Jump to content

Inauguración de la Superliga Europea de Quidditch, París 2021


Publicaciones recomendadas

Inauguración de la Superliga Europea de Quidditch

30c62a3cacc505c4f54e34b0a3c0345d.jpg

 

París, Francia. Hôtel National des Invalides

 

El Superliga Europea de Quidditch  el acontecimiento deportivo mas importante seria llevado a cabo nada mas y nada menos que en Francia, en la hermosa y romántica ciudad de París. Era de esperarse por supuesto que el Ministerio de asuntos mágicos de Francia estuviera al frente de los preparativos, permisos, trasladores y por supuesto el hospedaje de los protagonistas del torneo: sus jugadores.  La idea principal era que estuvieran en la ciudad en un lugar ameno y central en donde lograrán empaparse de la maravillosa atmósfera de París. Por idea del Ministerio y el equipo que rodea a la Ministra de Magia Francés se eligió como lugar el Hôtel National des Invalides, un edificio histórico, central y apto para hacer que los participantes del torneo se sintieran a sus anchas en el mismísimo corazón de la Ciudad luz. El edificio es un complejo arquitectónico situado en el séptimo distrito de París, cerca de la Escuela Militar. Creado originariamente como residencia real para soldados y militares franceses retirados. Su extensión ocupa alrededor de 12 hectáreas de terreno, fue fundada por Luis XIV en 1670. Fue diseñado por Libéral Bruant en el clásico estilo arquitectónico francés,por lo q le da un gran protagonismo en la ciudad. Su cúpula dorada, obra de Jules Hardouin-Mansart, da un aire señorial a la silueta de la ciudad. 

 

05c6db2935cc190aa80cebb0d2e93840.jpg

 

Por la amplitud del edificio se dieron las 60 habitaciones individuales para los integrantes de cada equipo, las habitaciones cada una constando de una gran cama adoselada, una  sala de estar con  un sofá y dos sillones individuales, escritorio y tocador. Todo dado a las comodidades que merecían las estrellas de quidditch Europeas.  La habitaciones habían sido adecuadas en las  cuatro alas del enorme palacio alrededor del patio de armas, así estaban aislados de curiosos y admiradores. 

 


Era momento del recibimiento de los protagonistas y la comitiva para recibirlos constaba de la Emperatriz Austriaca Lady Luxure Grindelwald, Ministra Británica Sagitas Potter Blue , el organizador y el Director Internacional de Quidditch Martin N’Roses y la Ministra de Francia que es el país embajador, Ada Camille Dumbledore.  Se había organizado la bienvenida en uno de loa jardines con una comida al aire libre ahora solo se esperaba la llegada de los jugadores. 
La mesa con bebidas y comidas de diversos los países de Europa estaban distribuidas por la gran mesa a modo de banquete, con pequeñas banderas que indicaban su país de origen, era una hermosa y diversa muestra gastronómica para dar una grata bienvenida. 

f635b651a970108e0e5bbf78a7a79502.jpg

 

a7880bab0c82b1c6de3d1b8e9aea1415.jpg

 


El primer punto de la agenda era una reunión con los organizadores, tiempo antes del evento, seguido de eso tras la llegada de los equipos, seria el discurso de apertura del Señor Director. 

 

 

@ Martin N Roses  @ Sagitas Ericen Potter Blue

@ Malum Luxure

 

Editado por Ada Camille Dumbledore

SD8Vr2w.pngEXjR1Sr.png

Screenshot-20210918-150502-Chrome.jpg

Ministre de la Magie Français

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Kyle8

 

 

Taylor se revolvía entre las sabanas de su cama, agitando por el mal sueño que le atrapará desprevenido. Hacia más de dos años que no tenia compañía masculina, no era que echará en falta una noche alocada o lo que pudiera pasar luego de un par de tragos en un bar de alguna ciudad que lo hospedaba como un vampiro errante. Solamente era la sed de venganza, estando a dos semanas se casarse todo se desvaneció ante sus ojos azules.

El perder la brújula, no era comparado con dejar escapar la Snitch. Aquella pelota dorada que le acompañara, tras ganar su primer partido como jugador semiprofesional. Su mayor aspiración era transformarse en un jugador reconocido por todo el mundo y la oportunidad parecía haber venido de la mano de los Montrose Magpies. Jugándose el todo por el todo, decidió abandonar otros proyectos, embarcándose en una aventura que estaba plagada de misterios y posibles sinsabores

— Andando Taylor, no podes llegar tarde—se decía saludando a Krampi— No podes ir a la fiesta, pero en el primer partido te divertirás en grande—le prometía entrando al cuarto de baño. Sacándose el bóxer admiraba su físico delante del espejo, no habían pasado en vano los años y sin duda ya no era un crio. Ahora su aspecto era el de un hombre de 22 años, luciendo un cuerpo atlético y bien trabajado gracias a las enseñanzas de su abuelo, aquel hombre que le inculcará el amor al deporte extremo. Abriendo la llave de la regadera, aspiraba el aroma a menta y madera que brotaba de la tina, preparación especial que le obsequiará su abuela antes de morir.

— La esencia que me acompaño desde pequeño—metiéndose en el agua cerraba sus ojos, dejándose arrastrar por esa sensación revitalizante. El rostro de Justin apareció de pronto, aquel sujeto que era todo menos un grato recuerdo para Kyle. ¿Qué carajos había resultado mal?, ¿Acaso el amor profesado no le bastó a ese malnacido?. Apretando los puños permitía que parte de la ira albergada en su interior, poco a poco fluyera al sudar producto del vapor producido por el agua caliente. 

Miles de cosas rondaban su cabeza, encuentros ganados, amores perdidos y lo peor de todo. La muerte de los que eran los únicos padres que le quedaban en el mundo, tras quedar huérfano— Honrarlos con cada juego es poco comparado con todo lo que me dieron, la dureza en su trato fue desmesurada. Pero agradezco que me hayan tratado de ese modo, no pude pedir nada mejor para forjarme el carácter que poseo—mojando su gallardo rostro con agua se terminaba de desperezarse. Su escoba lo esperaba para emprender su viaje a Francia, sitio donde sería la superliga ese año. 

Saliendo de la tina cubría la parte baja de su cuerpo con una toalla, anudando la misma en su cintura—Veamos que usaremos hoy—chasqueando la lengua revisaba su amplio guardarropa. Decantándose por una chaqueta de piel negra, camisa azul celeste y unos jeans azul deslavados— Look casual y formal, divino pack he armado—sonreía dejando a la vista aquellas perlas blanquecinas. Krampi estaba dentro de su estanque helado, le fascinaba todo lo que se podía hacer con un poco de magia e ingenio. Vistiéndose con parsimonia, peinaba su castaño cabello dejando aquel mechón descansar sobre su frente.

Acomodando lo elemental dentro de una mochila, se ponía unas botas militares negras. Caminando hacia donde estaba su fiel amigo, amoldaba su estanque al tamaño ideal para poder volar durante varias horas hasta llegar a Paris. Holanda quedaría por un momento en el pasado, ya se daría tiempo de tomarse unas buenas vacaciones dentro de la residencia familiar. 

@ Ada Camille Dumbledore

 Sinister Blade  ♦  Las sombras te traicionan, porque me pertenecen a mí  ♦  Malfoy
Kyle8
¿Qué serías capaz de ofrecerme que valga el precio de mis recuerdos?
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Martin Black de Rune

Director Internacional de Quidditch

El campeonato comenzaría en apenas un par de días y Black junto a su comitiva se disponían a alojarse en el hotel que serviría de concentración para los jugadores y todos los organizadores. La sede y su elección no había sido fácil: varias ciudades eran muy buenas candidatas como para albergar los encuentros internacionales europeos, dado el fanatismo del continente por el deporte mágico. París había triunfado por encima del resto, al menos, en aquella oportunidad.

—Trabajé aquí un par de años —recordaba Black de Rune a uno de los suyos. Actual Director Internacional de Quidditch, aquel galés había sabido trabajar como Director de Deportes en Francia e Inglaterra, lo que le daba un buen conocimiento del país que estaba visitando y de las instalaciones que la ministra había ofrecido.

El Hotel National des Invalides era un campo extenso de comodidades inconmensurables. A pesar de los años lucía como una obra espeluznante y el espacio, dada la cantidad de habitaciones que ofrecía, sumado al punto geográfico en el corazón de la capital francesa, lo convertían en un enclave perfecto.

Cuando la presencia del hombre fornido de rostro endurecido llegó a la oficina donde la ministra de Francia lo esperaba, el resto de los acompañantes aguardaron en el exterior. Según sabía él, la ministra Sagitas también estaría allí. Asimismo, la principal auspiciante de Viena Black Serpents se sumaría a la reunión.

—La elección del centro ha sido perfecta —compartió entonces el mago de cabellos negros frente a Ada Camille Dumbledore—. Diré que no puedo estar más satisfecho de la sede escogida. Sólo espero que el quidditch dentro del campo de juego esté a la altura de semejante fiesta. —El aumento de tres equipos a ocho hacía que todo lo concerniente a la organización creciera de forma exponencial. En materia de seguridad, por citar un punto, pasaba de mantener el cuidado de veintiún jugadores profesionales al número actual: cincuenta y seis.

—Me he tomado el atrevimiento de visitar el Parque de los Príncipes y es otro gran acierto. —Un par de horas atrás, Black de Rune se había trasladado hasta el popular estadio de fútbol, el principal deporte muggle. Allí había comprobado con sus propios ojos la belleza exterior del recinto y también lo bien que se apreciaba todo desde dentro.

A pesar de lo ajetreada de la mañana, el traje negro a tono con sus azabaches cabellos lucía a la perfección. La mirada gris y profunda se posó en el resto de las presencias del lugar, tratando de realizar un saludo protocolar e inspirando respeto a las presentes.


N4t3EmI.jpg

#7 Fontaine ~ Cazadora ~ Paris Promise

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El gran día de la inauguración había llegado, estaba supremamente emocionada que mi amada ciudad de París fuera justo la cede usada para ser la anfitriona de la Superliga Europea de Quidditch. No había escatimado en detalles, el patio de honor había sido adornado con los estandartes de cada uno de los equipos que asistiría y las banderas de cada uno de los países al que representaba. 


Era momento se recibir a la Ministra Británica, a la Emperatriz Austriaca y al Director Internacional de Quidditch.  Para la reunión y posterior bienvenida de los jugadores había elegido un conjunto de pantalón y blusa estraple en tono gris. Eso le daría carácter formal, pero sin dejar la comodidad para el picnic en los extensos jardines que rodeaban el Hotel les invalides. La característica que me había ayudado a decidir finalmente por este recinto para hospedaje de loa jugadores había sido la clínica localizada en la parte central del edificio y serviría para la atención de primera mano de los jugadores. Utilice una de las oficinas del lugar para recibir a los señores y poder hablar de algunos detalles. El señor director se presentó primero y le estreche la mano para saludarlo, era un hombre de cabello negro y bastante formal. 


-Monsieur Black que bueno que le agrade, la verdad es que todo fue detallado tanto en el hospedaje como los dos estadios preparados para los partidos. La idea es que todo sea lo mas agradable posible tanto para aficionados como jugadores. 


Sonreí y con la mano le ofrecí el asiento, para que se acomodara. 


-    La Ministra Británica aun no ha llegado ni la Emperatriz, ¿Desea tomar algo mientras las esperamos? 


Le comente al caballero. 

@ Martin N Roses  @ Sagitas Ericen Potter Blue  @ Malum Luxure


 

SD8Vr2w.pngEXjR1Sr.png

Screenshot-20210918-150502-Chrome.jpg

Ministre de la Magie Français

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

 

Aedis-1-Ficha.png%20

 

 

 

 

Aedis "Mosquito" Greengrass

Cazadora de Tutshill Tornados

Había llegado unos días antes a París. Los pormenores del viaje, demasiado espantoso, se los guardaba para cuando estuviese con el grupo y tuvieran que contarse anécdotas. Porque eso solía hacerse, ¿no? Compartir unas cuantas experiencias entre los miembros del equipo. Desde el último partido de prácticas que había tenido con ellos, el cual consideraba un total fracaso tras el abandono repentino de Lowen y enterarse de que Vizcacha se había unido a uno de los equipos rivales que menguó un poco los ánimos de todos, se había dedicado a la recolección de objetos que podría llevar a Francia. No había tenido la oportunidad de visitar París antes, así que todo le suponía una novedad.

Cuando llegó a la entrada del hotel, se puso una gorra de visera que planeaba usar a modo de "camuflaje". Había mucha gente en la puerta, algunos guardias de seguridad intentaban controlar a los fanáticos para permitir el paso sin problemas de los personajes que iban llegando. Allí, a lo lejos, alcanzó a ver la cabellera extraña de Vizcacha. No se acercó a saludar, desde luego. Prefirió quedarse unos cuantos pasos por atrás, mientras estiraba el cuello para ver si distinguía a alguien más de los que iban llegando. No vio a ninguno de su equipo, pero sí a varios de Firenze Falcons y de los anfitriones, Paris Promise.

Aedis se escabulló entre la gente, pasó bastante desapercibida debido a su menuda figura, hasta que logró burlar incluso a los guardias que estaban controlando la entrada y salida de las personas al hotel. Estaba por descubrirse la cabeza en el momento en el que le pareció ver una cabellera blanca, así que se la dejó puesta y corrió escaleras arriba en busca de su habitación. Había estado esperando por verlo, sí, de hecho desde antes de la pretemporada que no había tenido oportunidad hacerlo. Pero se había puesto nerviosa.

Cerró la puerta y aguardó. Darla le avisaría el momento en que llegaría.

d9apmla-81cee8e5-ae8e-4972-ae18-a8b27455ry0MviC.gif~ Mosquito ~ Cazador-TT.gif
XvreZkF.png

Greta Iannello - 9 - Firenze Falcons

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Zlatka Hasan
Buscadora de los Vratsa Vultures

 

— París —murmuró la pelirroja al llegar que le había indicado.

Era su primera vez fuera de Bulgaria y sentía que estaba por realizar algo bastante importante. Sonrió, no todos los días se representaba a su país en la Superliga de Quidditch, ¿o sí? Alisó su tradicional vestido búlgaro y se adentró al hotel. Si bien a Zlatka no le gustaba usar la ropa típica de su país, su familia era aún bastante aferrada a las tradiciones y ella había prometido que mientras estuviese fuera de Bulgaria, y estuviera dentro de sus posibilidades, ella cumpliría con cada una de ellas.

Al ingresar pudo notar que era de las primeras personas en llegar al lugar y ciertamente no había llegado nadie más se su equipo. Dejó escapar un pequeño suspiro, ¿acaso ellos vendrían? Antes de llegar a aquel país, Zlatka no conocía a ninguno de ellos, no habían tenido una preparación previa ya que simplemente los habían elegido de último momento después del escandalo de los antiguos integrantes del equipo. 

Como no conocía a nadie y Zlatka no era muy dada a hablar con extraños debido a la educación que le habían dado en casa se dirigió sin más a la mesa de postres y bebidas donde tomo un pequeño pastelillo que en realidad no tenía pensado comer.

OjQFQY0.gif

3TUSSGg.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

N4t3EmI.jpg


La mañana no estaba ni cálida ni fresca, lo cual la convertía en perfecta en criterio de Auxerre. Sus cabellos blancos resplandecían bajo los rayos de sol, un sol que jugaba a las escondidas con las grisáceas nubes. La enigmática mirada del muchacho francés contemplaba la fachada imponente del hotel donde se hospedaría junto al resto de Paris Promise y todas las delegaciones del campeonato. El regreso a su país natal no era antojadizo, la nueva temporada de quidditch, más exigente que nunca, así lo había pactado.

Auxerre había entrenado como nunca antes desde que era un profesional del deporte mágico. Tras abandonar Beauxbatons, sus primeros pasos en Francia como parte de la academia de los Quiberon Quafflepunchers, le habían abierto la posibilidad de llegar a Reino Unido como promesa. Ahora estaba asentándose como segundo capitán en el equipo más ganador de la liga de la isla, que se erigía, además, como el más fuerte de Escocia y uno de los más poderosos de Europa. Recuperar un trono que, en el pasado, Montrose Magpies había obtenido en dos ocasiones, era el gran desafío en esa temporada.

Pero para ello habría tiempo una vez iniciada la liga y montados en la escoba. Ahora simplemente avanzaba por la magnífica portada. Los periodistas y reporteros formaban una nube densa de personas inquietas, moviéndose de aquí para allá con la llegada de los profesionales del quidditch. Auxerre aborrecía en parte aquello. Su más cerca participación en una revista, en un artículo de un tipejo llamado Roto Skeeter, había sido un rumor que lo vinculaba con la capitana de Tutshill Tornados. Aún recordaba la sonrisa de sus compañeros al recordar aquella situación. Al pensar en "Mosquito", la incomodidad se reflejaba en el rostro del muchacho. Sí, le agradaba y le resultaba una líder indiscutible, pero era de los Tornados, el rival a vencer. Un mar de contradicciones surgían cuando la veía volar en la escoba, ya sea como espectador o como rival.

Auxerre se hizo un lugar en aquel bosque humano y logró llegar hasta uno de los pasillos más tranquilos, con menor acceso de la gente. Se trataba del espacio dedicado para los jugadores. En particular, allí estaban las habitaciones de Montrose Magpies. Asumió que la que rezaba "6" era la suya, por su dorsal. Cuando trató atravesar la puerta, ésta se mantuvo impertérrita. Algo desconcertado, Auxerre volvió a empujarla, esta vez con mayor fuerza, pero la puerta no cedió. En el instante en que estaba por lanzar unos cuantos gritos malsonantes en francés, miró a su alrededor y vio el último rostro que ansiaba ver en esa situación. ¿O tal vez sí era el que más ansiaba ver?

Desvió rápidamente su mirada, que quedaba a mitad de camino entre el gris y el verde, para concentrarse una vez más en la puerta. Mirándola como un tonto, sin saber qué hacer, cedió y volvió a contemplar a la bruja.

—Al parecer la han hechizado —dijo sin más. Solían hacerle aquel tipo de bromas los compañeros más experimentados. Auxerre era brillante para el quidditch, pero su poderío con la varita no estaba a la misma altura.


N4t3EmI.jpg

#7 Fontaine ~ Cazadora ~ Paris Promise

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

.~Malum y Alex Luxure~

Se dice que una dama jamás llega tarde, si no que los demás llegan temprano, no pude evitar soltar una leve risita ante ese pensamiento, a mi lado el bello príncipe y futuro heredero de la Corona Austriaca luce tan impresionante superando cualquier joya que el mundo pudiera presumir, el increíble parecido con su padre era innegable, pero la elegancia y demás sin duda venían de su madre. Sí bien yo no era ella habíamos llegado al acuerdo que él me trataría como tal, para no tener que explicar parentescos a personas a las que realmente no les interesa tal cosa.

-Te sientes nervioso querido?.- Le pregunté con cierta dulzura sin dejar de mirarle a las preciosas esmeraldas que porta por ojos. -Ciertamente debo admitir que luces como un caballero digno de la Corona Austriaca.- Me miró dibujando una sonrisa torcida en sus labios, sin duda el sello Luxure.

Alex había aceptado viajar conmigo y desde luego entrar a la fiesta, pero eso no implicaba volver juntos, trataríamos de divertimos cada uno por su lado o con su respectivo equipo, por una parte quería ver a la representante Francesa a quien le había tomado un cariño de hermana, podía entender por qué Lady la adoraba.

-Crees que con este rostro y este porte podría estar nervioso?.- Acomodo con su mano derecha algunos rizos rebeldes de su cabello. -Más bien tengo algunas espectativas en ver que sucede a lo largo del evento.- Finalizó usando su suave y ronca voz.

Le miré también con una sonrisa pues ambos casi pensábamos lo mismo, preste atención a mi vestido y a los zapatos cuando bajamos del transporte, ajuste sobre mi cabeza de ondas negras la Corona que me adjudicaba el título de emperatriz de Austria, llevaba un incalculable conjunto de joyas que por supuesto hacían juego de diamantes, esmeraldas y plata, quien dijo ostentación? Simplemente lo más sencillo de mis colecciones.

En cambio Alex no necesitaba tanta cosa, llevaba un traje con solo un anillo en cada mano, también de su herencia familiar, su cabello ligeramente hacia atrás, nadie al verlo pasar dudaría de lo magnético de su persona. Sacándome de mis pensamientos me ofreció su abrazo derecho y nos dispusimos a entrar a la maravillosa bienvenida que se encontraba frente a nosotros.

----------------------------------<3 Malum Luxure.

@ Ada Camille Dumbledore  @ Martin N Roses  @ Juv Macnair Hasani

Editado por Malum Luxure
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Zlatka Hasan
Buscadora de los Vratsa Vultures

 

Zlatka continuaba junto a la mesa de postres y bebidas dándole vueltas al pastelillo que había tomado un par de segundos atrás cuando vio ingresar al lugar al primero de sus compañeros junto a una mujer que ella no conocía pero que parecía ser bastante importante. ¿Que debía hacer entonces? ¿Continuar observando a los demás desde aquel rincón o acercarse a su compañero con el que apenas había cruzado un par de palabras? Se encogió de hombros y terminó por darle una mordida al pastelillo entre sus manos.

— Deberías tener un poco más de confianza en ti misma, Zlatka —murmuró para si misma. En su país ella era una de las chicas más liberales, pero fuera de él... Fuera de el no se sentía igual, sobre todo por la promesa que había hecho a sus padres.

Dio otra mordida al pastelillo y continuo así hasta que sin darse cuenta termino comiéndolo por completo. Y fue entonces que decidió darse una vuelta por lugar, quizá así terminaba encontrándose con alguien que comenzara una platica con ella. Ya que le había quedado bastante claro que ella no comenzaría una platica por sus propios medios.

OjQFQY0.gif

3TUSSGg.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

hyfutfyftytf.png

Branislava Dark Blood, cazadora de los Vratsa Vultures

Odiaba las fiestas. Las telas finas, gemas caras y los vestidos femeninos no eran lo suyo en absoluto, haciendole sentir en discordancia con que y con quién era. Branislava fruncía el seño hacia si misma, viéndose enfundada en un vestido celeste, parada frente al espejo de cuerpo completo en su habitación asignada del hotel sede de la Superliga Europea de Quidditch. Ella era una deportista, lo suficientemente capaz como para terminar en el equipo del que era parte, además de servir a la corona de su país como soldado de Hunyad, y - a su vez - responder con la cabeza en alto a sus parientes Escoceses, quienes devolvían la gloria perdida al apellido Dark Blood. Verse tan...delicada, no era parte de su deber ni de sus aficiones. 

La pelinegra suspiró, aplicando casi torpemente un poco de brillo a sus labios antes de decidir que era suficiente. Caminó fuera de la gran habitación ya arrepintiendose de los tacones de punta beige que apretaban sus dedos de manera despiadada, pero continuando su camino a pesar de eso.

La música y el aroma a comida le llegaron casi como bofetadas...uno porque tenía hambre, y el otro porque sí había una disciplina en la que tenía dos pies izquierdos, ese era el baile. Dark Blood pasó sus sudorosas manos por la tela rugosa del vestido, paseando sus ojos  azúl violáceos por la poca gente que allí de encontraba, casi pasando de una mujer vestida un poco discordante con el ambiente...hasta que, regresando su atención a ella, terminó por darse cuenta de que se trataba de una de sus compañeras. 

- Hola Zlatka - las palabras salieron de su boca ni bien estuvo lo suficientemente cerca como para ser oida ¿Qué más podía decir? ¿Montas guardia a la mesa de aperitivos? No era una broma que le fuera a caer bien y  quizás solo debía preguntarle lo obvio - ¿Te pusiste eso por voluntad propia? - ¡No! la negativa en la mente de Branislava casi le hizo refunfuñar ahí mismo por la falta de escrúpulos que ni los mejores mentores habían conseguido arrebatarle. 

En vez de disculparse, decidió mantenerse parada allí con los brazos a los costados, estática y esperando la lluvia de insultos que sabía  había ganado por parte de la buscadora pelirroja. 

 @ Cillian Ryddleturn

   oK265Wj.gif// W37wtsT.gif// GSV2021-Sx-Ly-K-2.gif

1632077371480.jpg

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo