Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Gabriel W Diggory

Miembro desde 15 feb 2016
Última actividad ene 13 2021 04:03
*****

#5270519 *¨* Soleil Noir *¨* (MM B: 112273)

Escrito por Gabriel W Diggory el 22 julio 2019 - 18:31

Desde que había obtenido el permiso de aparición practicaba yendo al Callejón Diagon para probar las tres des. Este día había elegido buscar un lugar agradable para tomar algo y pensar a qué dedicarme de ahora en más. Graduarse no era una situación sencilla, acababa de descubrirlo. Hasta ahora había disfrutado cursando, molestando a mi padre con las malas notas y finalmente, había sido para mí un desafío el graduarme. Y aquí estaba.

 

Caminé observando varias librerías, bares, cafeterías, algunos de ellos compartían la actividad. Era extraño como la gente adora tomarse un café junto a una buena lectura y los libreros o los bartenders, habían descubierto la ganancia extra de convinar ambas actividades. Varias fachadas llamaron mi atención, pero finalmente me decidí por una algo sobrecargada para mí gusto, pero me daba cuirosidad cómo mezclaban no solo la cafetería sino también la comida ya que indicaba que también el lugar era restaurant.

 

--Soleil Noir --repetí en voz alta observando las plantas y flores que colgaban del balcón --veremos qué tienes para ofrecer.

 

Apenas ingresé me sorprendí por encontrar puros libros, sí, era verdad que el cartel mencionaba en primer lugar el arte, pero pensé que habiendo bar y restaurant estos estarían en primer plano, pero me equivoqué. Dudé entre ir en busca del siguiente piso, donde esperaba hallar el bar o recorrer la parte de la librería.




#5267508 Familia Lockhart (MM)

Escrito por Gabriel W Diggory el 20 junio 2019 - 17:10

Ficha de Inscripción

Nick: Gabriel W Diggory
Edad: 20 (personaje)
Fecha de Cumpleaños: 20/12 (ambos)
País donde vives: Argentina
Parentesco que quieres tener con la matriarca o el resto de la familia: sobrino o primo  de Bodrik
Perteneces a otra Familia: ¿Cual? no, he estado pensando en crear la Diggory pero es mucho trabajo para alguien tan inconstante como yo
Seremos tu familia Sanguínea o Adoptiva:  no sé, pensaba que mi madre (italiana ficticia) tuviera una hermana o hermano, que hubiera estado en pareja con algún hermano o tío de Bodrik ¿es mucho lío?
Tienes Ficha y bóveda ya: Ficha - Bóveda

 

@Bodrik ¿me aceptas? *me arrodillo y le entrego un estuche con una plaquita de parentesco para que ella complete*




#5267386 Consulta a los Tutores!

Escrito por Gabriel W Diggory el 18 junio 2019 - 02:46

@Bodrik muchas gracias por tus respuestas mi querida tutora. Fui a ver en la ventanilla y me encontré que debido a mi vagancia puede que tenga un obstáculo ¿debo tener un familiar que esté graduado y que me de su consentimiento para poder tomar los exámenes de aparición y vuelo en escoba? No elegí ninguna familia ¿eso me deja fuera?




#5266873 Magia Avanzada XLIII

Escrito por Gabriel W Diggory el 11 junio 2019 - 22:48

Me quedé pensando en lo que había dicho la joven bruja que también estaba en la clase. Curioso, no había escuchado su nombre. En realidad había pensado que a quien salváramos podría venir a nuestro tiempo de regreso con nosotros. Sería un buen gesto, después de todo no habían recuperado todos los cuerpos del Titanic ¿o sí?

 

Me acomodé la cadena del reloj de bolsillo que formaba parte del sencillo pero elegante traje que había escogido, de color gris oscuro, con una camisa de cuello redondo y chaleco a tono. No sabía qué me hacía más gracia si el cuello de la camisa o mis zapatos casi acharolados. No podía negar que me gustaba la ropa elegante, y ésta no podía negar que sí lo era, pero igual, me causaba un poco de gracia mi aspecto, me recordaba al estricto de mi padre. Aunque esa idea me hizo sentir un hilo de frío recorriendo mi espalda, odiaba parecerme a él.

 

Pasé mi mano por los cabellos algo desaliñados ¿lo usaban más cortos en esa época? Quizás tuviera que engominarlos, como en las fotografías antiguas relacionadas con la época. Aflojé un poco el nudo de la corbata mientras me giraba a ver al profesor, para tener una cierta idea de cómo debería verme. La idea de lucir como alguno de los hombros del pasado era entretenida, ojalá fuera metamorfomago para cambiar mi aspecto. Me vería como un gentleman con bombín ¿eran de esa época no?




#5266789 Consulta a los Tutores!

Escrito por Gabriel W Diggory el 10 junio 2019 - 22:01

@Bodrik hola otra vez mi estimada señorita tutora que molesto cuando me pierdo y no sé cómo encontrarme :perv:
 
Te molesto porque tengo una duda respecto a 3 cosillas:
 
1. Permiso de Vuelo en Escoba
2. Permiso de Aparición
3. Conocimientos.
 
Me da vergüenza reconocer que no recuerdo dónde ver cuándo puedo solicitar los permisos y cuándo los conocimientos. ¿Me puedes guiar para ver eso? Llevo tantos años ocioso en este lugar y aún no me conozco el camino, doy pena :(


#5266650 Magia Avanzada XLIII

Escrito por Gabriel W Diggory el 09 junio 2019 - 21:10

Me sentía el ser más idi*** del universo. Había cursado tres veces mi quinto año en Hogwarts y el  séptimo pintaba para el mismo lado. Supe que mi tío Amos había salido de viaje, eso me relajaba un poco, aunque Kato estaba como loco. Había tenido que evitar veinte veces que se aplastara las orejas por no mandarme a tiempo a clases, ni que fuera su culpa.

 

—¿Mi tío sabe que la holandesa me secuestro? —la pregunta era un poco loca, la rubia de largas trenzas y  ojos azules me había seducido en una fiesta.

 

—El amo Amos dijo que lo vio salir de la fiesta con la hija de Van Pelsing pero ella volvió a los tres días a casa de su padre —respondió el elfo tendiéndome  el periódico par que viera cuántos días había faltado. ¿Y a quién le interesaba una primera plana de un futuro matrimonio de familias cuyos nombres poco conocía?

 

Fruncí el ceño, Kato estaba escondido atrás de la cafetera ¿en verdad me temía? Más bien a mi reacción, esa rubia taimada, ella y su amiguita habían estado jugando con la poción multijugos para que sus padres no sospecharan y yo  había caído como un bobo en sus redes. Maldición.

 

Tomé de nuevo la nota de la escuela y no la estrujé porque necesitaba las indicaciones. ¿Y ahora como hacía? El “No lleguen tarde” me pegaba en las narices. Aula 7 primer piso. ¿Encontraría a alguien allí?

 

—Kato, necesito dos favores —la cara de espanto de mi elfo fue una cosa hermosa, una oda al terror —vamos, vamos, tranquilo, lo primero será que  me lleves a Hogwarts y lo segundo que averigües todo sobre lo que necesito para sacar mis permiso de aparición, necesito rendir ese examen, es urgente para mí —de verdad lo era,  el par de amigas holandesas ya tenían sus permisos y se habían abusado de ello dejándome varado en medio de la campiña, sin ropa y a merced de sus jueguitos hummm, bueno, lo había pasado bien, pero ahora necesitaba volver a la realidad.

 

Mi elfo había dado un suspiro aliviado de que el pedido no fuera tan de otro mundo, así que me duché a alta velocidad, jeans oscuros, camisa y túnica, zapatos compuestos, para parecer más decente. Claro que con mi llegada a trasnoche no lo creería nadie. Mi elfo extendió su mano y cuando la tomé desaparecimos rumbo a Hogwarts.

 

Subir la escalera de dos en dos esperando que nada girase hacia el lado contrario fue un récord. Kato se había marchado para buscar la información que le había pedido y yo corría ahora por los pasillos en busca del aula siete. ¿Estaría a tiempo para cursar?

 

Golpee la puerta, expectante, y tras recibir la invitación pasé al aula correspondiente, los profesores y un par de compañeros ya estaban allí. No pasó mucho tiempo antes de que se presentaran. ¡Ja! Acababa de conocer a la Dama que se iba a casar, o no, según quién lo dijera en la nota de la que me quejaba en el desayuno.

 

—Madame Black Lestrange, un gusto conocerla, leí mucho de usted —, mi sonrisa más galante se la dediqué a ella y una inclinación de cabeza al profesor y a mis compañeros algo más que silenciosos—Profesor, soy Gabriel Diggory y ehmmm, ¿1912? —la fecha me sonaba —¿a una fiesta previa a la primera guerra mundial?  —claro que faltaban algunos años.

 

Si, de nuevo metí la pata, minutos después cuando todos nos habían presentado la bella dama y el profesor Weasley ¿sería pariente de los pelirrojos?, nos habían revelado que iríamos al Titanic. No podíamos evitar la catástrofe pero conocerlo sí. ¿Cuánto valdrían algunas reliquias de la majestuosa embarcación? Apunté con mi varita a un par de ropas y con un accio la traje hacia mí y con otro hechizo la intercambié por la mía.

 

—¿Qué veremos del lugar? ¿Algún mago famoso? ¿De verdad no podremos cambiar nada? Salvar a nadie, no sé, pregunto –de seguro me mandarían a volar, pero mi interés filantrópico, real de hecho, podía ocultar mi interés más mortal, mi bóveda necesitaba galeones y seguía pensando que buscar un trabajo cuando ni siquiera podía volar o aparecerme legalmente no era una opción que me agradara para nada.




#5264516 Magia Avanzada XLII

Escrito por Gabriel W Diggory el 12 mayo 2019 - 01:38

Escuché atento lo que me contaba el profesor, hasta qué punto sobreviviera, bueno, si había podido sobrevivir tantos años junto a mi padre, estaba seguro que era capaz de llegar muy adelante en mi vida. Solo tenía un problema, mis permisos de aparición y vuelo, no los tenía en Inglaterra, pero igualmente sabía que la magia no siempre funcionaba bien en Gringotts.

 

Asentí al oír lo de los tres jóvenes, claro, ¿cuándo había sido? Veintiocho años atrás si no me fallaba la memoria y las lecciones de historia. Sí, quizás distara mucho de ser un alumno ejemplar pero prestaba atención a mis clases y más bien mis expulsiones se debían al deleite de saber que mis actos sacarían de quicio a mi perfecto padre.

 

Mientras avanzamos flanqueados por la fila de mostradores hacia donde estaba el que parecía iba a ser nuestro guía, pensaba en la historia del robo de la espada y veía como nuestra joven compañera intentaba socializar con el muchacho oriental. Parecía que se conocían de antes, pero algo parecía no funcionar bien, los observé con cierto disimulo, poco, ok, nada.

 

La llegada al mostrador donde un duende salió a nuestro encuentro cortó mi tarea detectivesca. Observé al pobre duende, no tenía aspecto de araña ¿qué podía haber llevado a sus padres a ponerle semejante nombre? Aracnin.

 

—Un gusto señor Aracnin —dije mientras un nuevo y extraño planteo venía a mi mente ¿existían las duendas? Sabía a quién podría preguntarle, pero dudaba que la bella demonio quisiera saber de mí luego de mi repentina y abrupta desaparición. Mala, muy mala mía.  Cuando por fin alguien me atraía de verdad huía como un cobarde.

 

¿Revisión de varitas? La frase me hizo girarme para observar a los que serían encargados, fruncí el ceño, no me gustaba que tocaran por qué sí mi varita, pero lo entendía. Descolgué mi mochila, abriéndola, el contenido no era el más preocupante, plumas con hechizos de escritura, no necesitaban tinta, pergarminos, la manzana, eso sí era lastimero, parecía que era para el profesor. En este caso con gusto se lo daría a la damita de plata, pero ¡era mi almuerzo!

 

—Con cuidado señores, ella es muy delicada y sensible —guiñé un ojo a los encargados de revisar mi querida varita de laurel. Sus casi treinta y dos centímetros parecieron vibrar en mis manos en el momento que me desprendí de ella.  Como me temía uno de los encargados de la revisión revolvió un poco las cosas en mi mochila, me contuve de reclamar, raro, pero no quería perderme el viaje que me esperaba al otro lado de las puertas metálicas.

 

Mi interés por la telenovela había cambiado hacia el banco, al recuperar mi mochila guardé la varita en un bolsillo oculto en el lateral de mi pantalón y cerré ésta volviéndola a colocar a mis espaldas, estaba casi vacía. Los guardias habían mirado con mala cara que llevara un atado de cigarrillos muggles sin abrir en el bolsillo, aunque no tenía lumbre, ni la necesitaba, un incendio controlado me ayudaba, o incluso unas chispas. Pero era raro que fumara, salvo en presencia de mi padre.

 

En cuanto se sintió el chirrido de los carros me apresuré a elegir el asiento trasero de aquel  que había elegido el profesor. El duende iba allí y estaba seguro que de ambos podría aprender mucho de lo que ocurría allí. La parejita habían elegido el otro carro, puestos a la par, no presté demasiada atención a quien se sentaría a mi lado, si la profesora o mi compañero italiano.

 

La brusquedad con que nos movíamos me hizo llevar la diestra al costado, claro que no sé si serviría de algo sostener mi varita, no en alto, o la perdería. Jamás había imaginado que el recorrido fuera tan irregular. Vaya paseíto. Lo siguiente que supe, mientras miraba las paredes de piedra, húmedas y con lo que parecía restos de musgos y rastros de hechizos, fue que algo iba muy mal.

 

—¿Terremoto? —inquirí sorprendido mientras veía con asombro como trozos del techo se desplomaban, ahora si tenía a mi varita en la diestra. El profesor fue el primero en reaccionar y para mi sorpresa la siguiente fue Alondra.

 

—Morphos —me apresuré a decir mientras apuntaba a otro trozo con el tamaño suficiente para convertirse en un águila, el ave extendió sus alas sobre nosotros y lanzó un chillido de dolor por los pedregullos que le golpeaban. Estaba algo herido pero alzó su vuelo sobre nuestras cabezas protegiéndonos, tal cual su orden, para luego mantenerse frente a nosotros a la espera, lancé un episkey sobre él para que pudiera defendernos de algo más que pudiera surgir.

 

Me sorprendió la pregunta que nos hacía el profesor y volví mi mirada hacia lo que nos esperaba, un carro roto y un duende desmayado. Una vez más la castaña me sorprendió para bien.

 

—Estoy totalmente de acuerdo con ella —dije respaldando a mi compañera de clase y apunté hacia el duende —episkey, enevarte —la sangre había dejado de correr de su herida, no era un experto en primeros auxilios pero al menos estaría bien, por ahora y el duende parecía estar despertando, esperaba que no hubiera perdido la memoria y nos pudiera ayudar.

 

—Señor Arácnido ¿se encuentra bien? —e inmediatamente supe que había metido la pata, porque le había dicho mal su nombre, esperaba que el duende no me hubiera escuchado bien o al menos que no fuera resentido. Ahora solo restaba que él supiera cómo reparar el sistema de manejo del carro o comunicarse con sus compañeros para que otro carro no nos atropellara, quizás deberíamos hacer señales lumínicas o intentar enviar un mensaje, tal vez con el águila que había creado.




#5264405 Duelo Avanzado 42

Escrito por Gabriel W Diggory el 11 mayo 2019 - 04:00

@Arya Macnair Buenas noches profesora. Aprovecho para disculparme porque en la anterior clase me desaparecí. Paso a avisar que ya envié el PM con la tarea, aunque tengo un par de dudas que planteo allí. No sé si correspondía avisar o no y tampoco entendí muy bien si debía agregar si o sí a mi tutora o no pero mi tarea ya la envié. ¿Debo hacer algo más por aquí?




#5264404 Magia Avanzada XLII

Escrito por Gabriel W Diggory el 11 mayo 2019 - 03:41

Si la italiana me había caído bien, el escuchar hablar en ese idioma me cayó aún mejor, aunque el hombre que saludaba, en primer lugar a la misma muchacha de ojos de cielo, me recordó demasiado a mi padre, por su porte. Hice una amable inclinación de cabeza cuando se presentó, pocos minutos después la voz de otro mago desvió mi atención. ¿De verdad estaban tan mal las cosas? Observé con detenimiento al oriental, estilo sencillo, rasgos de nostálgico enamorado. Esto se pondría interesante, me había parecido que ambos hombres se interesaban en la misma compañera. Bien por ellos, parecían conocerse de una clase anterior. Mala mía por retrasarme, una vez más, en tomar mis clases.

 

Cuando ya estábamos a punto de entrar una dama de plata se presentó como nuestra segunda profesora. La analicé, aparentaba ser la dama seria del grupo, me parecía bien, aunque me sorprendió lo distinta que era a las demás profesoras y profesores que había conocido. Se había disculpado por la tardanza, y eso, en la mayoría de los adultos y más de los profesores que había conocido, no era habitual.

 

Ya que estábamos todos presentados tenía una variedad interesante de compañeros, aunque había sido expulsado de Mahoutokoro, había tenido oportunidad de cursar un año muy interesante en la cultura japonesa. Aunque mi especialidad habían sido las geishas y otras damas de más dudosa reputación en el país oriental. Por otra parte, los dos italianos me recordaban mis años de niñez junto a mi madre en el palacio de su familia. Extrañaba poder estar en ese que había sido mi verdadero hogar, aunque mi tío Amos lograba que me sintiera nuevamente en casa.

 

Al igual que yo la profesora parecía tener raíces en Gran Bretaña, pero el profesor, aunque su tono estaba bastante disimulado, podía notarse el acento brusco de los americanos. Sonreí, Ilvermorny traía recuerdos muy gratos para mí también, aunque dudaba que los profesores pensaran lo mismo. Metí las manos en los bolsillos y encontré algunos chicles y caramelos que Kato había comprado para mí. ¿Sería mala educación mascar chicles mientras paseábamos por el banco? No que fuera a pegar alguno en las antiquísimas columnas ¿verdad?

 

—¿Qué tan profundo nos dejarán llegar los duendes? —pregunté con un interés más que profesional, después de todo, mis pocos galeones estaban allí, pero descubrir qué podían llegar a tener algunas de las familias más poderosas en el lugar, o espiar al menos sus protegidas bóvedas me parecía “divertido”.




#5263115 Consulta a los Tutores!

Escrito por Gabriel W Diggory el 30 abril 2019 - 03:29

@Bodrik Hola, ¿cómo estás? No sé si te acuerdes de mí, anduve y aún ando muy perdido. Me temo que respondí mis clases de Duelo Avanzado y Rol Avanzado y mi duelo muy tarde. Mi clase de Duelo Avanzado y mi duelo con la profesora están cerrados. Así que quería saber en si reprobé y ¿en dónde puedo ver eso? Me acuerdo que me habías dicho que eras mi tutora y hasta ahora la verdad te tengo abandonada, discúlpame por aparecer tan tarde. ¿Podrías ayudarme?




#5257894 La vida secreta de Mamá Rose

Escrito por Gabriel W Diggory el 19 marzo 2019 - 03:36

Nombre: Gabriel Olmos

 

Rasgos Físicos: Alto, cuerpo trabajado pero no en exceso, ágil, ojos y cabellos oscuros, piel tostada. Cerca de los treinta años.

 

Rasgos psicológicos: Es considerado por sus amigos un chico nert, aunque gusta de las fiestas disfruta más de un buen día de campamento. Es como si tuviera dos personalidades, su grupo de amigos le conoce como un trabajador, intelectual y estudioso, amante de la naturaleza.

 

Historia: Experto en armas y computación, con un marcado gusto por el boxeo, se entrenó en Inglaterra pero no llegó a ser profesional. Le gusta practicar arquería más que disparar con escopetas u otro tipo de arma de fuego. Aunque ninguno de sus amigos le conoce esos gustos, ya que solo le conocen como empleado de una empresa de marketing internacional. Soltero empedernido, ha tenido varias novias pero ninguna seria, la mayoría de ellas son en realidad contactos de diversos trabajos de espionaje que ha realizado. Sus conocimientos de informática le han permitido realizar "trabajos especiales" que le valieron una buena suma de dinero en sus cuentas españolas y suizas, las cuales no solo crecen por sus labores mentales sino también por sus habilidades "manuales".Está de regreso en España para realizar un último encargue antes de disfrutar de un prematuro retiro en las Islas Seychelles.




#5257884 Duelo Avanzado 41

Escrito por Gabriel W Diggory el 19 marzo 2019 - 02:43

Me disculpo por la demora Señorita Macnair, estuve con complicaciones luego de mi regreso al trabajo.

 

Le dejo aquí mi tarea, espero no pasar demasiada vergüenza:

 

a) Traer 3 hechizos y formas de defenderse de los mismos

 

1° Hechizo - Expelliarmus (rayo): Encantamiento de desarme común en los duelos. Cuando una persona lo invoca, una luz roja resplandece y sale de la varita del brujo, pegándole con fuerza al oponente, aunque sin llegar a derribarlo, separándolo de su varita o cualquier objeto que sostenga en su mano en ese momento. La varita no volará hacía adelante ni a más de 3 a 5 metros del duelista. Se pierde una acción para recuperar la varita.

 

Defensa: - Protego (efecto/Invocación): Crea un escudo mágico que protege al mago de un hechizo. No es efectivo contra elementos o ataques físicos, el protego absorbe el hechizo.

 

2° Hechizo - Serpensortia (invocación): hace aparecer a una serpiente, que sale despedida de la varita.

 

Defensa: - Oppugno (efecto): Sirve para lograr que un animal (o un grupo de animales de la misma especie que no sea ni muy numeroso ni muy voluminoso), actúe a voluntad del mago por un turno completo, sin contar el del hechizo, tras los cuales, los animales creados con Morphos volverán al control de su creador, y los creados mediante Avis y Serpensortia quedarán libres de todo control.Mientras un animal está bajo el efecto del oppungo no puede aplicarse otro oppungo, hasta que no quede libre.

 

3° Hechizo - Incárcerus (Invocación): Ata con 3 gruesas cuerdas al oponente, éstas salen despedidas de la varita del mago. No desaparecen al cabo de tres turnos.

 

Defensa: - Evanesco (efecto): Hechizo capaz de hacer desaparecer objetos no más grandes que una mesa. No puede usarse en seres vivos, ni en Morphos (la única excepción es el avis, que al ser seres de magia no se consideran tal cual como seres vivos.) Elimina flechas, medias lunas y cuerdas, siempre que vengan juntas ya impactadas solo desaparecería una (en el caso de que dos de ellas estén próximas entre sí, desaparecerían las dos)

 

b.  Sumar 1 duda al catálogo de dudas, con su respectiva resolución

 

Vipera Evanesca (rayo):

 

¿Puedo desaparecer una serpiente invocada con Serpensortia?

 

No, ya que no puedes desaparecer serpientes invocadas por magia de ese tipo de complejidad.




#5252893 Primera planta: Objetos Mágicos

Escrito por Gabriel W Diggory el 22 febrero 2019 - 20:28


ID:120042
Nick: Gabriel W. Diggory
Link a la Bóveda Trastero: No tengo.
Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: Bóveda
Link al Premio obtenido (en caso de gala/concurso): ---
Fecha: 2019-02-22
 
Producto: Tienda de Campaña Individual
Puntos: 10P
Precio: 500G
 
Producto: --
Puntos: --
Precio:--
 
Total de puntos: 10P
Total de Galeones: 500G


#5239784 TIMO

Escrito por Gabriel W Diggory el 05 febrero 2019 - 00:43

¿Era en serio? ¿Teníamos que volver? Escuché a la peloncita llamándonos y maldije, bajé un poco la venda que me había puesto. ¿Dónde se había metido mi compañero? En cuanto aquello se tratara de una novatada vería lo que era bueno, no por nada me habían expulsado de dos escuelas con anterioridad. En verdad me sentía como chico burlado por su novia cuando estaban a punto de concretar, "cubrete los ojos mi amor" y chau chau adiós.

 

Caminé sin ganas hacia el lugar desde el cual habíamos partido, y por un momento sospeché que no había sido mi compañero quien nos había engañado. Miré hacia el cielo, de verdad que se vendría abajo, seguro el Black Lestrange pensó en freírnos y  luego se arrepintió  al recordar que le tendría que dar explicaciones a nuestras familias. El pelirosa parecía solo dar órdenes a la bruja y eso la verdad, no me parecía muy de caballero, pero me cuidé de hacer algo más que una sonrisa burlona, esta vez no quería reprobar.

 

Levanté la vista y disfruté del agua en mi rostro, luego observé a la belleza exótica que nos indicaba que pasáramos rápido al otro lado apenas se abriera el portal.

 

—Supongo no tienes uno con salida privada ¿o sí? —bromee guiñándole un ojo y lanzándole la venda —para la próxima vez.

 

Giré mi rostro para ver sobre mi hombro antes de irnos, estaba seguro que la destrucción del coliseo sería un espectáculo digno de ver, pero no estaba seguro de poder regresar si me quedaba mucho más tiempo atrás, así que atravesé el portal, casi de último, casi sintiendo que me empujarían para que terminara de pasar.

 

—Gracias profe —dije con una sonrisa divertida al Black Lestrange. ¿Sería sincero en sus deseos?

 

Pero no supe su reacción a mi actitud, había aparecido un pergamino frente a mí y un vuela pluma a su lado, la tomé mientras escuchaba las indicaciones de la bruja que estaba a nuestro lado, había sido la última en llegar. Me acomodé en una de las bancas, sin prestar atención a mis compañeros, dispuesto a pasar mi TIMO

 

Spoiler

 

Bueno, ya estaba, me puse en pie y plegué mi pergamino con las respuestas, para entregárselo ¿A quién? ¿A la bruja que nos lo había indicado o al profesor que nos deseaba suerte?

 

—Listo ¿quién lo quiere? —pregunté esperando su respuesta antes de entregarle el pergamino mientras guardaba la pluma en mi bolsillo.




#5238520 Introducción a la Magia XXXIX

Escrito por Gabriel W Diggory el 29 enero 2019 - 00:18

¿En serio me iba a tocar el timo más calmo y callado del universo? ¡Vamos amigo! ¡Reacciona! tenía ganas de gritarle, pero ya bastantes líos tenía con el Black Lestrange para que ahora me acusara de gritón. Me acerqué a @Ermac dándole una palmada en el hombro.

 

--Ey amigo ¿te sientes bien? Vente, debemos entrar a buscar algo al coliseo antes que comience la tormenta, ten, yo te vendo los ojos y te guío por dentro, aunque no tengo idea de por qué debemos ir así --comenté tendiéndole la venda y esperando a que el mago reaccionara.

 

Dirigí mi mirada hacia el otro equipo, parecía que de nuevo iba a perder, Litsy ya estaba arrastrando a Allen dentro del lugar. Levanté la vista tal cual lo había hecho la bruja y fruncí el ceño, de verdad se nos vendría el cielo abajo.

 

--Vamos camarada, no seas tímido y confía en mí ¿o prefieres guiar tú? Como sea, movámonos --dije tomando la venda y dirigiéndome delante de él hacia el interior, maldita sea muévete que no quiero reprobar, pensé.

 

De verdad debía buscar algo a ciegas, luego de que no me dejaran volar, pero nadie dijo que no se pudiera utilizar la varita ¿o sí había dicho algo? Maldije viendo en dónde estaba el pelirosa para intentar utilizar un revelio ya que usar un accio sobre algo que no sabía que era no era muy lógico ¿o sí funcionaría el accio objeto del Black Lestrange? Ya me veía con sus calzones en la mano.