Jump to content

2da Reforma: Educación


Ludwig Malfoy
 Compartir

Publicaciones recomendadas

oqxTBTO.png

 

Hogwarts

Un mes había pasado desde que la purga mágica ocurrió en el territorio mágico de la Gran Bretaña y aunque pocas explicaciones o declaraciones había hecho el ministro de magia sobre sus acciones. Era claro que se respiraba un ambiente de tensión en el mundo mágico. Las relaciones con Estados Unidos se encontraban rotas y con poca probabilidad de reconciliación. Los negocios dañados poco a poco habían sido reparados con ayuda de la comunidad y de la policía ministerial y San Mungo comenzaba a dar de alta a los heridos de dicha noche. Era momento de cambiar de página y seguir avanzando o de lo contrario la gente solo vería con malos ojos al gobierno del rubio.

Durante todo ese tiempo claramente el gabinete del Malfoy, sus asesores y personas de confianza se habían encerrado durante horas para trabajar en la reforma de educación que debía ser presentada a inicios de diciembre para poder cumplir con las promesas de inicio de gobierno. Las noches habían sido arduas ya que deseaban tener todo en orden y a la perfección, después de todo se trataría de algo jamás visto antes en Hogwarts pero finalmente lograron terminar justo a tiempo para la liberación de dicha reforma.

Fue así como un par de días atrás, una gran cantidad de lechuzas fueron enviadas a distintas partes del mundo mágico con una invitación que sonaba más a un citatorio para dar a conocer la nueva reforma del gobierno del Malfoy. Dentro de los citados se encontraban todos los jefes de departamento, empleados del profeta, embajadores y gobernantes de otros países así como directores de otras escuelas mágicas. En ésta ocasión se centraría para hablar de la educación y de la forma en que ésta podría beneficiar a toda la comunidad residente del mundo mágico. Sin embargo el lugar de reunión no sería el ministerio de magia, si no al contrario, se trataba del Colegio de Magia más importante de Europa, Hogwarts. Para dicha reunión se había hablado previamente con el Sumo Inquisidor del Colegio quien había reunido información importante sobre los métodos de enseñanza en el lugar. El mismo se encargaría de recibir a todos los invitados y como se esperaba un número amplio de personas, se decidió que la reunión tendría lugar en el gran salón.

El viaje de muchos de los asistentes al lugar fue provisto por el mismo ministro de magia quien brindó su réplica del expreso de Hogwarts para transportarse y fue en éste mismo que Ludwig bajó del tren llegando a Hogsmeade para luego ser transportado por esos carruajes que llevarían a todos al castillo. Ignoraba así a su entorno, las miradas que muchos le lanzaban y se la pasaba leyendo y releyendo las notas que tenía para el discurso que daría dentro de poco. Era tanto su ensimismamiento que no se percató de que ya habían llegado así que bajó del Thestral que lo transportaba y observó por primera vez en muchos años la fachada del colegio que lo educó para convertirse en el hombre que actualmente era.

- Muchas gracias por recibirnos – dijo al inquisidor quien se encontraba en la entrada junto con algunos profesores y alumnos – ha sido un viaje un poco largo y puede que algunas personas quieran comer algo antes de explicar la reforma educativa ¿nos ofrecerías algo de comer y beber? – dijo sonriendo aunque algo serio y nervioso. Esperaría a que hubiera suficiente quorum para comenzar.

 

 

OFF. Edito para agregar la reforma que se describe en el siguiente post.

 

 

Quote

Reforma Educativa



Introducción:
En un ambiente cambiante, con nuevas generaciones y el acercamiento a nuevas tecnologías como a la comunidad no mágica. El gobierno mágico de Gran Bretaña se ve obligado a evolucionar y adoptar mejores medidas que permitan el desarrollo educativo en los niveles de educación básica y avanzada. Y aunque el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería tiene una dirección, la educación depende meramente del gobierno por lo que se han tomado las siguientes medidas:

Medidas implementadas:

1.- Sobre educación preescolar: será de carácter optativo tanto para magos como muggles pudiendo recibir educación en casa. En caso de requerirlo se implementarán jardines de niños especializados en la integración mágica y muggle.

2.- Sobre educación básica: Los centros educativos implementados en la administración pasada continúan y se mejoran, aquellos que cumplan con los requisitos necesarios para impartir clases “escuelas” mientras que los que no cumplan con esos requisitos deberán ponerse al corriente en un plazo no mayor a seis meses. La educación básica será obligatoria para los muggles debiendo cursar seis años en dichas escuelas. Su educación será idéntica a los planes y programas de estudio de los muggles de toda Gran Bretaña pero agregando asignaturas optativas relacionadas con la comunidad mágica como Historia de la magia y estudios mágicos. Los magos y brujas menores de doce años podrán cursar educación básica desde sus hogares o si así lo desean podrán integrarse a las escuelas de educación básica.

3.1- Sobre educación media superior: Hogwarts quedará restringida única y exclusivamente a los magos y brujas que reciban su carta de aceptación ya que la finalidad del éste colegio es la de formar magos y brujas. Todo aquel que reciba su carta, sin importar su estatus de sangre será aceptado y asignado a alguna de las cuatro casas del colegio. Queda prohibida totalmente la discriminación a hijos de muggles o magos con sangre mestiza.

3.2.- La asignatura de estudios muggles queda reinstaurada siendo ésta la única que podrá ser impartida por alguna persona no mago.

3.3.- Los profesores se someterán a evaluaciones anuales las cuales les permitirán conservar su cargo.

3.4.- Los muggles continuarán sus estudios en escuelas preparatorias.

4.- Sobre educación superior: Todo aquel que haya completado sus estudios y haya obtenido las calificaciones requeridas podrá inscribirse en cursos Universitarios como sanadores, profesores, aurores, entre otras. El ministerio de magia ofrecerá becas para formarse en Castelobruxo en caso de así requerirlo.

5.- Sobre el sumo inquisidor: Será como siempre lo ha sido la representación del ministerio en las escuelas y colegio de magia, podrá tomar decisiones fundamentales y reportará información importante al ministerio. En ausencia del director, el sumo inquisidor realizará las funciones de director. 

6.- Sobre costos de estudio: el costo anual por alumno en Hogwarts actualmente asciende a más de 200,000 galeones, una cantidad que siempre ha sido absorbida por el ministerio de magia. Desafortunadamente no es posible continuar absorbiendo tantos gastos por lo que se implementará un financiamiento el cual consiste en que los alumnos podrán estudiar sin problema pero una vez graduados deberán pagar el 50% del costo de sus estudios, durante un plazo de diez años.

7.- Finalmente, una vez al año se realizará una reunión de exalumnos la cual funcionará como gala de beneficencia, éstos en caso de desearlo podrán realizar donaciones al colegio y al ministerio. La primera reunión se llevará a cabo en dos semanas.

 


 

 

 

 

 

@ Mael Blackfyre  @ Mica Gryffindor  @ Mefistófeles Evil.  @ Noeline Malfoy McFarlan  @ toji  @ Ashley Emily Black Lestrange M.  @ Amit Lockhart  @ Darla Potter Black  @ Adrian Wild  @ Cillian Haughton  @ Ellie Moody  @ Mia Zoeh  @ Luna Gryffindor Delacour  @ Dennis Delacour  @ Matt Blackner  @ Sagitas E. Potter Blue  @ Goderic Slithering  @ Hobb Graves  @ Ada Camille Dumbledore  @ Anthony R. Dracony M.  @ Kahlan Blackthorn  @ Malum Luxure  @ Eterno Black Triviani  @ Rory Despard  @ Sean -Ojo Loco- Linmer  @ Ernest Dumbledore Prior   @todoelquequieraunirse

 

 


 

 

Editado por Ludwig Malfoy
Agregar la reforma y se lea mas facil
  • Love 3
  • Me enluna 2
  • Me encuerva 1
  • Realizado 1

UU62gOD.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Una gran expresión de sorpresa se había reflejado en mi rostro en el momento en que me había llegado aquella invitación por parte del Ministro de Magia Británico, el estar en el anunció a la reforma de la educación no me sorprendía, lo que lo hacía era la forma en que todos llegaríamos hasta el lugar en donde se haría el anuncio, nada más ni nada menos que la Escuela de Magia y hechicería de Hogwarts. Solo había estado una vez en aquel lugar y el recuerdo había sido realmente doloroso, fue el día en que él inquisidor había atacado la escuela, la escena horrorosa aún rondaba por mi cabeza por momentos y me llenaba de dolor. La idea de ir hasta el lugar en tren como el expreso de Hogwarts es realmente una experiencia nueva, yo había asistido a la escuela de magia de Beauxbatons, así que el lograr llegar a la escuela en Escocia ya me llamaba la atención. 

 

El viaje había sido tranquilo, me había dedicado a la lectura y por otros momentos a admirar el paisaje, había viajado sola en el vagón, púes mi escolta había decidido dejarme sola mientras leía y además había impedido que cualquiera se acercara a donde to estaba,  creía más por seguridad que por otra cosa. Ese día había decidido lucir algo menos elegante y si más casual: pantalon de cuero ceñido, un blazer negro con botones dorados apuntados al frente, suéter cuello tortuga negro y botas altas hasta la rodilla. Mi cabello perfectamente peinado y suelto sobre mis hombros. Al descender del tren en la estación de Hogsmade me dispuse a buscar el transporte que ahora nos llevaría hacia el colegio, vi de lejos a mi cuñado @ Ludwig Malfoy y a @ Mael Blackfyre quien era el inquisidor de Hogwarts actualmente. Con una gran sonrisa salude a ambos.

 

-     Espero que estén bien ambos, señor Ministro que maravillosa idea traernos en  tren, la vista es simplemente magnífica

 

Comente con emoción, la realidad era que me sentía como una niña estando en el colegio de nuevo.

Editado por Ada Camille Dumbledore

Tuz8PYP_d.webp?maxwidth=640&shape=thumb&

Ministre de la Magie Français // 🌙 dulce asesina by Mael

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Cuando me llegó la carta para la reforma de educación en Hogwarts, sólo pude pensar en San Mugo, en como habían traído a los heridos y había ayudado con algunas pociones saliendo de mi puesto de Auror por un rato, ahora tocaba reformar mi hogar de niña, Hogwarts me había enseñado y cobijado por 7 años, había sido allí en donde había aprendido todo para ser Auror después, suspiré y salí de mi oficina en el Cuartel de Aurores directa a escribir una carta y a buscar las chimeneas para Irme hasta el expreso de Hogwarts después.

 

Primero busque pergamino y tinta, escribiendo dos cartas rapidas, que mande con mi lechuza Artemisa, esperando que eso fuera suficiente para que no se preocupara por mi.

 

"Querida Ada: Debo ir a Hogwarts por la reforma de mi amigo Lud, también irás? De ser así espero verte en el colegio, guardo grandes recuerdos de ese lugar, no te preocupes iré en seguida.

 

Te quiero mucho, Lunita Gryffindor Delacour"

 

La siguiente la pensé demasiado, escribirle a Lud para responderle no era fácil, primero porque sus reformas me habían dado dolores de cabeza anteriormente y segundo porque lo quería demasiado y había decidido darle otra oportunidad como ministro y apoyarlo en lo que sea que necesite, al fin y al cabo, era mi amigo además de mi ministro de magia y siempre me tendría ahí ayudándole, siempre que sus ideas sean adecuadas y buenas por supuesto, jamás lo apoyaría ciegamente, pero si estaría para ayudarlo a que sus ideas no sean tan mal recibidas por todos.

