Ir al contenido


May Malfoy

Miembro desde 29 ago 2007
Última actividad abr 09 2019 16:04
***--

#5068398 Yaxley Manor (MM B: 109997)

Escrito por May Malfoy el 31 marzo 2017 - 21:05

-¿Qué rayos es eso? -murmuró May en voz baja cuando su elfina apareció con un trozo de pergamino arrugado entre sus pequeñas manos. Jane sacudió su cabecilla secamente antes de entregarle apuradamente la misiva a la Malfoy, era como si la criatura ya presintiera el peligro que encerraban aquellas letras.

La bruja se quedó inmóvil sopesando la idea de arrojar la carta al fuego, tenía meses de no saber nada de su mundo de su familia que le sorprendía que la hubieran encontrado.

-Quita esa cara de preocupación -comenzó a decir la bruja al tiempo que se decidía a abrirla-, seguro es Nath disculpándose por haber desaparecido tan de repente -continúo diciendo la bruja rasgando el sobre. Sus palabras se quedaron flotando al aire al darse cuenta que aquella no era su caligrafía, tampoco era de Isabella o de Afrodita.

La letra apretada y en algunas partes casi encimada la impactó. Pero nada fue peor que reconocer quien había escrito aquellas escuetas líneas y el motivo detrás de ellas. Después de eso todo fue muy rápido. Tomó su chaqueta que pendía detrás de un asiento y la bolsa que estaba junto a ella.

-Ya sabes qué hacer -fueron las últimas palabras de la bruja antes de desaparecer de aquella habitación. Le chocaba admitirlo pero no era la primera vez que tenía que salir de noche de algún lugar.


La lluvia la empapó tan pronto apareció cerca de las coordenadas que aparecían en la carta aunque realmente no tenía caso preocuparse por esas nimiedades, cuando su media hermana había hecho llegarle una nota con asuntos más importantes en ella. Suspiró antes de avanzar los pocos metros que quedaban entre ella y Yaxley Manor. Nunca había estado ahí, ni siquiera durante sus años más prolíficos pero realmente le sorprendía el estado de deterioro en el que tenían aquel lugar.

Frunció sus labios antes de abrir la pesada puerta. Escuchar voces conocidas la animó. La verdad es que no estaba preparada para tener que lidiar con extraños convocados por la

-¿Están todos bien? -musitó la bruja dando los primeros pasos dentro del salón donde reconoció a más personas de las que ella esperaba- ¡Aleera! -exclamó la bruja dando zancadas más largas para llegar hasta su sobrina y abrazarla- ¿Qué rayos ha pasado? -preguntó mientras Goshi llegaba con una botella de vino en la mano.

-¡Vaya, qué recibimiento! -sonrió la mujer antes de abrazarla-. Por lo visto he llegado en el mejor momento, ¿alguien podría explicarme que ocurre?


#5040133 El Caldero Envenenado (MM B: 92561)

Escrito por May Malfoy el 15 enero 2017 - 18:37

El constante movimiento de gente en el callejón diagón era, sin duda alguna, una rutina a lo que los dueños de los locales se habían acostumbrado y una constante sorpresa para aquellos que apenas comenzaban en su camino de la magia. No era raro ver magos y brujas desapareciendo tras nubes de humo o gente que entraba y salía de las tiendas con ingredientes para pociones. Sin embargo, como si todos supieran que aquel lugar que se alzaba frente a ella no era el más adecuado para una reunión, avanzaban deprisa al cruzar su entrada o simplemente lo evitaban. Pero no ella. Durante una época de su vida había estado en lugares con una apariencia peor y aunque habría podido volver a casa, aún lo evitaba. 

 

Con un conocido rechinar logró abrir la puerta que parecía estar a punto de caer y aunque eso evocó los recuerdos de cuando era estudiante, no pudo evitar torcer los labios al ver que nada había cambiado. Incluso el diminuto vestíbulo parecía más pequeño que de costumbre y la poca luz que alcazaba a filtrarse en aquel espacio no dejaba que ella fuera consciente de si había colocado su capa en el perchero correcto y no en el que tenía una pata ligeramente torcida y que amenazaba con tirar todo al suelo. 

 

-- ¿Es que nadie sabe para qué sirven los elfos? -- murmuró la Malfoy mientras seguía avanzando por el pasillo polvoriento. 

 

Habían pasado años desde que May Malfoy se había atrevido a poner un pie en un lugar que solía estar concurrido, pues no sabía si estaba lista para entrar en una habitación donde seguramente los rostros le serían desconocidos pero sabía que algún día tendría que hacerlo o se volvería vieja y amargada y, aunque no era algo que le molestara tenía que volver a casa por algunas cosas que había dejado olvidadas.

 

Durante los meses pasados, había estado recluida en la región centro del continente americano por lo que su piel había adquirido un tono bronceado, aunque eso no le había impedido seguir ocupando aquel labial de tono aubergine que siempre había sido su favorito. En realidad salvo su ligera piel tostada nada más había cambiado en ella. Su caminar seguía siendo el mismo a pesar de haber sufrido una caída recientemente y, aunque probablemente se sintiera mejor usando unos zapatos más cómodos el frío propio de Londres la había obligado a usar unas botas que la hacían crecer al menos unos ocho centímetros. Por lo demás, su guardarropa seguía idéntico a como lo usaba un par de años atrás y es que, después de instalarse en una zona más bien caliente, poco necesitaba actualizar las largas túnicas o las pesadas capas. 

 

-- Una cervez... -- comenzó a pedir la bruja conforme se acercaba a la pulida barra pero antes de terminar su orden, la chimenea había atraído su atención. No sólo el fuego que se encontraba encendido parecía ser el lugar más decente para entrar en calor, sino que el sin fin de fotos que adornaban la pared en la que ésta se encontraba empotrada la atraían como si fuera un imán---. Mejor dame un tequila irrasible.

