferente a otros, pues era la de un zorro. Al llegar se materializa cercano al italiano (@Albus Seeverus Potter Peverell ) y observa a los que allí se encontraba (@Arya Macnair , @Aaron Black Lestrange ,  @Isabella Hawthorne , @Alessa Ashryver Delacour , @Ada Camille Dumbledore , @Feyre Rhiannon Macnair , @Matthew Triviani  ). En ese instante se da cuenta de quien se encontraba allí, y su rostro se comienza a sonrojar, por suerte nadie podía verle de esa forma.
 
Dentro de una sensación de agrado y repulsión, incluso algo de confusión, se quedó observando a todos, pero sin emitir palabra alguna, apenas si se notaba que portaba en su mano la varita. Y su cabeza se encontraba inclinada, por instintos camino un poco y bajo la mirada, para asi esquivar la causa de incomodad. Y regresar a la coloración natural de su piel, luego de unos segundos, saludo a todos con un tono algo neutral.
 
-Buenas noches.
 
Pronuncio en seco, para hacer una pausa y no ser tan evidente. Aunque, su cabellera era reconocible, a pesar de estar corta y lo único novedoso era verle sin prenda superior, además que su máscara era otra, por lo cual ninguno de los presentes le reconocería, a no ser que fuera un Luxure y pudiera reconocerle su tatuaje de la espalda. En caso contrario, sería un desconocido más, sin contar que al no poseer la marca visiblemente pasaría por otro, y viendo como los iniciados estaban, pensó estar con ellos y pasar con estos cada prueba, igual nadie conocía su identidad bajo la máscara y si el Black no se la quitaba, pues su rostro sería un enemiga. Y por algún raro motivo guardo su varita entre su ropaje, quizás porque se sintió seguro o para aparentar confianza.
 
Y paso su mano izquierda por el cuello, allí sintió el frio metal dorado de los objetos Uzzas, quien choca con algunos de sus anillos con diferentes joyas, dado que en su otra mano poseía los dos vinculados a las habilidades. Allí, su dedos exploran su piel, pasando lentamente por su cuello y terminar en su cara hasta la cien, cuando llego a ese sitio negó con la cabeza, pues le pareció ver algo extraño, incluso inusual en ese ambiente ¿acaso su visión le engañaba? Y pasando ambas manos por el rostro oculto por la máscara, vuelve a negar con la cabeza y se cruza de mano bruscamente. Es en ese instante que respira profundamente, y continua con lo que allí pudiera ocurrir.
 

 famlux10.gifrRtoO.gif

GSKjKXI.jpg

...en secreto te amare... 


#7 Danny Lestrange

Danny Lestrange

    Septimo año

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPip
  • 700 mensajes
  • 7.568 points
    • Gender:Male
    • Location:En donde el autobús pasa cada media hora si hay suerte jaja

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 30677




Escrito 19 octubre 2020 - 02:43

Llevaba alrededor de una semana descansando de las clases de la academia y practicando un poco de su magia mientras esperaba que se les entregaran las calificaciones. El joven mago se encontraba nervioso por saber sus resultados a pesar de que sabía que se había esforzado al máximo, así que necesitaba calmarse. Otra razón por la que tenía que mantenerse tranquilo era para no desatar la ansiedad que se le disparaba cuando sufría fuertes periodos de estrés.

 

En ese momento se olvidaba de todo, solamente vagaba por la mansión de su familia después de varias aventuras que había pasado al lado de sus familiares, ¿A quien se le ocurre organizar el secuestro de una mandataria mayor? De igual manera había sido entretenido y muy educativo, quizá en el futuro Danny podría practicar un poco de esa estrategia secuestrando a, no sé, quizá alguien más del ministerio de magia ya sea el británico o de otro país.

 

Tan distraído estaba que no se daba cuenta de que el cielo se estaba oscureciendo de una forma extraña hasta que una extraña niebla negra baja del cielo y le rodea de repente tomando la forma de una enorme serpiente oscura, la cual gira lentamente alrededor del cuerpo del aterrado muchacho hasta que desaparece con él.

 

Poco tiempo después aparece en un lugar desconocido, lleno de personas y fotografías. El muchacho se daba cuenta que no podía ver con claridad debido a algo que cubría sus ojos y al intentar quitárselo nota que no solo sus ojos estaban siendo obstruidos, sino que su cuerpo por completo se había quedado totalmente cubierto con una fina capa de tela muy delgada, la cual era imposible de apartar, así que se rinde y se queda en silencio tratando de reconocer a los demás.

 

Al parecer algunos se conocían, parecían saludarse pero él decide no acercarse a nadie. Danny era incapaz de escuchar, no podía leer los labios de todos aquellos que estaban ahí debido a que se encontraban los rostros cubiertos así que mantenerse alejado estaba bien puesto que sentirse tan vulnerable de esa manera le ponía de verdadero mal humor.

 

No tenía la menor idea de porqué estaba en ese sitio, así que prefería mantenerse al margen, pero con su mano en el interior del bolsillo de su chamarra para sostener la varita por el mango. Luego da un par de pasos atrás hasta quedar recargado de espaldas a uno de los muros, lo suficientemente alejado de todos, solamente por si acaso ya que ignoraba si era el único que no tenía idea de lo que estaba pasando en ese lugar. Y obviamente no le gustaba para nada.

 

 

 

 

@Aaron Black Lestrange

@Feyre Rhiannon Macnair


YTJke.giffamlux10.gif

OllD3P4.jpg

7WhajUW.gif


#8 Anthony Ryvak Dracony

Anthony Ryvak Dracony

    Alquimista

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 11.310 mensajes
  • 6.967 points
    • Gender:Male

    Casa de Hogwarts:
    Ravenclaw

    Orden del Grial
    Nigromante
    Galeones: 189379





Escrito 19 octubre 2020 - 06:15

Paso la punta de su lengua por su labio superior, deleitandose por la perspectiva tan oportuna de pasar un buen rato en aquel lugar que aunque desconocido, le parece adecuado para "divertirse"...es un lugar solitario, donde solo algunos muggles se atreen a incursionar en el, una explanada de un nuevo cementerio...si, algunas personas cegadas por su envidia, iban al lugar "santo" donde uno de los párrocos, siempre realiza misas al aire libre y realiza los servicios funerarios cada que una persona fallece, ahí acuden esos muggles para dejar veladoras amarradas con "algún trabajo de brujería" al peliverde le da risa la ingenuidad de esos supuestos brujos, que piden al maligno les ayude a obtener su "venganza"...

 

Esta noche eran tres nerviosos muggles, uno aparentaba más valentía que los otros dos, el silbar del viento les hace dar saltos de susto cada vez que golpea con fuerza sobre las lapidas y estatuas, el mago vestido de negro tiene la capucha de la capa sobre su cabeza que ligeramente inclina para no dejar a la vista totalmente su rostro, su carcajada esta cargada de burla por las acciones de los muggles, se abrazan del miedo y el muchacho dice en voz alta -- ¡Vamos a jugar! es una excelente noche ¿no les parece? -- Apunta su varita sobre una lapida desquebrajada por el transcurso del tiempo y algún visitante de mal humor, esos pedazos se unen dando forma a un lobo de piedra con largos y puntiagudos colmillos y dientes que desea hundir en la carne de esos ilusos...los ojos de los muggles se abren como platos ante el pánico que les provoca aquella imagen y el eminente peligro en que se encuentran...una orden del mago, y el animal de piedra se arroja feroz sobre los hombres, el Ryvak materializa su máscara de cobre en su mano, se voltea lo suficiente para que se pueda colocar la máscara sobre su rostro sin mostrar a esos muggles su verdadera identidad, además de que aquella cabellera azul cubre su pelo verde,  piensa usar otros hechizos, solo para restregarles que no eran dignos de aspirar al nombre de "brujos".

