Ir al contenido


¿Quieres jugar al Quidditch? ¡¡¡Apúntate!!!
Abiertas las inscripciones a bandos. ¡¡¡Inscríbete a la Orden del Fénix o a la Marca Tenebrosa!!!
¡¡¡Inscribe tu ocupación o empleo mágico!!!

Foro en remodelación. Disculpa las molestias

Dorothy Anne

Miembro desde 17 feb 2012
Última actividad jul 31 2019 14:06
*****

Mensajes que he realizado

En el tema: Las Calles de Ottery St. Catchpole

30 junio 2019 - 06:04

El estado de la mantícora parecía cada vez más y más débil. Debido a un hechizo de su compañero pudieron extraer la pera del interior de animal, sin estar muy seguros cuál era la verdadera causa del malestar. Era muy extraño para Dorothy ver a una criatura tan temible agonizar sobre el suelo, y más extraño aún, sentir que ellos, dos simples mortales, eran los autores intelectuales de semejante caos.

 

Se vio tentada a lanzar un grito cuando vio que Eobard se acercaba a tocar su lomo, ¿pero que podía hacerle? Dada las circunstancias, era más probable que cualquiera se los dos sacara la varita y terminara con la vida de la mantícora a convertirse en la cena del animal. Se colocó ambas manos alrededor de la cintura y trató de reflexionar acerca de cuan grave era el asunto o si estaba exagerando. ¿Qué valor tenía esa mantícora en el mundo?, ¿cuál era su edad?, ¿tenía familia, alguien que la extrañara?

 

La pregunta de Eobard la confundió, ¿realmente importaba como se sentía? Ella, que se considera en esos momentos una casi asesina por accidente, era la última persona por la cual había que preocuparse. Aunque a decir verdad notaba un cierto retorcijón en el estómago, pero lo atribuía a los nervios. No todos los días se veía a una criatura de tal magnitud estar al borde de la muerte.

 

—Yo me encuentro bien. Por el sabor que tenía la fruta puedo pensar que estaba en mal estado o que aún no terminaba de madurar. La posibilidad de que sea una reacción alérgica tendría algo de lógica —su afirmación le causó gracia, poco a nada sabía del cuidado de criaturas mágicas. Volteó a verlo otra vez, inclinando su cabeza hacia un lado, curiosa. —¿Por qué necesitarías una cabra? Te repito: me niego rotundamente a sacrificar a una criatura indefensa, ya es suficiente con la que tenemos.

 

Se calló inmediatamente después de emitir las últimas palabras con tan apasionada determinación, recordando que una cabra los ayudaría a obtener un bezoar, y bueno, la cabra no debía morir, ¿o sí? Miró a su alrededor y recordó algo que podría ayudarlos, un atisbo de esperanza, quizás. Empujó con sus manos las tiras de la mochila para luego tomarla y buscar un pequeño frasco.

 

—Debe estar en alguna parte… ¡Aquí está!  —lo extrajo de su bolso y se lo enseñó: era una minúscula botella de vidrio que poseía en su interior un líquido amarillento —. Es una poción para venenos comunes. Esto debe ayudar, a menos de forma temporal… creo haber visto por allá— y señaló en dirección al sur— una casa, algo rural, diría yo. Después de atravesar una pradera. Es muy probable que haya cabras en ese sitio.

Con algo de cautela se acercó a la mantícora y depositó el líquido en su boca. Su respiración recuperaba el ritmo habitual, sin embargo aún no abría los ojos. Se colocó de pie y se alejó con la misma lentitud con la que se había acercado.

—Sí, la poción nos dará un poco más de tiempo, pero aun así necesitamos el bezoar ¿Entonces, vamos por él? —encontrar ese frasquito le había devuelto los ánimos, era como si un aire de entusiasmo reinara en todo su alrededor. Observó al mago, lucía cansado, fatigado, ¿estaría preocupado por la mantícora? —¿Te encuentras bien? Por cierto, ¿tu nombre de dónde es? Nunca antes lo había escuchado.

 

Se dispuso a caminaren hacia el sur, sus pasos eran largos y rápidos. No debían perder tiempo. 

 

@Eobard A. Black Lestrange 


En el tema: La libélula encantada (MM B: 111815)

19 junio 2019 - 04:46

Fiona

 

 Fiona vio sorprendida como un niño tomó la arcilla y empezó a manipularla. No todos los pequeños lo hacían con tanta soltura, aquellos con temor a mancharse las manos ofrecían más resistencia y optaban por usar colores de madera o tocar algún instrumento. El jovencito actuaba con mucha propiedad para su corta edad, debía de ser muy bien educado en casa.

 

Se quedó unos segundos en silencio mientras observaba a Aydin quien, si en un principio se ve muy entusiasmado, luego se nota un poco exasperado al no dar con su objetivo propuesto. Fiona se preguntó cuál figura quería diseñar. Se colocó de pie y caminó hasta un mueble con varios cajones, abrió el segundo cajón y tomó unos instrumentos que quizás lo ayudarían.

 

—Esto tal vez pueda ayudar—le comentó a Aydin mientras se agachaba para quedar a su altera y le ofrecía con su manos grandes los materiales.

 

Entre las herramientas había un pequeño rodillo, un ahuecador, un cepillo con cerdas suaves y diferentes espátulas, cada una con una forma distinta: redonda, cuadradas, puntiagudas… estaba segura que con eso podría definir mejor la figura que llevaba en mente, sin embargo era muy importante tener paciencia y precisión.

 

—Estos instrumentos están diseñados para trabajar los detalles que no puedes hacer con tus dedos, solo debemos ser muy cuidadosos. Recuerda que si no lo logramos al primer intento podemos seguir intentando.

 


En el tema: Las Calles de Ottery St. Catchpole

16 junio 2019 - 05:44

—Me niego rotundamente a sacrificar a una criatura indefensa para saciar mi curiosidad de ver a la mantícora. Estoy segura de que la fruta servirá  de algo. —afirmó con mucha seguridad y un tanto indignada al imaginarse usando un animal como carnada.

 

Por otra parte le emocionaba contar con un cómplice que apoyara su reciente y poco planificada idea. Vio como el joven sacaba su varita y lo imitó. La rama empezó a levitar lentamente y se posó sobre la orilla del rio. Esperaba no despertar el enojo de la mantícora al darse cuenta de que se trata de un simple fruto, y terminaran ellos siendo su plato principal.

 

Tomó la pera que le ofrecía su compañero y se colocó junto a él. El fruto tenía un sabor extraño, un poco amargo para su gusto, aunque prefirió no decir nada y seguir mordiendo. Lo de intercambiar nombres le provocó algo de gracia. Tuvo que aguantar las ganas de reírse por el chiste interno que se asomaba en su cabeza.

 

—¿Intercambiar nombres? —dudó en estrechar su mano con la de él, pero terminó haciéndolo para no verse maleducada —. El mío es Dorothy, te lo puedo prestar, pero solo por esta ocasión, ¿tú cómo te llamas? —lo observó durante unos segundos, teniendo especial interés en sus gafas y recordó el comentario acerca de su rutina laboral. —¿Eres de los que se la pasa todo el día dentro de una oficina?

 

No le gustaba encasillar a la gente, pero debía reconocer que tenía talento haciendo sus pequeñas predicciones. Generalmente no las compartía con alguien más, porque en caso de errar tendría que admitir el haberse equivocado. Las veces en las que acertaba se regocijaba con una celebración interna, y el asunto no pasaba a mayores.

 

Para su sorpresa, la mantícora no demoró en salir. Se movía con cautela y precisión, levantando ligeras ondas en el agua del río. Tenía una apariencia algo ordinaria y a su vez extraña. Como si fuera una mutación de tres animales distintos. Pese a estar asustada, hizo su mayor esfuerzo para verse serena; había escuchado que esos animales percibían el miedo.

 

Después de lanzar un sonoro rugido, como el de un león, la mantícora se acercó a la pera y en menos de un segundo la devoró. Se pudo notar un gesto de desagrado, tal vez la sentencia del fin de sus vidas, porque ahora el animal se dirigía hacia ellos y nada parecía detenerla. Pero de pronto algo inesperado sucedió: la criatura fue disminuyendo su paso hasta parar por completo, se desplomó al suelo y empezó a convulsionar. Ya no se escuchaban rugidos sino más bien gritos desgarradores.

 

—¡Está colapsando! —exclamó alarmada. Esta vez se quitó las gafas de sol para que el mago se percatara de la gravedad de la situación, si es que aún no lo había hecho.

 

''Espero que no haya sido esa pera'' eso no lo dijo en voz alta, ya era suficiente con su propio sentimiento de culpa como para que alguien más la señalara. Caminaron hasta donde estaba la mantícora y notaron que sus ojos parecían ausentes, lucían blancos. Los gritos se fueron convirtiendo en murmuro, perdían su fuerza.

 

@Eobard A. Black Lestrange


En el tema: La libélula encantada (MM B: 111815)

10 junio 2019 - 03:25

Fiona 

 

A Fiona le gustaban mucho los niños, desde pequeña soñaba con formar una familia grande y darles todo su amor a sus hijos. Lamentablemente los años pasaban y aún no encontraba al hombre indicado. En ocasiones creía que se trataba de su aspecto físico: tosco, robusto. Sus facciones no eran las más angulares, ni su piel la más suave pero, podía afirmar, con toda certeza, que tenían un corazón de oro.

 

Percibió el interés que la criatura tuvo ante la arcilla. No todos se sentían inclinados por dicho material, porque implicaba ensuciarse las manos, cosa que para ella era un pequeño placer de la vida diaria. Le sonrió a Aydin, volteó y todo un pedazo de arcilla fresca, al tocarla el material dejó de cambiar de forma y se quedó inmóvil.

 

—Encatada en conoceclo, joven Aydin —respondió ella con palabras torpes debido a su poca desenvoltura con el idioma de su país actual. —Es un gusto que hayan venir hoy —esto se lo dijo a la encantadora pareja, que suponía eran sus padres.

 

Jugó con la arcilla que tenía entre sus dedos. La aplastaba, le daba vueltas y la retorcía, todo para despertar aún más el interés del niño. Después de unos segundos tendió su mano y se la ofreció para que también jugara con ella.

 

 

—Esto se llama arcilla, es un material que moldea, parecido a la plastilina, solo que éste proviene se ciertas rocas, así que es completamente natural. Con se hace las figuras que quiera y una vez que acabar se deben poner en aquel aparto de allá —señaló el horno de una de las esquinas. —, para que sequen. Luego se pintan.

 


En el tema: Las Calles de Ottery St. Catchpole

07 junio 2019 - 05:02

El comentario de los Krampus la distrajo por unos segundos y la llevó a preguntarse porque muchas criaturas mágicas se veían obligadas a visitar el bullicio de la ciudad. No creía que fuera por puro gusto, desde luego que preferían los ambientes más naturales, o al menos rurales. Sin embargo, las ciudades se iban expandiendo cada vez más y robaban el hogar de otros seres. Prefirió no decir nada al respecto, por temor a verse como una sentimental. Se concentró más bien en los peces.

 

—No lo sé, nunca he visto una,  salvo en libros… —respondió mientras se encogía de hombros, cuestionándose la veracidad de los textos leídos. —. Quizás simplemente los ahuyentaste tú cuando te acercaste.

 

De cierta forma, una parte de ella se sentía emocionada ante la posibilidad de encontrarse con una mantícora, pero otra se paralizaba ante la idea, así que prefería buscar en su mente diversas razones que explicaran la huida de los peces. De cualquier forma seguía con la vista clavada sobre el río y apenas pudo disimular el sobresalto al observar la enorme cabeza de león que salió a la superficie por unas milésimas de segundos. ¿Era el momento de entrar en pánico?  Estaba segura de que él también la había visto. Y antes de pronunciar palabra alguna, nuevamente se distrajo con otro comentario.

 

Sonrió, para después mirar hacia el cielo azul y contemplar los rayos del sol. Se le hacía difícil responder a tal pregunta cuando para ella el sol era vida. Luz, esperanza. Y si lo creía de esa forma era precisamente porque se marchaba para dar paso a los días fríos, donde las flores se morían, los animales hibernaban y los niños ya no corrían alegres sobre las calles.

 

—¿Sobrevivir al clima? —solo repitió sus palabras para ganar un poco más de tiempo. No sabía qué decir. —. No es muy complicado, si empieza a resultar solo debes distraerte con algo más, ¿tú cómo puedes sobrevivir a él?

 

Otra sonrisa asomó en la comisura de sus labios cuando una idea se le instaló en la mente. Giró su rostro hacia un lado, luego hacia el otro, hasta que divisó una rama con el largo y el grosor suficientes para ayudarla a lograr su cometido. Con sus manos hizo un gesto que invitaba al joven a que la siguiera. Se dirigió hasta la sombra de un árbol y tomó la rama que descansaba bajo ella. Era pesada y fuerte. Se estiró para alcanzar el fruto de la planta (si bien no supo determinar cuál era, se veía gustoso) y lo clavó en la punta de la madera, como si fuera una carnada.

 

—¿Qué te parece si dejamos esta rama a la orilla del río y esperamos que la mantícora se asome?

 

@Eobard A. Black Lestrange 

 



Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Fengari Nabe... : (27 enero 2020 - 10:02 ) *u*
@  Tauro M. : (27 enero 2020 - 09:27 ) @Ashura Lestrange El color más bonito <3
@  Ashura Lestr... : (27 enero 2020 - 08:55 ) :ninja:
@  Sherlock Holmes : (27 enero 2020 - 02:50 ) @RoseBlack hola!? Dime en qué te puedo ayudar
@  Hades Ragnarok : (27 enero 2020 - 04:18 ) @RoseBlack respondido ^^
@  RoseBlack : (27 enero 2020 - 04:09 ) @Hades Ragnarok te respondí
@  Hades Ragnarok : (27 enero 2020 - 04:03 ) @RoseBlack te respondi el MP
@  RoseBlack : (27 enero 2020 - 03:49 ) necesito ayuda para crear mi firma, quien es tan amable de ayudar?
@  RoseBlack : (27 enero 2020 - 03:42 ) alguien me puede ayudar con mi firma?
@  RoseBlack : (27 enero 2020 - 03:23 ) holi
@  Hannity Jane : (27 enero 2020 - 03:02 ) @Hades Ragnarok cualquier cosa nos mandamos mp cariño
@  Hades Ragnarok : (27 enero 2020 - 02:52 ) @Hannity Jane tengo problemas con el movil
@  Anthony Ryva... : (26 enero 2020 - 07:26 ) @Reacon ¡Hola! :D estoy en una lucha...ya regreso....
@  Ariane Dumbl... : (26 enero 2020 - 03:51 ) @-_Vegueta_- como estas?!
@  -_Vegueta_- : (26 enero 2020 - 03:49 ) Ariane?
@  Reacon : (26 enero 2020 - 03:33 ) @Anthony Ryvak Dracony *Te abrazo fuerte* mi dragon :3
@  -_Vegueta_- : (26 enero 2020 - 03:13 ) Hola
@  Lucrezia Di... : (25 enero 2020 - 11:06 ) No (?)
@  Arya Macnair : (25 enero 2020 - 10:44 ) ¿Algún moderador?
@  Reacon : (25 enero 2020 - 02:18 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja ay mi niño...abrigate muy bien
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 02:13 ) @Reacon por lo pronto, me cubriré que ya se me entumen los brazos y piernas... :blink:
@  Reacon : (25 enero 2020 - 02:08 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja cambiemos de lugares xD
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 02:01 ) @Reacon que bueno, pero yo quisiera menos frío.
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:59 ) @Anthony Ryvak Dracony jajaja bueno cubrete bien entonces, yo soy feliz asi
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:58 ) ¡ya somos dos! el frío me congela
@  Hades Ragnarok : (25 enero 2020 - 01:38 ) :ninja:
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:34 ) @Anthony Ryvak Dracony jaja me quede dormido...y por que quieres quemar todo xD? el frio es bonito
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:22 ) @Reacon soñoliento... y con ganas de quemar medio bosque para desaparecer el invierno
@  Reacon : (25 enero 2020 - 01:19 ) @Anthony Ryvak Dracony como estas mi angelito ^^
@  Anthony Ryva... : (25 enero 2020 - 01:18 ) ^_^
@  Reacon : (25 enero 2020 - 12:39 ) @Anthony Ryvak Dracony *te hago mimitos*
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 10:56 ) @Frankie Tarly @Jeremy Triviani vamos a algún bar xDD y nos alcoholizamos
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 09:23 ) @Jeremy Triviani así soy.
@  Jeremy Triviani : (24 enero 2020 - 09:19 ) @Frankie Tarly :D Gracias, cuanta amabilidad de tu parte. xD
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 09:06 ) JAJAJAJAJAJA si, para ambos. Digan donde y cuando, y yo llevo el drama.
@  Jeremy Triviani : (24 enero 2020 - 09:00 ) @Frankie Tarly ¿Roleamos? :cry: quiero drama madre-padre-hija
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 08:28 ) @Frankie Tarly ¿Roleamos? :cry: quiero drama madre-hija
@  Frankie Tarly : (24 enero 2020 - 08:17 ) :ninja:
@  Zoella Triviani : (24 enero 2020 - 08:08 ) :ninja:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:15 ) @Reacon ¡Yo también! nos vemos!! *desaparezco entre llamas verdes*
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:14 ) @Anthony Ryvak Dracony descansa mi angelito tqm ^^
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:14 ) @Reacon *Te abrazo fuerte* :love: ¡Que te vaya bien!
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:12 ) @Reacon Bueno...pues inventaré algo...después, hoy me iré a descansar. ^_^ creo que ya me voy papi :P
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:09 ) @Anthony Ryvak Dracony hum no sabia de eso mi niño lo desconozco o.o
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:07 ) @Reacon lo más peligroso es el que se cree basilisco, porque petrifica a los que lo ven...
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 06:06 ) @Reacon tomo nota de ese dato... bien, lo tomaré en cuenta. Oye, ¿que sabes tú de enfermedades mágicas? hay un rol donde dicen que hay una epidemia, los magos enfermos se comportan o actuan con la característica de una criatura mágica...
@  Reacon : (24 enero 2020 - 06:01 ) @Anthony Ryvak Dracony entonces utiliza el grito de los segadores que es el que usamos en campos, asi absorbes su alma y consumes su cuerpo con flamas negras :sad:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:59 ) :lol: jajaja no, podría pero debo usar hechizos... se llama Libro del Caos :sad:
@  Anthony Ryva... : (24 enero 2020 - 05:58 ) @Reacon http://www.harrylati...libro-del-caos/
@  Reacon : (24 enero 2020 - 05:57 ) @Anthony Ryvak Dracony apuñalalo por la espalda :sad: