Jump to content

Publicaciones recomendadas

Ya era casi el medio dìa y debìa preparar la comida, pero antes de poder hacerla me acordè que al final del callejòn habìa abierto una nueva pizzerìa.

 

Salì caminado a la pizzerìa pero como no habìa desayunado a la mañana me sentìa un poco rara, pero sabìa que algo de comer me caerìa muy bien.

 

Cuando lleguè vi que el lugar estaba pintado de negro, cuando lo vi pensè que las paredes de adentro tambièn estarìan pintadas de negro, pero al ver por las ventanas de tamaño mediano descubrì que no era asì, las paredes estaban pintadas con dibujos e pizza por lo que entrè ràpido a ordenar la mìa.

 

Cuando entrè quedè sorprendido, pues de adentro se veìa mejor que desde la ventana. Una barra separaba el lugar en dos y yo supuse que allì se pedìa la comida.

 

Por dentro estaba muy hambrienta, pero trataba de no demostrarlo mucho por fuera ya que me podìan creer una loca las personas que estaban allì.

 

De repente aparece una persona y yo como estaba distraìda y no la habìa visto me asustè y peguè tal grito que todas las personas que se encontraban allì voltearon hacìa mi y yo me quedè colorada de la vergüenza.

  • Me gusta 3

8iq2PLI.jpg

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 200
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

Nombre de los propietarios: Nicole Evans Crowley & Romina Targaryen Rubro al que se dedicará: Comida y Diversión Descripción: Un nuevo establecimiento abría sus puertas en el Callejón Diagón.

Sentados en aquel lugar con una oscura noche un poco fría, mire por ultima vez el rostros de Noah pues ya seria la ultima vez que lo vería pues mis ocupaciones me llamaban, pero sin antes llevarlo a c

—Aunque hayamos tardado mucho, todo esto valió la pena— comentó a su prima mirándola con una sonrisa, se sentía orgullosa de que ambas hubiesen podido arreglar aquella casa vieja y dejarla en las cond

Con @@Alishya y @@Nicole Evans Crowley



- Orgullosa de mi familia siempre voy a estar- contesté a la joven de forma despreocupada sin despegar la mirada de la carta- aun cuando muchos de ellos no tengan lazos sanguíneos conmigo, me son igual de queridos. La vida nos ha hecho cercanos.

Aunque todavía lucía nerviosa me animaba que la muchacha se hubiera animado a darme su nombre y también contar algo de las razones que la tenían ahora en Ottery. La palabra "presión" no me había gustado nada, pero me quedé en silencio para escuchar hasta el final todo lo que tuviera para decirme.

- Todos los viajes conllevan la incertidumbre en si mismos. No lo se. Aunque venía de haber conocido el mundo de la magia por mis clases a Hogwarts, venir a Ottery supuso un cambio mucho más drástico y un completo salto al vacío. Realmente una extraña decisión, si tienes en cuenta que en Camden Town lo tenía todo para llevar una vida tranquila- sonreí- así que no te asustes por considerarme extraña, que hasta yo misma no suelo considerarme alguien normal, aunque por otra parte no veo eso de mala manera, casi diría que me gusta ser rara.

Hice la carta a un lado para encararla

- Creo que pediré una argentina, pizza argentina- un pequeño rugido se dejó oír desde mi estómago- oh perdón, creo que estoy dejando notar demasiado lo muerta de hambre que ando- vi a Nicole atender en la mesa contigua a Fokker por lo que supuse que no tardaría en llegar hasta nosotras- mi familia...como todo proceso al comienzo fue difícil adaptarse, escuchar las explicaciones de mi padre de las razones para su abandono, conocer hermanas y más tarde, hijos- volví a soltar un suspiro- no estoy ayudando a que dejes de percibirme como un ser extraño diciendo que no conocía a mis hijos, pero así es, voy en una búsqueda constante de ellos y...

Nicole apareció en ese instante con su usual jovialidad para tomarnos las órdenes.

- Y justo aquí está una de ellas, mi pequeño orgullo- dije con satisfacción mientras la indicaba nuestros pedidos a Nicole- el negocio esta precioso hija, hazle llegar mis felicitaciones a Romina también. Ella es Alyshia, una chica recién llegada a la ciudad.

Era mala con las presentaciones y esta vez no era la excepción. Vi a Nicole retirarse seguro para cumplir con todos los pedidos recogidos, y volví a centrar mi atención en mi invitada.

- No tengo la seguridad de que muchos te lo digan, pero siempre he sido franca, mucho más con las personas como tú que se ve a leguas lo mucho que quieren conocer este lugar. Ottery no es ni de lejos el paraíso que el ministerio suele pintar al resto de la nación. Desde hace muchos años aquí se vive una guerra implacable e interminable, entre magos tenebrosos y defensores de la justicia y la luz. ¿Has sabido de ello? Editado por Bel Evans McGonagall
  • Me gusta 2

2CPQnUJ.gif


y7BT7xE.jpg


slOsoH8.gifkUFJW5z.gifSt2c7Sr.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

El viento soplaba gélido en el Callejón Diagón provocando que, cualquier persona que no tomara precauciones ante las bajas temperaturas, se estremeciera. Por su parte, había optado por utilizar una capa oscura y gruesa sobre un vestido de lana artificial de tonalidades rojizas. Consideraba la calidez de los negocios por lo que siempre debía prepararse para no incomodarse ante las temperaturas ambientales.

Había decidido ir acompañada por su Micropuff rosado ya que en épocas invernales era turno de esa criatura seguirla, porque el pequeño podía resguardarse en sus bolsillos y así no se exponía al frío. — Debe ser por aquí —dijo la bruja en voz baja para mantenerlo informado y así evitaba que se descontrolara. Su mascota solía tener comportamientos extraños y se descontrolaba cuando no sabía dónde estaba, pero prefería eso antes que éste se enfermara—. Estoy segura que Romina estará feliz de verte —dijo suponiendo que su amiga podría estar en sus horas laborales.

— ¿Crees que pueden haber otros platillos en el menú? —preguntó, pero sabía que la criatura no le respondería. Creía que a pesar de que no tuvieran esa capacidad, a ellos les agradaba escuchar una voz meliflua que los ayudara a no sentirse solos—. Eso espero, sabes lo mucho que detesto el queso —añadió mostrándose frustrada al creer que esa podría ser el único alimento que brindaban—. A menos que estuviera hecho de leche de soja, pero lo dudo.

— ¿Te imaginas qué pasaría si ese ingrediente no estuviera incluido en ninguna receta? —esa vez Terrie sólo miró hacia arriba, quizás preguntándose sobre el tema de conversación. Deseaba que no interpretara mal lo que había querido decir a causa del volumen con el que estaba hablando—. Oh, lo siento tanto —lo acarició suavemente con su dedo índice mientras disminuía la velocidad de su caminata; lo último que podía faltar sería toparse contra otra persona—, no fue mi intención hablarte de esa manera.

Una vez que arribaron, se dispuso a escudriñar el escenario. Era un sitio fantástico y suponía que las tonalidades eran porque solía utilizarse como un club de noche. Sin embargo, su mascota no había entendido bien el significado de mantener la cordura, ya que, de pronto, saltó hacía una de las mesas donde una bruja de cabello castaño rizado y oscuro, Priscila, se hallaba a la espera del almuerzo—. Oh, lo lamento mucho —se precipitó la bruja en busca de su hermosa criatura mágica—, no volverá a ocurrir.

  • Me gusta 2

IMG-20210101-WA0017.jpg

Gracias por la firma, Leslie. ♥

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Estaba sentada aguardando a que me trajeran la comida, cuando de repente levanto la vista y veo que una criatura mágica, un Micropuff , aterriza en mi mesa, yo, como nunca había visto algo parecido Pego un grito.

 

Luego la joven que era la dueña de la mascota se abalanza sobre ella diciéndome a mi que aun seguía sentada que no volvería a ocurrir, yo le respondí - No, esta bien no pasa nada -.

 

Luego de aquel suceso me quede contemplando a aquella criatura hermosa como una niña que llega a una dulcería, y tanto me distraje que olvidé que había venido a comer.

 

 

Luego de todo el suceso me Presenté con la joven - Hola me llamo priscila ¿Y Tú? - termine esa frase agregándole una sonrisa para acompañar.

 

Esa mañana fue inolvidable, pero al mismo tiempo hermosa.

  • Me gusta 2

8iq2PLI.jpg

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Una sonrisa iluminó su rostro aquella mujer de verdad que comenzaba a agradarle, su forma de ser era calida y aquello le daba buenas vibraciones, sus ojos se posaron en ella, era cierto era rara, diferente... pero no era en el mal sentido, sencillamente era una mujer que hizo lo que creía correcto y siguió su propio camino, quizás podría aprender mucho de ella, en ese momento tenía un sentimiento agradable dentro de ella.

 

- jeje - se rio un poco al escuchar su estomago en realidad ella misma tenía mucha hambre y se había dado cuenta era en ese momento, siguió escuchándola por un rato - eres rara... pero en el buen sentido... así que no es malo,¿ cierto? - habló con timidez, pero eso pensaba de verdad que podía agarrar confianza con ella, tuvo realmente suerte en encontrarse con ella, en ese momento escuchó una voz que la hizo girar con suavidad, se sorprendió al ver a la chica parecía tener gran energía.

 

-A-ah... un gusto - inclinó sutilmente su cabeza al escuchar que era presentada, parecía que iba bien con su negocio, en ese momento tomo nota mental "puedo volver a este sitio" era acogedor además tener a la presencia de la femenina había conseguido que ese lugar tuviera un buen recuerdo, y esperaba que la comida fuera buena con eso sería la guinda del pastel y su felicidad estaría completa.

 

Todo parecía ir bastante tranquilo hasta que escuchó el lado oscuro que podría ser Ottery su mirada bajo un momento - No... En realidad... yo no he escuchado referente a eso, bueno.. tampoco es que lleve demasiado tiempo... pero no me parece algo extraño que sea así - hablo con suavidad pensando detenidamente las cosas, se mordió los labios sutilmente, sentía algo dentro de si - después de todo nada puede ser completamente bueno, en especial algo hecho por el ser humano- terminó de hablar para verla a los ojos, ella no era muy experimentada en la vida, pero sabía que todo lo bueno tenía algo malo, así se consigue en equilibrio.

 

-Aunque.. es muy triste que eso pase... una guerra en un lugar que... es agradable - siguió hablando, realmente deseaba decir "en un lugar que le gustaba, que había conocido a gente tan agradable, se preguntaba si en algún momento sucedería algo explosivo, pero intentó eliminar ese pensamiento de su cabeza.

@

  • Me gusta 1

http://i.imgur.com/A8lRCvd.png

Gracias Aaron Rosier

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

-¿No podías pedirla por delivery?

-No tienen

-Por eso te dije que ya la traía yo, idi*** ¿Tenías que antojarte de pizza justo ahora?

-Ya calla. Aquí estamos.

El local era bonito y había que admitir que su sobrina tenía buen gusto. El problema era que Richard había estado muy quisquilloso desde que había regresado luego de andar perdida. Como siempre, sus apariencias eran totalmente dispares, lo que llamaba la atención de los transeúntes del callejón. Catherine llevaba una sencilla túnica negra con bordados plateados en la basta, los puños y el cuello, además de botas de fieltro negras. Richard por otro lado, iba a la usanza muggle, calzando sus botas de cuero, sus pantalones negros y sus poleras grises con estampados oscuros. Tenía el gabán desabrochado y sus rizos alborotados y aureorojizos que finalmente había recortado se movían a medida que avanzaba y el viento le pegaba en la cara, ya que coronaban su rostro dándole un aspecto caótico y atractivo. Su hermana, a diferencia, tenía el cabello negro atado en una sólida trenza, que caía con descuido sobre su hombro izquierdo.

 

Ingresaron por las puertas dobles y recorrieron el espacio de sillas y mesas hasta instalarse en una de cerca de la zona de las cocinas. Catherine había deseado instalarse en una algo más apartada del grupo que allí se congregaba pero no pudo hacerlo, pues Richard tiró de ella para que pudiesen situarse a la izquierda de éstos. Cerca, pudo notar que se encontraba Rosier, que conversaba con una muchacha. No muy lejos, se hallaba además su propia prima que...

 

-¿Bel?

 

Catherine, por est****o que pudiera sonar, no había esperado encontrarse ningún conocido en la pizzería de su sobrina. Así que también le resultó extraño notar que se hallaba en compañía de una muchacha que no conocía. Saludó entonces con un gesto débil a Rosier y ya se disponía a ordenar una lasaña cuando notó que Richard se había incorporado para acomodar las mesas de forma que quedasen todas juntas.

 

-Así podremos compartir conversación -comentó de buena gana. Era uno de esos tediosos días en los que no se le podía borrar la sonrisa de la cara bajo ningún método.

 

Una vez hubo completado su instalación, tomó asiento e indicó a Catherine a hacer lo propio, que la bruja hizo con expresión resignada.

 

-Mi nombre es Richard Stark -se presentó, observando alternativamente a las personas que conocía y a las que no-. Evans, Rosier... buen día -luego, se volvió y observó con gesto dubitativo a las muchachas restantes- ¿Y ustedes son...?

  • Me gusta 2

6mD2aIH.png


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ben Z. Maggot

 

 

Había quedado de verme con Romina, la chica de la noche en aquel bar, esa noche en que nos habíamos entendido tan bien y en tan poco tiempo, podía haber sido por estar bebiendo, pero esperaba que no fuera el todo de ese asuento ya que esta vez no beberíamos, me había invitado a su negocio, un lugar que era de comida evidentemente desde el nombre.

 

Me había vestido con unos pantalones negros y una camisa de color azul cielo y me había dispuesto a ir, estaba nervioso ya que esta vez no contaría con la ayuda del alcohol y esperaba que todo saliera bien, así que me dirigí desde el pequeño lugar en que estaba viviendo al negocio recordando las indicaciones que me había dado.

 

Al llegar afuera del negocio miré el nombre, había llegado sin problemas. Al entrar lo primero que hice fue respirar profundo y luego comenzar a buscar a Romi, primero con la mirada y aunque tarde un poco en encontrarla al final lo hice, estaba preparando algo o atendiendo a alguien no estaba seguro, pero estaba en el mostrador.

 

- Hola... -Le dije a Romina que estaba recargada mirando algo o haciendo algo qe no podía ver por su espalda, le toqué el hombro para que volteara, se veía bien, quería que salieran las cosas bien, era una chica interesante y se podía decir que era la primera salida que planeabamos y estaba cansado de estar solo en Inglaterra, extrañaba mas Irlanda.

 

@

  • Me gusta 2

"Si no quieres entender que hibernando están las brujas, amarrate a una escoba y vuela lejos... "


http://i.imgur.com/UMBhN44.jpg


http://i.imgur.com/QiufeoA.gif//http://i.imgur.com/PdzQYmK.gif//http://i.imgur.com/fI9RQmv.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Le dirigió a Nicole una pequeña sonrisa fingida cuando esta comenzaba a decirle que no bebiera de la cerveza que estaba en uno de los barriles, pero no le dijo nada y se quedó en donde estaba, solo había tomado tres vasos y no pensaba pasarse de esos o al menos no a una hora tan temprana como en la que se encontraban. Mientras la chica iba a la puerta del negocio a darle unos pequeños detalles al cartel no hizo por seguirla, sino por acomodar una de las mesas que se encortaba en una esquina, un poco mal ubicada, pero nadie lo notaría.

 

Los primeros clientes comenzaban a llegar y cuando se dispuso a ir a una de las mesas Nicole se le había adelantado para segundos después decirle que hiciera algo. El único gesto que hizo fue levantar ambos brazos como diciendo que ya nada podía hacer, aunque en ese momento se le ocurrió entrar a la cocina para darle algunas indicaciones a los elfos o al menos que comenzaran a preparar las masas para las pizzas, aunque ya estaban preparadas había que darles un toque final que solo las dueñas se habían encargado de enseñar a los elfos.

 

Los minutos parecían pasar rápidamente y al salir de la cocina pudo reconocer quienes eran las primeras personas. Una de ellas era su tía Bel, acompañada de una joven a la cual no conocía, y en otra de las mesas un hombre que tampoco conocía, pero estaba segura que Nicole sí, o al menos eso parecía por como lo trataba.

 

La puerta se abrió nuevamente dando paso a una muchacha que parecía de su edad o un poco más chica, eso no podría saberlo, pero al menos más clientes empezaban a llegar en su primer día de apertura, esa era una buena señal. Se acercó hasta la joven con una carta en la mano, allí adentro estaban todas las comidas y bebidas principales que ofrecía el lugar, aunque de vez en cuando se podía hacer una excepción en cuanto a la comida, ya que tenían los ingredientes necesarios.

 

Bienvenida a Wild Pizza, aquí tienes la…— y no pudo terminar la frase, ya que la chica (Priscila), había pegado tal grito a lo que ella no hizo más que poner los ojos en blanco y luego dirigirle una sonrisa para ver si se calmaba, por lo que esperaba que sucediera de esa forma.

 

No había pasado ni un minuto cuando, una persona que ella conocía había entrado al local, se trataba de Kirara, la cual traía un pequeño animal en sus brazos y se acercó hasta la mesa en donde la Targaryen se encontraba atendiendo a su primer cliente. ¿Y ahora que le pasaba? La joven había pegado nuevamente un grito y no entendió por qué hasta que vio el Micropuff rosado tendido en la mesa, por lo que no pudo evitar soltar una pequeña sonrisa. ¿De verdad le tenía miedo a eso? No dijo absolutamente nada, solo se limitó a sonreírle a su amiga.

 

Aquí les dejo el menú, tiene las bebidas y comidas principales que ofrecemos, aunque siempre se pueden hacer excepciones, no duden en preguntar— les dijo al tiempo que entregaba una carta a cada una y quizás podía quedarse un rato con ellas a platicar.

 

En ese momento giró su vista hasta la puerta de entrada, por donde acababan de ingresar tres personas más, aunque dos de ellas se dirigieron hacía la mesa en donde estaba sentada Bel, por lo que supuso que Nicole los atendería, no tenía intenciones de interferir en sus labores. ¿Y dónde se había metido la tercera figura? Y fue cuando sintió que alguien le tocaba levemente el hombro, por lo que volteó un segundo para ver de quien se trataba.

 

Ohh… Hola..— saludó a Ben con una sonrisa tímida al tiempo que sus mejillas se sonrojaban sin que ella se diera cuenta, era uno de esos actos involuntarios a los que el cuerpo humano respondía, aunque le hubiese gustado que en ese momento eso no le pasara. —¿Cómo estás?— le preguntó mirando de reojo a Kirara y la joven que se había presentado como Priscila que estaban a tan solo unos centímetros de ellos.

 

Ellas son Kirara y Priscila— las presentó con Ben para que el momento no fuera incomodo, o al menos para ella sí lo era —Él es Ben…— se dirigió esta vez a las chicas.

 

@@Priscila Celeste @@Sherlyn Stark @@Groter Shulton Granpié Shulton Granpié

  • Me gusta 3

http://i.imgur.com/DV8mZwJ.gif
http://i.imgur.com/8NWGEA0.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Ben Z. Maggot

 

 

Las mejillas de la chica se ponían coloradas, no podía negar que era una evidente buena señal al verme, así que lo tomaría como un buen comienzo, así que le sonreí confiadamente y me dispuse a contestarle pero solo fue un segundo porque al siguiente me presentó a las chicas que estaban con ella.

 

- Estoy bien gracias, ¿tu cómo estás? - Le pregunté y esperé la respuesta pero en ese momento me presentó con las chicas que estaba hablando un segundo antes, así que las miré y le sonreí asintiendo. - Mucho gusto, soy Ben. - Le dije a las dos y después miré de nuevo a Romi.

 

No sabía de qué estaban hablando ni de si estaba interrumpiendo algo así que mejor me detube escuchar qué era lo que decían, así podría unirme a lo que hicieran y luego podríamos ir a comer Romina y yo, era por lo que había venido en un principio, invitarla a comer o comer en su negocio como fuera.

 

@

  • Me gusta 1

"Si no quieres entender que hibernando están las brujas, amarrate a una escoba y vuela lejos... "


http://i.imgur.com/UMBhN44.jpg


http://i.imgur.com/QiufeoA.gif//http://i.imgur.com/PdzQYmK.gif//http://i.imgur.com/fI9RQmv.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Era por la tarde y el hambre invadía el estómago de Valentina. La muchacha había terminado tarde de ocupar sus asuntos, por lo que apenas había tenido tiempo de tomar un bocado. Como no disponía de ningún elfo que le preparara la comida, decidió tomar algo por el Callejón Diagon.


La chica anduvo en busca de algún local que fuera de su agrado. Los hoteles que se encuentran en dicho callejón poseen unos restaurantes maravillosos, pero fuera del alcance presupuestario de una estudiante. El resto de los locales suelen ser cafeterías o pubs nocturnos, los cuáles también quedaban descartados. Su estómago seguía rugiendo cuando casi había llegado al fondo. Y allí encontró lo que parecía ser un local de nueva apertura, con un enorme cartel en el que se leían las palabras "WILD PIZZA - GRAN APERTURA".


¡Pizza! Hacía siglos que no tomaba una de esas. La comida italiana era su favorita. Aquellos sabores le hacían recordar su infancia en Verona. Ay, cuánto extrañaba esa etapa de su vida... Sin pensarlo, la chica se adentró en el nuevo local.


Dentro de aquel sitio relucían unas paredes blancas impolutas decoradas con trozos de pizza. Todo parecía muy calculado. Los colores verde, blanco y rojo que inundaban la sala hacían un guiño a la bandera italiana. Un olorcillo proveniente de la cocina acentuaba el hambre que tenía la chica.


En el lugar se encontraban cerca de unas diez personas y todas parecían conocerse. Sí, aquello tenía pinta de ser una reunión de apertura. Fijándose un poco más en las caras de los comensales, Valentina pudo distinguir dos rostros familiares: el primero era el de una joven vampira que juraría haber visto en alguna de sus clases en Hogwarts; el segundo era, sin duda, el de su profesora Kiara, aunque con la cantidad de alumnos que tiene no estaba segura de si la reconocería. Como parecía que no se habían percatado de su presencia, decidió no molestarlas y esperar por si alguna la miraba.


La chica tomó asiento en una de las mesas para dos personas y se dispuso a leer la carta. Verdaderamente, le apetecía todo. Las diferentes fusiones de ingredientes se le hacían muy sabrosas y no sabía muy bien por qué decidirse. Cuando ya tuvo en mente lo que quería tomar, esperó a que algún encargado de atender a las mesas se quedara libre para hacerle su pedido.




Editado por Valentina Ricci
  • Me gusta 2

4jy27zQ.png


http://i.imgur.com/Av3cgYa.gif Vjx08vF.gif JPAJXKR.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.