Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Matt Blackner

Miembro desde 06 jun 2010
Última actividad Ayer, 21:29
****-

#5361960 Elecciones a Ministro de Magia

Escrito por Matt Blackner el 13 septiembre 2020 - 00:06

hey!

 

Bueno, yo voy a seguir siendo consecuente con mi voto anterior y una vez más, voy a votar a Sagitas como ministra...Creo qeu podría hacer un muy buen papel en el puesto, tanto porque es una gran rolera, como porque creo qeu su personaje daría mucho juego en el puesto. Creo que está capacitada y por eso, mi voto va para ella




#5361458 Elecciones a Ministro de Magia

Escrito por Matt Blackner el 10 septiembre 2020 - 00:08

hey!

 

regreso para votar de nuevo. Como esta vez solo se puede votar por uno, tengo claro qeu mi voto va para la persona que hace más tiempo conozco en el foro.

 

Sagitas E. Potter Blue

 

Se conoce el foro como la palma de su mano, y es de las personas activas que más tiempo lleva en el foro. Su rol es magnífico y daría mucho juego tenerla como primer ministro.

 

Mi voto para ella ^^




#5360941 Postulaciones a Ministro de Magia

Escrito por Matt Blackner el 06 septiembre 2020 - 20:40

Hey!

Un mago nunca llega tarde... Solo cuando debe hacerlo xD espero que aun pueda votar, que la vida muggle no me deja pasarme todo lo que querría pero... Aquí estoy

Mi primer voto va para Elvis. Es una de las personas que hace más tiempo que conozco aquí, hemos compartido muchos roles juntos y podría ser un gran ministro

El segundo voto, para Antony. Primo, me divierte mucho cruzar roles contigo, podrías ser un ministro muy original

Y el tercer voto, para Candela. Creo que tener a una gitana como ministra sería muy curioso


#5357739 El verano en que nevaron estrellas fugaces

Escrito por Matt Blackner el 02 agosto 2020 - 19:10

La lluvia me pilló a medio camino del lugar donde se celebraría la reunión en el bosque para observar la lluvia de estrellas. Así qeu cuando me adentré bajo la carpa natural gracias a las ramas entretejidas, estaba empapado. Por eso, utilicé la varita para secarme y, con las manos en los bolsillos, caminé alrededor, observando a los asistentes.

 

No conocía a nadie, en principio, fuera por mi escasa vida social (algo que en 10 años no había solucionado) o poruqe algunos eran también visitantes de los alrededores, qeu querían asistir al evento.

 

Escuché el chapoteo en los alrededores, y al abrirme paso, vi como la sacerdotisa saltaba de charco en charco. Sonreí de medio lado, divertido, cuando desapareció.

 

Parpadeé.

 

No estaba.

 

Cerré los ojos un segundo, lanzando un gruñido.

 

Y sin pensarlo, corrí hacia el charco, saltando sobre él.

 

Noté un tirón, como si algo me absorbiera y tirase de mi desde la zona baja del estómago. Caí de bruces al suelo contra un lecho de hojas. Olían a humedad, a tierra recién mojada. Con un gruñido me puse de pie, limpiándome el barro de la cara. Cuando eché un vistazo a mi alrededor, todo parecía cubierto de una ligera niebla, qeu dejaba entrever grandes árboles y mucha vegetación. Parecía una selva, pero los sonidos de las criaturas que lo habitaban no parecían muy amables. Me agaché y me cubrí tras un árbol.

 

Donde estaría la sacerdotisa?




#5355948 Enterrando a nuestros muertos - Fase 2:

Escrito por Matt Blackner el 18 julio 2020 - 00:45

Mansión Potter Black

 

Xell estaba de acuerdo conmigo...quería actuar, comenzar la segunda fase de actuación y sobre todo, sacar a los niños de allí. Le sonreí ligeramente, me gustaba ver como había cambiado, y a pesar del peligro estaba dispuesta a actuar.

 

El problema era Sagitas. La entendía...más o menos. Sabía que el miedo podía paralizar, pero si queríamos actuar desde la tranquilidad de que los pequeños de la familia estaban a salvo, debíamos sacarlos de la mansión, y mantenerlos alejados de nosotros para qeu estuvieran seguros.

 

- Bien, pues reunamos a los niños y a primera hora me los ll.... - antes de terminar la frase callé, ya que Lissette apareció, nerviosa, agitada...con ella venían una Hayame preocupada y una desconocida nerviosa acompañada de un fantasma. Fruncí el ceño, algo estaba pasando, pero necesitábamos que se calmaran para poder hablar....además, no me fiaba de aquella joven, sobre todo porqeu no la conocía de nada. POr eso me quedé quieto, aun con la varita en la mano. Crucé una mirada con Sagitas, que me pedía ayuda de forma silenciosa. Frunciendo el ceño, guardé la varita y salí con paso rápido de la sala.

 

Solo tardé un par de minutos en volver. llevaba un par de bandejas con té, agua fresca y algo de pan y galletas para que comieran algo. Las dejé en la mesita, entre todas las reunidas.

- Qué es lo que ocultas? - pregunté directamente a la desconocida, fijándome en la mano cerrada con fuerza para ocultar lo que traía.




#5355577 El Día de la Ira

Escrito por Matt Blackner el 13 julio 2020 - 21:21

Circo, en busca de Sagitas

 

La voz alegre de la prima Xell me sorprendió, casi llegó a asustarme porque no me esperaba esa alegría de repente. La miré un momento, parpadeando confuso, procesando lo que acababa de decirme.

 

Nota? Babila?

 

Mi vista se dirigió hacia la mesa y casi me tiré sobre ella como si la vida me fuera en ello. Leí sus palabras como si su jovial tono resonara en mi mente, pronunciándolas él mismo. Sagitas estaba en el circo y como no me apresurase para ir a buscarla, iba a ser...comida por acromántulas?

 

Xell abandonó de nuevo la Potter Black casi al mismo tiempo qeu yo me aparecía desde el mismo lugar donde estaba. Cuando aparecí en los terrenos del circo, cerca de la entrada, eché a correr, buscando donde podría estar mi madre. Primero alcancé el remolque qeu solía utilizar como "despacho" pero estaba vacío....demonios, como iba a estar allí con una acromántula?

 

Tenía que buscar algo más grande, donde al menos pudieran estar Sagitas, la araña y Babila.

 

Estaba a punto de desesperarme, cuando escuché al secretario ofrecer algo a alguien. Roté sobre mi mismo, antes de correr hasta una especie de granero. Cuando entré, casi derribando la puerta, encontré la escena. Una gran acromántula mantenía a Sagitas bajo ella, entre sus patas....estaba protegiendo su comida. Guardé la varita y miré un momento a Babi, antes de dar un par de pasos, jadeando, mostrándole a la araña las manos desnudas.

- Eh...venga, vamos...dejame llegar hasta ella, quieres? Sagitas no es comida. No te sentará bien.




#5338980 Estudios Muggles + Meteorología II

Escrito por Matt Blackner el 01 abril 2020 - 02:21

Vale...tal vez no había sido mi mejor idea. Pero en el fondo lo había hecho por su bien...verdad? POr supuesto. Al fin y al cabo era dar una clase durante un par de días en el mar, en un crucero. Entre muggles si, pero tomando el sol y pasando un buen rato.
 
Cuando había enviado mi lechuza al tío @Adrian Wild avisándole, había especificado que nada de varitas. De hecho, ni siquiera yo llevaba la mía. Además, era imprescindible la ropa muggle, y llegar hasta el puerto usando un medio de transporte muggle. En mi caso, mi moto voladora, que menos mal, también podía ser utilizada como una moto común y corriente.
 
Lo que estaba siendo un fin de semana genial, se había tornado, de pronto, en un problema: una tormenta se había levantado de pronto, y ahora, el crucero se encontraba en serios problemas....Alguien se atrevería a sacarnos de alli?
 
Jack Blackner era un fantasma, pero cuando en la Potter Black Sagitas y él supieron en los problemas que se encontraba su hijo, supieron qeu debían hacer algo...
 
Así que alli se encontraba Jack, esperando a los alumnos de su hijo, levitando en el interior de la sala de máquinas de un barco de salvamento llamado Bass Liffeguard donde el capitán, un squib al que conocían, esperaba para llevarlos en busca del crucero donde el cabezota de su hijo había decidido dar la clase de estudios muggles.
 
Jack no conocía a ninguno de los que eran estudiantes (en teoría) de su hijo: @Rory Despard @Hessenordwood Crouch y @Hannity Ollivander se encontrarían con el fantasma de un hombre que, en las personas que ya conocían a Matt solía causar confusión, ya que padre e hijo eran idénticos, excepto en el color de ojos, ya que los de Jack eran oscuros mientras que los de Matt eran azules.
 
- Si no consigo llevarlos de vuelta a casa, mi mujer me matará de nuevo, Graves. - bromeó Jack con su acompañante.
 
 
 
 
 
 
OFF: instrucciones.
 
Matt y Adrian, de Estudios Muggles, se encuentran en un crucero en enl mar, a varias horas de Londres. En principio, sus roles tendrán lugar en los momentos previos a la introducción, cuando comenzó la clase de EM, hasta que lleguemos al punto qeu describo, atrapados en la tormenta. 
 
MIentras tanto, los chicos de Meteorología tendrán que ir en su busca. Jack va a llevar la clase. Todos los roles acabarán uniéndose en el rescate.
 
Y si podéis, especificad en el rol la asignatura pls
 
@Adrian Wild
@Rory Despard
@Hessenordwood Crouch
@Hannity Ollivander


#5338873 Calles de Londres

Escrito por Matt Blackner el 31 marzo 2020 - 16:33

Mansión Ojo Loco. Con @Xell Vladimir Potter Black

 

Observé a Xell, frenética, asustada. Aquella noticia era un golpe duro, un cambio drástico en nuestras vidas (y para todo el mundo muggle, por qué no decirlo) pero lo mejor era mantenerse en calma.

 

- Eh, eh, prima...para  - dije, cogiéndola con cuidado por los hombros. La miré a los ojos, con una media sonrisa confiada. - No va a pasar nada de eso. No lo permitiremos. Además, tenemos qeu confiar en que los muggles son algo más que idi.otas con picas y antorchas. - bromeé.

 

Pero por otra parte, eso no significaba que parte de la población muggle nos rechazara, como era lógico ante una verdad que se les revelaría de pronto. Tal vez algunos solo expresaran aquel rechazo, sin más, mientras otros nos mostraban indiferencia...lo preocupante vendría de aquellos que optaran por, como había dicho Xell, atacarnos. No podía negar totalmente aquella situación, como también podría suceder que ahora, pudiendo cohabitar de forma abierta con los muggles, otros magos no trataran de hacerles daño del mismo modo.

 

- Que el secreto se revele no anula los hechizos protectores. Nuestros hogares seguirán protegidos y ocultos si es lo que queremos - o al menos, eso espero. - Harpo, busca a mi madre, y dile que vamos al MInisterio a ver que está pasando.

 

Así la varita con la mano derecha y con un gesto fluido, convoqué mi patronus, un lobo de gran tamaño de color azulado.

- Busca a @Hayame Snape Potter Black y al resto de accidentosos. Nos vemos en el Ministerio, o en nuestras oficinas. - pedí, antes de que el animal desapareciera.

 

Ministerio

 

Había invitado a Xell a acompañarme hasta alli, si se encontraba con ánimos. Supongo qeu era la mejor idea si uno quería saber con seguridad que estaba pasando, en lugar de guiarse solo por rumores. Había bastante jaleo en la entrada, empleados nerviosos aquí y allá...

 

El humo de un cigarrillo me hizo dirigir la mirada hacia un rincón donde reconocí a @Helike R V PB . Me acerqué caminando hasta ella con las manos en los bolsillos.

- Eh, va todo bien por aquí? - pregunté. Sabía que estaba en el ministerio porque había visto la nota. Era normal, la había dejado para que la leyese. - Tee has enterado de algo?




#5338501 Calles de Londres

Escrito por Matt Blackner el 29 marzo 2020 - 23:09

Mansión Potter Black

 

Rasqué la cabeza de Fenrir, distraido. Me encontraba en la Potter Black,  vestido un con pantalón gris y una camiseta azul. Parecían días tranquilos, pero algo me decía que solo era un período de calma. Aunque tal vez solo fuera una sensación mia....En casa estaban siendo días un tanto extraños....

 

@Helike R V PB habia regresado (por fin) a casa tras su viaje. Parecía que habían siglos desde que simplemente, un día, se marchó...y yo me había acostumbrado a cuidar solo de nuestra hija, por extraño qeu sonase....Bueno, quien decía acostumbrado, decía que aun no había muerto. De no ser por Sagitas, seguramente había terminado entrando en pánico la primera vez que la pequeña de la casa se había echado a llorar

 

 

Fenrir gruñó ligeramente, justo a tiempo para que Harpo apareciera delante mia, con una nota de @Xell Vladimir Potter Black en la mano para mi. Alcé la ceja, tomándola un poco extrañado. El elfo estaba ligeramente nervioso, pero en cuanto terminé de leer la nota, mi expresión cambió.

 

- Tiene que ser una broma. Iré a la Ojo Loco enseguida.

 

Me aparecí en la habitación para tomar mis deportivas y calzarme, procurando no hacer ruido para no despertar a la niña. En un abrir y cerrar de ojos, me encontraba atravesando las puertas de la Ojo Loco, buscando a Xell.

- Prima! Como que ya no existe el Secreto? - pregunté en voz alta




#5336888 Mansión de la Familia Potter Black (MM B: 90394)

Escrito por Matt Blackner el 21 marzo 2020 - 23:20

Sagitas estaba tan confusa como yo. Nos quedamos mirándonos, fjamente, hasta que ella preguntó, tratando de mantener la calma. 

- No lo se. - contesté.

 

Pero apenas tuvimos tiempo de decir nada más, porque @Helike R V PB , que no sabía que estaba pasando, tomó a nuestra hija bastante malhumorada e inició el camino a nuestra habitación. Asentí ligeramente  y retrocedí, siguiendo a Helike, dejando a @Xell Vladimir Potter Black con mi madre y Jack.

 

Seguía a mis chicas un par de pasos por detrás, escuchando el llanto de mi hija. Había empezado a llorar otra vez, pero ahora entendía, o eso creía, el motivo de sus llantos. Dios...debería haberlo sabido antes. No? No era esa mi obligación?

 

Cerré la puerta detrás de mi y miré fijamente a Helike.

- No te ofendas, pero ahora mismo no tengo tiempo para discutir contigo por qué te fuiste. - le dije. Tenía la voz ronca, estaba hecho polvo, pero era normal. Tres días sin dormir con aquel llanto lastimero te dejaban bastante cansado.

 

- Elentari llora sin parar desde hace al menos tres días completos. No sabía que le pasaba. - cerré los ojos, y con un suspiro me acerqué a ellas. Notaba frío...frío en los huesos, como si me hubiera calado la lluvia.  - Algo intenta llevársela. Algo, o alguien, la está obligando a revivir el momento en que Sagitas estaba de parto, pero en lugar de ser yo, es a ella a quién se están intentando llevar. 

 

JACK

 

De estar solo el chico, nuestra nieta y mi mujer, de pronto habían llegado la joven Xell y nuestra nuera Helike. Pero el chico no tenía los ánimos para reencuentros, fuera con su mujer, o con cualquier otro. La niña había vuelto a llorar, y las simples palabras sobre la sensación de lluvia ahora habían desembocado en una tormenta que se acercaba.

 

Xell no se había atrevido a hablar, tal vez porque desde el principio se había sentido culpable por hacer llorar a la pequeña de la familia, o porque las sensaciones en el ambiente eran un tanto extrañas.

 

Y todo, para colmo, se disparó cuando Matt se quedó mirando a Sagitas después de un simple roce. La rubia y la morena no sabían de que estaban hablando, o qué les había pasado...pero yo conocía a mi hijo, y aun más, conocía a mi mujer. Pocas cosas de ella se me escapaban, asi que me imaginé que lo que les había pasado, era grave.  POr eso, cuando Matt siguió a su mujer, miré a Xell

 

- Jovencita, echa una mano a tu tía. Ayudala a sentarse y traele algo para calmarse.

 

Porque a pesar de la calma tensa, Sagitas estaba pálida y en shock.

- Que habéis visto el chico y tu? - le pregunté, mirándola a los ojos.




#5335875 Mansión de la Familia Potter Black (MM B: 90394)

Escrito por Matt Blackner el 15 marzo 2020 - 20:15

Sagitas confirmó lo que yo había sentido. Bueno...creía haberlo olido en el ambiente, pero no sabía si lo sentía. Empezaba a dolerme la cabeza, y me sentía fatigado, pero no sabía si era por el cansancio acumulado o por otra cosa. El caso es que Elentari volvía  llover, y justo en ese momento, @Xell Vladimir Potter Black habia llegado a casa, creyendo qeu había sido la culpable de que mi hija llorase de nuevo.

 

Negué ligeramente con la cabeza para que Xell no se sintiera peor con las palabras de Sagitas, que comenzaba  a gruñir, supongo que por el hecho de que casi había dormido a Elentari.

 

Aunque el hecho de ver que @Helike R V PB entraba por la puerta y se sentaba donde momentos antes había estado yo, me dejó parado. Callado. La miré fijamente, como quien por primera vez presencia un fantasma. Hacía meses...demasiado tiempo que no sabíamos nada de ella. Me quedé mirándola, callado...sin saber qeu decirle. O como reaccionar. Tan solo apreté los puños un momento...

 

Y fue aquel relaámpago lo que me saco de aquellas sensaciones confusas. Me giré hacia Sagitas, en un intento por alargar las brazos y tomar a mi hija de nuevo.

- Te dije que olía a lluvia. Déjame a ver s...

 

 

[b"Las pisadas de las sombras que se cernían sobre la casa eran cada vez más numerosas. 

 

Se dirigían hacia la única casita del pueblo donde había luces, y desde la cual, la voz de una mujer daba instrucciones a otra, que gritaba....

 

Que estaba de parto.

 

Y entre todo, los llantos de un bebé. Pero no...si aquel aun no había nacido...

 

Giré la cabeza hacia el foco del sonido, y entonces la vi. Sobre una mesa ritual, de piedra. Mojada por la lluvia, y sin dejar de llorar. Asustada y sola.

 

- Elentari - murmuré[/b]

 

Pero yo estaba en la Potter Black, apenas rozando los brazos de Sagitas para que me pasara  a la niña. Ahora si que la miraba realmente asustado. Lo habría visto también?




#5314203 Mansión "Ojo Loco" Potter Blue (MM B: 78439)

Escrito por Matt Blackner el 27 enero 2020 - 00:51

No pude evitar sonrojarme al ver llegar a Sagitas, seguida de Perenela. Llegaba tarde, pero a pesar de que reconocía tono de broma en sus palabras, sabía que parte de ella deseaba que aquel momento no llegara totalmente. Porque igual que en mi boda, Sagitas era bastante reacia a que sus hijos se unieran a otra persona...al menos, en apariencia.

 

Ofrecí el brazo a Perenela, con una sonrisa, mientras avanzábamos por el pasillo entre invitados, siguiendo a Ithilion. Al frente, Sean esperaba que le entregase a la novia, mientras Sagitas al frente, parecía dispuesta a oficiar la ceremonia. Al menos aquella iba a ser una boda bastante más tranquila que la mia. Aquí, la única amenaza sería mi madre, tratando de deshacerse del novio.

 

Retrocedí un par de pasos, quedando por detrás de la novia, frente a la primera fila de invitados. Me ajusté la corbata, color burdeos que contrastaba con el traje de color negro, y me crucé de brazos, echando un vistazo hacia atrás para observar los alrededores. Con mi hija alli...podía decir que me sentía ligeramente intranquilo, pero siempre me pasaba, supongo. Observé a los invitados, la tía Cye, Cissy, a la que hacía mucho tiempo que no veía, Xell...suponía que Harpo seguía con mi hija, mientras yo hacía las labores de padrino durante la ceremonia, pero mi vistazo hacia el publico acabó cuando sentí cierta amenaza en la voz de mi madre. Eso me hizo alzar la ceja  mientras la miraba. Había sido inaudible para casi todo el mundo, pero aun asi...




#5313535 Mansión "Ojo Loco" Potter Blue (MM B: 78439)

Escrito por Matt Blackner el 19 enero 2020 - 21:57

Llegaba tarde. Llegaba tarde porque...

 

Bueno, me había quedado dormido. 

 

Elentari tenía la culpa. Bueno, no podía culpar a un bebé de que yo me hubiera quedado dormido en la cama cuando prometí que solo iba a echarme diez minutos. 

 

Asi qeu alli estaba, llegando a la Ojo Loco con prisas, vestido de traje y corbata, y acompañado de mi pequeña hija, rezando porque no fuera excesivamente tarde y aun llegara a tiempo para llevar a mi hermanita al altar y amenazar un poco con la mirada a Sean, algo qeu seguramente, Sagitas ya habría hecho más de una vez, pero...no estaba de más.

 

[i]- Perenela? Sagis? Alguien?[7i] - pregunté, caminando por el interior de la mansión. Fuera, en los jardines, se oía el  murmullo qeu indicaba que los invitados estaban alli, esperando qeu comenzara la ceremonia.




#5306293 Accidentes Unidos

Escrito por Matt Blackner el 08 diciembre 2019 - 21:29

En la reunión con otros departamentos de Acc. Con @Hayame Snape Potter Black, @Ini-herit y Sagis

 

Noté que me sonrojaba cuando Sagitas habló, pidiendo a la tía Hayame y al resto de los presentes que me dejaran en paz, qeu ahora debía hacerme cargo de mi hija...demonio, llevaba razón. Pero había estado mucho tiempo fuera, y estaba cansado de no hacer nada.

 

Además, oir como el Director italiano se "quejaba" de su poco manejo de los hechizos de ataque me hizo gruñir.

 

En un movimiento tan rápido que nadie habría podido detenerme, salté sobre la mesa, agarré por el cuello de la túnica al italiano y lo pegué contra la pared, con mi varita pegada a su cuello. Lo miré fijamente, gruñendo. Todo el mundo se había quedado en silencio, mientras algunos pergaminos caían lentamente al suelo.

- No me voy a seguir quedando en casa. Y menos cuando ninguno de mis colegas sabe defenderse solo. No puedo confiar en qeu solucionen esto. - afirmé.

 

Solté a aquel tipo y me alejé de él, volviendo a guardar la varita para volver a mi lugar, junto a Sagitas.

- Han vivido tan despreocupadamente que no tienen ni idea de como defenderse ante un ataque. Creen que les van a pedir permiso antes de atacar? Que usarán papel con membretes, colores y perfumes anunciando la hora de su ataque para que cambien la agenda? - dije. - No. Llegarán, los masacrarán, y perderemos aliados.

 

MIré a las tías, y luego a mi madre.

- Tenemos que hacer algo. Una ofensiva. Ya lo sugerí antes de que se declarase el toque de queda: un peqeuño grupo, un asesinato rápido, y daríamos fin a este problema antes de que inocentes resultaran heridos.




#5305442 Los desplazados

Escrito por Matt Blackner el 30 noviembre 2019 - 23:51

En Palermo

 

Me crucé de brazos, frunciendo el ceño mientras miraba a Sagitas. No se me escapaba la risita de la tía Hayame, supongo que recordando los momentos en que, como el departamento de accidentes, nos movíamos por Londres para realizar nuestro trabajo. Yo también echaba de menos aquellos días.

- Que? Hace tiempo qeu no lo hago, vale? Además...se lo han tragado. Tampoco ha sido tan grave, no?

 

Comenzamos a caminar, llevando yo las cosas de mi madre para que ella pudiera seguir cargando a mi hija, que dormía tranquilamente. Buscábamos a alguien que hubiera enviado Lucrezia a buscarnos, aunque, cuando Sagitas comentaba el aspecto de las sirenas, me di cuenta de que se callaba. POr qué no hablaba de los sirenos? A saber...

 

- Deberíamos buscr a...

 

Pero reparé en un señor con un traje negro, qeu parecía casi un uniforme, llevando un cartel donde figuraba un nombre.

- Creo que viene a buscarnos - señalé con la cabeza.