Jump to content

-Departamento de Seguridad Mágica//Ministerio Italiano-


Publicaciones recomendadas

giphy.gif?cid=790b76112521472c31445ede4b

Edificio anexo al propio Ministerio Italiano, Cuenta de tres pisos y aspecto rústico desde las afueras, la planta baja está compuesta por el hall principal, donde el cuerpo de seguridad toma las denuncias de los ciudadanos Italianos, contando con butacas para hacer más cómoda la larga espera que representa hacer una denuncia. Siguiendo un pasillo encontramos los ascensores, los archivos, y un pequeño patio donde los empleados regularmente salen a fumar. 

En el sótano se encuentran los calabozos provisionales, donde se mantiene aislados sin accesos físicos todos los reclusos y detenidos, pre traslado al destino competente. Pocas personas ingresan, por lo que poco se sabe de este lugar. El primero piso está ocupado por la sala de juntas, la sala de interrogación, la administración y las oficinas de apoyo externo, que algunos miembros del ministerio pueden usar a su gusto.

El tercer planta esta ocupada por la oficina del director del departamento, el cuerpo especial del mismo departamento, la sala de juntas de este último grupo, y una sala amplia para la organización de redadas, asaltos y cuerpo antidisturbios. El cuerpo especial es el encargado de las investigaciones delicadas, las investigaciones encubiertas, y los asuntos de seguridad ministerial, todo lo importante pasa en este piso.

La plantilla del grupo especial está constituida por varios agentes, solo dos de ellos destacan, La oficial Santiago y el oficial Peralta. Illidan Black Lestrange, nuevo director del departamento, es el encargado de no solo digitar que todo marche bien, sino también que toma participación directa en este tipo de investigaciones. 

tgr7tP8.png

 

 

bfqucW5.gif

unUmmJJ.png


Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Italia, ya había estado en aquellas tierras para la pasada gala de San Valentín, pero la zona cerrada en ese entonces para magos y brujas lucía muy diferente. De hecho, lo veía como un lugar completamente distinto, esta vez a plena luz del día y con tanta afluencia de gente que iba y venía conversando en un idioma del que apenas captaba palabras sueltas.

    Vestía una sencilla falda de liviana tela que llegaba a sus tobillos y una blusa a juego, en tonos verde musgo que resaltaban sus ojos. Llevaba el cabello suelto, tan solo con un lazo a modo de bincha que le apartaba los castaños rizos del rostro. 

    La Gryffindor procuró no necesitar conversar con nadie para evitar caer en vergüenza, y se limitó a seguir las meticulosas instrucciones recibidas con anterioridad de su líder, tardando tal vez un poco más de la cuenta en llegar pero sin mayores inconvenientes para localizar el rústico edificio. Según sabía, allí funcionaba el Departamento de Seguridad Mágica correspondiente al Ministerio Europeo y era con su director con quien requería hablar. 

    Una vez en el hall de entrada, se anunció procurando hablar en forma lenta y modulación un poco exagerada, rogando que los presentes hablasen su lengua, pidiendo hablar con Illidan Black Lestrange. 

    @ Illidan Black Lestrange

    4dV4RuU.gif

    image.png

    bfqucW5.gif


    Regalos

  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    El ingreso se encontraba demasiado tranquilo, por lo que la castaña no tuvo problema alguno en anunciarse, la recepcionista le indicaría con un fluido idioma natal para la Gryffindor, que por el corredor, podría tomar el ascensor hacia el tercer piso, cruzar la sala general, esquivando investigadores, hasta llegar a la oficina del director de aquel departamento.

    La puerta se encontraba abierta, la oficina contaba de un amplio espacio, un gran escritorio repleto de carpetas amontonadas, varios vasos de cartón vacíos, sillones de cuerpo simple en una esquina, libreros y archivadores. Illidan estaba de pie a mitad de la sala, en sí mano derecha sostenía unos 3 dardos, mientras que en la mano derecha, sostenía un simple dardo, el cual alentaba a salir disparado hacia el frente. Sus ojos azules estaban fijos en un blanco de colores blancos y rojos, alrededor del blanco varios dardos estaban clavados en la pared. Su puntería no era óptima para aquel juego. 

    - mier**... - Diría al notar a la dama parada en el ingreso de la oficina. Dejaría los dardos sobre el escritorio y le indicaría a la dama que tomara asiento en un sillón en una esquina. - Tenía un momento libre y... - Comenzaría tratando de justificarse, pero se arrepintió en el mismo instante. - En realidad estoy de vago, ¿Qué te trae por estas tierras? - Preguntaría un tanto curiosos, observando de pies a cabeza a la joven hasta que esta tomara asiento. Siendo así, él buscaría el sofá frente a ella para ocuparlo también. - Pregunta...¿Por qué siempre usas faldas tan largas? - No pudo evitarlo, era algo que le causaba mucha curiosidad, Mica era una mujer bastante atractiva, pero de algún motivo que no entendía, vestía siempre de una forma muy conservadora. 

    @ Mica Gryffindor

    bfqucW5.gif

    unUmmJJ.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Se sintió aliviada cuando la recepcionista supo indicarle con claridad el recorrido que debía hacer para llegar a la oficina del director. Agradeció a la muchacha alegremente y se dirigió al ascensor para seguir sus instrucciones. Atravesó la estancia llena de investigadores intentando no mirar demasiado sus labores, había sido Auror por bastante tiempo en el pasado y comprendía el secretismo del trabajo que llevaban.

    Al asomarse al despacho de Illidan no pudo poner un segundo los ojos en blanco, divertida, y no pudo evitar una sonrisa al ver su reacción. Se encogió de hombros, no venía a vigilar su trabajo, sino a intentar saber qué tan respaldada se encontraba la Orden en ese territorio. 

    -Tranquilo, comprendo que los ratos libres pueden ser muy aburridos... y confío en que sus asuntos estarán en orden - se acercó y tomó asiento, intentando ignorar la mirada del caballero -Vengo por Órdenes de mis superiores... pero creo que no será el sitio más indicado para charlar -esperaba que él comprendiese de qué se trataba para comprobar si era o no seguro hablar en ese momento - Y respecto a mi falda, es cómoda, simplemente ¿cuál es el problema con ello?  No hay mucho más para ver - no pudo evitar incomodarse un poco, era la primera vez que alguien se atrevía a cuestionar su modo de vestir.

    Esperaba cuanto antes poder exponer los motivos por los cuales Rory la enviaba hacia allí, la Orden necesitaba refuerzos y, sobre todo, un lugar en el cuál refugiarse de las locuras que la Minsitra británica estaba llevando adelante. 

    @ Illidan Black Lestrange

    4dV4RuU.gif

    image.png

    bfqucW5.gif


    Regalos

  • 2
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Mi declaraba que llegaba a la oficina por órdenes del alto mando de la Orden, cosa que decepciono al incrédulo Illidan, que tenía se había hecho la idea de que ella venía a visitarlo. - Puedes hablar con libertad... - Diría y haciendo uso de su varita la puerta se cerraría lentamente dándoles más privacidad, así mismo las cortinas plásticas girarían impidiendo que desde el exterior se pudiera ver la oficina.  

    Tras eso escucharía el comentario sobre su falda. - No me malentiendas, no es crítica al contrario, y en lo personal si creo que haya mucho más... pero eso queda a la imaginación claramente... - Sonreía mientras hablaba. - Eso me recuerda algo...- Diría incorporándose, buscando en los bolsillos aquel pergamino que tenía doblado en cuatro partes. - No te asustes, no es una declaración de amor... - Diría entregándole el pergamino a la mujer. - Aún estoy juntando coraje para eso... -Agregaría, y una vez la dama tomará el pergamino volvería a recostarse en el sofá. 

    M5Sratt.png

    No quedaba mucho tiempo para que comience, por lo que el rubio tuvo una repentina necesidad de invitarla a asistir con él. - Si estas de acuerdo podrías ir juntos, puedes abrir uno de esos portales, tomar mi mano y arrastrarme contigo, como aquella vez... - Diría un tanto divertido, recordando aquella redada que terminaría en una reunión en la Potter. - ¿Qué dice señorita, acepta mi invitación? - Preguntaría fijando su azul mirar sobre la castaña.

     

    @ Mica Gryffindor

     

    bfqucW5.gif

    unUmmJJ.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Notó algo en su mirada al decirle el motivo de su visita ¿sería que tal vez esperaba la visita de alguien más? Era posible, si bien el caballero era nuevo en la Orden, ya conocía a varios de sus integrantes y probablemente tuviera más afinidad o interés en algún otro compañero o compañera. Pero debería adaptarse, las cosas no siempre se dan como uno prefiere. 

    Permaneció en silencio mientras él se encargaba de cerrar la puerta y tender las cortinas para lograr mayor privacidad. Se mordió el labio reprimiendo una sonrisa y negando lentamente cuando él respondió a sus dichos sobre la vestimenta, era un tema que así dio por terminado. 

    Fue entonces cuando él cambió de tema, aparentemente recordando algo y tendiendo hacia ella un pergamino que hasta el momento tenía doblado y guardado en un bolsillo. Tomó el pergamino con curiosidad, sin poder evitar reír ante sus palabras. Leyó tranquilamente la nota, sin poder evitar prestar especial atención al apellido "Triviani" metido en todo ello. Se quedó pensando unos momentos con tono inexpresivo, evaluando el tema que la llevaba hasta allí y cómo aquella aparente alianza podría llegar a poner en peligro los planes de su bando. 

    La invitación la tomó totalmente por sorpresa. Volvió su mirada hacia él intentando detectar la ironía, pero pese a su tono bromita al recordar el portal post redada, parecía hablar en serio.

    -Su cita para esta noche seguramente se pondrá celoso de verlo llegar con otra... -respondió simplemente sacando la varita y apuntando a la invitación. Hizo un movimiento rápido que envió copias de la misma a Rory, Darla y Sophie, sus compañeras seguramente tendrían interés en asistir -lo puedo acompañar, si me asegura que no le causo problemas...

    4dV4RuU.gif

    image.png

    bfqucW5.gif


    Regalos

  • 2
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    No pudo leer sus expresiones del todo bien, mientras la castaña revisaba aquella invitación, aun así no dejaba de observarla, intentando poder ver algo, que claramente el universo no iba a mostrarle. Tras terminar la muchacha haciendo uso de su bendita magia, multiplicaría la nota que saldría en forma de aviones hacia vaya a saber que destino. 

    Tal vez pedía refuerzos, o invitaba a sus familiares, pero estaba seguro de que el destino, no seria de agrado para ninguno de los miembros de la Orden del Fénix, catalogar familias con bandos era algo que existía en su vida desde que tenía memoria. Fue allí que el tema bandos pasó por su cabeza, y fue allí donde la mirada del rubio se perdió en Mica, pensando cuál sería el momento oportuno para sincerarse con ella, y con sus superiores claros. Volvió a la realidad negando con la cabeza. 

    - ¿Mi cita se pondrá "celoso"? Esas cosas se las dejo a Ludwig créeme - Diría un tanto extrañado. Era la primera vez que lo catalogaban de esa manera, pues solía tener más fama de mujeriego que de otra cosa. - No hay nadie esperándome en ningún sitio, estoy soltero... - Agregaría haciendo una cara un tanto burlona mirando la Gryfindor. 

    Aun así fue toda una sorpresa saber que la muchacha accedería a ir con él, lejos de sus deseadas posibles respuestas, lo que esperaba que pasaría, era claramente, una negativa de parte de su colega de la orden, pero al parecer el universo que le concedía algún que otro deseo. - Pues... - Diría levantando su brazo para observar el reloj de pulsera. - Puedes pasar por mí a las ocho, estaré aquí, yo no tengo portales... - Diría bromeando mostrando una sonrisa sincera, tal vez exagerada. 

     

    @ Mica Gryffindor

    bfqucW5.gif

    unUmmJJ.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Se sorprendió un poco al verlo negar pues pareció un gesto un poco exagerado ante sus palabras. Su pregunta pareció descolocarlo un poco. La respuesta del rubio atribuyendo a otro compañero el hecho de tener parejas masculinas la divirtió. Lo siguiente que él informó fue el estar soltero, cuestión no menor si estaba barajando la idea de acompañarlo a la gala, no quería escándalos y menos incomodar a nadie.

    Evidenció sorpresa en el caballero tras aceptar su invitación y, tras ello, prácticamente la despachó pidiendo que pasara por él más tarde. Lo miró confundida unos instantes pero no dijo nada, simplemente se despidió cordialmente y se dispuso a marcharse. Decidió que la gala sería un buen momento para conversar respecto a las cuestiones que la habían movido hacia allí inicialmente, su visita había dado frutos a fin de cuentas. 

    Dejó atrás el despacho y el Departamento de Seguridad, regresando a las calles italianas con rumbo al sitio en que se hospedaba. Una vez allí, se dispuso a prepararse para la gala que llegaría en apenas un par de horas. Escogió un vestido negro que modificó con magia para volverlo un poco más elegante. Si bien era largo hasta más allá de sus rodillas se pegaba más a su figura que sus usuales prendas. Recogió su cabello en un rodete prolijo, aunque sin poder impedir que algunos mechones escapen para acomodarse entorno a su rostro. No calzaría tacones, eso nunca era buena idea, así que unas simples sandalias negras completaron su atuendo. 

    Esperó la hora señalada antes de regresar al Departamento de Seguridad, avisándole a la recepcionista para que le hiciese saber a su jefe que lo esperaría fuera para invocar el portal que los trasladaría a la mansión Triviani. 

    @ Illidan Black Lestrange

    4dV4RuU.gif

    image.png

    bfqucW5.gif


    Regalos

  • 2
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Luna Gryffindor Delacour- Jefa del Departamento Auror de Gran Bretaña/Pocionista 

     

    No era normal que cuando volviera a Italia fuera por algo que no tuviera que ver con los Vulturi, tampoco se le pasó por la cabeza que ese día había ido para afianzar las relaciones internacionales con sus compatriotas, cosa que no todo el mundo hacia, pero necesitaba saber cómo estaba todo por ahí, además de ver a su querido amigo, Illidian, a quien no veía desde la gala de beneficencia dicho sea de paso y con quién deseaba coloborar en aquella ocasión. 

     

    Al entrar vio a muchas personas yendo y viniendo y eso le hizo sonreír, parecía mucho más concurrido que su lugar de trabajo y se preguntó cómo se sentiría si eso pasará en Inglaterra, por lo pronto suspire y me anuncie aún temiendo ser inoportuna.

     

    - Disculpen, saben dónde puedo encontrar a Illidan? Es que necesito su ayuda urgentemente - Pedí deseando encontrarlo en algún momento - 

     

    Rogué en silencio para que nadie se asombrará de mi perfecto italiano, haber vivido año y medio ahí me había dado la dicha de saber su idioma y por eso espere en las sillas, tal cual me habían dicho, preguntándome cuanto tardaría en verlo esta vez y si me recordaba de tantas fiestas de beneficencia en las que habíamos coincidido tiempo atrás. 

     

    Llevaba mi traje violeta claro, mi pantalón violeta oscuro y mis zapatos de tacón alto, que tacóneaba impacientes, esperando por él y preguntándome si no le asustara mi visita, al fin y al cabo, no solíamos vernos seguido fuera de alguna fiesta o reunión a la que habíamos acudido, pero esperaba que me ayudara y poder tener relaciones internacionales con Italia, si lograba eso, sería como si atrapara una Snicht con la boca y ganar el partido de Quiddicht. 

     

    @ Illidan Black Lestrange

     

     

     

     

    ljiwWCQ.png

    bfqucW5 trifuerza.gif

     


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 2 semanas más tarde...

    - Ya puedes archivarlo... - Diría para observar a la agente Santiago salir de su oficina, portando un expediente. Llevó ambas manos al cuello, presionando en un intento de liberar tensiones. Apoyo ambos codos sobre el escritorio y pegando su mentón al pecho busco relajarse.  El sonido de la puerta cerrándose le anuncio que estaba solo.

    Habían sido días muy difíciles para él, el trabajo se había acumulado de manera demencial, y recién podría decir que había terminado. Aun lado, sobre el escritorio estaba su corbata. Vestía solo una camisa blanca sobre el torso. Los botones superiores sin abrochar. Las mangas arremangadas hasta los codos, lo más prolijo que pudo. Un pantalón negro, a juego con el saco que colgaba de un perchero junto a la puerta. Y aquellos zapatos brillantes, como siempre.

    Levanto la mirada para centrarse en el reloj de pared, ya casi era la hora del almuerzo, aquel dato, despertó un rugido en su estómago. La espalda le dolía, igual los pies. Había perdido cuenta de las horas que llevaba de aquí para allá, dejando los asuntos del departamento en orden. 

    Por la ventana a su espalda, se podía apreciar un tranquilo y aburrido día gris. La llovizna se pegaba al cristal, formando algunas gotas que buscaban el descenso, deslizándose, combinándose unas con otras, buscando llegar al suelo paulatinamente. En el viejo radio del estante sonaba un poco de blues, apenas audible, con el fin de relajarlo, al mismo tiempo, evitaba distraerse. 

    @ Mica Gryffindor

    bfqucW5.gif

    unUmmJJ.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Guest
    Esta discusión está cerrada a nuevas respuestas.

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo