Jump to content

Mi Edén Salvaje (MM B: 103988)


Melrose Moody

Publicaciones recomendadas

¿Tan suave se lo había tomado? Ignoró el comentario de su incomodidad y siguió de largo a la puerta. Había aceptado la aceituna, le gustaban en secreto pero eso no era lo que tenía su atención. Por un instante olvidó que la falta de naturaleza en las personas fue lo que le dio la oportunidad de conocer a Ania, una ninfa que parecía tan transparente y real que hasta él parecía complicado a su lado. Esas eran vagas ilusiones, estaba claro que Ania tenía secretos como cualquiera y que quizá sólo estaba siendo amable.

 

Primera cita, pensaría en ello luego.

 

Metió las manos en sus bolsillos mirándola ¿Qué tenía que la volvía tan atrayente? ¿Los secretos que no demuestra o ese delicado cuerpo? Frunció el ceño en cuanto la vio partir sola a la salida, sintió el genuino deseo de ir tras ella y preguntarle por qué esta vez no lo había tomado de brazo. Algo ridículo pues hace poco la conoció y no podía exigir demasiado. Negó con la cabeza apartando esos pensamientos y caminó hasta quedar a su lado.

 

—¿Es que a tu mano ya no le parece atractivo mi brazo? —Bromeó sabiendo en el fondo que lo hacia por sinceridad, la miró, tan pequeña a su lado— Tengo tan buena impresión de ti que no se siente como la primera cita.

 

Suavizó su voz solo para ella, la honestidad no siempre debía ser brusca. Gracioso que un vikingo piense algo como eso, una risa se escapó de sus labios por el mal chiste de su mente. Quizás Ania pensaba que era un caballero o alguien muy respetable, eso le dio a entender. Sin embargo él seguía siendo un vikingo, el escandinavo más brutal de Suecia. Había matado, robado y violado junto a los demás volviendo su nombre conocido. En la espalda aún tenía las cicatrices de su tortura y su cuerpo demostraba que tuvo días de gloria. Un pasado aterrador ante los ojos de la fina Londres.

 

Suspiró, nueva tierra nueva reglas. Solo le quedaba rogar a Odín que no asustara a la ninfa si algún día se enteraba. En medio de sus pensamientos le dio pase a Ania para subir por las escaleras.

 

—¿Y tú? —Subió las escaleras a su espalda, con cuidado de no mirar lo indebido— ¿Cuál es la opinión que tienes de mí?

 

 

@@Ania Evans Weasley

J9r8ka3.gif

9on1HXm.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Sonreí ante el comentario de Brendon mientras me sujetaba nuevamente de su brazo -Es que tampoco quise abusar de su confianza, joven caballero- correspondi a su broma dedicándole una timida sonrisa. El ojigris tomó de nuevo la palabra y éstas me hicieron sonrojar inesperadamente. Miré con disimulo las escaleras que debíamos subir intentando huir de su mirada pero su risa me hizo mirarlo y me disculpé por inercia -oh, lo siento- sentí nuevamente mis mejillas ardiendo y subí las escaleras apresuradamente y escuché sus pasos detras de mí antes de que me lanzara su pregunta.

 

-Pues- me detuve cuando terminé de subir y despues volví a tomar su brazo. El rubor ya se habia ido- Que eres un caballero nato, tal vez no sabías pero lo eres, asì te veo- caminamos hasta la puerta de su habitación y entramos seguidamente -Eres noble hasta donde estoy conociendo, todavia no puedo decir mucho de ti puesto que apenas te conozco pero...-Sonreí dejándolo en un intrigante suspenso mientras me acercaba al balcón y abria la puerta para salir.

 

Todavia llovía pero no nos mojariamos ahi ya que el balcon tenia techo. Las sillas y la mesa ya estaban ahí así que me nos sentamos a esperar la cena mirando las pocas estrellas a lo lejos sobre las nubes que intentaban taparlas por completo.

 

-Pero es loco y hasta asusta un poco el hecho de que me siento cómoda contigo, a pesar del poco tiempo de conocernos-terminé mi frase con una sonrisa -Aunque también puede ser uno de los privilegios de los caballeros- bromeé- no sé, un truco o algo, ¿me equivoco?

 

@@Brendon Ravenclaw

7w6jAaX.jpg


http://i.imgur.com/xEu2Do0.gif 1IhVpHf.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 5 semanas más tarde...

— Todos sentimos miedo.

 

Todos sentimos miedo. Sí, es algo que no puede ocultarse y Cillian tenía mucho porque temer... ¿O no? Fue justo en aquel momento cuanto escuchó el primer "crack" dentro de sus pensamientos y de un momento a otro había olviado una parte realmente importante de su vida. ¿Qué más daba? De algún modo u otro todos tenían que avanzar y dejar que el pasado quedara atrás.

 

— ¿Ya has hablado con él? Creo que ese pequeño hombre también te tiene en un pedestal, estoy casi seguro de que el sentimiento es totalmente correspondido —o quizá sólo estuviera divagando—. Habla con él, Bel. Intenta ordenar tu presente y deja de preocuparte por el pasado... Y también por el futuro.

 

¿Quién iba a decirlo? Estaba una vez más dando consejos que ni él mismo seguía pero venga, seguro que en algún momento comenzaba a hacerlo. La Ryddleturn ya no estaba, alguien más se había hecho de su apellido así que desde ahora sería sólo Cillian. ¿O debía seguir averiguando sobre ese pequeño y extraño lapso en que descubrió ser un Black?

 

No, no era un Black... De eso estaba completamente seguro. Aunque eso no quitaba todo el aprecio que sentía por las personas que lo habían acogido en aquel lugar.

 

— ¿Quieres dar una vuelta?

 

Cillian se acercó un poco más a Bel y la rodeó con sus brazos, dejandole saber que esta vez esperaba no volver a desaparecer.

 

@

OjQFQY0.gif

3TUSSGg.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Claro. El miedo era natural y no era malo. De hecho en otros aspectos de mi vida habia aceptado plenamente su existencia para lo bueno y para lo malo.

 

¿Por qué , sin embargo, cuando involucraba sentimientos ese criterio parecía ausentarse?

 

"Ordenar mi presente" Si . Eso era lo que tenía que hacer,obligarme a hacer de ser preciso para comenzar a poner en movimiento aquella situación que habia permanecido estancada. Y aferrándome a su consejo, de la misma manera que me aferraba al cálido gesto de sus brazos protegiendome del frio y los oscuros pensamientos,asentí ante la idea de dar un paseo por el lugar.

 

- Sea cual sea el resultado, ten por seguro que serás el primero en conocerlo - le comenté algo más animada y dejando que el viento frio de la noche me raspase las mejillas- la verdad,pensando en esos dias lejanos de cuando entré a trabajar en Criaturas, asi me lo hubieran dicho de antemano ,no hubiera creído que allí encontraría una amistad como la tuya, la de Kutsy, o la del propio Garry.

 

¡Ahhh pero que tonta! Él habia dicho presente y alli estaba volviendo nuevamente hacia el pasado.

 

- Bah lo único que trato de decir es que me siento feliz de tenerte aquí conmigo Cillian y no sabes lo que daría porque pudieses detener tu camino errante y aunque sea una temporada quedarte en Ottery.

 

Sin dejar de andar alcé la vista hacia él para observarlo fijamente.

 

- Sé que te fuiste para apartarte de hechos y personas dañinos. Pero si te dieras una oportunidad...yo podría alojarte en la heredad- él seguía escuchandome sin responder y por un momento comprendí que tal vez la posibilidad solo era una loca fantasía de mi parte- ¿no extrañas todo esto tan solo un poco? ¿por lo menos al punto de poder volver?

 

@@Cillian

cpoR6Mo.gif

feMqRqE.gif

kUFJW5z.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Sonrió.

 

No podía dejar de darle vueltas a las palabras de su amiga. Sí, ya había decidido volver, no sabía por cuanto tiempo ni si la cosa funcionaría pero lo ya no podía dar marcha atrás. Necesitaba volver a aquel lugar. ¿Para qué? En realidad ni él lo sabía, ya no tenía nada que lo atara a Londres pero los amigos que tenía ahí... Eso era algo por lo que valía la pena regresar.

 

— ¿Sabes? Me vendría de maravilla tu propuesta de hospedaje —el castillo Ryddleturn ya no le pertenecía, todos sus negocios habían sido clausurados y, por raro que le pareciera, en aquel momento no le apetecía volver a refugiarse en la reserva. No, Cillian no necesitaba estar rodeado de criaturas en aquel momento—. Pero, sólo aceptara si hay algún chico lindo al que acosar.

 

Garry ya no era una opción, pero no lo mencionó... Seguro que ya era algo que quedaba bastante claro. Se detuvo por un momento y hecho un vistazo a su alrededor mientras pensaba en lo que Bel había dicho un par de minutos atrás, el tampoco pensó que terminaría encontrando tan buenos amigos en aquellos años.

 

— Nunca olvides que te quiero, Bel —no había una razón para decirlo, simplemente lo dijo.

 

@

OjQFQY0.gif

3TUSSGg.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

- Si la única condición para que te quedes es conseguirte un chico lindo te aseguro que recorreré Ottery entero para conseguírtelo- reí maravillada ante el hecho de que en lugar de visitas esporádicas pudiera tenerlo allí conmigo compartiendo aventuras. Nuevas aventuras- incluso te ofrecería a mi marido ¿no eras tú el que me contaba que en los tríos estaba el verdadero amor?

 

En realidad Cillian era así podia soltar la premisa más disparatada y actuar desenfadadamente y en otros momentos ,como ese,exponer una absoluta madurez para aconsejar con serenidad cosas que talvez ni él mismo aplicaba a su vida cotidiana.

 

Pero si algo lo distinguía por encima de cualquiera era su absoluta honestidad. Una que no se limitaba al plano moral o laboral como era en mi caso sino que fluia en cada apsecto de su vida.

 

Toda mi vida,como buena inglesa,me habían inculcado que la exposición de lso sentimientos y afectos era algo vergonzoso y que debia evitarse,reservandose unicamente al círculo mas intimo. Lo malo de eso era que una vez acostumbrada a guardar y guardar,terminabas por no tener al final del dia ningun grupo "íntimo" en el cual confiar.

 

Y sufrias para emitir cada pequeña confesión ,dandole mil vueltas en tu cabeza antes de pronunciarla.

 

Y en cambio allí estaba él confesando con soltura sus sentimientos. De forma tan natural como si de repisrar se tratase,sin miedo y con los ojos brillantes reflejando la sinceridad de lo dicho.

 

- Y tu querido siempre serás mi amado rubio superficial- respondí revoloteando sus cabellos y sintiendo por fin plena calma- cuanto daría por tener esa facilidad para hablar. ¿tu siempre pudiste hacerlo así? Soltar todo lo que guardas en el corazón...

 

@@Cillian

Editado por Bel Evans McGonagall

cpoR6Mo.gif

feMqRqE.gif

kUFJW5z.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

— ¿Un trío, eh? —No iba a negar que le parecía una propuesta interesante—. Tendremos que hablarlo... Pero si tú estás segura, estoy casi seguro de que algo podemos arreglar.

 

No pudo evitar sonreír una vez más. ¿Quién iba a decirlo? Parecía que Cillian tenía un poder extraño sobre los demás, algo que lograba que de alguna forma sacaran a relucir algunos de sus deseos más bajos. Se detuvo, ¿hacia dónde estaban yendo? Llevaban ya un par de minutos caminando y aquel lugar parecía no tener fin.

 

— ¿Que si siempre he sido asi? —Se revolvió el cabello, para aquel punto del día ya ni siquiera recordaba como iba vestido—. ¿Qué te parece si eso te lo cuento mientras me invitas una copa? Estoy muriendo de sed, querida. Y al parecer en este lugar no encontraremos un lugar donde poder tomar una.

 

O quizá no, los negocios en Ottery siempre lograban sorprender a sus visitantes de alguna u otra forma. Dio media vuelta, ¿cómo habrían construido aquel lugar? Bueno, bueno... Qué más daba. Extendió su mano a Bel.

 

— ¿Dónde podemos conseguir el mejor whiskey en esta maldita ciudad?

 

@Bel Evans McGonagall

Editado por Cillian

OjQFQY0.gif

3TUSSGg.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

— Estoy muy segura sí.

 

La verdad era que me sentía asombrada de mi propia osadía. O bueno, en realidad debía culpar a Cillian por causar que diera tales declaraciones. Sí, él nunca dejaría de parecerme atractivo, dado que tenía cierto encanto natural que posiblemente había aprendido como potenciar para satisfacer sus deseos más profundos. Y en cuanto a Garry, vagamente podía recordar que incluso él no era inmune al carisma de quien fuera nuestro jefe.

 

Pero ¿de allí a un trío?

 

Me estaba metiendo en un espacio peligroso ahora, y era imposible enrojecer de repente mientras él sonreía metido quien supiera en qué pensamientos. Nuestra caminata continuó, aunque tan metida como había estado en mis confesiones que no había sido capaz de notar que habíamos dado una vuelta en círculo en lugar de tomar el sendero de la derecha que conducía a la posada del local.

 

¡Una copa! Si me vendría perfecta- solté con energía renovada pensando en que lugar podría ser el mejor para la ocasión- he escuchado de un bar de temática rusa donde venden un excelente vodka ¡muchas clases de vodka en realidad! Y claro, mozos rusos, creo que no habría pierde allí ¿no te parece?

 

Ahh, él quería whiskey. Bueno, igual sabía que podía conseguirlo en ese lugar también. Siguiendo el sendero correcto no tardamos en llegar a la posada. Y tras descansar unos minutos del largo recorrido, tomando su mano lo invité a salir.

 

Ya caminamos bastante así que una desaparición conjunta estará bien- extendí el brazo para tomar su mano que en realidad había estado sosteniendo la mayor parte del tiempo- ¡A Bratvá!

cpoR6Mo.gif

feMqRqE.gif

kUFJW5z.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

—Trucos tal vez no. —Cerró la puerta tras su espalda mientras la miraba en el balcón— Pero estoy seguro de que puedo hacer magia.

 

Los pensamientos habían sido acertados, la ninfa creía que él era un caballero nato y no tenía ni la menos idea de lo cruel que había sido en toda su vida ¿Estaba mal dejarla pensar de esa forma? Se prometió a si mismo ser natural con ella, pero a pesar de su honestidad no quería espantarla pues por fin algo en toda la ciudad le daba armonía. Caminó hasta el balcón y rodó la silla para que Ania se sentara para luego por fin tomar asiento a su lado. El cielo poco estrellado junto a la lluvia era el panorama que la casi noche nos regalaba, y a pesar de ser una escena estupenda solo podía tener atención para la dama.

 

—El que abuses de mi confianza es casi imposible, Ania. —El mago negó divertido— ¿Crees que de ser así estaríamos aquí? ¿O habría dejado a esa mujer por ti?

 

Estaba en lo cierto, siempre fue impulsivo y ese día lo había demostrado dejando a esa mujer en plena lluvia para conocer a la ninfa. Pero a pesar de serlo quería aguardar a las respuesta de Ania y todo su comportamiento, más le parecía ridículo que con él abusaría de algo cuando Brendon era el que se estaba conteniendo para no pasarse de la raya.

 

—No tengo idea de por qué te disculpaste en las escaleras, pero si no lo has notado, querida Ania, lo estás haciendo mejor que yo y no has fallado en nada. —Le guiño, echando su cuerpo contra el respaldo de la silla aún sin perderla de vista.

 

—Me honra que me pienses de esa manera. —Alzó una comisura, los orbes grises del nórdico brillaban en la penumbra— Pero soy de Suecia, nací para ser un vikingo y tengo un pasado como todos, solo quiero que lo tengas presente cuando me mires.

 

Tenía la ilusión que después de conocerlo aún decidiera quedarse, pero solo era eso, una vaga ilusión. Luego de unos minutos el mesero tocó la puerta de la habitación, se disculpó con la dama fue a recibirlo. La pizza y papas estaban servidas sobre la baneja de madera y la botella de vino aguardaba en su otra mano junto a dos copas.

 

—Gracias. —Gruñó, solo tenía amabilidad para Ania esa noche.
Tomó la bandeja y con la otra mano cogió la botella y copas. El mago se fue cerrando la puerta y el nórdico volvió a la mesa con la ninfa.
—Esto huele a sucio colesterol. —Bromeó dejando las cosas sobre la mesa— Pero me alegra que lo hayas pedido.

J9r8ka3.gif

9on1HXm.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Solté una pequeña risa por sus palabras mientras asentía confirmandolas -Pero no eres el único que puede hacer magia eh, conste- dije mientras me sentaba y obserbava al Ravenclaw hacer lo mismo.

 

-Bueno, en cuanto a la chica, debes reconocer que la has descuidado un poco- no pude evitar sonreír -no me imagino la cara que ha de haber puesto cuando se dio cuenta de que la dejaste por ir a conocer a alguien más- crucé mis piernas una sobre la otra -eres un hombre aventurero y valiente, sin lugar a dudas eres todo un caballero.

 

Él volvió a tomar la palabra y me aclaré un poco la garganta cuando escuché su pregunta y sus siguientes palabras

 

-Me disculpé por mi sonrojo- lo dije muy bajo, casi sólo para mi, esperaba no tener que volver a repetirlo porque en ese caso volvería a suceder. Cuando hizo el comentario de sus raíces vikingas lo observé con aprehensión -cuéntame, tu pasado.

 

En ese momento alguien toca la puerta y Brendon se disculpa para ir a atender. Un minuto después vuelve con nuestra órden en manos.

 

-Es cierto, siempre lo rico es malo para la salud, lo bueno del mundo mágico es que hay cura para todo, menos para la muerte- Sonreí y tomé mi primera rebanada de pizza

 

-Me ibas a contar de tu pasado, te escucho- volví a decir justo antes de dar la primera mordida a mipedazo de pizza.

 

@@Brendon Ravenclaw

7w6jAaX.jpg


http://i.imgur.com/xEu2Do0.gif 1IhVpHf.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo