Jump to content

A magical Comic Con


Binny Evans
 Compartir

Publicaciones recomendadas

http://i.imgur.com/JbyKmno.jpg



Una solitaria cabina telefónica policial, que a diferencia de las típicas cabinas londinenses era enteramente azul y de suficiente espacio para albergar hasta a cuatro personas a la vez. En el interior, un teléfono negro de rueda era el único nexo entre la superficie y la oficial "Magical Comic Con" oculta bajo el Gran Salón, a muchos metros de profundidad como la conocida Baticueva. Al levantar la bocina la delicada voz femenina de Lois Lane preguntaría “¿Es un pájaro, es un avión?”. A lo que debería responderse:

— No... Es ¡Superman!

Solo de esa manera la cabina se activaría, encendiéndose entre luces y cayendo al vacío. No se advertirían ni tres segundos para el brusco golpe de llegada y el sonido de la campanilla para salir. A partir de ese momento podían continuar al antojo mientras que la cabina regresaba a la superficie. Al abrirse las puertas lo primero que verían sería el enorme letrero del Magical Comic Con con colores saltones y fuegos artificiales explotando desde atrás. Pero lo realmente llamativo estaba disperso en los stands de colecciones de figuras, trajes, fotografías mágicas, cosplay e infinitas exhibiciones sobre héroes y villanos de todos los tiempos.

En el centro estaría el escenario con pantallas gigantes, centenares de luces e imágenes de la banda, anunciando el inicio del concierto en vivo; “Fall Out Boy” calentaría motores y se alistaban colocándose en el escenario. La agrupación estaba absolutamente convencida de que los efectos especiales eran asombrosos y lo suficientemente atrayentes para sus promociones. Tampoco se limitaron en halagar las excelentes confecciones de los trajes de superhéroes que empezaban a llenar el lugar como salidos de los mismísimos comics.

No se hicieron más preguntas, pese a que era extraordinaria la gama de trajes en el ambiente y que al ingresar al recinto estos cobraban vitalidad y fuerza, gracias al encantamiento en el que habían trabajado las organizadoras. Así es, los trajes eran hechizados y el portador adquiría los superpoderes del héroe o villano en cuestión. Y también se había puesto mucho empeño en el escenario de la zona posterior, donde todos podían demostrar sus habilidades en competencias contra otros.

 

Cada detalle había ocupado insondables cantidades de magia, pero pese a todo valía tanto la pena presenciar aquello una vez en la vida. Al igual que la exhibición de autos de superhéroes, que eran réplicas exactas y estaban a disposición de quien quisiera probarlos acomodados en la pista muy lejos del patio de comidas y bebidas.

"Cualquiera puede ser un héroe. Incluso un hombre que hacía algo tan sencillo y reconfortante, como ponerle un abrigo en los hombros a un niño, para hacerle saber que la vida sigue."

Batman

Superman ~ Syrius McGonagall

Harley Quinn ~ Kutsy

River Song - Bel Evans McGonagall

Linterna Verde - Thomas E. Gryffindor

The Joker ~ Ethan Lenteric

Wonderwoman ~ Arya T. Macnair

Batman ~ Groter Shulton Granpié

Poison Ivy ~ reviguelle

Hawkeyes ~ JunnyCo

Deadpool ~ Darian Mcnair

Jean Gray ~ Binny Evans

emipuchucha ~ Spiderman

Editado por Binny Evans

yRdVD1j.png

Los ideales son solo palabras hasta que luches por ellos.

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Jamás se perdería algo como aquello, tal vez fuera porque le recordaba al mundo muggle donde pasó toda su vida o quizás porque aquel tipo de reuniones era una especie de deuda que estaba dispuesto a saldar. Se cual fuera el motivo Edward despertó esa mañana a pasar un buen momento y se encaminó a la espaciosa cabina azul que era el medio para llegar al Comic Con.

 

Una vez el pelinegro tomó el teléfono en sus manos y se colocó el mismo en la oreja la voz clara de una mujer muy conocida le habló - ¿Es un pájaro es un avión? - a lo que el ojiazul respondió a Lois – No es ¡Superman! – contestó riendo e inmediatamente el piso bajó.

 

Fueron pocos segundos y una campanilla le indicó que llegó. Descendió y se encontró con tremendo espectáculo, un enorme cartel con letras chillonas rezaba “Magical Comic Con” acompañado por coloridos y estridentes fuegos artificiales. Pero más sorprendente aún eran la cantidad de disfraces que había por escoger, estaban todos, no faltaba ni uno, cada superhéroe de su infancia y villano estaban para elegir.

 

A pesar de la enorme cantidad de opciones su elección ya estaba decidida, no se lo tenía que pensar dos veces. Edward escogió el traje de su superhéroe favorito, el que le marcó parte de su vida en el que basó sus acciones antes de descubrir que lo que él llamaba poderes no era sino magia. Ambos criados en una granja, ambos con el mismo deseo de proteger a otros y porque no, hasta físicamente eran similares.

 

Por lo que tras un par de minutos en el vestidor el que salió no era Edward, sino el más grande héroe de todos los tiempos, el primer superhéroe…. ¡Superman!

5cYOaVc.gif

PSX-20210225-171238.jpg

56LVMoh.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En el castillo aún...

¿Hacía cuanto que no pisaba esas instalaciones? Me pregunté mientras Dunkel me observaba por última vez, desde un rincón, antes de desaparecer de la habitación. Seguramente le era extraño que decidiera cambiar el color de mi cabello, aunque ya en una ocasión lo había llevado rojo para emular a la bella sirenita. Sonreí al recordar esa fiesta, casi de las últimas que asistiera antes de comprometerme, donde me divertí siendo un personaje de cuentos de hadas. En esta ocasión nuevamente utilizaría un disfraz pero no sería el de una princesa…

 

Mi cabellera cambió de un profundo negro a un rubio que tal vez mi esposo envidiaría, aunque seguro que no ya que si alguien sabía de transformaciones del cabello era precisamente ese demonio que me tenía completamente enamorada y por el que me internaría en la magical Comic con, un evento donde los cosplay no faltarían, situación que me emocionaba sobre manera ya que me había imaginado a más de uno de mis amigos disfrazados como su héroe y porque no villano favorito.

 

Siempre había tenido inclinación por ese personaje en particular, la razón sería quizá… ¿me identificaba? Pensé riendo con suavidad, acomode el par de coletas que acompañarían mi vestimenta que yacía sobre la cama, ahí se podía contemplar una prenda de una sola pieza, donde la mitad era de color negro y la otra roja. Sí, había decidido disfrazarme de Harley Quinn, secretamente me alegraba que Ethan propusiera esa opción para nuestros disfraces. Así que una vez terminé de dar el toque final al maquillaje que cubría mi rostro caminé hasta la cama y deslicé el nudo de la bata de seda roja que cayó al piso.

 

Acto seguido deslicé la vestimenta desde mis torneadas y largas piernas, subiéndola de apoco hasta que mi cuerpo quedo cubierto nuevamente, di un par de pasos para quedar frente al espejo y admirar que me había convertido en un coqueto arlequín. Pero lo que me sacó una sonrisa fue ver que detrás mío se encontraba nada más y nada menos que… –¿qué dices Puddin nos vamos? –Inquirí acercándome a mi esposo para besar su mejilla.

 

@@Ethan Lenteric

On3isOe.jpg

 

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Por fin ¡Por fin!

 

Era una pequeña cría, no había mejor forma de describirlo. Dando pasitos de gimnasta de un lado a otro de la habitación, todo por causa del artículo que sacado de su empaque, descansaba entre el revoltijo de edredones: a ojos de otros, algo que pasaba por ser una pulsera extraña con botones, para mí, la maravillosa (y cara) réplica del manipulador de vórtice de tiempo del personaje femenino que más adoraba en Doctor Who.

 

- ¡mi traje completo de River Song P-Ko! ¡Completo!

 

Sabía por la expresión de mi elfina que resultaba increíble pensar que la mujer alturada en el Atrio fuera la misma que en esos momentos solo soñaba con cosplayearse de una "árqueologa del futuro" e ir a una fiesta en Hogwarts. Pero siempre tenía las palabras justas para momentos así.

 

- Si puedo invertir mi tiempo en una guerra y sus batallas, puedo hacerlo también en la felicidad de una fiesta que anime los corazones

 

Y era eso lo que para mí significaba aquella Comic-Con, de la que desde que había tomado noticia me había interesado por oír. El tema de los disfraces si que había sido un dolor de cabeza ¡tantos personajes buenos entre los cuales decidirse! pero la sexy rubia esposa del doctor se había lanzado como triunfadora tras el último especial que había visto de ella.

 

- Aunque sin duda, mi traje de John Watson lo usaré algún día también. ¿Cuántos de los Evans irán? Sería interesante sacarnos unas cuantas fotos grupales para el recuerdo.

 

La emoción parecía hacerme incapaz de tener la boca cerrada, así que seguía comentando a P-ko de mis planes en voz alta, mientras me colocaba las mallas negras, el ajustado vestido sin mangas en la parte superior (que sin embargo tenia una caída grácil y suelta en la parte inferior) el cinturón grueso de cuero oscuro, y luego el otro cinturón giratorio un poco más claro del cual colgaba la funda para la pistola.

 

- Ah ¡pero mira esta delicia de botas!- jugueteé entretenida con las hebillas para luego subir el cierre y ponerme de pie para echarme una mirada al espejo- ya casi ¡solo queda el cabello!

 

Y en el cabello se fue la siguiente media hora, hasta que finalmente me sentía contenta con el resultado conseguido. Salí al pasillo, desde donde podía escuchar ruido en las otras habitaciones, pero demasiado entusiasmada por ir de una vez al evento evité pasarme a saludar y salí directamente hacia Hogwarts montada en la moto voladora.

 

Tiempo después, no sin pensar que era gracioso que entrara por una "cabina azul" al evento (y que pudiera caber en ella con moto incluida) di la respuesta a la provocativa voz de la contestadora. Y sobrevino una sensación de caída de la que apenas tuve tiempo de recuperarme, porque la cabina volvía a abrir sus puertas dejándome en la entrada de la comic-con.

 

- Es un sueño hecho realidad- chillé frotándome las manos, dejando estacionada la moto a un lado e internándome en el laberinto de stands que ofertaban las cosas más variadas. El "hechizo" sobre mi traje se activó entonces, pero fui incapaz de percatarme del asunto.

 

No había andado mucho cuando me topé con la primera cara conocida en el evento. Lucir como River Song me hacía sentir con la fuerza suficiente para ser un poco más desenfadada como ella.

 

- ¿Edward ? Vaya, nunca los calzoncillos rojos habían lucido más sexys en alguien

 

Mi hijo lucía apuesto con ese traje, quien lo dijera. Aunque rayos, podían ser impresiones mías pero su constitución realmente me hacia pensar en el auténtico Superman.

cpoR6Mo.gif

GGxF5Wk.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Thomas E. Gryffindor - Linterna Verde


http://i.imgur.com/Vbylnkn.jpg


Ya era un poco tarde durante aquella jornada de comienzos de semana, la última del mes de Junio, donde se llevaría a cabo un evento en las inmediaciones de la escuela de Hogwarts... "Magical Cómic Con". Thomas había anhelado que aquel día llegase pronto, pues desde niño siempre tuvo la manía de leer cómics muggles que vendían en los negocios cercanos a su morada en Ottery; pese a que muchos de los ejemplares de aquellas historietas de superhéroes también venían adaptados a la realidad maravillosa que todo hijo de magos poseía en aquel entonces. Por lo que dicho lunes pidió permiso a la directora del Departamento de Misterios para retirarse antes de sus quehaceres como inefable, y encaminó sus ágiles pies con un dejo de prisa hacia las instalaciones de su antigua casa de estudios. Según el mago de orbes expresivos, no pisaba las tierras de su ex-colegio desde Febrero, debido a que recordó haber estado allí para San Valentín; fecha en la que conoció a una muchacha que jamás volvió a ver por los rincones de Londres ni siquiera por los recovecos del callejón Diagón. -Espero que Peeves no esté haciendo de las suyas- bufó con una pizca de recelo y apatía, memorando las travesuras que el desquiciado poltergeist hizo en esa última celebración; bromas excesivas que por poco lo dejan inconsciente en el piso de la estancia educativa. Al arribar al Gran Salón donde se realizaría la convención mágica, y luego de añorar (por breves segundos) sus experiencias en Hufflepuff junto a sus amigos, el apuesto veinteañero dispuso su andar hacia una solitaria cabina telefónica policial azul que estaba plasmada allí; y, posterior a ingresar únicamente él en dicho espacio físico con bastante capacidad, se dio el trabajo de levantar la bocina del teléfono azabache de rueda con tal de oír lo que una voz femenina le dijo desde el otro lado del cable de comunicación. <<¿Es un pájaro? ¿Es un avión? Vaya... ¿Cuál es la contraseña? No lo recuerdo... Vamos Elros... ¡Bingo! Ya sé>> caviló para sus adentros antes de responder. -No... ¡Es Superman!- fue lo que contestó el legionario de la Orden del Fénix, activándose el mecanismo de ingreso en el acto y provocando que un par de luces rebeldes se encendiesen antes de que la cabina cayera al vacío precipitadamente. -¡Auch!- se quejó el adolescente tras el brusco golpe de cabeza que se dio gratuitamente en compañía del sonido de la campana que indicaba su llegada a la zona oculta del evento. Fuegos artificiales, diversos stands, exhibiciones y un bello escenario en el centro; eran una pincelada de las atracciones del lugar recreativo; llamándole la atención el gran anuncio sobre el concierto en vivo de la banda de pop-rock-punk de Chicago, "Fall Out Boy". -No será una tarde aburrida eh- manifestó sonriendo, anhelando escuchar temas como: Centuries, Irresistible e Immortals.


<<Hay muchos trajes y confecciones de superhéroes y villanos de todos los tiempos... Creo que también me uniré. Es hora de dejar entrever mis gustos preferenciales por DC Cómics, pese a que Marvel no me desagrada... pero tengo mi tendencia marcada por los miembros de la Liga de la Justicia ante los Vengadores>> pensó con determinación antes de dirigirse hacia uno de los cuartos de vestuario que estaban en el área posterior, donde se vislumbraba una gran arena de batalla en la que Batman estaba haciendo frente a Spiderman, demostrando sus habilidades en competencia frente a varios espectadores deslumbrados. Al ingresar a la habitación, Thomas no tardó en elegir a su personaje, y rápidamente cogió un anillo de poder que discurría una impresionante fuerza de voluntad y tonalidades esmeraldas que, tras ponérselo en su dedo índice derecho, materializó el traje del poderoso Hal Jordan... un Linterna Verde. -¡Esto es magnífico!- exclamó sorprendido el británico, mirando el reconocido antifaz en su rostro a través de un espejo que estaba dispuesto para los aficionados. -¿No es River Song? ¿Doctor Who?- se preguntó tras salir de los probadores, contemplando a una mujer (Bel Evans McGonagall) junto al legendario Superman. Fue en eso que, con las ganas de pasarlo genial a flor de piel, Thomas creó una resortera detrás de la chica y la lanzó por los aires del lugar, logrando conformar (con su poder verde) una construcción (almohadón) inflable que amortiguó la caída a unos metros de distancia de su posición original junto al tipo de calzoncillo rojo. -¡Ups! Perdona... Me emocioné demasiado- dijo al llegar volando al lado de la hechicera, tendiéndole una mano con tal de ayudarla a levantarse. -Soy Thomas... Thomas Gryffindor. Un gusto- saludó muy enérgico, esbozando una divertida sonrisa que se proyectó hacia sus ojos de chaval de primaria que aún gozaba con aventuras infantiles algo inmaduras.

Editado por Thomas E. Gryffindor
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En el castillo aun

La idea de ir a una "fiesta" en Hogwarts no le parecía nada mala, le encantaban los eventos de mundo mágico porque siempre eran eso, mágicos. Esa vez se trataba de algo basado en tiras cómicas, historietas, biblias de nerds y aunque Ethan poco conocía sobre ese pasatiempo muggle le encantaba leer en especial sobre un villano psicópata e infantil que lo único que quería era gastarle bromas a Batman; aquel villano era The Joker.

 

Al estar charlando con su esposa sobre dicho evento le sugirió la idea de vestirse como aquella pareja destructiva, le encantaba como Harley amaba con locura al Joker y como él restaba importancia de ella pero por momentos muy contados le profesaba el mas grande de los amores. "Te amo tanto que te mataría", si bien no era una frase de lo mas romántica el villano denotaba amor... o alguna extraña forma de él.

 

Después de una ducha en donde cambio con magia su cabello de castaño a un verde intenso salió del cuarto de baño y pudo ver a su esposa dando los últimos toques a su maquillaje, era extraño verla de rubia ya que el cabello azabache era marca distintiva en ella, aunque a decir verdad ese color le quedaba bastante bien. Comenzó a vestirse con aquel disfraz que había comprado en una tienda muggle y al verse en el espejo practico una vez mas su sonrisa malévola, dicho acto lo hizo reír pero por lo ridículo que parecía queriendo imitar al personaje de aquel comic. Arreglo su cabello peinándolo hacia atrás y comenzó a maquillarse con ayuda de Needles su elfo quien le aprobaba ese estilo.

 

-No Needles, no me quedaré así por siempre es solo un disfraz amigo...- Dijo a la criatura quien sonreía anudando el nudo de su corbata y cuando estuvo listo dio una palmada en el hombro de su Amo. Ethan al verse terminado volteó la vista hacia Kutsy y lo que vio lo dejo sin habla, ella deslizaba su bata fuera de su cuerpo y a continuación se ponía el disfraz de arlequín propio de Harley; aquella acción lo dejo completamente boquiabierto y solo cuando ella le hablo fue capaz de salir de su shock.

 

-Oh... Harley, vamos cariño..- Dijo riendo con diversión y tomo su mano enlazando sus dedos para salir de su habitación.

 

Llegando a Hogwarts

 

Una vez que montaron la moto voladora que recientemente había adquirido en el magic mal, la pareja de villanos viajo hasta la escuela mágica en donde habían estudiado de jóvenes y en donde se llevaría a cabo el evento. Estaciono en el lugar en el que le indicaron y junto con Kutsy se dirigió a la cabina que debían de tomar. Era realmente extraño el hecho de tener que responder algo como "No... Es ¡Superman!" pero aun así lo hizo soltando una risotada irónica al parlante del teléfono.

 

Cuando llegaron al lugar en donde ya la gente se agolpaba pudo escuchar música, no podía creer que teniendo en Inglaterra tan buenas bandas de rock hubiesen elegido a alguien como la banda que tocaba en esos momentos. -God save the Queen...- Musitó realizando un gesto militar con su diestra y camino un poco mas con su esposa de la mano, al ir avanzando sintió que algo con el traje no andaba bien y mas que nada con él mismo. Se sentía juguetón pero no de una forma sana y al mirar la mano que tenia entrelazada con la de su esposa retiro esta en un segundo con cara de desagrado.

 

-Iuuugh no me toques.-Comentó realmente ofendido por el gesto y a continuación comenzó a reír a carcajadas escandalosas sin poderlo evitar, tomo el arma que hasta hace un par de minutos había sido de juguete y la alzó en el aire soltando dos disparos. -Juguemos Harley, juguemos!!!-

http://i.imgur.com/8U1RHnf.gif


7I5ErfE.jpg

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Enrolló la nota y la ató a la pata de su lechuza blanca la cual llevaría la invitación directo a donde su ahijada se encontrase. Seguramente a Emilia le gustaría aquel evento por lo que no dudó en hacerle llegar la información de inmediato mientras se aseguraba de que su hija estuviese bien, llevaba poco más de una hora arreglándose en la antigua habitación de Aziid en la Mansión Delacour pues tras órdenes de la Matriarca con más poder en la familia tenía derecho a ir de vez en cuando para mantener vivo el recuerdo, mismo los juguetes de Ámbar estaban allí. Frente a espejo había una bella mujer que mostraba la suficiente carne como para llamar la atención del más distraído y así lo quería.

 

Su cabello lucía esponjoso y ondulado en las puntas, más voluminoso que de costumbre pues solía tenerlo llovido en extremo. Una diana dorada resaltaba en su frente blanca con una estrella roja en el centro. Estaba bella y maquillada con un corsét que casi no le permitía respirar de una tonalidad rojo y dorada también realzando su prominente busto efecto colateral de la maternidad. Más bien parecía un traje de baño enterizo pues ni siquiera tenía una falda que ocultase los muslos firmes salvo por la larga capa que los mantenía protegidos, ésta era azul al igual que la terminación del traje.

 

Un lazo neón amarillento pendía de su cintura como si se tratase de su varita, la cual había dejado en casa puesto que solo buscaba pasar un buen rato y en su espalda yacía un escudo con incrustaciones en rubíes tanto como el mango de la espada que portaba con fervor. —Perfecto— ahora paseaba por las calles de Lóndres captando una que otra mirada e incluso algunas personas que se atrevían a tomar fotografías hasta que dio con la cabina telefónica poco peculiar pero especial a la hora de transportarse hacia otro lugar; todo eso debía hacer Emilia si deseaba encontrarse con ella en la fiesta organizada por La Orden del Fénix para todo público.

 

>¿Es un pájaro, es un avión?

 

La voz del otro lado del teléfono no se hizo esperar, Lane tenía un tono muy sensual para su criterio evaluativo pero se limitó a pensar cual era la respuesta además de echar una ojeada para que nadie estuviese mirando. Acercó la boca donde sabía se encontraba el micrófono y musitó simplemente —No, es superman— luego soltó la carcajada y se ahogó puesto que fue absorbida por la cabina y conducida hasta el salón donde la mágica Comic con se celebraba por primera vez deseando que no fuese la última.

 

Sus botas rojas de tacón resonaron en el suelo, había concurrencia por lo que buscó un stand con bebidas y escogió un refresco de naranja mientras aguardaba alguna cara conocida o al menos a su ahijada. La verdad es que como todos estaba disfrazados posiblemente no los reconociera, ella misma era una réplica exacta de wonder woman pero con el cabello plateado.

 

Disfraz

@Emipuchucha

nqOolSA.gif

xQB7Qk7_d.webp?maxwidth=640&shape=thumb&

uhmdsoi.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Groter Shulton Granpié

 

Habíamos quedado de vernos por la entrada donde ya se veía una cabina sospechosamente solitaria, yo ya estaba vestido con mi disfraz en esta ocasión iría de un heroe que me encantaba Batman y la verdad era que me gustaba por cuestiones que nada tenían que ver con sus habilidades, en realidad mi razgo favorito del personaje era su voz demasiado profunda y era por eso que había decidido vestime de esa forma para esta fiesta, estaba contento ya que en esta reunión me encontraría con gente muy agradable era lo que me parecía así que entrando a la cabina descolgué el teléfono.

 

"¿Es un pájaro, es un avión?"

 

Eso era lo que se escuchaba desde la bocina a lo que contesté muy seguro y con la voz mas profunda que pude hacer y con un tono de severidad y tranquilidad. - No... Es ¡Superman! - Al intante la cabina entera comenzó a caer y a lo cual solo pude poner mis manos en las paredes y recargarme ya que no me daba tiempo para nada más, al caer pude ver todo el lugar y al salir comencé a ver a todos lados, en realidad esto llevaba mucho trabajo y me encantaba el traje comenzó a volverse menos pesado, en el cinturón aparecieron todos las herramientas que podía imaginarme, estaba seguro que me pondría a jugar con todo esto cuando encontrara a las chicas, quería probar la pistola que soltaba el gancho para poder planear y jugar con la capa, lanzar los boomerang, todo señalaba que sería una fiesta para recordar.

 

- Me pregunto si el traje viene con un Alfred... - Dije con voz alta mientras sonreía y comenzaba a ver que la gente ya comenzaba a llegar, por ahí veía a un par de viejos enemigos que ya me podría pasar a saludar mas adelante y luego vi que también la pelirroja había venido, un disfraz que me gustaba aunque seguro que sería bastante incómodo estar en sus zapatos, comencé a jugar con la capa mientras caminaba un par de pasos e ida y vuelta viendo como se movía la capa y se veía de lo mas genial, podía pasarme así toda la fiesta disfrutando de lo bien que se veían las cosas.

 

 

@reviguelle @Kassandra Weasley

Editado por Groter Shulton Granpié

"Si no quieres entender que hibernando están las brujas, amarrate a una escoba y vuela lejos... "


http://i.imgur.com/UMBhN44.jpg


http://i.imgur.com/QiufeoA.gif//http://i.imgur.com/PdzQYmK.gif//http://i.imgur.com/fI9RQmv.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Esta emocionada desde que aquel evento había sido anunciado, que en cuanto supe su apertura cogí mi disfraz como loca e intente darme prisa sin éxito.

 

Cuando había llegado a la misteriosa cabina telefónica me encontraba con un resplandeciente traje verde, mi cabello rojo suelto y con formas. Había elegido a Poison Ivy, una villana DC que me encantaba no solo por el hecho de su apariencia sino también por sus poderes "botánicos" y "seductores".

 

Ingrese al recinto pequeño donde se encontraba un artefacto telefónico, de inmediato una voz hablo "es un pájaro, es un avión?" A lo que di la contraseña con algo de monotonía- No es superman!- puse los ojos en blanco y la cabina empezó a descender.

 

Una ves abajo me sentí como niña en dulcería, quería recorrer cada rincón de aquel lugar pero primero lo primero, encontrar a mi querido padrino.

 

Los disfraces no ayudaban para saber quien era quien; ya habían llegado muchas personas y me preguntaba si debía acercarme a cada una de ellas para preguntarles si era Groter.

 

Mis botas verdes con algo de tacón no ayudaban a desplazarme pero debía mantener el equilibrio si no quería llamar la atención aunque me preguntaba si mi traje verde escotado tipo malla era lo suficientemente descente como para avergonzarme de mi misma. Tonterías! Me dije, no me importaría nada en ese momento solo divertirme.

 

Pude ver a un hombre cuya altura me hacia familiar así que sin pensármelo me dirigí hacia el mismo, que tenia un impresionante traje de Batman. Toque su hombro para hacerle saber de mi presencia y le pregunte -Padrino eres tu?- Al ver que se trataba de el mismísimo Groter suspire aliviada - Uff que bueno que te encontré, con tanto disfraz creí que tardaría todo el día- le dije sonriendo mientras me sostenía a el para empezar la diversión.

 

@@Groter Shulton Granpié Shulton Granpié

http://i.imgur.com/b2bIpY8.gif http://i.imgur.com/jwnfSnw.gif

5H5uyEr.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

http://i.imgur.com/2pQhCM6.png

 

La lechucería se encontraba en la parte más alta del ala oeste, la oscuridad volvían más activas a las aves, por lo cual solo unas pocas se encontraban aun dentro de la sala circular de piedra, la luz de la luna entraba libremente por las ventanas sin vidrio, algo metálico brillaba en esa oscuridad, un carcaj lleno de flechas y un arco metálico estaba apoyado en una de las paredes. JunnyCo acariciaba una pequeña lechuza que con los ojos cerrados disfrutaba de las caricias.

 

Había llegado temprano ese día Hogwarts, le agradaba volver a ese lugar que por varios años fue su hogar, pero esta vez no estaba ahí para estudiar o por alguna reunión de ex-alumnos, era una convención la Magical Comic Con. Casi todos irían disfrazados de un héroe o villano y ella no sería la excepción, tenía claro cuál sería su disfraz desde el principio, Hawkeyes, un humano que gracias a un entrenamiento logro obtener sus habilidades, claro que al ser un héroe masculino debía hacer algunos arreglos, la versión chica de Ojo de Halcón no había quedado nada de mal.

 

Vestía una camiseta negra de tiras y sobre ella una chaqueta ajustada negra y purpura sin mangas con cierre abierta a la altura de su pecho, en su antebrazo derecho llevaba una brazalera negra que se afirmaba con tiras de cuero del mismo color, en su mano izquierda una dactilera de color purpura, unos pantalones de cuero negro que a medio muslo tenían un corte que separaba las telas y se unían por medio de dos hebillas de metal y botas negras con adornos metalizados. Su cabello estaba peinado en una cola alta y unas gafas negras terminaban de complementar su disfraz.

 

La joven dio unas ultimas palmadas suaves en la cabeza de la lechuza, se dirigió al umbral de la puerta, tomo su carcaj y arco acomodándolo sobre sus hombros, antes de descender por las largas escaleras sacudió la paja que había quedado en sus botas y se dirigió al gran salón donde la estaría esperando su novio.

 

Cuando finalmente llego al lugar de encuentro ya se formaba una fila frente a la cabina telefónica azul que se había implementado para esa ocasión. Miro en todas direcciones pero aun no veía a su acompañante, se apoyó pacientemente en una de las paredes a esperar, mientras más asistentes llegaban a la convención.

D3bHtQP.gif gkcsSXD.gif PsmKFgP.gif


uHLwd3R.jpg


WQI4Sqf.gif fDXXRuW.gif c3cuSMA.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
 Compartir

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.