Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Foto

๑۩♚۩๑ Mansión Black Lestrange ๑۩♚۩๑ (MM B: 78195)sanguis, gens et fidelitas


1008 respuestas en este tema
  • Este tema está cerrado Este tema está cerrado

#1 Mia Black Lestrange

Mia Black Lestrange

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 28.849 mensajes
  • 4.502 points
    • Gender:Female
    • Location:México

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Supremo Consejo de Morgana
    Knight
    Galeones: 218344





Escrito 20 noviembre 2012 - 01:01

A5UTerr.png

 

Alejada del bullicio de la ciudad, se alzaba la gran reja negra de la casona Black Lestrange sobre pilares de ladrillos barnizados, una de las familias más poderosa y respetadas del mundo mágico, que desde su creación había sido cuna y hogar de grandes mortífagos. Aquellas rejas no sólo delimitaban el terreno en donde los miembros de la familia habitaban, también señalizaban el lugar exacto en donde comenzaban los hechizos de protección que habían sido contratados para la seguridad de los respetables miembros de aquella familia.

La casona, que se encontraba a varios metros de la reja de entrada, estaba rodeada por un bosque de álamos en donde los miembros de la familia podían perderse por varios días debido a las interesantes entretenciones que se podían encontrar allí: entre ellas, juguetear con Grand Marnier, el grifo que cuida el cementerio familiar.

Detrás de la casona un hermoso jardín atravesado por un camino de piedras encamina hasta un lago privado, cuya rivera está cubierta con grandes árboles que dan una sombra y que sumado a la brisa de aire fresco proveniente desde el fondo, lo hacen de un excelente lugar. En el jardín se pueden observar una gran variedad de flores como los tulipanes, rosas, garbaras y demáses que dan color y vida aquel lugar.

La primera imagen que se ve al entrar a la mansión, es el gran árbol familiar pintado a mano en la muralla en donde se ramifica la gran escalera que lleva hasta el segundo nivel de la casa. La sala, por su parte, está totalmente cubierta con una alfombra de color cobrizo, posee dos grandes sillones que dan mirada hacia la chimenea y la espalda a un minibar con diversas bebidas exóticas. A la izquierda de la sala se el comedor, en cuyo centro caía una lámpara de tipo arañana sobre una mesa de madera fina con muchos asientos.

Del otro lado del primer nivel, una especie de cocina conectada a las instalaciones de los elfos de la familia que trabajaban sin parar, día y noche por el bienestar de todos. Subiendo las escaleras, en el segundo nivel, a mano derecha una puerta con las iniciales BL, señalan el despacho de patriarca: Jocker Black Lestrange; en aquel lugar sólo él puede aparecer dentro, y es que cada una de las dependencias privadas de los Black Lestrange estaban protegidas con hechizos anti-desaparición especiales que permitían el ingreso sólo a sus propietarios y a los elfos.

A un costado de aquel despacho, una inmensa biblioteca abierta a todo aquel que quisiese estudiar un poco sobre cualquier tema. Varios elementos estaban a la disposición de todo aquel que quisiese ocuparlas: mesas de estudios, pergaminos, plumas, tintas...

Del lado izquierdo de las escaleras principales, una puerta da hasta una amplia habitación vacía que era utilizada generalmente para entrenamientos de duelos; además una escalera de mármol con forma de caracol que llevan hasta el tercer y último nivel. Allí se encontraban las habitaciones de cada uno de los integrantes de la familia, distribuidas a los costados de un pasillo con algunos retratos. Al fondo del pasillo, la puerta de la lechucería.

Los Black Lestrange estaban protegidos bajo el poder de la Marca Tenebrosa, albergando entre sus filas a mortífagos provenientes de una larga tradición oscura, por tanto, la entrada a fenixianos estaba totalmente fuera de discusión dentro de los límites de la propiedad.

 

 

58YaDVr.png

Jock
Ficha | Bóveda

Mia Black Lestrange 
Ficha | Bóveda

102qm3n.jpg
 

^Animaga Black^
Ficha | Bóveda
 
Zje9U.png

 

Jock
Ficha | Bóveda

c1jxLWU.png

 

Hijos de Jocker:
 

Litah Black Lestrange
Ficha | Bóveda

 

Eliot Akil 

Ficha | Bóveda
 

 

Hijo de Jocker y Ainé

 

Deax Black Lestrange

Ficha | Bóveda

 

n12gg.png

 

Hijos de Litah Black Lestrange & Illidan Black Lestrange

Zeth Black Lestrange
Ficha | Bóveda

Ashley Emily Black Lestrange
Ficha | Bóveda

Mía Black Lestrange
Ficha | Bóveda

 

 

Hermana de Mia Black Lestrange

 

Romina Targaryen

Ficha | Bóveda

 

GL4QY.png

 

Hijos de Mía Black Lestrange & Zeth Black Lestrange

Fengari Snow Black Veill
Ficha | Bóveda

 

Damian Black Haughton

Ficha | Bóveda

 

Jessie Stabolito 

Ficha | Bóveda 

 

Divied E. Potter Black

Ficha | Bóveda

 

 

Hijas de Zeth Black Lestrange

Juliene Black Letrange
Ficha | Bóveda

 

 

Hijas de Mia Black Lestrange 

 

Kutsy

Ficha |  Bóveda

 

Alishya

Ficha | Bóveda

 

Ashura Lestrange 

Ficha | Bóveda

 

 

Hija de Kira B.L. Silver

 

Valkyria Karkarov B.L

Ficha | Bóveda

 

qTSXe.png

 

 

Hijas de Valkyria Haughton

 

Little G. 

Ficha | Bóveda

 

Amerie

 

Ficha | Bóveda

 

 

Hijo de Ashura Lestrange

 

David Lannister

Ficha | Bóveda 

 

qfHDbdq.png
*personajes importantes para la historia de la familia, pero que han sido olvidados por sus creadores...

[todos estos personajes mantienen el "Black Lestrange" en sus fichas de personaje]

 

Spoiler

 

 

 

▌Mapa de los Terrenos de la Mansión Black Lestrange

 

 

wSmHnCv.png
 

 

▌Servicios Ministeriales:

     

  • Red Flú:
    Academia de Magia y Hechicería.

     
  • Hechizo Anti-aparición:
    Los visitantes que no son miembros de la familia deberán aparecerse a 100 metros de distancia de los terrenos de la mansión, es decir, antes de cruzar las verjas de entrada.
    Los miembros de la familia podrán aparecer en cualquier sitio común de la mansión (cocina, salón, vestíbulo, jardines, cementerio, etc) o sus propias habitaciones individuales.
    Los jefes de hogar (patriarca y matriarca) podrán aparecer en cualquier lugar de la mansión.

    [renovación 2013]

     
  • Mascotas Familiares:
    Grand Marnier (grifo) [certificado]

     
  • Objetos Familiares:
    --

     
  • Elfos domésticos:
    Sunev. Se siente un miembro más de la familia debido a que ha estado con Jocker desde su niñez. Tiene un carácter agrio y  poco sociable con las demás personas y elfos, aunque también es el más hábil y servicial de todos. Esto último le hace ser considerado el elfo más importante de la familia Black Lestrange.
    Heros. Es el más joven de los elfos de Jocker. Posee un carácter dulce, aunque es muy tímido para ofrecerse a hacer cualquier encargo importante. Es soñador y carismático; le es más fácil tratar con niños y con las mascotas de los miembros de la casa que hacer cosas por el patriarca, a quien le tiene un profundo respeto que raya el temor.
    Tadeus. Registrado como elfo de familia.
    Torek. Registrado como elfo de familia.
    Amy.  Elfina de Romina, es muy pasiva, le gusta ayudar en todo lo que puede y casi nunca hace las cosas sin ganas o rezongando. A pesar de ser la criatura que es, le gusta verse bien por lo que no se viste con cualquier trapo que encuentra, sino que se pone algo adecuado, para cualquier ocasión.

    Clariss: Es la primer elfina de Mia, por lo que suele considerarse la más querida para la rubia, sin embargo, su carácter suele ser un poco asocial, porque solo obedece a su dueña, considerando a los demás miembros de la familia, no merecedores de su atención.
    Marie: Segunda elfina de Mia, la cual es dulce y amable con todo visitante a la casona, sea familiar o no, porque se siente orgullosa de servir a su ama de sangre limpia. Siempre esta dispuesta a ayudar a cualquier miembro de la familia que lo solicite.

    Otros elfos: Patrick (de Audrey), Cloxx (de Litah), Poulet (de Terpsícore), Venus (de Ashley), Arnulfo (de Kira), Tenebrae (de Zeth), Peat (de Roma), Osiris, Cirinde y Handigal (de Valkyria)

     

▌Links de Importancia:

 

 

jeYM4xz.png


Editado por Mia Black Lestrange, 01 julio 2016 - 07:28.

6uw7fbr.png
8kKbsCi.gif  || sgN2plD.gif


#2 Zeth Black Lestrange

Zeth Black Lestrange

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.862 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Male
    Dragones de Bronce
    Galeones: 191800




Escrito 20 noviembre 2012 - 02:06

...


Mis ojos se empozaron en el color rojo de unos sillones en el hall, entintando mis pensamientos con recuerdos pasados. A veces había una sensación que quemaba en mi garganta, una necesidad inconcebible por beber sangre humana, una maldición por la que con poca fuerza de voluntad podría matar sin piedad, aun no podía calcular las vidas humanas que finiquité de niño, sentimientos tristes a causa de la culpa extinguida a corta edad. Sin embargo, los remordimientos habían desaparecido, y la sed podía ser controlada, con mares de copas. Y tenía sed. Inhalé profundamente caminando detrás de los pasos que daba la Black, enarcando una ceja al comprender a dónde se dirigía.

Escuchaba con atención lo que los labios de la mujer vocalizaban. Apoyándome en una de las columnas labradas en mármol, articulaba mis brazos sobre mi pecho, observando con detenimiento como ella avanzaba hasta el muro donde el árbol genealógico de la familia, se ramificaba en varias direcciones, rematando sus hojas en los retratos de los miembros de la mansión mortífaga. Mis ojos, cayeron sobre un par de rostros poco más abajo de mi retrato, recordando claramente que existían parientes que no había conocido del todo. Enarcando una ceja, alcé la visión al instante que la Black se encontraba con su propia imagen, oyendo con detenimiento lo que predicaba sobre el encuentro.

Una sonrisa se manifestó sobre mi aparente gélido rostro, producto del riguroso y extremista juicio de la mujer para sí misma. Los años viviendo en medio de mujeres, no habían servido para poder llegar a comprenderlas. Relajando mi cuelo con movimientos circulares, llevé mis translucidas orbes hacia la oscuridad que gobernaba los jardines, estaba tentado a visitar los terrenos más allá de la visión. Dirigiendo unos pasos hacia la terraza, y acercarme a las mamparas para observar con mayor detalle la proyección de las luces serpenteantes que proyectaban las lámparas hincadas sobre el césped. Parpadeando un par de veces para registrar que todo estuviera en orden y que los zorros no hubiesen destrozado algún objeto, volví al espacio donde se encontraba la hechicera.

Exhalando con los ojos aun fijos en la silueta de la Black, oía la intervención de Sunev –quien empezaba a exasperarme por cada una de sus intervenciones, pero sin las cuales, terminaría aburriendo a la mortífaga-, esperando que la misma sea tomada en consideración por la fémina. Tan solo la oferta del elfo domestico, había despertado una obsesión que acrecentaba cada vez más en mi cuerpo. El olor de los líquidos que se guardaban en los frascos de la dispensa, llegaban con dificultad a mis sentidos, y dentro de aquella postura neutral, la necesidad rasgaba bajo la piel. Aspiré hondamente tratando de no hacer notoria el irresistible impulso de ahogarme en oxigeno, para dirigirme a la mujer.

—No, pero es un buen momento para hacerlo— respondí con un tono de voz moderadamente cordial –en los límites de mi seriedad. —sospecho que Sunev nos sorprenderá con algún manjar en tu nombre.

  l2gZDJG.png
tomé su mano y emprendí un viaje hacia lo desconocido, ...cuando las puertas de mi corazón
fueron cerradas y fracturadas, solo me quedan los recuerdos y las cicatrices...


#3 Etoile Black

Etoile Black

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.849 mensajes
  • 88 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 10586




Escrito 20 noviembre 2012 - 02:31

~ * ~ Tadeus, elfo de Etoile ~ * ~


La mansión se sentía abandonada, aquellas mujeres que le daban vida y hacían todo por mantenerla viva se encontraban arrestadas, recordaba como aquellas luciérnagas andantes entraron a los jardines de la mansión y se llevaron a la señorita Mía y a mi joven ama, tanto ellas como los encapuchados hicieron lo posible por evitar que se llevasen a una de las Black Lestrange, pero salió todo al revés, más luciérnagas llegaron y atacaron en el despacho a los pocos encapuchados que quedaban, definitivamente aquel momento me sentí inservible e idi*** por no poder ayudarlas.

-Ordenes son ordenes- Tenía como deber avisarle al padre de mi joven ama sobre su captura, pero eso no iba a ser fácil, no tenia idea de cómo el señor iba a reaccionar, por lo que no me atrevía a decírselo de frente.

Sin permiso entré a la habitación de Etoile y en uno de sus cajones pude encontrar unos pergaminos que me ayudasen a escribir la carta, sujeté con nerviosismo aquella pluma con tinta integrada y comencé a escribir.

Señor Zeth Black Lestrange

De esta manera me tomo la molestia de informarle que su hija Etoile y su hermana Mía fueron capturadas en los terrenos de la mansión Black Lestrange. Ambas lucharon por no ser llevadas pero las luciérnagas eran más fuertes y con hechizos aturdidores y cuerdas se las llevaron.

Yo por ser un simple elfo no pude arriesgar mi vida por mi ama, por lo que se lo comunico por este medio… se que usted puede ir a salvarlas. Claro, si de verdad las quiere las ira a salvar… pero si no, ellas se verán en una situación fea y desagradable.

Tadeus


Salí de la habitación de mi ama dejando las cosas en su lugar, con todo el miedo baje las escaleras y en una tronada de dedos el pergamino salio elevado hacia donde se encontraba el joven Zeth; pude acercarme un poco y ver que el pergamino háyase llegado a su destino, con miedo a ser regañado o maltratado preferí regresar a mis labores en la mansión.

.: Familia Triviani:. - 34tZCQr.gif -  .: Familia Ravenclaw:.

fIKpHKA.gif

 - eNcqc0b.gifrkYPd.gif


#4 ^Animaga Black^

^Animaga Black^

    Mago Glorioso

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10.387 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    Dragones de Bronce
    Galeones: 55063


Escrito 22 noviembre 2012 - 20:52

El elfo, al escuchar las últimas palabras de Zeth, se puso algo nervioso. Notó que estaba incomodando un poco a su amo y no sabía si los dichos del vampiro eran serios o contenían un halo de ironía.

- Sunev les traerá la cena ya mismo. – dijo la criatura haciendo una reverencia y desapareciendo en dirección a la cocina. El otro elfo también lo siguió. Como decía el dicho: “dos elfos cocinan mejor que uno”.

- Siempre se ha caracterizado por lo servil… Aunque no sé a ciencia cierta cómo lo ha afectado la partida de Jocker… Eran muy unidos dentro de su estatus quo, claro…

Carraspeó y volteó dulcemente el rostro para fijar su negra mirada en los ojos de Zeth.

- El día que me sacaron esa foto llevaba sólo dos horas de sueño. Mi pequeño había tenido una pésima noche, con fiebre y tos. Los medicamentos no surtían efecto y tuve que salir en medio de la velada hasta Hogwarts para pedirle a Madame Pomfrey algún antídoto que pudiera curarlo. Pero a decir verdad, ni se me notaba…

Amber comenzó a caminar hacia los sillones, sabía que no se utilizaba muy a menudo la cocina para recibir a los invitados, así que cenarían allí mismo, en el living. Al pasar por delante del Black Lestrange lo sujetó del brazo para que la acompañara hasta el asiento. Si bien no lo conocía, algún lazo sanguíneo… muy lejano, hacía que se sintiera cómoda hablando con él. Por lo menos más cómoda que la primera sensación que le generó al encontrárselo.

- Tu mano está demasiado pensativa…- murmuró una vez sentada sobre un cojín. Se había tomado el atrevimiento de intentar hablar en profundidad con el mago, pues notaba que no era muy ducho en eso de ‘las conversaciones’. O tal vez sería así hasta entrar en confianza. - ¿Sucede algo?

Tanteó el interior de su bolsito para sacar los cigarrillos. Los sortilegios aplicados en los tabacos harían que ni el humo molestara al mago ni las cenizas llegaran a tocar el suelo. Para la pelirroja era siempre una sorpresa saber de qué gusto le tocaría. Y esta vez un sabor chocolate intenso invadió su garganta con la primera pitada.

A lo lejos se podían escuchar los sonidos de platos y ollas desde la cocina, seguramente en unos minutos el olor a comida recién horneada llegaría a las narices de los comensales.

||pxs5f.gif||
2010_firma.jpg
|| miss.gif||


VRuNS.png
Shekh ma shieraki anni


#5 Mia Black Lestrange

Mia Black Lestrange

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 28.849 mensajes
  • 4.502 points
    • Gender:Female
    • Location:México

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Supremo Consejo de Morgana
    Knight
    Galeones: 218344





Escrito 24 noviembre 2012 - 04:23

Haciendo una floritura con su varita apareció una cajetilla de cigarros, jugando con ella durante algunos momentos, simplemente perdió su vista en aquel lago que durante otros tiempos la veía pasear en la comodidad de los hermosos jardines de la mansión, lugar preferido de la ojiverde, algo que sin duda era extraño puesto que prefería los lugares cerrado. Pero que sin embargo le encantaba la sencillez y belleza de los mismos.

Perdiéndose en sus pensamientos saco un cigarro de la cajetilla y lo colocó en una pipa para después prenderlo con la varita, y comenzar a fumar dejando salir el humo lentamente a su alrededor. Dejando que la sensación que este le producía la relajara por completo uno a uno sus sentidos, logrando que todo lo que pasaba por su mente desapareciera, en su rostro apareció por solo unos segundos tranquilidad y paz algo que la rubia no conocía desde hace años o eran meses no lo tenía claro en esos instantes pero sabía que al menos había pasado mucho tiempo.

Cuando irrumpió en la sala su elfina salió rápidamente unidamente dejando en una de las mesitas cercanas una charola con una botella de licor y una copa con el contenido preciso para que la ojiverde comenzará a beber. Tomando la copa con su mano izquierda y la pipa con la derecha bebió un sorbo para dejarla en un taburete. Ordenando con una mirada llena de desprecio a la criatura que se retirara, encontrándose sola saco su varita para escribir en el aire con letras color verde una frase.

"Puede ser doloso entender nuestros propios sentimientos, pero más doloso es que tus seres queridos no te puedan comprender."

Mirando su escrito solo unos segundos esté desapareció como aparecido de la nada, dejándola meditando sobre lo que sentía desde hacía unos días, deseaba simplemente que en pocos minutos regresará a ella toda su fuerza para volver a ser la mortífaga que más de uno quería que fuese, olvidándose por completo de sus sentimientos y aprecios, ser lo que era tenía un costo que en pocos meses había aprendido a pagar, necesitaba suprimir sus sentimientos. Nada ni nadie lograría hacerle daño nuevamente.

Todo lo que tenía que conservar en su mente sus más oscuros objetivos y no alejarse de ellos, sabía que de ese modo lograría cumplir lo que más deseaba en la vida. No le importaba lo que tuviera que hacer pero los conseguiría con o sin el apoyo de su familia. Eso jamás lo olvidaría, puesto que su felicidad era el precio que pagaba diariamente para ser lo que era actualmente.

Editado por Mía Black Lestrange, 24 noviembre 2012 - 04:26.

6uw7fbr.png
8kKbsCi.gif  || sgN2plD.gif


#6 Zeth Black Lestrange

Zeth Black Lestrange

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.862 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Male
    Dragones de Bronce
    Galeones: 191800




Escrito 24 noviembre 2012 - 05:06




Ardía. Mares de rojo oscuro, voces que arrullaban mis sueños con maldiciones e injurias en mi nombre, llantos y exclamaciones absorbidas de un solo tirón, sangre tibia que aun manchaba mis labios y que se tatuaban bajo mi piel, entre mis carnes. Existía una sensación en mi garganta, apiñada junto a las palabras, era una necesidad conocida, que había logrado dejar de manifestarse durante un largo periodo, un periodo en el cual cimenté el poder del control mental a mis impulsos animales. Un control con sabor a dopamina, una sustancia que estimulaba mis bajos instintos, y que esperaba acrecentaba con tal perfección que la desesperación por arrancar el líquido vital de mis victimas había desaparecido. O eso creía.

Suspendidos en la admiración del pasado y dudando de lo que sería en un futuro, me encontraba al lado de la Black, una mujer a la que tan solo conocí por nombre y retrato, y de quien descendía. Era realmente una pena que no hubiera tomado las oportunidades para conocer más de mis parientes, anécdotas, fotografías… pensé sonriendo irónicamente, pero eso no era natural en la familia mortífaga, exponer historias y admirar imágenes, no estaban dentro de los cánones, al menos no en el tiempo que tenía yo de vida. Volviendo a articular mis brazos sobre mi pecho, esta vez solo me apoyaba de mi propia columna, reteniendo mi vista en las imágenes enmarcadas de cada miembro de la familia Black Lestrange.

Mientras Sunev intervenía en la conversación silenciosa, me mantenía quieto en una posición perfectamente suspendida, con la mirada afilada y letal, y los sentidos a flor de piel, deliberando cada aroma en el salón, cada aliento, cada palabra. Volví mis ojos hacia la criatura que aguardaba un asentimiento para continuar con la orden encomendada, quién al segundo de sentir el filo de mi vista translucida, desapareció rumbo a la cocina, escoltado por Tenebrae, quien extrañamente había logrado mantenerse en silencio, dubitativo, perdido, tanto o más que mi propia consciencia. Inhalé instantáneamente, haciendo un gesto con la cabeza, a la par que éste me daba una mirada confusa. Seguramente está preocupado por Zathiel.

Enarcando levemente una ceja, miré de reojo a la bruja, siguiendo un argumento poco oído sobre el lazo de confianza entre el elfo domestico más antiguo de la casa, y su amo. Solo tendí a observar al frente, cayendo sobre la pintura que retrataba a un joven pálido, de cabellos alborotados y tan negros como la muerte. No había gesto en su rostro, no existían huellas de sonrisas, pero si sombras alrededor de sus ojos, que señalaban el cansancio de la vida. La imagen del mago volvía unos penetrantes ojos rasgados que en principio parecían intentar apuñalar a quien lo observase, mostrando un color tornasolado que variaba del gris claro al celeste. Una mirada que parecía ironizarse de si misma, hallando en ésta un hilo de profunda tristeza. Al verse descubierto, el joven volvió su rostro de perfil, observando fijamente el lado izquierdo, la ventana que daba hacia el horizonte.

“el día que me sacaron esa foto…” pronunció la Black, logrando captar mi atención, por la modularidad que su voz presentaba al empezar aquella apreciación, parecía un susurro, una exclamación baja de un recuerdo doloroso que la hacía feliz.

—el pasado siempre fue mejor. O eso dicen— vociferé inclinando levemente mi cabeza hacia un costado, dejando de observar mi retrato. —Cual fuesen las condiciones de aquella instancia, a pesar de todo, te ves tan hermosa como hoy— ofrecí con tanta neutralidad que debía ser tomado como un cumplido formal, más que la verdadera razón, apreciación.

Amber, narraba un pasaje de su pasado, con tanta naturalidad y precisión en los detalles, que podía encontrarme acompañándola en busca de la sanadora de su historia. Hinché de aire mis pulmones con cuidado, como si recordara en ese exacto momento, que respirar dolía. Una sensación corporal naciente de mi brazo, me hizo retirar mi análisis hasta el brazo de la dama, quien se parecía tener intenciones de guiarme hasta otro espacio. Enarcando una ceja, asentí con la cabeza, concurriendo junto a ella, a un ambiente contiguo; asimilando las oraciones que la bruja recitaba, la escolté hasta uno de los sillones aperados de telas satinadas y bordadas en hilos dorados. Tomando el que se encontraba a continuación de su asiento, sostuve una respuesta para su pregunta.

Sillones de época victoriana a base de madera oscura, limitadas por paredes tapizadas con texturas italianas, pinturas barrocas enmarcadas en cuadros dorados, bustos de mármol y jarrones altos decorando la habitación, una rocola y un largo ventanal limitado por cortinas delicadas, donde dos sillas forradas de seda rodeaban una mesa de cristal.

—Suceden muchas cosas, a cada instante— vocalicé observando la larga ventana —me frustra saber, que conoces mi casa mejor que yo— confesé —esta es tu casa, será un exquisito placer conocer de ti.

  l2gZDJG.png
tomé su mano y emprendí un viaje hacia lo desconocido, ...cuando las puertas de mi corazón
fueron cerradas y fracturadas, solo me quedan los recuerdos y las cicatrices...


#7 ^Animaga Black^

^Animaga Black^

    Mago Glorioso

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10.387 mensajes
  • 0 points
    • Gender:Female
    Dragones de Bronce
    Galeones: 55063


Escrito 24 noviembre 2012 - 06:30

- “A cada instante” – repitió la bruja en voz baja - El tiempo es un continuo… y ahora estamos en ‘este instante’.

Frunció levemente el entrecejo, pues no sabía con certeza si su mensaje había sido claro. Por momentos se enrollaba de tal manera con las palabras que pasaba más por loca que por locuaz. Llevó de nuevo el cigarro hasta su boca, y una bocanada de humo hinchó su pecho. Éste se elevó y sus extremidades se tensaron contra la tela que envolvía su cuerpo, haciéndole recordar que aún tenía puesto el abrigo.

- ¿Y cómo no conocer de esta casa si fue mi propio hijo quién la levantó… No literalmente claro.- Caviló un momento- Aunque debo admitir que no estuve presente cuando él se mudó aquí por primera vez… Lamentablemente sólo viví junto a él los primeros años de vida y retomé contacto una vez entrado en la adultez.

Tragó saliva con gusto a chocolate y fue como si un mar de recuerdos le hubiese invadido todo su ser. La reminiscencia del día en que volvió a encontrarse con Jocker, luego de su exilio, se le presentó ante su vista como si de una película se tratara. El pobrecillo creía que ver un fantasma, estaba pálido. Balbuceaba frases de desamparo e incredulidad. Casi negándose a creer que los cuentos sobre su madre muerta eran falsos y que ahora se presentaba ante él una extraña pelirroja que decía ser su progenitora.

Madre e hijo rompieron en llanto, montándose así una imagen digna de una novela dramática.

- Disculpa… - sollozó Amber, sin poder evitar sentirse afectada por el recuerdo - Algunas cosas aún no las supero.

La tensión que se había creado fue rota por uno de los elfos que apareció llevando una bandeja. Dos platos, un par de vasos, cubiertos, servilletas de tela, manteca más una panera fueron colocados con delicadeza por las manos arrugadas de Sunev. El poder abrasivo de los detergentes habían causado un deterioro notable en la piel del elfo, y el paso del tiempo también se encargó de lo suyo. Detrás de Sunev, apareció Tenebrae sosteniendo dos botellas por el pico. Por su expresión podía deducirse que algo había sucedido en la cocina. Tal vez una pelea por la receta a cocinar… nadie lo sabría.

La Black secó sus recientes lágrimas con la manga derecha del abrigo, y luego se lo quitó dejando al descubierto una blusa blanca escote en V. Esperaba no manchársela con comida. Depositó por un momento el cigarro en el cenicero a fin de tener las manos libres y recogerse el cabello. La chimenea había sido encendida recientemente por ello el ambiente permanecía templado.

- ¿Quieres que te cuente de mi? Pues prefiero que sepas quién soy y no quién fui… – de nuevo el juego de palabras.- Actualmente tengo varios trabajos: soy Directora de La Villa Quidditchera, dueña de un negocio en el Callejón y profesora de Maestría en Escobas, de la Academia de Magía y Hechicería.- denotaba en su voz el orgullo que sentía al poseer esos cargos. Tanto orgullo que el timbre de voz dejó de quebrársele para darle paso a una voz más tranquila y parsimoniosa. – ¿Y tú qué haces? De seguro esta mansión no se mantiene por sí sóla.

||pxs5f.gif||
2010_firma.jpg
|| miss.gif||


VRuNS.png
Shekh ma shieraki anni


#8 Etoile Black

Etoile Black

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.849 mensajes
  • 88 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 10586




Escrito 25 noviembre 2012 - 18:37

La llegada de la Black Lestrange más pequeña había sido una noticia buena para los habitantes de la mansión, tal parecía que todo marchaba a la perfección excepto por una cosa; la pelirrubia se encontraba en su habitación, sentada en la cama de agua con su afelpada sabana, la luz no se traspasaba por las gruesas cortinas por lo que la oscuridad invadía aquella habitación.

Un pequeño “crack” en una de las esquinas le hizo sentirse acompañada. –¿Qué pasa Tadeus…?- Pronunció en un susurro.

- Le envíe la carta a su padre tal y como me había pedido, pero al parecer el no hizo mucho…- Comentó aquella criatura que comenzaba a acercarse a donde la rubia se encontraba, su espalda encorvada y sus orejas en punta caídas demostraba lo apenado que estaba.

Etoile se tenso un poco y sujeto la orilla de su blusa arrugándola en los puños de su manos, aquello le había caído bastante mal, de nuevo su padre la estaba abandonando y eso no le gustaba, ella no quería alejarse de el, pero se estaba viendo obligada. –Prepárame las maletas… vamos a dar un viaje por un largo tiempo…- Ordeno en lo que se ponía de píe y sujetaba su túnica negra con las iniciales EBL.

Fue bajando las escaleras en paso seguro, acomodándose la túnica sobre su cuerpo pero dejando ver sus rizos a los costados de su cuello. – Estoy segura que no le afectara…- Dijo para si misma deteniéndose en el último escalón, giro lentamente su cabeza a una de las puertas que habían en un pasillo, allí la puerta del despachó yacía entre abierta, sin duda alguna ahí se encontraba su padre, luego sus ojos fueron dirigidos a otra puerta más, donde se podían notar unas piernas quietas y cruzadas. –Mamá…- Agacho la cabeza y piso el piso de la planta baja, camino a la puerta de salida y en cuanto la abrió la luz del sol la cegó por unos segundos.

El calor que la naturaleza dejaba en ese momento no era más que un pequeño regalo para aquel cuerpo, aun que de día la luz dejaba un aire calido, en la noche… el frío hacía de las suyas.

Mientras esperaba que su elfo le bajara las maletas, Etoile se acerco a uno de los rosales acariciando con la yema de los dedos los suaves pétalos de una flor que llevaba una cinta azul en su tallo, era increíble que aquella siguiera viva a pesar de todas las cosas malas que le habían pasado a la chica. – Todo es cosa de magia…- Susurró observando con suma atención aquella rosa.

Segundos después el elfo se apareció y dejo acostada la maleta de la chica, ella se giro sobre sus talones y quedo observando detenidamente a la criatura, este abrió la maleta y dejo a la vista una caja musical que poco a poco comenzaba tocar una tierna melodía. La rubia se quedo observando la caja y sentía como sus ojos se humedecían con una gran cantidad de agua.

Apenas la cajita dejo de sonar, se quito la túnica y le dio una palmada a la cabeza de su elfo, entró corriendo a la mansión y sin pensarlo dos veces interrumpió la platica que su padre tenía con otra chica tenían. Sus delgados brazos rodearon el cuerpo del vampiro y su rostro se escondió entre las finas ropas que el levaba.

- No me abandones de nuevo… que me hace falta tu cariño…- Dijo entre sollozos y lagrimas, aprisionando más a su padre contra su rostro, sin duda la pequeña se encontraba dolida por lo que estaba pasando entre ella y el vampiro, pero no iba a dejar que eso siguiera mal.

Editado por Etoile Black, 25 noviembre 2012 - 18:37.

.: Familia Triviani:. - 34tZCQr.gif -  .: Familia Ravenclaw:.

fIKpHKA.gif

 - eNcqc0b.gifrkYPd.gif


#9 Mia Black Lestrange

Mia Black Lestrange

    Miembro del Consejo de Druidas

  • Magos Expertos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 28.849 mensajes
  • 4.502 points
    • Gender:Female
    • Location:México

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Supremo Consejo de Morgana
    Knight
    Galeones: 218344





Escrito 25 noviembre 2012 - 20:18

La Black Lestrange aún se encontraba recluida en su despacho, sin que nadie la molestara, lo cual la dejaba un poco tranquila, eso puesto que eso solía hacer cuando necesitaba un poco de tiempo para sí misma por lo cual simplemente sonrió tranquilamente al notar como una de sus elfinas entraba con una mirada un poco atemorizada por interrumpirla, pero la pequeña no tenía por qué temer en esos momentos puesto que no era Mía la que se encontraba en el cuerpo de la mortífaga.

Evelyn la parte buena del interior de la ojiverde había logrado apoderarse del cuerpo de la chica, logrando que todo aquel que hablase con ella podría de inmediato darse cuenta que algo no iba bien con ella, pero claro eso solo era si la conocían más a fondo si no nadie lo notaría en absoluto hasta el momento en que Mía lograra volver a retomar el control del cuerpo que no solía compartir con su otra personalidad puesto que solo salía en los momentos vulnerables o más depresivos que tenía en algunos extraños días.

¿Qué paso Claris? —preguntó Evelyn mirando a la pequeña elfina que en esos momentos traspasaba la puerta, dejando a un lado la copa de whisky y la pipa con el cigarro, a ella en absoluto le gustaba fumar así que no comprendía porque lo hacía en esos momentos—, déjame adivinar, mi pequeña despertó. —finalizó con una gran sonrisa en los labios, mientras salía de aquel oscuro despacho.

Dirigiéndose a las escaleras de la casona, rebosante de alegría dejando ver que en esos momentos no le importaba nada más que lo que pudiese pasar en esos momentos con la nueva chica que ahora era parte de la adorable familia Black Lestrange. Terminado de subir las escaleras se dirigió a su habitación, con pasos lentos pero constantes llego por fin a la entrada de su habitación, abriendo la puerta con tranquilidad, miro recostada sobre la cama a su hija.

Tomo entre sus brazos a la pequeña rubia, acunándola y recostándose sobre la cama, simplemente comenzó a tararear una canción, algo que le parecía sumamente tierno. Logrando invadirla de alegría, pensando en que dentro de poco tendría que entregarla a su padre, el debía comenzar a hacer cargo de la pequeña. Así como había tenido más hijos, debía adquirir las responsabilidades que aquello conllevaba, sabía que le dolería hacerlo, pero era lo mejor para Hayleen.

—Cariño, sé que él te cuidará mucho mejor que yo…. Solo jamás olvides que eres mi princesa y aunque no me llamarás madre, siempre te cuidaré… —susurró al oído de la pequeña, dándole un beso en la frente con ternura.

Sabía que su hermano haría un buen trabajo como padre de la pequeña, mientras que ella podría continuar con la vida que estaba acostumbrada a llevar, así se evitaría dar explicaciones, el padre era el vampiro y se terminaría la historia. Ocultando de ese modo todos los acontecimientos de la vida de la mortífaga. Cerrando los ojos durante un segundo, simplemente recordó aquellos días en los que la felicidad lograba inundarla durante horas.

6uw7fbr.png
8kKbsCi.gif  || sgN2plD.gif


#10 Etoile Black

Etoile Black

    Mago novato

  • Magos
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 1.849 mensajes
  • 88 points
    • Gender:Female

    Casa de Hogwarts:
    Slytherin

    Unicornios de Bronce
    Galeones: 10586




Escrito 29 noviembre 2012 - 04:52

Tadeus, elfo de Etoile ~


Nunca había visto a mi Ama así, sin duda alguna tenía que enterarse de su madre, primero de lo que había intentado hacer Etoile y segundo de la visita que su futuro esposo tenía en su despacho. Camine todo lo rápido que pude, pero mis piernas eran cortas y no ayudaban demasiado.

Logré subir las escaleras con cuidado de no hacer ningún ruido, revise cada habitación habida por la planta alta, en busca de la joven Mía hasta que logre hallarla en su despacho. Lentamente abrí por completo la puerta y observe con atención la figura de la mortifaga quien tenía en brazos a un bebé de cabellos rubios.

-Señorita Mía… su hija Etoile la necesita-

Apenas dije eso, la ojiverde posó sus ojos sobre mi y me puse nervioso al instante, sentía como si me fuera a lastimar, pero sabía que no era así a menos que le haya echo enojar… ¿acaso que le haya avisado de mi Ama le enojo? No creía eso, así que me dispuse a esperarla.

-Se encuentra con su padre Zeth, en… en su despacho- Finalizó.

Editado por Aine Malfoy, 05 julio 2014 - 20:16.

.: Familia Triviani:. - 34tZCQr.gif -  .: Familia Ravenclaw:.

fIKpHKA.gif

 - eNcqc0b.gifrkYPd.gif





0 usuarios están leyendo este tema

0 members, 0 guests, 0 anonymous users