Jump to content

România în Londra (MM B: 111008)


Publicaciones recomendadas

lnxOSb2.png

 

 

Un nuevo edificio, importante y enorme, abría sus puertas en el callejón Diagon con la firme intención de allanar las relaciones entre dos de los países mas grandes de Europa central. Contaba con tres pisos, siendo uno de los mas altos de la zona, desafiando al banco mágico Gringotts por ese puesto. De estilo renacentista con ese toque moderno necesario para adecuarse a la época. De fachada blanca con infinidad de cristaleras, dándole un aspecto elegante y cercano al mismo tiempo. El blasón de Rumanía se encontraba tallado en madera sobre la puerta principal de la ahora delegación cultural. A los lados de esta, como alabarderos reales, dos banderas del país, haciendo así incapie a que gobierno pertenecían los empleados públicos de su interior. El orgullo era una característica notable.

 

Tras subir la escalera de mármol e ingresar a la construcción, el hall de la misma te da la bienvenida. La decoración es simple y coqueta, siendo las tonalidades pastel las que predominan en paredes y muebles. En las esquinas y como va siendo habitual, estandartes de la patria vampirica ondean con el ligero viento que sale de los aires acondicionados puestos por la habitación en posiciones estratégicas en demanda del personal. Un mostrador central ocupa la mayor pare de la sala, siendo así la principal unión con los diferentes pisos del inmueble. Pocos son los ojos que recaen sobre la puerta de madera cercana con el grabado de Hunyad. Tras esta belleza de la ornamentación se encuentra la biblioteca principal, donde se hallan todo tipo de libros e informes acerca de la nación.

 

Subiendo hacia el segundo piso, por la escalera de mano, uno puede vanagloriarse con la historia y perfección de tan bello estado, disfrutando del paisaje, de sus anteriores monarcas y de las batallas ganadas con el poder de los ejércitos. Se notaba en demasía que el constructor había sido y aun lo es un devoto hacia su tierra. En dicho nivel se hallan las oficinas centrales de los múltiples cargos que conviven diariamente para obtener el resultado querido: mantener los buenos vínculos con Londres y enseñar a los mas jóvenes, de forma didáctica, los encantos del lugar. La Delegación contaba con unos 20 trabajadores a tiempo completo. Siendo esta una de las mas grandes de Reino Unido. El museo, tal vez, era lo que mas llamaba la atención a los viandantes, pues sus lienzos parecían totalmente reales.

 

En la ultima y mas alta de las plantas, con la entrada prohibida al publico y varios encantamientos defensivos, totalmente destinados a la protección de los altos rangos y a defender los secretos de estado, se encuentra el despacho del primer ministro Luca Van Halen. Una sala de juntas destinada a las infinitas reuniones que se mantienen al día y un espacio de entrenamiento, enfocado en las artes marciales y al uso de armas blancas. Las altas y escarpadas montañas solo son una de las defensas naturales que hacen de Rumanía un lugar casi insondable. Asi como sus profundas ensenadas y sus enormes y lóbregos bosques, por ende la guardia del pueblo debe entrenar todo lo posible para poder solventar todas las desventajas del terreno y así enfocarse en sus enemigos. Asi es como ha sido siempre y así seguirá.

Editado por Lisa Weasley Delacour

                            WFlgMYZ.gif

Firma lobo 2.jpg

                                                        XEPq2Tk.gif

 


Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 2 semanas más tarde...

    ¿Qué demonios hacía aquella bandera tan rara en el Callejón Diagon? Sabía qué significaba, por supuesto, ya que desde mi Agencia de Viajes había visto muchas veces esos colores en los papeles que tramitaba para los viajes a Rumanía. Arrugué el ceño. Este lugar nuevo me ponía en alerta, así que seguí un impulso y entré. Sí. Ese impulso que me hace meterme en líos...

     

    Así que entré en aquel edificio y bufé. Si fuera era elegante, por dentro lo era más, pero casi por lo sobrio que era, demasiado regio para mi gusto. Bufé y busqué a alguien a quien preguntarle con quién podría hablar para hacer unas preguntas sobre viajes a ese país. Jadeaba un poco tras subir las escaleras de mármol, en mi ímpetu por hacerlas de corrido, así que no estoy segura de si la mujer que me atendió me entendió (XD).

     

    Me puse las manos en la espalda y silbé muy bajito para matar el tiempo. Después me di cuenta que, tal vez, no era el lugar más adecuado, así que di unos cuantos pasitos hacia un lado, después hacia otro, sólo para moverme mientras llegara quien me atendiera. ¿Quién sería el dueño? Romanía, Romanía... ¿Sería un vampiro? ¿Podría preguntarles sin me dejarían recoger un vestido que perdí en aquel castillo donde Lisa se había coronado reina?

    kNTUx8c.gif

    eY6U8Oa.png?1

    XXBPo79.gifIcr0JPz.gif    KRLtVZp.gif 

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    - Por fin.

     

    Murmuro un Van Halen hastiado, recostándose en la silla de cuero de su despacho, en el tercer piso de aquel bello inmueble que ahora podía decir suyo. Si antes odiaba el papeleo, ahora lo hacia incluso mas. Habia acabado con los últimos informes de Gringotts hacia unos pocos minutos, pudiendo ponerle fin a una semana de viajes al ministerio londinense y viendo, orgulloso, como sus esfuerzos se hacían realidad. Ahora tenia Hunyad mas cerca, logrando así calmar su ansiedad. A pesar de que sabia que Lisa era una mujer valiente sin igual, él siempre había sido su sombra y el no poder ayudarla como antes ni seguir sus pasos por si se metía en algún lio lo tenia en vilo constantemente.

     

    Estaba a punto de tomar un refresco de la pequeña nevera cercana a su mesa, cuando una joven voz le aviso, por el intercomunicador, quien había llegado de visita.

     

    El Dhampir solo pudo sonreír al entender de quien se trataba. Aquella mujer de loco temperamento y extraño vestir le causaba toda la gracia. No creía que estuviese muy bien de la cabeza, sin embargo, era leal a sus principios básicos y respondía con valentía cuando era necesario. Dejando de lado su sed, se encamino hacia la planta baja de la edificación. Su atuendo contrastaba mucho con el cargo que portaba dentro del reino de Rumanía. Siempre se había sentido mas cómodo con tejanos y camiseta que con largas túnicas de gala o trajes de vestir apegados a una época pasada. No tardo mucho en hacer acto de presencia en el hall, confirmando sus sospechas. La Potter Blue caminaba por la vestíbulo sin disimular su curiosidad.

     

    - Bienvenida a mi humilde hogar – Saludo el moreno con una ligera reverencia.

                                WFlgMYZ.gif

    Firma lobo 2.jpg

                                                            XEPq2Tk.gif

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Sé que, por regla general, hay que mostrar un respeto a los lugares donde entras por primera vez. Así que permanecía quieta (o casi) para no causar mala impresión. Bueno, eso fue al principio. Me encantaban los aires acondicionados. Eran tan muggleosos... Así que puse una mano por delante y dejé que el aire me hiciera cosquillas en los dedos, disfrutando con la sensación del aire fresco. Me puse a reír.

     

    Por supuesto, no era el lugar adecuado para reírme así que boté en cuanto sentí la voz masculina a mi espalda. ¿Qué demonios hacía allá Luca? Me giré y procuré disimular mi desconcierto ante su saludo.

     

    -- ¿Humilde hogar? Esto no es una choza, hombre. ¡Es inmenso! ¿Qué vendéis?

     

    Bueno, sí, tal vez no fuera lo más correcto, husmear por las paredes y poner las manos en el aire para sentir aquel fresquito pero... No había hecho nada malo, esperaba...

     

    -- Así que es tuyo... Genialoso... ¿Es de Lisa también? Por cierto, ¿dónde se ha metido? ¿Lo sabes? No es que la eche de menos, por supuesto. Es una tipo ruda y con demasiado genio para mi gusto... Sólo pregunto por preguntar...

     

    Volví a ponerme las manos en la espalda y miré a mi alrededor, dando una vuelta sobre mis pies una última vez para que no se me escaparan los detalles. Después me volví hacia él.

     

    -- Y dime... Para los viajes a Romanía, ¿tendré que pedir aquí algún salvaconducto especial? Tengo una Agencia de Viajes y muchos vampiros interesados en conocer la patria origen de su raza. Vendo muchos paquetes turísticos... ¿Me enseñas tu despacho? ¿Es tan molón como el resto del edificio?

    kNTUx8c.gif

    eY6U8Oa.png?1

    XXBPo79.gifIcr0JPz.gif    KRLtVZp.gif 

     


    Regalos

  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Habia estado en presencia de la mujer por lo menos cuatro veces, pero de igual modo la retahíla de preguntas que le hizo en meones de un minuto lo tomo por sorpresa. Reitero, también, lo que pensó al saberla allí; le caía en gracia. Era muy diferente a las damas de su país. Estuvo por frenarla y aconsejarle que tomase aire entre palabra y palabra, pero seguramente ella lo tomaría como una falta de respeto y el dhampir no estaba por la labor de aguantar dramas – Vamos por partes ¿te parece? Y mientras te enseño el lugar, te voy respondiendo – Le indico con una mano que lo siguiese. Amaba demasiado aquella construcción y todo lo que contenía, por ende, presentárselo a una camarada de bando no le resultaba, en lo absoluto, desagradable o cansino.

     

    Luca eligió la biblioteca como primera parada, pues la entrada estaba a menos de dos metros de su posición. Era enorme y contenía mas de un millón de ejemplares antiguos sobre su nación, sus reyas, sus guerras y sus costumbres – No vendemos nada en concreto, excepto algunos souvenirs, si lo quieres llamar así, referentes a Transilvania y la cultura del vampirismo. En el museo tienes algunos, por si gustas – Los altos ventanales que recorrían el edificio daban una luminosidad casi mágica a las habitaciones, haciendo que para nada uno se sonriese agobiado en aquella gran sala repleta de manuscritos – Puedes elegir, también, cualquier libro que se te haga interesante y leerlo aquí – Señalo a los sillones – O por el contrario llevártelo a tu casa por una días.

     

    Mientras dejaba vagar a la Potter Blue por el lugar, él se acomodo sobre una mesa, sentándose comodante – Lisa esta en Rumanía, se quedara allí un tiempo. Al ser reina tiene grandes responsabilidades y debe enfrentarse a ellas. Le diré que la echas de menos, de todos modos – Aquel pequeño pique no dejo indiferente a ninguno de los dos, pues el dhampir sintió como el calor subió a las mejillas de la peli violeta con rapidez.- Sigue en contacto, aunque no la veas – Y era cierto. La Weasley no desechaba oportunidad para descubrir como iba todo por su segundo hogar. Sobre todo enterarse de como iba su querida sobrina, a la cual adoraba por encima de todo – Y no, mi despacho esta fuera del recorrido, por obvias razones.

                                WFlgMYZ.gif

    Firma lobo 2.jpg

                                                            XEPq2Tk.gif

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Enarqué una ceja, divertida.

     

    -- ¿Por partes? ¿Qué partes? ¿Qué quieres partir? No te entiendo.

     

    Me di media vuelta para ver el paso de una mujer que vestía de forma muy correcta y recatada. Eso me hizo mirarme yo y nada de reojo, bajando la mirada a mis pantalones y poniéndome de talones para ver la punta de mis bambas violetas. Moví las puntas en el aire, apoyándome demasiado en los talones, con riesgo de perder el equilibrio, pensando que debería repararlas un poco, se veían algo ajadas. Pero eran tan cómodas... Me puse enseguida recta. Soy una gran funambulista y no suelo perder el equilibrio o me moriría en el Circo, con alguno de mis animalitos. Después alcé mis manos que, metidas en los bolsillos de la capa, me dieron una imagen de querer alzar el vuelo, como si fuera un vampiro. Algo muy adecuado para aquel lugar de Romanía, ¿no?. Mi pantalón y mi jersey eran del mismo color negro y estaban limpios, aunque se les notaba usados. Luca no parecía importarle y me invitaba a enseñarme el lugar, así que dejé de hacer aspavientos y correteé a su lado para alcanzarle.

     

    -- ¿En seriooooo? ¡Qué bien! Tú eres muy amable, ¿sabes?

     

    Entramos en una habitación y, en cuanto la vi, empecé a saltar sobre la punta de mis pies.

     

    -- ¡Una biblioteca! ¡Amo las bibliotecas! -- Corrí hacia el centro, extendí las manos y aspiré con fuerza, después dí una vuelta entera sobre mis pies, con una gran sonrisa en la boca. -- ¡Es enorme! ¿Has visto qué bien huele? Amo los libros. Guardan tantos tesoros...

     

    Creo que estaba desarrollando demasiada familiaridad con Luca pero compartir un bando que nos hacía confiar el uno y el otro era algo más que suficiente para comportarme con normalidad en su negocio, ¿no? Y para mí, aquello era la normalidad, muy yo. Palmeé y me acerqué corriendo hacia él, dejando muy poca distancia entre nosotros, como si fuera miope y necesitara mirarlo de cerca.

     

    -- ¿En serio puedo llevarme libros a casa? ¡¿En serioooooo?! -- palmeé de nuevo y corrí ahora hacia el lado contrario, hacia los anaqueles de una de las librerías llenas de libros. Pasé el índice por algunos lomos y soltaba varios "¡eeeeh!" y "¡oooooh!" al leer algunos títulos. Otros estaban en rumano, seguramente. -- En la Vladimir tenemos una biblioteca enorme llena de libros sobre vampiros y tradiciones de esa raza. Mi hermana es vampira, ¿lo sabías? Pero no es ni una décima parte de ésta.

     

    Me giré de forma abrupta hacia él y di dos pasos hacia su figura, poniendo las manos a mi espalda. Sonreí.

     

    -- Oh, no, no le digas eso. Si se lo dices le entrará morriña y querrá venir a verme. Y no, paso de dejar a sus súbditos sin su Reina. -- Había un pequeño deje de reproche porque se había ido sin avisar ni nada, como si para mí no fuera importante tener con quien pelearme. Lancé un pequeño suspirito y volví a saltar, adelantando dos pasos. -- ¿Por qué tu despacho no entra en el Tour? ¿Qué guardas ahí dentro? ¿Tienes mascotas?

     

    Todo lo relacionado con aquel hombre era un misterio. Sí, le había visto a veces en el Ministerio de Magia pero apenas sabía nada de él excepto que era amable. Más que Lisa.

    kNTUx8c.gif

    eY6U8Oa.png?1

    XXBPo79.gifIcr0JPz.gif    KRLtVZp.gif 

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    El moreno de carácter amable, según la Potter Blue, miraba atónito como la mujer correteaba por la biblioteca, danzando entre las estanterías y con una sonrisa digna de un niño al ver sus regalos de navidad bajo el árbol. Muy por lo contrario de lo que uno pudiese pensar al conocer al Van Halen, aquel soplo de aire fresco le resultaba agradable después de tanto protocolo est****o que tuvo que soportar para abrir su tan ansiado negocio. Luca premiaba a la gente que sabia ser ella misma sin darle importancia alguna el lugar donde se hallasen. Vamos, ¿como no hacerlo? S él era igual. La hipocresía y la mentira eran dos de las cosas que mas odiaba el joven europeo, llegando incluso a expresarlo en voz alta si fuese necesario.

     

    Y como antes, en cuanto se le dio un poco de manga ancha, la conversación derivo en la fenixiana preguntando sobre todo y todos, mientras olfateaba y acariciaba los lomos de los tomos mas grandes de la estancia. El Van Halen se llevo las manos a la cabeza, intentando recordar cada una de las cuestiones y viendo como refrenar la intensidad de su compañera de bando. Le recordaba mucho a sus cachorros cuando la vena paladín les salia a flote. Eran imparables y parecía que Sagitas, si no se la ataba, era igualita – Puedes llevarte cualquier manuscrito, así es, siempre y cuando lo devuelvas en el estado en el que te lo has llevado – Aquella escena le recordaba mucho a cuando su mentor le instruía en los protocolos de la guardia.

     

    - Le diré – Soltó una carcajada al comprender que muchos de los miembros del clan de la luz respetaban y querían a su prima, aunque lo negasen por activa y por pasiva al conocer el egocentrismo y brusquedad de la Delacour. Ellos, Lisa y él no eran tan diferentes. Solo que, y gracias a que no era del todo un vampiro, dominar a la bestia que poseía no le costaba tanto como a la sacerdotisa – Yo soy un encanto, si – Hizo un ademan cm si se quitase el pelo de la cara – y tu muy preguntona – No había reproche en su voz, solo un tono amistoso digno de dos camaradas al conocerse – Tengo varias mascotas, entre ellas un aguila y un lobo, ¿y tu? - Vamos, el también sabia sr cotilla si se lo proponía.

                                WFlgMYZ.gif

    Firma lobo 2.jpg

                                                            XEPq2Tk.gif

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    -- Eso me dice mi hijo Matt, que pregunto demasiado. Pero no lo hago con maldad. ¿Cómo voy a conocer respuestas si no hago preguntas? Es lógico, ¿no?

     

    Observé un libro que parecía ser un Atlas enorme y reseguí un dibujo grabado en el lomo y suspire. Después alejé la mano.

     

    -- Lo siento, no puedo llevarme ninguno si me dices que los tengo que devolver como estaban. No podría asegurártelo. Los libros son tesoros pero en mi mansión no suelen tener mucha vida de forma impecable. Mi hijo Ithilion es un peligro, le gusta hacer partícipe a los pergaminos de su aprendizaje en la escritura. No creo que te guste ver colorines indelebles en ellos. Además, yo suele leer en el jardín y, a veces, la mayoría de las veces, los dejo en las tumbonas porque ocurren accidentes imprevistos en la mansión y se me olvida recogerlos. Muchas veces los encuentro, meses después, bajo algún banco o como sombrerero de alguna seta. Tengo muchos gnomos de jardín, ¿sabes? Intenté enseñarles a leer y ellos aprendieron que el pergamino es más cálido que las hojas de enredadera y se hicieron ropajes. Eso sí, muy creativos. En fin... Que si me llevo un libro no sé si podría devolvértelo, así que mejor vengo aquí si alguna vez necesito información de algo, ¿vale?

     

    Sí, supongo que muchos me tacharían de ser una destroza culturas pero... ¿para qué sirven los libros si no es para disfrutarlos?

     

    -- Es por eso que prefiero comprarme los míos y no romper el de los demás... -- Eso lo dije en bajito. Después sonreí. -- ¿Se lo dirás? ¿Vas a verla o le mandarás una lechuza? No le digas nada de mí y de... hum... ¿Le puedes preguntar si encontró unos zapatos rojos en una de las mazmorras de aquel castillo? Iban junto a un vestido. Los perdí cuando... Bueno, es una larga historia.

     

    No quería contarlo porque aquellos soldados con armas tan raras eran de su equipo de seguridad y no quería criticarles porque me habían encerrado allá abajo y me había perdido parte de la ceremonia de investidura. Había sido una aventura muy divertida pero no estaba segura que para Luca lo fuera; Lisa me hubiera matado de saberlo, seguro... Así que cambié de tema.

     

    -- ¿Un águila y un lobo? Yo tengo varios animales muggles pero mascota sólo mi rana Sagaz y el conejo blanco de lunares verdes, aunque para decir lo correcto, es de mi amiga Tamarindo que lo dejó en la "Ojo Loco". Es un hechizo más conseguido y la mayor parte del tiempo es una bamba verde de cordones blancos pero cuando se transforma en conejo, deja cagarrutas por todos los pasillos. Tengo otro anima muggle que está mutado; yo creo que también es un experimento raro. Lo tengo en el circo. Es un insecto palo gigante pero como está en los invernaderos con las Tentáculas de mi hermana, no molesta para nada. De animales mágicos tengo bastantes pero eso entran más como criaturas del Circo que de mascota. Así que podemos dejarlo que sólo tengo una rana.

     

    ¿Tanta palabrería para decir que tenía una rana? A veces me iba por las ramas.

     

    -- Oye, antes de que se me olvide. ¿Te ha dicho la mujer esa... con la que hablé al principio..., lo del salvoconducto para ir a Romanía? ¿Se necesita visado para los viajes de grupo?

    kNTUx8c.gif

    eY6U8Oa.png?1

    XXBPo79.gifIcr0JPz.gif    KRLtVZp.gif 

     


    Regalos

  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    @

     

    Oh no, allá vamos de nuevo, pensó el joven rumano cuando vio como la fémina tomaba carrerilla. Un tsunami no era nada comparado con la Potter Blue cuando se conversaba acerca de algo que le gustaba y parecía ser que los animales y la cultura eran dos de sus pasiones. Él siendo todo un caballero no la detuvo, tampoco supo como. La dejo parlotear acerca de sus hijos y de sus mascotas hasta que se canso. Le resultaba gracioso la forma que tenia de expresarse, era como ver una obra de teatro en vivo, pues no dejaba de hacer aspavientos ni moverse un solo instante. Luca pensó que el torrente de agua había pasado, pero se equivoco. La ahora fenixiana retomo, haciéndole, de nuevo, mas preguntas acerca de su nuevo negocio y la manera que tenia de comunicarse con Lisa.

     

    - Sam – Menciono el nombre de la recepcionista para que en un futuro Sagitas pudiese hablarle de una forma mas cercana. No dudaba un apice de que así seria. Seguramente hasta se volverían amigas. La McGonagall amaba debatir e intercambiar opiniones sobre todo lo relevante del mundo – Me ha comentado algo, si, pero prefiero saber de primera mano que tienes en mente y por supuesto – Le indico que lo siguiese – no necesitáis pasaporte, pues Rumanía esta ligada a Londres por un fuerte lazo – Lo había resumido en tan pocas palabras y eso que a Lisa le costo un año entero que el dichoso ministro de magia firmase tal acuerdo – La siguiente parada es el museo del edificio - La majestuosidad de las escaleras y los bellos lienzos aun lo sorprendían y eso que la estructura había sido diseñada con sus propias manos – No te aconsejo tocar ningún cuadro, los de seguridad a toman muy en serio sus funciones.

                                WFlgMYZ.gif

    Firma lobo 2.jpg

                                                            XEPq2Tk.gif

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 3 semanas más tarde...

    http://i.imgur.com/aSG5JCZ.png


    En las Instalaciones del Control de Comercio Universal

    --¿Han visto el nuevo edificio?-- Pregunto la Lockhart a Kassandra y Alessandra aquella mañana en que se reunían para hacer la planificación de las visitas a los negocios y de los pendientes. --Por aquí lo tenía, esperen… aquí esta-- mostro un pergamino escrito a mano --Los dueños del pub al frente han traído la queja, dicen que con esa monstruosidad de edificio y Gringotts el callejón pronto se volverá puros rascacielos y ahogaran los negocios pequeños-- comento la rubia, leyendo trozos de la queja escrita, que a simple vista sonaba ridícula.

    --Debemos atender la queja, bueno al menos hacer una inspección para saber qué clase de negocio es y si tienen todo en regla, de manera que los demás comerciantes no puedan refutar su legalidad-- expreso dejando el papel sobre la mesa y pensando en lo pesado que sería tener que clausurar un lugar así, pero no había que adelantarse, pues no crea que alguien se arriesgara a montar algo tan vistoso sin la documentación adecuada.

    --Se llama România în Londra-- por alguna extraña razón el nombre de aquel país, le recordaba de inmediato a Lisa y aquel extraño señor que en una ocasión se había presentado allí mismo buscándola para protegerla, aunque nunca supo de que. --Les parece si programamos la visita para mañana en la tarde-- pregunto a las dos medimagos que formaba el equipo de trabajo principal de aquellas instalaciones. El trabajo de calle no era precisamente su ocupación principal, pero si era parte de la fachada que debían mantener como fiscales comerciales, para que su identidad como miembros de la Orden, medimagos al servicio de aquel bando y el centro de resurrección que funcionaba en la parte trasera no fuera descubierto. Por eso se tomaban muy en serio las denuncias y también las inspecciones que hacían ya que en ocasiones resultaban con datos de interés para el bando en su constante búsqueda por erradicar el mal y a sus creadores del entorno mágico.

    Dicho eso y acordado el resto de la programación las tres brujas se dedicaron a sus pendientes acordando encontrarse en la entra de la edificación a las tres menos cuarto.


    En la acera a las puertas del Edificio

    Era la hora pautada con las chicas, bueno faltaban un par de minutos, pero Cye estaba allí había caminado con toda lentitud desde su propio establecimiento, el Cacao Café hasta allí dándose la oportunidad de ver los letreros y así corroborar si existían construcciones nuevas que debían ser supervisadas lo antes posible. Ahora que llegaba ante las puertas del edificio de tres plantas, tuvo que levantar la cabeza para verlo hasta arriba, si, era enorme con relación a casi todos los demás que preferían tener solo la planta a pie de calle y en su defecto un sótano, o cuando mucho un solo piso más. El pulcro blanco con que estaba pintado, acentuaba el estilo renacentista y la cristalería a la vista le daba ese aire moderno que muchos buscaban en el presente.

    Volvió a fijarse en el estandarte rumano regio e imponente daba cuenta de que quienes llevaban las riendas de aquello pertenecían a aquel país. ´La curiosidad la asalto, ¿Qué podía venderse allí? ¿Qué servicios se prestaban a la comunidad Londinense? Eso seguramente lo averiguarían en breve, cuando sus compañeras llegaran y pudieran adentrarse en las instalaciones.

    ------------------------------------------------------------- -------------------------
    @ @ @@Lisa Weasley Delacour

    61029715_154sinttulo_20211010215843.png.

    aiDykjp.png
    DLcdY.gif0xHRGVG.gif


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Unirse a la conversación

    Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

    Guest
    Responder a esta discusión...

    ×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

      Sólo se permiten 75 emoji.

    ×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

    ×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

    ×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

    Cargando...

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo