Jump to content

Vivero y Herboristería: "Madame Sprout" (MM B: 111089)


Publicaciones recomendadas

Sonrió de lado ante el comentario de la joven respecto al atropello. No la podía culpar, ya que él habría reaccionado de forma similar, o peor aún, habría perdido los estribos y comenzado a lanzar maldiciones a diestra y siniestra. Pero, eran tiempos civilizados, para él, al menos; las naciones podían aniquilarse entre sí.

-Creo que esa es la idea, ¿sabes? La desolación ahuyenta a la mayoría de la gente. -opinó, analizando los ventanales, pues las grietas en algunos indicaba descuido de años, quizá previo a la guerra-. Y en estos tiempos, genera intriga. Uno no sabe lo que puede encontrar aquí, supongo que es la expectativa lo que mantiene estos negocios a flote.

Dado que había sido el causante de aquel incidente, se sentía medianamente responsable por arruinar el atuendo de la peliazul. Se miró las botas de siete leguas, embarradas de fango, debido a que se había desplazado a altas velocidades, justamente causando todo ello. Conjuró un hechizo de limpieza forma sin articular palabra, para compensar parte de sus acciones.

-Lamento el incidente. El trato con otra de personas y la sutileza nunca fueron mi fuerte. Menos aún, con todo este asunto que me ha motivado a encerrarme en un viejo casino. Podría compensarte en metálico por ello. O en especie, si es que estabas buscando alguna planta.

Mientras esperaba su respuesta, metió las manos en los bolsillos del disfraz cambiante, que en ese momento le generó un atuendo de expedicionista, con chamarra de cuero y sombrero. Resopló, ligeramente abrumado por el olor a tierra mojada.

-Soy Eobard, por cierto. De la familia Black Lestrange...aunque eso ya no importa mucho, le dan caza a la comunidad mágica por igual.

Realmente no tenía algo que perder revelando su identidad, y daba pie a la muchacha a revelar la suya, si es que así lo deseaba. Era algo así como una muestra de buena fe.


@

Oig0yX6.gif

RoYj4Ub.jpg

6zgFTe2.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Nunca pensó que la comunidad fuera perseguida alguna vez, siempre le pareció que la gente mundana con tanta tecnología hoy en dia ni se enteraba lo que pasara frente a sus narices. Claro que nunca le importo, ella era una viajera; siempre andaba en otros países la mayor parte del tiempo sola. Buscando alguna magia nueva que pudiera servirle para enriquecerse de poder.

 

-Eh estado lejos durante mucho tiempo, viajando la mayor parte a lugares remotos. Así que aun me sorprende la situación que se esta generando en el mundo mágico- respondió ante su comentario mordaz, y se dio cuenta que el se encargaba de la limpieza de sus botas y gabardina. Bueno por lo menos repara un poco por el accidente, pensó para sus adentros.

 

-Yo tampoco soy partidaria de entablar conversaciones seguido, soy un poco antisocial en ese sentido. Así que te entiendo- Ella suspiro mientras recordaba la época en la que se había abierto con alguien y resulto ser de la Orden del Fénix. Jamas pudo confiar en alguien otra vez y por eso agarro sus maletas y huyo, no quería cargar con la furia de su madre. Ella no permitía el deshonor, ni la traición en ningún grado; así que era valiente al haber regresado, pero tenía que ver que todo estuviera bien -Las personas no son lo que parecen-

 

-No te preocupes, solo fue un accidente- la Macnair se relajo un poco, y la verdad no quería tomar ventaja de esta situación -no es necesario que me des nada, en realidad solo estaba inspeccionando el callejón. El olor de la herbolaria y las raíces me hicieron entrar.

 

El abrigo y los guantes aun estaban en su sitió, y miró la ropa que estaba apareciendo en el mientras hablaban. Parecía estar algo incomodo con la situación y en sus ojos veía que sin duda podría darse la vuelta y seguir su camino con normalidad, si ella decidía que no quería seguir con la conversación. Sin embargo algo en aquel personaje la intrigaba, no era normal que en aquellos tiempos una persona simplemente paseará por el vivero y pareciera algo ajeno a lo que acontecía alla afuera.

 

Levanto la mirada hacia sus rasgos cuando menciono su nombre, un Black Lestrange con razon sus señales de alarma no se alzaron al momento de comenzar a hablar. Sin duda por la historia de su familia y el porte que traía, venían del mismo sitio y se notaba que habían pasado casi por las mismas presiones de estar del lado del señor tenebroso. Aunque nunca estaba demás desconfiar un poco, hasta conocer más a una persona.

 

-Si bueno, pero aun asi debido a nuestras familias es probable que algunas personas dentro del mundo mágico, estén encima de nosotros por alguna otra razón en particular- frunció el ceño, mirando su reacción. No era fan de dar su nombre completo, pero una corazonada la hizo confiar -Soy Ariadna Macnair Grindelwald- sabia que tenía dos de los apellidos de magos tenebrosos y que dependiendo de su siguiente reacción. Es lo que daría hincapié a seguir o no con esa conversación.

 

-En todo caso, eh estado alejada mucho tiempo. Así que no mucha gente me ubica en esta ciudad- comenzó a jugar con su varita haciendo una bola de fuego y y manteniéndola en la palma. Una distracción que le daba tranquilidad cuando estaba algo nerviosa.

 

 

Off: Sorry ando en el celular y no tengo opción de poner letra cursiva ☹

 

@@Eobard Thawne

6AvMru1.png
http://i.imgur.com/3FQDl.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 4 meses más tarde...

Uriel Luxure

 

El egipcio se apareció en aquel lugar, luego de mucho tiempo, este admitía que en cierta manera extrañaba al vampiro, aunque por el momento no estaba seguro el motivo, por eso fue aquel lugar, quizás algo abandonado, pero su mirada se encontraba fija en observar aquel sitio, pese que su rostro se encontraba cubierto por una máscara de la comedia y tragedia, al estilo clásico griego. No obstante, su vestimenta era oscura, y su mano pasaba por una delicada planta, éste comenzó a evocar ciertos momentos.

 

Em eso, bajo la mirada y camino por aquel vivero que conocía a la perfección, incluso aquellos rincones ocultos, no obstante, tomó precaución para que nadie le molestará. En ese sentido, suspiro y camino lentamente, incluso con un leve movimiento de varita, hace que toda esa vegetación se hidratara, espero unos minutos antes de marcharse, y deja un pequeño detalle para el dueño de aquel lugar, al pasar un rato, éste simplemente se marcha entre una lluvia de pétalos, ese rastro sencillo dejaría saber al dueño quien había estado.

 

Sin embargo, ahora el hombre lobo se encontraba lejos, quizás esa nostalgia era producto a las fiestas, pero éste confiaba o tenía la esperanza de poder volver a verle, y al menos disculparse, aunque todo era complicado ahora, ya que había fingido su muerte, todo era más complicado, quizás el tiempo pudiera darle una nueva oportunidad en nuevo comienzo, aunque eso solo los dioses sabrían.

4puOFVr.gif   fnhsOe4.gif    Wm0MSn5.gifmKRm5Zf.jpg                     

 ♥♥♥♥♥ Azrest♥♥♥♥ 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 meses más tarde...

Mi capucha me cubría por completo, escondiendo mi identidad. Hacía varios días que venía portando aquella postura y no entendía porqué. Al sol le faltaban algunas horas para esconderse y estaba seguro que cuando quisiera acordar, caería la noche sin darse cuenta. Miré a ambos lados y solamente por una simple razón, me adentré a aquel lugar. Las familias habían decidido salir a comprar y a pasear y tenía que admitir que no me gustaban demasiado los tumultos de personas. Pero de paso aprovecharía a chusmear aquel local, tal vez encontraba algo.

 

Al entrar al lugar lo noté vacío. Las repisas era lo primero que llamaba la atención y tenía montones de frascos de diferentes tipos. Me bajé la capucha y admiré cada sitio donde reposaban cada uno de esos productos. Había centenares y estaba seguro que podía llegar a encontrar algo interesante si me ponía a buscar. Hace algunos días que la despedida en la familia había terminado y por alguna extraña razón no había vuelto a mi local.

 

El cuadro de Sprout apareció ante mi, había recorrido casi todo el sitio. Cuando quise acordar, me encontraba atravesando el vivero, la parte más trasera (y solitaria) hasta el momento del negocio. Miré un poco más, lo mejor de todo era el suelo de césped. No pude contenerme y me agaché, para acariciarlo con la yema de mis dedos. Era real. Me puse derecho y miré un poco más, estaba encantado con aquel sitio. ¿Tendría algo que me sirviera?

|| Familia Gryffindor|| MVhv2dX.gif
6xyyzqB.jpg
3OvMYJP.pngF7R5RJx.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El egipcio conoció a la perfección cada rincón, habitación, planta y hongo existente en ese herbolario de Madame Sprout. Este extrañamente decidió visitar por mera curiosidad o nostalgia, quizás para evocar las curiosas aventuras que allí pasó antes, sin embargo, en cierta manera le tenía respeto, ya que antes fue el local de su ex, por lo que pudiera pasarse por un empleado, y nadie se daría de cuenta que no era.

 

Y al ingresar, observó a los lejos a @@Mael Blackfyre y se acercó al mismo, por lo que en ese momento pensó pasarse por un empleado, igual seguro Emmet le hubiera gustado que sus plantas estuvieran cuidadas, ya antes lo había hecho, y en cierta forma sentía gratitud. Y con una sonrisa en el rostro, comienza hablar.

 

-En qué lo puedo ayudar. - En eso se le acerca lentamente al mago.

 

Y pasó sus manos por algunas plantas, se detuvo en seco, mientras que su mirada se clavaba en ese sujeto que no sabía si era un hombre o mujer, igual le gustaría descubrir a fondo. Sin embargo, ya antes había saboreando sus labios, y se preguntaba que pasaría ahora. El nigromante bajó la mirada, en su mente pasó un sin fin de ideas.

 

-Aunque, creo que tenemos una conversación pendiente Mael. -

 

Y clavo la mirada, pero para ese entonces se encontraba observando la nuca del mismo, pues había llegado y su caminar era casi silencioso. Su cuerpo se encontraba revistido con un atuendo blanco, su rostro se encontraba semi oculto con una capucha. Y aún así su mirada devora con curiosidad al observar ese ser. Sin embargo, el mago aún no estaba seguro si eso que tenia al frente deseaba jugar o no ¿Acaso tendría miedo a divertirse sin mirar consecuencias? Y respirando profundamente respiro, para así esperar alguna respuesta.

Editado por Azrael Licaón

4puOFVr.gif   fnhsOe4.gif    Wm0MSn5.gifmKRm5Zf.jpg                     

 ♥♥♥♥♥ Azrest♥♥♥♥ 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Me había enamorado de aquel lugar. Era solitario y realmente natural. Me hubiera encantado tener un sitio asi dentro de la Gryffindor o la Yaxley. O tal vez en un sitio dentro de un bosque. Extrañaba mi hogar natal, tenía que admitirlo. Pero a veces uno tenía que hacer ciertos sacrificios que no podía alterar de ninguna manera. Había decidido ahora tener ésa vida, por lo que tenía que seguir adelante. Estaba acariciando aquellas estanterías, leyendo algunos cartelitos con sus nombres.

Una voz provino de atrás. La figura se me había acercado tanto (por segunda vez) que retrocedí unos dos pasos (por segunda vez).

¿una conversación pendiente? Te equivocas. Ya te he dicho que no me interesa —miré levantando una ceja al mago. Realmente no entendía como me lo había cruzado entre tantas personas, en medio de tantos negocios—. ¿Trabajas aquí o que haces? Creí que no había nadie.

Me crucé de brazos mientras me alejaba un poco más. Lo que más me agradaba de sitio era el césped que reemplazaba el suelo. Pero la paz se había ininterrumpido. Mi mente fue directamente a la suya y tenía que admitir que su cabeza mostraba cosas que no quería ver. Podía adentrarme en su mente y dejarlo como un vegetal, pero había algo (no sabia qué) que me detenía.

|| Familia Gryffindor|| MVhv2dX.gif
6xyyzqB.jpg
3OvMYJP.pngF7R5RJx.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El egipcio arqueo la ceja derecha, y en su mente se comenzó a resonar una melodía. Éste solo deseaba jugar un poco y nada más, pues su corazón ya tenía dueño, pero éste se dejaría llevar por esos deseos, aunque, antes deseaba ver hasta donde podría llegar, y con una sonrisa, nota cada postura y reacción de @@Mael Blackfyre , en eso le comienza a responder.

 

-Te equivocas. - se acerco un paso al mismo. -no te encontrabas solo, pero es posible perderse entre las plantas, quizás las fragancias que emanan ciertas flores, algunos dicen que son afrodisíacas, pero quien sabe si son los aromas o si la bebes.- Y retrocedió un paso. -¿Acaso importa si soy empleado o no? ¿Deseas que me vaya? ¿O prefieres algo de compañía?- Se acerco dos pasos, aquella distancia que los separaba con exactitud. -Dime Mael ¿que quieres que haga?-

 

Y antes que el mismo respondiera, dio dos pasos atrás, si el mago deseaba jugar, este egipcio se encontraría dispuesto hablar, entre esas sensaciones, y desafío, igual no había a respondido a sus interrogantes, jugaría a que ese mago le importaba, a que esa situación le causaba algo más que un pensamiento malicioso, antes quizás este debería advertir, que nada le interesa el mismo, pero eso no quiere decir que no sea capaz arder hasta al mismo hielo, pero esa chispa solo faltaba que alguno dos pudiera dar un paso atrás en ese intercambio de indiferencia, el mago regreso su ceja a la normalidad, y lo miro fijamente a los orbes ¿acaso le esquivaría la mirada?

 

El mago tenebroso era de un solo dueño, su amor se rendía ante el nombre de alguien más, pero este a quien amaba no había formalizado nada, así que nada de relación había tenido el nigromante, por eso jugaba a ser otro, y así ver que sentía disfrutar nuevamente estar sin esas cadenas de un amor, ver hasta donde podía llegar esos encuentros casuales con desconocidos. Sin embargo, no estaba claro si Mael deseaba jugar.

4puOFVr.gif   fnhsOe4.gif    Wm0MSn5.gifmKRm5Zf.jpg                     

 ♥♥♥♥♥ Azrest♥♥♥♥ 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Haces demasiadas preguntas y hablas mucho. ¿Ya te lo han dicho, Licaón?

 

Le hablé, esta vez con la voz un poco más firme. Me encontraba serio y tranquilo, porque así siempre me desenvolvía siempre. Era cierto que aquello me incomodaba en ciertos momentos pero más que nada por mi reacción a comparación de lo que podría hacer la otra persona. Era un ser emocional y poeta, al parecer, Azrael quería agradarme así. Pero estaba equivocado si pensaba que eso podía funcionar.

 

Lo que quiero es tranquilidad. Y espacio personal —ante aquel ultimo comentario le dirigí una leve sonrisa. Había llegado a parecer que se encontraba solo.

 

Sus ojos se posaron en los míos. Y claramente aproveché a sumergirme en ellos una vez más. Necesitaba información y no sabía cómo podía llegar a caer en lo que más me caracterizaba, los acuerdos verbales. Eran sutiles y se metían de a poco, casi imperceptibles. Su mente me mostró la imagen de un mago, muy bonito. La mansión Luxure. Debía ir a conocerla. Azrael estaba parado en un sitio invadido de arena, claramente era otro país. Había más información pero la ignoré.

 

Verá, señor Licaón. Hay cosas que si me llaman la atención —me había salido de su cabeza. La lectura de las mentes era invisible e imperceptible. Nadie se daría cuenta. Solamente podían negarme la entrada y no era el caso del joven allí. Preparé un poco mejor las palabras en mi mente, y llevé ambas manos mías hacia mi espalda, sosteniendo la postura—. Tengo entendido que posee Horcrux. Tal vez podamos arreglar lo que usted más desea en éste momento si me regala uno de los suyos.

 

 

@

|| Familia Gryffindor|| MVhv2dX.gif
6xyyzqB.jpg
3OvMYJP.pngF7R5RJx.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El egipcio algo había comprendido en clase de genjutsu con la arcana de oculm, si bien no podía bloquear a los legeremantes, si podía mostrar lo que el deseaba, a tal punto que los intrusos sólo vieran ello. Además, la legeremance tenía limitación y era lo que este pudiera evocar, porque más allá de los Luxure y memorias aleatoria de su vida en Egipto, por lo que su estancia en la marca no existía recuerdos, tampoco algo relacionado con el Inquisidor. Sin embargo, tan silente no era la legeremance, el más mínimo error hacia que se detectará ello.

 

Y el mago contempló en silencio a @@Mael Blackfyre , aceptando su solicitud, sus pensamientos se encontraban en blanco, y su única memoria era el evento ocurrido en el templo de Baco, pero ya ese ser frente declaró no hablar respecto el tema, y así quedaría.

 

Ante su otra petición el nigromante dio tres paso atrás, alejándose del mismo. Girandose y caminando hasta que escucho que Mael afirmó deseo uno de sus horrocrux. Y en ello mostró una sonrisa, al parecer el mago deseaba un fragmento de alma. Y siguió caminando para alejarse un poco más.

 

-Blackfyre no se de que me hablas, y creo que preferís la soledad. -

 

Y se giro lentamente, quedando una distancia mayor a la inicial.

 

-Sin embargo, estas interesado un fragmento de mi alma ¿Dime que deseas de mí solo un fragmento de mi alma? Y en caso de poder crear esa magia respondeme ¿por qué te lo daría? Y más aún ¿qué ganaría a cambio? - le observó con curiosidad.

4puOFVr.gif   fnhsOe4.gif    Wm0MSn5.gifmKRm5Zf.jpg                     

 ♥♥♥♥♥ Azrest♥♥♥♥ 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Claramente que prefiero la soledad, Licaón. El amor es debilidad...

Emití una leve sonrisa al ver que el joven retrocedía. Estaba en un punto vulnerable y me aprovecharía de eso. Su mente era débil contra mi legeremancia, la única manera de contrarrestarla, era con oclumancia. su mente estaba conectada a la mía, mis ojos enganchados a los suyos sin dejarlo alejarse, como pretendía físicamente. Había visto todo lo que tenía que ver. Incluso su intento fallido por blanquear su mente. ¿El mago sabía de mis habilidades o era el común promedio de los magos de querer ocultar lo que estaba a simple vista?

La figura de Ernest se materializó mejor. Sus ojos espectacularmente amarillos me miraban fijamente. Y aquellas puntas azules eran cool. No podía pasar desapercibido de reconocer a aquel mago, aunque no lo conocía casi nada. La mente de Azrael tenía una linda parte desgastada. Muchas personas sufrían accidentes, posesiones demoníacas, derrames cerebrales. Y conscientemente podrían hasta olvidarse de quienes eran. Pero las marcas quedaban en la mente. Eran como cuartos abandonados, que costaba ver todo en ésa oscuridad, pero allí estaba, tenía la llave para entrar y la luz para ver allí dentro.

La arcana hasta me había incentivado a manipular las mentes. Si quería podía dejarle los verdaderos recuerdos que él creía que había perdido o no tenía. Incluso alguno falso. Pero no, lo necesitaba lo más consciente. Y lo mejor de todo eso, es que Azrael no podría saber que lo había averiguado con mi propia mente. Tal vez hasta pensaría que alguien lo había traicionado. Podia ver 7 objetos. 7 Horcrux.

No me gustan que me mientan, Licaón, Archimago de la Muerte —toda la búsqueda en su cabeza habia durado un cerrar y abrir de ojos. Totalmente imperceptible—. Para qué lo necesito es problema mío. ¿Qué ganas a cambio? Que tu familia siga bien y que tu amado no le pase nada malo.

Había visto el emblema de los Luxure. Una bóveda. Un lugar totalmente frío. La figura de una bruja desconocida. Y total oscuridad. Todos relacionados a los Horcrux. ¿Entendería el joven mi inteción? Estaba seguro que no, pero me aprovecharía de las debilidades de las personas, si se atrevían a usar magia poderosa, tenía que saber protegerla.

Siempre la magia tenía un costo.

|| Familia Gryffindor|| MVhv2dX.gif
6xyyzqB.jpg
3OvMYJP.pngF7R5RJx.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.