Jump to content

Hotel Transylvania (MM B: 109297)


Annick McKinnon

Publicaciones recomendadas

agatha.jpg


Había dado una y mil vueltas en la cama sin lograr adormecerse un mísero segundo. La ansiedad por al fin hablar de lo que había hecho la estaba carcomiendo. ¿Cómo lo tomarían aquellas mujeres? De seguro nada bien, pues ni siquiera habían comprendido lo que había hecho originalmente al “salvar” a Mica de una muerte segura. No, nunca lo habían comprendido. Si bien había sido un acto en absoluto altruista, puesto que la necesidad de Agatha era poseer un cuerpo en el cual movilizarse en el plano de los humanos.


Pero eso no se parecía en absoluto a lo demás, a su mayor error, lo que nunca debería haberles ocultado. Si lo pensaba bien, de no hacerlo, todo habría surgido hasta más naturalmente y su realidad habría sido completamente distinta. Pero ¿cómo saberlo entonces?


Suspiró, resignada, y se incorporó en la cama. Decidió vestirse y salir de la estancia. Un negro vestido que delineaba su silueta y aquella capa al tono de viaje. Botas alto tacón y el rubio cabello amarrado en una cola de caballo. La rutina de alistarse ya casi no difería. No había encuentros amorosos para los que prepararse, de hecho, casi ni se dedicaba a conversar con otras personas. Se limitaba a existir y buscara…


Había bajado al comedor y había escogido una mesa cerca de la ventana. No quería comer ni tomar nada, no se sentía con ganas de ello. Simplemente se dispuso a ver a través del cristal cómo el cielo tomaba nuevas tonalidades, mientras en su mente jugaban tantos pensamientos que no lograba dedicarle atención a uno solo, pero en sí la temática era desesperante. No estaba lista para el reproche en sus miradas ni para las duras palabras que recibiría, pero sí estaba lista para hablar de una vez.


Cuando uno de los trabajadores del lugar se acercó a informarle que las damas que había convocado la aguardaban, no lo dudó y se dirigió al sitio en que la reunión comenzaba, sin ella. Sentía que su estómago se revolvía y sus piernas temblaban, pero sin dar importancia a nada avanzó.


-Gracias por venir- su voz sonó temblorosa, pero todas podrían oírla sin problemas -Creo que no querrán verme luego de lo que tengo que contarles, pero no puedo seguir ocultándolo más…- agregó, no había tiempo para saludos, necesitaba cuanto antes soltar todo.


Escudriñó uno a uno los rostros de las mujeres que estaban frente a ellas, Sophia, Arabella, Annick, tantas veces había deseado tener al menos un poco de lo que todas ellas tenían, y sin embargo sus logros eran meros errores.


-Mica fue madre, tuvo una hija 17 años atrás, bueno... unos meses después de mi llegada -si había un punto para comenzar era ese, iba a ser una larga historia pero prefería iniciar por la parte más importante.

4dV4RuU.gif

image.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 5 semanas más tarde...

Su pedido llego enseguida y le dio un par de sorbos mientras esperaban a la bruja que no tardo en hacerse presente. Cuando la mujer, visiblemente nerviosa les soltó la noticia de golpe casi se ahoga con el café e hizo un enorme esfuerzo por no expulsar el caliente liquido sobre alguna de sus primas. Dejo la taza lentamente en la mesa y miro con curiosidad a la rubia preguntandose como había ocultado el embarazo. Habían convivido en aquellos tiempos en que Agatha había ocupado el cuerpo de Mica y no recordaba haberla visto con el estomago prominente de una mujer en estado, aunque tampoco recordaba muchas cosas de sus tiempos mas oscuros. 

 

Si lo pensaba mejor, no era tan extraño que no lo recordara, su mente fragmentada no era del todo fiable, y si ella lo decía debía ser verdad. Tomo otro sorbo del café sin decir palabra porque realmente no sabia que decir o hacer. Miro de nuevo a Agatha  y abrió la boca como si fuese a hablar pero la volvió a cerrar sin emitir sonido alguno. ¿Estaba en estado de shock?¿los vampiros podían estar en estado de shock? Coloco una mano sobre la boca mientras seguía meditando en aquellas palabras y miro por unos instantes a Arabella y Annick y de vuelta a Agatha.

 

Suspiro y hecho el cuerpo hacia atrás aun en silencio, tomo un mechón de su cabello y lo empezó a enredar sobre sus dedos, un gesto que compartía con Zahil, lo hacían siempre que se ponían nerviosas y en esa posición de repente una pregunta atravesó la niebla de confusión que atacaba su cerebro. ¿Mica lo sabia? Es decir, ¿Mica era consiente como lo eran ella y Zahil de lo que pasaba cuando una de ellas estaba al frente del cuerpo  o era un secreto para ella tambien?

 

- ¿Mica lo sabe? - pregunto finalmente.

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 3 semanas más tarde...

- Annick- dije mientras saludaba a mi amiga y familia con un abrazo- también me alegra verte, si - dije mientras asentía con la cabeza- recibí un mensaje de Agatha y aquí me tienes.

Mientras me encontraba allí con la pelirroja, alguien mas se acercaba hasta nuestra mesa, sonreí al verla, me refrene y no la abrace ya que las muestras de afecto no era algo que caracterizara a la mujer rubia que en ese momento llegaba a la mesa donde nos encontrábamos. Sophia se disculpo por llegar tarde mientras le hacia señas a un mozo para que tomara nuestros pedido, luego de lo cual desapareció con presteza. le indique a mi prima que se sentara.

- Tranquila, yo llegue hace poco y Annick llego apenas unos minutos antes que vos-  y agregue- ¿Tienen idea de por que Agatha nos pidió que viniéramos?

Ninguna de ella pudo contestar por que en ese instante apareció la mujer que nos había citado, verla llegar siempre hacia que una expulsara todo el aire de sus pulmones. Agatha era una mujer deslumbrante, todo en ella rezumaba sensualidad y belleza, pero hoy podía ver algo que empañaba aquella beldad. Cuando hablo su voz siempre seductora y sugerente carecía de todo y salió temblorosa y con miedo. Mientras la escuchaba, mis manos se trasformaban en puños que se aferraban al mantel de la mesa, negué con la cabeza. aquello que decía esa mujer no podía ser cierto... Mica no …. Agatha no se hubiera atrevido... Sophia le pregunto algo pero mis oídos solo escuchaban una especie de silbido.

- Y pensar que creí que habías cambiado- dije en apenas un susurro- te abrimos las puertas de nuestras casa, te perdonamos- mi voz subió unos decibeles- te llevaste a uno de nuestros seres queridos, y utilizaste su cuerpo para lo que se te dio la gana- gruesas lagrimas corrían por mis mejillas para aquel momento- la mantuviste prisionera en un lugar oscuro y pequeño por años.... ¿y ahora esto?- me levante de la silla y me incline sobre la mesa- ¿Acaso hay algo bueno en ti? ¿Por qué ahora? ¿Por qué?

Sentí que todo mi cuerpo comenzaba a temblar de manera incontrolable, un calor lacerante se extendía por mis brazos y piernas, hasta llegar a mi pecho y comenzar a subir por mi garanta, aquel fuego liquido me instaba a gritar, y sentía que si no la hacia me quebraría en mil pedazos. un grito agudo y desgarrador salió de mi boca mientras Agatha era levantada en vilo de su silla y se elevaba uno metro del suelo sostenida por la garganta al parecer por una fuerza invisible que salía de mi mano derecha, no sabia como había logrado hacer aquello pero tampoco me importaba, solo deseaba hacerle daño.

- Dime una razón valedera para que no rompa tu delicado cuello en este mismo momento- dije con una voz glacial- ya nada me importa, mi tiempo aquí se acaba y no me importaría desterrarte de este mundo para siempre. ¡HABLA!

 

 

Editado por Arabella Gryffindor

4dV4RuU.gifhttp://i.imgur.com/AQmRzhf.gif

GreMr1t.png

http://i.imgur.com/uj6dJe4.gifhttp://i.imgur.com/zXlSMy2.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Apenas habían tenido tiempo de intercambiar algunas palabras cuando Agatha llegó, y sin ningún rodeo dio a conocer el motivo por el cual las había citado. El momentáneo silencio que se generó era muestra de lo inesperada y sorpresiva que resultaba aquella información, a tal punto que Annick tardó un momento en procesarla.

La primera en hablar fue Sophia y preguntó si Mica lo sabía, pero la pelirroja intuyó que la respuesta era que no. Sin embargo Agatha no tuvo tiempo de responder, porque Arabella comenzó a reaccionar ante la noticia.

De un momento a otro Agatha fue levantada de la silla por una fuerza invisible que al parecer le rodeaba la garganta y, durante un par de segundos en los que el tiempo pareció detenerse, Annick comprendió que Arabella estaba haciendo un tipo de magia que hasta ese momento no la había visto emplear.

¡Espera, Ara! ―la pelirroja puso una de sus manos en el hombro de Bella y la otra la llevó hacia el brazo que la bruja tenía ligeramente estirado―. Por favor, suéltala para que pueda hablar ―entonces le dio un suave apretón en el brazo derecho para que dejara de ejercer la magia que mantenía a Agatha en vilo―. Tiene mucho que explicar... Hazlo por Mica ―susurró como último recurso.

Annick no podía juzgar la reacción de la bruja, pues un par de días antes ella misma había sido incapaz de controlar la rabia y el dolor que le había provocado ver los últimos momentos de vida de Elvis, y estaba segura de que Arabella, al igual que el resto de la familia, tenía las emociones a flor de piel.

¿Qué hiciste con esa niña? ―preguntó a Agatha con una mezcla de enfado y angustia―. ¿Al menos sabes en dónde está? ¿O te deshiciste de ella sin ningún miramiento?

Como madre, Annick no podía imaginar lo que su cuñada sentiría al saber que había tenido una hija de la que no tenía recuerdos, de la que incluso ni siquiera era consciente de haber llevado en el vientre.

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

agatha.jpgSe mordió el labio al oír la primera pregunta de Sophie, era evidente que sería de lo primero que querrían saber. La respuesta les gustaría aún menos que lo que ya les había revelado, pero era una realidad con la que debía enfrentarse cuanto antes. Ya no podía seguir ocultando más nada. No al menos respecto a Dana. Era hora de que conociesen toda la verdad, de otro modo no podría pedirles ayuda para volver a encontrarla...

Estuvo a punto de responder, tras tomar una profunda bocanada de aire, cuando una extraña fuerza empezó a apretar su cuello. Miró desorientada alrededor, hasta encontrar la inconfundible mirada de Arabella, quien ardía en furia. Sus palabras eran como dolorosas dagas que se clavaban una a una en su pecho. Sus ojos se llenaron de lágrimas, no solo por la falta de aire, sino por lo difícil que estaba resultando por fin soltar su secreto.

¿Cómo demostrarles que verdaderamente había cambiado? Sabía que nunca lo creerían realmente y mucho menos tras saber... Nunca tendría un lugar verdadero entre aquellas finas damas que podían compartir la mesa y ponerse al día respecto a sus vidas. No. Eso había sido un verdadero artificio y el único motivo que la había llevado a formar parte de algún modo de aquel círculo era Mica, el hecho de hallarse unidas. Pero eso era parte del pasado. Ya no era "Una más", ahora era simplemente ella. ¿Arabella realmente le estaba pidiendo un motivo para continuar con vida? Nada había en su vida que valiese la pena... pero de ella dependía que Mica supiese de una vez la verdad.

Gracias a Annick la fuerza que la dejaba sin aire fue suavizándose. Sin embargo, las respuestas que la bruja pedía eran aún más difíciles de dar. Ya sabía que nada de lo que saliese de sus labios esa mañana sería bien recibido pero ¿qué más daba? Debía hablar. 

Lo supe a poco tiempo de tomar el cuerpo de Mica. Como demonio no sentía las cosas que cualquiera sentiría, pero sí noté como el vientre crecía de a poco y el movimiento en él... ―inconscientemente se llevó las manos al vientre mientras hablaba, rememorando la primera sensación humana real que había experimentado― Mica lo sospechaba, lo busqué en sus recuerdos y encontré sus dudas. Nunca lo notaron porque en ese entonces ni siquiera podían ver el cuerpo real de Mica, solo la ilusión creada por mí. Recuerden que la veían casi como me ven ahora, cuando la realidad era muy diferente, no tenemos ningún parecido físico. Simple ilusión. 

Hizo una pausa, secando las lágrimas que caían desde sus mejillas. Era una mezcla rara de sensaciones pero la desesperación era la más instalada.

Iba a contárselos, pero con el tiempo aquella pequeña empezó a ser para mí el centro de todo. ¿Qué haría si tras nacer la arrancaban de mis brazos? ¿Cómo continuaría todo? Tuve pánico de que eso pudiese suceder, por eso me alejé de la familia y de la Orden. Dana fue el nombre que escogí para ella, Dana fue el centro de todo para mí de ahí en adelante. Me encargué en forma metódica de borrar todo recuerdo de la mente de Mica respecto a ella, cuando aún compartíamos cuerpo. Día tras día quitaba de su mente todo rastro de la niña, incluso de su tiempo embarazada y de su concepción... ella no sabe nada. 

Mientras lo exponía en voz alta le sonaba aún más terrible. ¿Cómo había hecho tal cosa? ¿Cómo había pensado que llegaría a buen puerto? Era una mentira que ahora estaba desmoronándose sobre su cabeza y lo merecía. 

Perdí el rastro de la muchacha hace un tiempo, y la he buscado con todas mis fuerzas. Cuando Mica logró tomar el control de su cuerpo yo perdí toda posibilidad de volver a ella, por fortuna ya había iniciado su educación mágica y Hogwarts era un lugar seguro, pero no he sabido más de ella desde entonces. ¿Qué habrá sentido al regresar a casa y no hallar a su mamá? ¿Cómo habrá subsistido este tiempo? No tengo idea de nada de ello ni de cómo hallarla. Necesito encontrarla. ―No pudo decir más nada, se desmoronó de rodillas cubriendo su rostro con ambas manos, entregada por fin al intenso llanto.

@ Arabella Gryffindor  @ Sophia Elvira Mackenzie  @ Annick McKinnon

 

4dV4RuU.gif

image.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Miro el ataque de Arabella a su prima  no prima como si estuviese viendo un programa de televisión, la realidad era que había comenzado a apagar sus emociones desde el entierro de Elvis y aunque la rubia le caía bien no estaba por la labor de incomodar a su prima prima. Además  Ara tenia razón en enojarse y tampoco era que esta fuera asesina, seguro la soltaba antes de que diese el ultimo suspiro. Al final no había sido necesario intervenir, Annick como siempre había sido la voz de la razón en aquel asunto. 

 

Pero luego comenzó a escuchar la historia y como había perdido el rastro de la niña que seguro ahora era una jovencita y le dieron ganas de asesinarla ella. Su egoísmo había puesto en peligro a su sobrina que no conocía y solo esperaba que hubiese tomado precauciones para dejarla protegida por si algo le pasaba a ella o a Mica. Cerro los ojos unos instantes, para tranquilizarse y dejar que el remolino que eran estos ahora, con sus cambios bastante grotescos se estabilizaran antes de increpar a la mujer que era un mar de lagrimas en el suelo.

 

tu egoísmo te metió en esto y te juro por todos los dioses que si no fuera porque Dana lleva nuestra sangre,  te dejaría seguir viviendo en el infierno que es tu vida en este momento, deja de llorar por todos los cielos...- dijo sin ningún miramiento o piedad hacia la bruja. Apreto su puño frente a su boca mientas cerraba los ojos una vez mas, mientras pensaba en como había permitido que aquella situación se le saliera de las manos- cuando tomaste a Mica sabias que era fuerte, que algún día ella saldría, ellas dan señales cuando van a salir, cuando van a tomar el control, y no creo ni por un segundo, pedazo de...basura que no te hayas dado cuenta de lo estaba por venir.

 

La levanto del suelo y se paro frente a ella tan cerca que apenas el aire cabía entre ellas. Estaba agitada, podia sentir la rapidez de su respiración e incluso estaba segura que le estaba gruñendo a Agatha.

 

- tu...tu preferiste protegerte a ti misma, que nadie supiera lo que hiciste,  creíste que eras mas fuerte que Mica y que ella nunca volvería aun cuando podías sentirla luchar, y con ello dejaste totalmente desprotegida a aquella que dices amar, cuando sentiste a mi prima tratando de emerger, ahi debiste regresarle sus recuerdos, pero claro, como la gran Agatha iba a aceptar que estaba perdiendo frente a una mortal...Esto es tu culpa!!! A mi no puedes mentirme, yo soy como tu!!! Maldita sea, tu nunca vas a cambiar...!! - le grito mientras lanzaba la mesa mas cercana a ella para no lanzar a la demonio en su lugar y no porque en aquel momento le tuviese alguna consideración sino porque tal vez ella era la única manera de recuperar a la joven perdida

 

 

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En mi interior bullían un montón de sensaciones y sentimientos distintos, furia por lo que Agatha nos acababa de contar, tristeza… mucha tristeza por la pérdida de  mi primo, miedo por lo que sabía se acercaba. Mi cuerpo no podía con tanto, gruesas lagrimas comenzaron a correr por mis mejillas, detestaba esa muestra de debilidad, pero estaba cansada de sentirme así.

La suave presión de la mano de Annick en mi hombro y su suave voz pudo hacerme volver a la realidad. La mire por sobre el hombre, su rostro estaba surcado por casi los mismos sentimientos que los míos, y aun así lograba mantenerse serena, no pude menos que admirarla por su entereza. Con un movimiento de mi mano la rubia se precipito hacia el suelo.

Agatha respondió a las preguntas de la pelirroja, mientras la escuchaba relatar cómo se había enterada del embarazo, y borrado sistemáticamente los recuerdos para que mi prima nunca supiera que tenía una hija. La rabia volvió a resurgir, como el egoísmo de las personas podía destruir todo y a todos a su alrededor.

Una vez concluido el relato, quien tomó la palabra fue Sophia, quien hasta ese momento se había mantenido serena, algo poco habitual en ella. Mientras la escuchaba asentía a sus cuestionamientos. Dana era sangre de mi sangre y como tal era necesaria encontrarla y traerla a la familia, mi despedida tendría que esperar, antes de irme sabía que debía encontrar a mi sobrina.

-¿Que le perdiste el rastro?-  pregunte con sarcasmo- por favor cuéntanos como es que le perdiste el rastro a aquella niña que era todo para vos- agregue en el mismo tono- y asegúrate de contarnos todo, hasta el más mínimo detalle, porque a pesar de que desearía matarte en este mismo instante, te necesitamos para encontrar a NUESTRA sobrina, y tú eres la única que nos puede dar pistas para encontrarla- me cruce de brazos a la espera que aquella mujer nos diera algo, que nos ayudara a comenzar la búsqueda de Dana.

4dV4RuU.gifhttp://i.imgur.com/AQmRzhf.gif

GreMr1t.png

http://i.imgur.com/uj6dJe4.gifhttp://i.imgur.com/zXlSMy2.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

La pelirroja no sabía qué pensar de Agatha. Por una parte consideraba que estaba predispuesta hacia ella debido a que Elvis (y la familia en general) jamás había parecido aceptarla; pero al escuchar la explicación que les daba, no pudo evitar pensar que nadie capaz de hacer algo como eso era digno de confianza.

Sophia fue quien puso en palabras lo que la pelirroja estaba pensando, y cuando lanzó la mesa más cercana Annick ni siquiera se inmutó. Había intervenido para que Arabella no dañara a Agatha, pero luego de escuchar su relato no le que quedaban ganas de intervenir para que su prima Granger no terminara golpeándola.

¿Qué harás al encontrarla? ―preguntó después de que Bella hablara. Ella y Sophia habían expresado todo lo que la ojiverde pensaba, así que no tenía nada más que agregar porque ¿qué otra cosa podía decir ante tal proceder?―. Debes tener claro que nadie de esta familia te ayudará a continuar ocultándole esa información a Mica, y tampoco vamos a permitir que vuelvas a alejar a esa chica de su verdadera madre. ¿O qué crees que hará mi cuñada al enterarse de esto? Dudo mucho que vaya a renunciar a ella... ¿Estás preparada para eso?

Miró a Agatha fijamente y se preguntó si la rubia había sopesado la situación antes de decidirse a contarles la verdad a ellas.

¿Al menos tienes alguna idea de cómo o dónde comenzar a buscarla?

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 3 meses más tarde...

-Pero ¿qué rayos está pasando aquí?

Elizabeth apareció cerca de la entrada del hotel, como pocas veces solía hacerlo. Antaño, solía aparecerse directamente en alguna de las habitaciones que tenía destinadas para su descanso, por lo que los empleados ignoraban cuando entraba y salía del hotel. Les creaba algo de incertidumbre, y con ello mantenía su trabajo en las mejores condiciones posibles.

Pero hacía mucho, mucho tiempo, que Elizabeth no aparecía por el hotel. Nadie sabía nada de su paradero ni los motivos que la llevaron a ausentarse de repente. -"Es una misión de la que no puedo hablar".- Decía siempre, esquivando las explicaciones.

Un sujeto que no conocía se le acercó enseguida, agitando un trapo que chorreaba un extraño líquido azulado con aroma amargo, del mismo que se encontraba derramado cerca del mostrador.

-Disculpe... ¿Cómo es que pudo aparecerse dentro? ¿Puedo ayudarla en algo?- Parecía no darse cuenta que el líquido ensuciaba más el hotel, y un humo extraño empezaba a crearse al caer sobre la alfombra. 

-Soy Elizabeth Tonks, una de las propietarias de este lugar. O al menos lo era... Ya no sé. ¿Sabes dónde están Annick o Goob?- Se quitó la chaqueta y los lentes oscuros que traía, dando una vistazo alrededor.

Editado por Elizabeth Tonks
Editado porque puse Gunther en lugar de Goob jajajaj pensaba en el Central Perk xDD

http://i64.tinypic.com/15x3ktc.jpg


• Familia Tonks •http://i41.tinypic.com/2586wd2.jpg http://i.imgur.com/7961S.gifhttp://i43.tinypic.com/2588niu.jpg• Familia Weasley •


1LtkZOd.gifc3gXLqq.gif


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Desde que Annick había tomado la decisión de enviar a  Otto Babbling de vacaciones… o, mejor dicho, desde que lo había obligado a tomar un descanso, la pelirroja se había arrepentido y contaba los días para que el gerente regresara. Él era el único que conocía a la perfección el funcionamiento del hotel, incluso mejor que ella; y lo había demostrado al resolver problemas tales como la destrucción de la carroza que había ocurrido hacía casi un año.

Por eso la pelirroja había decidido darse una vuelta por el lugar para verificar que los empleados no hubiesen provocado otro incendio como el de aquella ocasión ni que Goob estuviera generando alboroto. Sin saberlo, momentos antes la otra dueña del negocio, @ Elizabeth Tonks , había arribado al lugar.

Oooooh, bienvenida, señorita, bienvenida ―el joven empleado no sabía si debía saludarla de mano o continuar trabajando―. La señora Annick vino hace un par de días, y Goob debe estar refunfuñando en su habitación favorita…

Justo cuando el muchacho mencionaba al fantasma, Annick atravesó el umbral de la puerta e ingresó a la recepción. La pelirroja se alarmó al imaginar que el fantasma gruñón había vuelto a asustar a alguno de los pocos turistas que arribaban al lugar. Suficiente tenían con que el Ministerio hubiese reforzado las medidas antimuggles, como para que encima el fantasma asustara a los pocos que llegaban a alojarse.

¿Goob?  ¿Qué pasa con él? No habrá hecho otra de las suyas, ¿o sí?

Entonces se percató de que había alguien más que no era precisamente una empleada. Por un momento la pelirroja pensó que su imaginación le estaba gastando una broma, pero luego no puedo evitar reprimir un sollozo. Desde la muerte de Elvis, se había vuelto demasiado susceptible.

Estás viva… ―murmuró hacia la joven Tonks, y tuvo que elegir entre abrazarla o lanzarle algo (?) como reproche por su falta de comunicación. Y eligió lo primero―. ¡¿Por qué no avisaste que venías?! ¡Si no coincido con que hoy tenía que venir a verificar algunas cosas, no me entero de que has regresado!

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo