Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Groter Shulton Granpié

Miembro desde 27 abr 2013
Última actividad ago 20 2020 00:35
*****

Mensajes que he realizado

En el tema: La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

19 agosto 2020 - 05:08

Groter Shulton Granpié

 

- No tiene sentido, cuando estás en pareja no es toda la gente y aunque estoy de acuerdo con que las personas tengan cosas secretas. - Le contesté sobre lo que comenzaba a decir, cosas para seguir defendiendo su punto donde no tenía gran cosa que aportar muy en el fondo lo aceptara o no sabía que ella había arruinado las cosas al irse y la forma en la que manejó las cosas, es decir apareciendo hasta varios años después con esa actitud. Seguía sin poder dejar el tema atrás la posición defensiva que había adoptado para esta reunión, me estaba sacando de las casillas y no tendría que aguantar estas cosas de alguien que me había abandonado.

 

Le dediqué una sonrisa sarcástica a su disculpa y comencé a recoger mis cosas, buscar el dinero para pagar la cuenta de las bebidas que habíamos pedido, no aguantaría más de ese trato de su parte, creía entender su punto pero ella debía ser más responsable respecto a las elecciones que tomaba. - Gracias no esperaba menos... - Comenté mientras separaba y dejaba el dinero de ambos pedidos, no quería ni verla de frente siempre había tenido corazón de pollo y no estaba listo para tener una relación amistosa con ella.

 

- Si tuviste otros motivos para irte creo que deberías decirlo, me merezco la verdad de tu parte una vez en la vida y claro que dudaré de todo, en mi lugar tú harías lo mismo y no puedes negarlo. - Le contesté girando mi mirada hacia la suya, estaba serio, sin duda seguía molesto pero era obvio que quería decirlo y no íbamos a ser poco empáticos los dos, alguien debía ceder un poco y pedirle eso a la Macnair sería como pedirle peras a un olmo, una gran tontería.

 

@Ariadna Macnair Gryffindor


En el tema: La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

12 agosto 2020 - 06:36

Groter Shulton Granpié

 

Quería desviar la atención mencionando cosas del pasado que no las justificaban, ella no tenía derecho a decidir quien necesitaba una disculpa y mucho menos desde los parámetros sin sentido que tenía la felicidad, quizá tuviera razón en que no las necesitaba en ese momento, pero las quería y era algo que merecía. - No creo que puedas decidir quién necesita o no escuchar un lo siento... - Comenté interrumpiendola a la mitad de un seguramente bien planeado discurso de orgullo.

 

- También me dijeron cosas sobre ti, cosas que podrían haberme hecho pensar, pero yo confiaba en ti, personas antes que intenciones o deberes con terceros, siempre te he dicho eso. - Dudaba entre poder decirle cosas de mi pasado pero que pasaría, le confesaba que fui parte de la Orden y no llegaríamos a nada así como ella no me aseguraría que formaba parte de la Marca y eso lo sabíamos, de ahí en fuera jamás tuve la necesidad de mentir.

 

- No te oculto nada, siempre fui sincero y frontal, ¿tu puedes decir lo mismo? - Le solté la pregunta imaginando su respuesta, no había mucho que pudiera contestar, sabía que no confesaría algo y menos después de no ser sincera sobre sus motivos, en confiar en otra gente antes de que en su pareja y estaba en lo cierto si dudara de alguien que solía mentirle, pero nuestra relación no fue así, fue ingenua y nos lastimó a los dos.

 

@Ariadna Macnair Gryffindor


En el tema: La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

07 agosto 2020 - 08:23

Groter Shulton Granpié

 

El licántropo nunca había sido poco empático y menos rencoroso pero en este momento le costaba ponerse en el lugar de la Macnair y si esta era la última vez que la veía quería terminar bien las cosas, muy en el fondo el mago sabía que debía dejar los reclamos pero tampoco actuar como el inepto que era cuando lo dejó esperando durante semanas sin siquiera aparecer. - Eso sucede cuando te alejas durante mucho tiempo, la gente sigue con sus vidas... - Le comentó ante su respuesta sobre saber si la gente que le importaba se encontraba bien.

 

- Pues gracias entonces... - Le respondió ante su negativa de felicitarlo con dobles intenciones, es verdad el licántropo estaba muy a la defensiva y hasta cierto punto era la única actitud que se permitía para afrontar la reunión, por más que las cosas ya no fueran como antes ella tenía un significado en su pasado y creía en la posibilidad de perdonas a las personas así como de sanar las historias antiguas, era algo que ambos se merecían.

 

- Entiendo lo de la enfermedad, pero hasta que punto crees que todo esto es egoísta, sin contar nuestro pasado. Me pides vernos para que puedas sanar, para que puedas dejarme atrás, pensé por un absurdo momento que intentarías disculparte por lo sucedido. - Al final había soltado el también sus intenciones para asistir a la reunión, se sentía merecedor de una disculpa, al final creía que las cosas no eran su responsabilidad. ¿Esperaba acaso una carta avisándole que continuaría con su vida y que le llegara a quien sabe donde? Esa siempre había sido la línea de pensamiento que había seguido el mago durante los años transcurridos.

 

- Espero puedas perdonarte por lo que hiciste y perdonarme por lo que crees o usas como pretexto que hice o me convertí porque no sé de que hablas. - Tomó la segunda cerveza mientras intentaba calmarse y al final se animó a preguntar. - ¿Por qué te fuiste? - Dejó la pregunta en el aire, pero tampoco podría saber si al final le diría la verdad de por qué había actuado como lo hizo, aunque una parte quería ser que no había sido culpa del licántropo.

 

@Ariadna Macnair Gryffindor


En el tema: La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

03 agosto 2020 - 20:19

Groter Shulton Granpié

 

A decir verdad conocía lo que sucedía con el mundo, pero no estaba muy cerca de los lugares con gente, tras casarse e iniciar esa nueva vida tras unos meses decidimos ir a criar a nuestros hijos a un lugar más cercano a la naturaleza y a nuestras raíces de licántropos, bueno al menos las mías que eran de Irlanda, así que tras discutirlo un tiempo comenzamos a construir una cabaña con todo lo necesario y nos mudamos en medio del bosque, pero nos manteníamos en constante interacción con el mundo mágico, Kronoterun viajaba por la correspondencia y así me había llegado la carta de Ariadna.

 

- Lo siento, pero parecía que lo hiciste a propósito, no tengo mucha idea de esta reunión y sabes que eso te sienta bien. - Le contesté bajando la mirada a la botella de cerveza que se encontraba casi vacía, sentía el calor en las mejillas, quizá era una locura y solamente estaba molesto porque decidía aparecer cuando se suponía que no debía hacerlo, ahora tenía una vida de manual con esposa, hijos y tan cercana a la naturaleza como se podía, cosas que siempre había querido.

 

- No te equivoques Ariadna. - Comencé a contestar molesto. - Si quise saber los motivos, esperé a que volvieras para explicarme, lo hice por mucho tiempo lleno de dudas, éstas se convirtieron en rencor y odio por tu abandono, hasta que la vida hizo que me olvidara de ti. - Dije y tomé una pausa para terminarme la cerveza. - No seguiría poniendo mi vida en pausa porque decidiste dejarme de un momento al otro, fue bastante indigno de mi parte y si, me casé Kassandra levantó los pedazos que dejaste y los unió y no podría estar más agradecido con ella por eso y muchas cosas más. - Terminé haciendo una seña de querer otra cerveza, las que solían vender no podían hacerme gran cosa, necesitaba muchas para comenzar a sentir el efecto, eso siempre lo había odiado.

 

- No me sueltes tu veneno... - Le contesté a sus felicitaciones, no entendía que buscaba, si había venido a provocarme no aguantaría mucho y me iría. A estas alturas no tenía ninguna necesidad de pelear con gente de su pasado y menos con quienes habían salido de mi vida por su elección, no volvería a lastimarme la misma mujer, hacía tanto que decidí eso, cuando empecé a dejarla ir e intentar perdonarla por sus acciones que no creía que hiciera para lastimarme pero tampoco podía ser tan poco responsable con la vida de la gente que tenía al rededor y menos de su pareja en ese momento.

 

@Ariadna Macnair Gryffindor


En el tema: La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

02 agosto 2020 - 08:50

Groter Shulton Granpié

 

La cerveza llegó unos minutos después, tan pronto como llegó dejaron un cenicero sobre la mesa, quizá se había fijado en la caja de cigarros que dejó en la mesa el mago y lo habían ofrecido. El lugar no era desagradable, tampoco el mejor que había visitado, pero si unía la experiencia que estaba por vivir y el lugar, quedaban perfectas juntas. Cierta parte del lobo quería culpar a la bruja por haberlo dejado de ese forma, otra parte quería escuchar lo que fuera a decir, ya vería como sucedían las cosas. Tomó la cerveza y bebió casi media botella de un solo trago, estaba tenso y eso podía verse a simple vista.

 

El mago se giró al ver a la bruja, tenía tanto tiempo que no la veía, pero recordaba perfectamente, el silencio se hizo presente entre ambos mientras la estudiaba. Se veía muy bien la desgraciada, sabía que siempre la había considerado una mujer de su tipo y se preguntaba cuáles serían sus intenciones al presentarse de esta forma después de pedirle verse. - Jamás me negaría a verte, menos por todo el cariño que te tuve en el pasado. - Esas palabras estaban listas para herir como dagas, ni las había pensado, solo salieron mientras con una mano la invitaba a sentarse. 

 

- ¿Por qué vienes vestida así? - Le preguntó mientras hablaba rápido, evidentemente nervioso y jugando con la etiqueta de la bebida, quitándola poco a poco. - No me mal entiendas, te queda muy bien pero no entiendo nada si acaso tus intenciones no son solamente hablar ten claro que suficiente daño me has hecho, ahora no puedes aparecer cuando quieres viéndote así y esperando que todo sea como antes, estoy casado. - Soltó todo esto sin dejar que la bruja dijera una sola palabra, los brazos le temblaban un poco y sabía que era una reacción exagerada, ella apenas había llegado y podía vestirse como quisiera, pero se sentía atacado.

 

Suspirando y cerrando los ojos por unos largos segundos en los que no dijo nada más de repente continuó. - No me mal entiendas, te queda muy bien eso, tan solo que me sorprende que eligieras esa ropa para esta reunión... En tu carta ponías que querías hablar, siempre puedes hablar conmigo, nunca lo dudes. - Durante las horas anteriores había pensado que la bruja podía tener problemas y por eso lo había buscado y en la Orden siempre le habían enseñado a ayudar, es más en la manada siempre se ayudaba al que lo necesitaba, era parte de sus principios. - Habla antes de que siga diciendo cosas sin sentido... - Susurró mientras volvía a beber la cerveza a pequeños tragos.

 

@Ariadna Macnair Gryffindor