Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Paú Gryffindor

Miembro desde 20 dic 2011
Última actividad may 07 2017 20:12
***--

Temas que he comenzado

~Rol Avanzado XLVIII~

16 julio 2013 - 19:31

Imagen Enviada


~ Andrew James



Eran las seis de la mañana cuando la alarma del despertador sonó en su habitación. Aquel día de invierno, el joven Andrew se levantó más temprano que de costumbre, pues tenía que llegar temprano al laboratorio para continuar con los experimentos que había dejado pendientes la noche anterior. La investigación que estaba llevando a cabo actualmente era algo realmente importante en su carrera, pero no pudo concluirla en noche pasada debido a que había tenido malestares por alguna gripe, que seguramente uno de sus compañeros le habrían contagiado.

Prendió el televisor, mientras se sentaba con un tazón de cereal al borde del sillón. Las noticias corrían en todos los canales que cambiaba. Se mencionaban aspectos diferentes en todos y cada uno de ellos, pero siempre en base a esa pandemia que estaba destruyendo por completo el país. Estados Unidos se encontraba en peligro. Miles de muertes diarias se reportaban durante los últimos días, tantas que ya no le sorprendía escucharlo. La situación estaba yendo muy lejos, pues no podían controlar los contagios, debido a que la mitad del país estaba con ese nuevo virus. Le habían llamado H2Z4.

—Apaga ese televisor, Andrew. Tu madre está durmiendo aún— escuchó.

La luz se encendió y pudo identificar aquella figura masculina que se encontraba de pie a su derecha; era su padre. Ignoró por completo lo que éste le había ordenado y volvió la mirada al televisor. Estaban dando indicaciones para los televidentes que se encontraban siguiendo las noticias, pidiéndoles a cada uno de ellos que se reunieran rápidamente en las afueras del edificio Empire State que se ubicaba en la Quinta Avenida. La zona estaba limpia y se estaban realizando chequeos para cerciorarse de que ninguna persona contaminada cayera en el interior de ese lugar. Su padre se sentó a su lado, prestando atención a lo que el reportero del noticiero decía.

—Tenemos que ir, padre. Mi madre se encuentra enferma y no sabemos si es por ello o por otra cosa. Ahí sabrán decirnos y ella recibirá las medicaciones necesarias.— Apagó el televisor.

—Conoces a tu madre, no irá a ese lugar. Ella siempre ha dicho que si ha de morir, debe ser en su habitación.

—Entonces vamos tu y yo, no podemos quedarnos aquí sin hacer nada— murmuró de manera relajada—. Encárgate de convencer a mamá. Si puedo hacer algo por encontrar esa cura, créeme que lo haré.

Su padre asintió, no sin antes entregarle un par de dólares por si se llegaba a ofrecer algo. El James volvió a su habitación y en el interior de su closet buscó una mochila, en la cual guardó un par de camisetas y pantalones, así también como sus utensilios básicos y su celular. Se cambió de ropa, colocándose de manera rápida un pantalón negro y una camisa de manta blanca, calzó sus mocasines y buscó las llaves de su automóvil para no demorarse más. Subió de inmediato y así fue como salió de aquel lugar, para buscar la protección de su salud en aquel punto de reunión.

Tras varios minutos, aparcó en una de las calles paralelas a la Quinta Avenida. Se bajó, cargando sus cosas y caminó por entre la multitud de familias asustadas que iban también al Empire. Eran personas de todo tipo, pero no pudo reconocer a ninguna hasta el momento en que hizo fila para los chequeos que realizaban los médicos. El lugar se iba llenando cada vez más, mientras él continuaba esperando el momento adecuado para ingresar. Finalmente llegó al lugar y le tomaron muestras de sangre, presión cardíaca, temperatura y muchas otras cosas más.

—¡Andrew! Que gusto verte por aquí.— Uno de sus compañeros del laboratorio iba saliendo del interior del edificio, con su bata blanca, como si se encontrase realizando alguna labor dentro del lugar—. Estamos realizando experimentos en el interior, intentando buscar la cura a esta enfermedad. En cuanto entres, puedes ayudarnos con ello. Solo somos dos personas, no hay más químicos por ahora.

ÉL asintió desconcertado. Minutos después, regresaron con los resultados de sus análisis.

—Lamento decirle que usted no puede ingresar a este lugar, pues ya ha sido contagiado. Es urgente que asista a los hospitales, antes de que alguien más se contagie en este lugar.

—No, Ray, necesitamos de él para los experimentos. Su nombre es Andrew y está dispuesto a cooperar con nosotros— murmuró su compañero—. Yo me encargo de apartarlo del resto.

—Si se enteran de que lo he dejado pasar...

—No lo harán.

- Rol Avanzado XLIV -

16 marzo 2013 - 04:44

Imagen Enviada


Richard Jones ~



El reloj marcaba las siete de la tarde, cuando despertó de aquella siesta que había tomado minutos después de haber ido a la ceremonia de entrega de papeles. Era momento de comenzar a arreglarse para la fiesta de graduación del colegio. Se sentía nervioso y a la vez entusiasmado de que finalmente lo había conseguido. Ya tenía sus papeles finales en mano, pero aún faltaba la celebración y el cierre de ciclo de esa etapa que había concluido.

Volvió a mirar el reloj, intentando medir el tiempo disponible que tenía para no llegar tarde a la fiesta. Cuando vio que era suficiente, comenzó a despojarse de su ropa, echando cada una de las prendas que se iba quitando en el bote de la ropa sucia. Cuando por fin terminó, enrolló una toalla en su cintura con la cual se dirigió hasta el baño, listo para tomar una ducha tibia que relajara sus músculos y alejara todo pensamiento negativo de su mente. Debía estar impecable para encontrar una pareja en el lugar.

Se jabonó el cuerpo y masajeó su cuero cabelludo cuando se aplicó el shampoo. Después de ello, cerró la llave de agua caliente y dejó la fría abierta para limpiar de mejor manera los poros que se habían abierto por el vapor. El repentino cambio de temperatura, hizo que su piel se erizara cuando sintió los chorros de agua helada sobre su cabello, pero no se detuvo hasta que finalmente se sintió limpio. Cerró el agua y tomó la toalla que había colgado en uno de los percheros de porcelana que decoraban la pared de la regadera.

Te he traído la corbata de tu padre, Rick— le gritaba su madre desde la habitación. El joven sonrió, pues le parecía imposible que su papá le hubiese prestado algo de él—. Solo ha dicho que la cuides y que la devuelvas sin una sola mancha.

Su padre siempre había sido bastante cuidadoso con ello y a decir verdad, Richard solía ser bastante distraído, por lo que siempre le habían ocurrido cosas terribles cuando usaba prendas de ropa ajenas a él. Secó su cuerpo con sumo cuidado y salió del baño.

Gracias madre, no ocurrirá nada— aseguró, mientras buscaba calcetines oscuros en uno de los cajones de su tocador.

En la cama ya se encontraba el saco de cola de pingüino recién salido de la tintorería y el pantalón negro que complementaba el atuendo. El chaleco era de un tono grisáceo que contrastaba a la perfección, la corbata era a cuadros y la camisa que llevaba era completamente blanca, de igual manera que el resto, iba perfectamente planchada. Su madre se había encargado personalmente de que todo el outfit resaltara las facciones finas que Richard tenía en su rostro. Lucía increíblemente guapo cuando por fin se vistió.

Había llegado el momento de salir, por lo que de última acción se roció un poco de colonia fresca para caballero que uno de sus tíos le había regalado en sus cumpleaños pasados. Se miró en el espejo y peinó su cabello con cera cuando éste ya se encontraba por completo seco. Finalmente tomó las llaves del auto de su padre y salió de su hogar, mentalizando el camino a su siguiente destino: la graduación. Sus padres lo alcanzarían allá en un par de minutos.

Y cuando llegó, todo era perfecto. El lugar tenía candelabros colgantes en el interior, de cristal, elegantes y de muy buen gusto. El salón donde se llevaría a cabo el baile tenía una arquitectura estilo gótico; hermosa, fresca, amplia. Las mesas estaban por los alrededores, dejando el centro libre el cual serviría para ser la pista de baile. Se mordió los labios y admiró la belleza femenina que se encontraba a su alrededor; jamás había visto a una mujer como aquella chica de ojos verdes que se situaba ya en su correspondiente asiento.

Asiento número seis— le dijo a una de las chicas encargadas de atender en el lugar—. Y si ves a una chica guapa, del mismo tipo que tú, agradecería que le asignaras mi mesa— le guiñó un ojo y le regaló una flor roja que había tomado de uno de los floreros cercanos a ellos. Sin más, fue hasta donde le habían indicado—. Es hora, que esto inicie.

- Battrek Fly (MM B: 97399)

24 abril 2012 - 02:46

Imagen Enviada

Casi al final del Callejón Diagón, se alza este local. Al frente, se encuentra una puerta doble de resistente cristal templado, sin ningún tipo de decoración para que las personas, al pasar al frente del negocio, pudiesen ver por unos momentos el interior. Sobre la puerta, unas luces de neón rezan: Bat-trek Fry. El título no tenía sentido alguno, pero les encantaba, claro, pues, ¿algún otro local se llamaba así? ¿Había otro negocio que se dedicara a lo mismo que ese?

Lo primero que veías al entrar era un mostrador circular, ubicado justo en el medio del lugar, hecho de una madera oscura y pulida; bajo la caja registradora, había una superficie de cristal igual de resistente que el de la puerta de entrada, dónde podías observar aquellos juguetitos y objetos curiosos que se obtenían al darle cierta cantidad de tickets y fichas al encargado.

Llaveros: 5F
Micropuff de felpa: 850T
Dobby de goma: 400T
Vuelapluma: 15F



Y habían muchos más premios para aquellas personas que lograban obtener cierta cantidad de tickets, claro.
Rodeando el mostrador, y pegados a las paredes, se encontraba una buen cantidad de maquinas de videojuegos, juegos de simulación, máquinas de gancho — ¡Qué suerte tenías si podías ganarle a La Garra!— y un par de mesas de hockey y futbolito.

La verdad, no era nada fácil conseguir tarjetas y cd’s de juegos para tu consola, y si no querías ir al mundo muggle, allí podías obtenerlos a un precio razonable. Además, eran los mismos que se ponían en las consolas del local, así que ya conocerías su calidad.

Micropuff, come-grageas. Los conocedores sabrían más o menos de qué trataba el juego, donde un micropuff color amarillo se encargaba de comer granjeas al tiempo en que evitaba toparse con doxys; y, si comía unas ranas de chocolate, sería inmune a esas “hadas”” durante poco tiempo.

The Lost (Magic) World. Era uno de los típicos juegos de aventura, con un buen puñado de conocidos personajes —Sirius Black, Remus Lupin, Harry Potter, Ron Weasley, Luna Lovegood y otros más—. Podrían estar tratando de huir de un cancerbero llamado Fluffy o luchando lidiando con boggarts, nunca se sabía qué se les antojaba.

Además, claro, de algunos juegos de Quidditch y aventuras con sirenas, tritones, dragones, hipogrifos. Pronto debían hacer un inventario más exacto, claro.

Las paredes y el techo estaban cubiertos por un papel tapiz salpicado de estrellas, cometas, varios planetas vecinos a la Tierra y estrellas fugaces; eran brillantes, y debido a las lámparas que colgaban del techo, parecían brillar como si tuviesen purpurina.

Casi al final, luego de pasar por las consolas y las “maquinitas”, se encontraba una barra que exhibía algunos dulces y chucherías como ranas de chocolate, frituras y granjeas. Junto a una caja registradora, había una placa de plástico que servía de menú.

Hamburguesa normal 25G
Hamburguesa doble: 30G
Hot Dog: 20 G
Papas Fritas: 15 G
Gaseosa (vainilla, naranja, uva o manzana): 10G
Té helado: 10G
Café: 5G
Helado (vainilla, chocolate o fresa): 10G



La comida era preparada en una habitación a la cual se entraba mediante una puerta de vaivén tras la barra; se podía ver un pequeño trozo del interior mediante una ventana cercana al encargado de las órdenes, dónde se pasaban las bandejas con las órdenes preparadas por los elfos domésticos.

Varias mesas redondas de metal con sillas a juego habían sido puestas estratégicamente cerca, para que la gente comiera con tranquilidad o simplemente se sentaran a charlar.

A un par de metros junto al pequeño restaurante, a la derecha, había un pequeño pasillo de dos metros de largo, con las paredes y el bajo techo cubierto de un papel tapiz con un motivo de fuegos artificiales, que conducía a una habitación de mediano tamaño.

Las paredes y el techo estaban forrados de terciopelo rojo, el cual se encontraba debidamente cepillado —por lo menos durante el día, cuando el bar estaba cerrado—, pero en la noche era despeinapo por las personas que se dedicaban a acariciar la suave superfie.

El cuarto contaba con una barra, dónde alguien preparaba todo tipo de bebidas y cócteles y al frente de ella habían unas bancas altas. Pero allí no habían mesas, sino que la gente se sentaba en unos puff de diversos y brillantes colores o simplemente optaba por sentarse en el suelo, cubierto con una alfombra negra.

La decoración era simple, una alta lámpara de suelo decorada con lentejuelas, lámparas de lava en las repisas y en la barra y las bolas de nieve mágica, en las mesitas rodeadas por los puff y en los estantes, que tenían escenas de conocidas películas muggles: el hundimiento del Titanic según James Cameron, el País de las Maravillas, cuando Dath Vader le revela a Luke que es su padre, cuando Freddy Krueger finge su muerte…

No había lugar como ese en el Callejón Diagón, por supuesto.

* * *


¡Aceptamos afiliados!

~Regístrate Aquí~




Requisitos~

• Tener un mínimo de 100 galeones para descontarlos en su afiliación.
• Pasarse por el negocio al menos unas 8 veces cada mes.
• Dejar link de tu bóveda y ficha del personaje aquí mismo.

Beneficios~

• Trato preferencial por parte de los empleados.
• Recibirás mensualmente 200 galeones cumpliendo con los posts solicitados. Puede aumentar dependiendo de los extras que realices.
• Tu palabra tiene importancia para nosotros. Ideas/Sugerencias/Opiniones son bienvenidas y serán tomadas en cuenta.

Empleados~

Trabajar en un negocio nunca ha sido fácil. Por medio de un curso de preparación, nosotros te enseñaremos a sobrellevar el negocio de la mejor manera y dependiendo de como sea tu desempeño en el lugar donde solicites trabajar dentro de Battrek Fly, sabremos cuánto será tu paga.

Puestos a solicitar:
• Cajero
• Cocinero
• Repartidor de fichas
• Barman
• Intendente

De igual manera que los afiliados, la paga varía dependiendo de tu actividad en el lugar, al igual que la disposición que tengas hacia los clientes.

Tenemos pagas desde 100 galeones, hasta 300.

Blinkies

Imagen Enviada
Imagen Enviada
Imagen Enviada


Y tú… ¿Qué estás esperando para formar parte del equipo Battrek
Fly?

Imagen Enviada


Ficha de Paú Gryffindor

23 diciembre 2011 - 10:38

4AuD9bR.png


pZzWjhe.jpg


Nombre del Personaje: Paula Alanna Gryffindor

Sexo: Femenino

Edad: 20 años

Nacionalidad: Portuguesa

Familia(s):

  • Gryffindor
  • Dumbledore

Padre(s) Sanguíneo: Kris Gryffindor

Padre(s) Adoptivos: Deiwan Rambaldi & Sally Anne Dumbledore

Trabajo: --

Poderes Mágicos: --

Rango Social: Unicornios de Oro.

