Jump to content

Prueba del Libro de la Sangre [Agnes vs. Kimberly] - Noviembre 2021


Darla Potter Black

Publicaciones recomendadas

Kimberly había extendido la mano de Agnes y en cuando ésta la toco la rubia las había arrastrado en un torbellino que fue la desaparición conjunta, ahora ambas estaban en medio de una plaza de un parque muggle cerrado. Kim había utilizado hechizos para mantener alejados de aquella construcción a los curiosos, aunque hacía días que la construcción de aquel barrio cerrado en algún lugar no mágico.

La plaza era octogonal, de cada lado convergía en el centro un camino de grava que llevaba a la emplanada central que era como un anfiteatro semicircular al que se ascendía por tres escalones y estaba rodeado de bancas de madera y piedra en una superficie semicircular con un diámetro de quince metros. Las brujas habían aparecido en el centro de dicho círculo compuesto por el anfiteatro y los bancos al otro lado. Entre los caminos que llegaban al mismo se podían apreciar palmeras, pinos y arbustos así como rosales a todo lo largo de los caminos.

—Bienvenida a nuestro propio duelo, nadie nos molestará por ahora y disfrutaremos de este hermoso día aquí —Kimberly comenzó a alejarse de Agnes hasta dejar unos ocho metros de distancia  entre ambas.

Kim observó el lugar por unos segundos, siendo consciente de que allí solían realizar fiestas algunos muggles, disfrutando de músicos y obras teatrales en aquel anfiteatro al aire libre. En teoría había realizado hechizos de protección a su alrededor y no debería ocurrir nada que las interrumpiera. Tras observar todo el lugar, hizo una reverencia en dirección hacia su alumna y con una sonrisa, le dijo, varita en mano.

—Muy bien Señorita Lynn, demuéstreme que el sacrificio que exige el libro de la sangre está a su alcance, le recuerdo, sus heridas no fueron por fallar en su aprendizaje, sino porque el libro de la sangre exige ese sacrificio para entregar su poder, en este caso, como su mismo nombre lo indica, es la sangre, así que, adelante, iniciemos nuestro duelo, o mejor dicho, le cedo el honor de ser quién lo inicie. Adelante… —y tras hacer una nueva reverencia acompañada con una floritura con su mano se puso en guardia con la varita en la diestra, esperando la primer acción de Agnes.

@ Scavenger Weatherwax

 

C O N D I C I O N E S:

  • En el segundo turno de cada una aparece un muggle inesperadamente y por causa de los hechizos de protección recibe un sectusempra que le dejaría mal herido y causaría la muerte (un muggle por duelista).  Deben decidir si lo salvan o dejan morir en el lugar. Tras la/s acción/es que tomen todo desaparece y se dan cuenta que nada ha ocurrido en realidad. El o los hechizo/s que utilicen no consumen acción alguna del turno y no afectan la continuidad del duelo.
  • No existen límites de tiempo entre respuesta y respuesta. Por tanto, la regla de hechizos impactados desaparece.
  • Duración del duelo: Del 23 al 28 de Noviembre.
  • Nos guiaremos por las Reglas Nuevas de duelos existentes.
  • Lista de Hechizos (con especial énfasis en el Libro de la Sangre)
  • Están prohibidos los Off y las ediciones.
  • Consultas, dudas o sugerencias, al tópic del Libro de la Sangre
Editado por Mica Gryffindor
Etiquetar a Scavenger

Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Agnes Lynn

    La respuesta a su pregunta se hizo evidente en cuanto la mano de su profesora rozó contra la suya. En un parpadeo se encontraban en un lugar muy diferente a la escuela. Agnes solía asistir a obras dominicales en su pueblo natal, así que el anfiteatro con sus asientos y a la mitad de la plaza no es una vista extraña para ella.

    Kimberly no desperdicia tiempo en explicaciones, sólo le recuerda los principios del duelo y que el enfoque de este es el libro de la sangre. No se irá de ahí sin sufrir un par de heridas, sólo debe ser lista y saber cuándo es mejor aplicarlas y para qué.

    En respuesta a su profesora, Agnes asiente y acomoda su postura. Vistiendo sólo un par de jeans y una camiseta blanca, su libro cuelga de un morral en su cadera. Se concentra un momento y en su mano izquierda -la que no sostiene la varita- invoca la daga del sacrificio. Se toma un par de segundos para sentir el peso y forma de esta sobre la palma de su mano, y regresando su vista hacia Kimberly, empieza.

    Immolo oppugnare. — enuncia, inmediatamente después pasa la daga por su costado, un lugar ya manchado de sangre por la práctica anterior. El dolor punzante del corte se manifiesta después de un momento, y de reojo puede ver el ya familiar carmín de la sangre manchando su camisa. 

    — Empecemos, entonces. — Agnes nunca ha sido una por las burlas o chistes durante una batalla, pero apenas están empezando, no descarta la posibilidad de nada.

    PV: 100 – 30 = 70
    PP: 5 + 1 = 6

    @ Darla Potter Black

    you're not a drop of infinity, none of you are; you are its creators
    WoHsNmJ.png

     

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Los ojos de Kimberly brillaron con un gesto de diversión al notar que su alumna parecía estar más cómoda y para nada sorprendida del lugar a ´donde la había llevado para enfrentarse. Se siente satisfecha, cree que la joven ha aprendido los principios básicos y sus errores no han sido más que producto de su carácter que parece ser algo distraído y sin embargo la alta bruja de cabellos rojizos le recuerda a su amiga, curiosa y estudiosa.

    Sonríe aunque sabe lo que implica la daga que ha aparecido en las manos de la bruja, podría inmediatamente invocar la suya propia, pero prefiere jugar no con sus propias habilidades sino con las de Agnes, ella es la que debe lucirse ese día.

    —Adelante —susurra inmediatamente tras el dolor que le provoca el immolo oppugnare de la joven Lynn al cortar su costado, puede sentir como se humedece su musculosa, la camisa apenas se mancha, pasa su mano por el pantalón cargo mientras por su mente pasa un episkey para sanar el corte que le produjera la daga de su rival y tras ello invoca su propia Daga del Sacrificio, tras pensar dicho hechizo repite el mismo corte que la bruja hizo al costado, está recién sanado y pareciera que doliese más por eso mismo mientras pronuncia con voz clara —immolo oppugnare —mordiendo luego su labio y sonriendo hacia su rival de duelo —muy bien hecho, recuerda, no olvides las condiciones de este duelo, has demostrado muy bien hasta aquí de lo que eres capaz.

    Una suave brisa comenzó a levantarse en aquella plaza con su anfiteatro central y hasta ellas llegaba el aroma de los rosales y otras flores que habían sido cuidadosamente regadas pues podía notarse pequeños charcos en la tierra removida alrededor de cada una de las plantas. Los árboles a su alrededor parecían cantar entre sus ramas junto a los pájaros que anidaban en ellos. Kimberly se preguntó cuándo habría sido la última vez que alguien había estado en aquel lugar pudiendo apreciar aquella belleza natural. Y de pronto cayó en la cuenta de algo: alguien había estado hacía poco, manteniendo aquel lugar limpio, podado, sin malezas y regado. Algo había fallado en sus hechizos de protección… ¿o no?

     

    PV: 100-30+30-30=70 xDD
    PP: 5 + 6 +5 = 16 serían mis PP, pero utilizaré los mismos que tú para hacerlo más parejo: 6

    @ Scavenger Weatherwax


    Regalos

  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Agnes Lynn

    Sonríe al ver que su ataque fue exitoso, por un momento hasta le parece ver un destello de satisfacción en los ojos de su profesora. Supone que su primera acción es curarse la herida, ya que sus dedos tocan su costado. Ella sabe que debe aplicar una curación a su propia herida pronto, ya que las punzadas de dolor están empezando a aumentar.

    Observa como Kimberly invoca su propia daga, y tiene una idea de qué es lo que sigue, la daga implica un sacrificio, así que en cuanto la rubia alza la mano para causarse una herida en el costado, Agnes levanta la varita. — Silencius, — el efecto es inmediato y puede ver como su profesora mueve los labios y se hace una cortada en el costado, pero no siente el ardor correspondiente de la misma.

    Con la mano derecha toca su costado, lista para curarse, pero algo en los límites de su campo visual llama su atención. Sabe que desviar la mirada en una batalla es un error, pero están en una plaza pública, y aunque está segura que Kimberly ha puesto protecciones para evitar daños colaterales, las personas son curiosas por naturaleza.

    — ¡Ni un paso más! — grita cuando ve al hombre aparecer a un par de metros de ellas, juzgando por su atuendo y las herramientas en sus manos, es un simple jardinero que ha tenido la mala suerte de encontrarlas en el momento menos oportuno.

    Se imagina la imagen que deben dar, ambas con dagas en mano y heridas visibles en la piel. Probablemente es eso mismo lo que motiva al hombre a actuar, ya que en vez de hacer caso a su grito, puede ver con horror como empieza su camino hacia ellas, se imagina para intentar detenerlas. Apenas ha dado un par de pasos más cuando Agnes percibe un ligero cambio en la atmósfera, y su horror sólo se incrementa al ver un rayo -seguro parte de los encantamientos protectores en el área- dirigirse hacia el jardinero.

    Sabe que un muggle no sobreviviría a un hechizo como ese, y es justo cuando el rayo está a punto de impactar contra el pobre hombre que toma la decisión, apretando la daga, dice en voz alta, — ¡Immolo ad protegendum! — sabe que esto la dañará considerablemente, pero como su profesora le ha recordado al inicio, la daga es sacrificio, es saber cuáles son sus propios límites, cuánto puede perder antes de que sea irrecuperable. Está lista para el dolor adicional que el hechizo debe causarle, pero nunca llega. Confundida, da un paso hacia el jardinero, pero este desaparece en un parpadeo, como si se tratase sólo de una ilusión.  

    Entre su confusión, toca su costado y piensa un episkey, deteniendo al fin el dolor punzante en su costado. — ¿Qué fue eso? — pregunta, todavía con el corazón en la garganta.

    PV: 100 – 30 = 70 + 30 = 100
    PP: 5 + 1 = 6

    @ Darla Potter Black

    you're not a drop of infinity, none of you are; you are its creators
    WoHsNmJ.png

     

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Kimberly tiene una doble sensación, el dolor del corte y el hechizo que su joven aprendiz ha realizado que le demuestra que sí ha prestado atención en la clase. Sí, le duele, le molesta, no está acostumbra a resignarse a ir puntos por detrás cuando de duelos se trata, pero ¿acaso un profesor busca enseñar o vencer a su alumno? Y es esa pregunta la que le provoca esa satisfacción de una lección bien aprendida y un dolor de tener que curarse con un episkey. Por otra parte sabe que ha cometido un error no práctico, por apurada.

    Como fuere, no tiene mucho tiempo de pensar en ello, ya que lo impensado a ocurrido, los jardineros habían sido enviados para mantener el lugar y han logrado atravesar los cercos exteriores, aunque ahora se pregunta si no habrán estado ya allí desde antes, dado lo arreglado que está todo. Seguramente ha sido eso, sin embargo, los hechizos más cercanos lanzan los rayos, que ella había previsto para intrusos más peligroso. Agnes reacciona protegiendo a uno de ellos y ella lo hace a la par, protegiendo al otro con la daga del sacrificio en la mano casi grita a la par de la joven Lynn.

    —¡Immolo ad protegendum! —inmediátamente las heridas que el sectusempra hubiera provocado en el pecho del hombre se reproducen en el de ella que comienza a sangrar y apresuradamente apunta alternativamente a ambos hombres —desmaius, desmaius… obliviate… obliviate… —mira a su compañera y repite con tono de disculpas —estarán bien… lo lamento, no volverá a suceder —al menos eso espera, mientras lo confirma susurrando un —hommenum revelio… —sí, todo está en orden, luego dejarán a los hombres descansando en un lugar seguro, piensa mientras se aplica un episkey para sanar las heridas provocadas por la defensa hecha del muggle, tras lo cual piensa en un maldición, el hechizo no verbal del libro provocará que el siguiente hechizo que la joven piense o pronuncie resulte en una versión inútil y ridícula del que hubiera querido utilizar efectivamente.

    La verdad es que se siente satisfecha, a pesar de los yerros de seguridad y de las heridas que ha tenido que ir curando en su cuerpo. La muchacha ha demostrado que ha aprendido a utilizar el libro y no ha dudado en entregar su sangre por un desconocido en peligro. En verdad está orgullosa de ella, pero no es ahora cuando la rubia se lo vaya a hacer saber, sino luego, cuando todo finalice.

    PV: 70+30=100
    PP: 6

    @ Scavenger Weatherwax


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Agnes Lynn

    Se relaja un poco cuando ve a Kimberly defender al segundo jardinero, todo esto parece haberla tomado de sorpresa también, pero entre ambas han podido resolver el problema sin que alguien inocente fuera herido.

    Aunque no la ha oído, sabe que la bruja se ha curado las heridas, pues ya ninguna es visible y el gesto de su profesora es un poco más relajado. Con la interrupción de los jardineros, las cosas se han alterado un poco, pero no se le olvida que está en un duelo. Mientras Kimberly está lidiando con los últimos jardineros, ella aprovecha para prevenirse y piensa en una maldición, como tal, causando así que el siguiente ataque de la Black se desperdicie.

    Siente una pizca de orgullo al ver que su maldición ha surtido efecto, Kimberly balbucea un par de palabras, pero nada parece pasar. Algo le dice que la rubia estaba intentando hacerle lo mismo a ella, pero no reconoce los balbuceos o gestos que le dirige.

    Hay una característica de la daga que aún no ha probado, y le parece que este es un buen momento para hacerlo. Apuntando hacia Kimberly con la daga, piensa en el juramento de sangre, está consciente que en duelos de uno a uno la duración del efecto es sólo de un turno, pero aún así siente curiosidad de verlo en acción.

    — Yo juro no lanzar efectos. — Dice en voz alta. Su daga tiembla ligeramente en su mano, indicación de que el juramento ha tomado efecto. La acción ahora le corresponde a Kimberly. Agnes inclina la cabeza, esperando.

    PV: 100 – 30 = 70 + 30 = 100
    PP: 5 + 1 = 6

    @ Darla Potter Black

    you're not a drop of infinity, none of you are; you are its creators
    WoHsNmJ.png

     

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Kimberly bufó mientras notaba que ni por su mente ni por sus labios podía lograr que el hechizo que había intentado lanzar contra Agnes diera resultado, obviamente la joven bruja había utilizado contra ella el hechizo maldición, bien. Chica lista, pensó, no había escuchado el hechizo que le había intercalado la pelirroja, pero seguramente había utilizado el mismo que ella había intentado, dada la falta de efecto y el pésimo resultado que había obtenido. Mientras pensaba en ello por instinto movió suavemente su varita susurrando un hechizo que esperaba que estaba vez diera resultado, pero sin tener en cuenta las palabras susurradas por su contendiente

    —Morphos… —la rubia apuntaba al morral en la cadera de Agnes, éste se transformó en una araña de Sidney macho haciendo caer varios objetos al suelo entre ellos el libro de la sangre de la joven, mientras rápidamente subía hasta la cintura de la muchacha para picarla e inocular su veneno. Kim lanzó un insulto suave al percibir los cortes en su piel por lo cual utilizó un curación para evitar que el daño permaneciera.

    —Apenas escuché que pronunciaste el juramento —comentó a la bruja —recuerda que el “yo juro…” y lo que sigue sea escuchado claro [resaltado] por tu rival, no siempre la magia funciona si no pronuncias con claridad —gruñó aún algo adolorida por el corte la rubia —expelliarmus —pronunció con claridad la Black, haciendo surgir de su varita un rayo que pretendía desarmar a su rival, no sería tan sonsa de utilizar dos veces en el mismo turno efectos, no quería salir toda cortada del enfrentamiento por más que fuera un duelo de entrenamiento para finalizar una clase. El cual hasta ahora estaba demostrando que su alumna no lo había aprendido tan mal, aunque seguía manteniendo algunas pequeñas distracciones que estaba segura que a futuro dejarían de estar.  

    PV: 100-30+30=100
    PP: 6

    @ Scavenger Weatherwax


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Guest
    Esta discusión está cerrada a nuevas respuestas.

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo