Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Nexo Peverell

Miembro desde 01 sep 2006
Última actividad ene 14 2021 20:33
*****

Mensajes que he realizado

En el tema: Flourish & Blotts (MM B: 98551)

18 abril 2019 - 00:02

Bla bla bla… nada tomo la importancia máxima para que Nexo quede atento a la escucha. Para él todas las mujeres rehuían a la cantidad de años a los cuales vivían por temor a que la gente pensará mal de ellas y hablarán a sus espaldas. Pero lo que no entendían que era que sus vidas seguían siendo un suspiro ante otras cosas muchísimos mayores, no importaba que fueran muggles, magos, vampiros, etc. todos al fin y al cabo eran simplemente pequeñas luces que duraban más o menos según sus razas, pero ninguna de ellas duraba una eternidad.

 

De todas formas, se notaba que los pequeños vestigios de vejez comenzaban a notarse poco a poco, con pequeñas migajas donde ella pensaba que le habían dicho algo que nunca ocurrió, cuando simplemente le habían comentado que su reverencia ficticia casi le juega una muy mala pasada y estuvo a punto de caerse. Igualmente, al ente le hizo gracia que entendiera todo por la mitad. Estaba acostumbrado a que todos lo tomasen por loco, ya que consigo llevaba más años de vida que toda la humanidad junta y sabía muchas más cosas que los demás por haber visto el comienzo y su continuidad.

 

-¿Lectura?, mira que allí no se encuentran esas caricaturas que tanto te gustan. Tengo entendido que solo se venden en librerías Otakus, en la sección de adultos. – dijo mientras le sonreía, aunque la morocha sin siquiera despedirse se dio media vuelta y se encamino dentro del recinto – Ya veo.

 

Sin emitir ningún sonido, casi como una sombra, acompaño desde atrás a la Malfoy hasta la entrada y se escabullo ante la primera abertura para poder distanciarse poco a poco. Caminaba con pasos largos, re ojeando poco a poco los libros que estaban a su alrededor. Intentando de no llegar a cruzarse a ninguno de los vendedores del lugar que lo aburrirían con las típicas preguntas a los consumidores.

 

-Veremos si es que no te quieres divertir un poco pequeña saltamontes. – dijo en voz baja, mientras estiraba sus brazos, cerraba sus ojos y continuaba caminando – Marco…


En el tema: Flourish & Blotts (MM B: 98551)

31 marzo 2019 - 00:51

Un silbido se escucho, tenue casi apagado, pareciendo que el efecto a causar era otro pero que no pudo llegar a realizarlo de la forma correcta, ya que los cantos de los pájaros no habían dejado que siquiera pudieran llegarse a escuchar correctamente. La dama, que intentaba acercarse al sujeto envuelto en una capa blanca, se encontraba iracunda, sus rasgos faciales la delataban a leguas. Sus pelos habían comenzado a parecerse a los de un puerco espín erizándose en forma de defensa, dispuestos en clavarse en el otro ser.

 

Las palabras llegaron, “¡Que piernas preciosa!, ¿esa capita tan impoluta la usas siempre, princesita?” y luego un intento de reverencia, que casi deja a la anciana tirada en el piso. Pareciera que las rodillas casi ya no aguantaban de la forma que ella creía, pero pudo escapar con elegancia del momento vergonzoso y verse postrada ante los pies de la otra persona. “No suelo escaparme nunca de nada, por lo que creo que me confundes con otra persona.”

 

No se emitió respuesta alguna, ni siquiera un gesto o movimiento. Parecía que apenas respiraba ya que sus pulmones no parecían expandirse, ni siquiera un par de centímetros por la entrada de aire. Firme, erguido a veinte centímetros de la señora, su capa ondulaba por la tenue brisa, que presagiaba buenos o malos momentos; ella seguía hablándole esperando que en algún momento obtuviera una respuesta que no llegaba, mientras los pelos seguían erizándose.

 

-¿Qué la trae por aquí señorita y más, insinuando incriminaciones tan poderosas como esa?- La ceja izquierda le jugo una mala pasada al hacer una gran curva denotando su gran enojo. Mientras su voz comenzó a tener tintes agudos en ciertas sílabas, para demostrar su furia, pero seguía sin generar nada en la otra persona. Un minuto después los labios se volvieron a abrir, pero no hizo falta que dijera nada.

 

Una carcajada incontenible salió de la figura, durando un minuto exacto hasta que se quedo sin aire y tuvo que volver a respirar. Con dos bocanadas grandes de aire pareció recomponerse y sonrío hacía la mujer que seguía esperando una explicación, aunque ya estaba de peor humor que antes por todo el momento que estaba viviendo.

 

-Viste mis piernas, que buen entrenamiento tuve. Parece que mis años en el exilio dieron sus frutos. – dijo mientras estiraba la pierna derecha- Con tanto tiempo libre debía utilizarlo para mi beneficio, pero veo que tu no has optimizado bien tu tiempo. – dijo mientras volvía su pierna a la posición natural y su brazo izquierdo se levantaba para que su mano pudiera apuntar hacia sus rodillas- Casi te caes por querer hacerte la graciosa, pero shhh – bajo levemente su tono de voz para que solo ella pudiera oír- solo yo me di cuenta.

 

Lo fácil que se me hace sacarte de tus casillas jajá, tan solo tengo que decirte ‘Mortifaga’ y quedas traumatizada. Tranquila no pienso que lo seas, ya que serías muy poco eficiente siendo una de ellos. – Su brazo izquierdo paso por delante de su rostro y con su mano se quito su capucha, para dejar a la vista su rostro blanco pálido y su pelo enmarañado en puntas dispares de color – Ja, ya descansa un poco que solo parece que coincidimos en el mismo lugar por los azares de la vida Avril. – Comenzó a caminar y paso por su derecha, dándole dos palmaditas en su cachete trasero derecho – Vamos a divertirnos un poco, ¿quieres? Por lo visto mi otra mitad esta ansiosa por llevarte consigo y no tengo las intenciones de dejarte morir por el momento.

 


En el tema: Flourish & Blotts (MM B: 98551)

30 marzo 2019 - 07:21

Witsi Witsi Araña subió a su telaraña, vino la lluvia y se la llevó.

 

Y así tras una pequeña tormenta espontanea, un par de rayos por allí y por aquí, apareció una extraña figura para esos tiempos alterados, donde la gente ya no se congregaba en espacios comunes, ni tampoco en privados. Si bien los momentos en donde dos bandos se encontraban en una lucha constante habían finalizado, o eso es lo que se aparentaba, lo cierto era que los magos seguían sin salir de sus casas. Aún se sentían con miedo a que en cualquier momento una batalla comenzara nuevamente y con ello sus vidas peligraran.

 

Pero esta figura no les temía a las pequeñeces, sino que se regocijaba de ellas. Una parte de su ser adoraba ver como la muerte consumía a muggles y magos, quienes llegaban a tratar de realizar sostificados artilugios con el mero éxito de la extensión de su vida o el escape fugaz a la parca. Pobres necios, incrédulos que no habían llegado a entender las historias de los Peverell a la perfección, si ella viene a por ti no puedes huir por siempre. Y ten por seguro que vendrá.

 

Salió el sol, la lluvia se secó, y Witsi Witsi Araña otra vez trepó.

 

Y allí estaba parado mirando hacia el horizonte refugiado en su capa blanca, tras sus anteojos redondeados de color violaceo, con una mueca parecida a la de una sonrisa o lo que intentara emular ya que en todo este tiempo en el cual estuvo fuera había olvidado la empatía que sentían los seres vivos. Llevaba puesto unos zapatos negros terminados con una punta redondeada, unos jeans negros ajustados a sus piernas que le dejaban moverse con total libertad y bajo la capa blanca su característica camisa negra desabrochada por los primeros tres botones.

 

-Se puede saber porque me trajiste a este lugar. – Dijo sin dirigirse a nadie en concreto, parecía hablarse a si mismo, ya que nadie contesto su consulta. – Que lugar más inhóspito. Entiendo el porque la gente no se pasea por estos lugares, ya no hay vida en las calles. – Una gran carcajada salió de su boca, pero no era la misma voz que había hablado esta voz era fría, gélida.

 

 Se quedó allí un par de minutos, al otro lado de callejón. Diviso a una dama algo mayor, con canas en su cabellera negra como el ébano dirigiéndose hacia la entrada de una librería con una pequeña cafetería, que a juzgar por la cantidad de personas con las que contaba dentro, era de lo más concurrido de todo Diagon. Esta mujer se quedó mirando la vidriera del local por unos instantes, los cuales fueron los justos y necesarios para recordarla y darse cuenta de quién era ella, y con ello saber el porque la Muerte lo trajo hasta allí.

 

-Con que aquí estas pequeña mo… - no le salían las palabras- mo… - lo intentaba pero no se acordaba como era su sobre nombre, apodo, caracterización- Mortifaga, claro. Ja no te escaparas nuevamente de mí.

 

Se refugió aún más en su capa para que ningún rasgo de su cara fuera visible, que su cabello no apareciese y pareciese un extraño más yendo de compras a “Floriush & Blotts”. Con un paso seguro camino hacia el escaparate, en el cual ella ya se encontraba.

 


En el tema: Recomendaciones PS4

16 noviembre 2016 - 03:08

Hace no mucho salio una prueba del juego para PS4, la adquirí y tenia una buena pinta. Fluidez y estabilidad (como casi todo juego en consola), los controles respondían bastante bien y no se notaba el paso de PC a la consola (el mouse es algo...).

 

Yo estoy esperando una rebaja que sea apetecible para adquirirlo, pero bueno tendrá que pasar un buen tiempo para eso.


En el tema: Consultorio Informático 2.0

07 enero 2014 - 06:33

Hank,

 

¿Puedes indicarme como es que estas intentando llegar a la carpeta? Esto me ayudara para guiarte si estas cometiendo algun error. Otra cosa a saber es si tu Windows esta en ingles o en otro idioma (español).

 

Saludos.