Bando: Neutral

Rango dentro del Bando: -

Nivel de Poder Mágico: --

Puntos de poder en objetos: 110
 
 







Hechizos adicionales: --



Puntos de poder en criaturas: 40


 







Criaturas controlables en asaltos y duelos: --



Habilidades Mágicas:
1. --


Conocimientos Especiales:
1. Pociones
2. Leyes Mágicas
3. Artes Oscuras
4. Historia de la Magia
5. Idiomas
6. Transformaciones



Medallas: 

 

Compensación por habilidad Metamorfomagia retirada: 12000 puntos

 

Total de puntos en Medallas: 12000 puntos.





 

Perfil del Personaje


Raza: Humano

Aspecto Físico:


La apariencia de Alanna cambió mucho desde que ella llegó a Londres. Su piel había resultado ser bronceada durante el tiempo en que ella permanecía viviendo en Portugal, pero en el momento que llegó a Inglaterra, debido a las bajas temperaturas y a lo poco que se exponía a la luz del día, ésta se tornó nívea por la falta de sol. No era que se ocultara tampoco, simplemente que prefería estar en casa o lugares donde estuviese alejada de los rayos de luz que emanaba el astro para evitar así manchas sobre su piel.

Su cabello tuvo un cambio radical, pues en un momento llegó a ser de un tono oscuro, más sin embargo ahora era un tanto más claro de manera que podía tomarse como castaño dorado. Aún lo conservaba ondulado, aunque lo mantenía un poco más corto de lo normal. En cuanto a su estatura, creció un poco durante los últimos meses, por lo que ahora mide en aproximación 160 centímetros, quizá un poco más.

Pasando a las facciones de su rostro, éstas son perfectamente afiladas. Tiene la nariz recta, ligeramente respingada de la punta. Los labios los tiene increíblemente alineados y éstos resaltan aún más debido a que suele llevarlos con un brilloso labial carmesí todo el tiempo. Cuando sonríe deja entrever una blanca dentadura y ello conlleva a vislumbrar dos pequeños hoyuelos en cada una de sus mejillas. Sus ojos son verdes, pequeños y acostumbra a delinearlos con un lápiz negro.

Por último, el resto de su cuerpo es exageradamente delgado por el trastorno alimenticio que tiene y que tuvo origen tras haber dejado aquel internado en Suiza. Tiene las piernas y los brazos delgados, así también como el torso, donde se le pueden divisar las costillas cuando lleva ropa muy ajustada. Acostumbra a vestir faldas y vestidos, pero también es común verla en pantalones cortos de mezclilla y tops.


Cualidades Psicológicas:

A pesar de que su vida no ha sido fácil, ella ha sabido seguir adelante con la misma. Es una persona que se fija un sinfín de metas diarias y por su constancia termina por cumplirlas todas, ya sea a corto o largo plazo. Siempre ha intentado sobresalir ante los demás, pues es de las personas que se exigen mucho a sí mismas para no sentirse igual que el resto y para estar satisfechas con su vida. Es bastante sarcástica, disfruta de la ironía en sus palabras cuando es posible marcarla; amable e incluso enamoradiza, aunque no es de tener relaciones duraderas.

En ocasiones puede aparentar seguridad, sin embargo no es así. Es tímida, reservada cuando se trata de sus problemas o su vida. Es una persona bastante perfeccionista y debido a ello es que ha caído en la debilidad y en la fila de estereotipos marcados y que es lo que la ha hecho caer en un trastorno alimenticio del cual ni siquiera su padre sabe que existe en ella. Se preocupa mucho por su físico, pero descuida todo su alrededor y tiene miedo de verse hundida por ese problema, pero no tiene la fuerza suficiente para afrontarlo.

En la actualidad, Paula lleva una vida bastante ajetreada, tanto que ha llegado a cansarse y a pensar en dejarlo todo. Se ha vuelto una persona impaciente, intolerante y bastante impulsiva cuando llegan a provocarla, y es por eso que suele decir las cosas sin pensar en las consecuencias que sus palabras pueden llegar a ocasionar. Por otro lado, no le gusta que las personas le lleven la contraria, sin embargo sabe reconocer cuando ha cometido un error, por más que no le guste equivocarse.

Es bastante coqueta con los hombres que la rodean, pero lo hace más que nada porque así se acostumbró a ser y no porque en realidad le interesen o le llamen la atención. Le gusta jugar con fuego y disfruta del juego de la seducción, pero si buscan pasarse de listos con ella, se meten en terreno peligroso, pues tiene las armas para conseguir cualquier cosa que se proponga. A demás de todo, puede llegar a ser vengativa, posesiva y celosa, pero sabe perdonar e incluso olvidar.

Por otro lado, es de las personas más leales que se pueden llegar a conocer, pues prefiere morir antes que decepcionar a sus seres queridos o faltar a sus palabras. Es bastante sobre-protectora, pero también odiosa y pesada con las personas que busca cuidar. Es irresponsable y distraída. No muestra muchos sus sentimientos pues hay bastantes cosas en su pasado que la hicieron fría e insensible; confiaba muy rápido en las personas y es por ello que le llegaron a fallar con frecuencia.


Historia:

Nace en Diciembre de 1992 en Lisboa, Portugal. Su padre, un mago italiano-francés que lleva por nombre Kris Gryffindor, la arrancó de los brazos de su madre cuando ella apenas tenía tres meses de haber nacido. Respecto a la mujer que le dio la vida, supo que su nombre era Sally Anne Dumbledore y que pertenecía al mismo bando que su padre donde ella era líder, más nunca la vio, hasta años más tarde cuando cumplió dieciocho años.

Su niñez transcurrió lenta, siempre con la falta de la figura materna en su vida. A pesar de llevar una vida plena en compañía de su padre, quien era y sigue siendo su todo en la vida, Alanna siempre pensaba en cómo serían las cosas si su madre estuviese con ella. Llegó a preguntarle muchas veces a su padre sobre aquella mujer, pero él siempre se portaba un tanto histérico cuando tocaba el tema, así que optó por dejarlo por la paz para evitar conflictos con la única persona que tenía a su lado.

A la edad de catorce años, fue enviada en contra de su voluntad al Instituto Surval Mont-Fleuri en Suiza puesto que su padre quería mantenerla alejada de la vida mágica por razones mayores que ella desconocía. En dicho lugar, después de varios meses, la Gryffindor conoció a una de sus mejores amigas, Jane Blair, quien se encargó de alegrar la vida tan vacía que tuvo en el internado desde que se alejó de su progenitor. Ella siempre estuvo ahí para Paula, quien era egoísta al solo pensar en su bienestar.

Dos años después, tiempo antes de que cumpliera los dieciséis años, conoció a Kenneth Blair, un joven británico hermano de Jane y dos años mayor que ella, quien se convirtió en alguien esencial dentro de su vida, siendo él un soporte de la misma. Con el hombre pasó los mejores días de su vida, superó las tragedias que se le presentaron mientras vivió en Suiza e incluso por él experimentó sentimientos que nunca creyó que viviría. Se enamoró del joven, algo que intentó evitar desde un principio y sentimiento que fue todavía más fuerte que lo que ella pudo soportar.


Tras un año de noviazgo con aquel hombre, llegó el momento que tanto temían afrontar. A un día de que Kenneth cumpliese años, Paula recibió una llamada inesperada desde Lisboa. Era su padre, quien le informó sobre la mudanza que haría hacia Londres y para la cual la necesitaba de vuelta en casa. No le había molestado en lo absoluto, hasta que se enteró de que Kris había pedido su baja del instituto y que al día siguiente tenía programado un vuelo para llevarla de regreso a su país natal. No pudo oponerse a las decisiones ya tomadas de su padre.

Esa misma noche, ella habló con el Blair y le informó sobre los repentinos cambios del esquema de sus vidas. Fue algo tan doloroso para ambos, que ninguno tuvo el valor de verse al día siguiente, el de su regreso. Estando con el equipaje en mano, se despidió de su amiga Jane e intercambiaron móviles y después de ello subió al taxi que la llevó rumbo al aeropuerto. Nunca pudo imaginar que el dejar Suiza, un lugar al que había ido por obligación tres años atrás, le dolería tanto.

Pasadas unas largas horas de viaje, ella finalmente llegó a su destino. Su padre al recogerla en el aeropuerto la recibió de manera cálida, aunque tenía el rostro lleno de preocupación por alguna noticia recibida horas antes y de la que ella no estuvo enterada hasta que llegó a su habitación. Kris había recibido una llamada de Jane, donde la chica le informó entre sollozos que su hermano, Kenneth, se había suicidado en el bosque donde se encontraba el internado cuando ella abandonó por completo el instituto. Aquello fue un gran impacto en su vida, tanto que olvidó por completo cómo era vivir.

Permaneció días enteros encerrada en su habitación. No decía una palabra, no comía, no quería ver a nadie. Su apariencia se tornó desagradable por el grado de desnutrición al que llegó; tres meses llevando una pésima alimentación hizo que su cuerpo se deformara, marcando de manera notable aquellas costillas en su abdomen. Fuerzas no tenía ni de dónde sacarlas. La situación que vivía ella era bastante depresiva para su padre, quien se volvía loco por no saber cómo tratar con el problema. Eso, hasta que un día Kris organizó una mudanza imprevista a Londres para ayudarla a iniciar una nueva vida.

Al llegar a Londres, se instalaron en la Mansión Gryffindor, familia con la cual nunca tuvo contacto hasta ese año. Ahí conoció a su abuelo, Elvis, persona que tanto como su padre, se volvió indispensable para ella y que la ayudó a acostumbrarse a los nuevos cambios y a tomar decisiones difíciles. Él la apoyó siempre en todo momento y la condujo por el camino del bien, inculcándole siempre los valores que un Gryffindor debía tener: unión, lealtad.

Días más tarde, se inscribió en la Academia de Magia y Hechicería, temerosa por no conocer absolutamente nada sobre la vida de los magos. Siempre permaneció alejada de la magia y ahora ésta se le ponía enfrente como si la hubiese tratado desde hace años. Desconfiaba de los conjuros y pociones un tanto extrañas que día a día observaba en Ottery, pero ella estuvo dispuesta en todo momento a poner de su parte para que su suerte cambiara y para que su vida se estableciera como debía ser.

Tiempo después, Alanna consiguió graduarse con honores en la Academia. Ella, al vivir rodeada de miembros de la Orden del Fénix, supo al momento de recibir su certificado cuál era su destino y días más tarde, después de haber pasado tiempo formándose entre los aspirantes del bando, se convirtió en una de ellos, pronunciando el juramento y obteniendo el colgante de fénix que un miembro debía tener. Desde ese día ella juró que daría todo por el bando y se entregó plenamente a éste, el cual se convirtió en uno de los propósitos de su vida. Mejor dicho, su vida.

Siendo Initié, a la edad de dieciocho años, ella conoció a su madre: Sally, líder de la Orden del Fénix y una de las mujeres más exitosas y cálidas que había tenido frente a ella. En un principio Paula la evitaba a toda costa al no saber cómo reaccionar ante ella por su ausencia durante tantos años, pero conforme pasaba tiempo en la Orden, fue acercándose cada vez más a su procreante, hasta que consiguió aceptarla por completo. A partir de ese momento la quiso a su lado para compensar la falta tan grande que le había hecho.

