Jump to content

(¯\_¤~-Dumbledore's Night-~¤_/¯) (MM B: 100837)


Publicaciones recomendadas

Fue todo un encuentro el que ella tuvo con ese baile, con esa mística, y con ese encuentro con aquel bailarín que le despertó tal sonrojo, ella era una campesina, y todo este mundo nuevo la pasaba por delante como si fuese invisible o aún peor, una rareza, seguía mirando aunque sabía que seguramente el ya lo había notado, de pronto sus ojos se tornaron al resto del ambiente, había terminado el espectáculo, y sin darse cuenta sintió un susurro...se colapso sin pensarlo y aquel bailarín ahora estaba cerca de ella ofreciéndole un trago, sin mirar bebió uno fuertísimo, y se atoro, él muchacho rió al ver esa reacción y ella se sintió aunque apenada, aliviada.

 

- Audrey...soy bastante nueva... te he visto bailar...no es que ...bueno estabas bailando y lo vi - se apresuraba a tomar otro trago - En fin, excelente rutina... e interesante lugar...debo parecerte una tonta- volvía a tragar la bebida sin saber si ya era de cortesía o estaba mal, comenzó marearse y a reírse un poco, no sabía exactamente de que, se sentía intimidada por el muchacho, volvió a recoger su cabello dejando su cuello y nuca libre y tomo aire.-No se tu nombre...-reflexiono

 

@@Lestat Rambaldi

http://www.sharegif.com/wp-content/uploads/2013/11/Natalie-Portman2.gif

http://oi27.tinypic.com/dpeq74.jpg

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lestat Myrddin

Bailarin y mesero exotico.

junto a @Camelot12

 

—Si realmente mi trabajo es bailar, un placer señorita mi nombre es Lestat, Lestat myrddin—dijo el castaño un poco divertido para que la chica se sintiera comoda y pudiera disfrutar de aquella noche que apenas comenzaba...

 

Aunque el show lo habia dejado un poco agotado, algunas gotas de sudor seguían sobre su piel tratando de nivelar su temperatura y sin mas le dijo a la joven dama:—No pareces ni eres una tonta, pero esa es la cara de los que llegan a la local por primera vez, la verdad soy socio del local, hace poco lo reinauguramos y pues colocamos ese toque de "exotico" como pudiste notar...—

 

Lestat tomó una de las bebidas y le dijo a la chica—¿puedo sentarme con tigo mientras comienza mi otra rutina?— Le guiño un ojo— claro si no es mucha molestia porsupuesto—

http://i.imgur.com/99cSgr3.gifhttp://i.imgur.com/Q9IMsKl.gifDC0QuCr.gif



Lqnxk1W.png


17IXMIM.gifhttp://i.imgur.com/ocz5yvA.gifgUf9pEi.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En una de las calles más concurridas de Leicester Square, en Londres, la rubia miraba fijamente el letrero que delataba el negocio de Sally Sigel. El Dumbledore’s Night debía ser una de las discotecas más afamadas de los odefos, por lo que sus espías habían logrado captar, pero nunca había sido visitado por ninguno de ellos. Hasta ahora. La mortífaga jugueteó un momento con la varita en sus dedos y finalmente apuntó al cielo, realizando una elegante pero corta floritura antes de lanzar un hechizo hacia el cielo nocturno.

 

-¡Morsmodre!

 

Un rayo esmeralda impactó entre las nubes, haciendo que se arremolinaran salvajemente sobre su cabeza y oscureciéndolas al punto de que nadie podría ignorar lo que estaba pasando. La Marca Tenebrosa empezó a formarse despacio, como si las corrientes de aire se hubieran puesto de acuerdo para pintar con tinta y de ahí, sus compañeros aparecerían como ella lo había hecho, a quince metros de la puerta doble del local.

 

Pero para ello, necesitó llevar la punta de Texia hasta la nívea piel de su antebrazo izquierdo. La negra silueta de su tatuaje reaccionó de inmediato, cobrando vida mientras la serpiente empezaba a enroscarse entorno a la calavera que presagiaba la muerte y el llamado estuvo hecho. Uno a uno, sus compañeros de bando caerían hasta el lugar y enfrentarían al bando contrario, retándolos.

 

Saliendo de su escondite, un pasillo oscuro y poco iluminado que había a una cuadra, más o menos, se aproximó hasta la puerta del lugar. Sin embargo, esperó hasta que tuvo todas las siluetas aún difusas debido la bruma azabache que expulsaba su reciente aparición y se giró, observando tras su máscara de plata a cada uno de ellos. Sus verdes ojos se posaron un momento más sobre Tauro y suspiró, tendría que entenderlo algún día.

 

-Buenas noches, niños –saludó, con un dejo de diversión-. ¿Listos para la matanza? Varitas afuera y conocen la única regla: nadie que no sea de nuestro lado vive para contarlo.

 

Limpió una pelusa inexistente en su túnica blanca, tan larga que escondía sus botas y se adentró al lugar, inclinando la cabeza hacia la ubicación de su novia.

 

-Mantente cerca, por favor.

 

Dicho esto, se relamió los labios al ver la sensación de terror que el grupo causaba. Estaba abarrotado y era increíble la facilidad con la que las brujas y magos olvidaban su ebriedad, saltando de un lado a otro para alejarse de los mortífagos. Ella misma le facilitó la tarea a uno que se quedó un poco pasmado y le plantó un derechazo bastante bueno en toda la quijada. Se ubicó a cinco metros de cualquier cosa morpheable y a cinco de cualquiera de sus compañeros, esperando estar a ocho de sus posibles enemigos. La acción apenas iniciaba.

"%20alt=YwwEbg4.gif


"%20alt=


"%20alt=hQEsmVo.gif3lqIQgZ.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Leicester Square. Eso quedaba en algún lugar de Londres que Zack nunca había visitado, hasta entonces. No es que se ligara demasiado con los muggles, de hecho los toleraba, solo que prefería mantenerse al límite y no acostumbrarse a vivir una vida tan insípida como ellos lo hacían. Sin embargo, aquella noche le tocaba ligarse con la muchedumbre callejera mientras buscaba su verdadero destino, que no debería estar muy lejos.


—He aquí — Dijo en voz alta una vez divisó el local llamado “Dumbledore’s Night”. No cabía duda que pertenecía a aquella conocida familia de sangre sucias, solo les faltaba tener un fénix en el mismo logo. Luego de caminar poco más de veinte metros, se acercó al negocio con intriga buscando a su prima Leah. El tatuaje en el antebrazo, cubierto por su chaqueta de cuero negra, seguía ardiendo aunque ya estaba ahí. El incesante llamado solo se detendría una vez dieran inicio a la actividad de la noche, lo que esperaban fuera un asalto épico.


Para ello, el hombre tuvo que prepararse apareciendo sobre su rostro una máscara plateada con negro que se moldeó perfectamente a su cabeza, como si de un casco se tratara, claro que cubriendo únicamente su nívea piel. Dejaba ver parte de su mentón y finos labios rojizos. El resto de su anatomía estaba protegida por un pantalón oscuro del mismo material que su chaqueta. Esta última cubría también una remera blanca. Y por supuesto, para completar el atuendo unas botas del mismo color para completar el juego.


En la diestra sostenía su varita mágica, quería llegar preparado, aunque no tanto, pues no llevaba su Katana de plata. Avanzando finalmente al interior del club, atravesó la puerta principal sin siquiera preocuparse por captar la atención de algún vigilante, con ese porte, altura y actitud retadora nadie se atrevería a detenerlo.


Ahí dentro no había más que ausencia de luz, cualquiera diría que ese era un lugar para actividades ilícitas, o que por ese simple hecho no pertenecía a la Orden del Fénix. Sin embargo, iba acorde al rubro que se dedicaba. Algunas luces de neón alcanzaron a molestarle directamente en sus ojos mientras atravesaba la pista de baile, en dirección a la barra. Antes de pedir un trago Zack miró a todos lados esperando que su apariencia no fuese llamado demasiado la atención. Pero había sido en vano, pues ya todos miraban al enorme bulto negro con una vara de madera en su mano.


5CBNzmy.jpg


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Aquella una de esas típicas noches que resultaban insoportablemente silenciosas, en las que podías escuchar caer un alfiler a kilómetros de distancia y sentirlo como un taladro en la cabeza. Además de eso Tauro estaba sola, había pasado demasiado tiempo encerrada en la Fortaleza Oscura en contra de su voluntad y por más que quisiera abandonarla y estar con la compañía de una sola persona, sus responsabilidades de líder no la dejaban. Tan sólo había una cosa que la podía sacar de ese encierro, pero dudaba mucho que...


El ardor repentino del Tatuaje en su antebrazo izquierdo, una sensación ya conocida y hasta placentera, le avisó de algo que ya venía pensando y no sólo eso, porque siendo líder tenía la capacidad de saber de quién provenía el llamado y eso la hizo sonreír. Era la excusa y el momento perfecto para desaparecer y si bien no era lo que se decía la mejor forma de verla, existía algo que la hacía desearla más y era verla en acción. A veces la mente criminal de un Mortífago era demasiado retorcida como para otro que no fuera su igual la pudiera entender.


Una voluta de humo negro y la figura encapuchada de la Líder Mortífaga desapareció sin dejar rastro.


Su objetivo era asaltar el Dumbledore's Night, que se encontraba ubicado en una de las más concurridas calles del Leicester Square en Londres. Conocía el local de nombre nada más, pero no recordaba haberlo visitado nunca, ni siquiera de civil. Lo único que se podía apreciar claramente en el cielo era la figura de la Marca Tenebrosa y por la boca de la serpiente, como escupidos, varios Mortífagos iban descendiendo, entre esos ella.


Al tocar el suelo alzó la varita con la cara completamente cubierta por su máscara y les dedicó una reverencia a modo de saludo, pues siempre había sido de pocas palabras, excepto para la Nigromante.


— Espero que esta vez hayas traído algo más debajo de eso —le indicó muy seria, pues ya sabía de las costumbres de la Atkins para andar desnuda en situaciones de batalla.


Si los dueños o miembros Fenixianos hacían presencia, ella se mantendría siempre alejada 10 metros de ellos, sin importar desde donde aparecieran. Fue así como todos fueron ingresando poco a poco al lugar.

UASDi2b.gif
HakOva6.png
XzWZp5H.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Casi no notó cuando el ardor comenzó a subirle por la costilla, estaba tan acostumbrado a los inicios que ya no le dolían como se suponía que debían dolerle. No obstante, cuando el dolor comenzaba a agudizarse sí sentía ligeras molestias que le hacían retorcerse levemente de a ratos; todavía le faltaba mejorar aquel aspecto. Lo que se le dificultaba un poco con su vampirismo, porque las heridas superficiales comenzaban a regenerar piel y en el transcurso mil serpenteos más abrían mil heridas más y llegaban hasta el regeneramiento de la carne.

 

Le calmaba saber que Iasbella estaría sintiendo el mismo dolor e incluso peor, porque la conexión entre ellos sí era algo que Liam había conseguido dominar, mientras que a su hermana le faltaba un poco de experiencia. Ambos se encontraban en el castillo Hawthorne para ese entonces, así que el tatuaje -ubicado en el mismo lugar- haría su trabajo funcionando como traslador de dolores. Algo le decía que la rubia no acudiría con él por el momento...

 

Su cuerpo desapareció para reaparecer bajo la tempestuosa noche que cubría todo con un gélido manto negro. Instantáneamente, el dolor desapareció, pero sin embargo le llamó la atención no haber aparecido en el Diagon esta vez. Estaba a quince metros del Dumbledore's Night, ubicado en el Leicester Squad. Jamás había visitado aquel lugar, al menos hasta donde su memoria recordaba, y era algo deplorable para un vampiro...

 

¿Pero le importaba? No. ¿Iba a atacar de todas formas? Iba a atacar de todas formas. ¿Era Liam Hawthorne? Era Liam Hawthorne.

 

Esbozó una sonrisa que se ocultó bajo la máscara de oro, lo único que resaltaba en la oscuridad, porque sus vestimentas parecían más camuflarlo que destacarlo. No tardó en seguir caminando un poco más y con ayuda de su velocidad para llegar rápidamente al interior y reunirse con Leah, quien había sido la del llamado. Su tía estaba sana y, al comprobarlo, Liam siguió caminando hasta repasar con su vista una de las barras, en donde se encontraba nada más ni nada menos que Zack.

 

—¿Aquí también vamos a besarnos? —Le dijo haciendo gestos que claramente impedían verse bajo el dorado metal—. Al menos no voy a necesitar quebrar tu muñeca yo, lo harán ellos.

 

Si vienen.

http://i.imgur.com/QF8MI.png


6sxoIep.gif


You can't make people love you, but you can make them fear you.


37fUHXr.gif IenCQD6.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Era una noche oscura como cualquier otra, exceptuando el echo de que la marca tenebrosa en su brazo izquierdo comenzaba a arder con gran ferocidad. Seguro su compañero que había echo el llamado estaba más que excitado. Soltó una maldición al sentir como el ardor aumentaba, confirmando sus temores. Leah era quien había echo el llamado, solo esperaba que no terminara matándola por el chasco en clase.



Llevando su varita magica a su rostro, coloco una mascara plateada con pequeñas rendijas para sus ojos, orificios finos para su nariz, con unos bellos acabados en pinceles negros dándole un diseño único y elegante. Se coloco la capucha sobre su largo cabello rojizo ocultándolo de las miradas de la gente que pudiera entrar en acción esa noche. Abrocho la misma a su cuello con los botones asegurándose de que no se viera su vestido negro de satín, ni sus botas altas de piel de dragón que le llegaban por arriba de las rodillas.



Giro sobre sus talones pensando en una calle aledaña al Dumbledore´s Night, una cuadra atrás de Leicester Square en Londres. Sonrió para sus adentros mientras verificaba que todo estuviera en su lugar antes de apresurarse a caminar hasta la entrada del local. Una vez entro en el mismo, noto que estaba decorado de una forma algo extraña, parecía más una especie de bar muggle o "pantro" así creía que se decía esa cosa donde se reunían los jóvenes muggles en las noches para bailar y tal vez encontrar alguien con quien pasar la noche.



-Qué lugar tan... muggle ¿seguro que es de algún mago? De ser así debe ser de un sangre sucia- murmuro la chica al llegar al lugar donde la habían citado.



Con cada paso que daba en el interior del mismo sentía una repulsión y arcadas como si estuviera en un lugar denigrante según su perspectiva. Haciendo un ruido despectivo con su boca, se alejo lo más posible de objeto que había esparcidos por el lugar, intentando no tocar nada.


ojrlZad.png


http://i1008.photobucket.com/albums/af203/kath603/hufflepuff.gif http://i.imgur.com/5Sd2r7R.gif http://i45.tinypic.com/wuo67r.jpg


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Había sido un día muy pesado, a pesar que el departamento del ministerio donde trabaja no tenía mucho trabajo por el momento la mayoría de sus compañeros habían optado por tomarse vacaciones así que me tocaba hacer todas las labores aún de fines de semana. Iba en camino a la mansión donde podría descansar.

Sin embargo al parecer el destino jugaba con el mago, no quería que descansara aún. Sentí un ardor en mi brazo derecho sin duda la marca estaba ardiendo y eso solo significaba un llamado, esta vez por parte de Leah.

-Vaya, vaya a donde iremos a parar en esta ocasión - Deslice la varita por mi cuerpo, las ropas del trabajo no serían las adecuadas para estar en un asalto, por lo que en esta noche andaría sin camisa con un pantalón corto, la verdad es que la noche no le afectaba por su frió su naturaleza de vampiro le ayudaba en esta ocasión. Claro que no podría faltar el antifaz para ocultar su rostro por lo que volvio a deslizar la varita para ocultar su identidad.

Se dejo llevar por el llamado de la marca, apareciendo en una calle del Leicester Square, en Londres. Vaya no contaba con eso, la gente que estaba cerca me observaban raro a pesar de que me encontraba a unos 15 metros de un negocio que muchos ignoraban parece ser que ahí es donde nos reuniríamos en esta ocasión.

Accedi al local con nombre de Dumbledore's Night. Buscando a mis compañeros manteniendo una distancia considerable con cuanto mago estaba en el sitio, creo que hoy nos divertiriamos a lo grande incluso habria algunas victimas "inocentes".

Me acerque hasta donde se reunian mis compañeros, reconociendolos solo por el antifaz, quedandome alejado a una distancia de 5 metros de cualquier compañero y objeto que pudieran morphear para usarlo en mi contra.

ORjr1HK.png


http://i.imgur.com/KhA9DxW.gif


http://i.imgur.com/iDRzLEp.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El Macnair aparecio en Leicester Square en Londres, antes de haber aparecido habia tomado pocion multijugos y con esto la apariencia del joven graduado habia cambiado, los ojos que antes eran de un verde brillante habian pasado a un azul claro mientras que la nariz se le habia vuelto mas puntiaguda y la boca carnosa mientras que en los cachetes se perfilaban unas cuantas arrugas.

 

A unos 15 metros de donde estaba el miro el nombre del local que seria asaltado.

 

-Vaya, esto sera divertido- dijo mientras sostenia la varita en mano con una sonrisa, sus pantalones de color beige y saco de color cafe, le hacian pasar por un funcionario importante del mundo muggle.

 

Atraveso las puertas de roble del local, veia a lo lejos la marca de los mortifagos pintada.

 

-Quiero divertirme un rato- dijo mientras jugueteaba con varita en mano...

http://i798.photobucket.com/albums/yy262/LolindirElros/Firmas/Firmagruoncopy.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Sentía asco y repulsión por el simple echo de estar pisando aquel lugar. Cerró sus ojos intentando contener las nauseas, demasiado muggle para su gusto. Aferro su varita con su mano izquierda mientras observaba las sillas del lugar, repartidas en mesas con un conjunto de dos o tres sillas cada una de las mesas. Apuntó a un conjunto de tres sillas y una mesa mientras murmuraba...

 

-Vitae- viendo como las mesas y las sillas se fusionaban en una sola formando un animal extraño, con extremidades de fierro que podían ser letales para aquel que golpeara. Sofocándolo en el acto.

 

Jessie sintió la presencia de alguien muy cercano en el lugar, era una conexión especial que tenía con su hermano mellizo y sabía que estaba en aquel lugar bajo alguna mascara mortifaga y aunque podría localizarlo e identificarlo con solo verlo por ser u hermano, la otra mitad de ella, no lo haría por no exponerlo al peligro, pero estaría al pendiente de todo lo que le pasara.

 

-Morphos- murmuro apuntando a otra silla del local la cual se transformo en una serpiente coralillo no mayor a medio metro de largo y treinta centímetros de grosos, con granes y venenosos colmillos que rondaba cerca del vitae que estaba posicionado a cinco metros de Jessie.

 

Tanto el animal como la criatura animalizada a partir de un conjunto de sillas y mesas, esperaban atentos la orden de la tempestad, mientras Jessie tenía su vista fija en la puerta a la espera de que algún fenixiano entrara a defender ese asqueroso lugar.

ojrlZad.png


http://i1008.photobucket.com/albums/af203/kath603/hufflepuff.gif http://i.imgur.com/5Sd2r7R.gif http://i45.tinypic.com/wuo67r.jpg


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.