Jump to content

Stormride Ghost Ship (MM B: 102158)


Axel Rexdemort

Publicaciones recomendadas

Vagar por el callejón no era lo suyo pero había estado algo deprimida y decidió que un día de compras lejos del mall serian buenos para distraerse, sabia que había tiendas que jamas había visitado y que solo era cuestión de realmente observar a su alrededor. Se había llevado a su elfina Ariana para que tele-transportara todo a casa, los elfos eran expertos en ese tipo de magia, ella en cambio terminaría mandando todo a casa de Elvis, encima de su cabeza. Eso seguro no le causaría gracia a su primo.

 

Ya habían pasado por un par de tiendas cuando Ariana llamo su atención hacia un barco que increíblemente estaba en tierra firme, enfilo sus pasos hacia el lugar y ya estando ahi pudo leer a que se dedicaba este y si era local amigo.

 

- por un momento tuve la esperanza de que fuera un bar - le dijo sonriendo a la elfina - compremos un par de parches para los chicos

 

Subieron por los viejos escalones de madera y se toparon con una enorme cubierta, algo deteriorada pero segura para caminar y en ella a un mago y una mujer mayor, al mago lo conocía de la orden aunque no había tenido la oportunidad de hablar con el, era de las nuevas generaciones, de esas que jamas habían cruzado palabra con ella hasta ahora que había vuelto

 

- buen dia - saludo y se puso a mirar la mercancía esperando que les llegara su turno

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El myrddin movió el pie con impaciencia... cuando de pronto llegó una lind viejecita... el myrddin sonrio...

 

-Buenas...busco a Axel...- el myrddin se le congeló la sonrisa esa abuela de verdad daba un poco de miedo, y mas el tono como lo habia atendido...-Soy lestat, mi bella dama, soy un amigo que el aun no conoce.. he escuchado de el y pues quise venir a visitarlo para conocerlo.. ¿Sabe usted dónde puedo encontrarlo?.

 

El castaño se quedo quieto como una gárgola, no queria hacer ningún movimiento extraño antes que la señora le diera una nalgada.

 

Primer segundo de silencio...

 

6 segundos de silencio...

 

-bonito lugar-

 

dijo antes que el silencio lo tragara todo con aquella sonrisa que lo caracterizaba...

http://i.imgur.com/99cSgr3.gifhttp://i.imgur.com/Q9IMsKl.gifDC0QuCr.gif



Lqnxk1W.png


17IXMIM.gifhttp://i.imgur.com/ocz5yvA.gifgUf9pEi.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 4 semanas más tarde...

«¿Será que aquí puedo encontrar algo de utilidad?», se preguntó la pelirroja al releer el letrero que indicaba el rubro del negocio: venta de artículos piratas. Llevaba un buen rato deambulando en el Callejón, pero aún le faltaba adquirir más disfraces para la fiesta de aniversario del hotel que administraba junto con su amiga Elizabeth Tonks.

 

Por un momento dudó en ingresar, sobre todo debido al peculiar aspecto del local; pero recordó que no debía juzgar un libro por su portada, ya que su propio negocio solía sufrir la misma injusticia, y éste tenía poca afluencia debido al aspecto lúgubre del terreno y del castillo. Con nuevos bríos de decisión, se acercó al imponente navío, pero casi al instante se detuvo.

 

Ignoraba si debía subir a la cubierta usando la escalera adjunta a la amura, o si al convertirlo en negocio habían acondicionado alguna entrada en la parte baja del barco. Supuso que nadie habría querido modificar la estructura original de tan magnífica pieza, así que decidió emplear la primera opción. Con dificultad logró subir la escalera. Por fortuna llevaba jeans oscuros y unas cómodas botas que facilitaban dicho proceso.

 

Una vez arriba, se preguntó qué tan complicado sería bajar la misma escalera cuando llevara las compras en las manos. Aquel pensamiento pasó a segundo plano luego de observar a su alrededor. Aunque la cubierta lucía deteriorada, la muestra de artículos la animaron a dejar de lado sus dudas respecto al negocio.

 

Annick comenzó a observar con interés los objetos exhibidos. Cuando escuchó una voz avejentada, miró hacia la proa y vio que una anciana hablaba con un joven de cabello castaño que le resultó vagamente familiar; no obstante el mago estaba de espadas a la pelirroja y ésta decidió no importunar la conversación. «Huele extraño», se acercó hacia unas patas de palo para ver si el aroma provenía de esos objetos, pero algo más llamó su atención.

 

―¿Zahil? –entre la fila de artículos encontró a su prima Granger, quien al parecer también estaba observando la mercancía con interés–. Vaya, si nos hubiésemos puesto de acuerdo, seguro no nos encontrábamos tan fácilmente –se acercó a saludarla–. ¿Dónde están Mith y Oscurus? ¿Comprarás algo?

 

Miró nuevamente a su alrededor para ver si ya atendían a la matriarca Granger, pero no observó a nadie. Lo más probable era que alguien se acercase a ellas al escuchar sus voces, aunque se preguntó si habría alguien más atendiendo a los clientes además de la anciana, quien había quedado fuera de la vista junto con el chico castaño gracias a los objetos que se esparcían por la zona.

 

 

@@Axel Rexdemort @

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 mes más tarde...

Iris clavo su mirada en el rostro del hombre en silencio. – Bonita estructura ósea.- A continuación llevó su mano sobre su barbilla mientras su cigarro desaparecía en la otra. – También tienes una nariz afilada.- Y con la punta de su dedo índice delineo sobre el rostro del sujeto.

 

Podríamos arreglar esos pequeños detalles con algo de maquillaje, algo ligero. Un poco de contorno en tus mejillas.- la viuda Apfel parecía que hablaba sola mientras hacía un análisis sobre el rostro del hombre. La mujer sonrió bajo esos enormes lentes rojos.

Un ruido llamo la atención de la señora, lo que hizo que despegara por un instante la mirada sobre Lestat. – Un momento mi vida, parece que el inútil por fin llego.- La mujer giro y movió su enorme abrigo negro de una forma que podría considerarse muy dramática.

 

Con ese andar pausado, Iris se encamino hacia la recién llegada. – Hermoso cabello.- Fue lo primero que pensó la vieja bruja. Iris en su juventud nunca fue una mujer bella siendo honestos, no fue hasta que cumplió 40 años cuando su esposo murió que empezó a enfatizar sobre la belleza exterior, entonces al ver a una mujer tan bella, le recordaba sus tiempos mozos.

 

-Oh por dios. – Se acomodó el marco de sus anteojos, eran dos mujeres. La otra aunque más pequeña también era muy linda. – Bienvenidas jovencitas. – Para Iris todas las mujeres eran jovencitas. Se acercó y dio un beso en la mejilla a la rubia, aunque realmente solo hizo el sonido del beso, no quería gastar su lápiz labial en las otras personas.

 

-Que linda eres.- Para acercarse a la segunda, si bien no era tan alta tenía un toque tímido y un aire inspirador muy a lo Sedwick en su juventud. Llevando sus manos sobre el cabello castaño de la mujer. – Un bob largo te haría ver juvenil.- Dijo inmediatamente. – Ahh perdón.- Se disculpó casi instantáneamente, por invadir el espacio personal de aquella mujer. Iris era tan confiada que a veces pecaba en eso.

 

-¿Les interesan estas chucherías? – Demando la anciana dando un par de pasos hacia atrás, mirando con un poco de desprecio la mercancía sobre la cubierta. – Calaveras, parches, patas de palo.- Envolviéndose en su enorme chaqueta negra la que hacia resaltar los collares de ámbar y jade sobre su pequeño cuerpo.

 

-Ustedes jovencitas, necesitan algo más elegante.- Girando un poco la cabeza y meneando ese corto cabello blanco. – ¿Quieren ver la colección privada? – Cruzando los brazos, tomando con cada mano a una de las mujeres y las arrastro (considerando su cuerpo pequeño)

 

-Ahorita regreso contigo guapo.- Gritando mientras llevaba a las mujeres de la mano hacia una puerta que bajaba de la cubierta. – Un hombre muy guapo, aunque algo callado. Cuidado con el primer escalón. –

 

Iris las llevaría a la habitación principal donde Axel guardaba su colección de armas, vestidos y joyas antiguas.

tumblr_pc99s5DebJ1xo09zio2_75sq.png






tumblr_phak5acqf61xo09zio2_r1_400.png

http://i.imgur.com/tZhdsN8.gif G4D5FhY.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 mes más tarde...
― Con semejante "fachada", era poco probable que no diera con el lugar.


P-ko, mi elfina, había dicho que el lugar era inconfundible, y vaya que tenía que darle la razón ¡empezando porque el lugar era un barco! Parte de la madera que lo componía estaba ennegrecida y conforme, dubitativa, me acerqué un poco más, comprobé que desprendía también un aroma muy particular, similar al del moho o la humedad. Di unos cuantos pasos rodeando el barco, hasta que distinguiendo una escalera ascendí por ella, no sin cierta dificultad, hasta llegar a la cubierta. Cuando vi hacia abajo desde el borde, agradecí haber salido en zapatillas, jeans y un suéter ligero, puesto que otra ropa me hubiera traído verdaderas dificultades.


"Esto es solo un montón de basura pirata" pensé totalmente desalentada al observar patas de palo, mapas en papeles ajados y amarillentos, y lo más estrambótico: un ancla apoyada en una esquina del mástil principal.¿Cómo era posible que pudiera conseguir allí los Blu-Ray de la última temporada de Luther? Mordí mi labio inferior, algo nerviosa y sin saber si solo dar media vuelta o seguir buscando allí mi "mercancía" que ahora dudaba poder encontrar allí.


Hasta que de pronto, cuando ya había decidido retirarme, cerca a añejas botellas de vino reconocí enseguida a la persona de desgarbada figura y ojeras perpetuas, que muy concentrada, examinaba la hojalatería que se exhibía ¡y esos mapas viejos! Ahh ¿pero que hacía allí Garry? ¿acaso pensaba otra vez gastar galeones en esas cosas rotas o incompletas que la mayoría de veces terminaban acumulando polvo en los rincones de nuestra casa? Sentí el impulso de ir en ese mismo momento hasta él, pero se me ocurrió otra idea ¿Por qué mejor no ver hasta donde llegaba con eso?


Él mismo me había enseñado, en medio de nuestras muchas aventuras detectivescas, las sutiles diferencias que te permitían saber si una persona estaba familiarizada o no con cierto espacio. Un desplazamiento errático por ejemplo, podía significar gran parte de las veces que esa persona visitaba por primera vez el lugar. Un examen detallado de un objeto, que la persona era cuidadosa con lo que adquiría. Entonces ¿sería que acababa de descubrir muy casualmente un sitio frecuente de compras para él?


Perceptivo como era, me cuidé de mantener distancia, y aun así maldije porque por un momento lo vi voltearse en mi dirección ¿sería que ya habría conseguido verme? De cualquier manera, aprovechando que el mástil principal me tapaba la mayor parte del cuerpo, intenté apegarme más a él para que me cubriese del todo. ¿Y ahora que haría? No había llegado allí con intención de espiarle, pero sabía lo cauteloso y extremadamente perceptivo que solía ser, por lo que era mejor tener una buena una coartada preparada.


Así que comencé a ver en todas direcciones, hasta que en mi búsqueda, reparé en una alta mujer, de cabello corto, y sin quererlo mientras la contemplaba, nuestras miradas se cruzaron apenas una fracción de segundo. Algo descolocada, desvié la mirada, impresionada de esos brillantes ojos verdes que a la luz de la media tarde mostraban un destello azulado.


¿Podría ayudarme ella? El tiempo me jugaba en contra, así que no lo dudé mucho más, había algo en su gesto que parecía amable, por lo que acortando el par de metros que nos separaban, no tardé en tenerla lo bastante cerca como para iniciar una conversación casual. Sabía que iba ser un poco rara mi petición pero al menos debía intentarlo.


Hola que tal ¿me harías un favor? - señalé hacia Garry con el mayor disimulo posible- ese hombre quizá venga pronto hacia nosotras. Verá, es mi marido, pero no quiero que piense que lo estoy siguiendo, así que ¿sería posible decir que si pregunta me siga la historia de que nos cruzamos en Diagon y vine hasta aquí guiándola a usted?


Ojalá y la muchacha no se negase. En cierto sentido, estaba en sus manos.


@ @

cpoR6Mo.gif

feMqRqE.gif

kUFJW5z.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Estaba en un raro lugar, a decir verdad no sabía siquiera que hacia allí, estaba buscando un centro comercial muggle en donde comprar un nuevo vestido corto que era la última tendencia primavera/verano, no sabía ni cómo ni por qué el chófer del taxi había ido a parar ahí.

 

El lugar era extraño en sí, un barco de apariencia pirata abandonado, expedía un aroma extraño, la rubia supuso que era por el moho que había en él.

 

-A dónde rayos me trajeron, si por lo menos tuviera ya mi licencia de vuelo sería más fácil volver..

 

La ojiverde volvía tras sus pasos cuando vió a una chica detrás de un mástil tratando de esconderse mientras parecía espiar a un hombre que urgaba entre la basura que vendían en aquel lugar,sin más decidí caminar como si no hubiera visto esa escena, me detuve por un momento y en una fracción de segundo nuestras miradas se cruzaron y ví un poco de desesperación en aquellos ojos marrones.

 

No sabía lo que le sucedía en sí, pero seguí caminando hasta que estuvimos a pocos metros de distancia y ella me hablaba y me pedía ayuda ya que si esposo no debía pensar que lo estaba espiando.

 

Accedí enseguida a su petición, sabía el problema en el que se encontraba, la rubia muy seguido se ponía a jugar a la espía y sabía el problema en el que se metía cuando la encontraban.

 

-Mi te preocupes- le dijo a la castaña -cualquier cosa tú y yo nos conocemos de hace tiempo.

 

La reacción de la chica fue de alivio, así que estiré mi mano y dije -Un gusto, mi nombre es Hannity Jane.

 

 

@ @

yIuGYN9.png

OT5TFqP.gif. NjOuVbx.gif. cpoR6Mo.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...
Respiré, verdaderamente aliviada. La muchacha tranquilamente habría podido tomarme por una loca, encima acosadora o celosa patológica, y solo huir de allí, pero en su lugar, tendiéndome la mano me saludó con cortesía, por lo que yo correspondí al gesto con idéntica sonrisa, admirada además del suave toque de su piel.


Bel Evans McGonagall- le comenté, soltando finalmente el agarre.


Unos cuantos segundos de silencio siguieron a la presentación. Segundos que rápidamente corté antes que la tensión e incomodidad se apoderaran del momento.


Entonces Hanity ¿eres asidua a este lugar? La verdad es que yo llegué aquí en busca de algo muy particular- bajando la mirada hacia el morral busqué en su interior hasta que di con un trozo de pergamino que contenía el listado que yo misma había elaborado en horas de la mañana- me crié con muggles, y aunque llevo años en la comunidad mágica, todavía tengo esta afición de ver miniseries de televisión ¿sí conoces que es una televisión?



A decir verdad, ella lucía tan sofisticada y chic, que era inevitable no caer en el prejuicio de asumir que pertenecía a una familia "sangre limpia" odiadora de muggles. Pero hice el esfuerzo por alejar esos pensamientos y en su lugar, esperé pacientemente por la respuesta de ella.



Mi elfina era la encargada de estas compras, solo que esta vez tuvo un contratiempo y pues vine personalmente yo por ellas- di una mirada en torno a toda la superficie del barco- ella me había dicho que el lugar era "peculiar" pero creo que se quedó realmente corta en su apreciación- solté un suspiro cansado y volví a dirigir la vista a ella- así que si él viene, le diremos que me acompañaste a la compra de estas series ¿de acuerdo?


Bajando un poco más la voz, me animé a hacerle una última pregunta (maldito fuera ese impulso de atosigar con tantas preguntas a la gente...)


En tu caso ¿cómo fue que llegaste hasta aquí?



@ @

cpoR6Mo.gif

feMqRqE.gif

kUFJW5z.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Se está comenzando a preguntar por cuánto tiempo más Bel Evans estaría ahí, fingiendo que no se encuentran o decidida a no hablar con el licántropo, y es que ¿De verdad no lo ha notado? La animagia que Bel había aprendido no hace mucho tiempo ha dejado en ella un aroma diferente, tan perceptible en el muchacho que podría Garry saber su paradero en al menos cincuenta metros a la redonda. Esto no es algo que muy a menudo suceda a Ollivander, pero es que Grell parece haber decidido aprender de memoria la esencia del pequeño caberú, sabrá Merlín por qué motivos.

 

Eso es lo que ayuda a Ollivander a saberla escondida detrás de un mástil, eso y quizá el hecho de que la ha estado siguiendo gran parte de la mañana, pretexto para no pasarse al 221b para no atender el solo los casos de nivel tres que usualmente la Evans se encarga de despachar por él, asi que ha bastado una larga, penetrante e incómoda mirada a P-ko(además de “amenazarla” con esperar a Bel en el cuarto de la sanadora en el castillo Evans McGonagall), para que Garry tuviera una idea de donde encontrar a Bel.

 

Entretenido en los muy llamativos y preciosos cachivaches que rematan y ofertan, él no se ha esforzado aun en voltear a encontrarse con ella, quien sabe, es divertido ver en Evans esta clase de cosas, un poco inusual en la británica, además de lo muy satisfecho con lo buena observadora que la sanadora está siendo ahora. Sin embargo, él está muy concentrado en este instante en comprar aquellos mapas y esas varas de radiestesia que están ofertándole por ser cliente frecuente y a un precio, ridículamente excesivo, diría Bernadette, pero que (aún no se está explicando bien a si mismo los porqués) las necesita.

 

Apenas está por aceptar la promoción, cuando por alguna extraña razón comienza a sentir una picazón que se clava justo a sus espaldas, él no está seguro, pero de girar puede imaginarse a una Bel Evans fulminándolo con la mirada por su “mala compra del día”. - ¡Es que ella no sabe nada!- Grell reclama, posiblemente el más interesado de todos en este local de realizar la compra. Finalmente decide terminar con aquello, y girando sobre sí mismo se encuentra con una Bel demasiado sociable, en compañía de alguien que Ollivander desconoce de pies a cabeza. -Solo ha sido culpa mi querido, ¡Ja! - la criatura se burla y Garry ha olvidado la compra del día, pensativo.

 

¿Se habría equivocado? No lo cree, ha estado siguiendo por un largo rato a Evans como para saber que viajaba sola, pero ¿y si era un encuentro?, nah, por el modo en el que ahora se estrecha con ella, un tanto tímido un poco más formal, él atina a pensar que es una primera presentación, lo cree, pues conoce lo cálida que es Evans con sus conocidos incluso sus formalidades con los no tan conocidos, extrañamente también lo son. Titubea, él no quiere que la compañía de Bel piense que se trata de un loco, acosador o celoso patológico y que hulla de ahí. No.

 

Aunque bueno, en su mejor intento Garry no es una persona de muchas apariencias, y sin perder más de su tiempo se dirige hasta las mujeres, bastante taciturno como siempre, tanto que aquello pareciera ser el encuentro más casual que pudiera haber.

 

―Hey Bel, ¿has encontrado lo que se necesita? -, gira entonces para encontrarse con la muchacha y dejarle caer una mirada escudriñadora, tampoco se hace mucho del rogar a su curiosidad. ―Disculpará usted a mi esposa…-, le sonríe largamente. ―Ella, “olvida cosas” …-, susurra, con media sonrisa en el rostro. ―Si sabe a lo que me refiero.

 

@ @

cpoR6Mo.gif
wMI9Bv0.jpg?1
Kl83Ehb.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Después de las presentaciones Bel parecía menos nerviosa, probablemente se sentía segura por que su esposo no creería que lo estaba siguiendo, pero los sentidos de la rubia parecen estar más atentos y sabe que están siendo observadas... ¿Casualidad? No lo creo, como dirían los muggles "aquí hay gato encerrado"...

 

Las ideas de la rubia se despejan un rato de su mente cuando Bel le preguntaba si ella también era asidua a ese lugar y mencionaba que buscaba unas cosas y sacaba un pergamino de su mochila y hubo algo que hizo que la rubia se distrajera de sus pensamientos, pensaba que Bel era simplemente una de esas brujas fanáticas de los artefactos muggles, nunca imaginó que eso tuvieran en común, ella también había crecido con muggles, recién se había enterado de sus verdaderos orígenes y que sus padres eran dos aurores que aún no había tenido contacto con ellos a causa de su trabajo.

 

Un poco más animada la rubia sonrió a Bel cuando esta preguntó si sabía que era una televisión -Claro que sé lo que es una televisión Bel, aunque mis padres muggles no me dejaban mucho verla, para ellos era mejor que estudiara algun idioma o leyera algún buen libro....

 

Mientras la chica le explica a la ojiverde que su elfina es la que hace "ese tipo de compras" a la vampiro no se le escapa la idea de que estaban siguiendo a la simpática chica con quien ahora estaba hablando tan amenamente y algo en sus sentidos le advierte acerca de aquel individuo, aún así ella seguiría lo que dijera la castaña, pues había algo en aquel hombre que no le haría confiar en él tan rápidamente como en la chica.

 

-No te preocupes- le dijo a la castaña con una sonrisa -ya te lo he dicho, nos conocemos de hace tiempo y claro que vine a acompañarte a buscar series de televisión

 

Sin mirar a atrás sabía que el esposo de Bel estaba aproximandose a ellas, acaso el sabía que ese no había sido un encuentro casual de dos personas que en realidad no se conocían y que hasta ahora la única cosa que tenían en común era que las dos se habían criado con muggles... aún así no le dío importancia e respondió a la pregunta de la castaña -Yo vine aquí por un tremendo error del taxista que no siguió las indicaciones- suspiro -se suponía que iría a una nueva boutique de ropa muggle que acaban de abrir, pero bueno... aquí estamos y tal vez este encuentro nos llene de muchas sorpresas ambas.

 

De repente el esposo de Bel se acercó a nosotros y la rubia con mucha desconfianza lo mira y escucha cuando este pregunta a lacastaña si había encontrado las cosas que necesitaba, era obvio para la rubia el saber que él la estaba siguiendo, lo que no entendía era el hecho de que se interesara por llevarsela, al escuchar sus palabras la rubia sonrió sarcásticamente hacia el hombre y respondió: -Hay muchas cosas que las mujeres podemos "olvidar"- e hizo una pausa idéntica a la que él había hecho y de igual manera susurro -si sabe a lo que me refiero.

 

Espero a que alguno de los dos reaacionara ¿Cuál sería la reacción de la Evans y del chico? No lo sabía, pero probablemente la rubia se estaba metiendo en problemas

 

 

 

 

 

@ @

Editado por Hannity Jane

yIuGYN9.png

OT5TFqP.gif. NjOuVbx.gif. cpoR6Mo.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

― ¿Las mujeres lo hacen? -, el rostro del muchacho es una mezcla de confusión y curiosidad mientras ladea la cabeza, la sonrisa de su rostro no se ha ido, pero es apenas perceptible cuando hace el gesto. ―Deberé considerar eso en un futuro, para la bitácora de matrimonio…-, no lo parece, pero habla emocionado ¿Cómo es que Bel Evans no había dicho cosas como esa antes? De haberlo sabido cuantas cosas se hubiera ahorrado en los casos de Baker.

 

Sin embargo, al girar la vista a Bel es que lo ha recordado, el como no debe hablar de su matrimonio con ella como un experimento social, asi como lo hace todo el tiempo cuando ella comienza con alguna nueva actividad un nuevo aprendizaje o esas prácticas sociales a las que él no esta tan acostumbrado. No es muy divertido, pero cuando se trata de Bel Evans, convertir todas esas actividades que ella hace en un estudio, se ha hecho uno de sus pasatiempos favoritos.

 

―Ah…quiero decir en…-, ¿Qué quiere decir? Ni siquiera está seguro de que la mujer lo mal interpretara y aun asi evita nervioso la mirada de Evans. Solo no espera que al volver a casa tenga que escuchar lo desconsiderado que pudiera ser. “tks, si ella supiera porque estamos aquí”. ―Lo pondré en el…este…el di-diario-, entrecierra los ojos, realmente se fastidia cuando su traicionera mente le hace cosas como estas. Finalmente se encoge de hombros, esperando que la sanadora no lo considere.

 

Bueno, me disculpara entonces usted a mí. Si he interrumpido algo me disculpo, mi señora-, apenas hace una venia con la cabeza antes de compartir la mirada con Bel a quien le sonríe divertido ¿a que estará tramando ahora la sanadora? No lo dirá, pero esto ira directo a la bitácora de su extraño matrimonio con ella.

 

@ @

cpoR6Mo.gif
wMI9Bv0.jpg?1
Kl83Ehb.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo