Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Andy Greyback

Miembro desde 22 jul 2011
Última actividad mar 18 2017 04:32
***--

#5064393 Mansión Crouchs (MM B: 89725)

Escrito por Andy Greyback el 13 marzo 2017 - 19:29

Ottery, uno de los lugares mas recurrentes para el Greyback. Su silueta vagante era protegida por la oscuridad que parecía consumir cada una de las calles del afamado lugar, mientras el ojinegro se movía con sutileza para evitar el contacto con el entorno. Cada paso silencioso que daba lo acercaba a un cambio que no esperaría, la gran marca tenebrosa se hizo presente muy cerca, casi pudo sentir lo que una vez generó en el aquel símbolo, su corazón se aceleró y sus pupilas se dilataron un poco, el paso se aceleró dramáticamente y el golpe de su suela se hacía sentir con cada paso que tenia como fin acercarlo al lugar.

 

- No debes ir - se dijo a si mismo, luego de tomarse el tiempo de recordar que no era parte del bando en aquel momento. Llegó a su memoria el ultimo momento en la marca, justo después de perder el duelo de la final del torneo de la marca. "Tanta gloria, y ahora mírate" la imagen de la victoria se vio opacada mientras el sentimiento de ira crecía dentro de sí. De modo automático su cuerpo emprendió camino nuevamente, como si parte de su destino fuera el estar ahí. 

 

Las siluetas se fueron haciendo visibles, algunas reconocidas, otras nuevas y una que parecía estar herida. El Greyback se apresuró en juntarse al grupo de cuatro que ahora parecían estar interesados en la mejoría del sujeto herido. siguió al pequeño pero compacto grupo con sutileza sin interrumpir mas que para hacer una seña de presencia a Spectum, no era momento de hablar, lo mejor era actuar. La caminata parecía eterna, por lo que Andrés sacó de su bolsillo un delgado cigarrillo que en un santiamén obtuvo una llamarada que dejó la luz encendida sostenida de sus labios.

 

Una escalera de caracol se encargó de guiar el camino hacia el final donde se encontraron con una recamara "Nada es real, todo está permitido" la frese retumbó en la cabeza del ex mortifago mientras observaba cada una de las estatuas ahí presentes, una recamara con algunos sujetos conocidos por el del mundo muggle, se encargó de albergar al grupo mientras el herido tomaba una poción que Spectum aseguraba, lo haría sentir mejor. 




#4898970 ~Coffe Artist ~ (MM B: 98547)

Escrito por Andy Greyback el 05 enero 2016 - 06:49

La batalla no daba cese al fuego, muchos ataques fueron dirigidos al Greyback, sin embargo sus ordenes fueron precisas, debía sacar a Goshi de aquel luga,r por lo que luego de recibir todas las curas necesarias por parte de Zack, se encaminó hasta donde su compañera se hallaba puesta  de cabeza, sin titubear la tomó del brazo y posó su mirada sobre Arya y Mei - Nos veremos en la proxima señoritas - dijo con un tono sarcastico y sonriente mientras un leve "crack" quedaba en el aire con un leve eco, esperaba que el resto de sus compañeros salieran pronto de aquel lugar, la victoria ya era suya, su objetivo había caido junto con otros de sus compañeros, ya era el momento oportuno de un retiro, luego podrían divertirse con los fenixianos tal como en aquella noche lo habían hecho.




#4857422 El Caldero Envenenado (MM B: 92561)

Escrito por Andy Greyback el 16 octubre 2015 - 06:39

La razón de la elegancia del Mortifago no era otra que una pequeña fiesta, sin embargo no era del tipo que el solía frecuentar o disfrutar, era de esas que alguna vez rechazó, por el simple hecho de no ser participe de una fiesta donde debiesen llevar un disfraz, si querían ver un disfraz debía ser ese rostro que debía mostrar en sociedad, el Andrés que aparentemente solo podía llegar a ser grosero, pero nunca asesinar a una persona indefensa, ese era el único disfraz que llevaba y aún así era de su completo desagrado, no veía la hora de quitárselo, pero por discreción lo usaría solo por un tiempo mas.

 

-" Está todo listo amo "- la voz de Belsebú, su elfo domestico, anunciaba que era tiempo de partir hacia la reunión. Acomodó entonces las mangas de su saco negro, el cual se sobreponía a una camisa de mangas largas de exactamente el mismo color. Si, era increible que alguien con la tez tan oscura, acostumbrara a vestir de esa forma, pero el disfrutaba de eso, era evidente, a él sentaba bien el negro. Sus pasos eran ligeros al momento de llegar a la puerta del castillo Crowley, vio la luna resplandecer con el mismo brillo que hipnotizaba al licantropo, solo para dejar un "crack" haciendo eco en los rincones del castillo.

 

- Ya estamos aquí - susurró el Greyback tras aparecer en la entrada de la taberna, sacó de su bolsillo un cigarrillo largo que reposó sobre sus labios, un pequeño encendedor dio vueltas entre sus dedos para dar al final la cantidad de fuego suficiente para encender el venenoso pero adictivo rollo de papel y dio el paso faltante para adentrarse en el lugar de reunión. Sus pupilas se fijaron con ahínco en buscar al grupo de mortifagos con quien había acordado encontrarse, aunque era dificil al ver lo demacrado del lugar; todo seguía como la ultima vez que había entrado ahí, pero no era lo que merecía su atención en ese momento.

 

- Ahí están - dijo el moreno mientras se acercaba a paso lento, dejando que el humo creara un rastro de su paradero, hasta llegar al grupo del que se encontraban ya la mayoría. - Buenas - dijo con un tono tranquilo mientras el humo salía expulsado por sus fosas nasales - que empiece la fiesta - un tono mas oscuro se apoderó no solo de su voz, sino también de su rostro, el cual expresaba desagrado, pero a la vez curiosidad por como sería la noche para aquel grupo.




#4842262 ~ Castillo Croft ~ (MM B: 100928)

Escrito por Andy Greyback el 24 agosto 2015 - 17:39

Aquella mañana el resplandor del sol parecía mas molesto que de costumbre, seguro eran aquellas copas de mas que ahora le pasaban la factura de la noche. Se acercó al espejo para observar su barba que hasta el momento invadía la mayoría de su rostro. Sacudió la cabeza como reflejo de rechazo al dolor de cabeza que empezaba a tomar fuerza y se encaminó al baño, a sacarse el olor a licor que emanaba de su piel. Mas tiempo del normal se había tardado en la ducha, pero ahora salía con una barba mucho mas reducida, dejando ver gran parte de sus mejillas, recortada a un largo ideal.

 

¿Que había hecho al Greyback beber la noche anterior? Mas importante aun, ¿Que lo hacía preparar su aspecto físico? Si bien había decidido que recuperaría lo perdido, había algo que nunca había hecho y que a estas alturas era importante. Hace mucho tiempo había adoptado las creencias de una familia mortifaga, así como la Crowley, los Croft había acogido al en aquel entonces mortifago, Near y Bardolla eran sus padres adoptivos y no recordaba al última vez que había compartido con ellos, de hecho, nunca había pisado el castillo de visita, quizás en uno que otro asalto o rescate.

 

-  Belsebú, traeme una cerveza - dijo con voz imponente el moreno mientras elegía que vestiría. El pequeño elfo partió a cumplir su cometido mientras el Greyback se vestía con rapidez, no había notado la hora y no pretendía dormir en los aposentos de los Croft. Vistió lo mas informal que pudo, una camisa de mangas cortas acompañado de unos jeans cubrían la piel del licantropo mientras belsebú aparecía con una espumosa y amarga cerveza. 

 

- Arregla este desastre de habitación, aun no recuerdo que hice anoche - susurró al elfo y salió de su habitación con la cerveza en su mano. Mientras se encaminaba a la salida, el amargo liquido iba bajando con rapidez por su garganta, antes de llegar a la puerta, ya había terminado con la cerveza por lo que dejó la botella en el suelo, Belsebú luego pasaría a recogerla, al salir despareció en un pestañeo. 

 

La luz solar aun penetraba en sus pupilas de manera hiriente, por lo que sacó de su bolsillo unos lentes oscuros que ayudaron a mermar la intensidad del sol. Se encaminó lentamente mientras pasaba por su cabeza como lo recibirían después de tanto tiempo sin venir a decir al menos un hola. Sus pasos parecían ser mas lentos, quizás las ideas que rondaban en su cabeza en compañía de la falta de seguridad que había desarrollado en todo este tiempo empezaban a jugarle una mala pasada, sin embargo su camino ya se había trazado y debía llegar hasta el final.

 

- Espero que haya alguien en casa - dijo en un suspiro al estar enfrente de la entrada al castillo. Dio un par de golpes a la puerta con la finalidad de ser escuchado pronto por un integrante de la familia o algún elfo que le ayudara a ubicar a su padres adoptivos. Mientras esperaba observaba los alrededores, parecía un lugar agradable, quizás pretendía pasar una temporada en aquel nuevo hogar.




#4830845 ►—Castillo Crowley—◄ (MM B: 96477)

Escrito por Andy Greyback el 09 julio 2015 - 19:39

Las horas pasaban incontenibles, los momentos se hacían mas cortos que de costumbre y la actitud del Greyback seguía siendo la misma. Tirado en su cama observaba con detenimiento las columnas de su habitación, con la mente puesta en aquellos acontecimientos que habían alimentado su actual situación. Si bien sabía que no mejoraría ahí acostado, también era cierto que hasta el momento no había nada que lo motivara despertar de una vez. Su elfo no hacía mas que incentivarlo, pero desgraciadamente no era suficiente, no para él.

 

- "Creo que debería darse una ducha amo, quizás eso le haga mejorar su humor" - la voz chillona expresaba los deseos de la criatura, mientras los oídos del Crowley hacían lo posible por ignorar la sugerencia, aunque certera, no deseaba seguirla. Sin embargo se sentó a un costado de la cama y miró fijamente a el espejo que estaba a un costado de la misma. Su barba había perdido tu toque estetico, era mas larga y desordenada que de costumbre, sus ojos no tenían aquella determinación que solían tener. Sin embargo en el reflejo se veía al fondo una sombra, que al parecer empezaba a materializarse con mas fuerza.

 

- "Vaya, parece que estás intentando despertar "- la voz esta vez mucho mas imponente, hizo abrir por completos los ojos del Greyback, su expresión cambió y en un ademán se colocó en pie para observar fijamente la figura que estaba tras de él. - "Si Greyback, soy yo "- decía el vampiro mientras salía de las penumbras con una sonrisa macabra en sus labios, era Selim. Aún no comprendía como estaba ahí, aunque si sabía que las capacidades de aquel despreciable ser, le permitirían entrar sin se detectado por los elfos.

 

-" Largo de aquí "- exclamó Belsebú mientras Andrés continuaba aun sin decir palabra alguna. -" Silencio asquerosa criatura, no mereces dirigirme la palabra" - respondió el vampiro clavando sus ojos en los del elfo, intimidandole de manera inmediata, haciendo que el mismo bajase la cabeza. - "Bueno bueno, ¿A que se debe este cambio? "- dijo esta vez dirigiéndose al Crowley -" ¿Crees acaso que esta vez será diferente?" - Selim, sabía perfectamente todo lo que había pasado y se encargaba desde hace mucho tiempo de mantener al Greyback ahí, recordando todo lo malo que le había pasado.

 

Era casi imposible que Selim pudiera poner a Andrés en aquel estado en que se encontraba, pero tenía razón, la ultima vez todo terminó mal, era inútil tratar de recuperar lo perdido, al menos esa fue la idea que el Vampiro incubó en la mente del Licantropo, aprovechando su debilidad. - "Tu padre estaría muy decepcionado" - lanzaba comentarios entre muecas de burla, mientras el Greyback no hacía nada mas que recibirlas. 

 

- Tienes razón - respondió el Greyback por primer vez en mucho tiempo, los orbes de Selim detonaron lo preocupante que para el era aquella reacción.- Si viera como estoy ahora, se sentiría avergonzado de mi, siendo condicionado por un estúpido vampiro - esta vez el Greyback lo miró fijamente y con una pequeña mueca de sonrisa que se apoderaba lentamente de sus labios. En ese momento se escuchó el toqueteo de la puerta, por lo que Belsebú partió a la puerta. - ¿Creíste que podrías hacerlo por siempre? - dijo negando a la vez que hacía su cuello tronar.