Ahí, dentro del bando, conoció a personas que cambiaron por completo sus días. Deiwan, uno de sus más fieles compañeros, quién la impulsó a superarse de manera interna, se convirtió meses después en su padre adoptivo al tomarle un cariño como ninguna otra persona lo había hecho. Así también, con ayuda de él se enteró de que tenía un sinfín de hermanos por parte de Kris. Una de ellas, Madeleine, se convirtió en una de sus favoritas y a partir de ese momento ellas llevaron una relación bastante cercana de hermanas

Un año más tarde, comenzó a disfrutar plenamente el vivir en Ottery St. Catchpole. Tenía tan solo diecinueve años cuando conoció al hombre que cambió su vida por completo, Diego Malfoy. La relación entre ellos fue de lo más intensa; se casaron y tras un año de noviazgo tuvieron un hijo. La historia se repitió, él lo alejó de ella. Las diferencias comenzaron a ser mayores cuando el Malfoy le informó que pertenecía a la Marca Tenebrosa y cuando ella le informó a él que era miembro de la Orden del Fénix. Ambos juraron no decir nada, a pesar de que su divorcio estaba en puerta debido a que no podían aceptarse más tras saber las inclinaciones de cada uno.

Tras separarse, ella quedó completamente abatida. Se juró a sí misma que no caería en manos de ningún hombre otra vez y junto con su hermana Madeleine, quien la mantuvo con los pies firmes en la tierra, crearon un negocio en el callejón Diagón llamado Battrek Fly, el cual la mantuvo alejada de todos sus pensamientos negativos a causa de un nuevo desamor. Finalmente ella consiguió estabilizarse emocionalmente nuevamente y en la actualidad sigue siendo una persona activa para así evitar pensar en relaciones amorosas.










Pertenencias:


Objeto Mágico Legendario: --

Objetos Mágicos:

Objeto 1: Varita Mágica
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20

Poción 1: Embellecedora
Clasificación: A
Puntos de poder: 10

Poción 2: Pócima para Dormir
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20

Poción 3: Seducción Eterna
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20

Poción 4: Sueño Angelical de Amor
Clasificación: AAA
Puntos de poder: 40



Mascotas y Criaturas:

Criatura 1: Puffskein
Clasificación: XX
Puntos de poder: 20

Criatura 2: Jobberknoll
Clasificación: XX
Puntos de poder: 20

Criaturas en la Reserva: --

Elfos: --










Licencias, Tasas, Registros:



Licencia de Aparición: --

Licencia de Vuelo de Escoba: --

Registro de XXX: --

Otros Datos:

  • Amante de la lectura.
  • Odia a las criaturas.
  • Odia a las novias de su padre.
  • Tiene un trastorno alimenticio.
  • Tiene adicción al tabaco de vainilla.
  • Su bebida favorita es el whisky.
  • Lleva siempre una argolla en su dedo anular.
  • Su perfume tiene un peculiar aroma a fresa.

Cronología de cargos:


Orden del Fénix
- Ingreso como Initié (Mayo 2012)
- Legionario (Septiembre 2012)
- Templario (Febrero 2013)

Academia de Magia y Hechicería
- Profesora de Rol Básico (Agosto 2012)
- Profesora de Rol Avanzado (Septiembre 2012)

Ministerio de Magia
- Aprendiz en Cuartel de Desmemorizadores (Marzo 2012)
- Sanadora San Mungo, Planta 6 (Agosto 2012)
- Unicornio de Bronce (Mayo 2012)
- Unicornio de Plata (Octubre 2012)
- Unicornio de Oro (Febrero 2013)
- Jefa de San Mungo: Planta 6 (Abril 2013)
- Subdirección Auror: San Mungo (Abril 2013)

Premios y reconocimientos:
- Ganadora de los Juegos del Hambre Mágicos (Agosto 2012)
- El más suicida: Premos Fénix 2012.
- Promesa ODF: Premios Fénix 2012.

 

Links de Interés Referentes al Personaje:


Link al Perfil de Comprador MM: 202
Link a Bóveda Personal: Bóveda 96124
Link a Bóveda Trastera: --
Link a Bóveda de Negocio:
Link a Bóveda de Negocios Cerrados:
Bóveda 97399 - Battrek Fly
Bóveda 98349 Negocio Pensadero GrooverMark
Bóveda Nº 99997 - Central Perk
Link a Bóveda Familiar 1: Bóveda 104490 Familia Gryffindor
Link a Bóveda Familiar 2:  Bóveda 78647 - Dumbledore