Ir al contenido


Conoce el nuevo contexto de rol global de la Segunda Temporada de Rol en la CMI. Link

Monica Malfoy Haughton

Miembro desde 02 ago 2009
Última actividad ene 06 2021 19:17
****-

Temas que he comenzado

Holi, soy nueva(?)

13 agosto 2018 - 19:14

OK, no lo soy pero necesito ayuda T.T

Los que me conocen ya lo saben, pero soy una vieja usuaria que vuelve para intentar quedarse. Realmente no hace taaaanto que me fui, pero la verdad es que es un poco complicado regresar cuando ya no tienes contactos(?)

Así que bueno, a ver si aquí tengo algo más de suerte. Para quien no me conoce soy Mónica, dentro y fuera del foro y tengo 25 años. Soy española y tuve que dejar el rol por cuestiones profesionales, aunque estuve muy involucrada en el rol y el foro en general. Ahora voy a tener una larga temporada de reposo y tiempo libre y por ello quiero volver, así que toda ayuda será agradecida.

Ahora mismo soy Neutral así que no me cierro a ningún tipo de rol ni a nadie que quiera rolear.

Saludos y gracias por su atención(?)

Atrium Stratus (MM B: 107761)

06 febrero 2016 - 01:31

rhOzUG0.png

 
Cuando los magos y brujas que frecuentaban el callejón Diagón empezaron a notar nuevo movimiento en el lugar en el que siempre había estado el Atrium Stratus, ciertos rumores comenzaron a dejarse oír tanto en la calle comercial como en el resto del Londres mágico. Que si habían comprado el local, que si su antigua dueña había regresado... había incluso quien decía que el Atrium había pasado a mejor vida y que lo que estaban preparando allí era un negocio completamente diferente al que conocían.
 
Pero la realidad de aquel lugar era que pocos, muy pocos, sabían lo que se cocía en su interior. La fachada antigua había desaparecido para dejar lugar a una pared de estuco oscuro en la que se abrían balcones en los tres pisos superiores que tenía. A través de los balcones las cortinas blancas se dejaban ver danzarinas por la brisa y el olor a flores y ambientadores se escapaba de donde quisiera que viniera.
 
La pared de la planta baja a diferencia de los pisos superiores estaba completamente hecha de un cristal tan pulcro que allí donde nada se interponía parecía que no existía la pared. Desde el exterior podía verse lo que había dentro: dos pares de pequeños sillones de piel marrón junto a varias mesillas de café que hacían compañía a una reducida recepción de mármol blanco. Junto a la recepción había varias plantas decorativas y poco más.
 
En el recibidor, de paredes claras, no solía haber demasiadas personas además del recepcionista. Detrás de donde él se solía poner había un panel con el número de las habitaciones y sobre el mostrador un libro en el que se recogían las visitas que llegaban al negocio, ya fuera al hotel o al restaurante que lo componían. Allí mismo se encontraban las entradas a las ya mencionadas partes del negocio: por la derecha se llegaba al restaurante a través de un pasillo igual de bien iluminado que la primera zona y a la izquierda había una escalinata en forma de caracol que llevaba a las habitaciones a disposición del visitante y que descendían hacia las oficinas de los propietarios.
 
Al bajar se encontraba un único pasillo en el que había poca luz en comparación con el resto del negocio y en él había varias puertas. Las primeras y colocadas a ambos lados eran habitaciones privadas para los dueños mientras que la última, con un cartel dorado sobre ella, anunciaba que era la oficina. Dentro había demasiadas disputas y aún así todo parecía pulcramente ordenado. Había cuatro escritorios, uno en cada esquina de la espaciosa habitación y cada uno de ellos tenía apilados algunos documentos. Había también algunas pertenencias personales de los socios y varia estanterías rebosantes de libros.
 
El Restaurante
 
Al final del pasillo la aparición de un arco de medio punto avisaba del inicio de la nueva zona. Los suelos eran del color de la madera como en el resto del local pero de un material que brillaba ante la luz que derramaban los focos del techo. Las paredes eran de color marrón claro, a diferencia de las del recibidor y pasillos que eran mucho más claras al igual que las cortinas que cubrían todas las falsas ventanas desde donde la luz artificial imitaba la calle.
 
El mobiliario era sencillo y sobrio: las sillas y las mesas eran de madera y las ultimas tenían tapas de cristal cubiertas por una elegante mantelería blanca con los filos bordados con hilo dorado. Cubiertos de plata y copas de fino cristal hacían el servicio de cada mesa y las vitrinas de caoba y cristal apostadas en el fondo mostraban las vajillas más delicadas. Ningún cliente estaría nunca mal atendido, pues la atención del camarero era continua mientras alguien ocupara uno de los lugares del restaurante.
 
Las cocinas se encontraban en los sótanos a los cuales se accedía a través de una escalera quizás demasiado estrecha, situada junto a la chimenea de mármol blanco. Allí los que cocinaban eran los elfos, los mismos que preparaban cualquier bebida o refrigerio que arriba se pidiera.
 
El Hotel.
 
Las escaleras de la recepción daban la bienvenida de la mejor manera antes de llegar al primer piso de los tres dirigidos al hotel del Atrium Stratus y claro estaba, seguían subiendo hasta el ultimo de estos. El suelo de los pasillos de cada piso estaba cubierto por una alfombra bordó que siempre estaba limpia. Las puertas eran de caoba tallada y las cerraduras parecían de oro. No había ventanas en los vestíbulos aunque al final de cada pasillo había un mueble cajonero permanentemente cerrados a los que solo accedía el ama de llaves.
 
Las habitaciones eran variadas y numerosas. Algunas eran de tamaño reducido y con poco mobiliario mientras que otras parecían sacadas de un palacio por su tamaño y decoración. En todas había un baño privado con todo lo necesario para quien habitara la habitación y, en las más caras, había hasta chimenea que calentaba el ambiente. Camas enormes y demasiados pequeñas, habitaciones con dos camas y incluso con tres para grupos reducidos. En el piso superior se encontraban las suites, cuya decoración misteriosa cambiaba cada vez que un nuevo cliente llegaba.
 
Pero...
 
¿Qué era más misterioso en aquel hotel si no las historias que se escribían en él?
 
 

 

Propietarios:

Mónica Malfoy Haughton

Taurogirl Crouchs

Elvis F. Gryffindor

 

Empleados:
Se aceptan empleados.

Leonard Conner - Recepcionista.
Marine Petterson - Ama de Llaves/Encargada.
David Collins - Restaurante.


Elfos:

Eros
Orión

 

 

(◊) Personajes Inventados a disposición de la clientela.

 

Afiliados:

 

Se aceptan afiliados.

 

 

Criaturas: -
Objetos:
-
 
Registro: Nº 107699
Bóveda:


Atrium Stratus (MM)

02 febrero 2016 - 03:44

rhOzUG0.png


Nombre del Negocio: Atrium Stratus

Nombre de los propietarios: Mónica Malfoy Haughton & Elvis F. Gryffindor.

 

Rubro al que se dedicará: Alojamiento y Turismo

Descripción:
 
Es un local muy extenso dividido en cuatro pisos: en el bajo se encuentra la recepción y un elegante restaurante que ofrece una exquisita comodidad que en pocos lugares podrá encontrarse mientras que en los superiores se sitúa el hotel. La fachada, hecha de estuco oscuro, había sido completamente renovada y sus balcones dejaban entrever las blancas cortinas de cada habitación. Sin embargo la parte más baja de la misma no guardaba el mismo aspecto, si no que estaba completamente hecha de un cristal pulcro y brillante que dejaba entrar la luz al interior.

Una exquisita entrada a través de una puerta de cristal y emplomado negro permitñia a sus visitantes ingresar en el famoso establecimiento. Lo primero que se podía divisar era la sala principal, en la que dos pares de pequeños sillones de piel marrón junto a varias mesillas de café hacían compañía a una reducida recepción de mármol blanco que siempre estaba pulcramente ordenada. Saliendo del recibidor, de paredes claras, había un pasillo hacia la derecha que llevaba hacia el restaurante y a la izquierda unas elegantes escaleras que subían hacia los pisos superiores y bajaban al subsuelo, donde se encontraban además de las cocinas, la oficina de los propietarios.

En el restaurante, los muebles de caoba quedaban a la vista permitiendo que pudieran admirarse las hermosas y bien cuidadas cristaleras de las alacenas. Las mesas, ordenadas en una parte de la extensa nave dirigida a las comidas, presentaban una tapa de cristal reluciente aunque ocultas bajo hermosos manteles blancos de filos dorados. El suelo era del mismo color que el amueblado, aunque de un material cristalino que relucía brillante ante el reflejo de la luz ofrecida por focos que lo iluminaban todo desde el techo. Las paredes de estuco eran de color marrón claro y las cortinas, de un tono más clarito aún, cubrían las falsas ventanas en las que la luz artificial imitaba las calles. En la parte derecha de la estancia había una chimenea de mármol que con el fin de calentar a los clientes en invierno, siempre permanecía encendida.

En la zona reservada al hotel era todo mucho más tranquilo. Los suelos de los pasillos permanecían cubierto por alfombras de color bordó que siempre estaban limpias. No había ventanas y al final de cada pasillo había un mueble cajonero que siempre se encontraba cerrado. Puertas a ambos lados de los pasillos que daban a habitaciones muy diferentes entre sí: algunas más grandes y otras más pequeñas y humildes. En el último piso se encontraban las habitaciones más lujosas y por tanto, las más caras del establecimiento.

 

 

 

Empleados:
Se aceptan empleados.

Leonard Conner - Recepcionista.
Marine Petterson - Ama de Llaves/Encargada.
David Collins - Restaurante.


Elfos:

Eros
Orión

 

 

(◊) Personajes Inventados a disposición de la clientela.

 

 

Afiliados:

 

Se aceptan afiliados.

 

 

Criaturas: -
Objetos:
-


Nick con link a tu ficha de personaje.
Mónica Malfoy Haughton
Elvis F. Gryffindor

Link a la ficha de tu familia.
Familia Haughton
Familia Malfoy
Familia Gryffindor

Link a la bóveda de tu negocio : 
Bóveda N° 107761 Negocio Atrium Stratus
Link al local del negocio : Local


Libro de la Fortaleza — Grupo 3

31 diciembre 2015 - 17:39

Jj4UwKU.png

 

Eran seis magos los que se encontraban allí y esperaban por algo que aún desconocían. Algunos se conocían más que bien, guardaban el secreto de su vida y el de sus propios compañeros: eran mortifagos. Otros en cambio formaban parte del equipo contrario y también guardaban su secreto al formar parte de la orden del fénix. Miradas de recelo y sospecha se mezclaban con gestos cómplices y de amistad que iban mucho más allá de aquella simple reunión... Aunque simple solo era en las mentes de sus componentes, ya que la realidad era que sus vidas iban a dar un vuelco después de lo que les tenían preparado.
 

~~~**~~~


Era la misma habitación extensa, de suelos grises y paredes de piedra blanquecina. Los ventanales estaban cubiertos por cortinas blancas de tela finísima que no impedían que la luz y el calor penetrara y la decoración destacaba por su ausencia. De los seis que eran al principio solo quedaban dos sentados en el suelo y sin saber aún que diablos hacían allí. No se conocían ni habían hablado, pero ambos se miraban a través del rabillo del ojo como si algo les dijera que tenían que vigilar al otro.

La brisa movió las ventanas y llamó la atención del varón, que se removió incomodo en su improvisado asiento. La de cabellos rojos en cambio miro hacia la puerta desierta y deseó que alguien apareciera y los sacara de allí. Si hubieran sido de otra forma quizás hubieran intercambiado algunas palabras para quitarse el aburrimiento o al menos hubieran comentado sus ideas sobre el motivo que los había llevado al sitio en el que se encontraban, en cambio ambos habían elegido el silencio.

Desprovistos de entretenimiento no tardaron en notar que alguien se acercaba a la puerta. Un rostro de piel agrietada y una cabellera de trenzas blancas anunciaron la edad avanzada de un hombre al que ninguno de los dos parecía conocer. La mirada del guerrero Uzza fue fría y poco les dijo a los que se convertirían en pupilos por un tiempo; en cambio, el gesto de su mano los instó a que se levantaran y los siguiera. Ninguno de los dos dudó en que debía hacerlo.

 

~~~**~~~


Llevaban allí casi un mes y la forma en la que habían cambiado se notaba en sus miradas. Estar separados de sus varitas había hecho mella en ellos de una forma notable, sobre todo después de que tras cada entrenamiento se hubieran tenido que despedir de sus armas mágicas. Dado el lugar en el que se encontraban tampoco hubieran podido escapar de allí si hubieran querido, pues el río Nilo daba cuna a la travesía en la que se encontraban.

- Estoy harta de este barco – habían hablado tan poco que cuando la voz de la mujer se oyó, Jank levantó la vista sorprendido. La curiosidad del muchacho hizo que siguiera observándola aunque como ya había demostrado en los días anteriores no era demasiado hablador-, y no me vaya a decir que tú no lo estás.

Y no, no lo dijo aunque tampoco dijo nada más. Mónica arrugó la frente disgustada y pellizcó sus piernas, entumecidas al estar sentada demasiado tiempo en la misma posición aunque al igual que le pasaba a su compañero eso no hizo que se levantara. Dos o tres minutos después ya no estaban solos y ambos tomaron a la vez una posición mucho más recta.

Seis figuras diferentes pero que inspiraban el mismo respeto se alzaron ante ellos como seis estatuas divinas. A pesar de las personalidades diferentes de Jank y Mónica ambos sentían cierto temor y respeto por aquellos guerreros, quizás por los conocimientos que les habían sido otorgados. Fuera como fuere, lo que ambos pensaban y habían vivido en aquel navío no saldría nunca de sus labios ni aunque alguien quisiera arrancarle las palabras.

- Conservad nuestras enseñanzas en vuestra memoria y mostradlas a quien quienes las merezcan – la trenza larga y negra y la altura de la mujer que hablaba era conocida por los dos aprendices. La mirada felina de Asenath observó a los dos a los que les hablaba y su voz les otorgaba cierta tranquilidad, aunque durante el entrenamiento que habían recibido por parte de ella se habían enfrentado a una guerrera muy diferente. Ninguno de los dos había sido capaz de decir nada-. Nosotros hemos acabado, pero vosotros aún habéis de comenzar.

Una de los Uzzas se adelantó y se acercó a ellos, con sus varitas en la mano y un gesto agradable en la cara. No sonreía, pero su falso rostro infantil transmitía lo mismo que si lo hiciera. Era bajita, así que su cabeza no quedaba mucho más alta que la de los dos sentados sobre sus rodillas, que la observaron atentos después de que la muchacha les entregara sus armas.

- Esperamos que no olvidéis con facilidad – después de aquellas palabras Runihura volvió con los otros cinco y el grupo entero se retiró. Mónica y Jank se miraron al quedarse solos y tras levantarse, observaron a través de las cortinas como nadie quedaba en el barco.


Relatos Tenebrosos

08 octubre 2014 - 01:46

6JORiHg.png


¿Recuerdas esas historias que de pequeño te daban miedo? ¿Has temblado alguna vez con una leyenda conocida en tu ciudad, en tu país? ¿Eres muy imaginativo y te sobran los cuentos? No pierdas la oportunidad de hacer que otros sientan el mismo cosquilleo al leer tu historia que cuando tú la leíste por primera vez, de hacer que tiemblen del miedo y que se piensen si ir solos a la cama o esperar a que alguien los acompañe contándoles tu peor sueño ¡Afila tu pluma, es hora de dejar volar la imaginación!


Bases del concurso

Tema: Cuentos de Terror (Halloween).
Extensión: 30 líneas como mínimo y 100 líneas como máximo
Cantidad: Cada participante podrá presentar un máximo de 3 relatos.
Plazo: Hasta el 30 de Octubre (20:00 Horario de HL)

Procedimiento:

Los relatos deberán ser enviados por PM a la cuenta a Halloween con los siguientes datos:
- Titulo: Concurso de Relatos Tenebrosos
- Pseudónimo del escritor indicado en la cabecera del MP. 
- Cuento que presentaremos en este concurso. 

- Una vez enviado el MP con el relato (o antes de hacerlo), se deberá pasar por este topic para dejar el aviso de envio, que será tomado en cuenta como una inscripción.

Un jurado compuesto por el equipo de Administradores, Moderadores y Diseñadores del foro escogerá los 3 cuentos ganadores. Así mismo, durante la Gala de Halloween, los cuentos se publicarán para ser leídos por los usuarios y de esta forma entregar un premio popular.

 

 

Premios:

Se otorgarán 3 premios a los mejores cuentos, a cuyos autores se premiará con:

 

Primer lugar

Club de las Eminencias por un mes:
Color en el nick
Cambio de nick permanente (optativo)
- Posibilidad de votar topics en los subforos que tienen establecida la opción
- Posibilidad de tunear el perfil
- Imagen representativa del grupo
- Posibilidad de editar el título y la descripción de topics propios
- Manejo del calendario
- Blog personal y de grupo.
- Aumento en la capacidad de firmas (10 imágenes, 5 links, 5 líneas).
• Cambio de subtítulo (subnick) por un mes
• 4000 Galeones

Segundo lugar
• Cambio de nick (optativo)
• Cambio de subtítulo (subnick) por un mes
• Aumento en la capacidad de firmas (10 imágenes, 5 links, 5 líneas).
• 2000 Galeones

Tercer lugar
• Cambio de subtítulo (subnick) por un mes
• 1000 Galeones


Premio del público
• Cambio de nick (optativo)
• Cambio de subtítulo (subnick) por un mes
• 1000 Galeones

 

 

Quien tenga intención de participar debe recortar que tendrá inscribirse en este topic. No obstante, leer el procedimiento, porque los relatos no deben de ser publicados aquí, sólo la inscripción. También pueden dejar sus dudas a través de este mismo topic.

¡Muchísima suerte y a escribir se ha dicho!