 

Con la bebida en mano avanzó un par de pasos haciendo caso omiso de la gente que estaba en la taberna, aunque estaba segura de haber reconocido a un par de esas caras. Se plantó frente al hogar observando las fotografías que quedaban a la altura de sus ojos y reconoció a sus padres en algunas de las fotos más envejecidas, en realidad May nunca fue muy unida a Crazy o Mistify pero verlos en ese momento le hizo pensar que había sido una pésima hija. Sus hermanos se encontraban en algunas más de las fotografías, por lo visto pese a los años aquellos seguían frecuentando las tabernas. En realidad conocía a varias de las personas que le regresaban la mirada a través de aquellos viejos papeles. 

 

Suspiró y de un trago acabó con el tequila. Enfrentar a sus hermanos a través de una fotografía no era lo que tenía realmente en mente. Claro que por primera vez en mucho tiempo algunos de sus hermanos no la amenazaban con un cuchillo o con abrirle la cabeza, ¿cuánto tiempo había pasado de aquellas experiencias? Volvió a fruncir los labios antes de levantar su mano con el vaso vació exigiendo que lo rellenaran. Quizás debería llamar a Cubias, a Afrodita... incluso a @Nathaniel Malfoy, con quien tenía aún más años de no verse. Quizás, quizás... pero antes necesitaba otro tequila.




#4691749 ~ Mansión de la Familia Malfoy ~ (MM B: 100774)

Escrito por May Malfoy el 20 julio 2014 - 05:12

Los ojos castaños de la menor de las brujas permanecían fijos en su hermana, a pesar de estar en presencia de una vieja amiga y de su sobrina, el color carmesí que corría por las piernas de Afrodita Malfoy la tenía completamente hipnotizada. Tragó saliva como si lo que estaba a punto de hacer fuera lo más complicado en mucho tiempo pues, poco a poco las palabras pronunciadas unos momentos atrás comenzaron a hacer eco en la memoria de la bruja. En realidad  aquella era la decisión más complicada en mucho tiempo, sobre todo si se ponía todo en perspectiva, ella llevaba lejos de su familia más de un año; un año sin recibir más que un par de lechuzas de la misma mujer que ahora estaba medio moribunda y por la que ahora tenía que actuar.

 

Con pasos más seguros se acercó a su hermana, su mirada se había enfriado y por primera vez ella parecía la mayor y la única capaz de resolver aquella situación. Con extrema lentitud inclinó su cuerpo hacia adelante para poder mirarla mejor sin que le importara dar la espalda a Gabrielle; una falla garrafal en la perspectiva de muchos -incluso de ella- pero tenía que controlar a la Malfoy antes de que todo fuera peor de lo que ya parecía. Debajo de ella su hermana se convulsionaba de dolor y de desesperación, si iba a hacer algo tenía que hacerlo ya. Con firmeza sujeto el rostro de la rubia y con la mano que le quedaba libre dio una certera cachetada en una de sus pálidas mejillas.

 

—¡Contrólate! —gruñó la Malfoy irguiéndose para encarar a las demás mujeres—. Hola, Valkyria... ¿estás segura de que no puedes hacer nada?, ¿internarla en la planta psiquiátrica tal vez? 

 

Las palabras de la bruja fueron acompañadas de un movimiento de su varita para colocar guantes sobre las manos de su hermana, en su último viaje había visto como los muggles los ponían en las manos de los recién nacidos para que éstos no se hicieran daño. Volvió a mirar a su hermana. Sí, era un insulto que ocupara un artefacto muggle para protegerla de si misma pero las otras opciones que cruzaban por su mente no eran las adecuadas, al menos no en presencia de aquellos testigos.  Un movimiento más de su varita y algunas sábanas limpias aparecieron al pie de la cama. 

 

—Supongo que vas a necesitar agua caliente y otras cosas para curarla, ¿verdad? —preguntó por cortesía a la sanadora— Debería llamar a los elfos para que traigan todo lo que puedas necesitar, además tengo que ver por qué estás criaturas no están haciendo las cosas como deben ser. Pero dime, ¿hay algo específico que se necesite para que mi hermana de... a luz? —aquella pregunta rompió el hilo de sus pensamientos y sólo cuando la dijo en voz alta se arrepintió de haberlo hecho. 

 

Afrodita jamás le había mencionado ese pequeño e insignificante detalle, probablemente porque conocía sus reacciones pero ahora aquel era el menor de los problemas de la enferma. May debería llamar a sus padres y a sus hermanos, sabía que Ludwig y Cubias no se perdonarían el no estar ahí, aunque probablemente todo sería más complicado con ellos ahí. La castaña mordió su labio inferior intentando tomar la decisión correcta. Obviamente sabía cual era la decisión correcta pero la realidad es que no quería tomarla. No, las cosas se resolverían antes de tener que tomar esa decisión. 




#4659380 El rincón de la Perdición (MM B: 96434)

Escrito por May Malfoy el 16 abril 2014 - 06:42

La mortífaga ni siquiera se inmutó cuando un nutrido grupo de personas se detuvo para verla de pies a cabeza, justo en ese momento no le importaba que las mujeres se dedicaran a criticarla por su pequeño short y la ausencia de una blusa sobre el top del bikini que estaba dispuesta ocupar en el negocio de su hermana. Ella rara vez ocupaba esas piezas pero ahora estaba simplemente conmocionada que poca atención había puesto cuando había tomado el traje de baño que una de sus hermanas mayores le había dado retándola a usarlo, obviamente la castaña había perdido y jamás lo había usado pero ahora francamente le daba lo mismo. 

 

Casi corriendo llegó al establecimiento de su hermana, ni siquiera se detuvo a ver si había alguien en los primeros salones necesitaba pensar, necesitaba despejar su mente y eso sólo lo lograría cuando estuviera cubierta completamente de agua. Cuando por fin se halló en el área que ella quería soltó el aire que inconscientemente había esta reteniendo, su pecho subía y bajaba de manera casi peligrosa y éste parecía llamar más la atención debido al color carmín del bikini. La banshee no miró al barman quien en muchas ocasiones la había atendido, simplemente se deshizo de su short y se aventó al agua. Por primera vez en mucho se relajó, sentía las caricias del agua sobre su cuerpo y sólo cuando el aire amenazaba con escapar por completo de sus pulmones ella salió a la superficie. 

 

—Señorita Malfoy... —dijo temeroso el joven que atendía la barra— ¿Quiere que le sirva algo de tomar o... —el hombre fue incapaz de terminar la oración pues la mirada de la ojiverde simplemente no daba lugar para continuar la charla.

 

—Whisky de fuego, sólo eso —respondió la castaña jugando con su cabello que permanecía sujeto en una coleta. El chico asintió y ella volvió a sumergirse, temía que sí salía tendría que pensar y era justo lo que no quería...  "Entre todas las personas del mundo, ¡tenía que tener razón ella!", pensaba mientras intentaba aguantar por más tiempo la respiración bajo el agua, su hermana la mataría en cuanto la viera. Ella volvió a la superficie justo cuando el barman colocaba la bebida frente a ella, le sonrió y lo bebió de un solo trago— Otro —pidió antes de volver a sumergirse. 




#4628825 ~ Mansión de la Familia Malfoy ~ (MM B: 100774)

Escrito por May Malfoy el 03 febrero 2014 - 02:41

Los ojos de la mortífaga se abrieron sorprendidos al escuchar sobre sus andanzas en la academia y una risa cantarina escapó de sus labios antes de silenciarlos con un poco de arroz. La comida le parecía la gloria y no se había dado cuenta de que en realidad parecía estar a punto de morir, entendía que su debilidad fuera un reflejo de los días en la prisión pero ahora ya todo mejoraría sobre todo porque él estaba ahí. Siguió comiendo tranquilamente mientras lo escuchaba, sin embargo, la mención de muchas mujeres en su casa atrajo la atención de la bruja que, como pudo tragó el último bocado del tazón de arroz, levantó sus cejas y buscó el tono de voz más desenfadado que tenía antes de preguntarle.

 

—Ahm... ¿así que muchas chicas, eh? —preguntó como si en verdad no le interesara la cosa—. Y... ¿dices que te aburres con ellas?; vamos, cualquier chico mataría por estar en tu lugar... seguro encuentras algo divertido que hacer con ellas —refunfuñó antes de quitar sus piernas de encima de él. 

 

Ella se inclinó para dejar el tazón sobre la mesa totalmente callada, sabía que no debería ponerse celosa, que no tenía el derecho de hacerlo pero aún así no podía evitar imaginarlo al lado de una chica más divertida y menos complicada que ella; las palabras que acababa de pronunciar sobre su vista parecían haber sido erradicadas de la mente de la bruja de un solo plumazo. Ni siquiera el comentario sobre la tía que había encontrado logró que ella dijera al respecto salvo un suave "que bueno". Estaba a punto de levantarse y caminar hasta la ventana para aclarar sus pensamientos cuando una voz diferente la detuvo. Por fin el hada había hablado. 

 

La criatura parecía en serio tenerle miedo, quizás los rumores sobre la mansión Malfoy eran demasiado tenebrosos que incluso aquellos seres les temían. Sentimientos encontrados la atacaron en ese momento, por un lado le hubiera gustado ser más linda y menos "peligrosa", eso le haría las cosas más sencillas a Allen, además, eso se asemejaba más a lo que él creía de ella; por otro, jamás podría renunciar a su herencia, a los ideales tenebrosos, ellos eran su familia y habían estado ahí para cuidarla cuando él se había ido... Volvió a mirarlo, estudiándolo más a fondo con el pretexto de estar escuchando lo que decía sobre el alimento de Navi, Allen no podía verla pero ella sí y sabía que podría hablar de más sobre cómo ella lo veía. 

 

—¿En serio? —le preguntó a la criatura esbozando una alegre sonrisa que no llegó a quitarle al malhumor reflejado en su mirada—. También a mi las fresas me gustan mucho —añadió chasqueando sus dedos—. Jane, trae algunas fresas y frutas para que Navy pueda comer, por favor. Y... también trae chocolate para que yo le quite un par.

 

Nuevamente volvió a sumirse en silencio y aunque permanecía sentada junto a él estaba muy lejos, sus ojos recorrieron a su amigo y esbozó una sonrisa rota, recargó su cabeza lentamente en el hombro de él y cerró los ojos, tenía que decidir que sería lo siguiente que diría. Había varios caminos: uno, podría cerrar la boca y no decir nada esperando que él simplemente la apapachara, dos, debería poner la cosas en claro y preguntarle que era ella para él o; tres, alejarlo de su vida para que él pudiera hacer su vida con alguien diferente a ella, seguro no tendría problema en encontrar una chica que quisiera salir con él. Allen siempre había sido la clase de chico que llama la atención de las mujeres sin darse cuenta.

 

—Allen...  —murmuró quedamente— ¿qué somos?...




#4615148 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 30 diciembre 2013 - 06:12

Cuando él tomó su mano ella colocó su otra mano sobre las de él y comenzó a acariciarlas lentamente, a pesar de los golpes no habían sufrido demasiado; eso la alegró. Entrelazó sus dedos con los de él dándole un suave apretón en señal de lo mucho que le agradaba tenerlo de aquella manera. Otra vez sus miradas se habían anclado, tal vez y sólo tal vez él no se había arrepentido de lo ocurrido la noche anterior... Estaba a punto de decir algo al respecto cuando él desvió su mirada y ella no pudo sino cerrar su boca como si jamás hubiera querido decir palabra alguna, bajó su mirada hasta sus manos y ahí la mantuvo incluso mientras él hablaba

 

—No debes preocuparte, ahora puedo yo pagar... más adelante podrás invitarme tú.... —le hubiera gustado decir "para eso son los amigos" pero como lo temía ambos estaban en un limbo del cual sólo con hablarlo podrían superarlo o tirarse por completo al abismo. Seguía sin mirarlo, aunque sentía su mirada en ella, no podía dedicarle ni siquiera una breve mirada, sabía que su expresión era triste. 

 

La alusión a la Academia hizo que ella levantara el rostro totalmente sorprendida, había dudado verlo después de la noche anterior y por lo visto ahora el permanecería en el pueblo al menos por tres meses. ¿Qué rayos iba a pasar en ese lapso de tiempo? La palabra auror la golpeó por completo, algo en su interior le decía que no le gustaba la idea de que él se fuera hacia el bando de los seres de luz, ella misma sabía que con esa decisión sus caminos se bifurcarían aún más, ¿podría mantener ella su secreto de él? Volvió a intentar dibujar una sonrisa antes de responderle.

 

—Deja de estirar a tu pobre cuerpo o te llevaré a rastras a San Mungo, si sigues maltratándote tanto terminarás peor —lo reprimió con suavidad mientras lo despeinaba un poco— ¡Oops! ¡Lo lamento! ¿Te duele mucho la cabeza?... ¿Puedes explicarme qué fue lo que pasó allá afuera? Digo... no es que no me guste el drama y en realidad tu entrada fue espectacular... pero... no entiendo por qué tanto show...




#4615119 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 30 diciembre 2013 - 04:58

—No vas a sujetar la gasa con el sombrero, primero habrá que sacudirlo... limpiarlo bien. Quita las manos —pidió aunque ella misma se las hizo a un lado sin borrar la sonrisa de su rostro, colocó la casa y la fijo con un poco de micropore. Sin meditarlo se inclinó hacia el y le dio un beso en la frente, allí donde no había herida y no corría el riesgo de lastimarlo— No estás bien...

 

Había intentado intentado interrumpirlo pero él ahora quería probar que estaba bien, cosa que no era cierta pues en cuanto quiso saltar las muecas de dolor se hicieron presentes en su rostro. Ella se levantó de un salto para sujetarlo antes de que cayera al suelo, colocó su brazo alrededor de la cintura del pelinegro y lo obligó a sentarse en uno de los acojinados puffs sólo que no en aquellos que estaban cerca del desastre que faltaba limpiar, sino en los que estaban cerca de su bebida, su bolso y su libro. 

 

—¿Quieres quedarte quietecito? —preguntó aunque era más bien una orden que le estaba dando— No te preocupes por el lugar, yo correré con los gastos si es que Evarela hace algún drama, aunque no creo que lo haga cuando le cuente que pasó; deja de preocuparte, ¿si? 

 

Ella se mantenía de pie justo cuando un mesero se acercó hasta ellos y tomó la taza de té de la bruja, tenía al menos 15 minutos sobre la mesa y ella no había tenido oportunidad de beberlo; era obvio que con aquel clima frío ya se había enfriado. Amablemente el joven se ofreció a calentarlo y preguntó si podía traer algo para el joven. Ella dudó y lo miró, no estaba segura de si podría beber algo, aunque no lo habían golpeado en los labios no estaba segura de si el querría algo de beber.

 

—¿Quieres un té, un café... un whisky para el susto? —bromeó mientras se sentaba a su lado. 




#4615092 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 30 diciembre 2013 - 03:45

La bruja rió ante el comentario de la influencia que ella tener en aquel mundo; la realidad era que su familia estaba muy bien acomodada y que sus amigos habían logrado de hacerse de muy buenos puestos durante estos años en los que ella había estado fuera. La nostalgia la golpeó de repente, si ella no se hubiera marchado, tal vez habría tenido los medios y la autoridad necesaria para detener a los hombres que habían ocasionado todo el alboroto. La sangre había dejado de fluir para ese momento pero ella no se había dado cuenta hasta que él comenzó a negar vehemente que no iría a San Mungo. Ella frunció el ceño antes de hablar.

 

—No tendrían que enterarse que terminaste en el hospital, conozco a las personas adecuadas para ello —insistió al tiempo que volvía a acariciar el rostro de su amigo con su fría mano, sabía que a él le preocupaba su libertad y si ella tenía que poner un pie en la Mansión Croft para que la mantuviera, lo haría—. Está bien, está bien... lo haré yo, a ver... —musitó cuando el intentó levantarse pero sin poder hacerlo.

 

Ella no creía que Allen tuviera algo roto pues, sabía de muy buena fuente que ante un hueso roto el dolor era insoportable; sin embargo, el ojo era algo que le preocupaba. Envolvió un par de hielos en otro pañuelo y lo colocó sobre su frente, aquella que tan sólo el día atrás había estado recargada sobre la propia. Se detuvo un breve momento pues ante los recuerdos y la decepción de la noche anterior sintió que algo se encogía dentro de ella. Sacudió con fuerza su cabeza haciendo que la coleta en la que llevaba sujeto su cabello se moviera graciosamente, no podía permitirse ninguna distracción en aquel momento.

 

—¿Con este? —le preguntó señalando un frasquito esperando que él no hubiese notado su breve ausencia. Espero que asintiera y mojó un tercer pañuelo—, ¿es para desinfectar, verdad?... A ver, hay que quitarte los hielos que tienes una ligera cortada también en tu frente.

 

Para ese punto sus manos se habían manchado un poco de sangre pero no le importaba, estaba segura de que en el pasado había visto demasiada y ahora aquel líquido rojo no era algo que la espantara. Mientras comenzaba a aplicar ligeros toquecitos de la sustancia sobre la frente de su amigo miró el establecimiento, en silencio los meseros habían ido arreglando cada una de las mesas que habían sido movidas por culpa de todo el alboroto, otros barrían los escombros de la entrada pero muchas cosas eran salvables. 

 

—¿Qué más?




#4615055 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 30 diciembre 2013 - 02:09

—¡Auch! —exclamó cuando su cuerpo tocó el suelo. No sabía como es que Allen había intercambiado sus posiciones pero ahora ella era la que estaba en el suelo y él de pie frente a ella justo para recibir el golpe de una silla. May se preocupó al instante pues el impacto había sido tan fuerte que él había sido aventado con otras mesas, nadie podría saber cuando adoraba que Evarela ocupara más puffs que sillas como parte de sus muebles. Miró furiosa a los hombres que habían empezado a correr seguidos de algunos meseros, probablemente no los alcanzarían y aún si lo hacían ellos no eran la policía.

 

—Jane... —dijo justo después de chasquear sus dedos. La respuesta fue inmediata. Una elfina no más alta al metro de altura apareció haciendo una pronunciada reverencia— Avísale a Juve, Afrodita, Gyvraine o a Alicia que hay problemas en Diagón; si le avisas a Alicia no vayas a la granja o los animales no te dejarán salir tan fácil y no tengo tiempo para ir ahora, ¿si?

 

La elfina volvió a inclinarse y desapareció de inmediato... Sólo entonces May dejó que el pánico se apoderara de ella; corrió hasta Allen que volvía a pedirle perdón pero a ella no le importaba por qué repetía aquello con tantas ganas, lo que le importaba era que el estuviera bien, que tonta había sido al no tomar la clase de Auxilios Mágicos. ¿Debería llamar a Aleera?, ¿a Lacrimosa? Mejor a la primera, no quería toparse con su hermano aún. Sólo entonces cayó en cuenta que dos de las personas a las que les había mandado el mensaje no sabían que ella había vuelto, que terrible manera de enterarse.

 

—Calla... a ver déjame verte —le pidió a Allen en un suave susurro. Se hincó frente a él y comenzó a explorar su rostro donde corría la sangre—. Creo que la herida no es muy profunda, no sé como es que sigues consciente... —añadió esbozando una media sonrisa en un intento de aligerar la tensión.

 

—Señorita Malfoy...

 

El mesero había vuelto con un par de pañuelos limpios, agua de manzanilla y algunos hielos, incluso un botiquín de primeros auxilios. May le sonrió con verdadera felicidad y sus ojos brillaron agradecidos por todo lo que él le había traído para curarlo. Ella jaló un cojín y lo puso bajo sus rodillas pues el suelo la estaba incomodando. Tomo uno de los pañuelos y comenzó a limpiarlo con suma delicadeza. Allen esto de la medicina no se me da muy bien que digamos... vamos a San Mungo para que te curen, puedo llamar a una de mis primas dijo atropelladamente.




#4615031 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 30 diciembre 2013 - 01:08

—¿Qué rayos sucede allá afuera? —preguntó la Malfoy bastante molesta al mesero que acababa de poner una taza frente a ella. 

 

El hombre sólo acertó a encogerse de hombros aunque la bruja ya no le ponía la más mínima atención. Estiró su cuello y colocó sus manos junta ella impulsándose para poder observar lo que ocurría. Podía observar algunas figuras con largas túnicas y estaba segura de que había visto un destello plateado como si fueran máscaras; sin embargo no fueron aquellos hombres los que hicieron que ella se levantara de un salto tirando su libro al suelo. Ella conocía aquel sombrero, sólo había alguien en aquellos lares que lucía con tan a menudo ese accesorio. 

 

Estaba a punto de salir a la calle cuando Allen voló por los aires cayendo y destruyendo la puerta principal de la Teteria en la que se encontraba la bruja. "Diablos", pensó al tiempo que corría hasta su lado "Evarela me cobrará esto con creces..." añadió en su fuero interno. Pero aquel no era el momento para pensar en cuestiones de galeones, seguramente cualquiera de las dos podría arreglar esa puerta con un movimiento de su varita. No, ahora tenía que ver como hacía para alejar a aquellos hombres del lugar. 

 

Algo en ellos era extraño, había visto un sin fin de ataques mortífagos y si algo sabía era que un verdadero mortífago no hubiera permitido que Allen siguiera con vida después de ser insultado, mucho menos golpeado, por él. Ellos no eran mortífagos, tan sólo unos vándalos que intentaban pasar por magos tenebrosos. Con bastante rapidez se sitúo entre Allen y los hombres que estaban a un par de metros de ella. "Genial, justo hoy que parezco una niña tengo que parecer importante", pensaba mientras en lugar de sacar la varita aparecía una tarjeta blanca con hermosos adornos en relieve y su nombre en el centro. Una cosa que había aprendido durante su vida era que a veces una batalla se ganaba sin derramar una gota de sangre.

 

—¡Qué diablos pasa! —gritó como si fuera una comensal bastante molesta en lugar de que si fuera amiga del hombre que estaba detrás de ella en el suelo— ¡Bah!, ustedes no son mortífagos... tienen peor pinta que cualquiera pero no son más que truanes —además se les nota que no son sangre pura, añadió sólo en su mente—. Si tienen algún problema con el caballero pueden pasar a buscarme a la Mansión Malfoy, si quieren mi padre, el Ministro, puede estar presente —añadió mordazmente.

 

Las figuras dudaron entre atacar a la bruja o retirarse ahora que ella les daba la oportunidad; sin embargo, no sólo ella se encontraba en los límites del establecimiento dispuesta a sacar la varita si ellos la agredían, los meseros habían salido y uno que otro no tenía una pinta tan agraciada como el que la había atendido; incluso, algunos parecían magos muy experimentados; por número los rebasaban y ellos no eran Napoleón para vencer siendo minoría. Ella suspiró, había alardeado quizás más de la cuenta... tenía meses sin lanzar un hechizo de ataque, nunca había sido tan buena como sus hermanos en cuestión de duelos y ahora estaba oxidada. 

 

—¿Estás bien? —murmuró girándose para mirar a Allen. No estaba segura de cómo reaccionaría su amigo después de que ella saliera en su defensa—. Puedes traerme un poco de té de manzanilla y una compresa —pidió al mesero que dudaba si dejarla sola con el hombre que había roto la puerta principal. Ella sonrió y le tendió la tarjeta con su nombre—. Si Evarela llegara a regañarte dale la tarjeta y dile que fui yo. ¿Puedes traerme lo que te he pedido?




#4614989 Tetería Karnak (MM B: 82684)

Escrito por May Malfoy el 29 diciembre 2013 - 23:32

Un reparador sueño fue todo lo que la bruja necesitó para minar, al menos un poco, las emociones que la acongojaban y que habían sido la razón de que ella no pudiera conciliar el sueño sino a altas horas de la noche. Pese a estar de mejor humor sus ojos habían perdido el brillo que los caracterizaba y muy pronto su elfina se había cansado de tenerla echada en la cama haciendo nada. Sin decir mucho a su dueña, Jane había buscado un bello vestido azul que colocó sobre la cama de ella, unas medias y unos botines, unas pulseras y una diadema gris fueron otras de las cosas que ella puso al alcance de la bruja que ahora le dedicaba su atención.

 

—¿Qué haces Jane? —le preguntó confundida la Malfoy.

 

—La ama May no puede seguir así —comenzó a decir la criatura—, la ama debe de salir y divertirse en estas fechas. Además Jane debe terminar de limpiar la alcoba y no puede hacerlo si la señorita permanece aquí. 

 

May frunció el ceño. Sólo aquella elfina era a la que se le permitía tener esas libertades con la ex mortífaga; le había aguantado muchas cosas como para que ahora la regañara por intentar sacarla de su casa. Suspiró y fue hacia el baño, se ducho y comenzó a vestirse; el resultado fue aceptable pues el vestido de mangas largas y con un flores negras se veía muy bien junto con las medias y los demás accesorios que Jane había elegido. La bruja sonrió mientras alisaba el vestido que llegaba tan sólo unos dedos por arriba de su rodilla.

 

—Regreso en la noche... —se despidió de su fiel sirvienta tomando su bolso.

 

 

La castaña había aparecido en el callejón Diagon sin una idea clara sobre qué lugar visitar; tal vez debería haber llamado a alguna de sus hermanas, primas o sobrinas. Fue entonces cuando la vio. La tetería Karnak era un lugar que ella conocía y parecía ligeramente desierto, no importaba, cualquier lugar sería casi igual de bueno como aquel para distraerse. Comenzó a caminar hacia la tetería con paso veloz pues, aunque la tarde no era tan fría como la del día anterior la temperatura si era baja y lo mejor era abrigarse de inmediato. 

 

Cuando por fin se halló dentro del lugar esbozó una sonrisa y alzó sus hombros como si estuviera a punto de hacer una travesura. Miro las mesas, el lugar parecía casi muerto salvo por algunos meseros que se encontraban limpiando los cojines de algunos taburetes. La miraron y ella volvió a sonreír mientras se sentaba en una mesa cerca de la ventana del lugar, pronto empezaría a nevar y eso era algo que quería ver. Era curioso, por dentro el establecimiento parecía transportarla a Egipto y sí sólo giraba unos grados su rostro podía observar el frío paisaje londinense. 

 

—Quiero un afrodisíaco hindú, por favor —pidió al mesero que se había acercado. Ella volvió a dedicar una breve mirada al lugar antes de sacar y sumirse en el libro que cargaba en su bolsa.




#4608342 El rincón de la Perdición (MM B: 96434)

Escrito por May Malfoy el 23 diciembre 2013 - 07:02

El mesero había puesto sobre la barra un poco de vodka con jugo de naranja, una bebida que la bruja había aceptado con mejor humor que el whisky de fuego; sin embargo, no había pasado por alto la botella que su hermana ahora bebía. Sacudió la cabeza, ella no quería cuidar borrachos, además, si la banshee terminaba mal tendría que llevarla a su casa y toparse con los demás no era algo para lo que estaba preparada. Recordaba aún los pasillos de la mansión Malfoy, oscuros, solitarios... inertes; sabía que en cuanto pusiera los pies en su casa sería peligroso para ella pues los recuerdos que con tanto esmero había conseguido guardar en el fondo de su mente regresarían a ella y la dejarían sin escapatoria.

 

Dio un trago a su bebida pues en alguna ocasión le habían dicho que aquello le podía dar valor. No era cierto; sólo era una sensación extraña de un suave calor que la inundaba por completo y que sí hacía frío podía hacerla sentir más a gusto, pero que en aquel punto sólo conseguía atolondrarla un poco. Volvió a suspirar y tragó con dificultad ante la amenaza de su hermana. No sería la primera vez que una mujer con el aspecto de Afrodita le lanzaba un cuchillo, solo que esta vez podría dañar más que un simple tronco de la mansión Malfoy. Que suerte era que ambas estuvieran solas en aquella habitación, bueno ellas y el mesero que ponía especial atención en fingir que no escuchaba nada.

 

—Bueno... ¿recuerdas que yo salía con un Black? —murmuró de manera casi inaudible— pero... bueno... tú lo conoces, es un coqueto por naturaleza; aunque eso no significa que sea un chico con un mal corazón —intentó defenderlo. Habían pasado ya varios meses desde que había contado la historia sobre qué había pasado con aquel Black, de hecho, ni siquiera él sabía bien la historia... sólo sabía que ella se había ido porque necesitaba hacer otras cosas y porque sus intereses habían cambiado y se situaban fuera del continente europeo. 

 

Volvió a dar otro trago esperando que su hermana dijera cualquier cosa o asintiera ante lo que ella le comentaba. No estaba muy segura de cómo decir lo que seguía, tal vez debería omitir los nombres, eso lo haría más sencillo. Al fin y al cabo Blacks existían muchos, Malfoys, Haughton o cualquier otro apellido de la comunidad mágica ahora se contaba por centenas y aquello había pasado hace tanto tiempo que poco importaría dar datos exactos. La observó, pidiéndole con tan sólo su mirada que no preguntara más datos de los que ella le daba. Tal vez entendería, tal vez no... pero si hablaba de más podría ocasionar problemas que ya se habían solucionado.

 

—Existía en ese momento otra chica interesada en él... y bueno, los rumores corrieron...—continuó con su relato aún con un tono de voz casi inaudible— La cosa se complicó cuando ella conoció a otra persona con la que yo había tenido algo que ver pero que jamás se pudo concretar por otras razones... y bueno, los rumores siguieron en aumento hasta que intervine y hablé directamente con ella. Corté de raíz lo que ella pensaba pero... pero... el daño ya estaba hecho, no podía parar la maquinaria que se había echado a andar aunque intenté controlarla pensando que no me dañaría... sí lo hizo. 




#4608331 El rincón de la Perdición (MM B: 96434)

Escrito por May Malfoy el 23 diciembre 2013 - 06:18

May frunció ligeramente el ceño al escuchar a su hermana; si ella no sabía que la banshee ahora tomaba un poco más que cuando se había ido era culpa de ella por tampoco buscarla; aunque debía admitir que de haberlo hecho probablemente ella no hubiera respondido. Sin embargo, rodó los ojos y dio un trago a su bebida sintiendo como el calor inundaba su garganta y la quemaba ligeramente. Si le preguntaban, ella hubiera optado por alguna bebida más fresca. En su viaje al extranjero había probado una bebida a base de licor de menta, ron y alguna otra cosa que le había gustado demasiado pero que si alguien más no la pedía por ella, ella simplemente era incapaz de recordar el nombre de la misma o sus ingredientes.

 

—¿No tendrás algo más fresco? —le preguntó al mesero coquetamente. 

 

El hombre asintió mientras buscaba alguna carta para que la Malfoy pudiera decidir sobre otra bebida, mientras tanto, ella se había girado para mirar a su hermana mientras ponía su copa al lado de la de Afrodita en una muestra clara de que ella no quería más whisky. Le sonrió ante su pregunta burlona pero cuando habló lo hizo con el tono de voz más sereno que pudo encontrar, al final, sabía que eso sacaba más rápido de sus casillas entre más tranquila se encontrara ella. Colocó las manos frente a ella, sobre la barra y suspiró antes de comenzar a hablar. Buscar las palabras adecuadas en su mente le estaba costando un poco de trabajo, incluso aunque durante años se había jactado de que las palabras eran sus aliadas.

 

—Creo que comenzaré a hablar... no estoy tan ebria para saltar sobre la barra, ni siquiera estoy un poco tomada —respondió a su hermana—. ¿Qué es lo que quieres saber en verdad?, ¿Por qué me fui?, ¿dónde estuve o por qué volví? —lo último había sonado bastante burlón pero sabía que Afrodita no podría con la curiosidad sobre la ausencia de la castaña, sobre todo porque poco habían sabido de ella durante su ausencia.

 

¿Sería capaz de decirle lo que realmente había estado haciendo?, ¿podría decirle que había vuelto a casa antes de terminar tirándose a la deriva y hundirse en un hoyo oscuro? Mordió ligeramente su labio, una acción que realizaba cuando comenzaba a ponerse nerviosa. ¿Qué le diría cuando preguntara directamente? No le mentiría es obvio, pero... decirle la verdad completa era asumir que había peleado con alguien que había sido parte de su vida por años y que, la única solución que ella había encontrado había sido marcharse sin decir adiós y sin volver atrás cuando algunos la buscaron...




#4442721 ॢ Passio Arcanum ॢ (MM B: 97727)

Escrito por May Malfoy el 28 enero 2013 - 00:22

La bruja esbozó una sonrisa en sus labios rosados, cuando lo escuchó hablar... él la había descubierto, era obvio que lo haría. Tenía mucho tiempo desde que alguien no adivinara sus planes, sin embargo, tenía más aún desde que ella no consiguiera algo cuando se lo proponía. Sus ojos brillaron mientras se detenía totalmente a observar el ave, prefería que fuera así, es decir, que él no la viera, así Joaquín podría expresar más palabras de las que diría si ella lo estuviera mirando fijamente. Espero pacientemente en lo que fue su última frase bromista y la verdad que ella esperaba.

Aquello fue demasiado para ella. La Malfoy se había convertido en la sorpresa en persona. Se giró para mirarlo aún con los ojos más abiertos, lo observó de arriba a abajo, como queriendo descubrir en qué momento ese vampiro se había transformado en padre. Realmente no daba crédito a las palabras que él le había dicho, era como si algún lunático le hubiera dicho que el Nilo estaba en Brasil y el Amazonas en Rusia, simplemente algo inverosímil. Sabía que su rostro no había recuperado la actitud desenfadada o tranquila que hasta entonces había mostrado, pero es que la habían dejado sin palabras.

En su fuero interno ella había esperado una noticia un tanto diferente, parecida pero no igual. Pensaba que él se había casado y que por eso se mostraba tan distante, tan cuidadoso con su conversación; tal vez se había casado con una mujer fuera de sí, controladora y celosa. No sería la primera vez que la Malfoy tenía problemas con la pareja de un amigo, en las últimas dos décadas sus amigos se habían encargado de conseguirse novias dementes que la tenían en la mira. En serio, ella aún no entendía como es que todos conseguían novias de ese estilo... pero, ¡una hija!

—Vaya... —alcanzó a decir— ¿Así que una niña? ¡Y todo este tiempo hemos estado hablando de mi! —dijo atropelladamente.

Sus manos comenzaron a juguetear, al menos una lo hizo fácilmente con las hojas congeladas que habían quedado detrás de ella al girarse para mirar al Granger. Sentía el arbusto detrás de sí, enterrándose en su espalda baja y algunas que otras ramas en sus piernas. Sacudió ligeramente su cabeza, como si así pudiera reorganizar sus pensamientos. Una niña no era algo que naciera de la nada, ella mejor que nadie lo sabía, al menos un par de meses habían tenido que correr para que al final se coronara con un bebé.

—¿No te casaste? —su pregunta había salido abruptamente de sus labios, sin ningún preámbulo, pero con franca curiosidad.


#4292352 El rincón de la Perdición (MM B: 96434)

Escrito por May Malfoy el 01 julio 2012 - 03:15

Sí... sí, claro —fue lo único respondió sobre lo que su hermana dijo de ser banshee. Rodó los ojos, no le daría más cosas para que siguiera picotéandola con el asunto. Sacudió la cabeza y de inmediato se limitó a responder sobre otros temas más favorables para su pesona—. Ajá, guardianes... ya lo sabes, no hace falta que te lo diga. Sabes que siempre me gustó eso. No se va a arruinar la vida —defendió a la chica—, está conmigo —añadió vanidosamente.

La castaña sonrió al recordar todas las etapas de guardianes y luego observó a Caroline, ella estaba entrando en una etapa totalmente nueva para aquellas misiones. Sonrió. La misma Malfoy había salido de guardia tantas veces con la madre de la que ahora la acompañaba. Aún tenía una sonrisa un tanto bobalicona cuando llegaron a sus oídos las últimas palabras de su hermana. La fulminó con la mirada y terminó de un sólo trago su bebida.

A pesar de la dulzura de la misma había logrado que toda su garganta ardiera. De un salto bajó del banquillo dejando un par de galeones sobre la barra que de inmediato desaparecieron. Tomó a Caroline de la mano, la llevaría a su siguiente destino o asignación, como fuera que le quisieran decir. Su hermana estaba adentrándose a un terreno que sólo trataría en su casa a puerta cerrada para que nadie escuchara nada de lo que las Malfoy dijeran.

Nos vamos, el lugar está en orden —acotó mientras daba un beso en la mejilla a Evarela y otro a su hermana—. Vendremos otro día —añadió mientras se acercaba hacia la salida de aquel salón.





Alternar visibilidad del Shoutbox Tag Abrir el Shoutbox en una ventana emergente

@  Eobard Thawne : (30 marzo 2020 - 06:37 ) .
@  Zoella Triviani : (30 marzo 2020 - 06:07 ) :ninja:
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:47 ) @Ernest Macnair Wilfred me despido, ya es tarde y te dejo mi deseo de que tengas un excelente inicio de semana amigo¡Bye!
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:45 ) @Ernest Macnair Wilfred Eso es bueno, recuerda que es un juego y lo primordial es divertirse :sad:
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:44 ) buff me siento igual de perdido que cuando vine por primera vez pero bueno ya estare tomando todo con calma
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:43 ) mm conocimientos de mortifago, eso es nuevo
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:37 ) B)
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:36 ) B) B)
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:36 ) B) B) B)
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:36 ) B) B)
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:36 ) B)
@  Hades Ragnarok : (30 marzo 2020 - 06:35 ) :ninja:
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:33 ) :D
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:32 ) @Ernest Macnair Wilfred recuerda: "Más vale paso que dure y no trote que canse" o este otro refrán: "Quien mucho corre poco alcanza o se cae de panza"
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:31 ) @Ernest Macnair Wilfred http://www.harrylati...o/#entry5334672
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:30 ) @Ernest Macnair Wilfred Puedes iniciar inscribiendote a los conocimientos de mortifagos...
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:29 ) @Ernest Macnair Wilfred Toma todo con calma...respira! ^_^
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:21 ) me va a dar un infarto que en cada segundo se este actualizando el foro XD
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:21 ) @Anthony Ryvak Dracony Hola anthony
@  Anthony Ryva... : (30 marzo 2020 - 06:16 ) @Ernest Macnair Wilfred :D ¡Hola amigo!
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:02 ) me quede perdido tanto tiempo que no se ni donde deje la varita
@  Ernest Macna... : (30 marzo 2020 - 06:01 ) *entra buscando su varita*
@  Paula Malfoy : (30 marzo 2020 - 05:06 ) Hola
@  Jank Dayne : (30 marzo 2020 - 04:26 ) @Lucrezia Di Medici mi especialidad! cuando quieras ;3
@  Lucrezia Di... : (30 marzo 2020 - 04:13 ) Desempolvame la varita Jank :$
@  Jank Dayne : (30 marzo 2020 - 04:06 ) http://www.harrylati...pago/?p=5338590 vayan! todos invitados!!
@  Finnick Odair : (30 marzo 2020 - 03:57 ) Gracias
@  Rory Despard : (30 marzo 2020 - 03:30 ) @Finnick Odair. Bienvolvido :3
@  Finnick Odair : (30 marzo 2020 - 03:01 ) Hay alguien aquí con vida? °°
@  imkup : (30 marzo 2020 - 01:27 ) :blush: :blush:
@  Hades Ragnarok : (30 marzo 2020 - 01:03 ) B) B)
@  Ada Camille... : (29 marzo 2020 - 11:19 ) B)
@  stnazi : (29 marzo 2020 - 11:13 ) :ninja:
@  Seba Granger : (29 marzo 2020 - 11:03 ) B) B) B) B)
@  Hades Ragnarok : (29 marzo 2020 - 10:31 ) B) B) B)
@  Darla Potter... : (29 marzo 2020 - 10:19 ) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:38 ) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:38 ) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:37 ) B) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:32 ) B) B) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:32 ) B) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:32 ) B) B)
@  Anthony Ryva... : (29 marzo 2020 - 09:32 ) B)
@  Hades Ragnarok : (29 marzo 2020 - 06:08 ) :ninja:
@  Hades Ragnarok : (29 marzo 2020 - 06:08 ) :ninja:
@  Eobard Thawne : (29 marzo 2020 - 03:25 ) :ninja:
@  mavy_lu : (29 marzo 2020 - 09:10 ) :ninja:
@  Hades Ragnarok : (29 marzo 2020 - 05:11 ) @Hannity Ollivander :love:
@  Hannity Olli... : (29 marzo 2020 - 05:03 ) :huh:
@  Hades Ragnarok : (29 marzo 2020 - 03:16 ) @Zoella Triviani ya al fin deje la ficha actualizada XD ahora si, a rlear