 

"Querido Lud:

Esta carta va como amiga y no como auror, me enteré de la reforma en Hogwarts y estoy por ir para allá, espero que la misma sea un puente pare que volvamos a ser esos amigos que siempre fuimos, extraño a mi mejor amigo, pero si tus ideas no son buenas, no te apoyaré, todo tiene un límite, por favor, haz cosas buenas para mí mundo, te quiero mucho.


Un afecto eterno, Lunita Gryffindor Delacour"

 

Estaba por estamparlo el sello de Auror cuando me estuve y lo deje a un costado, no era ese tipo de carta y estaba hablándole como amiga así que no puse el sello rojo, decidiéndome por cerrar ambas cartas, ponerlas en dos sobres y llamar a Artemisa mi lechuza blanca para que atandole la carta en la pata volará buscando a Lud antes de ir a reunirme con él.

 

- Tienes que darle esto a Ludwig mi amigo en la mano, no se la des a nadie más,entendido? No me importa si tiene secretarias o lo que sea, necesito que se lo des solo a Lud y está es para Ada mi mejor amiga y son confidenciales ambas cartas, ve anda vuela rápido - Le pedí a mi lechuza que tras un picotazo amistoso en mi mano, surco los cielos perdiéndose en el firmamento,feliz de tener algo que hacer al fin -

 

Me quedé un segundo viéndola volar y decidí irme hacia el expreso de Hogwarts, volando en mi escoba la saeta de fuego, hasta Kings Croos, esperando poder ayudarlo a que logré hacer la reforma lo mejor posible para todos.

 

Al llegar achique mi escoba en mi bolso violeta y camine presurosa hacia el vagón del tren, quedándome viéndolo cuando entre, era como volver a mi hogar y mi casa durante muchos años, casi me sentía esa niña que entusiasmada tenía su túnica de Gryffindor y empezaba su segundo año en Hogwarts, mire por la ventana con tristeza, sabiendo que no vería ni a Annick, Elvis y muchos menos a Lisa allí, la nostalgia me embargo de repente y me di cuenta que quizás no había dicho suficientes te quiere para nadie, preocupada por ser Auror o por correr hacia quien sabía el que en realidad.

 

Negué con la cabeza y me entretuve leyendo "una corte de alas y ruinas de Sarah J, Máas" un libro muggle que mis amigos me habían comprado cuando se dieron cuenta que me gustaba todo ese mundo y es que la pluma de Sarah me hacía acordar a algunos autores mágicos en realidad y una parte mía se preguntaba si de haber sido bruja en que casa estaría la autora muggle, que arrasaba en el mundo muggle siendo súper ventas o eso me decía mi amiga cuando me regaló el libro.

 

El traqueteo del tren me acompaño todo el camino, mitad leía el libro y mitad miraba el paisaje de colinas y árboles, sintiéndome en casa una vez más, cuando se hizo de noche me concentre en leer mi libro y olvide en qué estaba y para que hasta que al ser de día llegamos al fin a mi amado hogar, Hogwarts.

 

Baje del tren, guardando rápido mi libro en mi cartera violeta, mi traje violeta claro, mi pantalón violeta y mis sandalias plateadas me daban el aspecto elegante que siempre me gustaba llevar, traía mi cabellera pelirroja en un rodete con mi prendedor de un Fénix dorado con una E.G y una A.P encrustadas alrededor, que había sido un regalo del mismo Elvis cuando termine Hogwarts y por azares del destino siempre lo usé por una razón y otra.

 

Me subí a los Thestreal, viéndolos y saludándolos como hacía siempre, mientras me llevaban al fin hacia el castillo y veía el paisaje y todo a mi alrededor recordando cuando había sido inmensamente feliz en esos muros que siempre me habían protegido del todo.

 

Me baje del trasporte al fin y me quedé mirando Hogwarts como si nunca lo hubiera visto bien, estaba tan ensimismada, que tarde en notar a mi mejor amiga Ada allí, a quien le di un abrazo apenas la note, recordándome que esto era algo oficial y que quizás no debería de ser tan cariñosa, pero diciéndome que si no podía decirle a mi amiga que la quería, dejaría de ser yo misma en realidad.

 

- Ada de mi corazón, que alegría en verte, no sabía que estarías aquí, te escribí una carta y no importa ya, oh por dios, Lud, gracias por traernos a mi hogar, me trajo muchos recuerdos lindos - le dije a Ada separandome del abrazo para verla bien y luego girandome para ver a Lud a quien también le di un abrazo, olvidándome que quizás no debería de hacer eso porque era el ministro de magia -

 

Cuando me separé de Lud, tarde más de la cuenta en saber cómo saludar a Mael, luego recordé que él era el inquisidor de Hogwarts y que debería de ser cortés, así que le hice una reverencia un tanto torpe,preguntándome como demonios saludaban a alguien que no te caía precisamente muy bien.

 

- Bueno ahora sí, en qué puedo ayudarles? De qué irá la reforma? Ah por cierto, gracias Mael por dejarnos venir aquí, este fue mi hogar por muchos años, así que le agradezco el gentil gesto - Dije como única muestra de cordialidad hacia él, porque me habían enseñado a ser educada y lo sería aunque no me agradara mucho el mago en cuestión -

 

Estaba tan feliz de estar en Hogwarts que nadie, ni si quiera Mael, podría sacarme la felicidad de encima, así que le sonreí cordialmente y espere a poder entrar a mi segundo hogar, para saber de qué reformas hablaba mi amigo Lud y sonriendo féliz de saber que mi mejor amiga y familia Ada estaría allí para mí, esperando poder pasar una velada tranquila de arduo trabajo, esperando que Darli apareciera de un momento a otro, porque la quería a mi lado para que me ayudara con todo esto.

 

@ Ada Camille Dumbledore   @ Ludwig Malfoy   @ Mael Blackfyre

 

    Xo2I28M.gif

   EG1ymOM_d.webp?maxwidth=640&shape=thumb&

LGDdef.gifLEdef.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Darla Potter Black y Kimberly Black en House of Books antes del viaje a Hogwarts

¿Cuánto había pasado desde la cena en la mansión Malfoy buscando celebrar Acción de Gracias? Ella sentía que absolutamente nada. Ludwig la continuaba esquivando y ella no podía presentar su renuncia como deseaba. Es verdad que podía irse, simplemente dejar el puesto y adiós pero por respeto a la amistad que alguna vez se formó entre ella y el Malfoy no lo había hecho aún. A pesar de que era consciente de que más de uno tenía la botella de champagne en el freezer lista para festejar su desaparición.

Kimberly la veía con una sonrisa burlona desde el sillón que tenía en su habitación, la rubia estaba vestida con sus típicos pantalones de cuero, una musculosa al cuerpo y sobre el apoyabrazos estaba su chaqueta de cuero. Las piernas cruzadas de la Black hacían lucir sus altas botas y, con sinceridad, Darla la envidiaba en ese momento.

—No es justo —murmuró por nonagésima vez entre dientes y una carcajada de la rubia fue toda la respuesta, bueno, no toda.

—Pues es el precio de ser Jefa mon amie, yo soy simplemente tu mano derecha y además alguien debe quedarse cuidando el fuerte, o mejor dicho el vuelto a reparar ministerio—Kimberly le guiñó el ojo y Darla bufó y se calzó unos estiletos estilo animal print.

A decir verdad lo que más envidiaba de Kim era su relajación y que no tuviera que ir a Hogwarts, ella había elegido un pantalón de cuero negro ajustado similar al de la Black una camisa verde oscura con bordados del mismo color burdeos que su abrigo y llevaba una chalina y un sobre verde botellas completando su look más que distaba un poco de parecer el de una Directora de Seguridad, o eso creía ella.

—Ludwig ha puesto a disposición su réplica del Expreso de Hogwarts para ir allá, desde que los mortífagos atacaron King Cross aún no terminan de reparar el original, la verdad preferiría ir en mi moto voladora —comentó la pelirroja mientras se dejaba caer en el sillón junto al de Kim.

—En San Valentín también lo puso a disposición ¿verdad? —Darla solo se encogió de hombros en respuesta, no le apetecía recordar que había viajado aquella vez para no obtener nada bueno de los mundos visitados —se te hará tarde —agregó Kim, viéndola totalmente relajada y sin ganas de salir.

—Llegaré en dos patadas, por ahora puedo aparecerme en el lugar desde donde parte el tren —dijo la pelirroja resignada y se levantó, tomando su monedero de piel de moke modificado, el cual guardó en el bolsillo del abrigo y acomodó su varita en el bolsillo derecho  del mismo para luego volverse y dedicarle una mueca a su amiga que la veía con gesto divertido mientras se desaparecía rumbo a la réplica del expreso de Hogwarts.

Darla en el Expreso de Hogwarts

El Expreso era grande y los concurrentes aunque numerosos no lo suficientes para llenarlo. El equipo de seguridad había estado allí a primera hora, cuidando que todo estuviera en orden en el andén y luego en el tren. Esta última tarea difícil, considerando que el Malfoy lo había puesto a disposición en el tamaño adecuado a última hora. Claro que por otro lado también era una ventaja, no iba a haber un microniano escondido en él.

La pelirroja fue recorriendo vagones, observando la seguridad, la jefa auror leyendo, al igual que el Ministro, su cuñada Ada había dado orden a su seguridad que no la molestaran y ella había aceptado siempre y cuando le aseguraran que habían cuidado bien de que su compartimento privado tuviera la seguridad adecuada. Y así cada vagón y compartimento, ya fuera de un miembro ministerial o de la comitiva de extranjeros. Darla se preguntaba si el Malfoy se habría atrevido a intentar una vez más recomponer relaciones con el MACUSA, ella pensaba que quizás podría existir un nexo de paz, pero lo veía tan lejano y el nexo probable tan cercano a adherir a los americanos que no sabía qué pensar al respecto.

Así, con tranquilidad y con cero ganas de descubrir que había pasado ahora por la mente del Malfoy al modificar Hogwarts, tal cual lo había hecho Sagitas en el pasado, fueron llegando a destino. Ya había en Hogwarts otra tanda de aurores pero sobre todo policías ministeriales, que se habían anticipado y cuidado el orden del lugar. Darla se sentía igualmente intranquila, pero ahora dudaba que fuera por la seguridad del Ministro o por su propia integridad mental. Y Ludwig tenía hambre… seguro no se había podido comer a nadie o nada en el viaje.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Habían sido arduas las jornadas de trabajo hasta que se logró completar aquella reforma. El Ministro había pasado por todos sus estados de ánimo más comunes: desde el extremo nerviosismo y ansiedad, hasta la euforia y el entusiasmo frente a lo que tenía planeado. No había sido fácil seguirle el ritmo, claro estaba que no. Las escasas horas de sueño, incluso tan escasas que había optado por dormir en su oficina un par de veces, junto con las idas y venidas del Malfoy, no habían sido cosa fácil y le pasaban factura.

Era sumamente consciente de las marcadas ojeras que se habían instalado en su rostro, junto con el tono pálido de una piel que poco se había encontrado con el sol últimamente. En fin, cuestiones que no le molestaban demasiado, su función era acompañar a ese hombre en el momento que lo necesitara, estar allí para escucharlo e intentar relajarlo cuanto fuese posible. Eso había intentado, se había enfocado en hacer esos días lo más simples para ambos, pero en especial para él, claro estaba.

Por fortuna, pronto pareció sentirse conforme con los logros, al punto que le había pedido el enviar cuanto antes las lechuzas correspondientes, anunciando una más que próxima reunión en Hogwarts.

Y allí estaban. Cabeceó varias veces en el viaje en tren, ya que el movimiento lograba la monotonía necesaria para la llegada del poco conciliado sueño. Había hecho el mejor esfuerzo por que fueran eso, solo cabeceos, en vista de que necesitaba estar despierta por cualquier inconveniente. El viaje en sí fue tranquilo. Pronto, se vieron abordando los carruajes jalados por thestrals. Abordó la misma que Ludwig, sin embargo, éste se encontraba tan metido en sus asuntos que parecía ni siquiera notarla.

Descendieron apenas llegados al imponente castillo, y se encontraron con el inquisidor en la entrada. La idea de comer algo apenas llegar no le resultaba atractiva, tal era la presión que estaba experimentando que su estómago estaba casi por completo cerrado. Una bebida vendría bien, para relajar un poco el ambiente, claro estaba.


s4AlDyt.jpeg
4dV4RuU.gif       gfPUyue.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

pGmLurv.png

HOGWARTS.

Ya me había enojado una media docena de veces en el transcurso de dos horas. Me había olvidado cuán volátil era ser yo con mi corazón de nuevo y estaba seguro que se me estaba a punto de explotar el labio de haberlo apretado con mis propios dientes tantas veces. Había decidido alivianar la situación y no tuve opción más que darle algunos cuántos sorbos a un viejo whisky de fuego que había encontrado en la mansión Gryffindor. Y ahora resguardaba en una petaca dentro de mis vestimentas.

— Señor Inquisidor. Los profesores ya están avisados de venir al Gran Salón. Y los elfos se encuentran terminando los preparativos…

Mire, señor Roderick, entiendo que todos estemos bajo presión, pero sólo estoy aquí supervisando todo. No me debe explicaciones, solo respuestas cuando se lo pregunta. ¿Si? Cuando el señor Ministro se digne a colocar a alguien en la dirección del Colegio, ahí tendrá a quién hablarle. Cada uno sabe el trabajo que hay que hacer en Hogwarts. Quien no, solo se enfrentará a informes y sanciones.

Ya había dicho aquello una media docena de veces. Muchos profesores habían venido con alguna queja como si fuera el director o parte del personal a reclamar “derechos” que no se cumplían por la falta de un director. Y les había dicho lo mismo a todos. No era Santa Claus ni algún salvador, solo ocupaba un puesto para ser los ojos del Ministerio. Y el desgraciado del Malfoy me había metido en aquel hueco pensando que iba a renunciar. Eso esperaba él. Fui directamente a la puerta del patio previo a entrar al Gran Salón, porque las personas estaban a punto de llegar. Me sorprendió al ver a algunos de la policía ministerial ya presentes.

Y asi fue cuando las primeras figuras aparecían, que gracias a Merlín, el primero en dignarse a llegar era el mismísimo y bondadoso Ludwig Malfoy. Me llevé mis brazos por detrás de la espalda, notando que otras personas habían llegado a recibir, algunos jefes de casa, elfos domésticos e incluso un fantasma que no conocía.

Claro que sí. Aquí en Hogwarts todo marcha bien. Sólo recuerde de explicar a quién va a asignar en la dirección de  Hogwarts. Es un lindo hueco que el Ministerio debería rellenar —pero antes de continuar con aquella especie de charla llegaron las primeras mujeres, primero la Ministra Francesa Ada que saludé con una especie de reverencia. Darla Potter Black. Luego Mica, que no la veía muy bien del todo. Luego me encargaría de preguntarle. Y Luna, la leona parlanchina—. No me quedó otra que dejarlos entrar, señorita Gryffindor —si hubiera sido otra persona, tal vez se tomaba como chiste para romper tensiones, pero no me quedaba otra que recibirlos, no entendía para que Ludwig quería hacer un acto dentro de Hogwarts. Pero para ello me pagaban—. Pasen, pónganse cómodos. Los profesores y personal del castillo han organizado todo perfectamente en el Gran Salón. Y los elfos están terminando con los preparativos para el banquete.

No tenía otra que continuar recibiendo algunas personas. Acomodé una sonrisa incómoda en mi rostro, mi cabello hacia atrás y mi placa ministerial que decía “Supremo Inquisidor”.

@ Ludwig Malfoy  @ Ada Camille Dumbledore  @ Darla Potter Black  @ Luna Gryffindor Delacour  @ Mica Gryffindor

|| 1yqixEK.gif || Marca-1.gif.664cbd85ef4de2f10b959916cce5||
Z2HkuM4.jpg
GOLDOR ♦ DEMONIUM MERIDIANUM

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Llegar a Hogwarts fue como un revuelo de recuerdos mal cursados. Había pasado buena parte de su tiempo de estudio con tejones, a pesar de ser un águila. ¿Se arrepentía de ello? Quizás, pero era lo que ella era, y era gracias a las buenas amistades que había hecho allí, como Phanser, Bruja Vieja y su lobito del alma, Xtrada. Pensó en los reclamos de Fantine cuando supo sus intenciones de dejar la neutralidad por ingresar a las filas de la Orden del Fénix y los reclamos de Piroman porque ambos aplicaban los mismos trucos en el circo de Phanser. ¡Qué épocas aquellas!

Por unos segundos, por unos muy breves segundos, dejó que la nostalgia la envolviera, la última vez había estado por un ataque del que había sido víctima el colegio, el virus, o lo que hubiera sido, había sido superado. Su mirada castaña se posó en el Sumo Inquisidor, Mael Gryffindor se veía distinto, no tenía idea de por qué, pero a aquel frío hombre que había conocido cuando habían fingido un secuestro en el Ministerio parecía que algo le había cambiado. ¿Sería el amor o sería el trabajo? Se encogió imperceptiblemente de hombros y puso las manos en los bolsillos, encontrándose con la carta de renuncia que aún no tenía oportunidad de entregar al Malfoy.

Escuchó las palabras del mago mientras tanto, le extrañó que quisiera un director, la última vez que un inquisidor se había hecho cargo del colegio había querido la dirección. Qué ironía. Levantó una ceja, pronto habría más de un hueco sin rellenar, aunque sospechaba que habría más de una palometa al acecho. Le hizo gracia, sin embargo, el comentario de que no tenía más remedio que dejarlos entrar. Sospechaba que era tan broma como su renuncia. Pero bueno, a ponerse cómodos, banquete, organización y váyase a saber qué planes tendría el Malfoy para todos. Suspiró, necesitaba dejar atrás toda esa vida ridícula y sin sentido. Luna ya podía defenderse sola y tenía a su padre, sí claro, para que la cuidara, eso si no prefería cuidar las piernas abiertas.  Ya podía renunciar al puesto que la habían obligado a mantener por una promesa mal hecha. Casi podía respirar los aires de la libertad.

  • Love 2
  • Me enluna 1
  • Me encuerva 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Fue uno de los primeros en bajar del vagón, el viaje aunque no había tenido contratiempos, como siempre hacía sido algo largo. Pudo haber usado el fulgura nox pero deseaba estar más en contacto con su pueblo, con la gente que había votado por el y también deseaba ver ese paisaje. De alguna manera el recordar el viaje que hacía cada año para ir a Hogwarts le causaba bastante añoranza y deseaba vivir esa experiencia de nuevo aunque fuera como un espectador ajeno. Durante el viaje había podido ver rostros y estrechar algunas manos. Aunque muchos de ellos aún lo veían con desprecio. No los culpaba, había tomado una mala decisión pero ahí estaba listo para continuar con la vida.

En su mano tenía la carta que su amiga @ Luna Gryffindor Delacour le había enviado. La había leído varias veces y aunque eran líneas cortas, no podía evitar darle una gran importancia. Ludwig había cambiado mucho y al hacerlo había ganado muchas nuevas amistades pero también había alejado a gente muy valiosa y querida para el como lo eran @ Darla Potter Black  y Luna. Si quería recuperarlas debía comenzar por el pie derecho y continuar. Comenzaría a hacer las cosas bien. No había podido hablar con @ Mica Gryffindor  su secretaria quien también había pasado un viaje algo largo pero antes de bajar le pudo decir – espero les gusten los cambios, estoy un poco nervioso, ya no me importa tanto la popularidad, preferiría más el saber que estoy haciendo las cosas bien.

-No hay nada que agradecer, el tren será de uso comunitario mientras continúan las reparaciones en King Cross, – dijo tanto a @ Ada Camille Dumbledore como a Luna quienes habían bajado – también ahora que ya se acercan las vacaciones de invierno será de gran ayuda para que los estudiantes regresen a sus casas – dijo a @ Mael Blackfyre   creo que es muy pronto para decir que en la nueva reforma ahora será de un battle royale donde los estudiantes deberán matarse entre todos – bromeó y emitió una carcajada esperando aligerar las cosas aunque la mayoría de los presentes ni siquiera sonrieron.

- Muchas gracias señor inquisidor, puedo ver que el colegio se encuentra en perfectas condiciones, he recibido muy buenas cartas de los padres de familia y se que se debe a todo tu trabajo – aunque se alegraba que el mortífago estuviera muy ocupado y lejos de sus demás mortífagos, tal vez eso ayudaba a que la marca tenebrosa no se hubiera hecho presente tan seguido – sobre la dirección creo que Hogwarts estaría muy bien en tus manos ya con un puesto un poco más permanente ¿Qué te parece? – preguntó y se dispuso a saludar a los profesores que estaban ahí.

La comitiva avanzó y aprovechó para ponerse al lado de Darla la única jefa de departamento que se había presentado. Le tocó el hombro – gracias por llegar, en verdad lo aprecio mucho – aunque podía intuir que la chica no se sentía cómoda en lo absoluto y el Malfoy se sentía mal de no poder remediar la situación.

Una vez que llegaron al gran comedor observó a la gente que se había reunido ahí. Tanto profesores como alumnos, miembros de la prensa y representantes del ministerio así como otros políticos. No podía quedar mal con ellos ni consigo mismo, había visto los estragos de reformas anteriores y aunque deseaba dejar su huella, deseaba con más añoranza mejorar las cosas para todos y cada uno de los que estaban ahí presentes. Se colocó en el podio y se dispuso a hablar.

-Estimada comunidad del mundo mágico británico, el día de hoy nos hemos reunido en el gran salón del Colegio de Magia y Hechicería para dar a conocer la nueva reforma educativa, que si bien el sistema educativo de Hogwarts es uno de los mejores del mundo, también adolece de muchas cosas – volteaba a ver al público de vez en vez – es importante recordar que los jóvenes de hoy serán los adultos del mañana, en ellos recae una gran responsabilidad por lo que deben ser educados con honor, disciplina y valores dignos de nuestro país, es por ello que ahora mismo daré lectura de la reforma educativa la cual entrará en vigor a partir del día de hoy, por favor sean libres de realizar todas las preguntas que consideren necesarias.

Sacó las hojas que había leído con cuidado y las colocó en el mismo podio, tomó un poco de su agua y finalmente con seguridad volteó a ver de nuevo a los presentes y comenzó.
 

 

Quote

Reforma Educativa



Introducción:
En un ambiente cambiante, con nuevas generaciones y el acercamiento a nuevas tecnologías como a la comunidad no mágica. El gobierno mágico de Gran Bretaña se ve obligado a evolucionar y adoptar mejores medidas que permitan el desarrollo educativo en los niveles de educación básica y avanzada. Y aunque el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería tiene una dirección, la educación depende meramente del gobierno por lo que se han tomado las siguientes medidas:

Medidas implementadas:

1.- Sobre educación preescolar: será de carácter optativo tanto para magos como muggles pudiendo recibir educación en casa. En caso de requerirlo se implementarán jardines de niños especializados en la integración mágica y muggle.

2.- Sobre educación básica: Los centros educativos implementados en la administración pasada continúan y se mejoran, aquellos que cumplan con los requisitos necesarios para impartir clases “escuelas” mientras que los que no cumplan con esos requisitos deberán ponerse al corriente en un plazo no mayor a seis meses. La educación básica será obligatoria para los muggles debiendo cursar seis años en dichas escuelas. Su educación será idéntica a los planes y programas de estudio de los muggles de toda Gran Bretaña pero agregando asignaturas optativas relacionadas con la comunidad mágica como Historia de la magia y estudios mágicos. Los magos y brujas menores de doce años podrán cursar educación básica desde sus hogares o si así lo desean podrán integrarse a las escuelas de educación básica.

3.1- Sobre educación media superior: Hogwarts quedará restringida única y exclusivamente a los magos y brujas que reciban su carta de aceptación ya que la finalidad del éste colegio es la de formar magos y brujas. Todo aquel que reciba su carta, sin importar su estatus de sangre será aceptado y asignado a alguna de las cuatro casas del colegio. Queda prohibida totalmente la discriminación a hijos de muggles o magos con sangre mestiza.

3.2.- La asignatura de estudios muggles queda reinstaurada siendo ésta la única que podrá ser impartida por alguna persona no mago.

3.3.- Los profesores se someterán a evaluaciones anuales las cuales les permitirán conservar su cargo.

3.4.- Los muggles continuarán sus estudios en escuelas preparatorias.

4.- Sobre educación superior: Todo aquel que haya completado sus estudios y haya obtenido las calificaciones requeridas podrá inscribirse en cursos Universitarios como sanadores, profesores, aurores, entre otras. El ministerio de magia ofrecerá becas para formarse en Castelobruxo en caso de así requerirlo.

5.- Sobre el sumo inquisidor: Será como siempre lo ha sido la representación del ministerio en las escuelas y colegio de magia, podrá tomar decisiones fundamentales y reportará información importante al ministerio. En ausencia del director, el sumo inquisidor realizará las funciones de director. 

6.- Sobre costos de estudio: el costo anual por alumno en Hogwarts actualmente asciende a más de 200,000 galeones, una cantidad que siempre ha sido absorbida por el ministerio de magia. Desafortunadamente no es posible continuar absorbiendo tantos gastos por lo que se implementará un financiamiento el cual consiste en que los alumnos podrán estudiar sin problema pero una vez graduados deberán pagar el 50% del costo de sus estudios, durante un plazo de diez años.

7.- Finalmente, una vez al año se realizará una reunión de exalumnos la cual funcionará como gala de beneficencia, éstos en caso de desearlo podrán realizar donaciones al colegio y al ministerio. La primera reunión se llevará a cabo en dos semanas.


Finalizó el discurso y miró de nuevo al público esperando las dudas que pudieran salir a raíz del presente discurso.

 

 

@ Mael Blackfyre @ Mica Gryffindor @ Mefistófeles Evil. @ Noeline Malfoy McFarlan @ toji @ Ashley Emily Black Lestrange M. @ Amit Lockhart @ Darla Potter Black @ Adrian Wild @ Cillian Haughton @ Ellie Moody @ Mia Zoeh @ Luna Gryffindor Delacour @ Dennis Delacour @ Matt Blackner @ Sagitas E. Potter Blue @ Goderic Slithering @ Hobb Graves @ Ada Camille Dumbledore @ Anthony R. Dracony M. @ Kahlan Blackthorn @ Malum Luxure @ Eterno Black Triviani @ Rory Despard @ Sean -Ojo Loco- Linmer @ Ernest Dumbledore Prior  @ Kaori M.  @todoelquequieraunirse
 

Editado por Ludwig Malfoy
  • Me gusta 1
  • Love 1
  • Me encuerva 1
  • Realizado 1

UU62gOD.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Deslizó su mano derecha por el cabello almendrado mientras fijaba su mirada en el reflejo del espejo, acomodó las ondas de tal forma, que las mismas se desplegaron elegantemente por su espalda de una manera bastante natural. Luego extendió la misma mano en dirección a los guantes, y luego de cubrir sus manos con la tela, volvió a cerciorarse que su traje verdoso de dos piezas estaba perfectamente acomodado, o que se viera, al menos, lo suficientemente serio como para pasar desapercibida entre los miembros adheridos a la educación mágica en Inglaterra.

‘Algún día Kalevi se enterará de la verdad, no puedes seguir ocultándola’ cubrió la mitad de su rostro con el encaje, y volvió a retocar su lápiz labial mientras repetía lo leído semanas atrás ‘Inglaterra es un caos, tú eres estadounidense, estudiaste en Ilvermorny, trabajaste para el MACUSA ( ... ) es tu deber’.

[ • • • ]

El imponente Castillo parecía proyectarse con fuerza frente a sus ojos, y aunque tenía sentimientos encontrados con el mismo, no podía evitar comparar la edificación con los cimientos fuertes de su escuela en América. Pero aún más, volvía a sentir esa repulsión, la ofensa que vibraba fuertemente en su sangre mágica por las nuevas e indignantes reformas que habían sido enviadas para toda la Comunicad Mágica en otras áreas, ¿con qué saldría ahora?


¡Vaya! Sumo inquisidor. ⸻leyó con una sonrisita cuando se encontró con @ Mael Blackfyre , y luego de dirigirle una intensa mirada a través del encaje, asintió con elegancia a modo de saludo y respeto.⸻ Segunda vez que nos encontramos, qué placer.

Murmuró sin mucho ánimo, y sin tardanza alguna, siguió su camino para agarrar un lugar que le permitiese ser los oídos y ojos del MACUSA, y al mismo tiempo, que fuese representativo de su familia.

¿Podría llegar a considerar impartir clases en Hogwarts? 

Acomodó su cuerpo con elegancia contra uno de los pilares, cruzando sus brazos y manteniendo su mirada frívola bien fija en @ Ludwig Malfoy , que nuevamente, parecía decepcionarla. Ninguna sonrisa se dibujó en sus facciones, pero tampoco hubo expresión alguna que indicara un desconcierto o una molestia. Era una muñequita detenida en el final de la multitud que tanto le desagradaba, reflexionando para sí, y guardando información para los otros.

¿Aceptar con tanta facilidad a los sangre sucia y a los no-maj? Más allá de la diferencia de sangre, más allá de la cultura y los conocimientos, lo que más le indignaba a Juliette era la historia violenta que los no-maj repitieron constantemente a través del tiempo en contra de su especie, y cómo de destructores eran con su propia naturaleza. Era totalmente inaceptable hacerles partícipe de su mundo sagrado sin una consecuencia, sin un escalafón por debajo de ellos, quienes verdaderamente valoraban lo que tenían a su disposición.

Soltó un pequeño suspiro,¿Por qué Kalevi se negaba tanto a abandonar Hogwarts? ¿Dónde estaba Aaron cuando el Mundo Mágico necesitaba de su escrutinio? Bajó finalmente su mentón para poder ver el suelo de manera pensativa. 

8QtWKtp.png

PnupsKa.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Estaba por responderle a Lud algo que sonara a que realmente le agradecia lo que había hecho por nosotros, cuando recordé que no le había respondido a Mael el saludo, supuse que no era muy de su agrado que nos metieramos con Hogwarts porque si yo fuera él querría a los del ministerio bien lejos de aquí, ese pensamiento me hizo sonreír porque quizás si teniamos alguna que otra cosa en común,odiabamos cuando se metían con nuestros trabajos sin avisarnos antes, o eso pensaba la Gryffindor mientras veía como responderle a cada uno de sus amigos.

 

- Gracias señor Mael de todas formas, siempre adore los banquetes de bienvenida era lo más bonito de venir acá y me trae lindos recuerdos, por cierto Lud amigo mío, creo que realmente Hogwarts estará bien en las manos del director y pues espero que las reformas nos ayuden realmente a tener una mejor educación para todos - Les dije a ambos mientras pensaba en como haría las reformas y si iban a ser buenas o no para la escuela -

 

Vi luego como Lud subía al estrado y empezaba a leer las nuevas normas, no tarde en fruncir el entrecejo contrariada por una de sus normas nuevas, seguir pagando Hogwarts una vez que ya no están más ahí por muchos años? Esa era la única parte que no me parecía bien, por lo demás que tanto los hijos de muggles que eran magos tuvieran educación antes de ir a Hogwarts me parecía muy bien y lo mismo para la idea de que se los tratará a todos por igual sin importar procedencia mágica, sus cambios eran buenos y mi susto había sido muy tonto, debía de confiar más en mi amigo y me di cuenta que él sabía hacer las cosas bien para mí amado mundo mágico.

 

- Tus ideas son geniales y me parece muy buena idea que los hijos de muggles que son magos tengan un pantallazo de lo que sería Hogwarts antes de venir acá y estoy de acuerdo con no discriminar a nadie, sea de la procedencia mágica que sea, lo único que me hace ruido es el hecho de tener que seguir pagando Hogwarts una vez que ya estás fuera, no sé si esa idea sea buena, como ex alumna, te comento que si me hubieran pedido que siguiera pagando Hogwarts por 10 años, no sé si me hubiera gustado mucho, Cómo piensas implementar eso sin que nadie se te tire al cuello para hechizarte? me parece bien que se pague algo cuando estás cursando, pero no por tantos años y después de estar recibido menos, además que Hogwarts no tiene un consejo en donde juntan dinero? Siempre se habló de eso cuando cursaba, pero nunca supe si era un rumor o realmente existia- Le dije pensando en como implementaría una medida así y si todos pensarian que era la única parte que no me gustaba del todo -

 

Estaba aliviada de que sus leyes no fueran tan terribles y me sorprendí cuando me di cuenta que gran parte de la reforma era con lo que yo concordaba, tal parece que Lud y yo volvíamos a ser esas personas que pensaban parecido y eso me hizo sonreírle, preguntándome si es que los hijos de muggles que serían magos podrían ser libres de prejuicios de una vez por todas.

 

- Creo que será una buena idea y todavía me preguntó, nosotros también debemos pagar el 50% o es solo para los que se reciban después de que esté en vigencia la reforma? No tendría problemas en pagar, pero se que a muchas familias y muchos chicos esa parte no les gustará para nada, sólo te aviso para que te prepares para algunos detractores aunque a mí me parece bien, no sé si por tantos años como dije antes, pero meintras estén cursando me parece una buena idea que paguen algo por su educación - Le dije sonriendole feliz de que el cambio en mi antiguo colegio sea para mejorarlo del todo-

 

Estaba feliz con sus ideas y me quedé mucho más tranquila, apoyaba algunas de esas pero todavía me hacía ruido la parte en donde debían de pagar, porque no sé si hubiera sido alumna eso me hubiera gustado del todo, al margen de que si ese hubiera sido el caso, tanto Elvis y Annick, como Lisa o mismo Mefis,hubieran pagado en mi lugar, pero de cualquier forma esa era la parte en donde no estaba tan de acuerdo con él y por eso esperaba que mi mejor amigo me explique como haría para que todos apoyarán su idea y si debería de prepararme para defenderle, por si algo malo sucedía cuando esta reforma entre en rigor.

 

 

 

    Xo2I28M.gif

   EG1ymOM_d.webp?maxwidth=640&shape=thumb&

LGDdef.gifLEdef.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
 Compartir

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.