 

- Es momento de que te marches, Selim - dijo empuñando sus manos. Era obvio que no podría vencerlo en una batalla física, se había pasado los últimos años tirado en la cama, lamentándose por lo que pudo haber cambiado, era el momento de cambiarlo, El Vampiro estaba incrédulo, sin embargo volvió a su estado normal, y lanzó una sonrisa - "Volverás a caer Greyback, lo sé" - diciendo esto salió de la habitación por la puerta principal. El Greyback había planeado darse una ducha y ver como estaba su familia, hacía mucho no tenía una conversación con quienes vivía, por muy sarcástico que esto fuese.

 

El vapor inundó su habitación al abrir la puerta del baño, se acercó al armario y rápidamente tomó una camisa sin mangas y un pantalón paraejercitarse, lo primero que debía hacer era mejorar su estado físico, luego las cosas vendrían por si solas. Antes de salir, fue interrumpido por su elfo, quien parecía estar preocupado, se sorprendió al ver que Selim ya no estaba y que el moreno estaba a punto de salir, e intentó detenerle -" ¿A donde va amo? "- dijo su voz un poco mas débil que de costumbre - "¿Desea que le traiga algo? "- su intención era clara, evitar a toda costa que dejara la habitación, Mónica estaba en el castillo.




#4533816 ►—Castillo Crowley—◄ (MM B: 96477)

Escrito por Andy Greyback el 18 julio 2013 - 16:20

En los jardines del castillo, una gruesa y alta figura se lograba divisar, acostado entre la oscuridad que era interrumpida en algunos lugares por la casi imperceptible luz de la luna. Las nubes creaban mas oscuridad de lo normal aquellas noches. El Greyback se dedicaba a pensar, como la mayoría de su tiempo libre. Habían tantas cosas en su cabeza, desde su empleo en la academia y dentro de la marca. Su cabeza estaba mas ocupada de los asuntos laborales que los personales, a tal grado que se estaba quedando solo. No entablaba conversación con un amigo fuera del trabajo desde hace ya un buen tiempo y una buena noche con buena compañía, le haría bien al licantropo.

- Solo espero que llegue alguien - siseó sonriente mientras sacudía su traje al levantarse de la grama, se encaminó a la puerta del castillo e ingresó hasta la amplia sala, donde los cuadros abundaban y un gran comedor de 18 puestos se hacía presente. Se dirigió rápidamente hacia el estante de licores y tomó la botella de vodka mas grande que había en el lugar, la descorchó y de un gran sorbo, bebió gran cantidad del caliente licor.

El fogaje bajaba por su garganta mientras su cuerpo se encaminaba a la cabecera del comedor, donde acostumbraba comer, justo en la silla que daba hacia la entrada. Cruzó sus piernas de manera elegante mientras encendía un cigarrillo, como si esperara a algún invitado especial, solo sería cuestión de segundos al parecer, pues el licantropo parecía estar listo para recibir a quien sea que llegase.

- ¿Parece que no te gusta usar las puertas no? - Dijo el ojinegro sonriente para luego dejar salir una larga nube de humo blanco de su garganta. Sirvió otra copa de vodka esperando que su acompañante lo bebiera con agrado, esa noche prometía ser interesante, o al menos eso esperaba el croft. Se acomodó la corbata como ultimo detalle y solo esperó que la sombra tomase asiento junto a él, para así iniciar una muy posible y amena conversación.

- " bien sabes que no soy de los que sigue las reglas, menos las que son dictadas por un perro como tu " - Dijo el Vampiro sonriente mientras tomaba de la mesa el trago de vodka - "debo admitir que al menos tienes buen gusto para las bebidas Greyback "- agregó de manera breve, pues no eran los mejores amigos y adularlo no entraba entre la normalidad del asunto. No esperaba que la noche fuese tranquila, por el contrario si todo se llevaba a cabo como normalmente, el castillo sufriría graves daños.

- Claro, tengo gusto para el licor, como lo tengo para las mujeres Selim - agregó con una sonrisa hipócrita, haciendo énfasis en la situación que molestó tanto alguna vez al vampiro. No tenía intenciones de pelear, pero si le gustaba fastidiar al hombre, sobretodo con el tema de su ahijada, el cual le hacía perder la cordura muy rápidamente. Tal y como lo espraba, el hombre reaccionó de manera inmediata.

- "será mejor que cuides tus palabras sucio perro" - amenazó el vampiro apretando la copa en su mano.

- Sabía que comenzarías con las amenazas, cuidado, no sea que te cortes y tenga que venir tu ahijada a cuidarte - dijo en un tono amenazante y sonriente, esperando a que selim respondiera, solo que si llegaban a los golpes, tenía todo planeado para arrancarle de una vez por todas, la vida al vampiro.


#4490720 ~ Castillo Croft ~ (MM B: 100928)

Escrito por Andy Greyback el 21 abril 2013 - 07:21

El cuerpo del licantropo se mantenía en el lugar, pero su mente no. Mi y un pensamientos viajaban sin cesar, a tal punto que no sabía donde estaba, parecía dormir despierto, pues los pensamientos se hacían cada vez mas recientes e importantes. Constantes peleas se veían, entre estas las que habían hecho que el Greyback visitara la asquerosa cárcel de los fenixianos. El corazón del Greyback aumentaba su ritmo notablemente aunque este seguía en aquel sueño raro.

- Me vengaré - susurró sudando, pues el calor del agua ocasionaba aquello. Seguía con los ojos cerrados, viendo pasar todas y cada una de las imágenes guardadas en su memoria y en especial las de su subconsciente. En aquel estado el ojinegro podía ser indefenso, pues sería fácil saber cosas que nadie sabía de él y sus allegados. No fue hasta cuando una voz muy conocida se hizo notar y el Greyback alarmado volteó la vista y tomó su varita junto a la tina.

- ¿Quien anda ahí? - dijo mientras su vista se aclaraba. No pasó mucho para reconocer por completo a la bruja. Negó y hizo que la toalla viajase a su mano con un movimiento de su varita. Estaba realmente avergonzado, pero no podía demostrar aquello.

- No tenía idea que llegarías a la hora de la ducha Leah - dijo sonriente mientras salía del la tina que se desbordó un poco, dejando corre el liquido caliente por el suelo del baño. - Pero aun estás a tiempo, no llevo tanto dentro, así que solo es que me digas - le dedicó una sonrisa mientras ponía la toalla de tal forma que cubría desde la cintura hasta los tobillos. No sabía como reaccionar, solo sabía que debía regañar a Belsebú por haberla hecho pasar sin avisar.

- ¿Que dices si pasamos al cuarto para vestirme y bajamos a comer algo? - dijo intentando evitar que se viera lo incomodo que se sentía y no porque le avergonzara mostrar su fornido cuerpo, sino porque no sabía como reaccionar ante la Black, era como si lo pusiera nervioso, aunque eso no le pasaba con nadie. Esperaba una respuesta de Leah para poder decidir algo, solo esperaba que en algún momento pudiera disfrutar nuevamente del agua caliente.


#4490282 ~ Castillo Croft ~ (MM B: 100928)

Escrito por Andy Greyback el 20 abril 2013 - 18:37

La lluvia inundaba las calles de ottery, la oscuridad se hacía presente y el agua era fría. Empapado y caminando de manera tranquila se encontraba Andrés, quien iba rumbo a su hogar: El castillo Croft. Hacía poco que había ingresado a aquella familia y aun no se acostumbraba, pero estaba dispuesto a aceptar el cambio y así ser un poco mas abierto con los integrantes de la misma, quizá serían mas agradables de lo que él creía o simplemente podría sentirse como en un hogar, aunque con la actitud del licatropo, eso era muy dificil.

Su paso no cesaba, al igual que el agua que caía de las nubes con extrema rapidez y constancia. Sus manos iban dentro de su gabardina negra y su rostro era imperceptible pues una capucha lo hacía quedar oscuro por completo. Se detuvo unos segundos al llegar a los terrenos aledaños al castillo y observó con detenimiento el lugar, dejando ver sus oscuros orbes sobresalir y ser iluminados por la poca luz lunar que se escabullía entre las nubes.

- Aquí es - dijo en un susurro para encaminarse a la entrada. A medida que se acercaba, apreciaba todos y cada uno de los detalles de la estructura que se alzaba imponente en los terrenos de Ottery. Al llegar ala puerta no hizo mas que abrirla, no esperaba ser recibido por nadie, solo deseaba llegar a descansar un poco de su caminata luego de un baño caliente que de seguro lo relajaría por completo.

Sacudió su vestimenta al quitársela y sacudió su cabeza, dejando que lo poco de su cabello que se había mojado, salpicara algunas cosas del hall. Negó un poco sonriente por su pequeño error, pero luego algún elfo se encargaría o enviaría a Belsebú a cumplir con aquella tarea que era realmente sencilla. Se dirigió a su alcoba, donde cerró con magia y se desnudó por completo, tomando una toalla que colgaba en la entrada del baño y se dedicó a llenar una tina con agua caliente.

- Es hora de relajarme - susurró el ojinegro al ver que la bañera estaba llena y lista para ser disfrutada. Se sentó y cerró los ojos, dejando ir su cabeza hacia atrás, disfrutando de la soledad mientras se sumía en pensamientos varios que no saldrían de su mente hasta cumplir con cada una de las situaciones, pero eso sería después.


#4475858 Familia Croft (MM)

Escrito por Andy Greyback el 26 marzo 2013 - 05:31

Emm Hola :unsure: Llegó el integrante mas sexy de esta familia B) (? xD

Bueno, ya dejo mi ficha, espero que todo esté en orden y.. Saludines +.+ xD Aunque tengo una muy grande y exhaustiva pregunta. Acá se deben llenar las tres lineas? Porque a decir verdad, estuve a punto de mandarlo sin las lineas, sin embargo decidí llenar esto de palabrerías para llenarlo, espero haberlo hecho y si no, pues estoy en posibilidad de recibir un castigo por incumplir las normas anti-spam estipuladas en las reglas de HL(?

Si, ya sé que hablo muchas tonterías, mejor lean la ficha xD

Nick : Andy Greyback
Fecha de Nacimiento: 19/10/**
Lugar en la familia : Hijo de los patriarcas +.+ (? XD

¿Esta será tu familia sanguinea o adoptiva?: Adoptiva
Link a la Ficha de Personaje (Si se tiene): http://www.harrylati...showtopic=94909
Link a la Bóveda Personal (Si se tiene): http://www.harrylati...showtopic=94945
Mascotas y/o elfos (Si se tienen, que estén registrados en el MM): Belsebú




#4467172 La Torre del Dragón (MM B: 96746)

Escrito por Andy Greyback el 08 marzo 2013 - 06:41

No había nada en la actitud de la bruja que no le causase gracia, el solo hecho de creer que sembraría tan solo un poco de temor en el licantropo era algo que le hacía reír por dentro y que si seguía así, pronto le mostraría cuan gracioso podría ser para él que ella intensase hacerle daño de alguna forma. ¿Dejaría de lado su ego solo para no crear un ambiente tenso? ¿O por el contrarío le dejaría todo claro de una vez? Se sentía controlado por el hecho de ser muy y haber pertenecido al bando mortifago, sin embargo le daría una cucharada de su propia medicina.

- ¿Prisa? Creo que ni con paciencia podrías tocarme un cabello, te falta comenzar a aterrizar ese ego - dijo tajante el licantropo mientras mantenía su mirada fija en ella y guardaba su varita. Sabía que no debía ser grosero con ella, sin embargo también tenía claro que si no mermaba su actitud, pronto osaría a lanzar comentarios de mayor fuerza y las cosas no acabarían bien.

- Deja de pensar que podrías dañarme, te aseguro que estás mas lejos de hacerlo de lo que crees - agregó. En ese momento el elfo apareció con su bebida y tímido acercó el vaso hacía el mortifago, este lo tomó para darle un trago largo que dejó apenas unos milimetros de la embriagante bebida en el cristal. Una mirada agresiva se fijó en el elfo, el cual desapareció en cuestión de segundos.

- Bien Eliah, dejando de lado tu actitud, ¿podrías contarme como va tu vida? - Preguntó mientras se sentaba junto a ella, dispuesto a dejar en el pasado los comentarios molestos de la mujer.


#4466252 La Torre del Dragón (MM B: 96746)

Escrito por Andy Greyback el 06 marzo 2013 - 17:04

La rápida reacción de Eliah no fue una sorpresa para el Greyback, sabía que tarde o temprano intentaría ser agresiva, tal y como ahora lo estaba siendo. Sonrió y lentamente bajó su varita tomándole de la muñeca. No debía amenazar a un mortifago, y mucho menos a Andrés, quien en sus momento podría llegar a ser demasiado agresivo. La pequeña amenaza sería ignorada o eso creía, sin embargo sin borrar la sonrisa de sus labios negó con la cabeza.

- No, no sé, pero a decir verdad no creo que lo sea tanto - sin que ella lo notase, Andrés ya había posicionado su varita justo en sus costillas falsas. No tenía las mínima intención de dañarle, solo jugaría su mismo juego, hasta el momento en que ella terminara su rol de chica mala que aparentemente causaba interés en el licantropo.

- creo que tu no sabes lo peligroso que es amenazar a Andrés Greyback - susurró mientras daba un paso atrás guardando su varita. - Hacía mucho no te veía, ¿Y así es como piensas recibirme? Al menos ofreceme una taza de café antes de matarme, ¿No?- Agregó para luego guiñarle el ojo, pronto el pedido de la bruja estuvo en la mesa y era el momento de pedir para el ojinegro que deseaba con ansias una copa de vodka.

- Tráeme una copa de vodka a las rocas - dijo severo al camarero mientras se acomodaba el saco. - Y bien, ¿Puedo sentarme contigo? - Preguntó a la Ryddleturn, esperando una respuesta positiva por parte de la bruja, quizá así podrían pasar un rato agradable y enterarse de muchas cosas que aun no sabía sobre ella.


#4464619 La Torre del Dragón (MM B: 96746)

Escrito por Andy Greyback el 03 marzo 2013 - 20:00

Por un momento no pudo contener la gracia que la actitud arrogante de la mujer causaba en él, sin embargo seguiría por un instante el juego, para ver hasta donde era capaz de llegar con su altanería y mala educación. Quizá no aplicaba la misma mecánica del licantropo al llegar a un sitio publico, sin embargo el momento de él contraatacar llegaría, ahora solo seguiría en su rol de mesero.

- Disculpe señorita, es solo que olvidé su orden - respondió ante la manada de insultos que habían sido lanzados contra él. Podría haber parado con la farsa del mesero, pero era mejor disfrutar de la ignorancia de la bruja al no saber con quien hablaba, la cara de sorpresa al ver de quien se trataba era una de las cosas que valdría la pena una vez ella diese vuelta para ver de quien se trataba.

- Podría repetir la orden por favor - dijo en tono calmado mientras sacudía la nieve que quedaba en su zapato, la misma que alcanzó a caer sobre el calzado de la bruja, una razón mas para su molestia o eso esperaba Andrés, un rato agradable estaba a punto de hacerse sentir, pues sabía que Eliah no se quedaría callada ante el acto de la nieve en su zapato. Ya solo era cuestión de segundos para que la bruja lo mirara así que sonrió y al verla mover su cabeza decidió hablar.

- ¿Qué? ¿Ibas a decir algo mas? - Su sonrisa no se borraba, pues era obvio que la bruja estaba molesta, ¿que vendría ahora? Solo ella lo sabría.


#4464292 La Torre del Dragón (MM B: 96746)

Escrito por Andy Greyback el 03 marzo 2013 - 01:01

Era muy poco común ver algún individuo recorrer las calles del callejón en esa época, y a los pocos que se les veía, parecían llevar un oso sobre ellos de tantos abrigos que portaban. Sin embargo el Greyback mantenía su habitual vestimenta que constaba de un traje negro que dejaba ver su elegancia, lo único que no tenía congruencia era el lugar desde el cual Andrés observaba las calles poco transitadas de Diagón. En una azotea yacía el mortifago, como un vigilante de la oscuridad, asechante de cualquiera presa fenixiana que se asomase por aquellos lugares, quizá un poco de acción no vendría nada mal si llegase a presentarse.

- Vamos chicos, aparezcan, me está dando hambre - susurraba el tempestad con una macabra sonrisa dibujada en sus labios, el deseo de muerte se hacía mayor cada segundo; pero saciarla parecía cada vez mas difícil, pues no había ni rastro de algún ser de la luz o siquiera alguien a quien atacar por simple diversión. Pasados unos minutos una silueta se hizo presente, por lo poco que se lograba ver podía notar que era una bruja, así que con cautela la siguió aun desde las azoteas, manteniendo el anonimato por completo al no causar ni el mas mínimo ruido.

La persecución terminó en un negocio llamado La torre del dragón. Era la primera vez que el Greyback llegaba a ese lugar, sin embargo su intriga por reconocer aquella bruja encapuchada lo llevó a seguir su camino. De un salto bajó de las azoteas, causando un estruendo fuerte, aunque para ese momento ya la bruja había entrado en el establecimiento y de seguro ignoraría aquel ruido, se encaminó y entró al lugar.

Dentro, había perdido el rastro físico de la chica, pero aun quedaba su aroma así que sin esperar lo siguió con rapidez. Pronto se halló en un cómodo lugar, donde la mujer yacía sentada en un sofá leyendo el profeta. Un camarero pasó junto al Crowley ignorando su presencia, así que sin darle importancia se acercó a la bruja, quizá haciéndose pasar por un camarero mas del lugar, eso haría mas interesante el momento de seguro.

- ¿Puedo tomar su orden? - Preguntó cortes mientras notaba que en su hombro aun habían residuos de nieve, por lo que rápidamente la quitó del lugar. Ahora solo era cuestión de que la bruja respondiera, aunque no estaba seguro de si su plan realmente funcionaría.


#4441647 Gala de San Valentín

Escrito por Andy Greyback el 25 enero 2013 - 23:25

Ains, esto de hacer dos lineas reglamentarias no me gusta -.- Solo debo decir que.. nada, no debo decir nada mas que los nombres de quien irán inscritos por mi e.e así que intentaré se breve, oh esperen, no se puede porque necesito llenar dos lineas, dos lineas que dañan el ideal de libre expresión Spamil(? okno xD creo que ya dije suficientes tonterías, solo que inscribo por protocolo, pero bueh, ni al caso eso.

Saludos xD dejo nombres y espero haber cumplido con las famosas lineas, xq sino D: me moriré y me subirá adver mi novia D: (eso debe ser triste e.e)

Andy Greyback y Mónica Malfoy Haughton




#4435548 Mansión Crouchs (MM B: 89725)

Escrito por Andy Greyback el 13 enero 2013 - 00:14

Pronto sería el momento perfecto para atacar, pero ahora era justo el de defenderse, a la final ya los fenixianos habíantenido tiempo suficiente de hacerlo. Observó con atención el lugar, en busca de un objeto bueno para morphear, claro, nada mejor que una buena roca, la misma medía un aproximado de 1.5 metros de largo y 90 centímetros de grosor. tenía las medidas necesarias para crear uno de sus familiares, sin esperar un segundo mas, prosiguió a crearlo.

- Morphos - la roca pasó a convertirse rápidamente en un lobo gris, que se encargó de interceptar el primer rayo enviado por la fenixiana Leya un color rojizo se encargó de aturdir a la bestia, por lo que ahora sabía que se trataba de un expelliarmus. Ahora necesitaba una de las mismas medidas, pero no tuvo que buscar mucho para hallarla, a unos pocos metros de la anterior.

- Morphos - dijo apuntando a otra roca de las mismas medidas, esta también se convirtió en un lobo, aunque este de color negro. Este interceptó el segundo rayo, aunque sin dejar rastro, cayó sangrando y murió. Parecía que las cosas se pondrían emocionantes, algo que le parecía interesante al licantopo.