Jump to content

Publicaciones recomendadas

Cafeteria El Ministerio

Una Tarde como cualquier otra

Le había dado vueltas toda la noche hasta que finalmente se decidió a mandar aquel telegrama. En su ultima misión con los clanes habían encontrado el templo blanco, tiempo después la Granger había vuelto a los terrenos, por nostalgia mas que por algo en particular y mientras caminaba entre las viejas estatuas de los lideres y justo entre la de Elodia y Mei algo llamo su atención. En el suelo algo brillaba débilmente pero lo suficiente para que sus ojos de vampiro pudiesen verlo. Se agacho a ver que era y así había encontrado aquel anillo, sencillo y elegante a la vez, una pieza con un pequeño fénix tallado en oro con una sola piedra roja simulando un ojo, la Granger no sabia de piedras pero seguro era valiosa, por lo menos bonita si era.

 

Por un momento pensó en mostrárselo a Despard pero algo que no supo que era, la hizo cambiar de opinión, simplemente no se sentía bien. Así que lo guardo en la bolsa de su pantalón y de desapareció a su casa. Una vez en la Granger saco el anillo y tras consultarlo con su almohada le pido a su elfo que mandara un telegrama a Luca Van Halen, pensaba que ese anillo podía ser de Mei y sino lo era tal vez podía ser de Elodia, pero si alguien podía saberlo era el.

 

El Telegrama decía solamente:

“Luca, encontré algo que podría pertenecer a Mei, necesito verte lo mas pronto posible, te veo en el café que esta en el centro de Londres frente al  Ministerio”. 

 

Aquel café solía ser el lugar donde se dedicaba a su trabajo actual, leer las cartas y aquel día tenia dos clientes antes de la cita con Luca, así que se apuro a hacer las lecturas de cartas que le habían solicitado y tras ello se pidió un café mientras esperaba con algo de nerviosismo. Le había perdido la pista desde que las chicas se habían ido, a el y a Lisa, y aunque se sentía mal por ello, no podía dar vuelta atrás. Miro hacia afuera por la ventana que estaba junto a ella mientras rezaba por que Luca si apareciera y le dijera que ese anillo si era de la Delacour, realmente extrañaba a sus amigas y aquel anillo seria como si algo de ellas aun estuviese por ahí. El mazo sobre la mesa vibro un poco y la rubia lo acomodo y lo guardo, no tenia tiempo de ver las cartas ahora, aunque tal vez debería hacerlo en algún momento próximo, mientras mas pronto mejor. Pero ahora debía sentrar toda su atención en su cita.

 

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lisa Weasley Delacour

 

El telegrama paso de unas manos a otras. Todos los que estaban reunidos alrededor de aquella mesa en Hunyad sabían lo que había sucedido años atrás y porque todo el secretismo acerca del paradero de Mei y Elodia. Era cuanto menos vergonzoso lo que les habían hecho y el dolor y el resentimiento aun seguida presente en mi corazón. ¿Como gente cercana a la Delacour o a la Riddle podían haberles hecho tremenda jugarreta, cuando habían consagrado su vida a protegerlas y ayudarlas con la misión que el fénix les había encomendado? No lo lograba comprender, es mas, muchas veces me ponía a pensar en ello y las vísceras me ardían a los pocos minutos. Lo que tenia ser un ser pasional ¿No?

A pesar de que la mismísima paladín y el Van Halen me lo repitieron mas de mil veces a lo largo de aquella comida familiar, no pudieron hacerme entrar en razón. Vamos, ni Mei con sus cariños, había logrado sacarme la idea de la cabeza. Había tomado la decisión de hacer acto de presencia ante la Granger y ver de que se trataba tanto alboroto y lo iba a hacer a mi modo, o sea, con el dramatismo y el espectáculo necesario para que la gente, el mundo y aquellos sucios rastreros que ahora se hacían llamar nuevos ODFs, viesen quienes eramos los verdaderos Hunters y el respeto, apoyo y amor que aun sentíamos por nuestras verdaderas lideres, las que a pesar de todo, seguían luchando contra la oscuridad y ayudando a los mas necesitados desde el mismísimo exilio.