 

Uno de ellos, el más viejo, pide a un demonio que venga en su ayuda...esa acción se la haría pagar caro, iba a hacerle heridas sangrantes, agito con violencia su arma mágica -- Sectu-....--El hechizo quedo a medias, una tela delgada y oscura, sedosa al tacto, surgió de una de las tantas sombras de aquel cementerio y le envolvió completamente como si fuera una mortaja, era algo que no podía el Dracony explicarse...¿acaso una magia negra estaba afectandole?... era posible, pues en el mundo mágico hay magos y brujas más experimentados que él, la pregunta era ¿quien estaba actuando sobre su ser? 

 

Aquella tela parece regresar a la sombra de la cual surgió, llevando al mago con ella pero era como pasar por un angosto túnel a otro lugar, uno que parece del tiempo medieval, el ojimiel nota que solo la máscara, los colgantes y anillos  mágicos es lo que ha conservado del atuendo que antes portaba, la tela oscura le envuelve como una túnica con capucha, Dracony mira el sitio, ve a otros magos del bando, algunos de máscaras que él ya conoce, también percibe que junto a él, hay otros con una tela negra parecida a la que le cubre a él, lo que distingue le causa curiosidad, es un gran salón con una alfombra de la puerta hasta un lejano muro del fondo, ve con gusto aquel fuego verdoso que está reducido de tamaño  pero que encanta al Dracony, aún no hay explicación pero el Nigromante deduce que habrá algún evento especial, así que se yergue cuan largo es, levantando levemente la barbilla mientras saluda a los presentes:

 

-- Buenas noches camaradas, ¿Cuál es el juego mortal de está noche? ardo en deseos de iniciar cuanto antes. B)


bfzfwEg.gifJDENVAj.gif


#9 Shelle Dumbledore B.L

Shelle Dumbledore B.L

    Mago Incontrable

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.416 mensajes
  • 16.225 points
    • Gender:Female
    • Location:Un lugar entre las sombras

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Plata
    Base
    Galeones: 7207





Escrito 19 octubre 2020 - 20:00

Mansión Gryffindor

 

La mirada cansina de mi padre @Elvis F. Gryffindor colmaba mi espíritu con una paz que solo él conseguía. Mi mundo atiborrado con demonios que había construido a lo largo del camino, no permitía que tuviéramos la cercanía que hubiera deseado. El correr de los años había sido un enemigo indeseable para quien la inmortalidad la favorece y había dejado de lado a la única persona por quien sentía amor y respeto. Aceptaba que sus ideales fueran contradictorios a los míos pues siempre tuve ese maldito lema: Mientras tengas convicción, no voy a juzgarte, pero no evitará que te apuñale si te entrometes en mi camino.

 

Convicción que había empleado en cada momento de su vida, convicción que la había transformado en el monstruo que era.

 

Nuestro encuentro no había sido fortuito, pero esperaba que los siguientes lo fueran, en la tranquilidad de la casa, frente a la chimenea o en la cocina, cruzar tazas de café o té y charlas triviales sobre nuestro día. Pero había una parte de mi que no podía compartir, y bien sabía por mi pasado en La Orden de Fénix, que él también tenía algo que ocultar. Y es así como nuestras vidas eran separadas bajo la sombra de una máscara cargada de ideales.

 

Pude ver como el cielo oscurecía de repente por la ventana, dejé mi taza de té sobre la mesa y le devolví una cálida sonrisa a mi papá:

 

-Iré a ver qué sucede fuera, de ser una tormenta tendré que guardar la saeta que dejé en el jardín, esperaba volar un rato más tarde- con un leve ademán me retiré, saliendo por la puerta de la cocina directo a los jardines. Dejé mis botas en la puerta, me gustaba caminar por la hierba fresca en los ojos de la noche.

 

Crucé por el pastizal sintiendo mis dedos hundirse en cada paso, al ver que el cielo enegrecía me agaché para levantar la escoba que había dejado sobre la hierba. Tenía mi laúd en la habitación, quizás sea mejor dedicarme a tocar unas notas y dejar el cielo para mañana.

 

Pero mientras mi cuerpo estaba inclinado y mis manos apenas llegaban a acariciar el mástil, una seda me envolvió por completo aprisionando mi cuerpo y cubriendo mis ojos. No pude entender lo que sucedía, pero el aroma a grama húmeda desapareció y sentí que una fuerza me levantaba del suelo y me arrastraba a la oscura noche.

 

 

En algún sitio

 

Apenas pude percibir mi varita en la vaina del cinturón. No podía llegar a ella pues mis manos habían sido inmovilizadas como el resto de mi cuerpo ¿A caso descubrieron que había sido una de las secuestradoras de la ministra? Negó con la cabeza, eso era imposible, se había encargado de tomar todos los recaudos necesarios a menos... Recordó que su compañero había sido llevado por una de las fenixianas ¿Traición?

 

Podía sentir la vena en su cuello inflamarse, y el deseo atronador de arrancarle la garganta empezaba a consumirla, él que hablaba de lealtad... esperaba que la bruja lo hubiera aniquilado.

 

Sin embargo mis pies descendieron a un suelo adoquinado, frío, y el crepitar del fuego musicalizó mis oídos, agudizados por la falta de visión. Sin embargo lo que calmó mi espíritu fue la mezcla de aromas que perfumaron mi olfato, aromas conocidos, algunos cuya sangre ya había pasado por mi deleite, labios que había besado, cuellos que había mordido, allí estaban reunidos y a la espera ¿de qué?

 

Inspiré para sentir un poco más y no, no nos había traicionado, allí estaba su aroma adoctrinando mis sentidos y la voz de mi tutora nos dio la bienvenida.

 

Recordé la marca que @Hades Ragnarok había hecho en mi cuello, al coincidir nuestros ideales y al pedirme que me uniera a su lado en la lucha ¿A caso debería mostrar mi lealtad allí? Decidió mantenerse en silencio y esperar a que las cosas sucedan.


... Mizuky Aneris ...

99d3258d735ef9a7ed855c52a4639609o.png

7hdosh8.gif


#10 Matthew Triviani

Matthew Triviani

    Mago Incontrable

  • Concilio de Mercaderes
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 4.089 mensajes
  • 36.479 points
    • Gender:Not Telling

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Orden del Caduceo
    Oscuro
    Galeones: 12673





Escrito 20 octubre 2020 - 11:59

wukB1ln.jpg

 

   Lo importantes es que ahora sabemos que tienen a un Auror capturado vida escondido en alguna parte, al parecer no estábamos tan errados al pensar que eso podría ser verdad.    dejó ir su mano e inspecciono el sitio con la mirada   . ¿Estará vivo?, ha sido el avance más grande que hemos tenido desde que llegamos. 
 
Suciedad, antigüedad y un poco de abandono.

 

Todo mezclado, lograba englobar la perfección de lo que el gitano podía apreciar a simple vista... Se había omitido prudentemente del opinar sobre el resto de sus compañeros de bando, sabiendo que él no entraba en ninguno de los decretos que habían sacado los sucesores de la Gaunt, extrañaba aquellos antiguos Mortífagos, que con solo una mirada podrían perpetrar miedo e incluso dejar sin habla a cualquiera. 

 

   Dales una oportunidad...    Mencionó una voz extraña, que no reconocía para nada. 

 

En su regazo y entre sus gélidos brazos, Isabella, aquella mujer que se había ganado un espacio donde debía estar el corazón del gitano, quien era la segunda bruja en poder tocarlo sin tener como consecuencia una mutilación limpia y dolorosa. Había levantado su vestido, enseñándole una segunda varita, aquella que siempre se jacto de tener, para cuando los momentos se pusieran ásperos. 

 

   ¿Sin dejar rastros?    contra preguntó, observando como arrebató su bebida y la bebió con un gesto sugestivo   , no tengo limites, dulcineia.    mencionó en Portugués, una de las pocas palabras que había aprendido en una misión secreta   Deberías hacerte una idea de lo que puedo llegar a hacer, y su me acompañas, seriamos imparables.    finalizó su discurso con un suave beso en la comisura de sus seductores labios con forma de corazón. 

 

Levanto sus azabaches ojos hacia los ingresantes, sus mascaras... ¿Eran realmente dignos de ellas?

 

@Isabella Hawthorne @todes xD


2NUNjMR.png

   Hiere con cuchillo, el dolor se pasará; hiere de palabra, el dolor permanecerá.   





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users