Jump to content

Prueba del Libro de la Sangre - Enero 2023 [Juliette Macnair] Vs [Eterno Black Triviani]


Runihura
 Compartir

Publicaciones recomendadas

La prueba final estaba por dar comienzo, transformando el templo en un campo de batalla. Tumbando de un chasquido todas las paredes que sostenían el techo, permitiendo que el mismo levitará sobre la cabeza de sus aprendices. Emanando de esa pesada loza, chorros de sangre que buscaban entorpecer la visión de los contendientes. Emergiendo del suelo un estruendoso rugido que resquebrajará el suelo, dejando dos trozos lo suficientemente amplios para dejarlos moverse con libertad.

Detrás de cada uno de ellos lo que parecía ser un boquete de donde emergería una criatura que tenía la orden de atacarlos en su segundo posteo. Una esfinge se postro cerca de una puerta, lanzando un acertijo que debía ser descifrado por el par de magos, para poder dar inicio al duelo.

— Parte del humano que tiene la capacidad de aumentar por 9 su tamaño. ¿Qué es?—el acertijo fue lanzado como un dardo envenenado en contra de ambos. Mientras que el cielo oscuro dejaba sepultada a la luna detrás de enormes nubarrones, colándose por algunas grietas el agua que brotaba de esas esponjosas protagonistas improvisadas dentro de la batalla.

La mirada de Runihura, estaba fija en el rostro de cada uno de ellos, intercalándose entre ambos. Ideando una sorpresa que tendría efecto en el cuarto por de Juliette y Eterno, obligándolos a usar el juramento de Sangre. Eligiendo la opción que les diera un margen de ventaja mínimo sobre su rival, manejando un poco los hilos del destino que pertenecía a cada uno de los ansiosos alumnos que buscaban a toda costa vincularse con el Libro de la Sangre.

— Ya han andado muchas veces este camino, espero que en esta ocasión la suerte decida ser su aliada—cruzándose de brazos sujetaba su vara de cristal. Cerrando por completo toda vía de escape, saldrían de ahí vivos o muertos. No antes de demostrar que lo aprendido en la clase había dado buenos frutos que era momento de cosechar y disfrutar como el mayor de los triunfos obtenidos en sus años de escuela.

 

@ Juliette Macnair  @ Eterno Black Triviani

C O N D I C I O N E S

Editado por Runihura
Corregir error en las fechas
nHT2lrv.png
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • Respuestas 4
  • Creado
  • Última Respuesta

Top participantes en este tema

La clase acabó, y en un abrir y cerrar de ojos, el suelo tembló bajo sus pies, rugiendo violentamente hasta hacer que los cimientos se dividieran sobre sus cabezas como montañas flotantes, algo muy irónico para ella dado su pasado cruel con el Averno, y entonces, lentamente se fue transformando la arena hasta que majestuosamente diera inicio al duelo. Macnair se mantuvo con firmeza, depositando sus pies contra el suelo mientras la energía lentamente se iba propagando por sus venas, y aunque su corazón se agitaba frenético, el miedo en sus ojos se volvió inexistente.

Con elegancia se arrastró por ahí, observando a la esfinge directamente a los ojos, y sin pronunciar palabra alguna, le enseñó la mirada a modo de respuesta; sus pupilas comenzaron a extenderse lentamente hasta que de pronto su mirada se tiñó de negro y no hubo más que el vacío por dentro, dando así, la dichosa clave del acertijo.

Se volvió al frente, a la orilla de su suelo.

Mucha suerte. ⸻murmuró cuando volvió a prestar atención a su contrincante, y con suavidad inclinó su cabeza a modo de reverencia, extendiendo su mano derecha a un lado mientras mantenía firme su varita de ébano.

Antes de iniciar el juego, se atrevió a palpar con la mano izquierda la cortina sanguinolenta que caía cual lluvia por todas partes, y sólo por un par de segundos, se dio un momento para conectar con la sangre, respiró profundamente y en cuanto volvió a guiar su mano hasta ella, deslizó delicadamente los dedos manchados de aquella tintura rojiza hasta dejar una fina marca vertical en el lado derecho de su rostro.

Volvió a mirar al frente, y se agachó hasta el suelo para poder deslizar su mano libre por la arenilla sutilmente húmeda, y sin esperar demasiado, pensó en el hechizo maldición, el cual inhabilitaría el siguiente hechizo que su compañero ejerciera en contra suya, provocándole confusión para darle un poquito de picante al inicio del duelo. Sin una sonrisa en sus facciones, volvió a fijar la frívola mirada en el hombre esperando atenta su siguiente movimiento.

@ Eterno Black Triviani  

8QtWKtp.png

PnupsKa.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

@ Juliette Macnair

@ Runihura

 

PV 70. 100-30

PP 6

El tiempo había pasado bastante rápido, y no le había parecido nada extraño, ya que todo parecía verse color sepia. Él siempre estaba atento a la situación que pasaba en su entorno, su varita, situada en su mano hábil, fiel a su llamado en caso de necesidad. Sus artefactos Uzza, recibidos por la anterior y exitosa culminación de sus Libros, le adornaban las extremidades poco lucible bajo su ornamenta. 

 

La vestimenta de Eterno estaba compuesta por dos piezas completamente mezcladas de forma uniforme, cubrían desde su mentón hacia sus zapatos, sin espacios que dejasen relucir su palida piel, era totalmente lisa, pegada a su esbelto cuerpo, no tenia ningun detalle, la tela era suave, de licra resistente a rasgaduras, sus zapatos cerrados, con una suela anti deslizante, sin agujetas. 

 

Aquel templo comenzó a desmoronarse con el simple chasquido de Runihura, sus orbes  plateadas, matizados con un subtono verde quedaron asombrados por los charcos escarlatas que yacían en el suelo producto de las lozas que se encontraban suspendidas en el aire, eso podría llegar a ser algo que jugase en contra para ambos, ya que la puntería se vería afectada.

 

Macnair había sido hábil, hasta creería que astuta. Se adelantó y le dio una respuesta rápida a la Esfinge que los esperaba para dar inicio a su duelo, la distancia entre ambos era aproximadamente de diez metros, la repuesta hacia el acertijo de la Esfinge era la pupila.

 

-La pupila -. comentó, relajado.

 

Pensó rápidamente en hacerle un hechizo para que ella se cayera de aquella plataforma, pero ni bien logro intentar algo, de su varita salieron unas chispas, entorpeciendo totalmente su primer ataque. 

 

Invocó su "Daga del Sacrificio", en su diestra, sin dejar pasar el tiempo, recitó,   - Immolo Oppugnare -; se estaba sacrificando para "Dañar" a Juliette, generando un "corte limpio" en su mano derecha, mientras recorría la varita entre sus dedos , sin dejar que ésta cayera al suelo o fuera de su poder. 

 

A partir de ese momento, estaban vinculados.

 

                                     Mal-Et-ever.gif   

Sr7xBll.jpg

flia.gif famlux10.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Mantuvo la mirada bien fija en su contrincante, aprovechando el lapso de tiempo para volver a incorporarse, y de esa manera caminar lejos de la orilla de la plataforma rocosa. No hubo sonrisa ni satisfacción alguna cuando le vio fallar, sólo la pura concentración y la seguridad en cada una de sus acciones. Aguardó, aguardó, y aguardó. Entonces él finalmente atacó.

Inspiró profundo,
y cerró los ojos de golpe.

El corte fue limpio, certero, la palma de su mano derecha ahora lucía una preciosa herida que rápidamente comenzó a sangrar y a doler. Mordió el interior de sus labios, aguantándose las ganas de curarse, y entonces volvió a tomar una posición defensiva, invocando a la Daga del Sacrificio con la mismísima mano herida, viendo cómo la misma se materializaba perfectamente entre sus dedos hasta que logró agarrarla con firmeza.

Immolo oppugnare ( ... ) ⸻murmuró cual serpiente de cascabel mientras iba deslizando el filo de la hoja por la zona de su hombro descubierto, sacrificándose claramente para agredir de vuelta a su compañero, y luego de sentir el ardor que la herida le iba provocando, sólo entonces, una pequeña sonrisita se asomó en la delicadeza de sus acciones: no era imitación, sino mera planificación.

Fijó su mirada en él.

Juramento de sangre.⸻volvió a inspirar el aire caliente que se iba formando a su alrededor, y sin tardar, siguió murmurando con la misma expresión de frialdad.⸻ Yo juro no defenderme. ⸻su iris pareció extinguirse, ahora el color azabache inundaba por completo su mirar, con aquellas palabras le impediría a su compañero defenderse en lo que siguiera el duelo, a lo menos por un lapso largo de tiempo, y si él quebrantaba el juramento, recibiría un corte letal que requeriría de una curación inmediata.

Soltó el aire acumulado.

Y de pronto, sin aviso alguno el suelo volvió a temblar con furia, botando a la Macnair al suelo ante verse sorprendida por aquel acto maquiavélico; de un rincón de las rocas, una abertura ni muy grande ni muy pequeña, comenzó a emerger lentamente un bestia que era familiar para ella, el felino caminó bien agachado a pesar de que podía hacerlo perfectamente sobre sus patas traseras, y buscaba frenético conectarse con la mirada de la bruja: el juego comenzaba a exasperarla.

Imposible, eres un Wampus ( ... ) ⸻murmuró para sí misma, qué ironía de la vida, que el propio animal de su casa ahora estuviese a punto de atacarla; la castaña imitó sus movimientos, adoptando una posición menos erguida, sólo para intentar estar alerta y contar cada paso efímero del animal, mantenía la varita de ébano bien firme en su mano izquierda, mientras sentía el ardor de las heridas escocerle hasta los huesos.

Un dardo letal o una danza,
ahora sólo existía una opción.

@ Eterno Black Triviani

8QtWKtp.png

PnupsKa.gif

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

A la Macnair se le notaba muy confiada en sus habilidades, notaba las ansias de querer aprovechar cualquier error que este realice le llevaría a ganar este enfrentamiento

 

El mago se movió ágilmente para poder esquivar el ataque de aquel animal que lo acechaba desde las sombras, aprovechó aquel salto que este dió, intentando atacarlo, para darle una palmada rápida y dejarle su Marca de Sangre en forma de un delgado árbol frondoso que poseía unas garras y colmillos de raices encerrados en un círculo grueso. -Obedire- pronunció relajado, quedando así en su control. La única misiva fue atacar a la bruja.

 

Rápidamente pensó en un Curación, aquel conjuro que fue otorgado gracias a los artefactos Uzza, la herida generada por Juliette sobre su hombro había sanado por completo, pero la de su palma había detenido el sangrado, parecía ser que su cuerpo supo asimilar aquel corte limpio generado adrede sobre su cuerpo, pero el ardor era algo un poco intolerable.

 

Todo esto pasó muy rápido y nada más tenía que esperar a que caiga la última gota y se mezcle con aquella provenía del cielo, mientras pensaría en relajarse después de acabado todo esto.

@ Juliette Macnair

@ Runihura

                                     Mal-Et-ever.gif   

Sr7xBll.jpg

flia.gif famlux10.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...
 Compartir

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.