Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Groter Shulton Granpié

Miembro desde 27 abr 2013
Última actividad ago 20 2020 00:35
*****

#5358133 La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 07 agosto 2020 - 08:23

Groter Shulton Granpié

 

El licántropo nunca había sido poco empático y menos rencoroso pero en este momento le costaba ponerse en el lugar de la Macnair y si esta era la última vez que la veía quería terminar bien las cosas, muy en el fondo el mago sabía que debía dejar los reclamos pero tampoco actuar como el inepto que era cuando lo dejó esperando durante semanas sin siquiera aparecer. - Eso sucede cuando te alejas durante mucho tiempo, la gente sigue con sus vidas... - Le comentó ante su respuesta sobre saber si la gente que le importaba se encontraba bien.

 

- Pues gracias entonces... - Le respondió ante su negativa de felicitarlo con dobles intenciones, es verdad el licántropo estaba muy a la defensiva y hasta cierto punto era la única actitud que se permitía para afrontar la reunión, por más que las cosas ya no fueran como antes ella tenía un significado en su pasado y creía en la posibilidad de perdonas a las personas así como de sanar las historias antiguas, era algo que ambos se merecían.

 

- Entiendo lo de la enfermedad, pero hasta que punto crees que todo esto es egoísta, sin contar nuestro pasado. Me pides vernos para que puedas sanar, para que puedas dejarme atrás, pensé por un absurdo momento que intentarías disculparte por lo sucedido. - Al final había soltado el también sus intenciones para asistir a la reunión, se sentía merecedor de una disculpa, al final creía que las cosas no eran su responsabilidad. ¿Esperaba acaso una carta avisándole que continuaría con su vida y que le llegara a quien sabe donde? Esa siempre había sido la línea de pensamiento que había seguido el mago durante los años transcurridos.

 

- Espero puedas perdonarte por lo que hiciste y perdonarme por lo que crees o usas como pretexto que hice o me convertí porque no sé de que hablas. - Tomó la segunda cerveza mientras intentaba calmarse y al final se animó a preguntar. - ¿Por qué te fuiste? - Dejó la pregunta en el aire, pero tampoco podría saber si al final le diría la verdad de por qué había actuado como lo hizo, aunque una parte quería ser que no había sido culpa del licántropo.

 

@




#5357858 La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 03 agosto 2020 - 20:19

Groter Shulton Granpié

 

A decir verdad conocía lo que sucedía con el mundo, pero no estaba muy cerca de los lugares con gente, tras casarse e iniciar esa nueva vida tras unos meses decidimos ir a criar a nuestros hijos a un lugar más cercano a la naturaleza y a nuestras raíces de licántropos, bueno al menos las mías que eran de Irlanda, así que tras discutirlo un tiempo comenzamos a construir una cabaña con todo lo necesario y nos mudamos en medio del bosque, pero nos manteníamos en constante interacción con el mundo mágico, Kronoterun viajaba por la correspondencia y así me había llegado la carta de Ariadna.

 

- Lo siento, pero parecía que lo hiciste a propósito, no tengo mucha idea de esta reunión y sabes que eso te sienta bien. - Le contesté bajando la mirada a la botella de cerveza que se encontraba casi vacía, sentía el calor en las mejillas, quizá era una locura y solamente estaba molesto porque decidía aparecer cuando se suponía que no debía hacerlo, ahora tenía una vida de manual con esposa, hijos y tan cercana a la naturaleza como se podía, cosas que siempre había querido.

 

- No te equivoques Ariadna. - Comencé a contestar molesto. - Si quise saber los motivos, esperé a que volvieras para explicarme, lo hice por mucho tiempo lleno de dudas, éstas se convirtieron en rencor y odio por tu abandono, hasta que la vida hizo que me olvidara de ti. - Dije y tomé una pausa para terminarme la cerveza. - No seguiría poniendo mi vida en pausa porque decidiste dejarme de un momento al otro, fue bastante indigno de mi parte y si, me casé Kassandra levantó los pedazos que dejaste y los unió y no podría estar más agradecido con ella por eso y muchas cosas más. - Terminé haciendo una seña de querer otra cerveza, las que solían vender no podían hacerme gran cosa, necesitaba muchas para comenzar a sentir el efecto, eso siempre lo había odiado.

 

- No me sueltes tu veneno... - Le contesté a sus felicitaciones, no entendía que buscaba, si había venido a provocarme no aguantaría mucho y me iría. A estas alturas no tenía ninguna necesidad de pelear con gente de su pasado y menos con quienes habían salido de mi vida por su elección, no volvería a lastimarme la misma mujer, hacía tanto que decidí eso, cuando empecé a dejarla ir e intentar perdonarla por sus acciones que no creía que hiciera para lastimarme pero tampoco podía ser tan poco responsable con la vida de la gente que tenía al rededor y menos de su pareja en ese momento.

 

@




#5357699 La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 02 agosto 2020 - 08:50

Groter Shulton Granpié

 

La cerveza llegó unos minutos después, tan pronto como llegó dejaron un cenicero sobre la mesa, quizá se había fijado en la caja de cigarros que dejó en la mesa el mago y lo habían ofrecido. El lugar no era desagradable, tampoco el mejor que había visitado, pero si unía la experiencia que estaba por vivir y el lugar, quedaban perfectas juntas. Cierta parte del lobo quería culpar a la bruja por haberlo dejado de ese forma, otra parte quería escuchar lo que fuera a decir, ya vería como sucedían las cosas. Tomó la cerveza y bebió casi media botella de un solo trago, estaba tenso y eso podía verse a simple vista.

 

El mago se giró al ver a la bruja, tenía tanto tiempo que no la veía, pero recordaba perfectamente, el silencio se hizo presente entre ambos mientras la estudiaba. Se veía muy bien la desgraciada, sabía que siempre la había considerado una mujer de su tipo y se preguntaba cuáles serían sus intenciones al presentarse de esta forma después de pedirle verse. - Jamás me negaría a verte, menos por todo el cariño que te tuve en el pasado. - Esas palabras estaban listas para herir como dagas, ni las había pensado, solo salieron mientras con una mano la invitaba a sentarse. 

 

- ¿Por qué vienes vestida así? - Le preguntó mientras hablaba rápido, evidentemente nervioso y jugando con la etiqueta de la bebida, quitándola poco a poco. - No me mal entiendas, te queda muy bien pero no entiendo nada si acaso tus intenciones no son solamente hablar ten claro que suficiente daño me has hecho, ahora no puedes aparecer cuando quieres viéndote así y esperando que todo sea como antes, estoy casado. - Soltó todo esto sin dejar que la bruja dijera una sola palabra, los brazos le temblaban un poco y sabía que era una reacción exagerada, ella apenas había llegado y podía vestirse como quisiera, pero se sentía atacado.

 

Suspirando y cerrando los ojos por unos largos segundos en los que no dijo nada más de repente continuó. - No me mal entiendas, te queda muy bien eso, tan solo que me sorprende que eligieras esa ropa para esta reunión... En tu carta ponías que querías hablar, siempre puedes hablar conmigo, nunca lo dudes. - Durante las horas anteriores había pensado que la bruja podía tener problemas y por eso lo había buscado y en la Orden siempre le habían enseñado a ayudar, es más en la manada siempre se ayudaba al que lo necesitaba, era parte de sus principios. - Habla antes de que siga diciendo cosas sin sentido... - Susurró mientras volvía a beber la cerveza a pequeños tragos.

 

@




#5357696 La Taberna de la Tia (MM B: 78619)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 02 agosto 2020 - 07:52

Groter Shulton Granpié

 

Llegó unos quince minutos antes de la cita, no conocía el lugar y tampoco tenía mucho tiempo de salir, desde que había decidido casarse su vida dio un cambio de 180 grados, ahora era un padre de familia y un esposo y aunque ninguna de las dos facetas le salían de forma ejemplar estaba volcado en sus actividades a la familia desde hace tiempo, pero en el momento en que llegó la carta Groter tuvo que asistir, muy en el fondo sabía que tenía un asunto sin terminar con aquella bruja que por tanto tiempo le había guardado rencor, todo eso antes de la aparición de Kassandra y el cambio de mentora a pareja hace un poco más de tres años.

 

Tan solo pudo contestar con el punto de la reunión, como no tenía mucha experiencia reciente de qué locales visitar pidió una recomendación y le recomendaron el lugar, así que contestó la carta con la hora y lugar de encuentro con la bruja después de dialogarlo con su pareja, ella sabía de su pasado y tan solo iba con la firme intención de cerrar un capítulo, reclamar lo que debía y perdonarla, porque durante tanto tiempo la había esperado que era difícil verla cada vez que solía aparecer y desaparecer.

 

- Una cerveza por favor. - Pidió el licántropo, que venía con sus típicos jeans y playera lisa de color negro marcada por el enorme cuerpo con que se movía. Los años no habían hecho mucho en su aspecto, quizá salían un par de canas en el cabello y barba mal arreglada con la cual siempre cargaba, las cicatrices solían llamar la atención por los grandes brazos que quedaban expuestos con la ropa que solía usar. Se dispuso a esperar a la bruja que tantos problemas le había causado en el pasado, más por su ausencia que por sus visitas y sobre todo esa cerveza, parecía ser una noche agradable para beber unas cuantas de estas.

 

@




#5357694 • Mansión de la Familia Macnair • (MM B: 86385)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 02 agosto 2020 - 06:59

Miles Tendrick

 

 

La reacción de la bruja no había sido lo que esperaba, de un momento al otro y sin previo aviso había dejado el juego de lado y empezaba a hablar de temas quizá demasiado importantes para ella, o quizá simples pretextos para no dejarse avanzar por algo que había sucedido, quizá en el terreno social, quizá en algo más privado, pero no tenía ganar de resolverle la vida a alguien más, si tenía problemas debería arreglarlos primero, si ella quería estaría ahí para ayudarla como haría cualquier persona, pero si se negaba a recibir ayuda y confiar un poco entonces no podía hacer gran cosa por ella en este momento y con esa actitud tampoco me quedaban muchas ganas.

 

- Bueno quizá tengas razón, pero no me importa, no vengo aquí a conocer tus razones de ser así o a rebuscar en tu pasado, lo cual te seré sincero. Todos cargamos con uno de esos y jamás es tan pesado como cuando decides llevarlos tu sola. - Le comenté mientras veía sus movimientos, se alejaba, aunque intentaba hacerse la fuerte podía ver claramente a una niña asustada intentando alejar a cualquiera que se acercara a ella, me daba un poco de pena y ganas de acompañarla, ni siquiera ayudarla sino lo quería, pero dentro de ella sufría y eso era bastante evidente. Cuando amagó con tomar la toalla de las sillas en donde platicábamos al principio entendí que debía marcharme. 

 

Así que mientras explicaba que quizá era demasiado pronto para conocer a alguien comencé a salir del agua y me dirigí a buscar mi varita, con un movimiento acerqué una toalla extra que había cerca. Comencé a secarme sin decir una palabra, para después girarme a verla y contestarle. - Tranquila, no fue una pérdida de tiempo, ahora sabes que no estás lista para conocer a alguien y quiero entenderlo, pero tampoco soy un bueno lidiando con el rechazo, así que será mejor que me marche. - Con otro movimiento de varita me vestí con la ropa que traía antes dejando el short bien doblado sobre el respaldo de una silla cercana. - Gracias por la invitación, si te das cuenta que quieres mi compañía sabes donde buscarme. Pero debo decirte algo, muchas veces he esperado gente en mi vida, a que el momento sea bueno o perfecto pero termina siendo una desgracia o simplemente no funciona, así que esperaré un tiempo justo para que te encuentres mejor, pero no esperaré por siempre, yo quiero conocerte, compartir tus cargas y miedos incluso sin conocerlos, sé que no todos somos un libro abierto y lo respeto. - Comencé a guardar mis cosas en los bolsillos, antes de retirarme encendí un cigarrillo y puse la gabardina sobre mi brazo haciendo tiempo para que dijera algo. 

 

- No me importa quien seas, o quien hayas sido más bien, conocí las palabras de la actual Ariadna y no mentiré me atrajeron a esta reunión, no quiero conocer a una versión vieja y mucho menos juzgarla, pero no me quedaré a ser la segunda opción de nadie, ni siquiera de una... - La miré de arriba para abajo un poco serio - bruja y mujer con buena redacción y personalidad interesante. - Completé dando una calada al cigarro y soltándola poco a poco en una línea recta perfecta y bien formada de humo, luego estiré la mano hacia ella en forma de despedida. - Es un gusto volverte a ver Ariadna, espero saber de ti pronto. - Esperaba que me diera la mano y dijera algo, aunque no confiaba en que lo hiciera, ¿dejaría de torturarse con todos esos problemas y dejarse vivir un poco o seguiría huyendo como lo hizo los últimos años?

 

@




#5357292 • Mansión de la Familia Macnair • (MM B: 86385)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 30 julio 2020 - 08:32

Miles Tendrick

 

Fue evidente tras el momento en que se acercó que no había resultado nada cómo para ella, aunque evidentemente no lo podía saber porque apenas y había convivido con ella en persona llegó el sentimiento de culpa o de sentirse extraño por haber actuado así, aunque no podía ser tan poco regular que la gente actuara de esa forma o quizá si había exagerado al final apenas eran unos extraños en cuanto a cuerpos se trataba... Era extraño pensarlo así pero era la realidad. 

 

- Entiendo, fue bastante tiempo así que habrá muchas cosas que ordenar y volver a adaptarse. - Le contesté mientras comenzaba a caminar de vuelta hacia la silla en la que estaba sentado, antes de hacerlo tomé la gabardina y la desabroche, luego la colgué en el respaldo del asiento, llevaba una playera negra también, lisa y sin mucho de especial, realmente no había pensado esto muy bien. - Eso esta perfecto, muchas gracias. - Contesté a su pregunta y le dediqué media sonrisa antes de sentarme, necesitaba relajarme, este no era yo, no normalmente al menos.

 

Tomando asiento saqué las cosas que me molestaban dentro de los bolsillos, sentí la cartera, la varita, un celular para situaciones muggles con quienes tenía bastante que arreglar y un paquete de cigarros, así que los saqué y ofreciéndole uno le pregunté.- ¿Te molesta si prendo uno de éstos? - Recordaba que cuando era joven éstos me habían servido para relajarme ante las situaciones sociales, me lo había  mostrado Groter y ahora solía fumar un par al día como mucho.

 

@




#5170104 ~Mansión de la Familia Gryffindor~ (MM: B 104490)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 12 mayo 2018 - 00:46

Groter Shulton Granpié

 

Tras largos meses había pospuesto la situación de ver a la pelirroja, pero tenía algo que contarle y la extrañaba mucho, así que le había pedido verla en la mansión para tomar un café y ponernos al día. Antes eramos inseparables, con el tiempo y las actividades después de su partida de la Orden nos habíamos estado alejando paulatinamente hasta este momento en que apenas y sabíamos uno del otro y casi siempre por terceras personas.

 

El ya no vernos no era cuestión de uno, ambos habíamos dejado de lado el vernos constamente al no contactanos o escribirnos y cada vez que pensaba en eso me sentía bastante triste, ella siempre había sido importante en mi vida, la extrañaba y a ratos temía que las cosas hubieran cambiado tanto que no fuera así para los dos.

 

Así que había preparado una mesa en los jardínes y Kronoterun nos iría a ver para llevarnos café y galletas tan proto se presentara. Estaba en la sala, esperando la llegada de la pelirroja como habíamos acordado en las cartas que habíamos intercambiado la semana pasada, estaba ansioso, le daría un fuerte abrazo y quería comprobar como iban las cosas entre nosotros, aunque sabía que al verla todos los temores se irían.

 

@Arya Macnair




#5127387 ~Mansión de la Familia Gryffindor~ (MM: B 104490)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 03 enero 2018 - 04:58

Groter Shulton Granpié

 

La vida de casado no iba mal, aunque cuidar a los dos niños me dejaba menos tiempo del que me hubiera gustado para hacer cosas con mi amada esposa, por esa razón le había pedido a Kronoterun que cuidara a los niños esta noche, aún estaba nevando mi momento favorito del año, y más si se trataba de un nuevo comienzo, así que había invitado a la Weasley a tener una bonita cena juntos, sin los niños para platicar y pasar un tiempo de calidad como pareja, había comprado algo de comida típica de la temporada, algo de pasta y un poco de pavo, aún quedaban establecimientos que vendían comida navidaña y decidí aprovechar.

 

Estaba frente al espejo mirandome, traía el cabello suelto y peinado, aunque algo revuelto tal como me gustaba, estaba por debajo de los hombros, la barba bien recortada y vestía con una playera de color negro algo ajustada, unos jeans grises y unos tenis negros, mientras miraba el espejo jugaba distraidamente con una liga que tenía en la muñeca derecha esperando que llegara la castaña, abajo estaba todo preparado, en la terraza una mesa para dos con velas encendidas y esperando por nuestra llegada.

 

- Ya todo está listo, que pasen un buen rato. - Escuché la voz de Kronoterun seguida por la puerta, me dirigí a la cama y tomé la caja de chocolates y las flores que le había traido a Kass, no celebrabamos nada en especial, simplemente el hecho de estar juntos y que se me había antojado organizar algo para los dos, debían faltar minutos para que llegara y no sé porque estaba nervioso, como tal vez una primera cita o algo así, no lo sabía pero me alegraba sentir las mariposas en el estómago y todo eso, me hacía sonreir pensar en ella y pensaba en ella casi siempre.

 

@Kassandra Weasley




#5116414 Castillo Evans McGonagall (MM: B 97458)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 22 noviembre 2017 - 08:50

Groter Shulton Granpié

 

 

- Si, tiene sentido, todos parecen caminar hacia allá... O tal vez solo sea la fila para el baño o la comida, sabes como se ponen esos lugares en este tipo de fiestas... - Le dije bromeando mientras seguía los pasos de la castaña y miraba al rededor, buscando alguna cara conocida, no guardaba muchas esperanzas. Hacía tiempo que las salidas sociales eran algo monótonas, la gente era la de siempre, rostros conocidos pero nadie dentro, prefería pasar el tiempo en casa con los niños o con mi nueva esposa. Ademas ella era mucho mejor que yo en este tipo de cuestiones.

 

- Ohhh claro un amigo... - Dije con un susurro sin poder evitarlo, solté una risa nerviosa por el comentario y esperé a que la castaña arreglara lo que acababa de hacer. - Mucho gusto. - Imité la reverencia que acababa de hacer la joven de forma exagerada. En realidad la conocía muy poco, todo por Kassandra, pero me caía bastante bien lo que conocía de ella y quería evitar algún momento incómodo con bromas.

 

- Cuanta indiscreción. - Dije volteando a ver a la Weasley para marcar el momento, divertido los miré a los dos y luego puse una cara de alguien que espera explicaciones, como si no llegara a entender que era lo que estaba pasando. Me sentía con bastante confianza para molestar a los jovenes con la castaña a mi lado, claro que si los hubiera encontrado solamente yo no me habría atrevido a soltar ese tipo de comentarios, por lo regular era bastante reservado, pero las reuniones me ponían nervioso y prefería que alguien más fuera el centro de atención, así que me aferraba a la oportunidad que se me presentaba. 

 

@Kassandra Weasley @Junnyco Wright @Noah Lockhart




#5012902 Avant Garde (MM B: 108676)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 31 octubre 2016 - 18:23

Groter Shulton Granpié

 

Seguido por el susto por la amenaza de la chica hacia mi, por haber entrado sin avisar, se acercó la Weasley a mi y comenzó a darle una explicación acerca de quién era, la verdad es que al venir no me hubiera imaginado que me amenazarían con una varita. Claro, tenía miedo al saber que conocería a las amigas de la castaña y eso me tenía suficientemente nervioso como para pensar que algo aparte de la cotidiana interacción que podría tener con las chicas pudiera sobresaltarme de tal forma. Fue poco lo que necesité de mi hermosa Kassandra para sentirme de nuevo en un punto medio de confianza.

 

No pasaron ni treinta segundos para que otra de las amigas de la castaña apareciera para hacer algunas bromas mas, al parecer eran un grupo divertido, claro que parecía divertido cuando el objeto de su diversión no era yo. Me giré para saludarla, aunque me distrajo por un segundo su rostro, la cara burlona que ponía, esa sonrisa que parecía querer aprovecharse del buen comportamiento que tendría ante cualquier situación. Siempre había pensado que era muy importante lo que los amigos de una persona pensaran de su pareja y aún más importante lo que tu pareja podría pensar de tus amigos, así que me iría con cuidado.

 

- ¿Debí traer más de estas? - Le contesté refiriendome a la botella, bromeando y ocultando mi nerviosismo apretando ligeramente la mano de la Weasley, el contacto con su mano me daba más confianza y si al parecer sus amigas me iban a tomar en broma toda la tarde, yo tendría que comenzar a portarme de la misma forma. El primer paso era relajarme, necesitaba poder seguir las bromas y tal vez si en algún momento se cansaban podría conocerlas un poco.

 

- Bien, antes de que me sigan evaluando como pareja de Kass, me gustaría felicitarlas por el negocio, quedo espectacular... - Les mencione a las presentes, era verdad era un lugar muy lindo y seguro que podrían disfrutar de su creación tan pronto como decidieran abrir las puertas, no conocía un lugar parecido en el callejón, le caía a la perfección este lugar, así encontraban el mercado sin mucha competencia, lo que más se encontraba en el callejón eran locales nocturnos y de comida, de esos abundaban, así que caía perfectamente tener un nuevo negocio dedicado a algo completamente diferente.

 

@Kassandra Weasley @Little G. @Hilary J. Gryffindor.




#5005594 Planta Baja, trastienda: Criaturas Mágicas

Escrito por Groter Shulton Granpié el 08 octubre 2016 - 18:59

Groter Shulton Granpié

 

Había tardado más de lo que habría querido, pero al final lo estaba logrando, así que venía por las compras que llevaba tiempo queriendo, un par de criaturas para la colección, era bastante bueno cuidandolas, así que era momento de comenzar con mis propias criaturas, así que era el día indicado para buscarlas. Llegué tan temprano como pude y alegre para poder hacer la compra que quería, además estaba seguro de que Kass se alegraría de verme con las criaturas que llevaba tiempo diciendole que quería cuidar.

 

Al llegar me acerqué a tomar una de las fichas y listo para llenarlo me dispuse en silencio a llenar cada campo como era requerido, había llenado muchas de estas y llevaba tiempo sin equivocarme por lo que esperaba que esta vez no fuera diferente, por eso me tomaba las cosas con calma, solo era llenar papeles. Al terminar lo entregué con una sonrisa, estaba emocionado por lo que vendría pronto, así que me quedé esperando para saber si todo estaba en orden.

 

ID: 117436
Nick: Groter Shulton Granpié
Nivel Mágico: V
Link a la Bóveda Trastero: N°107644
Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: N°101224
Fecha: 2016-10-08

Nombre del producto: Augurey

Objeto, Criatura, Poción, Consumible o Libro de Hechizo: Criatura
Catalogación: XX
Puntos por unidad: 20 puntos
Precio: 1000 galeones

 

Nombre del producto: Aethonan

Objeto, Criatura, Poción, Consumible o Libro de Hechizo: Criatura
Catalogación: XX
Puntos por unidad: 20 puntos
Precio: 1000 galeones

Precio total: 2000 galeones
Total de Puntos: 40 puntos.
En caso de comprar una criatura, colocar el Rango Social del Comprador: Unicornios de Oro




#4993392 MacLaren`s Pub (MM B: 106726)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 27 agosto 2016 - 22:51

Groter Shulton Granpié

 

¿Aziid? No tenía claro cómo era que volvíamos al tema del mago, la verdad era que sabía lo mucho que le había costado terminar el tema del mago cuando éste murió, aún la tenía entre mis brazos y las dudas comenzaron a asediarme, cómo era que no me había dado cuenta que el tema del padre de Ámbar no estaba aún sepultado junto con él, suponía que el ver morir a Ámbar en esa especie de realidad le había traído todos los temas de vuelta a la cabeza, así que negué mientras seguía abrazandola, no había mucho que pudiera decir del mago, había sido un gran amigo y un buen aliado, pero jamás pude ver lo fuerte que era el lazo que los unía.

 

- Nunca es mala idea guardar algo de esperanza para lo que realmente queremos... Al final yo volví de una especie de muerte... Y casi intacto. - Comenté sintiendo como se separaba y comenzaba a sentarse en la silla, se veía cansada y claro que lo estaría, acababa de tomar una desición muy difícil y me había dado sus tesoros para guardarlos cuando ella los olvidara, yo podría acceder a esa parte de su memoria que con el tiempo ella dejaría atrás sin poder evitarlo y aunque me era muy doloroso podía verle una ventaja, habría cosas malas y que le partían el corazón que también se olvidaría.

 

- Deberías descansar, ¿quieres algo de comer o beber? - Le comenté mientras comenzaba a mover la varita mientras los trozos de ropa iban juntandose, nada como un buen hechizo para no perder la ropa por completo, al menos tenía una solución bastante sencilla. - Yo quiero una cerveza para todo esto y me explicarás mucho mejor todo esto que acaba de pasar... - Le dije refiriendome al tema de Ámbar y cómo le haríamos para sacarle de ahí, contaba conmigo y me parecía que debía tomar en cuenta que no se iría sin mi para sacar a la pequeña de donde ella creía que estaba en peligro, al final era una promesa y no sólo que le había hecho a ella sino a Brandon también, así que ese era mi deber.

 

@




#4993376 Segunda Planta: Pociones

Escrito por Groter Shulton Granpié el 27 agosto 2016 - 22:08

Groter Shulton Granpié

 

Pese a lo avanzado del mes había decidido por fin pasarme a comprar la poción, llevaba meses dejándolo atrasado pero era momento, tras decididr que le ayudaría a Kass a enfrentar su naturaleza Lycan junto con la mía sabía que no podía ponerla en riesgo así que necesitaba la poción para que no causara daña cuando realmente fuera un peligro y no pudiera contenerla, más valía ser prevenido que si algo malo pasaba sabía que no podría perdonarmelo ya que ella confiaba en mi y sólo dejaba que trataramos el tema por mis conocimientos, además quería que se conectara en esa parte de su ser, que pudiera aceptarse por completo.

 

Tomé uno de los formularios para comprar la poción y comencé a llenar los datos, lentamente y fijandome que no me equivocaba en ninguno de los campos, que ya me había pasado que me equivocaba y odiaba que eso sucediera así que lentamente comencé a asegurarme que todos los campos estuvieran llenos y correctos. Al terminar entregué la ficha con una sonrisa y agradecí. - Muchas gracias, espero todo sea correcto... - Comenté alegre.

 

ID: 117436
Nick: Groter Shulton Granpié
Nivel Mágico: IV
Link a la Bóveda Trastero: N°107644
Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: N°101224
Fecha: 2016-08-27
 
Nombre del producto: Poción de Matalobos

Objeto, Criatura, Poción, Consumible o Libro de Hechizo: Poción
Catalogación: AAA
Puntos por unidad: 40
Precio: 2000
 
Precio total: 2000
Total de Puntos: 40




#4993374 Primera Planta: Objetos Mágicos

Escrito por Groter Shulton Granpié el 27 agosto 2016 - 21:56

Groter Shulton Granpié

 

Este mes si que se me había hecho tarde para venir a gastar mis galeones, normalmente venía a principios del mes en cuanto recibía mi sueldo, pero este mes en específico me había tardado demasiado en pasarme, había estado algo perdido con el trabajo al principio, pero cuando tomé la desición de relajarme me la había pasado visitando mucho a Kass, esperarla a que saliera del trabajo o pasar los fines de semana con ella y unos cuantos acompañados de James y de Alicia, en realidad me había sentido bastante calmado al tomar la desición de cambiar de puesto que sentía que estaba siendo realmente feliz.

 

Al llegar me acerqué a tomar uno de los fomularios para poder llenar, en una de las reuniones con Revi y con Kass me di cuenta de la falta que me hacía una cámara de fotos, así que este era el momento para conseguirla, con algo de dinero que tenía del trabajo me había decidido a visitar esta planta y hacerme de la cámara de fotos de una vez. Cuando terminé de rellenar todos los datos me acerqué a dejarla y agradecí con una sonrisa. - Muchas gracias, espero que todo esté bien... - Le dije a quién me atendía.

 

ID: 117436
Nick: Groter Shulton Granpié
Nivel Mágico: IV
Link a la Bóveda Trastero: N°107644
Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: N°101224
Fecha: 2016-08-27

 

Nombre del producto:  Cámara de Fotos Mágica

Objeto, Criatura, Poción, Consumible o Libro de Hechizo: Objeto
Catalogación: AA
Puntos por unidad: 20P
Precio: 1000G


Precio total: 1000G
Total de Puntos: 20P




#4991489 MacLaren`s Pub (MM B: 106726)

Escrito por Groter Shulton Granpié el 21 agosto 2016 - 18:24

Groter Shulton Granpié

 

Pese a lo que para mí significaba ser ese enorme y maldito lobo la bruja pareció no importarle ni un poco, siguió el tema como si de nada se trataba, así que cuando respondió que no eran ciertas las cosas que se decían sobre ella no me quedó otra que estar completamente de acuerdo, ella nunca me mentiría los años de amistad y la unión que teníamos hacía que creyera en ella, incluso si me dijera que saltar de la colina más alta porque eso era lo mejor, lo haría con los ojos cerrados, como sabía que ella confiaba en mí, así que no me vi en la necesidad de dudar en sus palabras ni un segundo cuando ya comenzaba a pensar en otra cosa.

 

Cuando comenzó a hablar sabía de quién hablaba, seguramente no se había enterado por su reciente desición, pero habíamos encontrado a Nathan hace poco, después de que muchas cosas hubieran pasado Nathan estaba de regreso, lo habíamos salvado de la torre en la que se encontraba encerrado, ahora estaría descansando, después de los cuidados médicos que había tenido que darle lo había forzado a dormir, había estado en pésimas condiciones durante demasiado tiempo. No sabía si tenía que ser yo el que le diera la noticia sobre todo por lo que había pasado de haber dejado la Orden, así que guardé silencio y me limité a abrazarla con torpeza por mi nueva forma.

 

Suspiré cerrando los ojos con fuerza, como su cerrarlos me fuera a sacar de ahí o fuera a hacer que dejara de llorar mi mejor amiga, pero pronto comencé a sentir como volvía a cambiar, como regresaba a mi forma humana que estaba cubierta por lo que fue algún día mi ropa, ahora tan solo me colgaban harapos. Besé a la bruja en la cabeza, no encontraba las palabras para reconfortarla, no podía darle la noticia de que había cumplido la promesa, que lo había traído de vuelta a casa, que se lo estaba por devolver. - Ya volverá, él se encontrará bien y estoy seguro de que lo tendrás de vuelta... - Lo dije en un susurro, no sabía si hacía lo correcto, pero tenía que decir algo.

 

- Yo lo siento mucho, lamento no haber estado ahí para salvar a Ámbar, para salvar a Nathan, para cuidarte... Todo es mi culpa, pero lo voy a solucionar... - Le dije sin dejar de abrazarla con fuerza, no sabía si yo era el que podía arreglar las cosas, pero al menos era una promesa de que no la iba a dejar sola, de que podía confiar en que estaría más cerca que antes, que me dedicaría a cuidarla como lo había hecho antes, que aunque no podía hacer que todo cambiara, podía evitar muchos problemas, enfrentaría hasta la misma muerte para que ella estuviera lo mejor posible, esa era mi promesa.

 

@