Jump to content

►—Castillo Crowley—◄ (MM B: 96477)


Publicaciones recomendadas

El primero en hablar fue León, el tono que utilizó para dirigirse a la recién llegada hizo que su piel se erizara, cuanta seriedad, Nicole estaba segura que nunca quería que el patriarca se dirigiera a ella con aquel tono, si que aquella figura generaba respeto e imponía autoridad. Así como había cambiado de animo volvió a cambiar el tono, adulando la comida que disfrutaban todos en aquellos momentos.

 

Estaba a punto de responder cuando, por fin, Fokker recobro el sentido, lo primero que hizo fue lanzarle una mirada penetrante, que hizo que la chica se ruborizará ligeramente, aquello duró un segundo pues el chico comenzó a hablar todo lo que no habia hecho hasta aquel momento, claro, agregando su propio toque y estilo a sus palabras, sonriendo al escuchar eso de "relación madre-hijo". Fokker siendo Fokker incluso con aquellos que acababa de conocer.

 

Lo siguiente fue dirigirse a la rubia, que permanecía en el umbral. El cerebro de Nicole trabajaba al mil por hora para poder entender la relación familiar de los presentes y tratar de identificar rostros de personas cuyos nombres jamas habia oido hablar. De seguro su confusión se reflejo en su rostro pues Fokker hizo la acertada aclaración de quien era la chica, al parecer su hermana; por algún motivo, la Evans nunca se habia planteado el hecho de que el joven pudiera tener hermanos y que ambos, él y Marissa eran hijos de León. <<¡Que embrollo>> pensó para si misma.

 

-Fokk tiene razón, no celebrábamos nada en especial León, pero creo que podemos utilizar de excusa el anuncio de esta unión, ¿no?

 

Tomo otro pedazo de pizza mientras Fokk hablaba de nuevo, con todo el alboroto y las interrupciones, Mia aún no habia explicado como se habia dado la relación entre ambos, no conocía si la bruja estuviera dispuesta a exponer aquella información y por el carácter del patriarca no estaba segura de que él quisiera que compartiera como habia sucedido las cosas. No iba a decir nada pero, influenciada por la osadía y caracter de Fokk, realizó también unas cuantas preguntas a la pareja.

 

-No veo ningún problema si es que decides venir a vivir al castillo, hay mucho espacio y poca gente, además si lo haces me ofrezco a ayudarte a planear la despedida de soltera y la boda ... ¿Habrá boda? ¿Una boda grande y con una gran fiesta?

 

Dirigió una mirada significativa a Fokk, esperando a que le siguiera el juego y convencieran a la pareja de organizar un magno evento, desde su llegada al castillo nunca se habia organizado ningún tipo de evento pero aquel sería un buen momento y todos sabían que el castillo contaba con el espacio suficiente y necesario para poder llevar a cabo un evento de tal importancia y magnitud.

 

 

@Fokker @Mia. @León Crowley @@Marissa A. Black Crowley

|| 4GfTlba.gif ||


bor4Ktn.png


xcLm9MX.gif || || 3LeUwT8.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

-¿No fue casualidad que me despertará en un momento tan fortuito? Que bueno saberlo.

 

La respuesta de su padre tenía sentido aunque le doliera. Nadie realmente esperaba que Marissa despertará, las razones de su maldición habían sido bastante misteriosas, y casi todos en esa familia estaban igual de malditos. Alzó su mano derecho para recibir la copa que ofrecía la chica que acompañaba a Fokker y le agradeció, ¿también sería su hermana? La rubia ya había perdido la cuenta de todos ellos, pero le agradó escuchar un nombre familiar. Hacía muchísimo tiempo que no veía a ninguno. Cerró los ojos y respiro lentamente, una leve sonrisa se dibujó en sus labios, esta vez sincera. Al abrirlos se vio en su expresión un atisbo de calidez.

 

-Soy Marissa, por cierto – aclaró la joven, ya teniendo ocasión de presentarse–. Aunque debo admitir que Annabeth no me desagrada en lo más mínimo.

 

Levantó la copa llena de vino tinto, odiaba esa bebida amarga, seca, nada parecida al jugo de uva. ¿Dónde estaba el whiskey en la casa? ¿Se habían acabado también el vodka? Quizás se habían terminado las provisiones en su ausencia, era tiempo de reponerlas.

 

-Por los novios.

 

Aún así no se fijo mucho más en la mujer que acompañaba a su padre, lo dejaría para otro momento. Tomó la recomendación de su hermano muy en serio, no quería alterar su reencuentro con la familia, o lo que quedaba de ella. Terminó el contenido de la copa rápidamente, no tendría efecto alguno en su cuerpo, pero quería deshacerse de ella lo más rápido posible y conseguir algo más acordé a su gustó.

 

-¿No les parece que están demorando un poco en – cortó súbitamente la pregunta, no le parecía del todo correcto – decirme cuales van a ser los tonos de la boda? Podremos revivir a algunos de los muertos para entonces, ¿verdad? Hace no mucho yo era uno de esos, y tú también – comentó mirando a su padre.

 

La Black no recordaba cuando el momento en que su padre había vuelto, pero había escuchado decir a los elfos que el patriarca había estado al igual que ella, en una especie de sueño muy profundo. Llegado a ese punto, quizás todo era una cuestión familiar. Aunque muchos otros sólo desaparecieron.

http://i.imgur.com/FfY1NNP.jpg


http://i.imgur.com/XQD7Nqc.gifhttp://i.imgur.com/iaPLOqY.gifhttp://i.imgur.com/vcUZqvt.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Por un momento creyó que la familia Crowley era un poco más tranquila que la Black Lestrange, pero al parecer se equivocaba y estaban dejándoselo totalmente en claro. Porque lo que en un inicio no causó mayor problema, que fue dar la noticia, en cuestión de segundos se había tornado completamente en un embrollo. Todos hablaban por doquier, dando su opinión y preguntando diversas cuestiones, dejándola durante unos segundos aturdida por lo cambiantes que eran, bastaba con que uno reaccionara en ese caso Fokker, para que Marissa la recién hija llegada de León se uniera a la locura y Nicole los secundara.

 

Así que respirando profundamente, inhaló un par de veces y les regaló una sonrisa, para después llevarse a la boca la copa de vino que segundos atrás su prometido le había ofrecido. Agradeciendo que hubiese intentando mitigar el drama que se había formado, pero lamentablemente no lo había conseguido. Por lo que era momento de hacerles frente, porque si bien era la primera vez que se encontraba en una situación de ese tipo, estaba segura que no sería la última. Por lo que en cuestión de segundos recuperó su puse natural de seguridad y tranquilidad total, permitiendo que los jóvenes Crowley expresaran todas sus dudas y preguntas para después proceder a responder.

 

— Que bueno que usemos esta reunión improvisada para celebrar nuestro compromiso, —agradeció las palabras de la Evans y mordió una rebanada de pizza— Aunque, podría decir que lamento interrumpir su cena con aires románticos, no es así. —soltó guiñando un ojo a Fokker.

 

Con ese simple gesto, se relajó por completó y se permitió sentirse un poco más cómoda, a la vez que veía como Marissa comenzaba abandonar la pose de molestia e indignación y comprendía algo que estaba fuera del conocimiento de la Black Lestrange.

 

—Soy la directora de Gringotts. —soltó mirando a Fokker— ¿cómo lo conseguí? Muy sencillo, se dio cuenta que soy la mujer de su vida y no quiso dejarme ir. —terminó girando su rostro a León para unir sus labios en un beso— Aunque, tu padre podría decirnos cómo es que decidió dar un paso más en nuestra relación, en donde el alcohol si esta presente, pero créeme que en pocas cantidades y las pociones no son necesarias.

 

Ese último comentario, lo hizo con doble sentido queriendo dejar en claro que su relación continuaba creciendo y estaban satisfechos con ello, por ser ellos mismos y no por ayuda de sustancias raras que en otros casos fungían como estimulantes.

 

— ¿Venir a vivir al castillo Crowley? —soltó sorprendida— No es algo de lo que hemos hablado, porque tengo mi casa y me gusta, así que eso será algo que más adelante decidiremos los dos —aclaró dejando fuera cualquier otra pregunta de ese tipo— Pero, en cuanto a la ayuda para planear la boda y la despedida de soltera acepto toda la ayuda que deseen darme. —completó regalando una sonrisa a Nicole por su ofrecimiento.

 

Las primeras palabras de Marissa, dejaban en claro que iba a realizar una pregunta muy diferente a la que terminó haciendo, así que mirándola con diversión negó lentamente. Se concentraría únicamente en responder lo que le habían preguntado para mantener las formas y la calma.

 

—No sé si será una gran fiesta o no, en lo personal prefiero algo un poco más íntimo pero al final, podemos tirar la casa por la ventana y hacer una gran boda y los colores que usaremos, aún no lo sé… pero para comenzar a planear cualquier cosa, primero tenemos que fijar una fecha y aún no lo hacemos, solo tenemos claro que queremos casarnos. —completó mirándolos a todos con tranquilidad.

 

Esperando que esa respuesta les bastará por el momento, tomó la mano de León y le regaló una sonrisa. Para después, volver a darle un mordisco a la rebanada de pizza que tenía en su plato, estaba deliciosa y eso le recordó el apetito que tenía, y que nuevamente había dejado relegado a segundo plano al verse involucrada aquella tesitura, algo que tenía que dejar de hacer o estaba segura no llegaría al día de su boda, pero de momento se quedó callada disfrutando de la comida italiana y deseando que su prometido hiciera alguna intervención o sus hijos y sobrina continuarían libremente con su interrogatorio.

 

 

 

@@Fokker @León Crowley @@Nicole Evans Crowley @@Marissa A. Black Crowley

Editado por Mia.
6uw7fbr.png

8kKbsCi.gif|| sgN2plD.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...

Todos estaban en la mesa, disfrutando de la pizza que habia preparado y de una copa de vino, Nicole no estaba tan acostumbrada al sabor de aquella bebida pero no era algo que le disgustara de todo a su paladar. Disfrutaba de los alimentos mientras escuchaba como la hermana de Fokker se presentaba ante el reducido grupo.

 

-Un gusto Marissa, yo soy Nicole Evans Crowley, hija de Claudia- le pareció pertinente aquella aclaración, pues en el mundo mágico uno podía llevarse una sorpresa con las relaciones familiares.

 

La chica miro a la Black, el rostro de la bruja pasaba por una gama diferente de emociones y pensamientos internos, aquel ataque de preguntas hacia su persona respecto a su relación y el compromiso la tenían afectada, Nicole pudo entender su reacción y le dio tiempo de responder; utilizo la varita para sacar la segunda pizza del horno y colocarla en el centro de la mesa para que todos pudieran tomar un pedazo, justo la masa tocaba la mesa cuando Mia tomo la palabra.

 

La Evans no pudo evitar removerse algo incomoda en su asiento cuando escucho hablar a Mia acerca de la "cena romántica" que estaba llevando a cabo con Fokker. Nicole, claramente pudo sentir la vibra que habia entre ella y Cygnus antes de que los demás llegarán pero no sabia como clasificar dicha vibra, no estaba segura de que fuera algo romántico, como habia dicho Mia, algo en su interior le gritaba que tal vez en ese aspecto el Crowley era igual a su padre con respecto a las mujeres. Se reprendió internamente, después tendría tiempo para pensarlo.

 

La bruja se asombró por la capacidad de la Black de responder las preguntas, como toda una diplomática, quedaba a la altura del puesto que desempeñaba en el banco mágico, respondiendo como era de esperarse para dejar a todos felices y expresando al mismo tiempo los ademanes y emociones correctas, sin duda tenia que aplaudir eso, el estar frente a la familia de tu prometido no era nada sencillo pero Mia habia sabido como actuar.

 

-Pues creo que ahora se podría decidir una fecha, claro, si León lo aprueba- miro al patriarca -Así entre todos podríamos ayudarlos a empezar a planificar todo y ya así decidirán si quieren algo discreto o una gran fiesta, aunque claro creo que la segunda opción es mejor- puso ojos de inocente, como alguien que no quiere la cosa, y tomo otro sorbo de vino -Independientemente de lo que decidan creo que aún estamos a tiempo de organizar todo, ¿Qué opinan?

 

 

 

@Fokker @Mia. @Marissa A. Black Crowley @León Crowley

|| 4GfTlba.gif ||


bor4Ktn.png


xcLm9MX.gif || || 3LeUwT8.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 4 semanas más tarde...
Le causo un poco de risa escuchar a Nicole presentándose como la hija de Claudia ante Marissa, teniendo en cuenta que la hermana de León había roto el corazón del hermano menor de Marissa, León Jr. Por fortuna para la concurrida cocina, la joven no le dio mayor importancia al asunto. Cómo si se hubiera activado un chip en cada uno de los presente, las preguntas, las opiniones, las sugerencias empezaron a surgir desde todos los frentes. Antes de que el Holandés pudiera poner freno a los ataques despiadados de sus hijos y sobrina, Mía había hecho alarde de su fantástica diplomacia y los había atendido a cada uno con la sutileza de una duquesa. León sonrió, complacido de la actitud de su futura esposa.


—No pudiste haberlo dicho mejor amor —apuntó luego de que la rubia dejara un beso corto en sus labios—. La historia de nosotros viene de mucho tiempo atrás, antes de que yo desapareciera. Sé que no les va a parecer extraño, pero Mía y yo tenemos una hija casi de la misma edad de ustedes —dio otro mordisco a la pizza, consiente de que de algun ladó saldría un comentario al respecto—. El tiempo se encargó de unirnos tiempos después y ya llevamos algunos años saliendo así que ¿Por qué no?


Si la situación actual se hubiera presentado algunos años atrás, sencillamente los hubiera mandado al ca***o a todos, alegando que poco o nada les importaba lo que él hiciera con su vida. La usencia de Baphometh y la influencia que ya no ejercía sobre él era tan evidente ahora, que se asombraba del cambio. Los ojos del pelinegro se hicieron pequeños al sentir la doble intención en las palabras de Marissa y estaba presto a responder cuando se cruzó con otro comentario que le sacó una pequeña risa. Hubiera deseado que Fokker tuviera la misma iniciativa para la despedida de soltero, pero era demasiado pedirle al mundo.


—La decisión fue relativamente sencilla. Nunca había sentido lo que siento por ella, ni me había sentido tan tranquilo como me siento con Mia y es todo lo que necesitan saber —cortó en seco al darse cuenta que estaba a punto de salir su cursilería a flote—. Ademas es de las pocas personas que puede seguirme el ritmo tomando vodka, así que no podía dejarla escapar.


Ella sabía bien que había un centenar de razones, sentimientos y sensaciones que solo le correcpondian a ella. La respuesta había sido meramente formal ante la atosigante inquisición familiar. La pizza ya se había acabado y el vino también. Necesitaba encontrar un metodo de salir del interrogatorio sin que fuera demasiado evidente. Levantarse e ir a la despensa por otra botella sería relativamente fácil pero dejaría a Mia en medio de los lobos.


No es necesario, linda —contestó acentuando un poco la última palabra—, agradezco profundamente tu energía pero ya nos encargaremos nosotros de esos detalles. Eso si, sepan que desde ya están cordialmente invitados y que no vamos a aceptar ninguna excusa ¿eh? —terminó el contenido de la copa y el último trozo de Pizza—. Pero basta de nosotros, cuéntanos de ti, Nicole. ¿Qué es de la vida de tu madre? y tu, Fokker ¿Ya casi salen de gira con los Cisnes rockeros? Hace un buen día, vamos al jardín —apuntó colocandose de pie y tomando la mano de Mia para salir de la cocina hacia el jardín interior.

tgNogmU.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Afortunadamente las preguntas no habían continuado después de sus respuestas y de que León comenzará a añadir algunos comentarios, los cuales no eran del todo conciliadores, sino más bien con la intención de ponerles un freno y evitar que continuaran con su interrogatorio un tanto incómodo, que si bien no le causaba conflicto real si le impedía sentirse del todo cómoda, porque era como estar frente a diversos diplomáticos buscando encontrar el equilibrio para seguir siendo educada y brindar uno que otro detalle. Sin embargo, tenía que recordar que se trataba de la familia de su esposo y eso no podía seguir haciéndolo y menos ahora que comenzaba a pensar en su retiro para enfocarse en sí misma, tenía que volver a ser más espontanea.


Por eso en cuanto León, se dirigió a Nicole y le dijo de manera delicada que no necesitaban de su ayuda colocó en su pierna una de sus manos y le regaló una sonrisa conciliadora a la Evans, porque ella si deseaba su ayuda, total no por nada había tenido un negocio llamado Casamenteras Evans, algo sabía de la organización de eventos. Pero, eso sería algo que trataría más adelante con la bruja, porque dudaba que su novio se inmiscuyera en todos los pequeños detalles que significaban una boda.

—La fecha, la fijaremos cuando estemos listos, aún estamos digiriendo lo del compromiso. —añadió con tranquilidad— Los demás detalles, los iremos definiendo con el tiempo… porque, de lo único que estamos seguros es que queremos casarnos, ¿cuándo y dónde? No tenemos idea, pero lo haremos eventualmente.

Intentando mantenerse tranquila, escuchó las palabras del patriarca y le regaló una sonrisa. Era inteligente su movimiento, regresar la atención a ellos y más después de soltar la bomba de que tenían una hermana más y que era hija de ambos, lo que la llevó a pensar en Jessie, tenía que hablar con ella para contarle de la boda y ver como continuaba, si alterada o si Otto, había logrado hacer maravillas.

—Me parece bien, vayamos al jardín, así puedo conocerlos un poco más y tomar algo de sol. —secundó la idea de León— ¿Creen que podría llevarnos un poco de vodka o vino algún elfo? ¿tienen una terraza? ¿hay un invernadero? —sus preguntas no fueron dirigidas a nadie en concreto, solo se dejó guiar por él, confiando en donde fuese que la llevara.
6uw7fbr.png

8kKbsCi.gif|| sgN2plD.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 mes más tarde...

Nicole casi se ahoga con un trago de vino cuando escucho que León y Mia tenían una hija mayor ¿Acaso todas las familias del mundo mágico eran así? Todos relacionándose con todos y teniendo hijos aquí y allá, su madre era prueba de aquello, Nicole tenía algunos hermanos y cada cierto tiempo aparecía uno más.

 

No esperaba otra respuesta del gran patriarca, sabia que era bastante reservado y aislado, no esperaba que aceptara la ayuda de una manera tan fácil, teniendo en cuenta que prácticamente no se conocían a pesar de que eran familia, no tenía problema con aquello hasta cierto punto a ella tampoco le agradaba la idea de que extraños se metieran en asuntos tan íntimos como los que se estaban tratando en aquellos momentos. Por otro lado, de manera discreta Mia toco su pierna y le dirigió una cálida, comunicándole en el lenguaje secreto de las mujeres, que aceptaba su ayuda con la planificación de la boda, Nicole le regreso la sonrisa

 

-Claro que asistiremos a la boda- respondió la bruja. Para cambiar de tema y dejar a un lado todo el asunto de la boda, el patriarca de manera astuta le realizo unas cuantas preguntas, Nicole tomo el último sorbo de vino de su copa antes de responder -Esa es una buena pregunta León, la verdad es que no he sabido nada de Claudia y en cuanto a Bel- trago antes de responder -su elfina P-ko menciono que ha dejado el mundo mágico de manera definitiva para viajar por le mundo, a parte de eso, no se nada más.

 

La comida y bebida habían desaparecido entre todos los presentes, parecía que la pequeña reunión familiar habia llegado a su fin pero León ofreció continuar en el jardín, la bruja habia escuchado a los elfos hablar del lugar pero la verdad nunca habia habia estado ahí. Se paro de su silla, dejando la copa sobre la mesa esperando a Fokker para seguir a la pareja.

 

-Es una buena pregunta Mia, yo no sé si tenemos todo eso, los que deben saber son los ellos- señalo a Fokk y a León -Si es que hay sería buena idea dar una vuelta para conocerlos.

|| 4GfTlba.gif ||


bor4Ktn.png


xcLm9MX.gif || || 3LeUwT8.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 año más tarde...

Estaba tirado en la cama meditando con los ojos cerrados, con las manos sosteniendo su nuca, sin quitarse los zapatos, llevaba puesta una camisa blanca y jeans oscuros, escuchaba música con el viejo iPod, por lo que movía la cabeza vez en vez al ritmo de alguna canción. Pensaba en muchas cosas, los negocios iban bien, por lo que sus finanzas no le causaban ningún apuro inmediato. La familia estaba bien, perdidos pero sin malas noticias, lo que implicaba que todos estaban bien, las malas noticias llegan sin que las busques, y en estos últimos tiempos las noticias malas estaban muy presentes.

 

Recordó la gala y el último partido de quidditch, y donde perdió varios galeones porque su equipo JJ no venció, estaba satisfecho con el desempeño de ellos. Meditaba en el pasado, en como ese juego le dio varias sorpresas, entre desagradables derrotas, y dulces victorias. Claro, las derrotas podían tornarse victorias en algunas ocasiones, como esa tarde en la que conoció a una joven Ravenclaw. Se preguntaba si alguna vez podía olvidar eso, y la respuesta fue un claro no, y aunque no termino como esperaba, entendía que la vida es así.

 

Recordó otras tardes con un viejo conocido residente en su interior, vaya que ocasiono muchas situaciones con diversos resultados, la mayoría entretenidos, <<¡nada mal!>>, pensó esbozando una media sonrisa, <<¿dónde estará?>>, entrecerró los ojos con fuerza tratando de recordar su ultima pelea.

 

Caviló en los amigos que llegaron y se fueron, los hermanos, hermanas perdidas. Tenía muy presente la tarde lejana en que llego al mundo mágico, la carta sobre su mesa y una esfera roja, que a la vez fue el traslador hacia esta aventura, donde, cometió diversos errores, aprendió de los mismos, y crearon su historia la que estaba por cambiar, porque todo en el mundo cambia para bien o para mal, y en ese momento esperaba que fuera para bien.

 

La canción termino, se hizo un silencio largo, es el momento para salir del Castillo, pero… aún no deseaba irse, pretende que nada cambie, a ciegas busca el ipod para repetir la última canción, con la esperanza que esto mantenga todo igual...

 

@@Nicole Evans Crowley

Don't make promises you can't keep... those are the best.

tywpASar.gif

f9gg8CaX_o.gif

kRRKjq1j.gif         "Perdón por la sangre derramada xD "

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Como ya era algo habitual y nada extraordinario parecía que ni un alma, ni siquiera fantasmal, habitaba en aquel magestuoso castillo.

 

Si se quedaban parados afuera del edificio a esperar a que alguien saliera a recibirlos bien les podrían salir raíces; por lo que, después de echaron una mirada a la edificaión, la bruja y el elfo ingresaron a la amplia recepción del lugar.

 

El lugar seguía como lo recordaban, todo en su lugar, como congelado en el tiempo, sin un cambio o señal de que alguien hubiera estado ahí en mucho tiempo, aunque la falta de polvo en los muebles y adornos dejaban en claro que la limpieza se realizaba en tiempo y forma, sin faltar un día.

 

¿Quién había sido el último en estar ahí? ¿Acoso sería ella misma? Lo dudaba, los Crowley eran bastante uraños, se escondían en las sombras para ser vistos solo cuando ellos querían, lo único que uno tenía que hacer es saber dónde buscar.

 

-Vamos Van.

 

La bruja atravesó la recepción directamente hacia las escaleras, sus pasos haciendo eco en la sala vacía, los pasos descalzos del doméstico rápidos tras los de ella. El primer lugar que visitaron fue su habitación, todo seguía igual, inspeccionó el baño y no pudo evitar la tentación la enorme bañera de mármol negro la atrapó, los Crowley sabían de lujos, eso sin duda.

 

Salió del cuarto de baño después de media hora, las puntas de su cobrizo cabello aún húmedo. Eligió un vestido negro sin mangas pegado y corto, que hacían lucir sus piernas largas, acompañado de botas negras de tacón. Hizo un gesto a Van y salieron de la habitación, el destino era claro, esperaba encontrar ahí a la persona que tenía en mente. La habitación se encontraba una planta por arriba de su habitación y del otro lado del castillo, se tomó su tiempo para llegar ahí, la alfombra en los pasillos amortiguaban la cadencia de sus pasos.

 

Llegó al lugar, la habitación estaba abierta y se asomo con cierta timidez por el umbral, ahí, recostado cuan largo era sobre la cama se encuentraba Fokker, con los brazos bajo su cabeza, disfrutando de su vagabundez. La Evans sonrió e ingresó a la habitación...

 

-Knock, knock... Espero no interrumpir sus pensamientos...

|| 4GfTlba.gif ||


bor4Ktn.png


xcLm9MX.gif || || 3LeUwT8.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

No la escucho llegar, sus sentidos se encontraban totalmente enfocados en la canción que repetía sin cesar que perdió cualquier noción de la realidad. No es de extrañar, el joven Crowley simplemente se perdía en sus pensamientos cada vez que podía, tan así que muchas veces lo culpaban de no prestar atención a las cosas.

 

No tuvo que abrir los ojos para reconocer su voz tan familiar, esbozo una media sonrisa sin moverse, era de las pocas personas que lograba hacerlo y con la que se llevaba tan bien. La canción de su Ipod finalizó, y él termino de volver a la Tierra. Se movió automáticamente, sacándose los audífonos de los oídos al mismo tiempo que miraba instintivamente la puerta abierta de su habitación. Tomo asiento al borde de la cama.

 

¡Vaya que sorpresa...!— fue lo primero que pudo decir, primero porque no la esperaba ver, mucho tiempo paso desde la ultima vez que coincidieron; segundo porque se veía genial, el vestido resaltaba su figura, y el tercer motivo simplemente se debía a su incapacidad de dar un saludo de bienvenida normal a las personas que quería.

 

Y los dos ultimo motivos causaron que se quedara en silencio sin saber que más decir, así que aprovecho para colocar el Ipod en la mesa al costado de su cama.

 

—¿Hola... gustas pasar?— dijo al fin, viendo que su elfo la acompañaba lo saludo con mas facilidad para sorpresa suya —¡Hola Van, entra no te preocupes por lo que diga tu jefa!— con una sonrisa viendo a Nicole, por si reprendía al elfo, algo que sabia de antemano no iba a suceder.

 

—¡¿Y bien dime, donde anduviste?!, ¿en alguna aventura extraña por el mundo?

 

Pregunto mas animado, esperando a que la joven se acomodara en donde mejor le acomode, tenían mucho que contar. El paso muchas aventuras como matar demonios y perseguir fantasmas, y si lo extrapolaba a su familia terminaba llegando a la conclusión de que vivir aventuras es inherente a los Crowley, por lo que esperaba una historia de piratas de parte de ella <<Jess Crowley, marinera de los siete mares>>.

 

Soltó una corta risa con ese ultimo pensamiento, esperando que no lo notara...

 

@@Nicole Evans Crowley

Editado por Fokker

Don't make promises you can't keep... those are the best.

tywpASar.gif

f9gg8CaX_o.gif

kRRKjq1j.gif         "Perdón por la sangre derramada xD "

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.