Jump to content

Publicaciones recomendadas

Sagitas bajó corriendo del desván. Era lógico, esa maldita niebla hacía que todos nos pusiésemos nerviososo.

 

- Yo, podía haber traído algo más no sé. Alguna protección especial - comenté un poco triste- pero claro, ésta niebla es difícil de predecir.

 

Abracé también a Matt a pesar de que, seguramente recibiría miradas recriminatorias de Sagitas. No sé cómo me fijé en su omóplato que parecía que tenía un fuerte hematoma (moratón).

 

- ¿Qué te ha pasado? - pregunté alzando las cejas.

 

- Mira que eres cabezón - dije bajito riéndome, pero claro, tenía que ir a buscar a Ithilion.

 

- Hay que curarte esa cosa, no vaya a ser que... - pero me quedé parada- mejor que lo haga tu madre - y sin poder evitarlo, estallé a carcajadas.

 

- Si tienes el botiquín Sagitas, eso se hará en minutos además de darle una poción energizante.

 

Me quedé callada, la niebla parecía rodear Mega Ayudas. Las ventanas retemblaban como esa cosa quisiese entrar.

 

- Parece que detecta la magia - saqué la varita del bolsillo del chándal que llevaba puesto y con un movimiento de mi varita endurecí todas las partes frágiles del lugar en el que estábamos.

 

- Alguien debe ir arriba y hacer el mismo encantamiento. No vaya a ser que luego tengamos problemas - sugerí yo.

 

- Recuerdo que hice ésto mismo también en la Taberna de la Tía - me encogí de hombros - sólo espero que no pase más nada y que pase de largo. No sé porqué pero ésto me recuerda a las 7 plagas de la Biblia muggle - moví la cabeza para desechar ese pensamiento aunque lo hubiese dicho en voz alta.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 2 semanas más tarde...
  • Respuestas 163
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

- Eh! es una bonita historia, pero no se si sabes que yo también soy tu hijo y a diferencia de Ithilion entiendo bastante bien de lo que estáis hablando....y la verdad, no me gusta imaginar....ciertas

Alcé la ceja, viendo como pasaba la mano por los dibujos, leyendo y releyendo las palabras de Jack. Me explicó que a lo que Jack se refería eran precisamente las cosas que una sacerdotisa hacía. Ella

¿Cuánto tiempo estuve allá arriba en el desván, buscando comida? Supongo que mucho tiempo, porque me senté un momento encima de la cama para calmarme. Matt había preguntado al niñito que le demostrara

Heliké tiró de mi a tiempo, cerrando la puerta y vaciando un salero casi de forma automática, mientras Fenrir dejaba a Ithilion en los brazos de Sagitas. No podía evitar sonreir, el niño a pesar de todo lo pasaba bien con todo aquello, sin saber qeu en realidad había estado en peligro.

 

Aun era demasiado niño...

 

Pero a Sagitas no le había hecho mucha gracia que yo saliera, a pesar de todo parecía perdonarme por traerlo al interior.

 

Noté que Heliké me abrazaba y suspiré, aunqeu lanzando un pequeño gruñido al sentir como palpaba la zona que poco antes me habían golpeado. Dijo que alguien debía curarlo, y sugería qeu fuera Sagitas, aunqeu hasta cierto punto eso no me importaba mucho.

 

Respiré hondo, notando qeu el pecho me dolía y mi aliento era visible, como si mi cuerpo estuviera a menor temperatura qeu los demás. Era efecto de la niebla, casi estaba seguro.

 

- Algo...algo me golpeó fuera. Creo qeu intentó cogerme. - les dije.

 

El dolor del pecho parecía pasar un poco, aunqeu me preocupaba qeu entre aquella dichosa niebla ahora viniera algo más, oculto.

M4xQXhr.jpg

XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

En un momento dado parecía que todos nos hubiésemos callado. Escuché decir a Matt que parecía que esa cosa quería cogerlo. Palidecí por un segundo...

 

- Matt, hay que tener muchísimo cuidado - comenté casi en un susurro. Había pasado por tantas cosas que esa me parecía fuera de lugar. No entendía cómo una niebla cómo esa pudiese hacer tanto daño.

 

- Parece que estoy en un dejà vú. Creo que la primera vez que viví ésto fue por Halloween ¿no? - pregunté, intentando recordar.

 

- Y casi siempre cuando estamos todos reunidos. ¿Será que detecta la magia? - moví la cabeza intentando disipar las malas sensaciones que me producía ese fenómeno meteorológico que por supuesto, no era natural.

 

Me fijé en que el pequeño, Ithilion, se divertía con Fenrir ajeno a las preocupaciones que los mayores poseíamos sobre lo que estaba pasando fuera.

 

- Si es magia oscura se puede deshacer. Pero hay que saber... Los antecedentes - comenté preocupada. Bien podía ir por la red flú a la mansión Rambaldi a buscar mis libros. Porque salir por la puerta estaba más que descartada en esos momentos.

 

- Si tenéis la red flú puedo ir a la mansión o llamar a Galadriel o a Harpo para que me lleven allá - negué con la cabeza. Espantando las malas vibraciones que sentía.

 

Parecía que, de momento, la magia que había hecho para endurecer las paredes aún resistía. Aunque el tiempo, no tenía ni idea, sólo esperaba que esa dichosa niebla, pasara pronto.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 2 semanas más tarde...

Fenrir se había acercado a ithilion, olisqueando al pequeño antes de darle con el hocico en el cuello, como si con aquel golpecito le estuviera llamando la atención, antes de darle un lametón y comenzar a olisquearle, haciéndole cosquillas, echándole las patas encima para atraparle.

 

Mientras tanto me senté en un taburete cercano. Ni quería preocupar al niño, ni tampoco a ellas, pero dolor en el hombro no se pasaba, y sin ayuda no podría saber qeu era.

 

Heliké comentaba qeu la primera vez que había visto aquella niebla había sido en Halloween...

 

- Nosotros te llevamos ventaja. Hace unos años, en mi primer Halloween aqui...apareció esta niebla, o al menos una parecida. - intenté ponerme un poco más cómodo, sobre todo porque en aquel momento el niño se me había quedado mirando. Menos mal qeu Fenrir volvió a distraerlo, lanzando un "ataque".

 

- Aquella vez llegó un clan de demonios que buscaba hacerse con Ithilion. Tuve qeu matarlos a todos - dije. Xell y Heliké no habían estado, aunqeu mi hermano y mi madre si.

 

"Aunqeu acabé muriendo en la pelea" pensé. Menos mal que no llegué a decirlo en voz alta.

- Es la tercera vez qeu vemos esa niebla, la segunda en mega ayudas. - dije, mirando por la ventana.

M4xQXhr.jpg

XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Seguía abrazada a Ithilion, con mucho miedo, aunque intentando que el niño no detectara mi estado de ánimo; los críos son muy sensibles y enseguida detectan que algo iba mal. Por eso, ahora que estaba tranquilo y feliz con el lobo, intenté esconderle lo mejor posible el miedo a lo desconocido que podía habitar allá fuera. Entonces me di cuenta que Heliké se reía. ¿Qué tenía todo aquello de gracioso? Aunque, por inercia, sonreí también, soltando al niño.

 

-- Gracias por endurecer los cristales, sobrina. No se me había ocurrido -- eso era un agradecimiento, esperaba que no pensara que era un comentario irónico. Ithilion corrió hacia la mesa y tomaba unas galletas mientras yo sacaba la varita y miraba a lo alto. Tenía razón, había que hacer lo mismo arriba, en el piso superior.

 

-- ¿Qué es la Biblia muggle? -- preguntó, con su voz infantil.

 

Sonreí y miré a mi sobrina. ¿Sabría explicárselo al niño o tendría que intervenir yo, como profesora de Estudios Muggles? Me acerqué a Matt, dejando a Ithilion compartiendo galletas con el lobo.

 

-- ¿Qué te golpeó? ¿Lo viste? -- Hablaba en susurros, para que no se enterara el benjamín de la familia. -- No, no tengo la red flu conectada, Heiké. Se me acabó el plazo justo con las reformas y no lo he renovado. No sé si Matt lo hizo después del cambio de nombre en las escrituras... Pero yo no tenía...

 

Arrugué el ceño y lancé un gruñido. Recordaba cuando habían intentado robar al niño, aquellos malditos demonios.

 

-- Eso no pasará ahora. Quedaros aquí. Subo arriba a endurecer los cristales de arriba. Aprovecharé para bajar sacos de dormir, no quiero que el niño se aleje de nuestro lado. Jugaremos a la acampada aquí debajo.

 

Y antes de que pudieran añadir algo más, subí hacia el altillo, recordando que allá había una claraboya redonda que tenía que sellar también.

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ithilion corrió a por unas galletas qeu quedaban sobre la mesa, antes de volver junto al lobo qeu ahora esperaba en un rincón, moviendo la cola con alegría y las orejas hacia atrás y abajo, en un gesto de evidente felicidad. El niño se sentó frente a él para compartir las galletas, cosa qeu Sagitas aprovechó para acercarse a mi y preguntar en voz baja.

 

- No lo se, solo sentí el golpe, parecía algo duro. Y no, lo siento pero...no tengo red flu - como no la utilizaba, no la había dado de alta. Menos mal qeu se me había ocurrido esparcir un poco de sal en la chimenea para que, de intentar pasar por alli, no pudieran hacerlo.

 

Pero Sagitas estaba determinada a proteger a Ithilion, cosa qeu era buena ya qeu cuando estaba de malas, lo mejor era esconderse, y eso iba a nuestro favor, por lo que emprendió el camino al piso superior para endurecer las ventanas y traer sacos de dormir.

 

Observé a Ithilion un momento. El se quedaba con una galleta bajo la atenta mirada del lobo, que se relamía manteniendo la compostura como podía. Cuando le ofrecía una galleta el animal intentaba ser delicado, pero a veces se le olvidaba y chuperreteaba la mano del pequeño al coger la galleta, aunque sin hacer daño al niño.

 

- Heli, necesito qeu mires que demonios tengo en la espalda... - pedí.

M4xQXhr.jpg

XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

- Hum - asentí con la cabeza cuando me dio las gracias por lo de endurecimiento- para éstos casos deberías de practicar el hechizo, tía - le sugerí yo. La verdad era que lo había usado más veces de lo previsto. Una de ellas había sido en el viejo parque de las Lamentaciones que, ahora había sido añadido hacia los terrenos del Circo.

 

La pregunta de Ithilion me pilló completamente desprevenida. ¿Cómo explicarle a un futuro mago lo que era eso? Puse un dedo en mi mentón y fruncí el rostro. Al cabo de unos minutos...

 

- Verás Ithilion la Biblia Muggle es un libro de fantasía no recomendado para jóvenes como tú - dije con una sonrisa acariciando su cabellera- por ejemplo, como cuando tu madre te ¿cuenta cuentos sin pies ni cabeza? pues es una cosa igual, pero salvo en un libro - me reí por lo bajo, seguro que me ganaría una buena colleja por sugerir que Sagitas era una "mala contadora de cuentos".

 

Y al parecer, estábamos atrapados dentro del negocio sin poder salir...

 

- Una pena, pero tendremos que usar la aparición conjunta. Tú al ser la dueña o Matt por si necesitamos recoger cosas, o incluso con algún elfo que pueda hacerlo sin problemas de despartición, ya que, su magia es diferente a la nuestra - me encogí de hombros.

 

<< Me parece perfecto Sagitas - aprobé con la cabeza lo de dormir... - pero yo me puedo quedar aquí haciendo guardia. Los vampiros no es que dormamos mucho - lancé una risilla por lo bajo.

 

-¿Eh? - pregunté en dirección a Matt- ¿Qué demonios vas a tener? - Lo miré sorprendida... - dudo mucho que tu madre lo apruebe pero, será mejor que te saques la camisa. Sólo espero que no sea lo que pienso que es - dije, mordiendo el labio inferior, básicamente por ver otras cosa más que por la herida en sí (xD)

 

- Eso sí si necesitas que te cure, habrá que llamar a Harpo para que me traiga cosas de la clínica - sugerí yo ahora, con tono profesional.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Heliké proponía que Sagitas o yo nos apareciéramos con ella en el exterior de mega ayudas para luego volver. Suspiré, mirando al niño tan entretenido con Fenrir. El lobo lamía las miguitas alrededor del crío. No quería que se enterase de nada.

 

- No nos dejará salir. - le dije. - La niebla...la niebla no permitirá qeu salgamos. No lo permitió la primera vez qeu la vimos y tampoco el último Halloween, cuando estuvimos atrapados en la Taberna. Tendremosq eu esperar aqui a que pase o deshacernos de ella, pero marcharnos...no.

 

Heli me dijo que debía quitarme la camisa para poder revisarme la zona de la espalda qeu correspondía al homóplato y el hombro derecho, qeu me estaba matando. bajé la vista, notando que me ponía rojo mientras me la quitaba con cuidado, ahogando un gruñido por tener qeu mover la zona dolorida. Luego me moví para dejar que la prima echara un vistazo, intentando controlar la respiración, auqneu notando el calor en la cara.

M4xQXhr.jpg

XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Maldije por lo bajo...

 

- ¿Y los elfos? - Seguí preguntando- no sé, quizá no los cuenta como a los magos, lo mismo que pasó con Voldemort. Él nunca reconoció a los elfos como iguales - me encogí de hombros...

 

<< Quizá debería de intentar algo... -sugerí- es algo que vi en uno de los viejos libros de mi padre, y también del libro de las Sombras de mi madre que era sacerdotisa. Es magia maligna, mucho más que los horrocruxes... - seguía hablando más para mí que para los demás.

 

Pero aún así, no perdía detalle de cuando Matt sacaba la camisa para dejar al descubierto su torso desnudo. Debía de olvidarme por un segundo de eso, y cuando volví "en mí" por así decirlo, me fui hacia la espalda de Matt.

 

No pude evitar lanzar un grito.

 

- Cariño - susurré- ¿Sabes que te han arañado? - Tenía tres marcas de garras- ésto es más serio de lo que parece. Aunque seas un licántropo no sabemos si esas heridas están infectadas. Tengo que rápidamente hacer una poción para desinfectártela y tapártela - mordí el labio inferior- ni siquiera me atrevo a poner una mano en ella...

 

- Se supone que aquí en Mega Ayudas tenéis de todo ¿no? - Inquirí- con un caldero y varios ingredientes básicos, puedo hacer un ungüento para que al menos se cierren completamente las heridas...

 

- Espero que tu madre no tarde mucho en bajar - rogaba que no se retrasara mucho, porque a decir verdad desconocía por completo qué era lo que le había causado esos arañazos a mi pareja. Temía que fuese algo que no pudiésemos erradicar con la ayuda simple de nuestras varitas.

JLRMGrb_zpszf0fulty.jpg


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Arriba estaba todo tranquilo, así que no tardé nada en endurecer los cristales. Subí también hacia el desván y me percaté de que la claraboya no cediera. Me asomé al cristal y palidecí, una niebla gris ceniza envolvía ya la casa. Bajé las escaleras corriendo, aunque sin decir ni una palabra, pues Ithilion estaba contento, mordisqueando galletas y jugando con Fenrir. Tragué saliva y miré a los dos chicos, con cierto apremio en la mirada, haciendo leves movimientos hacia la puerta.

 

-- Creo que hoy hay mucha niebla rodeando la zona -- dije, esperando que me entendieran los dos.

 

Me acerqué despacio, con la varita en la mano, pero llevándola encima como sin importancia. En aquel momento, lo que más me interesaba es que Ithilion no se diera cuenta del peligro que corríamos. Fruncí el ceño, ¿me iba un momento y ya el otro se desnudaba para arriba? Moví los labios en un gesto de desaprobación pero no dije nada.

 

-- Cariño, ¿sabes que tu prima Heliké sabe contar muy buenos cuentos? -- "Toma esa, sobrina, por lo que dijiste antes", pensé. -- Tal vez le gustaría contarnos algo delante de la chimenea. Deberíamos encenderla para... calentarnos....

 

En realidad, el calor del fuego alejaría el vapor de agua que era, en el fondo, la niebla. Así no podría entrar por ella. Les sonreí un poco pero mi sonrisa se paralizó. Ahora veía las heridas que tenía mi hijo en la espalda. Abrí los ojos como platos y tragué saliva de nuevo. Después miré al niño, estaba distraído con Fenrir.

 

Me acerqué despacio y traje con un acció varios antisépticos hecho a base de hierbas que se colocaron de forma ordenada en la mesa. Puse la mano en el hombro de Matt y miré a Heliké.

 

-- Cúralo mientras protejo a Ithilion -- le susurré. -- Hay monstruos allá fuera y no tardarán en intentar romper la puerta para entrar. Nadie puede ayudarnos, cualquiera que esté ahí fuera, sencillamente...

 

Miré al niño, no iba a decir que iban a morir.

 

-- ... Desaparecerá.

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.