Jump to content

Publicaciones recomendadas

Sentía las voces de la familia, aunque no me atreví a pasar hasta que sentí al primo que me invitaba a pasar al interior, a la parte de atrás. Crucé la puerta y la cerré con cuidado para que no diera portazos. Vi un momento la cabeza del primo, que me indicaba en qué lugar estaban. Me acerqué, hablaban del tío Jack y me pareció un tema privado, tal vez molestara.

 

Me quedé allá, sin molestar, casi sin respirar, mientras ellos hablaban del tío, hasta que un patronus pasó a mi lado y se acercó al primo Matt. La tía dijo que era el patronus de Heliké.

 

Llegó el momento de saludar.

 

- Yo también estoy aquí, escuchándoos. ¿Puedo pasar o es muy privado lo que tratáis?

AebdpFW.png?1

7sfPjxW.gif idFgtQA.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 163
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

- Eh! es una bonita historia, pero no se si sabes que yo también soy tu hijo y a diferencia de Ithilion entiendo bastante bien de lo que estáis hablando....y la verdad, no me gusta imaginar....ciertas

Alcé la ceja, viendo como pasaba la mano por los dibujos, leyendo y releyendo las palabras de Jack. Me explicó que a lo que Jack se refería eran precisamente las cosas que una sacerdotisa hacía. Ella

¿Cuánto tiempo estuve allá arriba en el desván, buscando comida? Supongo que mucho tiempo, porque me senté un momento encima de la cama para calmarme. Matt había preguntado al niñito que le demostrara

Me reía del hecho que Heliké llamara a la puerta antes de entrar. Creo que es la primera vez que le veía hacer eso, aunque ahora que lo pensaba... ¿Y si estaba preguntando, en realidad, si podía pasar por si yo estaba delante? Eso me hizo callar de golpe y cruzarme de brazos. Pues sí, estaba, que se atreviera a entrar y plantarme cara, como estaba haciendo últimamente.

 

Suspiré fuerte y esperé a que mi sobrina se acercara. Pero no fue ella quien lo hizo, sino Xell. Así que lo pagué con ella.

 

-- Vaya, ¿ y no te enseñaron que es de mala educación escuchar tras las puertas? Deberías disculparte, jovencita...

 

Sí, bueno, vale, no era para tanto pero... Últimamente estaba muy a la defensiva. Descrucé los brazos y me ¿diculpé?

 

-- Bueno, no hace falta que digas nada, yo te perdono. Pero la próxima vez, no escuches. Carraspeas y entras antes, que no decíamos nada malo de nadie.

 

Aún... Porque en cuanto entrara Heliké seguro que nos íbamos a tirar "flores".

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

- Si mahoma no va a la montaña, la montaña irá a mahoma - reí por lo bajo por lo absurdo del chiste. Me encogí de hombros y "viendo" que nadie se dignaba a recibirme decidí mejor entrar al lugar.

 

En cuánto estuve en su interior, por detrás del mostrador. Me llegó la dulce (?) voz de Sagitas. Parecía enfadada. Últimamente parecía que nos tirábamos de los pelos, al menos, normalmente.

 

Pasé del mostrador y suspiré. Toqué la puerta tres veces y accedí la manilla para entrar.

 

- ¡Hola! - saludé con afectuosidad a todos. Aunque sabía que mi tía pelivioleta no tardaría en lanzar picadas verbales. Ahí vi que estaban Matt y Xell. Me fijé en que ambos parecían revisar algo.

 

- ¿Qué leéis? - Pregunté con curiosidad.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Heliké llamando a la puerta, pues vaya..., qué cortés... ¿O es que me tendría miedo? Bah, esa no se asusta ni de un lagartijo, ¿cómo iba a tener miedo de una persona tan adorable como yo? Dije un "adelante" sin recordar que ya no era mi negocio, que tenía que ser Matt quien dejara pasar. Pero vamos, seguro que no le decían que no a su mujercita adorada ni que no a mami, que seguía mandando como si nada.

 

-- Hola -- refunfuñé. Tendré mala leche cuando me quieren quitar lo mío (y Matt es míiiio, mi tes...o.... ro....), pero tengo educación y el saludo no se le niega a nadie, ni a una vampira roba-hijos.

 

Y ella tan feliz, como si nada, intentando chafardear, sí, así como suena la palabra, en el libro de mi marido. Lo cerré de golpe, para que no viera nada de lo escrito, y le puse la mano encima, por si intentaba cogerlo, algo que le dejaría sin mano. A ver si la reproducía, como las estrellas de mar.

 

-- Nada. Es privado. Es... sólo para mí.

 

Hum... A ver si se creía que ya era mi nuera para conocer los secretos más íntimos de mi marido. Nono... De eso nada...

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Había escuchado la voz de Sagitas a través de la puerta pero ya había entrado antes de que terminase de decir nada.

 

Parecía que estaba de mal humor y no sabía porqué. Quizá era sólo mi mera presencia o por ser su "nuerísima" (?) y que hacía que se enfadase...

 

Cuando había intentado captar algo de las hojas del libro que tenía mi tía sobre el regazo, ésta lo cerró de golpe y yo me la quedé mirando.

 

- Pues ten cuidado que no te lo queme cuando tenga la oportunidad - refunfuñé yo por lo bajo, pero que sólo lo escuchase mi tía. La miré mal encarada.

 

- ¿Temes que pueda usar información privada de tu marido para chantajearte? - pregunté yo ahora, alzando las cejas.

 

- Quédate tranquila. Por mi parte no lo haría, pero no dudo que por la tuya sí, con tal de desprestigiarme - dije ahora, chichándola.

Editado por Helike Rambaldi Vladimir

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Salté, por supuesto, ante su amenaza. Le señalé con el dedo, aunque fuera de mala educación.

 

-- ¿Te atreves a decir eso? Como a este libro le pase algo, tenlo presente, te quemo el pelo.

 

Bueno, tal vez no sea la amenaza más adecuada, pero hay un refrán muggle que dice "ojo por ojo" y estaba dispuesta a vengarme como se le ocurriera echarle una mala miradita al álbum de recuerdos de la familia.

 

-- Ay de ti que intentes boicotear el libro. Mi marido lo escribió durante muchos años con mucha paciencia con información genealógica de la familia, para sus hijos. Así que al loro que es parlanchín...

 

Hem... ¿ese refrán estaba bien dicho? Bueno, no estaba segura, pero supongo que había quedado claro que iba a vengarme como le pasar algo a aquel diario de JAck. Espera, ¿qué decía ahora?

 

-- ¿Chantajearme? ¡Qué poco me conoces, Heliké...! Nadie puede chantajearme. A estas alturas de mi vida, hago dos cosas si alguien intenta eso, decir la verdad antes de que la difunden, o cargarme al mensajero -- otra amenaza bien clara. -- Yo no necesito desprestigiarte ante nadie, sobrina. Lo haces tú solita con tus palabras.

 

hum... A ver si se creía que iba a quedarme callada. Aunque ya no sé bien porqué me metía con ella.

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

¡Jopé! La tía llevaba unos días de mal humor que daba miedo. Daba broncas por cualquier cosa, por tonta que pareciera. Había que tener mucha paciencia con ella estos días. Tal vez fuera hormonal. Amagué una sonrisa por el pensamiento, no fuera a zapearme por pensar qque me burlaba de ella.

 

- No escuchaba, tía. Sólo era prudente para no interrumpiros. Parecía una conversación privada y pensé que era mejor daros un poco de margen. Mientras, yo estaba mirando, por aquí fuera.

 

Ahora me recriminaba que no carraspeara al llegar y sonreí, con dulzura, para que no se enfadara más.

 

- Entendido, tía. Me pondré a toser hasta que parezca que me ahogo, así os daréis cuenta que llegué.

 

Pensé que eso la calmaría pero la llegada de la prima la hizo ponerse a la defensiva. Dio un manotazo en la mesa, hasta que me di cuenta que había cerrado un libro con mucho ruido, Yo ni lo había visto. Discutió con la prima por aquel diario y dijo que era de su marido y se enfrascaron. Me metí en medio para separarlas, por si acaso...

 

- Ya vale, tía. Heliké y tú parecéis lobos atacándose al cuello cuando es momento de estar unidos y ser felices. Si seguís así, sólo separaréis más a la familia. Hacer las paces, por favor. Esto ya dura mucho tiempo y está afectando a todos.

AebdpFW.png?1

7sfPjxW.gif idFgtQA.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

- Ni pienses que te tengo miedo Sagitas - entrecerré mis ojos ante sus últimos comentarios.

 

- Me he enfrentado a la muerte muchas más veces de las que tú ni siquiera podrías imaginar. Así que, comprenderás que no te tema -sonreí burlonamente...

 

- Es más puedes meterte el libro por dónde te quepa. A mí los entresijos de tu marido ni me importan. Es más, si aparece alguna vez, ya le pediré permiso. Pero por lo que parece, tiene pinta de que te ha abandonado - venga. Seguía metiendo más leña al fuego y con eso había sido bastante cruel. Había que reconocer que me había pasado y seguramente ella atacaría con más dureza.

 

Iba a seguir abriendo la boca hasta que Xell habló. Ni siquiera me había dado cuenta de que estaba en el cuarto con nosotros. Ya que yo estaba chichando a la pelivioleta.

 

- Yo he venido en son de paz prima. Fue ella la que empezó primero con la bronca -protesté. Por una vez que era yo, la que no la iniciaba.

 

- Yo no separo nada. Son esas paranoias de tu tía que piensa que voy además de robarme a tu hijo, todo el oro que tiene conjuntamente con las mansiones. N-o m-e in-te-re-sa - enfaticé las últimas palabras recalcándolas bien, a ver si de una vez la suma sacerdotis se daba por aludida.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 2 semanas más tarde...

pero que.....

 

Xell había pagado un poco por la situación. Mientras Sagitas hablaba contándome loq eu había sentido en aquel tiempo, las habilidades como sacerdotisa qeu tenía, había aparecido delante de mi el patronus de Heliké pidiendo permiso para entrar.No llegamos a recibirla, pues Sagitas comenzó a enfadarse con Xell...

 

Fue al llegar la prima cuando la cosa se tensó demasiado de nuevo. Comenzaron a discutir, a pelear y echarse cosas en cara, todo relacionado con el libro. Me quedé mirando al escena, notando que me ponía tan nervioso como tenso

 

- Podéis parar un momento? Heliké, Jack no ha abandonado a Sagitas, solo...está fuera. Pero te aseguro qeu pronto volverá y lo sabremos todos en casa. Y Respecto al libro....procurad no quemarlo, también tiene cosas mias ahi apuntadas qeu no me haría gracia perder. - dije.

 

Miré alrededor. Como siguieran asi iba a necesitar un trago para evadirme...

M4xQXhr.jpg

XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Cuando estoy enfadada nadie puede meterse en medio. Así que en cuanto Xell empezó a criticarnos, le lancé una mirada asesina, aunque no le respondí porque Heliké, la muy bobona, ya abría la boca, y me era más fácil contestarle a ella.

 

-- Pues deberías temerme, vampira de tomo y lomo. No sabes las veces que yo he vuelto a la vida, ni tú ni nadie de tu calaña me frena.

 

¡Miércoles! Sabía dar donde más dolía. Retrocedí un paso y le miré con odio, con absolutamente odio en la mirada.

 

-- Jack no me ha abandonado -- repliqué, con los dientes muy apretados. Ahí dolía. Hacía mucho tiempo que no veía a mi marido y no tenía noticias de por donde andaba, si es que andaba por algún lugar. -- No te metas donde no te llaman.

 

Tragué saliva. Matt y Xell sólo intentaban poner paz, que dejáramos de pelearnos. Agarré el libro y lo pegué contra el pecho.

 

-- Mi marido no me ha abandonado, ¿queda claro? Puedes quedarte con lo que te dé la gana, no pienso impedirlo. Pero este libro es mío. Es lo único que me queda de...

 

Empecé a llorar. No podía evitarlo. Mi vida se iba al cuerno quemado y no sabía como remediarlo.

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.