Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Leonardo Myrddin E.

Miembro desde 26 oct 2012
Última actividad nov 22 2020 05:12
*****

#4839781 Introducción a la magia V

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 14 agosto 2015 - 01:32

Leonardo Louis Myrddin

 

- No se preocupen que estos animales son de los seres más mansos que pueden existir. Personalmente junto a otros compañeros del Departamento de Criaturas del Ministerio los hemos cuidado en la Reserva Mágica Newt Scamander, a la que por cierto quedan más que invitados.- Aquellas palabras hicieron que el castaño dejara de mirar hacia aquella chica, se seguía sintiendo estúpido, no estaba para tales tonterías, así que simplemente se subió a su camello a esperar que le dijeran algo.

 

—Pues por fin arrancamos. — dijo Oniria, después de unos momentos. Leonardo no sabía muy bien cómo hacer que una de esas criaturas se muevan, pero luego, la profesora Oniria levantó la mano y, haciendo una seña, hizo que todos los camellos andaran por aquél desierto. Leonardo estaba sorprendido por aquél control que tenía su profesora sobre las criaturas, mientras, con una mano acariciaba al animal para ganarse su confianza.

 

El Myrddin miró hacia sus demás compañeros. Uno de ellos, de cabello verde, estaba mirando al castaño y a su compañero, mientras conversaba con otro. Además, estaba acompañado por un ave. Leo volvió a mirar a la chica que tanto llamaba su atención, quien se encontraba con el chico que hace un momento rechazó, mientras ella le escribía algo en el brazo. Aquella belleza rojiza le seguía recordando a esa persona especial y de la que se sentía culpable de su muerte. Cuando se dio cuenta, estaba mordiendo la envoltura de su chocolate, así que metió la mano en su mochila azul, y sacó otro. Rápidamente lo desenvolvió y se puso a comerlo lentamente, disfrutando cada mordisco de aquel dulce.

 

Mientras comía su choco, levantó un poco la vista, y vio una espesa neblina que se acercaba a ellos. Eso no era nada bueno, rápidamente escuchó algunas palabras de preocupación y alarma de parte de sus compañeros. Eso también empezó a preocuparlo un poco. El chico que iba con la pelirroja sugirió a la profesora unir un poco más al grupo, algo que también le pareció buena idea al castaño.

 

-Profesora Oniria... allá a unos cinco metros se mueve algo... puede verlo?- dijo uno de los chicos a través de la niebla.

 

Leonardo tomó fuertemente su varita, mientras trataba de descifrar qué era lo que se movía entre toda aquella neblina, de repente, sintió una fría corriente de aire que pasaba a través de su cuerpo.

 

-¿Qué diablos es esto?- dijo, al sentir que algo le tocaba el brazo.




#4839068 ~ Moon River ~ (MM B: 92941)

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 11 agosto 2015 - 13:53

Leonardo Louis Myrddin (Rol apresurado de nuevo XD)

 

 - Asi, que tu eres hijo de Lestat puedo ver el parecido entre ustedes, cuéntame Leonardo  que te gusta hacer, me imagino que la época del año debes de estar de vacaciones, que raro que tu padre que llevamos varios minutos aquí no te mencionara, mi nombre es Luis recién regreso a Londres y si como mencionaste el gusto es tuyo - respondió aquel joven que se encontraba a su costado, cuyo nombre era Luis.

 

-Si, bueno... él suele omitir algunos detalles.- Dijo Leonardo, viendo cómo se les acercaba la mujer que estaba conversando con Arya. Primero se acercó a Luis, y le susurró algo que el castaño no llegaba a entender, pero que sonaba a algo como "Bienvenido".

 

-Bueno las primeras impresiones no siempre son las correctas ¿verdad Leonardo? soy Cye Lockhart amiga de tu padre, abuela de Arya y madre de Lord_Luis- continuó la mujer llamada Cye mientras le daba la mano.

 

-Oh, es un gusto. Pues sí, pero prefiero conocer mejor a una persona antes que guiarme por una primera impresión- Repondió el Myrddin, levantando su mano para estrechar la de Cye, pero la bruja la quitó en ese instante, el castaño notó que estaba mojada.  Arya los miraba algo perpleja. Algo había surgido entre Luis y la Macnair mientras conversaban, eso había sentido Leo. Pero ella, al enterarse de que ambos eran familia, se dirigió hacia la cocina, un tanto avergonzada.

 

Luis conversó un rato con su madre, luego se dirigió a Leo. -Que te parece si hacemos aqui algo divertido-

 

-Claro, pero qué podría ser -Contestó el joven - Leo. ve pensado que podemos hacer cuando regrese voy por otra ronda de cerveza , quieren - lo cortó Luis, antes de salir hacia la cocina, siguiendo a Arya.

 

Cye tomó asiento, mientras esperaba la toalla y el té que le había dicho Arya que traería.

 

—Caballeros, sus cervezas. Abuela, aquí tienes el té, una toalla para secarte, y un extra porque te amo— dijo Arya, volviendo al cabo de unos momentos. -Si desean algo más, aquí estaré- finalizó la pelirroja, acercándole una silla al castaño.

 

-Oh, gracias. Y bueno, Luis- añadió, dirigiéndose a su compañero.-Dime, ¿Qué has estado haciendo todos estos años?-




#4838859 Introducción a la magia V

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 10 agosto 2015 - 20:05

Leonardo Louis Myrddin

 

-Que tal pequeño, a parecer seremos compañero de clase, mira, sera que las únicas chicas que vamos a tener serán las señoras profesoras, o sera que ellas se hacer esperar- Le saludó Luis, quitándole un pedazo de su choco.

 

-Je je, no te preocupes, ya llegarán. Pero, a mi parecer, los demás se demoran mucho en llegar.- Respondió el castaño, mirando a sus demás compañeros.

 

Poco a poco, los demás miembros de la clase llegaban, usando diferentes medios de transporte. El Myrddin los estudiaba uno a uno, hasta que sus verdes ojos se detuvieron en una persona en específico. Una chica. Aquél cabello rojo le llamaba mucho la atención, recordándole a Leonardo a aquella persona a la que amó. Se sentía como un estúpido. Sacudió la cabeza, tratando de no ponerse nervioso. Volteó a su costado, y vio a Luis, discutiendo con otra persona a la que él había saludado. Leonardo dejó que su amigo se ocupe de su asunto. Después de un momento, ambos dejaron de discutir.

 

-Leo, tu te has montado algunas vez en uno de esos, por que yo no y no quiero hacer el ridículo delante de todos- le dijo Luis en el oído, mientras le quitaba otro pedazo de su choco.

 

-Nunca, y tampoco creo que alguien de aquí sepa subir en uno, así que no te preocupes.- A decir verdad, él también tenía ese mismo temor.

 

Su mirada volvió a posarse en aquella chica. Otro sujeto se le acercaba. -Mira a parecer alguien ya se no ha adelantado, sera que le damos tiempo o se te ocurre hacer algo mas- Le dijo Luis, al ver también a los dos que conversaban.

 

-No he entendido lo que has dicho- le contestó el Myrddin, revolviéndose un poco aquél alborotado cabello castaño, mientras miraba con una sonrisa cómo la chica rechazaba al otro chico. Luego vió a alguien acercándose a ellos. El castaño lo había visto rondándolos pero sin acercarse a ellos, así que supuso que pertenecía también a su clase, el muchacho parecía un tanto distante, estaba leyendo un libro. Otra persona se le acercó y se pusieron a conversar.

 

-Siento esta espera, aún falta un rato para que oficialmente dé comienzo la clase, y por respeto a todos los inscritos tenemos que dar un margen de llegada.- Les dijo Oniria. La espera desesperaba un poco al Myrddin, así que se acercó a un camello y, con su varita, hizo aparecer un asiento sobre la joroba del camélido. Acarició al camello mientras esperaba a que la clase dé comienzo.

 

-Te recomiendo que vayas separando un camello, Luis- Le dijo el castaño, finalmente.

 

@Evian Haughton Mørk @ @Oniria @Mike Black @Lord_Luis @Mia Torres




#4838464 Introducción a la magia V

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 09 agosto 2015 - 00:03

Leonardo Louis Myrddin (e.e me gusta poner ese título)

 

Aquél día el castaño se despertó temprano. El día anterior había recibido, de una lechuza color pardo, una carta. El Myrddin la volvió a leer Era de la Universidad. La carta decía que debía presentarse en los terrenos de la Universidad temprano, así que el joven se acostó temprano, pues sabía lo madrugador que era.

 

-Ok, yo quería despertarme temprano, pero esto...- Dijo Leonardo, al ver por la ventana de su habitación que el cielo seguía oscuro. -Las 5 A.M., que fastidio.- continuó, al ver su reloj de mesa a un lado de su cama.

 

De mala gana, el Myrddin se levantó de su cama, y se dirigió al baño que había en su habitación. Salió del baño y se puso una camiseta de color negro, unos jeans, zapatillas deportivas y una gabardina color gris. Aquella gabardina le daba un aspecto un tanto detectivesco, pensó para sus adentros el joven. Se acercó a su mochila y la comenzó a rellenar con cosas que necesitaba: Su varita, aquella esfera que dentro de sí misma contenía una galaxia en miniatura, regalo de la chica que una vez amó, y su katana de filo invertido, que evitaba que mate a alguien en caso de tener que usarla.

 

Salió de la habitación, y se dirigió a la cocina. Allí comió algo a manera de desayuno, tomó algo de comida (especialmente chocolates :bb:), la metió en la mochila y se dirigió hacia las puertas del castillo Myrddin, las cuales se abrieron automáticamente. Llegó hasta el jardín exterior, y buscó la zapatilla vieja que lo transportaría hacia la Universidad. Una vez la encontró, tomó la zapatilla y una luz azulada se desprendió de ella. Luego de haber girado varias veces, como consecuencia del viaje en traslador, el Myrddin cayó al suelo, se levantó y vió algo magnífico: Ante los verdes ojos de Leonardo se erguía una inmensa construcción, con incontables ventanas y numerosos salones de clase. Ya eran las 7 A.M. y el sol estaba especialmente brillante ese día.

 

El castaño avanzó y se encontró con un grupo conformado por unas cuatro personas y una manada de camellos.

 

-Ok, definitivamente esto es algo raro- dijo, luego avanzó -Buenos días a todos- saludó, y se encontró un rostro conocido. Era Luis, aquél joven que había conocido en el Moon River.

 

-Hey ¿Qué tal?- lo saludó, dándole la mano. Luego abrió su mochila, sacó un choco y empezó a comérselo, mientras esperaba a que vinieran los demás.




#4837674 ~ Moon River ~ (MM B: 92941)

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 05 agosto 2015 - 00:31

Leonardo Louis Myrddin (Rol apresurado :v)

 

-Es de mala educación preguntar, primero se presenta uno y luego pregunta por la personas , no se toma comida de otros sin pedir permiso o sera que en tu casa no le enseña modales muchachito.- le contestó el desconocido, evidentemente enojado por la repentina aparición del castaño, y por que él tomó un pedazo de pizza.

 

—Hey, tranquilo. Es hijo de Lestat, solo estaba bromeando, ¿No es así?— Interrumpió Arya, tomando la mano de Luis y tratando e calmar su temperamento.

 

-Perdón por el inconveniente, pero dónde están mis modales ¡Modales vengan!-dijo el castaño, y sus modales fueron corriendo  inmediatamente a él XD mi nombre es Leonardo y, como dijo la señorita, soy el hijo del hombre que aquí nos acompaña.- Dijo, señalando a su padre Lestat.

 

-Aunque no lo sea para tí, debido al pequeño error que cometí, es un gusto conocete ^_^- Continuó el Myrddin, dándole la mano

 

-Nunca te había visto por aquí ¿Es tu primera vez en Londres?- Preguntó Leonardo, mirando a aquél hombre. Parecía de la misma edad que su padre aparentaba, ya que Lestat es mucho más viejo de lo que aparenta XD.

 

De repente, Arya se levantó, y saludó a otra persona que el castaño no conocía "ewe no hay nadie que esa chica no conozca :v" Pensó Leo para sus adentros.

 

-Bueno, ¿Ahora sí me puedes decir cómo te llamas?- Dijo el castaño, mirando al chico que seguía con ellos.




#4837648 * ~ Castillo de la Familia Myrddin ~ * (MM B: 98439)

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 04 agosto 2015 - 21:49

Leonardo Louis Myrddin (No se por qué, pero adoro poner ese título e.e)

 

Su varita no se encontraba, trató de huir de aquellos imps, pero seguían lanzándole más comida. Mientras corría hacia la puerta, vio que cuatro duendecillos, junto con un gran pastel de cumpleaños, ("¿De dónde sacan tanta comida?" pensó) se la acercaban por delante. El castaño corrió hacia ellos y,justo antes de estrellarse, se deslizó bajo el pastel y llegó a la puerta.

 

Leonardo regresó al salón, donde aún seguían volando algunas bolas de pintura, y vio su varita. Corrió, la cogió y se levantó. Allí vio cómo Arya, con el vestido manchado y completamente enojada, se dirigía hacia la puerta para irse. En ese instante, ella chocó con otra persona que el Myrddin no reconocía. Ambos cayeron al suelo.

 

-¡Protego!- dijo éste, al ver cómo una gran bola de pintura se dirigía hacia ellos.

 

La bola de pintura chocó contra una especie de pared invisible y explotó sin manchar a ninguno de los dos. Leonardo se acercó a ellos, y los ayudó a levantarse.

 

-Oh, ¿Te vas tan rápido Arya? Bueno, lamento este inconveniente- le dijo a la pelirroja.

 

-Bienvenido al castillo Myrddin. Mi nombre es Leonardo, hijo de Lestat- saludó, dirigiéndose al otro chico, a la vez que le daba la mano.

 

-Si quieres, te podría mostrar el castillo, pero será mejor que busquemos un refugio de todo esto.- dijo, mientras se agachaba para esquivar una bola de pintura que se acercaba por su derecha, al mismo tiempo que paralizaba al imp que se la arrojó.

 

-Te aconsejo que vigiles bien tu cabeza, y que tengas tu varita lista- finalizó de forma alegre y mietras se sacudía su túnica gris.




#4836961 ~ Moon River ~ (MM B: 92941)

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 02 agosto 2015 - 02:10

Leonardo Louis Myrdin (estoy de vago ewe)

 

"~ Moon River ~" Decía el cartel del negocio que el castaño vio bajo la lluvia, mientras daba una vuelta por el Callejón Diagon. Si mal no recordaba, era un negocio de la Orden, así que decidió entrar. Tenía hambre.

 

OwO

 

Apenas entró, sintió un bullicio, que para él daba una sensación de calidez. Se estaba sacudiendo su túnica gris, mojada por la lluvia, cuando de repente, oyó una voz familiar. Miró en dirección a una mesa y allí se encontraba su padre Lestat, junto a una pelirroja y otra persona a la que no distinguía. La pizza que tenían sobre la mesa se veía deliciosa, así que el Myrddin se acercó a robarles la pizza. Tomó una silla y se sentó al costado de su padre.

 

-Hola- Dijo mientras tomaba un pedazo de pizza. -No les molestará que me siente a comer con ustedes ¿Cierto? Y, tú eres...- Añadió, mirando al pelirrojo.




#4836221 Inscripciones a Hogwarts

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 31 julio 2015 - 15:51

Nick en hl.org: Leonardo P. W.

Nombre: Leonardo

País: Perú


#4836086 * ~ Castillo de la Familia Myrddin ~ * (MM B: 98439)

Escrito por Leonardo Myrddin E. el 31 julio 2015 - 02:18

Leonardo Myrddin

 

 

Cornelius usó su varita para cambiar su ropa, luego ofreció disculpas, para después hablar en latín.

 

-La fábula del León y el Ratón. No sabía que te gustaban esas cosas. Además usas latín. Interesante- Dijo el castaño. Le parecía algo raro que a un sujeto como él, tan sombrío y despiadado le gusten esas historias.

 

–Si deseas, te puedo enseñar aquellos textos que no todos pueden comprender, pues no comprenden lo que dicen y muchos menos el valor que esto pudiera tener, es una lástima que dicho conocimiento se pierda, y más que incluso el texto de Merlín, se encuentra escritos un idioma incluso más antiguo que ese…- Le dijo Cornelius.

 

-Créeme, esto es muy interesante, al menos para mí. Pero... un hombre tiene que ser fiel a sus principios ¿No? Lo siento, temo que tendré que rechazar tu oferta. Pero, me lo pensaré- Respondió el Myrddin.

 

Al chico le atraía mucho la idea, sobre todo lo del texto de Merlín y obtener conocimientos de antiguos. Pero la idea de aprender todo eso de alguien relacionado con La Marca no le gustaba mucho.

 

-Buenas tardes, caballeros- Dijo una voz de mujer que Leonardo no reconocía. -Arya. Veo que eres el hijo de Lestat-

 

-En efecto, lo soy. Mi nombre es Leonardo, mucho gusto- Respondió el joven, dándole la mano.

 

Luego Arya se dirigió a Cornelius. No sabía por qué pero el castaño sentía algo de enfado en sus palabras.

 

-Umm... bueno, creo que esto se está poniendo algo incómodo-

 

Por alguna razón, al joven le estaba empezando a divertir esta situación. Todo el mundo estaba algo incomodado con la presencia de Cornelius, desde Lestat hasta Arya.

 

Esperaba tener una buena ocasión para poder hablar con su padre. Quería explicarle el por qué de su desaparición.