Jump to content

The Magical Purge


Ludwig Malfoy
 Compartir

Publicaciones recomendadas

INg9aq7.jpeg



Horas antes…

Tal y como el ministro de magia lo había prometido y en contra de todos sus consejeros, durante la noche de Halloween se llevaría a cabo la primera purga semestral la cual tendría lugar en todos los territorios mágicos de Gran Bretaña. La tensión se sentía en el aire pues muchos locales y familias mágicas habían comenzado a prepararse desde días atrás comprando toda clase de objetos que les ayudara a defenderse en caso de saqueos y ataques no deseados. De la misma manera el ministro había ordenado la protección específica de lugares que serían considerados como no atacables dentro de los cuales destacaban el ministerio de magia por obvias razones pero también San Mungo, Gringotts, Hogwarts y un refugio que había implementado para muggles y todo aquel que deseara resguardarse.

Todos esos lugares estarían protegidos por una gran cantidad de integrantes de la policía ministerial así como aurores que estarían como comandantes de aquella operación. Todos y cada uno tenían la orden de permanecer en sus puestos de vigilancia y no intervenir a menos que se les solicitara ayuda o que alguien intentara ingresar a los lugares seguros. Había varias reglas que se les darían a conocer a los que desearan participar en dicha purga, la primera y más importante sería no atacar a los funcionarios con inmunidad así como a los menores de edad, la siguiente sería respetar la integridad de los edificios, es decir no causar daños a las infraestructuras, de esa manera podrían evitar daños colaterales. Sin embargo todos los demás crímenes estarían permitidos incluyendo el asesinato.

Ludwig caminaba por los pasillos del ministerio con la frente en alto ignorando las miradas de reproche que muchos de los empleados le dirigían, iba con prisa hacia su oficina pues dentro de poco iniciaría la noche de la expiación y esperaba que todos los miembros de su familia y amigos estuvieran a salvo, se podía percatar que algunos empleados no habían ido a trabajar ese día y que el atrio estaba menos poblado. La gente tenía miedo y eso evidentemente no le agradaba al Malfoy quien no deseaba ser visto como un tirano, sin embargo debía continuar con su cometido y pagar su “deuda”.

-Todo se encuentra listo – comentó Ludwig entrando a su oficina y viendo a un hombre de negro sentado en su silla – espero que una vez finalizado este día me puedas dejar en paz y a mi familia, he montado todo éste teatro y con eso nuestra deuda estará sellada.

En la oscuridad de su oficina se podía observar a un hombre calvo quien sonreía y ponía sus manos una frente a la otra. La historia de dicho personaje era incierta o los tratos que había creado con el Malfoy, sin embargo el sujeto no se movió en lo absoluto ni dejó de sonreír, en su lugar dijo – seré yo el que decida cuando su deuda esté pagada señor ministro, mientras tanto le aconsejo que se resguarde y observe lo que su comunidad mágica es capaz de hacer - acto seguido el hombre de negro se transformó en un cuervo y voló por la ventana sin dejar rastro alguno de su presencia. Ludwig estaba bastante frustrado, dentro de poco iniciaría la noche de la expiación y deseaba que no hubiera muchas muertes, no podía tener más sangre en sus manos.

UU62gOD.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

La anunciada noche había llegado. No había intentado convencer a su amigo de que era una mala idea, si bien lo pensaba, pues creía que era una buena oportunidad para que su bando se impusiese frente a la impotencia de la Orden del Fénix, o al menos de los aurores que la componen. Una noche de libertad, en la cual cometer crímenes que en otro momento podría llevarlos a Azkaban, podría ser la receta para que el mandato del Malfoy resultase exitoso, al menos de cara a los mortífagos.

Claro, ella no participaría de tales hechos. Su lugar estaba en el Ministerio, desde donde podrían monitorear los hechos, junto a su amigo. También, seguramente, sería el sitio en que habría reportes de quejas, muchas más durante la fecha que las recibidas ya a partir del anuncio. Una secretaria nunca estaba de más, presente para aplicar filtros a la información innecesaria que podría llegar al Ministro.

Estuvo tentada a dirigirse directamente hacia su oficina, pero vio la puerta entreabierta de Ludwig. Alisó con las manos su túnica verde esmeralda, antes de caminar hacia allí. Imaginaba que estaría bastante tenso, por lo que un poco de compañía no estaría de más en ese momento.

Lo halló de espaldas, mirando hacia su escritorio, donde no había nadie. Aprovechó para acercarse lentamente y taparle con suavidad los ojos con las manos, a modo de juego. No dijo nada, solo aguardó la reacción del joven.

@ Ludwig Malfoy


s4AlDyt.jpeg
4dV4RuU.gif       gfPUyue.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

En un rincón del amplio escritorio que antes usara su abuelo se encontraba amontonado las cartas y notas de prensa relacionadas a las reformas dirigidas por el nuevo Ministro. Sabía que algunas se le habían escapado y llegado a las manos de la secretaría, pero contaba con el tacto de la Gryffindor de saber cual dirigir hacia su padre, mientras tanto ella gestionaría las demás.

La intención de la pelirroja era mantenerse al margen de las acciones encerraba en la amplia biblioteca de la Mansión Malfoy. Aunque muchos creyeran que la asignación de puestos era meramente nominal para desviar dinero del Ministerio a las bóvedas de la familia, desde que se había instituido Ludwig como Ministro la bruja no había detenido su actividad. Mucha de la cual se realizaba en el interior, extrañaba pasar más tiempo en el campo de quidditch.

Algunas notas de amenazas, unas firmadas u otras no, también se acumulaban en otra pila. Esa tendría que empacarlas y enviar copias a los aurores y a la policía mágica para que investigaran a esas gentes. ¿Dónde estaría su hermana? Debía de comenzar a callar a todos esos pseudo-periodistas que se estaban dedicando a criticar a su familia y cuestionar cada palabra y movimiento de su padre.

Termino de rasgar la pluma sobre el papel, mientras la tinta se secaba sobre la superficie de manera involuntaria sus largos dedos golpeteaban sobre la madera. Luego de esta noche muchas cosas serían peor y lo sabía. Un pensamiento se introdujo en su mente: Su familia, no tenía claro donde se encontraba cada uno de ellos y no sabía si estarían tan bien resguardados.

Finalmente selló la nota y con un movimiento de varita creo varias copias, en la ventana ya esperaban algunas lechuzas. La nota iba dirigida a los aurores y la policía recordándoles su lealtad para con el Ministro y la Comunidad Mágica y que esperaba de ellos su completa entrega en la protección de los lugares asignados.

Hija del Ministro - Draco&Draco

nIabQWE.jpg
VuEXihS.gif 🔥  LPL7qqP.gif 🔥   gfPUyue.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Luna Gryffindor Delacour - Jefa de Aurores, encargada de cuidar los alrededores de San Mugo-Noche de expiación.

 

Había tenido instrucciones de ir hacia San Mugo, en realidad ella había pedido cuidar ese lugar porque tenía miedo que la gente quisiera lastimar a los enfermos y eso nunca se lo perdonaría, podría haber ido también a Gringots, pero entre cuidar el oro de los magos y brujas y cuidar a los enfermos, era evidente que preferiría hacer la Gryffindor y es por eso que ahora estaba afuera de San Mugo, poniendo protecciones alrededor y sabiendo que tendría una larga y tensa noche por delante.

 

La muchedumbre se agolpaba por todos lados, tembló al ver tantos destrozos por doquier, cómo se le ocurrió a Lud que eso sería algo bueno? Acaso él no era medimago en IItalia? Recordaba como si fuera ayer cuando lo conocía, pidió ayuda por una epidemia y ella había respondido e ido a ayudarlo por su maestría en pociones y porque nunca dejaría a nadie sin ayuda, fue por ese entonces que se ayudaron mutuamente cuando en Londres apareció el nefasto Covid, aún recordaba esa colaboración con cierta nostalgia de un mundo quizás horrible pero más sencillo para todos.

 

Pensó solo dos minutos quien podría estar y conocer de San Mugo, pero se encogió de hombros,no sabía si las personas en las que estaba pensando aún estaban allí, solo pensó en Ela y Hades pero como no estaba segura de que aún estuvieran ahí no les llamo, así que solo se mantuvo a la espera de cualquier cosa y teniendo bien sujeta su varita mágica en su mano derecha, por si algo malo sucedía en los alrededores de San Mugo.

 

Una nota fue dirigida a ella a nombre de su amiga Noe, donde le recordaba su lealtad al ministro y su protección a los lugares seguros, asentí meintras lo leí y escribí una nota al aire que le hice llegar con una floritura de mi varita, respondiendo la misiva anterior.

 

"Querida amiga Noe:

Estoy en San Mugo custodiando el lugar, sigo fiel al ministro y a sus deseos, por ende fui asignada aquí, no te preocupes por nada, cuidare fielmente que este día se haga del todo acordé a sus deseos, si quieres pasate por acá, aunque no te lo recomiendo porque es peligroso.

 

Te quiero mucho y siempre seré fiel a ti y a tu familia, tu querida amiga, Lunita Gryffindor Delacour"

 

Selle la nota y la hice desaparecer hacia la mansión Malfoy, directo a mi amiga Noe con un floritura de varita, esperando llevarle tranquilidad y seguridad de que siempre estaría de su lado y el de su papá, bueno siempre que se hiciera todo por el bien de las personas y con honestidad por supuesto.

 

Había llevado su ropa habitual de trabajo, su traje violeta claro, su pantalón violeta y sus sandalias plateadas nuevas, todo muy normal, excepto por el medallón para avisar de peligro que tenía escondido en el bolsillo del pantalón, no se lo había puesto de collar porque pesaba mucho y quería tener libertad de movimiento por cualquier cosa que sucediera.

 

Suspiró sabiendo que tendría que tener cuidado y siguió poniendo hechizos alrdedor de San Mugo, cuando escuchó algunos gritos y destrozos por doquier, estaba por empezar aquella noche o al menos, esa fue la impresión que le dio a la bruja, deseando que nadie saliera herido y que esto no se nos fuera de las manos.

 

- Protego máxima - dije apuntando a la entrada de San Mugo y viendo cómo se formaba una barrera protectora alrededor de todo el edificio -

 

Pensó en hacer alguna cosa más,pero todo lo que se le ocurría quizás no funcionaría como para ayudar al lugar, pero lo que si hizo fue intentar buscar algo que transformar y rezar porque nada tan malo pasará aquella noche.

 

- Morphos - Dije apuntando a un gran banco blanco, que se transformó en un tigre blanco gigante esperando instrucciones mías -

 

- Protégeme de cualquier hechizo o golpe que quieran darme, e impide que cualquiera que no sea de fiar entre a San Mugo - le pedí al tigre, que con un rugido se puso delante mío, agitando su cola inquieto, como si esperara arañar al primero que quisiera hacer algún daño -

 

Suspiré más tranquila, mirando con mis ojos azules claros alrededor, como si esperaré que alguien quisiera entrar para golpear algo, solo esperaba que alguien viniera a hacerme compañía y poder defender el lugar impidiendo que algo malo sucediera, en aquella noche rara de expiación, la noche en donde todo estaba permitido y en donde corríamos más riesgo que la habitual.

 

@ Ela Karoline   @ Hades Ragnarok   @ Darla Potter Black @ Ludwig Malfoy   @ noe_snape @ @ Mica Gryffindor   @ Ellie Moody   @ todos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Editado por Luna Gryffindor Delacour

    Xo2I28M.gif

   EG1ymOM_d.webp?maxwidth=640&shape=thumb&

LGDdef.gifLEdef.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

pzIK9sK.png

Antes del día 0

Odia tener que hacer anuncios de ese tipo a nombre del presidente del MACUSA. Pero es algo que debe hacer, lo hace en nombre de la seguridad de magos, brujas y nomajs cuya residencia se encuentra en Reino Unido. Y Hobb lo hace tomando la responsabilidad de haber sido una de las personas que estuvo en contra de firmar un contrato por la cabeza del Ministro de la Magia. Debió firmar el contrato y matar a Ludwig Malfoy justo en aquel lugar y en ese mismo momento en que las circunstancias estuvieron de su parte. Ahora, siendo ministro, es más complicado. Pero no imposible, algo se debe poder hacer.

Hay varias personas en la rueda de prensa convocada por el MACUSA, entre ellos medios de comunicación de varios países a través de sus corresponsales. Todos saben, o al menos suponen, cual será el anuncio que fue redactado por Presidente del MACUSA. Antes de que Hobb hable lo hace el secretario de comunicación del Gabinete Presidencial explicando los motivos por los que el Magicongreso está en desacuerdo con la decisión tomada por el gobierno inglés. Es hora de Hobb, él dará dos anuncios.

—Cualquier persona que se sienta en peligro por las medidas respecto a "la purga" podrán solicitar asilo y refugio. Tenemos personal dispuesto en todas nuestras embajadas en los diferentes países de Europa. Recomendamos a todo ciudadano Estadounidense abandonar Gran Bretaña antes del día de la Purga. El MACUSA ha decidido romper cualquier tipo de relación con el gobierno de Gran Bretaña al menos que se retracte de la medida que va en contra de todos los derechos humanos básicos y que no puede ser tolerada en los estados de derecho en que vivimos.

Se queda en silencio y varias personas de la prensa realizan preguntas que, por un lapso de 30 minutos, responde. Son principalmente dudas relacionadas a la logística de trasladar a las personas que así lo deseen.

—Finalmente, tengo que informar algo más. Mis actividades externas... son conocidas por todo el mundo. Jamás me ocultado mi rostro ni he negado mi pertenencia a la organización conocida como la Orden del Fénix. En nombre de ellos, también me gustaría informar al mundo que la Orden del Fénix desconoce el gobierno de Ludwig Malfoy. El día de la Purga la Orden del Fénix patrullará Gran Bretaña protegiendo a las personas inocentes; se enfrentarán a los aurores y al cuerpo de seguridad del Ministerio de la Magia si es necesario. Ludwig Malfoy y todo su gabinete, todos quienes lo siguen apoyando son personas no gratas para la Orden del Fénix.

  • Triste 1
  • Me enluna 1
  • Realizado 1

NHCeJlw.png

T7Qipl9.gif
O1KlJf5.png
f5DcgjA.gifXuR0HEb.gifGPQsszk.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

HADES RAGNAROK - Director de San Mungo - Noche de la Expiación

 

El mago se encontraba en su despacho en la dirección de San Mungo. jamás había pensado que una noche como aquella fuera a suceder. No sabia si el ministro se había vuelto loco o no, mas bien, el hijo de la noche podría haber jurado que alguien lo estaba controlando con una maldición imperius, pero no, hasta donde sabia sus informantes le habían dicho lo contrario, nadie había dado tal orden.

 

El hijo de la noche además de ser el Director de san Mungo, era el líder de la organización criminal Tartarus y para completar también era un miembro de la marca tenebrosa, por lo que aquella noche iba a ser muy provechosa vierase por donde se viera, sin embargo, el Ragnarok no iba a permitir que nada le sucediera a su amada institución. Obviamente, había dado ordenes de causar algunos destrozos, secuestrar sangre sucias, traidores a la sangre y muggles.

 

-<<Como voy a dejar pasar esta oportunidad y que los chicos se diviertan un rato?>> -pensó para si mismo desde la ventana mientras observaba las calles.



Desde aquella ventana podía observar la aglomeración de gente esperando la hora indicada, antorchas, fogatas, aquella seria una noche donde la oscuridad reinaría y cualquier cosa podría pasar, Al menos, el vampiro, estaba tranquilo con el hecho de que tanto Cissy como su pequeña Kore no se encontraban en el país, se había encargado de enviarlas muy lejos junto con Castalia y Sebastián, donde aquella purga y expiación no pudiera alcanzarlas. Claro estaba, él hubiera preferido estar con ellas y no podía quitarse de la cabeza la mirada de reproche de la Macnair cuando le comento que debía quedarse para proteger San Mungo. Aunque a regañadientes Cissy lo entendió, ella hubiera hecho lo mismo con el concilio de mercaderes y demás cosas de las que ella alguna vez llego a encargarse y eran importantes para ella.

 

Se movió un poco. Lo mejor seria dar una vuelta por las plantas y luego llegar hasta la puerta de entrada y a partir de allí con varita en mano estar pendiente si sucedía algo.

 

********************

 

El cainita se encontraba en la puerta observando a la multitud que cada vez parecía ponerse mas agresiva. El Ragnarok conocía esa sensación perfectamente, la anticipación, estaban en el ojo de la tormenta y faltaba muy poco para que el caos se llevara todo al mismísimo inframundo. recorrió con la mirada todo lo que estaba rodeando las inmediaciones. De repente, observo una figura solitaria que recorría la entrada a unos metros de donde el estaba. Puso los ojos en blanco, porque ella siempre tenia que estar metida donde había tantos problemas. Suspiro su amiga @ Luna Gryffindor Delacour era así, la amaba pero esa chica era un imán para meterse en las peores catástrofes.

 

-Lo mejor será que vaya por ella antes de que la maten -susurro el vampiro. No era que no confiara en las capacidades de Lunita, ella era una Auror capas de defenderse sola, sin embargo, el ragnarok sabia que aquello se iba a poner demasiado feo y ella seria una de la primeras quizás victimas del desenfreno de la muchedumbre.

 

Se acerco a ella lentamente mientras estudiaba sus facciones y movimientos.

 

-Sabes que estas en un lugar demasiado peligroso sin  refuerzos verdad? -le dijo con una sonrisa llamando la atención de  su amiga - que voy a hacer contigo Lunita?

vkDq3f1.png

 

kNTUx8c.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Derhorm

-Bien ese es el plan.- exclame mientras me acomodaba en mi silla alta y desde ahi veia a mis colaboradores. 

Eran chicos de experiencia, y que habia demostrado su valia. Su grupo inicial constaba con algunos acolitos de Sean pero pronto comprendieron que las oportunidades estaban de mi lado. Daba aliciente a sus mas desenfrenados gustos y pagaba mejor. Claro no es que todo fuera un lecho de rosas habia tenido que desaserme de algunos despues de que se dejaran ver dejando el cuerpo del trabajador del Ministerio que supuestamente habia sido acusado de poner un artefacto explosivo en la oficina de Mael en el mandato ministerial anterior. Aun asi en terminos generales habian actuado bien con lo de los polvos de unicornio de dragon y otras drogas magicas patentadas que aun circulaban por la calle. Por suerte ya parecia que todos se habian resignado a ese mal, incrementando asi mis ganancias y permitiendome, con los negocios encausados, enfocar mi atencion en el proyecto de la trasmutacion del alma.

-Los cuerpos disponganlos en los distritos muggles. No tengan miedo si los ven, a fin de cuentas tenemos autorizacion. Si algun muggle intenta algo contra ustedes ya saben...tienen carta blanca. Uno mas o uno menos...no importa. Este es un planeta superpoblado. 

Evidentemente esta accion tenia un motivo especial. Primero evitar a mis acolitos encuentros innecesarios con aquellos magos que fueran a su Purga. Los muggles se podian manejar mejor. Y claro, la segunda era seguir incrementando las tensiones entre ambos grupos humanos. Que maravilla tener la batuta del caos bendecida por el propio Ministro.

-Y claro....es noche de purga. Despues del encargo sientanse libre de expresarse.

Y asi daba por finalizada la reunion. Buena sorpresa se llevarian los muggles cuando vieran las piezas de arte que les dejaria en sus calles. Creo que hasta los magos no estaban preparados para eso...aun.

MATADORES-FINAL.gifSean-y-Leslie.gif

T9wDvtJ.gif

XXBPo79.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Dos horas antes del inicio de la purga

Conforme iban avanzando las horas la tensión se acumulaba en la oficina del ministro quien iba y venía dando vueltas por todo el lugar. A estas alturas era prácticamente imposible frenar lo que había proclamado aunque estaba seguro que era una mala idea. No obstante tenía que mantenerse con la cabeza firme y afrontar las consecuencias de sus actos. Si bien sus manos se mancharían de sangre, esperaba al menos que aquel evento de impunidad tuviera algo de utilizad y con ello poder frenar la ola de crímenes que se habían acumulado en los últimos meses.

En su mano leía una nota de prensa que había proclamado el líder de la orden del fénix. Ludwig no podía evitar sentirse indignado por la forma en que su líder se dirigía a el pero lo entendía claramente tal como entendía las palabras que en su momento le dedicaron Darla y Ellie. Incluso en el fondo agradecía que los miembros de la orden estarían patrullando para ayudar a la población en peligro pues la policía ministerial estaría con las manos atadas. No le quedó de otra más que admitir que había perdido la confianza del líder, posiblemente jamás la recuperaría pero solo el tiempo lo diría.

Mientras tanto miraba el reloj, pronto marcarían las siete de la noche y unas bocinas con altavoz estarían listas para emitir un fuerte sonido que se identificaría como el inicio de la purga. A partir de ese momento la gente debería protegerse por sus propias manos. Si todo salía bien, nadie saldría herido y todo acabaría de la mejor manera. Afuera las calles ya estaban prácticamente vacías. La gente se resguardaba y muchos miembros de la policía ministerial así como aurores se mantenían en sus puestos de control. Pronto comenzaría la función.

Salió de su oficina y miró a su secretaria personal de un lado y a su hija del otro, estaba tenso y aún así les sonrió – pronto comenzará todo, creo que después de lo que pase hoy nada será igual.

 

@ Mica Gryffindor  @ noe_snape  @ Hobb Graves

 

UU62gOD.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

 

Chanter-Kyle

 

Primer Ministro de Holanda

La idea de drenar toda la sangre del cuerpo del Ministro Londinense, no le desencantaba al Holandés. Reconociendo que le debía demasiadas frentas, que dejaron pendientes en el pasado, el querer pasarse de listo dentro de sus clases de conocimientos y el coqueteo descarado que le lanzaba con miradas provocativas— El primero en ser purgado, debería ser el. Porque no es fiel a lo que se jacta de vociferar dentro de sus comunicados de prensa, simplemente es demasiado suelto con sus deseos más elementales—saboreando al copa de sangre que se había servido directamente de una vena palpitante que ahora estaba pálida. 

— Mataremos a todos aquellos que le sigan apoyando. No importa, si la comunidad mágica  se reduce al mínimo—advirtiendo que llevaría sus acciones hasta las ultimas consecuencias. Se había contenido por demasiado tiempo, agradeciendo a que la llegada del Halloween despertará por completo su locura— Caerán como lo hace una casa de cartas, solo hace falta una tormenta perfecta y el caos hará acto de presencia arrasando con todo lo que tenga a su paso—asentía observando el rostro que le devolvía una mirada pícara. Los ojos verdes de ese mago removían una parte que creyó dormida en su persona, aquella que le impulsaba a volverse un poco más cruel y desalmado.

— Envíale una invitación a la Familia Luxure, especialmente a Alexander. Deseo que me acompañe en está travesía, ya va siendo hora de que forme parte de mis travesuras—la sonrisa que engalanaba sus labios, se ensanchó alcanzando con ese gesto sus orbes azules. El mar que descansaba de manera pacifica, no tardaría en volverse un maremoto que arrancaría de tajo el muelle que ocultaba tan celosamente al querido Malfoy.

@ Malum Luxure  @ Ludwig Malfoy  *-*

Cuando eres tan grandiosa como yo, es difícil ser humilde

BwJfDFR.jpeg

Incitaré al caos y la destrucción a donde sea que vaya

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

justo el dia que regreso a Londres es justo me llega la notificación que ese día comienza una nueva actividad que el ministro había ofrecido, que ese mismo día a las 7 de las noche seria permitido que por las horas de la noche todo los crímenes seria permitidos, asi que será un momento histórico en la comunidad mágica, asi que aprovechare la oportunidad de ver como funciona actualmente como sociedad la comunidad mágica, como esta la guerra de bando ahora.

Luego de ver esas noticias y planificar en mi mente las cosas que diría si me capturaban en el fondo sabia muy bien lo que quería hacer infiltrase en el ministerio y poder entrar en departamento de misterio, necesitaba saber una verdad se que en esos pasillos lo voy a encontrar todas las respuesta que me hacia falta, vio la hora y ya casi era las 7 si quería entrar al ministerio antes que se cerrar las puestas tenia que actuar rápido y moverle con prudencia.

 

agarro su túnica negra. verifico que lleva en los bolsillos su varita, la carta que le había enviado el ministerio y un mapa del lugar, salir del hotel donde me esta hospédame y salir directo a la puerta principal del ministerio, donde mucha gente se estaba saliendo con destino a sus hogares a protegerse de las cosas que estaban a punto de suceder  

 

SzMjX3R.jpeg

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
 Compartir

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.