Jump to content

Publicaciones recomendadas

AIJeYWS.png

 

Aunque los tres clanes de la Orden del Fénix representan a un ente diferente del origen de la magia, un poder primigenio diferente, están estrechamente relacionados entre los tres. La existencia de uno depende de los otros dos y cuando alguno está peligro lo están todos. Funcionan bien por separado pero juntos lo hacen mejor. E incluso cuando los caminos están lejos de converger siempre uno necesitará de los demás.

La Isla de Avalón, la Fortaleza Errante y el Templo Paladín resguardan el origen de la magia. Son tres localizaciones en el mundo desde dónde se puede acceder a la magia de la Orden del Fénix. Están, por tanto, resguardados por hechizos que solamente los seguidores de los entes conocen. Y sin embargo el Templo está en peligro. La caída de las defensas de Hogwarts en manos del inquisidor causó que con cada día que pasa sea más complicado mantener las salvaguardas.

Pero hay un ritual que es capaz de devolverle al Templo todo su poder y protección. El ritual, como era de esperarse, consiste en conseguir algunos artículos tan antiguos que no son recogidos siquiera por la literatura moderna. La Orden del Fénix logró conseguir, en conjunto, la reliquia que le perteneció originalmente a Freyja (o al menos eso dicen las leyendas). Pero aún se necesita conseguir dos más: la reliquia de Thor y la reliquia de Odín.

La reliquia de Odín se encuentra perdida aún. Sin embargo fue el mismísimo Mjölnir quién le manifestó a los paladines el camino que la Orden del Fénix debía seguir para completar la misión que comenzaron hace varios meses. Justo en frente de la estatua de Thor se proyectó la figura de dos cabras. Dos cabras que incluso siendo simples proyecciones rebosaban con el poder de Thor.

 

*********

Siguiendo el objetivo que han tenido las misiones anteriores, en esta ocasión el objetivo de la misión es encontrar y salvaguardar a la reliquia de Thor. Por el título del topic tienen ya un spoiler sobre quienes son la reliquia que deberán encontrar. Como masters de rol los organizadores de esta misión la iremos guiando en la medida que el desarrollo que ustedes le den al rol así lo amerite. Sin embargo, intentaremos intervenir lo menos posible si el hilo de la historia se desarrolla genéricamente y en pos de conseguir el objetivo planteado.


+Ver más sobre el funcionamiento de las misiones de clanes

+Ver más sobre los clanes de la Orden del Fénix
+Línea cronológica de la Orden del Fénix

Participantes de la Misión

Conocimiento de Bando I

Control de energía interna

Kassandra Weasley

Conocimiento de Bando II

Intelecto Sagrado

Richard Moody

Conocimiento de Bando III

Conocimiento de las sombras

Martin N Roses

Editado por Valkyria Karkarov

NHCeJlw.png

lzcZQVo.png

f5DcgjA.gifXuR0HEb.gifGPQsszk.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 12
  • Creado
  • Última Respuesta

Top participantes en este tema

Top participantes en este tema

Respuestas Populares

Aunque los tres clanes de la Orden del Fénix representan a un ente diferente del origen de la magia, un poder primigenio diferente, están estrechamente relacionados entre los tres. La existencia de un

Como si el mundo mágico en general no estuviese atravesando suficientes adversidades, la Orden del Fénix seguía en peligro. Hacía ya meses que habían sido advertidos de esta situación, desde que Freyj

Mientras permanece sentada, con los ojos cerrados, en el suelo de la sala de techo abovedado, Melrose medita acerca del peligro inminente que se supone que acecha.   Ella no se había mantenido al ta

uJf9DAF.png

Como si el mundo mágico en general no estuviese atravesando suficientes adversidades, la Orden del Fénix seguía en peligro. Hacía ya meses que habían sido advertidos de esta situación, desde que Freyja se les apareció en el sótano de aquella misteriosa mansión, advirtiéndoles de lo sombrío de la situación. Varias cosas habían pasado desde entonces, y entre viajes a Alaska para depositar la reliquia en el lugar correcto, un encontronazo con mortífagos en las calles del Valle de Godric y un viaje a Abbadon para rescatar a Fawkes, el Weasley se encontraba ya algo abatido por lo imposible que todo parecía últimamente.

 

De tanto en tanto, se encontraba a sí mismo recordando cómo eran las cosas antes, cuando todo parecía más sencillo. Ciertamente, tenían sus enemigos y desafíos en los tiempos previos al inquisidor, pero por alguna razón la memoria de aquellas aventuras estaba teñida de un halo de simpleza, como si el mal de entonces fuera más fácil de derrotar que el de ahora. Tras sorprenderse en pensamientos tan absurdos, solía sacudir la cabeza y echarse una reprimenda: no eran tiempos de perderse en el pasado, y muchas veces la única forma de derrotar a un enemigo que parecía siempre estar avanzando era seguir avanzando también.

 

Las instrucciones de Goderic y Benjamin habían sido muy explícitas. Ambos lugartenientes habían puesto todo el énfasis de los actuales recursos de la Orden del Fénix en hacer lo que hiciese falta para poner el templo de los Paladines a salvo; tras haber encontrado la reliquia de Freyja, aún restaba hacerse con las de Odín y Thor. Pistas acerca de sus localizaciones las habían pero eran escasas y difíciles de interpretar, y sin embargo la urgencia de la situación lo habían obligado al Weasley a convocar a cuantos miembros de la Orden estuviesen disponibles para darle una mano, o al menos eso le habían ordenado los lugartenientes.

 

Nathan había querido argumentar que sería difícil tener convocatoria siendo que la mayor parte de ellos estaban en otro continente o siendo perseguidos por el Escuadrón de Inquisidores de la Ministra de Magia, él entre ellos, pero los gestos en el rostro de ambos hombres le hicieron pensárselo dos veces antes de objetar: él conocía la finalidad de aquellas órdenes, no hacía mucho tiempo atrás el también las había dado.

 

Y así llegó al lugar de reunión. Lo había mantenido en secreto, e incluso los patronus que había enviado con las obstrucciones darían su mensaje en código. Cualquiera que no fuese un miembro de la Orden y que interceptase el mensaje, sólo sabría que la reunión ocurriría a las nueve de la noche.

 

Llegas temprano. – murmuró, cuando el primero de ellos se hizo presente.

iByhMRF.giftA4DkbA.gif


Untitled-2-copy.png


trFd9O9.gifhttp://i.imgur.com/eHeIyvt.gif6UufUc5.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Mientras permanece sentada, con los ojos cerrados, en el suelo de la sala de techo abovedado, Melrose medita acerca del peligro inminente que se supone que acecha.

 

Ella no se había mantenido al tanto de los llamados: a diferencia de muchos de sus compañeros en La Orden del Fénix, Melrose llevaba una vida desconectada del contexto actual, de los peligros y las muertes. Sus apariciones en tales situaciones eran sutiles y siempre breves. La única razón por la que frecuentaba el templo era porque todavía no salía del estupor de haber sido convocada por el Dios del Trueno.

 

Algunos compañeros de bando le habían dicho que eso no era común: que existiera un llamado tan personal por parte de un clan. Melrose no sabía cómo interpretar eso tampoco. No sabía si era una buena o mala señal y tampoco entendía del todo los motivos por los cuales el templo corría peligro ahora. Es decir, conocía sobre el ataque que había llevado a cabo el inquisidor y era consciente de que una brecha en la seguridad de Hogwarts también ponía en peligro al templo. Era solo que siempre había imaginado el poder del Dios del Trueno, una entidad que, incluso, había alcanzado a llamar a la más indiferente de sus miembros para formar parte de su séquito, como algo intocable y poco predispuesto a ser devastado.

 

En medio del conteo de su respiración ininterrumpida le pareció oír un rayo y abrió los ojos al instante: ante ella, un lince blanco perlado sorteaba el viento como si fuese a campo traviesa, para luego detenerse y dejarle un mensaje con una voz desconocida. Melrose estiró los músculos con lentitud para incorporarse. Solo podía tratarse de otro miembro de la Orden del Fénix. El cielo cerrado del templo, con la engañosa consistencia de un remolino repleto de truenos, parecía tener la misma apariencia de siempre, así que el rayo ¿había sido imaginación suya? En otro contexto, habría jurado que el rayo había ido acompañado del sonido de un carruaje o alguna clase de carro acarreado por bestias.

 

Intentando no buscar pistas sobre el significado de cuanto acababa de pasar por su cabeza en los vitrales del templo, salió por las amplias puertas de madera, para dirigirse sin demora al punto de reunión.

 

Sus ojos no tardaron a acostumbrarse a la disminución de luz para observar a la figura que le dirigió la palabra. Era un muchacho, que no podía ser otro que el emisor del mensaje. Melrose hizo una venia a modo de saludo y replicó:

 

—No tanto como usted —Richard, su casero, le había indicado por lo menos quinientas veces que tratara de "usted" a las personas que no conociera, por lo que empezaba a habituarse a pesar de que le disgustaba la formalidad inglesa—. Perdone, no tengo idea de cómo se supone que vaya a ayudar pero vine de todos modos.

 

"Porque el templo paladín me hizo un llamado expreso" habría querido agregar. No lo hizo porque sonaba demasiado pretencioso. De todos modos, un llamado no era un acto coercitivo del todo. Ella había decidido acudir. También estuvo muy tentada de añadir "espero no ser un estorbo" pero tampoco sonaba muy alentador. En lugar de eso, extrajo su varita, cambiando la sobrevesta, los pantalones de montar y las botas por unos pantalones cargo, zapatillas y hoodie. Tenía la impresión de que iba a calzar mejor si tenía que moverse rápido para ser de utilidad.

6mD2aIH.png


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Benjamin conoce todas las historias de Hogwarts. Sabe cada palabra y cada verso. Conoce cada rincón de Hogwarts a través de letras y palabras. Sin embargo solamente ha caminado entre los árboles, esquivando centauros y otras criaturas mágicas. Conoce el camino que lleva desde la entrada principal a los terrenos del castillo, que serpentea por entre la propiedad pasando junto al lago hasta incursionar entre los árboles y hacerse más pequeño hasta que finalmente desaparece. Conoce también el siguiente camino: aquel marcado por hilos de luz invisibles a los ojos comunes y que son la manifestación de la magia de Thor, un llamado del Mjölnir.

 

Él estuvo presente en el templo cuando los espectros de Tanngnjóstr y Tanngrisnir se manifestaron siendo una de las piezas faltantes en el rompecabezas llamado poner el templo a salvo. Aún recuerda ese momento. Él no estuvo presente cuando sucedieron otros actos, otras historias que fueron contadas. No logró ser parte del pequeño círculo de paladines que empuñaron el Mjölnir aquel día que fue recuperado. Le alegra ser parte de las historias que serán contadas.

 

—Mover el Templo Paladín no será una tarea sencilla. Incluso solamente buscar a Tanngnjóstr y Tanngrisnir será complicado. Las leyendas hablan de ellas como las cabras inmortales de Thor, su medio de transporte, su fuente de alimentación y sus compañeras. No conocemos a ciencia cierta el tipo de conexión que tienen con la tormenta, pero es imaginar que esa conexión es bastante fuerte. No tenemos más pistas, sin embargo creo que deberíamos comenzar a buscar en tierras Nórdicas.

NHCeJlw.png

lzcZQVo.png

f5DcgjA.gifXuR0HEb.gifGPQsszk.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hélène Eloïse Bellerose

 

 

Los pálidos dedos de la castaña recorrían con aburrimiento las páginas de un viejo y polvoriento tomo que había tomado con mucho esfuerzo de lo más alto de vieja estantería de la gran biblioteca del castillo de Rune. Hundida como un ovillo en una de las viejas butacas, la joven bruja leyó por largo rato sobre culturas ancestrales, con especial afán en descubrir alguna información que pudiese aportar a la tesis que escribía para la escuela diplomática. Sin embargo luego de unas horas el cansancio estaba empezando a causar estragos en su cuerpo y sumiéndose lentamente en un sueño atrapante cerró los ojos...

 

No supo cuánto tiempo estuvo dormida, o si realmente llegó a estarlo. Un patronus completamente desconocido irrumpió en la tranquilidad de la pieza y con una voz que no le resultaba familiar, transmitió un mensaje claro e inesperado. Bellerose se sentó en el borde del sillón, frotándose los ojos con desconcierto, dándose unos segundos para procesar la información que le estaban transmitiendo. Un escalofrío recorrió su espina dorsal, era la primera vez que la Orden del Fenix requería su presencia en una importante misión y desde que había llegado a Londres, era la segunda vez que acudiría a sus nuevos compañeros. Sin deseos de hacerlos esperar por mucho más tiempo, se levantó con apremio y acudió hacia el sitio señalado tras desaparecer de las afueras del castillo, dejando tras de sí una suave voluta de humo perlado.

 

Llegó pronto aunque no fue la primera en hacerlo. Reconoció con cierto alivio a uno de los dos personajes, Melrose, de la Potter. Le dedicó una suave sonrisa y luego se dirigió en general a ambos magos. —Encantada, Hélène Bellerose. —Consideró importante presentarse, ya que en realidad era la primera vez que iba a participar en una misión de bando y el mago no se le hacía familiar.

 

—He venido tan pronto como se me ha hecho posible, espero ser útil. — No añadió nada más, más bien aguardó expectante.

bkcs7UT.gifF8NeP.giftA4DkbA.gif

sIAplPt.jpg

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 2 semanas más tarde...

Helene.

 

Mel inclina la cabeza al verla y se vuelve hacia el mensajero que hasta ese momento ha estado vertiendo la información que necesita. Tiene la impresión de que no es suficiente: siente que, a diferencia de la mayoría del bando, ella no es un depositario demasiado volcado hacia La Orden del Fénix. Tiene la impresión de que todos conocen más de su significancia, su sacrificio, su lealtad y todas las demás cosas. Intenta fundirse con el espacio, fijando la vista en él mientras intenta asimilar que tiene que buscar un par de cabras e intenta no pensar en leche o la cena.

 

Sus pasos se conducen con naturalidad en un ir y venir constante. A pesar de que el primer individuo con quien trabara conversación no le ha contestado, le parece que no necesita respuesta: no parece ser que vaya a llegar alguien más. No está segura de cómo proceder a continuación. Se decide por una aclaración de garganta, arrepitiéndose al punto cuando las miradas se fijan en ella.

 

—Creo que deberíamos partir —casi puede sentir los rayos de sol ambarinos y naranjas deshaciéndose en el horizonte—. Si no, no lograremos conseguir eso que estamos buscando.

6mD2aIH.png


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 1 mes más tarde...

Los segundos pasaban luego de aquella repentina presentación y los detalles sobre la misión aún no habían sido revelados lo que le llevó a pensar que estaban aguardando a que llegasen más miembros del bando. Mientras aguardaba por instrucciones, dejó que su mente vagase distraída, pensando en todas las interesantes posibilidades de aquel encuentro, bastante intrigada por saber qué era aquello que los había convocado aquella noche en aquel lugar. 

Sin darse cuenta de que lo estaba haciendo, la francesa dejó que sus manos juguetearan distraídamente con la varita, girándola entre sus finos dedos. Los impacientes pasos de Melrose resonaban en un suave y rítmico vaivén que le sacó finalmente de su breve ensimismamiento.  Los segundos transcurridos parecían horas y aún ningún miembro adicional se había hecho presente. Con suavidad, Hélène los apremió al igual que su compañera, que se veía muy deseosa de empezar. 

—Quizás un breve preámbulo nos ayudaría a prepararnos mejor... 

Apenas conocía a los presentes y aunque no sabía realmente qué era aquello que estaban buscando, sabía que el tiempo era clave. Aún si no partían de inmediato, la francesa quería ponerse al corriente de la situación para entenderla mejor. 

 

 

bkcs7UT.gifF8NeP.giftA4DkbA.gif

sIAplPt.jpg

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Benjamin está de acuerdo con Melrose. Deben comenzar con la travesía, deben recorrer el camino que los separa de encontrar las reliquias de los paladines. Cuanto más tiempo transcurra mayor es el peligro, más riesgo existe de que el Templo sea atacada y que la fuerza con la que cuenta la Orden del Fénix no sea la suficiente como para levantar una defensa adecuada. Pero hay cosas sobre las que aún deben hablar.

—Ambas tienen razón. El ataque del inquisidor a la civilización mágica nos expuso. La destrucción en Hogwarts fue tal que las salvaguardas del Templo estuvieron cerca de caer, pero no creo que san capaces de soportar otro ataque de esa magnitud. Cuando eso pasó algunos paladines acudimos a Templo a investigar, sabes que se necesitan algunas reliquias mágicas que se remontan a la época en que los dioses Nórdicos, según las leyendas, cabalgaban la tierra.

Hace una pausa porque incluso él, que escuchó la historia directamente de Hobbamock, aveces no lo tiene tan claro y pierde el hilo de lo que realmente deben hacer. Especialmente en momentos como ese, en que comparte esa información con más personas. Cuando habla de la gran misión siente que los ojos del mundo apuntan a su dirección. Se siente observado, espiado. Entonces, si no se detiene por unos segundos, se pierde en el hilo de acontecimientos.

—Espero que no sea tan literal, pero al final deberíamos desatar el Ragnarok. Creo que deberíamos comenzar el viaje visitando el Templo de Ose. Los muggles ven en él ruinas, sin embargo en aquel pueblo costanero está presente la magia paladín.

No hay mucho tiempo como para esperar. Agita la varita mágica invocando un portal.

 

NHCeJlw.png

lzcZQVo.png

f5DcgjA.gifXuR0HEb.gifGPQsszk.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Hélène parpadeó un par de veces, mientras asimilaba lo que el hombre transmitía. Su conocimiento sobre la mitología nórdica era bastante básico, aunque le resultaban familiares ciertos términos que él utilizaba. Agradecida que le hubiesen proporcionado la explicación que había pedido, debió reconocer que todo resultaba sumamente confuso, aunque decidió que fluiría con la corriente y haría preguntas adicionales cuando lo considerara necesario. 

El Ragnarok era el término utilizado para describir el apocalipsis. Y aunque Apocalipsis era una palabra con la que estaba demasiado familiarizada, le resultaba extrañamente peculiar que la solución que estuviesen buscando incluyera desatar el caos. Aunque el hombre parecía claro con lo que tenían que hacer, la explicación que les dio reflejó que también se sentía un tanto confundido y no era para menos, ya que lo que estaban a punto de realizar se basaba más en leyendas y cuentos que en algo tangible. Decidió no ser escéptica, entendiendo que en muchas de las grandes hazañas mágicas se había utilizado magia legendaria que se creía perdida o inexistente. 

Creando un portal, Benjamin les dejó saber que el Templo de Ose era su destino. Imaginándose que el destino no sería otro que Noruega, Bellerose atravesó el portal que le ofrecían no sin antes preguntarse si el clima era tan hostil como lo imaginaba. 

bkcs7UT.gifF8NeP.giftA4DkbA.gif

sIAplPt.jpg

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

El portal desgarra el continuo espacio-tiempo con mucha facilidad. Benjamin cree que, de intentarlo, sería capaz incluso de manifestarlo junto al templo que planean visitar. Pero no lo intenta, no es adecuado. Cuando cruza el portal lo primero que percibe es el olor de la sal en  el aire. Una brisa de mar golpea su rostro y él se limita a cerrar los ojos y -por unos segundos- perderse en sus pensamientos. Decide olvidarse de los problemas del mundo, decide olvidarse de Thor, de la Orden. Pero tiene que regresar, tiene que abrir los ojos y continuar.

—Es en este momento en que comienza la aventura, nunca nada es fácil. Debería ser fácil pero no lo es

 

~Hugin y Munin

Hugin y Munin nunca tuvieron malas intenciones al menos que Odín las tuviera. El humor del dios de dioses era lo que afectaba la manera en que actuaban. Pero el pasar de los años y la modernización de la civilización hizo que la mayoría de dioses dejaran de caminar en Midgard. La partida de los Aesir hizo que algunas cosas cambiaran en Midgard. Algunos de ellos dejaron "olvidados" algunos artefactos de gran magia y poder que reaccionaron de distinta al perder la conexión con la magia original.

Hugin y Munin cambiaron cuando Odín los dejó atrás. Al principio se refugiaron en lugares en dónde la magia era más fuerte. En otras ocasiones se alejaban de los orígenes de la magia porque su presencia llegaba a perturbarla. Conforme pasaron los años la oscuridad misma del mundo les afectó hasta que la maldad fue mayor en su interior. El miedo, la persecución a todo lo mágico hizo que olvidaran que su misión era solamente vigilar. Comenzaron a tomar decisiones perversas gracias a su habilidad para controlar la magia.

Así como otrora Thor consumía a Tanngnjóstr y Tanngrisnir, ellos se alimentan de su magia y con su mayor conexión con los Aesir y la magia moderna. Y no tienen intención de dejar que las cabras se alejen, que les sean robadas por los humanos. Por eso manipulan la magia y alteran Midgar. Crean sombras cuya intención es confundir a los magos y brujas que están cerca. Crean sombras que tienen permitido asesinar.

NHCeJlw.png

lzcZQVo.png

f5DcgjA.gifXuR0HEb.gifGPQsszk.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Guest
Esta discusión está cerrada a nuevas respuestas.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.