Tras vestirme adecuadamente para el encuentro; un pantalón vaquero sencillo, un jersey de algodón de color azul y una capa de viaje con el blasón del reino que orgullosamente comandaba, me desaparecí de Transilvania para, dos segundos después, hacer acto de presencia en aquel café donde la mujer había citado a mi primo. Pero no, no iba sola. Iba acompañada por el hijo de la castaña y el dhampir. Mitad paladín y mas racional que yo misma cuando de su madre se trataba. El joven había decidido acompañarme pues conocía la historia del levantamiento que había sucedido dentro de las filas de los guerreros blancos. No obstante, como yo misma, necesitábamos mas información. Ya fuese para cerrar el ciclo o para abrirlo mas y dar la estocada final a quien se lo mereciese.

Camine con pasos rápidos hasta dar con la fémina, la cual parecía estar acabando una sesión de lectura de cartas. La salude con un asentimiento de cabeza y me apoye contra una de las columnas del lugar. Daniel a mi derecha imito mi gesto. El joven adolescente tenia un porte orgulloso tan notable que no pude evitar sonreír. Digno hijo de sus padres. Como por arte de magia y nunca mejor dicho, Yuki, mi loba blanca ingreso al recinto con un único objetivo; yo. Maldije mil veces a quien decía ser mi primer ministro porque sabia que había sido idea suya. El animal, rey del bosque, poseía con Gaia una conexión inimaginable, en caso de perder el control, mis mas cercanos sabían, que solo encontraría el camino teniéndola a ella cerca.

                            WFlgMYZ.gif

Firma lobo 2.jpg

                                                        XEPq2Tk.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Del como me enteré del telegrama para mí mamá no fue difícil de adivinar, estaba con ella cuando el mismo cayó en mis manos, así que suspiré dejando que Lisa fuera primera a su encuentro, yo me quedé sentada e indecisa de que hacer en esos momentos. 

 

Mi vida antigua paso delante de mis ojos, Mei y Elo, a quienes adoraba y quería mucho y veía a diario en Hunyad , me habían ayudado y querido mucho siempre, suspiré lo único que me quedaba era seguir a Lisa y al caballero que le acompañaba pero a la distancia, esperando el momento

 

Aunque como hice para ocultarme siendo pelirroja y teniendo ojos azules, es otra historia digna de contar, tan solo iba de negro, con camisa negra y pantalón negro y zapatos del mismo color sin taco esta vez, para pasar lo más desapercibida posible. 

 

Deje que ella llegará primero al café y hablara con la adivina, vi como leía las cartas del tarot y le sonreí a la distancia, aún sin animarme a acercarme del todo, dejaría que mamá hiciera todo el trabajo y luego saldría de la nada, eso sí es que no me veían antes de que pudiera presentarme allí, ocultándome lo más que pude para que no me vieran cerca de ellos. 

Editado por Luna Gryffindor Delacour

IMG-20211017-WA0051 (1).jpg

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Annick apareció en un solitario callejón de Londres, cerca de la ubicación del Ministerio de Magia. En el puño derecho llevaba fuertemente sujeto un trozo de pergamino que ocultó en el bolsillo de sus jeans de mezclilla, no sin antes darle un último vistazo para asegurarse de que había leído bien. De inmediato se encaminó hacia la calle donde se encontraba el acceso a la institución mágica pero, a diferencia de ocasiones anteriores, su intención no era ingresar a ese recinto.

Al estar a la intemperie, se dio cuenta de que su blusa de tirantes era un poco inapropiada para el fresco viento que corría; sin embargo, había salido con tanta prisa de la mansión Gryffindor que ni siquiera había tenido tiempo de reparar en su aspecto. De cualquier manera, desde hacía varias semanas se había dado por vencida en sus intentos por disimular el demacrado rostro que revelaba las noches de desvelo que había sobrellevado desde la muerte de Elvis, aunado a su creciente obsesión por encararse con Aarón Black.

Pero lo que ese día la había hecho actuar con tal rapidez no estaba relacionado con la muerte de su esposo, sino con una nota que Luca Van Halen le había enviado. La pelirroja había leído el mensaje al menos cinco veces antes de procesar el inminente peligro que representaba el hecho de que su prima Sophia Granger y su amiga Lisa Weasley estuvieran frente a frente. ¿A quién se le había ocurrido permitir que eso sucediera?

Con pasos largos y rápidos esquivó a algunos transeúntes a quienes no prestó atención debido a que estaba buscando con desesperación un sitio que correspondiera al que Van Halen le había indicado. Cuando por fin lo encontró, se apresuró aún más e ingresó al café. No fue difícil reconocer las siluetas que buscaba, pero se sorprendió al ver que no estaban solas…

¿Luna? ¿Qué haces aquí? ―preguntó con extrañeza―. Sophia, pensé que estabas en Estados Unidos; y pensé que tú estabas en Rumanía, Lisa ―vio a un apuesto chico de no más de 16 años a quien no reconoció―. ¿Me pueden decir qué significa esto? Luca me avisó que se encontrarían aquí y, por la premura de su nota, deduzco que está preocupado por lo que pueda suceder.

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Miro hacia un lado y pudo ver a Luna sentada observándola con cuidado sin acercarse, suponía que era porque la segunda bruja que estaba ahi se lo había pedido así o quería respetar la reunión a la que no había sido llamada pero a la que no tenia problema en que se uniera si ella lo quería. Frente a ella, recargada en una columna, Lisa Weasley en todo su dramoso esplendor y en otra columna, un joven que no conocía pero que seguro venia con ella y el lobo que también los acompañaba.

 

Sonrío socarronamente mientras le daba un sorbo a su café como si nada pasara y después coloco un pedazo de tela en medio de la mesa el cual se abrió y dejo ver un pequeño pero hermoso anillo de fenix. Después miro fijamente y directo a los ojos a Lisa y le señalo una de las sillas frente a ella.

 

- vaya teatro que te armas, no era necesario que trajeras guardaespaldas para ver una vieja amiga, no lo crees? - dijo mientas esperaba la reacción de la bruja a sus palabras. Pero no tuvo tiempo de verlo porque alguien mas se unía a la fiesta. Todos menos el hombre que ella había citado

 

Annick? yo llegue hace poco, tenía que retomar algunas cosas pero me encontré algo que puede ser importante y quería que Luca lo viera pero tal parece que este mando a todos hacía mi en lugar de presentarse el... - dijo a manera de explicación mientras le señalaba la otra silla para que su prima se sentara- Mejor así, tal vez esto signifique algo, las coincidencias no existen.

 

 

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lisa Weasley Delacour

 

Ignore el hecho de que Luna me había seguido. El ser curiosos venia en los gentes Delacour. No podía culparla. Ademas, de momento, no existía peligro alguno. Bien podía quedarse y participar de aquel extraño y precipitado encuentro. Sonreí ciertamente sorprendida de que pensase que podía ocultarme su presencia. Era hija miá a fin de cuentas, reconocería su olor en cualquier lugar y circunstancia. Maldije internamente por tener una familia tan sumamente sobre protectora. Aunque para que negalo, yo también era así con ellos. Tal parecía que el dhampir se había encargado de evitar que me metiese en líos porque no solo había enviado a la Gryffindor sino que Annick también había aceptado ser mi niñera por unas horas. Fantástico todo. Yuki arrullo su hocico contra mi pierna en señal de que comprendía mi malestar.

- Créeme que ellos están aquí para que no mate a nadie, no para cuidarme las espaldas – Siendo sincera así era. Todos los presentes en aquel restaurante conocían mi don con las armas, sean mágicas o muggles y la poca paciencia que residía en mi joven cuerpo – Y lo del drama, lo siento, no puedo evitarlo. Creo que en alguna vida pasada fui actriz porque me encanta – Como si fuese lo mas normal del mundo, me senté frente a la mujer que me había hablado y sin pedir siquiera permiso, lleve mis manos al anillo con forma de Fénix que parecía ser el protagonista de aquella historia – Luca quería venir, no obstante, soy muy convincente cuando quiero – Lo que significaba que lo había amenazado y poco mas que atado para que aceptase mi orden de ser yo la que acudiese a la reunió – Por cierto, os presento al hijo de Luca. Daniel.

Mientras yo examinaba con detalle la joya que entre mis manos se encontraba, vi de reojo como el joven adolescente sonreía a las mujeres como el galán que era y hacia una reverencia para terminar de presentarse. Era todo un caballero de Hunyad; completamente preparado para cualquier circunstancia, sea una cena de estado o un combate singular entre dos magos. Su amor por los ideales de la luz eran fuertes y claros desde niño así como la agilidad, rapidez y conexión con el rayo gracias a su condición de paladín - ¿Reconoces esto Hunter? - Su apodo de guerrero me salio con tanta naturalidad, que me impresiono, puesto que este solo lo conocían los mas cercanos a la familia – Se parece a uno que la misma Mei me regalo a mi cuando ascendí a Knight, pero tiene algo mas, posee su propia esencia. Es como si estuviese vivo.

                            WFlgMYZ.gif

Firma lobo 2.jpg

                                                        XEPq2Tk.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Annick frunció el ceño ligeramente, y fue evidente que el paso de los años había logrado que aquel gesto se marcara un poco más que antaño; pero no lo hizo en señal de molestia sino de confusión, no sólo por las palabras de su prima Sophia sino por la escena que se estaba desarrollando ante sus ojos: Lisa y Sophia sentadas frente a frente sin dar señales de querer asesinarse.

La pelirroja hizo caso a la invitación de su prima y tomó asiento. Luna permanecía en la misma mesa donde Annick la había interpelado al pasar a su lado, y parecía un poco retraída (algo no muy común en ella).

Hola, Daniel, mucho gusto, soy Annick ―el apuesto jovencito sonrió, y en su porte y en sus gestos la ojiverde pudo reconocer rasgos de Mei y de Luca. Pero no fue eso lo que más le llamó la atención, sino el hecho de que lograba percibir en él cierta energía que hacía tiempo no percibía.

Por un momento estuvo tentada a preguntar por Mei y, en consecuencia, por Elodia, porque si existía alguien que sabría sobre el paradero de Riddle esa persona sin duda sería la exlíder fenixiana. Sin embargo tuvo que reprimir ese deseo al percatarse de que Lisa examinaba un objeto. ¿Acaso era eso de lo que Sophia había hablado?

―¿Vivo? ―repitió Annick con incredulidad―. ¿Eso debería preocuparnos? Suena a algo tenebroso, pero… ―por un momento se detuvo. Hacía mucho tiempo que se había alejado de la Orden del Fénix, así que desconocía el proceder de los actuales integrantes de aquel grupo al que alguna vez se había sentido orgullosa de pertenecer―. Sophia, ¿dónde lo encontraste?

gnDEgfw.gif                   ¡Gracias, Elviro! 😍

QMxjxpE.jpg
HBbtNSf.giffSL7BoU.gif ~ JJlyjO8.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Mucho gusto, Daniel , soy Sophie, un placer -  se presento ante el joven y después volvió su atención de regreso al anillo y a las palabras de Lisa. Al parecer Mei le había dado uno igual por lo que eso remarcaba la idea en su cabeza de que este era de Mei o de Elodia. 

- Eso es lo interesante, mas aun que el mismo anillo que es interesante por si mismo...- hizo una pausa antes de decirles donde lo había encontrado. No se si sepan, pero desde que paso lo que ya sabemos y mientras estuvimos separados y nadie sabía que había pasado con la Orden, el templo blanco desapareció. Re aparecieron muchos lugares, como Grimmauld, la casa de los Potter, etc. pero no el Templo, como si algo o alguien lo quisiera tener oculto a nuestros ojos. Pero hace un mes aproximadamente, en una misión fenixiana, el Templo volvió.

La Granger tomo de nuevo el anillo en sus manos y lo observo atentamente mientras rememoraba como lo había encontrado y donde exactamente lo había encontrado. Aquello tenia que ser una señal, estaba muy segura pero quería saber que pensaban las chicas frente a ella.

 

- una vez que la misión termino yo regrese sola, ya saben, sentía que el templo me llamaba, alguna vez sintieron eso? Yo lo sentí hace un par de días y cuando pude reaccionar estaba caminando entre las estatuas de los antiguos lideres, para ser mas precisa estaba parada entre las estatuas de Elodia Riddle y Mei Delacour. Y justo entre ellas, el brillo de esta pequeña piedrita me hizo voltear al piso y ahi estaba, como si esperara que la persona indicada lo encontrase.

 

Regreso el anillo a la mesa y espero a que las chicas reaccionaran a la historia que acaba de narrarles. Y creyó ver un leve destello de luz proveniente del anillo pero apenas lo vio desapareció, aquello significaría algo? Su mazo de cartas tambien vibro en la bolsa que llevaba con ella y por un momento pensó en sacarlo pero se contuvo, no era el momento ni el lugar, tal vez si este seguía insistiendo en salir de su bolsa

 

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

No había hablado y me había quedado retraída, eso era normal en ml? De hecho no lo era, sólo lo hacía porque quería escuchar de que hablaban y le sonreí a mamá, Annick siempre sabía cómo sacarme una sonrisa, quería hablarle pero ciertamente me sentía cohibida con todos allí, sin saber que decirles, así que solo me limité a escuchar y a murmurar por lo bajo, lo suficientemente bajo para que los presentes lo escucharan pero el resto no. 

 

- Me estás diciendo que Mei y Elo te llevaron hacia la piedra está? Lo siento, es que me parece asombroso, yo siento... Siento estar retraída es que no esperaba encontrarme con todos aquí, además vine a cuidar a mi mamá Lisa y me encontré con la sorpresa de que mi mamá Annick y mi Tía Sophie también están aquí, volviendo al tema principal, podemos averiguar si esto aparece solo a los miembros antiguos? Alguien sabe que pasó con esas estatuas? Ya sé que están ahí, me refiero a si se activan por alguna razón o algo así, quizás alguien que está en peligro recibe su ayuda o algo por el estilo - Dije en un susurro frunciendo el ceño pensativa y algo dudosa sobre que podría hacer para ayudar - 

 

Al terminar de hablar camine hacia la mesa donde se habían reunido y me coloque al lado de Annick, mirando a Lisa y Daniel, me di cuenta que no me había presentado con él y que seguro me creía loca, así que mejor era ser cortés y demostrar lo que una Gryffindor-Delacour podía hacer. 

 

- Perdón que no me presenté, Soy Luna Gryffindor Delacour, Lunita para los amigos y familiares aquí presentes, bienvenido - Le dije con una sonrisa, preguntándome si no estaré demasiado feliz, dadas las circunstancias del caso - 

 

Decir que nunca me daba cuenta de nada, era quedarse corto, si podrían estar sacándome de la mansión Gryffindor y no darme cuenta de eso, tragué saliva nerviosa y volví mi mirada de Annick a Lisa, temerosa de que les pasara algo, había venido a proteger a una de mis mamás, pero tal parecía que lo tendría que hacer con las dos, suspiré esperando saber que pasaba con esa piedra y descubrir cómo podría ayudarles en esos momentos, era egoísta decir que solo quería la seguridad de todos no? Al menos, intentaria que nada malo sucediera si es podría lograr evitarlo. 

IMG-20211017-WA0051 (1).jpg

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Mientras dejaba que el joven Delacour tuviese su momento de protagonismo y se presentase ante su audiencia, mis ojos recorrían con exactitud la zona en la que nos encontrábamos. Había nacido para combatir y el encontrar puntos de apoyo y salidas extra oficiales era el primer paso cuando entrabas a un lugar el cual no solías frecuentar. Las cosas desde la partida de Mei y Elodia de Londres estaban muy revueltas. Dejar que nos sorprendiesen así como así, en un lugar publico, no era muy prometedor ni favorable para mi reputación, así que lo de estar ojo avizor era algo común en mi persona. Agradecía mi entrenamiento en momentos así.

Gracias a mi conexión con Gaia y a mi esencia vampirica era capaz de captar detalles que a un simple humano le hubiesen pasado desapercibido. La sonrisa sencilla de mi sobrino, la calidez con la que una madre acariciaba a su hijo en el otro extremo del concurrido restaurante. E incluso el notable ceño fruncido de Annick, el cual seguramente venia dado por vernos a su familiar y a mi intercambiar palabras sin estar tirándonos los trastos a la cabeza. No pude evitar sonreír ante ese gesto. La pelirroja era consciente de mi abrupto carácter y estaba segura que no confiaba en que ni la Granger ni yo misma nos comportásemos durante todo el encuentro.

Sophia, debido a la petición popular, comenzó a contarnos como el anillo había sido hallado y también en donde. En cuanto menciono al templo blanco, un subido escalofrió recorrió toda mi espina dorsal de arriba abajo. Aquella edificación había sido para mi como un bálsamo ante mi convulsivo ser. Dentro de sus paredes había hallado paz, memorias que ni siquiera era consciente de tener y un sinfín de consejos que ni yo misma creía haber pedido. Significaba luz. Todo cercano y leal al fénix quería aquel lugar. La veneración y amor que sentíamos por aquellas piedras llenas de misterio y magia era algo indescriptible. No se podía explicar, Tenias que estar allí para vivilo y aun así era algo mágico e invaluable.

Le di un codazo a Hunter para que este enseñase lo que llevaba al cuello. Era el anillo con forma de fénix que la mismísima castaña me había regalado a mi al ascender a Knight. Este era sencillo, de plata, con una piedra incrustada de color verde y actuaba, ademas de evidenciar mis ideales, ahora los del joven adolescente también, como protección, pues lanzaba un llamado silencioso en caso de que quien lo llevase estuviese en peligro – He sentido el llamado varias veces cuando podía entrar a los terrenos del bando, sobre todo cuando algo con influencia oscura estaba por venir. Era como si me avisase de que estuviese preparada. Hace mucho tiempo que no. Es como si estuviese apagado.

- Mi madre esta bien – Tomo la palabra el castaño, hablando con tranquilidad y dirigiéndose a la paladín – Esta en Rumanía. Sigue cuidando y velando por los ideales de la Orden desde allí y contribuyendo a que la marca no gane mas terreno – Como yo, el chico, quería darles a entender a quienes fueron fieles a su progenitora, que esta seguía viva y muy presente, aunque oculta por las muchas ratas que la querían muerta – Y puedes preguntar acerca de lo que quieras, sera un gusto responderte sobre todo – Tuve que hacerlo, puse los ojos en blanco ante el descaro del chico. ¿A caso quería seducir a una mujer tres veces mas adulta que el? Era digno hijo de su padre – Y no, no es oscuridad lo que siento del objeto, es poder, mucho y muy contenido.

                            WFlgMYZ.gif

Firma lobo 2.jpg

                                                        XEPq2Tk.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo