Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Galery Grindelwald Malfoy

Miembro desde 14 sep 2014
Última actividad may 06 2017 05:00
*****

Mensajes que he realizado

En el tema: Hola joven vampiro presentandose

28 diciembre 2016 - 21:11

Hola!
Un enorme placer conocerte y darte la bienvenida a este mágico lugar igualmente me fascina tener buenas amistades
Soy Galery Grindelwal hija única y heredera del señor de la muerte :lol:
Soy matriarca de la familia, te invito cordialmente a ser parte de ella
Mi nombre real es Ruth
+526564437252 para cualquier duda
Besos

En el tema: ♔ The Ramen Kingdom ♔ (MM B: 106259)

06 diciembre 2016 - 04:34

Galery sentía que su sangre se aceleraba un poco, no había percibido la presencia de Takeshi a pesar de conocerle bien y de conocer el lugar y sus sonidos como a su misma respiración y ritmo, la rápida e inesperada reacción de Talia la había sacado un poco de sus casillas, sin embargo no de manera negativa, se sintió un poco avergonzada de que a pesar de tener la práctica que tenía y el rango alto dentro de su bando, le pasó desapercibido ese detalle, guardo la cuchilla en su bolso y limpio la mano de su administrador mientras escuchaba la recomendación de Talia.
 
Lamento si te incomodo la presencia de Takeshi Talia, sin embargo como administrador del lugar posee toda mi confianza, puedes retirarte Takeshi, si sientes algún malestar te acompañare a San Mungo, externo sus sentimientos en ese momento, Galery era de carácter fuerte y de alguna manera le incomodo la agresión contra su empleado, más que nada porque se sentía capaz de defenderse a sí misma.
 
El joven oriental negó con la cabeza a la pregunta de la Grindelwald, sin embargo susurro algo a la peliplata al oído, esta asintió de manera positiva dándole la orden de que tomara la decisión más pertinente; lo observo retirarse haciendo una reverencia frente a ambas mujeres, sin dejar de observar a la pelirroja que a su vez hacia los mismo. A lo lejos tafu observaba la escena un poco preocupado, el elfo era tímido y fácilmente impresionable.
 
Bueno, respiro profundamente  ─Te agradezco mucho que de alguna manera quisieras protegerme de…algo, sin embargo te puedo asegurar que no es necesario, tal vez mi aspecto no sea el de una mujer capaz de hacerlo, pero te aseguro que los soy, su semblante era tranquilo mientras hablaba y caminaba lentamente hacia el estanque.
 
Quería advertirme de la presencia de una afiliada, sin embargo he cambiado un poco las reglas respecto a los afiliados y socios, ningún negocio funciona con empleados o socios que no trabajan, su voz era suave y gentil mientras su frustración se disipaba.
 
A la orilla del lago artificial había unos brotes de lirios blancos, la muchacha abrió sus manos con las palmas hacia el piso sin mover un solo musculo más, los brotes comenzaron a crecer y florecer llenándose la orilla de hermosos lirios blancos. Fue una demostración inane de solo un poco de lo que era capaz de hacer sin una varita, Cerro sus manos y las mismas flores que florecieron un segundo antes se secaron hasta la raíz.
 
Se giró a observar a la muchacha de cabellos de fuego y sonrió de manera inocente. Era una Grindelwald después de todo. Le hizo una señal para se aproximara a la mesa donde estaba sentadas unos minutos atrás, tomo el tarro que había dejado ahí y bebió dando largos tragos del cítrico licor; sin duda alguna era exquisito, limpio sus labios y continuo.
 
¿Quién eres en realidad Talia? Me agradan las personas como tú, me seria de mucha ayuda entenderte mejor, no es simple curiosidad es necesidad de saber quién está a mi lado, termino sus preguntas apoyando los codos sobre la mesa mientras entrelazaba los dedos y sostenía el mentón de su rostro sobre ellos. Sus ojos cetrinos se concentraron en las pequeñas manchitas anaranjadas en el sonrosado rostro de la pelirroja y poco a poco descubría que a cada minuto transcurrido la compañía de esa mujer le parecía mas fascinante.
 
 

En el tema: Cuentos de Navidad

06 diciembre 2016 - 03:08

Hola! 

Vengo con una sola pregunta,  para los cuentos no se tomara en cuenta lo largo o sea, cantidad de lineas párrafos o cuartillas (??) xD

 

Suelo escribir demasiado y siempre me voy de largo, por eso me preocupa, y creo que solo es eso, esta vez no podre participar en todo u.u porque no sabia que se haría el concurso de esta es mi navidad ya que tambien hice todos los adornos xDD :love: 

 

Gracias!! 


En el tema: .: Mansión Riddle :. (MM B: 92561)

05 diciembre 2016 - 01:27

TvUYJSL.png

 

 

Durante los primeros años de relación con Draco Malfoy, la señorita Greengrass se había percatado de lo poco que su futuro esposo le comentaba acerca de sus momentos como seguidor de Lord Voldemort. Pero claro, una vez convertida en la Señora Malfoy, esa poca información que poseía se vio multiplicada por las interminables noches en las que Draco terminaba envuelto en sudores, con las manos frías, temblando; una imagen muy distante de la que proyectaba todos los días una vez que despuntaba el alba. Luego de intentar discutir el tema con su suegra, apelando a la ternura maternal que asumió existía en todos, decidió tomar el toro por los cuernos.
 
Luego de tantos años y tantos cambios, no valía la pena que el Malfoy se atormentara por cosas que había hecho convencido o coaccionado por los ideales que se habían enraizado en la familia durante tantos años. Muestra de aquel "querer cambiar" había sido su misma boda con ella, Astoria Greengrass, rompiendo el compromiso no escrito que tenían los Malfoy con Los Parkinson, hizo que lo que ningún sangre pura mortífago había hecho hasta ese momento: casarse por amor.
 
Y Astoria debía dar la talla.
 
Buscó el mejor regalo para Draco, un pensadero de plata, con dragones tallados en la base, como si mil cabezas de dragón sostuvieran cada recuerdo que ahí debía depositarse. Pero claro, teniendo un linaje tan antiguo como el que ella poseía, implementó un hechizo adicional al artilugio. Cada vez que Draco Malfoy se libraba de un recuerdo que carcomía su alma con arrepentimiento y dolor, los ojos de un dragón se convertían en piedras preciosas incrustadas en el borde del Pensadero, encerrándose en él, para siempre. Evitando así, cada pesadilla causada por el remordimiento, liberando completamente al mago que dejara ahí sus culpas.
 
Años después de la muerte de Draco, el fantasma de Astoria continúo velando por el destino de sus descendientes, quienes uno a uno fueron engrosando las filas del bando tenebroso, preparándose para una nueva guerra por el poder en el Mundo Mágico. Ella no podía evitar el destino que siempre había estado marcado para ellos, pero al menos, de aquella manera, podía ayudarlos. Hay muertes que no significan nada, que son "una raya más al tigre", sin embargo, hay otras, que quiebran el alma.
 
Incluso hay momentos en la vida de un mortífago que nada tienen que ver con la muerte, pero si con lo fuerte que resultaba el lazo con los ideales oscuros, lo pesada que se volvía la cadena una vez tatuado el antebrazo. Familias separadas, hijos dejados de lado por protección, amores perdidos en el tiempo, amores asesinados *sí, ¿Qué otro camino había sí el afecto escogido recae en familias traidoras a la sangre?—, el pasado de todo mortífago tenía un quiebre, un momento de duda, en el que finalmente, optaron por honrar lo que se tatuaba en sus mentes "Semper Fidelis". Antes de todo, de todos, y por todos, estaba el bando, la fidelidad a él.
 
 Astoria continuó expandiendo su acto de fidelidad a los ideales primigenios de su marido, protegiendo poco a poco a todo mago oscuro que pudiera estar cerca del Pensadero Greengrass *como lo habían nombrado sus nietos muchísimos años atrás*.
 
Así es como, utilizando sus artimañas fantasmales, Astoria logró que su pensadero de plata apareciera en la mañana de aquel 25 de diciembre, en medio del recibidor de la Mansión Riddle (*), lugar dónde aquel mismo día se comenzarían con las celebraciones por finales de año y claro, Navidad. Una fecha que para la mayoría de personas significaba alegría sin límites, para algunos significaba tener que seguir escondiendo en lo más recóndito de sus almas, los arrepentimientos que la vida que habían escogido traía consigo.
 
Los encargados de decorar todo habían querido sacar el pensadero del lugar, porque no sabía cuál era su propósito, sin embargo, ni los AR más experimentados habían logrado mover el pedestal donde se encontraba. Aquello parecía magia perpetrada por las propias líderes, pero claro, siendo tan temprano, era imposible verificar la información. Eso sí, de tanto intentar moverlo, el eterno líquido esmeralda que se movía en el centro desprendió una luz, y pronto, sobre las cabezas de dragones que decoraban el borde del pensadero se pudo leer.
 
"Celebren mortífagos el camino elegido, dejando atrás toda cadena de amargura o arrepentimiento"
 
A.M.
 
Si, el fantasma firmaba su mensaje como Astoria Malfoy, porque a pesar de entender las razones del bando tenebroso, la familia Greengrass no celebraba los mismos ideales que su esposo. Si iba a ayudar, luego de su muerte, a los mortífagos, utilizaría para ella, el apellido que estaba ligado al bando, Malfoy.
 
Después de todo, aquel era el Pensadero Greengrass.

En el tema: .: Mansión Riddle :. (MM B: 92561)

03 diciembre 2016 - 05:45

La oscura noche se cernía sobre Ottery y el viento anunciaba ya la llegada del invierno, para los que no estaban acostumbrados al frío bien podría ser una noche helada, pero para ella era algo natural; por eso mismo no llevaba sobre los hombros más que una delgada capa de lana en color azul oscuro, con un delicado broche con el símbolo de las reliquias de la muerte y dos letras "G" engarzadas una con otra, incrustadas con turmalinas azules.
 
Se había alejado demasiado del castillo Grindelwald y a pesar de poder regresar a la hora que le diera la gana, simplemente con desaparecer, ese día prefirió seguir el rumbo que sus pies le dictaban, y ese rumbo fue el camino hasta las afueras del poblado, cerca de la colina al pie de la mansión Riddle. A lo lejos pudo ver la silueta de una persona observando desde afuera; se momento se alarmó pues la mansión era invisible para todos los que no pertenecían al bando.
 
Acelero sus paso dispuesta a hacer algo al respecto, llevaba su arma lista para actuar pero conforme se acercaba pudo distinguir la figura de Ishaya Tonks, era extraño como los últimos días se lo venía encontrando en lugares poco convenientes para el mago, si era miembro de la orden de Fénix y estaba solo tentando el terreno para algún ataque sorpresa, sin embargo recordó que desde hacía un par de semanas tal vez, no se escuchaba nada acerca de esa agrupación.
 
Guardó su varita sin embargo no bajó la guardia, y recordó que el joven hombre le había comentado que había tenido problemas con esas personas, inmediatamente después recordó el reporte que había leído sobre los miembros de la Guardia en el escuadrón de aspirantes, y el nombre del rubio estaba presente. Seguramente estaba ahí porque de alguna manera el compromiso que estaba a adquiriendo le permitía ver la mansión. Pronto lo descubriría.
 
Buenas noches Sr. Tonks, gusta usted acompañarme a entrar? O solo esta admirado la fachada, vamos a tomar algo caliente dentro si usted gusta acompañarme, lo saludo con amabilidad haciendo una venia, y después se adelantó y la verja que cerraba la entrada le dio paso franco, ella extendió la mano para invitar al mago a seguirla.
 
 
@Ishaya