Jump to content

Ficha de Orión Yaxley


Publicaciones recomendadas

2IyJmz6.gif

"(...)si me domésticas, mi vida se llenará de sol."

saint exupéry





JsBFmFx.gif


Nombre del Personaje: Orión

Sexo: Masculino

Edad: 47

 

Estado Civil: --

Nacionalidad: Británico

Familia(s):
* Yaxley - Patriarca
* Black


Padre(s) Sanguíneo: Fernando Black

Padre(s) Adoptivos:

Trabajo: Inefable


 

 

 

 

veF1zmf.gif



Puntos de poder en objetos: 3120

Hechizos adicionales:

Puntos de poder en criaturas: 590

Criaturas controlables en asaltos y duelos:

Habilidades Mágicas:


Conocimientos Especiales:

Medallas:

  • Medalla por Aprobación del Curso Libro de la Fortaleza: 2000 puntos
  • Medalla por Aprobación del Curso Libro de la Sangre: 4000 puntos
  • Medalla por Aprobación del Curso Libro del Equilibrio: 6000 puntos
  • Medalla por Aprobación del Curso Libro del Druida: 8000 puntos
  • Medalla por Aprobación del Curso Libro del Caos: 10000 puntos

Total experiencia en Medallas: 30.000 puntos

 

Dl3EhQP.gif

Raza: Humano.

Aspecto Físico:
Es alto, de unos 1.86 cm y de tez clara. Tiene un perfil un tanto tosco, como cuadrado, así tipo rudo. Ojos azul claro, sus labios gruesos y dientes perfectamente corregidos gracias al milagro de la ortodoncia en la pubertad. Tiene una voz gruesa y un poco seca. Su pelo es de color cobre, lo suele llevar tipo french crop con canas, predominando en la sien y por encima del corte. Suele llevar barba a juego con tonos blancos de la vejez. Es bruto y no puede manejar la mayoría de las cosas delicadas. Tiene dedos gordos con callos. Corpulento como pocos. De joven, cuando le empezaron a salir canas, Orión entró en pánico y buscando taparlas, un hechizo estético le salió mal y quedó un color azul fuerte, icónico en su transcurso como mortífago. A sus cuarenta y pico ya no se molesta -tanto- por su aspecto.

Usa pantuflas, ropa interior de vaquitas, y batas viejas para andar de entre casa. Necesita gafas de lectura. Si tiene que salir, una camisa, pantalones de vestir y zapatos son su elección más cómoda.

Cualidades Psicológicas:
Orión es calmado, cálido con su familia y de bajo perfil. Tiene un gran sentido del humor y una risa profunda. El tiempo le enseñó a soltar un poco de acá y de allá, de disfrutar las pequeñas cosas de lo cotidiano y de aceptar las visiones y adivinaciones por lo que eran, parte de la vida misma. Más sabe por viejo que por vidente. Busca pasarla bien, hacer lo que quiera siempre.

Motivación en la Marca:
La motivación de él nace por sus ansias de libertad. La imposición del Ministerio de Magia, los departamentos, la burocracia y la simple clasificación entre los magos le aborrecen, aunque sabe que son las ideas del juego y hay que seguirlas. Su bando, lo toma como una herramienta para la liberación, personal y social, en tanto y cuando pueda hacer y deshacer sin prejuicio. Admira el caos y su carácter originario como proceso creativo, como contra posición a el (¿la?) orden.






zDFCucQ.gif

J2RkRHW.jpg Esta es la tragicómica historia de un pobre Black, castigado y bendecido por su sangre, del cual vivió y transitó lo mejor que pudo con las pocas herramientas que su plana vida le dio. En sí, él mismo se armó sus propios sufrimientos y ataduras. Hasta podemos decir que todo tiene coherencia, su nacimiento, su “don”, su personalidad, pero eso se lo dejamos a la perspicacia de la lectora para que lo descubra.

Sin más palabras bonitas y empezando desde el principio, se sabe que su nacimiento ocurrió en una pequeña capilla en Escocia. Su parto fue tranquilo, casi sin dolor. Claro, su madre biológica estaba completamente ida en el proceso. Para ella fue como un trámite para registrar a un perro en el Ministerio. Más de eso no se sabe. No se sabe, hasta yo quiero saber pero no sé.

La cuestión es que Fernando llegó al Castillo Black con un bebé en sus brazos a la semana de nacer. Fue la luz del hogar por varios meses: lo mejor que le había pasado a la familia en los últimos años a los ojos de sus primas y tías. Su padre aclamaba orgulloso sobre el alto atractivo que sacó por su lado: “Serás un ganador, todas las noches un romance diferente”. Su tío, en cambio y con su gran porte oscuro, le replicaba: “Por fin vamos a tener otro Black, masculino, serio, centrado y que lleve con orgullo el apellido de la familia”.

Nadie nunca estuvo tan equivocado, nunca jamás.

Una tarde de su cuarto verano, llorando como si el cielo se estaba cayendo -puesto a que una de sus primas le tiró un chorrito de agua–porque antes estaba llorando por el calor--, tuvo su primera visión; la muerte del ministro de magia. Después lloraba por la muerte de un mago, que ni conocía y ni entendía sus implicancias. Desde entonces, el futuro lo persiguió en todas las formas posibles a lo largo de su juventud, ya sea en sus sueños, las poluciones nocturnas, los restos de la chocolatada en los 5 o´clock tea (siempre tan especial él), los granos de su pubertad o por la palma de una mano cualquiera.

Según las historias oficiales asistió a Hogwarts por tres años hasta su expulsión. Dicen que como quedó en Ravenclaw, su padre no pudo aguantar la vergüenza a la familia, (aunque a nadie realmente le importara). Terminó sus estudios desde casa sin pena ni gloria. No se destacaba en duelos. Las criaturas lo odiaban, las pociones se le quemaban y toda planta que tocaba moría.

Al inicio de su pubertad, con granos, vellos en lugares extraños, barba despareja y voz quebrada Orión se refugió en el nihilismo. Si le quitaba importancia el ser mediocre, entonces todo dolía menos ¿no? Sólo quedaban noches sin dormir y fuertes resentimientos sin salida. No sabía de donde venía y culpaba a su padre por la inexistencia materna. Es que Fernando, bajo lo que actualmente sabemos, había hecho una cosa como acto puro de amor padre-hijo: ocultar todo el pasado de la mujer que lo parió, para no destruir su autoestima. Y obviamente, Orión nunca lo entendió.

Tampoco había forma de que pudiera cortejar alguna chica… o chico. Era obvio que le interesaba más estos contactos humanos que los que tenía con los libros, pero de lo único que hablaba cuando conocía a alguien era sobre, Venus o Mercurio y de cómo su lechuza iba a ser tragada trágicamente por un dragón al día siguiente; pero siempre recalcando que iba a ser una bella mañana, como si esto fuera a salvar sus pésimas cualidades sociales.

Así decepcionó a sus dos figuras masculinas. Fernando y Glenin tenían esta costumbre de golpearse la cara con la mano en simultáneo cada vez que Orión actuaba públicamente. Era obvio que en privado el mago no hacía otra cosa que distraerse con su varita y su bola de cristal.

kZpuoqM.jpg ¿Todavía no sabía que prácticamente toda la estructura social que lo rodeaba era mortífaga para ese entonces? No, no lo sabía y seguía lejos de saberlo.

Fernando, quien seguía con las esperanzas de que su hijo sea ALGUIEN en la vida tomó una decisión. Una noche de verano, de esas en las que la humedad traspasa toda prenda y se mezcla con el sudor, el líder le explotó la puerta de su habitación en pleno acto íntimo y lo desapareció hacia la Fortaleza Oscura. Fue el preciso instante en el que le estaban haciendo el tatuaje de la marca en su bicep izquierdo, Orión comenzó a conectar los puntos. Primero se largó a llorar. Y después se desmayó.

Gracias a todo lo bueno en el mundo, la pubertad no dura una eternidad y cada día dejaba un poquito más la angustia adolescente para entender que era en la Marca dónde debía estar. Sus visiones eran claves: sabía en dónde y cuándo iba a comenzar un asalto o una redada. Tímido con varita en mano, entraba a hacer lo que se podía: un par de Sectusempras y asistir con su orgullo hecho hechizo: el Episkey.

Las cosas no tenían sentido de por sí, sino que él se las daba. Su posición como “informante” se reemplazaba con la de su trabajo como ofensiva directa. Y de repente lo ascendieron.


Dejaba de hablar de lechuzas muertos, para pasar a hablar de objetivos cumplidos generalmente por llamas. No era el mejor duelista, pero sus armas respondían a cómo él le daba sentido al mundo. Su bajo perfil le ganaba y pasaba inadvertido, hasta que por necesidad de la estructura del bando, adquirió el puesto de Nigromante.


Llegado el momento del TTTT (torneo mortífago) yt ras dos meses de sangre, sudor y muchas, pero muchas lágrimas, Orión (por pura suerte) se llevó el primer puesto. Al mismo tiempo, su posición en la batalla se tornaba más al de liderazgo y descuidaba su propio pellejo para salvar a quien tuviera al lado. Cada vez disparaba menos rayos y Absorveres. Efectivizaba más Episkeys y Fortificums. Cubría y coordinaba, apoyaba y aseguraba. Así nunca fue derrotado en un asalto o redada. Más por incompetencia fenixiana que por otra cosa.

De todas maneras, aún era el mismo inadaptado social con mucho entusiasmo por sus lecturas de té y cartas astrales. En las fiestas no hacía mucho más que jugar con su trago y mirar de lejos a la gente divertirse. Una noche vio a una joven de su misma edad que le movió el piso: Gatiux Malfoy. Desde ese momento, hizo de todo para llamar su atención… sin muchos resultados. Hasta que ella se fijó en él y el resto es historia.
Años de utilitarismo llevó su tercer ojo a un punto de no retorno. Orión ya no podía ver el futuro. Y con eso perdió su propio rumbo. No conocía la vida sin esa maldición. Se volcó más al ocultismo para llenar ese vacío. Una misión mortífaga salió mal y lo desaparecieron.

Lo desaparecieron figurativamente. Tuvo que huir para que la maldición que estaba por encima de él no afectara a nadie de su familia.

Volver no fue nada fácil. Enmendar años de ausencia, sobre todo con Gatiux, lo llevó a ser honesto consigo mismo y encarar sus demonios internos. El primer paso fue convivir con la ausencia de la videncia. El segundo, hacerse cargo de su viejx enemigx.

Encontraron en la Manor un refugio luego de un inminente ataque a la Black: una magia antigua repelía la salvaje y vengativa. Su problema se convirtió en el de todxs. Una maldición de sangre que trascendía decisiones personajes o errores del pasado. Pero, años de negligencia llevaron la vieja casa a la ruina. Y había que ponerse a trabajar. Desde cambiar el tejado, pasando por las cañerías del año del pedo, hasta limpiar sucesivas capas de polvo. Todo sin elfos domésticos y sin mucha magia de por medio. Era como una película de terror para cualquier mago contemporáneo.

Al mismo tiempo, Orión se hizo cargo del Departamento de Cooperación Internacional, haciendo lo suyo: destruir el sistema desde adentro sin hacer nada. En el bando, ascendió hasta Nigromante nuevamente, gracias a su experiencia en el bando y una perspectiva más de tras de escena. Misiones encubiertas, capturas fenixianas, cumplir objetivos reales para el bando.

LXhlMm1.gif Con el pasar de los meses y adoptando una costumbre más simplista en Ottery, sintió un impulso visceral de reencontrarse con su tercer ojo. Decidió visitar a Sajag en busca de una guía para recuperar aquello que fue. Por esas condiciones extrañas, o más bien, comunes en el Mundo Mágico, se encontró con una tormenta de nieve. Llegó a la cabaña de Suluk quien le propuso un camino nuevo. Ese impulso visceral fue la puerta de entrada a un aspecto que él ignoraba por completo. Un portal lo llevó a los bosques de Alaska.

Sajag podía esperar, tenía otras cosas de qué preocuparse. Y en ese paraíso de verde oscuro y nieve intermitente encontró una comitiva Muggle enfrentada a una comunidad de osos en peligro. Un té alucinógeno y las ganas de pelear por sus ideales fueron el puntapié para entregarse a la habilidad. Sumemos a que casi lo mata una serpiente marina, lo estuvieron cazando por una tarde entera y en el laberinto liberó sus limitaciones humanas, todo eso mientras cuidaba de un cachorro oso. Ah, pero la prueba. La prueba sí que fue de otro nivel.

Como todo lo que hace Orión ¿no es así? Porque estaba sólo, con la representación mágica de él mismo, debatiendo sobre dónde estaba su espíritu animal. Sacarlo nunca fue fácil, porque la única persona que se limitaba era él mismo. Y cuando lo descubrió y entabló conmunión con su espíritu salvaje, la prueba lo expulsó.

Ahora era un animago oso galáctico que toma té y duerme siestas. Y cómo olvidar, padre adoptivo de un cachorro. Al tiempo amaneció ciego. Su cuerpo le estaba pasando factura de los años sin la relación con la videncia. Era momento de encontrarse con Sajag. A diferencia con Suluk, su aprendizaje fue más ameno. Empezar a ver significaba ir de a poco, con pasos seguros y valorando su don desde lo que és. La prueba de la habilidad fue un salto categórico en su propia valoración. Se vio así mismo, un Orión-joven, que lo empujó hacia nuevos límites. Así mismo se presenció como él-Sajag podría morir en cualquier momento y a su vez pasar a ser el nuevo Arcano. No fue el mismo luego de la prueba.

Al tiempo, Gatiux desapareció sin ninguna notita ¿y qué iba a hacer él? Pues buscarla, obvio. Dos años más tarde y con muchas lagunas mentales. Se encontró en la Manor, nuevamente con ella y su familia sin saber que algo lo había acechado todo ese tiempo. Un viejx enemigx.

 

 

 

 

BTWKskh.gif


Objeto Mágico Legendario:

Objetos Mágicos:

Objeto: Varita Mágica
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Bola de Cristal
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Monedero de Piel de Moke
Clasificación: A
Puntos de Poder: 10

Objeto: Gema de la Desaparición
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Moto Voladora
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Puertas Mágicas
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Águila de la Sabiduría
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Set de Quidditch
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Bota de Siete Leguas
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Quaffle del Mundial de Quidditch de 1994
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Protectores de Quidditch
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Saeta de Fuego
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Nimbus 3000
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Nimbus 2000
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Nimbus 2001
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Reloj Mágico Familiar
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Anteojos Alfa
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Orejas Extenibles
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Navaja Mágica Multiusos
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Cámara de Fotos Mágica
Clasficación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Réplica de Jack O'Lantern
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Daurblada
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Pensadero
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Espejos Comunicadores
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Flechas de Cupido
Clasificación: A
Puntos de Poder: 10

Objeto: Armario Evanescente
Clasificación: AAAAA
Puntos de Poder: 160 x 2 = 320

Objeto: Dulces ¨Primer Beso¨
Clasificación: A
Puntos de Poder: 10

Objeto: Salvajes magifuegos Weasley
Clasificación: AAAAA
Puntos de poder: 160

 

Objeto: Astrolabio

Clasificación: AA

Puntos de poder: 20

 

Objeto: Aletiómetro

Clasificación: AAAAA

Puntos de poder: 160

 

Objeto: Mapa del Merodeador

Clasificación: AA

Puntos de poder: 20

 

Objeto: Cartas del Tarot

Clasificación: AA

Puntos de poder: 20

 

Pociones Mágicas:

Objeto: Esencia de Díctamo
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Poción Agudizadora de Ingenio
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Filtro de los Muertos
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Poción Reabastecedora de sangre
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto. Poción Escalofriante
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Poción Cara de Calabaza
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Poción Olvidar
Clasificación: AAA
Puntos de Poder: 40

Objeto: Remedio para Quemaduras
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

Objeto: Zumo de Mandrágora
Clasificación: AAAAA
Puntos de Poder: 160

Objeto: Fluido Explosivo
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Poción Mulltijugos (2)
Clasificación: AAAAA
Puntos de Poder: 160 x 2 = 320

Objeto: Veritaserum (2)
Clasificación: AAAAA
Puntos de Poder: 160 x 2 = 320

Objeto: Poción Incorpórea
Clasificación: AAAA
Puntos de Poder: 80

Objeto: Filtro de Caballerosidad Instantánea
Clasificación: AA
Puntos de Poder: 20

 

Objeto: Doxycida

Clasificación: A

Puntos de Poder: 10

 

Objeto: Poción Herbovitalizante

Clasificación: AA

Puntos de poder: 20

 

Objeto: Felix Felicis

Clasificación: AAAAA

Puntos de poder: 160

 

Criaturas Mágicas:

Criatura: Cruce de Kneazle
Categoría: XX
Puntos de Poder: 20

Criatura: Gato Blanco del Recuerdo
Categoría: XXX
Puntos de Poder: --

Criatura: Kneazle
Categoría: XXX
Puntos de Poder: 40

Criaturas: Osito Mediador
Categoría: X
Puntos de poder: 10

Criatura: Ave del Trueno
Categoría: XXXX
Puntos de poder: 80

 

Criatura: Escarbato

Categoría: XXX
Puntos de poder: 40
Criatura: Unicornio
Categoría: XXXX
Puntos de poder: 80

 

Criaturas en la Reserva:


Criatura: Wampus
Categoría: XXXXX
Puntos de Poder: 160

 

Criatura: Hébrido Negro

Categoría: XXXXX
Puntos de Poder: 160

veF1zmf.gif

 

Libros de Hechizo:

Libro: Libro del Aprendiz de Brujo
Nivel: 1

Libro: Libro de la Fortaleza
Nivel: 5

Libro: Libro de la Sangre
Nivel: 7

Libro: Libro del Equilibrio
Nivel: 10

Libro: Libro del Druida
Nivel: 15

Libro: Libro del Caos
Nivel: 20

Poderes de Criatura:


Tipo de Poder:

Consumibles en Batalla

Nombre:
Categoría:

 


e0tRPF9.gif




Elfos:

  • Elfo 1: --
  • Elfo 2: --


Licencia de Aparición: Aprobada.

Licencia de Vuelo de Escoba: Aprobada.

Personajes Secundarios:

 

WHfC6cb.gif

Otros Datos:

  • No tiene paciencia, está viejo.
  • Le quedó una sola bola de cristal, el resto las rompió todas por bruto.
  • Tiene una bolsita de runas que es la envidia del consejo de Runas Antiguas (donde es el único miembro).
  • Quiere liberar cada elfo doméstico que conoce.


Cronología de cargos:

 

 

Premios y reconocimientos:


dCAfRZV.png

 

 

 

 

 

Links de Interés Referentes al Personaje:


Link al Perfil de Comprador MM: 287
Link a Bóveda Personal: Bóveda nº 78333
Link a Bóveda Trastero: Bóveda Nº 108859
Link a Bóveda de Negocio:

Link a Bóveda Familiar 1: Bóveda N° 109997 Familia Yaxley

Link a Bóveda Familiar 2: Bóveda N° 97834 Familia Black


BzRvZYn.gif

Editado por Niko Uzumaki

QlJxtuG.png
3wkkc9v.gif

ZREaNtC.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 mes más tarde...

~Ficha de personaje: Orión Black

~Negocios: No Posee.

~Bóveda de mi familia sanguínea:Bóveda Familia Black

 

Gracias al que me lo edite :3

Editado por Orión Black

QlJxtuG.png
3wkkc9v.gif

ZREaNtC.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 1 año más tarde...
Imagen IPB

Objetos Mágicos:

Certificados por el Ministerio de Magia.

El Ministerio de Magia informa que los siguientes objetos de Orión Black han sido certificados y le recuerda que estos objetos no tienen ningún costo. Para añadir más objetos, deberá acudir a la Tienda Ministerial.

Objeto: Varita mágica.

Clasificación: AA

Puntos: 20

Objeto: Bola de Cristal.

Clasificación: AA

Puntos: 20

Total de puntos: 40

Atentamente:

Sybilla Macnair Malfoy

Miembro del Concilio de Mercaderes

Moderadora de Harrylatino.org

 

Nota: ficha y perfil modificados.

Editado por Sybilla Macnair Malfoy

https://i.imgur.com/g1G6WRb.gifhttps://i.imgur.com/kYY7Ngy.gif
9VgXWEA.png
NiqQIUZ.gifGxQq8SZ.gif
nqOolSA.gif

 

 


Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 1 mes más tarde...
    • 6 meses más tarde...
    • 2 meses más tarde...

    Rango y Bando modificado en ficha y perfil.

    We're always one...

    .::Familia Malfoy::. ||Vacaciones Administrativas (?)||.:Familia Triviani:.

    http://i64.tinypic.com/24q4wvk.jpg

    http://i.imgur.com/qhNaC.gif//http://i.imgur.com/wHrbgJw.gif

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 4 años más tarde...

    *Sacude el polvo del tópico

    Holaaaa, vengo a actualizar mi ficha con el nuevo modelo. Me gustaría limpiar todo lo escrito anteriormente y poner lo que está abajo ¡¡Muchas gracias al que se tome el tiempo!!

     

     

    Datos Personales:

     

    Nombre del Personaje: Orión Black

     

    Sexo: Masculino

     

    Edad: 23

     

    Nacionalidad: Británico-Irlandés

     

    Familia(s):

    * Black

     

    Padre(s) Sanguíneo: Fernando Black

     

    Padre(s) Adoptivos:

     

    Trabajo:

     

    Poderes Mágicos:

     

    Rango Social: Unicornios de Plata.

     

    Bando: Neutral

     

    Rango dentro del Bando:

     

    Puntos de poder en objetos: 40

     

    Hechizos adicionales:

     

    Puntos de poder en criaturas:

     

    Criaturas controlables en asaltos y duelos:

     

    Habilidades Mágicas:

     

    Conocimientos Especiales:

    * Adivinación

    * Artes Oscuras

     

    Medallas:

     

     

    Perfil del Personaje:

     

     

    Raza: Humano.

    Aspecto Físico:

     

    El aspecto de Orión cambió con el correr del tiempo, producto de su pubertad, de la vida como Mortífago y por

    último de exiliado.

     

    A grandes rasgos, él es alto, de unos 1.85 cm y de tez clara; tono heredado por sus padres de las islas británicas. Si comenzamos por su cara, es coherente decir que tiene el perfil un tanto tosco, como cuadrado, pero nada exagerado; con una nariz suave, normal y proporcional. Tiene ojos azules claros que muestran compasión, sus labios son de término medio y sus dientes están perfectamente corregidos gracias al milagro de la ortodoncia en los tempranos años de su primera década. Tiene una voz normal tirando a gruesa, con un fuerte acento irlandés por los últimos años vividos en el país.

     

    Su cabello es en realidad de color cobre; pero en vistas a la inmanente aparición de las canas; Orión entró en pánico negado por el paso del tiempo y por lo que sabemos, un hechizo estético salió mal y resultó en un azul eléctrico en toda su melena, cosa que quedó por bastante tiempo y resultó icónico en su transcurso como mortífago. Aunque actualmente, luego de su exilio, los tonos originales comenzaron a salir de a poco. Este es grueso y lacio y tiene un ciclo que se repite: cabello tipo fauxhack, luego un poco largo y hasta que no se pueda atar una cola de caballo en su nuca, no se lo corta y solo lo hace “a la katana”. Se deja la barba de varios días, y es en ella donde más se nota las raíces y algún que otro reflejo pelirrojo por su ascendencia irlandesa.

     

    Solía ser mucho más grandote y atlético. De por sí, sus genes irlandeses en cuestión corporal se marcaba por encima de los Black: es robusto por naturaleza. El trabajo en la Marca además era duro y eso cultivó su cuerpo. Cuando fue Mago Oscuro se descubrieron los nuevos hechizos y el manejo de las Necrohands en su estado experimental requerían trabajo físico y mental. Luego como Nigromante, era el encargado de cargar los cuerpos más importantes de los miembros de la Órden del Fénix en cada asalto. Con el uso de la pesada varita, su brutal katana y los banquetes que se daba como Ángel Caído luego de cada asalto; sus brazos llegaron a un tamaño considerable y llego a pesar 97kg en su mejor momento

     

    Sin embargo, por la falta práctica, nula actividad física y mala alimentación, el Black fue perdiendo peso y masa muscular. En la actualidad y luego de su exilio, su figura no es muy diferente de la media. Podemos ver que el mago conserva un poco de su cuerpo, pero no de la misma forma que antes, está flaco, sin agilidad ni estado físico y con una increíble mínima de 69kg, considerando su altura; con ojeras por las noches en vela y una barba un poco arreglada.

     

    Está limpio de cicatrices y marcas en la piel, más que nada por los cuidados y las grandes cantidades de hechizos y cremas de protección solar de sus hermanas, primas y tías, producto de la sobreprotección de las mismas. Se dice también que ningún auror, ni miembro de la Órden del Fénix lo pudo tocar, pero eso es mentira, porque el Black sabía bien a qué sala específica de San Mungo acudir luego las batallas.

     

     

    Cualidades Psicológicas:

     

    Orión tuvo un ambiente psico-social como cualquier persona normal. Bueno, normal para las condiciones que estaríamos todos considerando normales. Primer hijo varón de su generación en los Black, fue sobreprotegido y un tanto mimado por sus familiares y parientes mujeres. Era un tipo socialmente incómodo, incompetente de seguir orden alguno, incapaz de aprender bajo el sistema escolar o de las primeras enseñanzas de vida en el seno familiar. También el primer Black de su generación en entrar a la marca, hijo del gran líder Fernando y de su oscuro, y también gran líder, tío Glenin, indudablemente un peso simbólico que lo tiraba para abajo de vez en cuando.

     

    Cuando entró a la Marca era un poco oscuro, frío y directo, le ordenaban y él, ejecutaba, por miedo a tener un error que le costaba la vida, o peor, su cabello. Pero su obsesión con seguir órdenes no quitaba su incapacidad para ser una persona con la cual uno podría tener más de una conversación coherente. Con el correr del tiempo y sus asensos en su bando lo volvieron menos histérico-social.

     

    Adquirió un leve tono irónico, con gran sentido del humor, calmado y de bajo perfil. Los pocos años de vida le enseñaron a relajar, a soltar un poco de acá y de allá, de disfrutar las pequeñas cosas de lo cotidiano y de aceptar sus visiones y adivinaciones por lo que eran, como parte de la vida misma.

     

    Ahora es más tranquilo, desapegado de muchas cosas, pero en búsqueda de encontrar el equilibrio entre los dos polos. No se exalta ni entra en euforia muy a menudo, a menos que algo dispare sus viejas experiencias en la Marca. Muy de vez en cuando reacciona negativamente. Sigue con su ironía, pero es más humana y no tanto en búsqueda de destruir a su otro-ajeno.

     

    Motivación en la Marca:

    La motivación de él nace por sus ansias de libertad. La imposición del Ministerio de Magia, los departamentos, la burocracia y la simple clasificación entre los magos le aborrecen, aunque sabe que son las ideas del juego y hay que seguirlas. Su bando, lo toma como una herramienta para la liberación, personal y social, en tanto y cuando pueda hacer y deshacer sin prejuicio.

    Admira el chaos y su carácter ontológico como proceso creativo, como contra posición a el (¿la?) orden.

     

     

    Historia:

     

    Esta es la tragicómica historia de un pobre Black, castigado y bendecido por su sangre, del cual vivió y transitó, lo mejor que pudo y con las pocas herramientas que su plana vida le había dado. En sí, él mismo configuró sus propios sufrimientos y ataduras, y podemos deducir que todo tiene coherencia, su nacimiento, su “don”, su personalidad o accionar, pero eso se lo dejamos al ávido lector para que descubra.

     

    Sin más palabras bonitas y empezando desde el principio, se sabe que su nacimiento ocurrió en una pequeña capilla en los campos del oeste de Irlanda, pegado al mar Atlántico. Su parto fue tranquilo, casi sin dolor, teniendo en cuenta que su madre biológica estaba completamente drogada en el suceso. Para ella fue como si nada hubiese pasado, como un trámite para registrar a un perro en el Ministerio. Así de inservible e innecesario fue. Pero iba a tener un Black como hijo y eso era lo importante. Era su ticket de salida de esa pocilga que la madre de Orión llamaba: “lugar-para-tirarse-después-de-no-hacer-absolutamente-nada”. Fernando, quien fuera su padre y un pervertido (pero altamente reconocido) mortífago de la Marca Tenebrosa, era la posibilidad de riqueza ilimitada para la recientemente llamada “Señora de Black”.

     

    Todo se resolvió esa misma semana. Orión fue destetado por disgusto de su ella, quien había jurado tener una vida de libertad y un hijo no estaba en sus planes, además de que ya se había aburrido. Fernando se también se hartó de la mujer, tomó lo “más mejorcito” (como él lo llamaba al principio) de esa tóxica relación y la abandonó para volver a Inglaterra. Como si a esta mujer le importase en realidad.

     

    La cuestión es que Fernando llegó al Castillo Black con un bebé en sus brazos a la semana de nacer y fue la luz del hogar por varios meses; lo mejor que le había pasado a la familia en los últimos años a los ojos de sus primas y tías. Su padre aclamaba orgulloso sobre el alto atractivo que sacó por su lado: “Serás un ganador, todas las noches un romance diferente”. Su tío, en cambio y con su gran porte oscuro, le replicaba: “Por fin vamos a tener otro Black, masculino, serio, centrado y que lleve con orgullo el apellido de la familia”.

     

    Nadie nunca estuvo tan equivocado, nunca jamás.

     

    Creció en el pueblo de Ottery, en el castillo Black, y fue en una tarde de su cuarto verano donde llorando como si el cielo se estaba cayendo, puesto a que una de sus primas le tiró un chorrito con Aguamenti –porque antes estaba llorando por el calor-, tuvo su primera visión; la muerte del ministro de magia; después lloraba por la muerte de un mago, que ni conocía y ni le importaba. Desde ese entonces, el futuro siempre lo persiguió en todas las formas posibles a lo largo de su juventud, ya sea en sus sueños, los escapes nocturnos, los restos de la chocolatada en los 5 o´clock tea (siempre tan especial él), los granos de su pubertad o por la palma de una mano cualquiera.

     

    Según las historias oficiales asistió a Hogwarts por tres años hasta su retirada. Dicen que como quedó en Ravenclaw, su padre no pudo aguantar la vergüenza a la familia, aunque a nadie realmente le importara. A todo esto, nos encontramos a un Orión al inicio de su pubertad, con imperfecciones faciales, vellos en lugares extraños, barba despareja, voz en pleno cambio y las típicas preguntas existencialistas que no aportaban nada a su vida cotidiana, más que noches sin dormir y fuertes resentimientos. No sabía de donde venía y culpaba a su padre por la inexistencia materna. Es que Fernando, bajo lo que actualmente sabemos, había hecho una cosa como acto puro de amor padre-hijo: ocultar todo el pasado de la mujer que le dio a luz, para no destruir su autoestima.

     

    Y obviamente, Orión nunca lo apreció. A sus 16 se viajó a Ilvermorny, donde por su desorden psico-social, la ceremonia le ofreció lugar de las cuatro casas y decidió quedarse en la Serpiente Cornuda, para intentar saldar su cuenta con la casa homóloga británica. Terminó sus estudios y se vio inmerso plenamente en las artes de Adivinación y Astrología, en búsqueda de respuestas a su videncia.

     

    Su primer día de clases empezó en desastre cuando se dio cuenta que se había olvidado su varita de Álamo, teniendo que “pedir prestada” una de madera de serpiente que encontró en uno de los armarios de la escuela. Al recibirse, descubrió que se encontraba con una reliquia de la mismísima Violetta Beauvais

     

    No se destacaba demasiado en los duelos. Trataba de recordar una y otra vez, las contiendas que batían sus familiares en los jardines del castillo, pero seguía sin cazar la idea. Según su tío Glenin, su técnica no era la mejor y la puntería…“más peor”, pero de alguna forma u otra, salía del todo bien de las peleas, aun estando borracho.

     

    Tampoco había forma de que pudiera cortejar a una noble dama. Era obvio que le interesaba más estos contactos humanos que los que tenía con los libros, pero de lo único que hablaba cuando conocía a una joven era sobre, Venus o Mercurio y de cómo su perro iba a ser devorado trágicamente por un dragón al día siguiente; pero siempre recalcando que iba a ser una bella mañana, como si esto fuera a salvar sus pésimas cualidades de discurso.

     

    Así decepcionó a sus dos figuras masculinas. Fernando y Glenin tenían esta costumbre de golpearse la cara con la mano en simultáneo cada vez que Orión actuaba públicamente, porque era obvio que en privado el mago no hacía otra cosa que distraerse con su varita y su bola de cristal.

     

    Una noche, su tío Glenin lo sacó con la varita (la de madera de roble si hace falta aclarar) al cuello de la biblioteca Black. Resulta que tenían que hacer un viaje de negocios a Italia. Orión todavía era joven, nunca había dejado el país y sus ganas eran equiparables a la castidad de Fernando, pero al menos las maletas estaban en el hall del Castillo, listos para salir.

     

    Según su oscuro tío, era una misión importante de algo que él iba a entender después. La familia Triviani no hacía más ofrecer una buena hospitalidad para los dos. Pero a decir verdad, para Orión fue como un invierno más, no salió del castillo por el horrible clima y el excesivo miedo que le tenía a Venecia: demasiada agua decía.

     

    Glenin tuvo un romance intenso con una de las matriarcas y Orión no servía más que ser un tercero en discordia. Una noche se quedó en un sillón, cambiando el color del techo con su varita; porque su tío no aparecía y no tenía para hacer, cuando una persona muy parecida a la matriarca se acercó a él y lo invitó a recorrer el castillo. Muchos dicen que esa noche, él perdió algo más que su aburrimiento, pero la realidad está en que la mujer le tiró encima uno de los relojes familiares y nunca supo bien qué pasó.

     

    A la vuelta, Fernando lo recibió como “un hombre finalmente” y viendo el orgullo del mismo, decidió callar la verdad. Nueve meses después se entera que supuestamente tuvo una hija con la misteriosa mujer, noticia que lo dejó anonadado por sus susodichas capacidades reproductivas. Igual, él sentía que algo estaba mal, ni la chocolatada de esa tarde de lluvia le había dicho algo al respecto, pero lo decidió ignorar; mientras que no lo veía no era su problema.

     

    ¿Todavía no sabía que prácticamente toda la estructura social que lo rodeaba era mortífaga para ese entonces? No, no lo sabía y seguía lejos de saberlo. La cuestión radica en que, el joven mago concentraba su atención en sus visiones, sus relaciones frustradas, los problemas familiares y no veía lo obvio, lo que tenía en sus narices; las relaciones intensas con familias selectas como la Malfoy, la riqueza ilimitada de los Black sin que ellos movieran un pelo, hasta los restos de sangre ajena de las prendas de sus tíos cuando los elfos domésticos hacían la limpieza los viernes a la noche.

     

    Aunque no había grandes avances en duelos, por fin empezaba a entender para que servían los Episkeys, su gran trabajo en la Adivinación llamó la atención de la cúpula de la Marca, impulsado además por las recomendaciones de Fernando, quien seguía con las esperanzas de que el mago haga algo importante en su vida.

     

    Fue una noche de verano, de esas en las que la humedad traspasa toda prenda y se mezcla con el sudor. Estaba su tío, su padre, alguno que otro mortífago y los otros dos líderes. No sabemos mucho de lo que pasó antes, solo que recién, en el preciso instante en el que le estaban haciendo el tatuaje de la marca en su bicep izquierdo, Orión comenzó a conectar los puntos. Veía como la tinta iba corriendo por encima de su epidermis formando una delgada línea que dibujaba tres ángulos en zigzag con la terminación en triángulo(1), y bueno, se desmayó, así sin más, resultando en sus dos familiares Black, con un increíble y sonoro golpe en la cara con sus manos, en signo de frustración y vergüenza.

     

    De todas maneras, ahí no termina la historia de nuestro pequeño Orión. Comenzó, de a poco, a armar reportes para los Magos Oscuros y Nigromantes, sobre la gente que él pensaba que podrían unirse al bando teniendo en cuenta sus visiones; y también de vez en cuando sobre actividades de la Órden del Fénix.

     

    Había pasado la pubertad y comenzó a entender que era efectivamente en la Marca en la que debía estar. Por sus visiones sabía en dónde y cuándo iba a comenzar un asalto o una redada. Era él, de los primeros en entrar, con varita en mano, a hacer lo que se podía, tirar un par de Sectusempras y asistir con su orgullo hecho hechizo, los Episkey´s. Su mente se programaba para escuchar y ejecutar.

     

    Se sorprendió cuando lo ascendieron al siguiente rango. Pocos recuerdan cuando el joven de pelo azul se levantó de su asiento en la Junta Administrativa, su estatura había impresionado a todos: había pegado el último estirón llegando a un metro-ochenta-y-algo. Pero como su tío era más alto, siempre pasaba desapercibido, y como seguimos entendiendo, no fue algo que trascendió tampoco en los cotilleos mortífagos.

     

    Con la aparición de las nuevas armas tenebrosas, Orión ya comenzaba a entender la dinámica, sobretodo de los nuevos hechizos. Fue el primero en manejar correctamente las Necrohands de su camada, superando a sus colegas Malfoy’s Nathaniel y Carlomagno. Comenzó un duro régimen de entrenamiento físico bajo la tutela de su tío y los nuevos trabajos no tardaron en aparecer. Su posición como “informante” se reemplazaba con la de su trabajo como ofensiva directa, teniendo no solo este canal de visión, sino uno que otro espía dentro de la Orden.

     

    Dejaba de hablar de perros muertos, para pasar a hablar de Fenixianos muertos, generalmente por llamas. Se ganaba considerable reputación ayudando a los Mortífagos Base y Tempestad, y apoyando a los Magos Oscuros para su desarrollo duelístico. Por momentos, su bajo perfil le ganaba y pasaba inadvertido, hasta que por necesidad de la estructura organizacional del bando, adquirió el puesto de Nigromante. Comenzó a estudiar las Artes Oscuras con varios colegas más antiguos, hasta una noche tuvo una conferencia con el mismísimo Crazy Malfoy.

     

    Su posición en la batalla comenzaba a tornarse más de liderazgo. Cada vez disparaba menos rayos y pocos Absorveres. Comenzaba a efectivizar más Episkeys y Fortificums. Cubría y coordinaba, indicaba y aseguraba. Él cree que nunca fue derrotado en un asalto o redada, y lo toma como un simple mérito puramente personal.

     

    Había llegado la hora de celebrar el segundo TTTT, torneo de duelos llevado a cabo dentro de los bastiones de la Marca. Tras dos meses de sangre, sudor y muchas, pero muchas lágrimas, Orión se llevó el primer puesto, posicionándose como uno de los Mortífagos más peligrosos si con varita en mano se tratase.

     

    Así como Ángel Caído se convirtió el azote de la Órden; casi todas las semanas se encargaba de destruir la moral fenixiana. Cambió el mango de su varita para balancear el peso que le causaba su Katana. Así con sus colegas, protegían los negocios y las pobres familias de las garras del Ministerio y la Órden del Fénix.

     

    Generalmente, el Black descuidaba su propio pellejo para salvar al que tenía al lado. Varios Mortífagos lo seguían en sus ataques, su compañero infaltable, Axel “Fraenger” Rexdemort, era todo lo que Orión no era y se complementaban muy bien. Sin embargo, por más que se llenara de trabajo en la Marca, no se podía sacar a alguien de la cabeza y eso lo molestaba más que los spoilers que sus visiones le daban de sus series favoritas.

     

    A pesar de sus pocas capacidades sociales para entablar una relación sana con cualquier persona, de cualquier género, pudo tener una relación con Gatiux Malfoy, era en gran parte su motivación para seguir dentro del bando y a la vez, una de las llaves para entender su razón de ser dentro del bando.

     

    En su vida familiar, se le adjudicaron varios hijos, pero el Black nunca se hizo verdaderamente cargo de alguno. La verdad era que no tenía lazo sanguíneo con ninguno y trataba a estos familiares más como sus hermanos menores. Tampoco reconocía hermanos sanguíneos. Con Luisa (Luisitha M. Black) y Gabrielle Delacour entabló una relación más adoptiva.

     

    Buscaba libertad. Libertad de sus relaciones familiares, de sus amigos, de sus obligaciones con trabajos o estudios, libertad de sus adivinanzas, libertad de absolutamente todo lo que pudiese atarlo a un lugar, un pensamiento que no fuera suyo o a lo ajeno en sí. Decidió simular su retirada, en una misión, simplemente desapareció. Lo creyeron muerto, y así comenzó a perder peso en la historia de la Marca, simplemente se esfumó.

     

    Se fue a la tierra vecina, Irlanda, a buscar sus raíces y desconectarse de su tercer ojo. Así pasaron cinco años de su exilio, perdiendo la habilidad de la visión, con el cuerpo tan destruido como su alma sanada, para volver a su hogar y encontrar el balance perdido.

     

    1. . Algunos tienen la teoría que la marca realizada por el hechizo se adapta a la personalidad y su visión de la marca.

     

    Pertenencias:

    Objeto Mágico Legendario:

    Objetos Mágicos:

     

    Objeto: Varita mágica, madera de Mayhaw, 30 cm, flexible, núcleo de pelo de Rougarou, gris oscuro, con fino nudo gordiano en la base. Tiene un mango pesado, para un mejor balance.
    Clasificación: AA
    Puntos de Poder: 20

     

    Objeto: Bola de Cristal
    Clasificación: AA
    Puntos de Poder: 20

    Pociones Mágicas:

    Objeto:
    Clasificación:
    Puntos de Poder:

    Criaturas Mágicas:

    Criatura:
    Categoría:
    Puntos de Poder:

     

    Criaturas en la Reserva:

    Criatura 1: Descripción
    Clasificación: Categoría que le corresponde
    Puntos de poder: Puntos que le corresponden

     

    Libros de Hechizos:

    Libro:
    Nivel:

     

    Poderes de Criaturas:
    Tipo de Poder:

    Consumibles en Batallas:

    Nombre:
    Descripción:
    Categoría:

    Elfos:
    * Elfo 1: --
    * Elfo 2: --

     

    Licencias, Tasas y Registros:

    Licencia de Aparición: Aprobada.

    Licencia de Vuelo de Escoba:
    Aprobada.

    Registro de XXX:
    -

    Personajes Secundarios:

    Otros Datos:

    Otros datos:
    -

    Cronología de cargos:

    -

    Premios y reconocimientos:

    -

     

    Links de Interés Referentes al Personaje:

    Link al Perfil de Comprador MM: --
    Link a Bóveda Personal:
    Bóveda nº 78333
    Link a Bóveda Trastero:
    Link a Bóveda de Negocio:

    Link a Bóveda Familiar 1: Bóveda Familia Black

    QlJxtuG.png
    3wkkc9v.gif

    ZREaNtC.gif

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    http://i.imgur.com/n1t3R3w.png

    Estimada/o Orión Black:

    Se le informa que la compra realizada en el Magic Mall el 21 de agosto del 2016 ha sido debidamente certificada, por lo que ya puede gozar de los bienes adquiridos. La certificación corresponde a:Puntos en criaturas: 0
    Puntos en objetos: 160

    Se ruega a moderación que se actualice la ficha y el perfil con las modificaciones
    Nota: El usuario no podrá seguir adquiriendo productos en el Mall hasta no abrir su bóveda trastero.

    Atentamente, Lyra Katara Selwyn

    Logia Eligentium

    Concilio de Mercaderes

    http://i.imgur.com/SMLQYQL.jpg
    http://i.imgur.com/EPjHROm.gif ~http://i.imgur.com/eAnQFcJ.gif ~ http://i.imgur.com/PowpgLI.gif

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Unirse a la conversación

    Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

    Guest
    Responder a esta discusión...

    ×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

      Sólo se permiten 75 emoji.

    ×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

    ×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

    ×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

    Cargando...

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo