Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Kiky

Miembro desde 16 sep 2016
Última actividad jun 13 2020 19:26
*****

Temas que he comenzado

Ficha de Kiky

25 septiembre 2016 - 01:12

Datos Personales:

 
Nombre del Personaje: Kiara Lilibe Grindelwald

Sexo: Femenino

Edad: Joven

Nacionalidad: Británica

Familia(s):
* Familia 1: Grindelwald
* Familia 2: Rambaldi


Padre(s) Sanguíneo:
Bea Haughton G.

Padre(s) Adoptivos: --
Alessandra G. Delacour

Trabajo: -

 



Poderes Mágicos:
 

Rango Social: Unicornios de Bronce 

Bando: Neutral

Rango dentro del Bando: --

Puntos de poder en objetos: 20
 

Hechizos adicionales: --

Puntos de poder en criaturas: --

Criaturas controlables en asaltos y duelos: --
 

Habilidades Mágicas: --


Conocimientos Especiales: --

Medallas:

Total Experiencia en Medallas: 2000 puntos

 

Perfil del Personaje:

Raza: Sacerdotisa

Aspecto Físico:
Es una chica alta y delgada, tiene cintura y caderas esbeltas, tranquilamente podría ser modelo en el mundo humano. Sus piernas son largas, por lo que suele usar ropa corta (salvo en las temporadas de frío) para lucirlas. Su estilo de vestir cambia bastante dependiendo de dónde este, pero principalmente se puede mostrar con skinny Jeans, camisas holgadas o camisetas de bandas o de algún superhéroe o personaje de videojuegos, y martens sucias y usadas. De vez en cuando usa gruesos lentes de pasta, no los necesita, pero le encanta el look que le da. Jamás la veras con una pizca de maquillaje encima. Cabello de un color rojo anaranjado tan intenso que sería capaz de alumbrar en la más oscura noche, crespo y difícil de peinar, le llega casi a la altura de la cintura. Sus ojos son de un azul oscuro como la noche, grandes y expresivos, adornados por largas y rizadas pestañas. Tiene los dientes parejos y blancos, y al sonreír los muestra, incluso muestra levemente los colmillos. Su tez es más bien blanquecina; su piel es suave y libre de toda imperfección. Suele sonrojarse cuando le hacen cumplidos. 
Tal vez no sea el clásico estereotipo de chica rubia perfecta, pero sin duda alguna tiene lo suyo, algo que llama la atención de hombres y mujeres por igual. Mide aproximadamente 1.56, bastante delgada y sin muchas curvas que mostrar, a decir verdad. Piernas y brazos largos y bien torneados. Su rostro es más bien redondo, con facciones que a muchos les resultan infantiles dándole un 'toque adorable'.

Cualidades Psicológicas:
Es una chica sarcástica, con un sentido del humor un tanto peculiar. Le gustan las cosas bien hechas, y es muy perfeccionista. Si algo no es de su agrado, hace todo lo posible para cambiarlo. Le gusta tenerlo todo controlado. Suele ser divertida, directa, simpática, y más o menos amable, pero eso sí, solo con quien se lo merece. Cuando alguien no le cae bien, lo peor que puede hacer esa persona es acercarse a ella, ya que ésta no se contendrá en mandar a alguien a freír espárragos. Puede llegar a ser muy seca y borde cuando se lo propone y si hay algo que le destaca es la sangre fría que posee. Tiene una mente muy creativa, perfeccionista, y realmente meticulosa y calculista. Antes de actuar, piensa y trama a la perfección cuáles serán sus acciones, ya que no le gusta para nada equivocarse en algo, cuando crea un plan para conseguirlo, casi siempre se sale con la suya. Tanto es así, que está acostumbrada a recibir siempre un SÍ como respuesta.
Su mayor virtud es la gran autoestima y confianza que tiene en ella misma, al igual que su capacidad de concentración.

Pero que eso no te detenga en conocerla más a fondo, porque te sorprenderá lo que encontraras. Las personas más cercanas a ella saben cómo es en realidad, lejos de lo que la chica aparenta a primera vista, ya que es de ese tipo de personas vivaces y enérgicas. No puede estar parada durante demasiado tiempo en un mismo sitio o sin hacer nada. Le encanta estar moviéndose continuamente y no perder el tiempo, aunque eso no significa que a veces no lo haga. Ama la fiesta y el buen ambiente. Adora estar con sus amigos y pasarse el rato haciendo tonterías, sin perder la sonrisa, esa sonrisa que solo logran ver las personas que no se dejan llevar por la primera impresión que la chica da y se toman el tiempo para conocerla mejor.
Es de las mejores personas que te puedes encontrar, siempre, siempre estará dispuesta a ayudarte si necesitas ayuda y lo más importante es que lo hace sin esperar nada a cambio. Además se preocupa de cuidar a todas las personas que quiere y le importan, sin dejar nunca a nadie de lado.

Historia:
A sus tiernos seis años Kiara pensaba que todo era bonito, que si creía lo suficiente en los cuentos de hadas podían ser realidad, que si gritaba con todo el corazón; “Yo creo en la hadas”, mientras saltaba sobre la cama, Peter Pan realmente aparecería para llevarla a Nuca Jamás o que si se lo pedía a Santa Claus, este realmente iba a traerle un unicornio la próxima navidad. Que si se comportaba como una niña buena su padre al fin la llevaría a conocer a su verdadera mamá. Ella sabía que su mamá se había marchado poco después de que nació y su papa siempre estuvo para ella, la cuido e incluso se caso con una mujer muy buena para que fuese su madre. Aun con todo esto la niña siempre insistía en conocer a la mujer que le había dado la vida, a lo que su padre siempre respondía que en su próximo cumpleaños la llevaría, pero eso nunca sucedía.

Pero a pesar de aquello en ese momento todo era bueno, mamá Cosette** y papá siempre estaban con ella para jugar y acompañarla en su viaje a la cama donde cada uno le daría un beso prometiendo que mañana sería mucho más divertido.

Las cosas cambiaron un poco cuando ella cumplió siete, papá dijo que iban mudarse a una casa más grande y bonita donde ella podría tener su propio balcón y ella estaba alucinada pensando que, sí ponía mucho empeño, su cabello crecería tan largo como el de Rapunzel y podía lanzarlo por ahí para cuando su príncipe la visitara.

Durante mucho las cosas fueron de maravilla, la casa era hermosa y tenía un hermoso jardín lleno de flores donde ella podía jugar, la escuela era genial y también había hecho muchas nuevas amigas, sin embargo…

Las cosas cambiaron ligeramente cuando aparecieron esas cosas llamadas “deudas” que siempre tenían preocupados a mamá Cosette** y a papá. Ellos entonces comenzaron a trabajar mucho más y la dejaban siempre con esa chica extraña que se vestía de negro pero que le caía bien porque siempre tenía dulces para ella.

Poco a poco el tiempo con papá y mamá Cosette** se volvió más y más escaso pero estaba bien, Joy**, su mejor amiga del mundo, le había dicho que eso pasaba siempre con todos los papás pero que pronto iba a resolverse y ella lo creyó igual que creía que; las sirenas, las hadas, las brujas, los unicornios y los dragones rosados existían.

Lamentablemente no fue así, ellos nunca más volvieron a tener tiempo para ella y entonces los gritos comenzaron. Ahora ella tenía ocho años pero aunque era mayor no lo entendía todavía y sólo podía mirar con miedo como mamá Cosette** se volvía una fea bruja que le gritaba cosas a papá mientras que papá se transformaba en un horrible ogro que golpeaba las paredes, muchas veces lloro pero eso nunca los detuvo y ahora, la hora en la que ellos volvían a casa del trabajo era la peor de todas.

Lo que Kiara más temía era terminar como su compañero Jonnhy**, ella simplemente no quería tener que vivir como él que estaba siendo obligado a decidir si quería más a su mamá o a su papá, ella quería a sus dos padres y conmovida por eso Joy** le dio una idea.

Asustarlos, ese era el plan que Joy** proponía, ella lo había hecho antes y le había funcionado, tan sólo tenía irse sin decirles nada, no tenía que ser muy lejos y ella prometía que ellos iban a encontrarla y entonces por fin la escucharían y no iban a volver a pelear.

Sin embargo Kiara sabía que eso estaba mal y se negó, ninguna volvió a tocar el tema nuevamente y para cuando Kiara salió de la escuela algo se había quedado instalado en su mente. Ella claramente podía escuchar a la Kiara buena y la Kiara mala dándole los pros y los contras de aquel disparate y al final tomó una decisión, ella no iba a hacer eso.

Pero fue inútil y todo terminó en una nueva pelea que terminó involucrándola a ella y luego de la bofetada que le dio su madre Cosette** y los gritos de su padre, ella había tomado la decisión de llevar a cabo el plan de Joy**. Tan sólo se armo con su mochila donde llevó sus objetos más preciados y el dinero que saco de su alcancía.

Era lista y llegar a la estación de autobuses fue fácil. El plan era siempre, tomar el un bus a la ciudad cercana donde habían visitado un precioso parque de diversiones y esperar; con eso en mente Kiara subió al bus saboreando la victoria pero…

Todo se volvió más y más desconocido conforme las estaciones pasaban, continuaba solo con la espereza de reconocer la siguiente pero entonces llego al final y fue obligada a bajar del bus. Un lugar desconocido lleno de personas yendo de un lugar a otro, trato de pedir ayuda, trató de encontrar una forma de ser escuchada pero no funcionó hasta que ese buen hombre con la sonrisa que se parecía a la de su padre aprecio.

Él prometía ayudarla a volver a casa, tan sólo tenían que ir a su casa donde podrían llamar a sus padres y entonces esperaría por ellos, era simple y ella creyó que podía ser así de fácil, el siempre fue amable y atento, le ofreció té y luego de que ella aceptara ingenuamente todo se volvió negro.

Un lugar desconocido con poca luz, sus manos inmóviles, algo cubriendo su boca y los pies atados fue lo que encontró cuando finalmente despertó, trató de liberarse pero fue inútil y supo entonces que estaba perdida.

Ese hombre nunca hizo nada de esas cosas horribles que llegó imaginarse, únicamente la tenía ahí en ese lugar, le daba de comer a la misma hora y le recordaba lo inútil que sería que pidiera ayuda porque estaban en medio de la nada, pronto perdió la noción del tiempo y dejo de saber cuál era el día en que estaba viviendo.

El tiempo se le hizo eterno pero al final tuvo su primer avance cuando la ropa ya no le quedaba y ese hombre le había comprado un hermoso vestido blanco con volantes junto con una bellos zapatitos de charol, ella prometió ser buena y el a cambio le quitaba la soga de los pies cada cierto tiempo y la dejaba caminar por la habitación, mucho tiempo más tarde finalmente tuvo sus pies libres.

Los días, meses y muy probablemente los años continuaban pasando, la habitación ahora estaba llena de juguetes y luego de que ese hombre finalmente le quitara la mordaza y mucho tiempo después la soga en las mano ella ya no era tan niña pero jugaba siempre que el la estuviera mirando para así agradarlo y tal vez conseguir su libertad.

Tiempo después ella ya no sabía que edad tenía pero ya no era tan pequeña, él había dejado de llamarla su pequeña y había comenzado a decirle su señorita, su ropa ahora era más grande y era obvio por los cambios de su cuerpo. Mucho tiempo le tomó hasta que el finalmente le dio su confianza, ahora ella había conseguido cubiertos para comer pero eran de plástico y de nada iban a servirle en contra de su padre, porque sí, ahora ella sabía que era su nueva hija.

Esa niña que él había matado sólo porque le recordaba a su ingrata mujer que se había marchado tras otro hombre, pero él solía decirle que Dios la había enviado a ella para darle una segunda oportunidad, oportunidad que ella tomó y valiéndose de todo ese dolor que él cargaba logro hacerlo derrumbarse a sus pies con sólo una sola frase;  “Te quiero papá”.

Eso le dio la mitad de su libertad porque ella ahora podía moverse libremente a través de la casa, al principio siempre bajo su estricta vigilancia pero poco después ella era libre y siempre lo recibía con una sonrisa y un afectuoso abrazo.

Pensó que todo estaba por terminar luego de que le anunciara que iba a comenzar a asistir a la escuela, ella por fin podía saborear la libertad pero así tan amable y complaciente que su padre era, también podía cambiar de opinión con facilidad y esa misma noche le anunció que siempre no asistiría a la escuela sino que tendría educación en casa.

Ella lo aceptó no quería volver al sótano así que debía ser una niña buena pero la desesperación no tardo en invadirla, ella no iba a soportar demasiado tiempo y esa noche finalmente se atrevió a tratar de huir. Ir por las llaves de la casa y el auto era su única opción, tuvo que ser muy sigilosa y cuando finalmente pensó que todo había acabado él la descubrió.

Ambos comenzaron a forcejar, pero aquel hombre era más grande y más fuerte que ella, Kiara sentía que todos esos años en que se esforzó por ganar la confianza del hombre comenzaban a desaparecer junto con su única oportunidad de salir de aquel aterrador lugar. Las lagrimas comenzaron a brotar desesperadamente de sus ojos, ella quería volver a ser libre, quería ver una vez más a su padre, a su madre Cosette**, lo que mas había deseado en todo ese tiempo era haber conocido al menos una vez a su madre, pero las cosas no estaban a su favor, solo pudo cerrar los ojos cuando el hombre comenzó a atar sus pies, la desesperación invadió todo su cuerpo y de un momento a otro sintió como el hombre salió disparado hacia la pared más cercana, Kiara miro al hombre asombrada preguntándose que era lo que había sucedido, poco a poco recordó que durante su estancia en ese lugar se había dado cuenta que mientras el hombre no la miraba ella podía hacer levitar los juguetes, el miedo y desesperación volvieron cuando vio como el hombre comenzaba a ponerse de pie y lentamente se acercaba a ella mientras gritaba lo mala niña que era y que tenía que castigarla severamente, ella solo lo miro con pánico en sus ojos y de un momento a otro un grito de desesperación salió de sus labios rompiendo toda la cristalería de la casa y expulsado al hombre haciendo que este callera sobre los virios esparcidos por el suelo. Lo miro unos segundos, pero el hombre no despertó en esta ocasión, ella tomo las llaves de la casa y abrió la puerta, una vez abierta fue libre entonces, fue libre de correr hasta que sus piernas dolieron y dejaron de funcionar, fue libre para recuperar su vida y para dejarlo atrás todo. Poco tiempo después logro llegar a una estación de policía donde le ayudaron a llegar a casa, sus padres la recibieron con lágrimas en sus ojos y enormes sonrisas de felicidad, una vez a solas con su padre le explico todo lo sucedido, el hombre le sonrió con ternura y le explico la verdad sobre su madre.

Le conto la historia de cuando él era joven y había conocido a una hermosa mujer, él se enamoro a primera vista, salió con ella durante un tiempo, todo estaba bien, pero una noche ella le confesó lo que era, una bruja, al principio el no pudo creerlo pero después de que ella le mostrara su magia el no pudo negarse más, poco tiempo después ella se embarazo, aquella noticia lo había alegrado convirtiéndolo en el hombre más feliz del mundo, pero después de dar a luz desapareció sin avisarle, tiempo después el había recibido una carta de parte de ella diciéndole que tenía que hacerse cargo él solo, nunca le dio razones sobre su desaparición, pero en aquella carta había una dirección escrita. Su padre extendió la carta y Kiara el tomo, se puso de pie decidida a encontrar a su madre, tenía que saber la razón de su abandono, fue entonces cuando emprendió su viaje hacia Ottery St. Catchpole. Comenzaría un viaje a lo desconocido, pero ya no le importaba porque Kiara ya no era la niña dulce y tímida de años atrás, ella ahora era diferente, de eso estaba segura.

 

Pertenencias:

 

Objeto Mágico Legendario: --

 



Objetos Mágicos:

Objeto: Varita Mágica
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20


 

 

Pociones Mágicas: --

 

Objeto:
Clasificación:
Puntos de Poder:


 

 

Criaturas Mágicas: --

 

Criatura:
Categoría:
Puntos de Poder:



 

 

Criaturas en la Reserva: --

Criatura 1: 
Clasificación: 
Puntos de poder:

 

Libros de Hechizos: --

 

Libro:
Nivel:


 

 

Poderes de Criaturas: --

 
Tipo de Poder:


 

 

Consumibles en Batallas: --

 

Nombre:
Descripción:
Categoría:


 


 

 

 


 

Elfos: --
* Elfo 1:
* Elfo 2:


 



Licencias, Tasas y Registros: 
 

Licencia de Aparición: --

Licencia de Vuelo de Escoba: --

Registro de XXX: --

Personajes Secundarios: --
* Personaje 1
* Personaje 2
* Personaje 3
* Personaje 4
* Personaje 5
 


 

Otros Datos:

 

Otros datos:
#Sabe tocar el piano y la guitarra aparte del canto, aunque lo hace cuando esta sola, delante de la gente la da vergüenza.
#Le encantan las películas gore.

#Detesta competir.

#Escuchar música
# Leer, desde pequeña es aficionada a la lectura, no puede estar sin leer un buen libro. y escribir cuentos (en especial de fantasía)
#Los arcoíris
#Los largos paseos, la ayudan a despejar la mente.
#Los animales y la naturaleza, es una gran amante de ambas cosas, colabora en varias asociaciones.
#La velocidad, la gusta sentir el aire sobre su cara.
#El helado de limón, es una de sus mayores debilidades.
#Las Fiesta, donde haya una allí esta ella.
#Odia a la gente que se cree superior, para ella todo el mundo es igual.


Cronología de cargos: --

Premios y reconocimientos: --
 


 

Links de Interés Referentes al Personaje:

Link al Perfil de Comprador MM: --
Link a Bóveda Personal: Bóveda N° 109038
Link a Bóveda Trastero: Bóveda nº XXXXX
Link a Bóveda de Negocio: Bóveda nº XXXXX
Link a Bóveda Familiar 1: Bóveda 106638 Familia Grindelwald
Link a Bóveda Familiar 2: Bóveda 101420 Familia Rambaldi
  


Un placer conocerles

16 septiembre 2016 - 23:03

Buenas a todos, bien como dice el titulo, es un placer conocerlos, soy Kiky, nueva por aquí (mas que obvio) y no estoy muy segura de como comenzar en el lugar, por ello les pido el enorme favor de ayudarme y decirme como comenzar, se los agradecería muchísimo.

Una vez mas es un placer conocerlos y estar aquí, me han hablado y muy bien de este foro y pues estoy muy ansiosa por comenzar.

Gracias.