Jump to content

Ficha de Alicia Spinnet


Publicaciones recomendadas

http://i.imgur.com/UxDFO.png

·Datos personales·
Nombre del Personaje:
Alicia Spinnet
Sexo:
Femenino
Edad:
Mediana edad, más de 30
Nacionalidad:
Albanesa
Familia:
- González

-
Padre(s) Sanguíneo: Daknea
Padres Adoptivos: --
Trabajo: --

 

http://i.imgur.com/alhB8.png

·Poderes Mágicos·
Rango Social: Dragones de Plata
Bando: Neutral
Rango dentro del Bando: --

Puntos de poder en objetos: 60
Hechizos adicionales: --
Puntos de poder en criaturas: 10
Criaturas controlables en asaltos y duelos: --
Habilidades Mágicas:

Conocimientos Especiales:
Artes Oscuras
Leyes Mágicas

Medallas:

  • Estudios Muggles eliminado: 4000
  • Encantamientos eliminado: 4000
  • Transformaciones eliminado: 4000
  • Pociones eliminado: 4000
  • Compensación por habilidad "Animagia" retirada: 12000 puntos

Total Experiencia en medallas: 28000 puntos



·Perfil de personaje·
Raza: Humana

Aspecto Físico: De 170 cm. de estatura, su constitución es normal aunque le sobra un pequeño rollo en la cintura notorio sólo cuando se sienta. Es ágil para correr, escabullirse y meterse en lugares estrechos, requerido por su profesión. La tez de la piel es blanca pero tiene la cara, las manos y brazos bronceados por el sol, los ojos negros como el cabello y los labios gruesos casi siempre esbozando una áspera sonrisa. Tiene una cicatriz en el hombro derecho, casi nunca visible porque suele estar cubierto con las mangas de las camisetas. Normalmente viste como muggle, sin cometer el error de la mayoría de los mago: vestir de forma extravagante, aunque tiende a ser algo holgada y descuidada en su apariencia. Le gusta ponerse una chaqueta y pantalones negros, con una camiseta sin mangas verde olivo. Lleva un cinturón grueso con incrustaciones metálicas del que penden un forro de revólver y una cartuchera. Calza zapatillas deportivas negras y en el cuello lleva una placa de identificación militar que no le pertenece. El cabello suele llevarlo recogido con una cola, pero a veces también le gusta trenzarlo. En los bolsillos del pantalón suele tener un par de guantes de cuero sin dedos, una pañoleta que, amarrada, usa para ocultar su identidad en ciertas ocasiones. La varita la lleva en un bolsillo interior de la chaqueta. Para sus operaciones profesionales usa la pañoleta cubriendo la boca y un antifaz negro sobre los ojos, hecho de una pieza de tela negra al puro estilo de los clásicos bandidos.

Cualidades Psicológicas: Alicia es de las personas que mientras más común y corriente pueda pasar, mejor para ella. Sin embargo, su personalidad marcada por la vida que lleva y la familia de la cual es parte, no le permite ser tan común pese a sus intentos. Si bien su indumentaria de por sí llama la atención, su manera de caminar y desplazarse es igualmente compleja y desata ocasionalmente miradas inquisitivas. No suele hablar mucho con desconocidos, mas bien se ve como alguien que siempre anda de mal humor por el ceño fruncido, y no escatima saliva cuando tiene que gritarle a alguien en la cara. Es bastante celosa de sus cosas, privilegios, objetos y las personas que estima, familiares, amigos y colegas de trabajo y bando, por lo que puede excederse cuando de defender lo suyo se trata.

Una de sus pasiones es usar el conocimiento muggle con la magia para mantener un equilibrio y juntarlas para formar un arma letal y poderosa, sacando lo mejor de ambos lados. Usa ambas con destreza: en el trabajo la magia le sirve para lograr sus fines, y en el hogar, junto a sus hijos, procuran hacer todo "a mano", desde atender los quehaceres del hogar hasta procurarse el sustento de vida. Es una madre bastante entregada a sus hijos, trabaja y roba por y para ellos; le gusta ser ella quien cocine la comida antes que nadie y cuidar a los animales de la granja Rexdemort como miembros de la familia.

En cuanto a su forma de ser, es de las personas a las que los problemas no les agobian, los toman con ligereza y con la misma ligereza los resuelve, casi siempre con éxito y sin agobiarse ante el fracaso. Es extremadamente suertuda y se fía tanto de su suerte que procede apresuradamente, lo cual, aunque no siempre, surte con buenos resultados. Es muy dedicada en lo que hace, trabajo, hogar y bando, suele ser alguien que no falla en las cosas en las que se compromete aunque la palabra de una ladrona no sea tomada con la seriedad que Alicia se merece. Tiene gran debilidad por los objetos ajenos y no duda en tomarlos cuando los desea.

Historia de Personaje:
(En refacción. Ver historia completa en el segundo post)

 



·Pertenencias·
Objetos Mágicos
Objeto: Varita Mágica: Heredada de la anciana Dina Stoe, madera de ébano, negra y algo torcida con núcleo de uñas de elfo doméstico, flexibilidad media. El nombre satírico de la varita es 'Miss Pechos'.
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20
Objeto: Mano de la gloria: Robada de Lawrence, un viejo colega.
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20
Objeto: Mokeskin: Regalada por un traficante coreano.
Clasificación: AA
Puntos de poder: 20

Mascotas y Criaturas

Criatura: Lucy, la rata.
Clasificación: X y no mágicas.
Puntos de poder: 10

Criaturas en la Reserva
--
Elfos
--
(Los Rex no tenemos elfos ññ)



·Licencias, Tasas, Registros·
Licencia de Aparición:
Licencia de Vuelo de Escoba:
Registro de XXX: --


·Otros Datos·
·Tiene tatuada la Marca Tenebrosa en el talón, un lugar ingeniosamente poco visible. Sin bien antes de que desapareciera por aquel largo periodo de tiempo se había sospechado de sus actividades mortífagas, ese lapso le sirvió para ahuyentar dudas y simplemente la declararon una ladronzuela del bajo mundo.
·Akizia es el seudónimo público que usa para sus fechorías. Sus amigos le llaman Licha, y se refieren a ella como "la bandida".
·Su Patronus tiene forma de hiena, y ella misma se transforma en una hiena desde que descubrió que puede hacer animagia.
·Tiene cierta afición por las ratas.
·Tiene una moto y un carro viejo que aún funciona.


·Links de Interés Referentes al Personaje·
Link al Perfil de Comprador MM: --
Link a Bóveda Personal: Bóveda nº80161
Link a Bóveda Trastera: --
Link a Bóveda de Negocio: --
Link a Bóveda Familiar 1: --
Link a Bóveda Familiar 2: --

Editado por Beltis


t6SGXNA.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...
  • Respuestas 64
  • Creado
  • Última Respuesta

Top participantes en este tema

Historia de Alicia Spinnet

 

El día en que nació, en una habitación sucia y rústicamente acomodada como una sala de parto en una callejuela de los suburbios de Tirana, Albania, Daknea se desentendió de ella. No sin antes gritarle a la enfermera, que en realidad era sólo una muchacha de no más de quince años que jugaba a la profesión, desapareció de allí en cuanto pudo ponerse de pie, cerciorándose de que estaban distraídos y llevándose una riñonera y una bolsa de cotonetes. La joven enfermera, al darse cuenta de que la madre de la niña se había ido, sólo dejando una breve nota en la que ponía el nombre de "Kendra" como el que quería para su niña y un desdeñoso permiso para hacer "lo que quieran con ese engendro de humano", no tuvo más remedio que hacer lo que siempre hacían en ese tipo de circunstancias: abandonar a los niños en algún lugar recóndito, suficientemente alimentados y vestidos para resistir hasta que alguien los encuentre y se haga cargo de ellos.

 

De Daknea, la madre, no se supo nada hasta transcurridos muchos años, y sin embargo la niña creció sin preocuparse por hallarla. La enfermerilla sin embargo, al llevar a la pequeña Kendra con otros dos niños que habían corrido la misma suerte, a un depósito de chatarra al sur de la ciudad, se puso a pensar en aquella mujer de extraña apariencia. Cuando había llegado a la mini-clínica clandestina se la veía fatal, no sólo por las dolorosas contracciones que le hacía gemir, gritar y contorsionar la cara salvajemente, sino que sus mismas ropas y apariencia le hacían ver como lo que era, una simple ratera que seguramente vivía al día. Lo que no sabía era que la criatura que la mujer acababa de dar a luz, era el fruto de una rápida aventura entre ella y un mortífago que pasaba por Albania con quién sabe qué motivos, escapando probablemente. Al llegar al depósito, la enfermera depositó a los tres niños en el asiento de una camioneta. Los miró durante algunos segundos, dormidos, inocentes, sin saber qué esperaba, y se arrepintió de no haber traído algo de papel para escribir los nombres que se les habían designado, así que sólo tuvo que dar la vuelta y alejarse sin hacer nada más.

 

Un par de horas después, fue el llanto de Marcus* el que rompió el silencio, despertando a Kendra y Hug*, quienes se unieron a los alaridos. Se movían apenas entre las viejas cobijas, reclamando el pecho materno para ser alimentados, pero no fueron saciados. Lloraron por bastante tiempo, tenían los rostros enrojecidos por el esfuerzo que ponían al gritan y sin embargo, nadie acudía a ellos. Uno a uno se volvieron a dormir por el cansancio. No obstante, al despertar se encontraron en algún lugar mejor, sólo que como eran tan pequeños no se daban cuenta de ello. Tanto Kendra como Marcus reposaban en unas cunas algo desvencijadas, pero cunas al fin, cobijados y libres del peligro. Hug no estaba con ellos, pero tampoco se percataron de ello. El pequeño estaba siendo atendido en otra habitación del orfanato, pues él, con respecto a los otros dos, se encontraba con la salud bastante desmejorada.

 

Si bien Hug murió un par de meses más tarde, Kendra y Marcus se desarrollaron y crecieron bien, convirtiéndose en niños fuertes y llenos de vitalidad, así como grandes amigos y compañeros dentro de las paredes que los albergaba. Se les había asignado nombres ficticios, como en todo orfanato, y ahora se llamaban Milena Shehu y Victor Makchej. Los malos tratos y abusos de parte del personal y, principalmente, de la directora del establecimiento, era lo que les motivaba a continuar juntos, consolándose el uno al otro y proyectándose un mejor futuro. Pero el mejor futuro no se veía venir, y es así que una noche decidieron escapar. Aquella vez ambos tenían diez años de edad, y sabiendo que eran lo suficientemente grandes como para emprender aquella empresa, tomaron sus mínimas posesiones y esperaron hasta media noche para salir con sumo sigilo, trepar la pared más accesible y escapar.

 

Pasaron sólo unos pocos días para que su afanada libertad les fuera arrebatada nuevamente. Un día que Victor y Milena se habían separado para ganarse dinero para su manutención, ella sintió el irremediable y latente impulso del hurto. Sin haber tomado las debidas precauciones, cual inexperto ladrón, tomó la bolsa llena de compras de una mujer, pero inmediatamente fue capturada. Luego de un mal trato por parte de las personas que la tenían, un policía se la llevó al orfanato, que para desgracia suya, resultó ser el mismo del que provenía. Victor no estaba allí, como era de esperarse, y la directora la azotó antes de dejarla en el cuarto de los castigos por una semana. Lloró como nunca lo había hecho, pero se prometió a sí misma nunca más dejarse destrozar. Ahora el panorama era mucho peor que en un principio: estaba sola en el mundo y a merced de la directora, que ahora le había cobrado un gran interés para castigarla continuamente. Los días se le hicieron interminables, largos y dolorosos, y Victor no había vuelto a aparecer por allí. Eso era un gran consuelo como desdicha para Milena, al fin y al cabo, él era el único al que podía llamar "un ser querido".

 

Sin embargo, un acontecimiento cambió por completo el triste curso que estaba llevando su vida: un aviso. Milena estaba curándose un dedo que la directora le había machacado "por accidente" cuando una de las niñeras fue a buscarla y le dijo que había un hombre que quería hablar con ella. Milena no podía comprenderlo porque no conocía a nadie fuera de aquellas paredes, sólo a Victor, pero Victor no era un hombre, aún era un muchacho de doce años, como ella. Milena conoció por primera vez la sala de visitantes y se encontró con un hombre de apariencia extraña, de no más de 45 años, vestido sin gusto y con la barba crecida. La niñera los dejó y pudieron conversar tranquilamente. A cada palabra del hombre, Milena abría más la boca del asombro y al cabo de dos horas, él le entregó una carta para la directora y partió. Milena estaba saturada de emociones, pero luego de reflexionar y acomodar las ideas, marchó rumbo al despacho de la directora y le entregó la carta. Ella la leyó en su presencia y luego de escupirle en la cara y decirle que no se iría a ninguna parte, la envió a su habitación.

 

Pero nada de ello desanimó a la muchacha que ahora sabía que había algo mejor esperándole afuera, y sea como sea, llegaría hasta allá. Milena previó que los días próximos al de su supuesta partida, la directora redoblaría la seguridad o la encerraría para que no intente escapar, así que decidió no esperar más y se iría ese mismo día. Esta vez, sin embargo, tenía dos años más que la última vez que había intentado robar y no pensaba fallar. La manera en que lo hizo, con tanta facilidad y destreza, le sorprendió a ella misma, pues se las arregló para entrar al despacho de la directora y sacar bastante dinero de las donaciones. Luego, y sin nada más que el dinero que tenía en una mochila, volvió a escapar del orfanato. Ahora que tenía dinero, pudo rentar una habitación en un hotel, lo más lejano al orfanato que pudo llegar, donde pasó esa y las demás noches siguientes. Compró las cosas que necesitaba para la escuela en los lugares donde el hombre le había indicado y esperó con impaciencia y felicidad el día en que finalmente ingresaría en Durmstrang.

 

El tiempo que estuvo en la escuela sería para ella algo que jamás olvidaría, o eso se dijo. Milena aprendió rápido y muy bien, dominando los temas, sumergiéndose en ellos y aferrándose a esto nuevo que la vida le había proporcionado. Pero así como su conocimiento se incrementaba, también su curiosidad, pero esta se incrementó tanto que empezó a escabullirse en donde no le competía. Talvez la obsesión que tenía con la directora del orfanato fue lo que le impulso a meterse en los asuntos personales del director, pero el resultado de ello fue que, producto de la ira del momento, este le lanzara un hechizo desmemorizante tan fuerte que le borró desde los recuerdos más recientes hasta los más remotos. Trató de enmendar el daño, pero esto sólo provocó que la posibilidad de recuperar los recuerdos sea nula. En su desesperación, el director dejó inconsciente a Milena y la envió con un criado, abandonándola donde creyó que nadie la encontraría jamás, unos prados al sur de Irlanda.

 

Grande fue su sorpresa entonces al despertar y darse cuenta de que no sabía absolutamente nada de sí. Cuando abrió los ojos se encontró con el rostro de un hombre que la miraba con curiosidad. Empezó a indagarla y pronto él descubrió que la muchacha había perdido la memoria y que no sabía nada. Dejó descansando a la muchacha, que estaba en un sofá en la pequeña sala, y salió llevándose a su anciana madre que estuvo pendiente todo el tiempo. La conversación que tuvieron, la muchacha nunca la supo porque se durmió inmediatamente, pero el hombre y la anciana hablaron por largo rato y decidieron que se quedarían con ella. La había encontrado él, Stan*, tirada junto al poco transitado camino y la había llevado a casa de él y su madre. Pudieron adivinar que la muchacha era una bruja debido a que la tela con la que estaba amordazada "no era otra que tela de uniforme del Instituto", como dijo la anciana hechicera. Se prometieron el uno al otro que nunca le revelarían a la chica que procedía de aquel Instituto, ya que como la anciana era fiel devota de Slytherin, no permitiría que se hable de otro lugar que no sea Hogwarts mientras ella esté viva. El hijo, que era un squib, se mostró de acuerdo con tal que su madre fuera feliz y no le sermonee cada vez que se lo topara. Así es que decidieron también criarla y Stan, que nunca había tenido hijos ni discípulos, insistió en que quería enseñarle a la muchacha su propio arte muggle al que se había aferrado en su condición de squib: las armas. La anciana sin embargo, en contra demanda a lo que pedía su hijo, insistió en que le enseñaría la magia al estilo Slytherin, y que de esa manera pondrían a prueba tanto la efectividad del arte muggle, como la efectividad de la magia, demostrándole así que la magia era mejor. El hijo también aceptó mas con la determinación de demostrarle que las armas sí son mejores que la magia. Calcularon que la muchacha tendría unos quince años, así que declararon que el día en que la habían encontrado sería su cumpleaños número quince. Tampoco tenía un nombre, así que dejaron que ella se procure uno, y mientras tanto la llamarían simplemente "muchacha". Ella aceptó y desde entonces empezó a convivir con esa reducida familia.

 

Tanto la anciana como el hombre empezaron a turnarse para darle las lecciones a la muchacha. A pesar de que todo recuerdo había sido olvidado, más allá de la memoria ella continuó siendo muy rápida para aprender y persistente en mejorar. Durante las mañanas se dedicaba a ayudar en la casa y hacer algunas lecturas de la biblioteca de la anciana y por las tardes turnaba las sesiones con Stan y Dina*. Es así que, mientras ojeaba algunos periódicos locales de Hogwarts de hace algunos años, encontró en la sección de quidditch un nombre que le llamó la atención y le gustó por la sonoridad: Alicia Spinnet. Les comunicó inmediatamente a Stan y Dina que ese sería su nombre, Alicia Spinnet. La anciana le reprochó que se pusiera el nombre de una gryffindor, pero Alicia ya había tomado la decisión y así se llamaría. Y así fue.

 

Durante alrededor de seis meses mantuvieron la monotonía que llevaban. Alicia no salía de la casa más que para recoger algunos rábanos de la huerta familiar y no conocía el pueblo, que según decían ellos, estaba a media hora caminando. Mas llegó cierto sábado en que la anciana Dina no se encontraba muy bien de salud, y como era día de mercado y Stan no estaba en casa, encomendó a Alicia a que vaya por las compras. Le indicó el camino y Alicia partió, llegando en el tiempo justo al lugar señalado, el mercado. Pero nuevamente, después de 4 años de no haberlo hecho, Alicia robó la billetera de un hombre distraído y volvió a casa con las compras y más dinero en el bolsillo. Se lo contó a la anciana y esta le sonrió. No felicitó a Alicia pero mostró asombro por su hazaña y dijo que desde ahora sería la encargada de hacer las compras todos los sábados. Así fue que desde entonces Alicia volvía cada sábado con un nuevo botín, a veces más grande, a veces más pequeño, pero nunca le faltó. Fue perfeccionándose semana a semana, ideando nuevas técnicas y procedimientos y pronto se hizo muy hábil y rápida.

 

Pasaron dos años y Alicia cumplió la mayoría de edad. Ella lo pensó detenidamente antes de proceder, y finalmente optó por hacerlo pues sabía que si se quedaba para siempre allí, no sería capaz de ponerse en una balanza y ver qué tan buena o mala era tanto con la magia como con las armas. Entonces, mientras Stan pulía una escopeta que tenía en una vitrina en la sala junto a otras armas, le comunicó que se iría. Stan quedó muy dolido, pues había llegado a quererla mucho y la separación le dejaría un gran vacío. Alicia le hizo entender lo que pensaba y que si lograba el éxito afuera, en gran manera se debería al tiempo y esfuerzo que él y su madre habían invertido en ella. La anciana, que había estado escuchando todo, alentó a Alicia y le regaló su varita, pues hasta entonces Alicia no había tenido una propia y había estado entrenando con la de Dina y pensaba comprarse una de Gregorovitch en cuanto pudiera. Stan tuvo que resignarse a la partida y le regaló su revólver preferido, prosiguiendo con la batalla interna que tenía con su madre y con la esperanza de que Alicia la usara más que la varita. Entonces tomó sus cosas y la gran cantidad de dinero que había ahorrado, se despidió y abandonó la pequeña casa del prado, agrandada mágicamente por dentro e invisible a cincuenta metros de distancia.

 

Cuando Alicia llegó a Londres, se dirigió al único lugar que conocía por nombre y ubicación, El Caldero Chorreante. Alquiló una habitación y la tomó como centro de operaciones, pero no tardó mucho en darse cuenta de que en ese lugar había "demasiada gente honrada que entorpecería sus proyectos". Detuvo sus golpes para dedicarse a buscar un mejor lugar, y luego de recorrer todos los bares y posadas encontró uno que sí le permitiría actuar como pretendía. La posada se llamaba "Vikingo travestido" y no sólo albergaba a delincuentes solitarios y ofrecía mucha privacidad en las habitaciones, sino que nadie se metía en los asuntos de nadie y todos andaban tranquilos con sus propios problemas. Allí Alicia pasó algo más de tres años y no llegó a conocer a mucha gente del propio lugar, ya que eran muy escurridizos, pero sí a algunos. La mayoría de los huéspedes eran varones, y las pocas mujeres que había nunca se cruzaban con Alicia, y fue por eso que las personas que Alicia fue conociendo allí eran únicamente varones. Entre ellos encontró a Lawrence*, un ladronzuelo sin mucha astucia pero bastante tino. Juntos planearon entrar a una mansión que habían escogido para llevarse el tesoro familiar, y señalaron la fecha y hora en la que irían.

 

Llegada la noche del asalto, ingresaron con éxito en la mansión y encontraron la caja fuerte en el estudio, "una ubicación bastante predecible", como comentó Lawrence. Les llevó algunos minutos poder abrir la caja y cuando finalmente lo lograron, se encontraron con mucho más oro del que imaginaron encontrar. Lawrence cambió de repente, y poniéndose contra Alicia pretendió quedarse con todo y deshacerse de ella. Discutieron cada vez más fuerte, dejando de cuidar el volumen de su voz. La situación se puso muy tensa y ambos blandieron las varitas contra el otro. El resultado del rápido encuentro fue la muerte instantánea de Lawrence bajo la maldición imperdonable y Alicia fue marcada para siempre con una cicatriz en el hombro derecho, producto de la grave herida que Lawrence había logrado hacerle antes de morir. La sangre rápidamente le tiño de rojo el pecho y el brazo, y a esto se unió el sonido de unas pisadas presurosas que se acercaban cada vez más. Alicia se pasó la varita a la mano izquierda y esperó a la persona que se acercaba. Alicia no era zurda, pero Stan le había enseñado a disparar con precisión con la mano izquierda y supo que ese sería el momento de usar ambas destrezas contra su oponente.

 

Alicia se alejó de la puerta con la varita levantada y esperó que la persona que venía entrara inmediatamente, mas no lo hizo. Esperó algunos segundos mientras se sentía más débil cada vez por la pérdida de sangre y por fin, de un brinco, apareció la silueta de un hombre que también tenía la varita levantada. La oscuridad de la habitación se desvaneció en cuanto tanto el hombre como Alicia se lanzaron hechizos. Un fuerte duelo de varitas de desarrolló en el estudio, que a medida que el duelo proseguía, más destruido quedaba por las transformaciones, hechizos fallidos y las cosas arrojadas de un lado a otro. Se mantenían muy parejos atacando y defendiéndose, no logrando lastimar seriamente al otro. No pararon de lanzarse hechizos durante quince minutos enteros en los que ninguno pudo rebasar al otro. La fuerza de Alicia fue debilitándose tanto que al cabo de ese tiempo, ya no pudo continuar y su oponente logró desarmarla cuando tuvo un tambaleo. Alicia cayó rendida al suelo, pálida y bañada de la sangre que salía de su hombro. Creyó que su oponente la mataría de un momento a otro y cerró los ojos esperando el fin. Mas no llegó.

 

El hombre se acercó y se inclinó sobre ella. Como estaba boca abajo, giró el cuerpo de Alicia y le miró el rostro sin color. Ella abrió también los ojos y pudo verle bien la cara al hombre con el que había luchado. Era probablemente un par de años mayor que ella y tenía una gélida mirada. Él se alejó entonces y se dirigió al cuerpo de Lawrence que reposaba debajo de una silla. Lo examino y continuó en silencio. Alicia quiso alcanzar su varita, pero estaba lejos y ya no tenía fuerzas para mover un músculo. Entonces el hombre empezó a hablarle. Le dijo que se llamaba Evan Rosier, hijo, y que esa era su mansión, donde vivía solo. Le dijo que estaba sorprendido por la manera en la que ella se había defendido estando gravemente herida y la buena puntería que había demostrado tener en la mano que, seguramente, no era la que solía utilizar. Alicia lo confirmó con débiles palabras y le preguntó porqué no la mataba de una vez. Él le dijo que si ella se ponía accesible, podía esperarle algo mejor que la vida de una ladrona y que él podía mostrarle la manera. Alicia no supo más porque perdió el sentido.

 

Al despertar, se encontró con que seguía en aquella mansión, era de día y se encontraba en una cómoda cama, con la herida del hombro vendada y, aunque aún débil, en mejores condiciones de salud. Evan estaba, por lo visto, esperando que ella despertara. Se pusieron a hablar nuevamente. Alicia se presentó y le preguntó el porqué le estaba atendiendo así si ella había pretendido robarle su oro. Evan le dijo que al ver su rostro le recordó a un viejo amigo de su padre y que el espectácu lo de esa noche le había dado algunas ideas. Entonces le habló a Alicia sobre la actividad en el lado oscuro.

 

Alicia no tardó en unirse a los mortífagos por recomendación de Evan. Al principio lo hizo más por curiosidad, o talvez por tener algo más a qué aferrarse, luego se mantuvo por seguridad y finalmente por pasión, pero algo dentro de ella que no podía explicar le creaba un vínculo con los mortífagos más allá del ahora. Sin embargo, ese acontecimiento fue marcado por uno que no esperaba. Cierto día Evan dejó de aparecer y no lo hizo los días siguientes, así que Alicia determinó que lo mejor sería dar un vistazo. Fue hasta su mansión y encontró que algo extraño había sucedido, pues había una serie de objetos tenebrosos destruidos en la sala y Evan no estaba por ningún lado. Y no regresó nunca más. Alicia atribuyó su desaparición a una redada aurora, no sólo por los indicios, sino que luego comprobó que se trataba de la Orden del Fenix al encontrar un fénix de fuego en la cocina, y así juró que daría todo de sí para dar honor a la Marca Tenebrosa y reducir a los fenixianos a la nada. En los días siguientes, Alicia se instaló en la mansión Rosier y dedicó su tiempo, esfuerzo y habilidades para el progreso de la Marca. Se le asignó un maestro, Yurok, quien le enseñó nociones básicas y la impulsó en sus primeros intentos, pero tras su dimisión como líder auror, vino su desaparición y Alicia tuvo que continuar instruyéndose sola y ocasionalmente con la ayuda de otros mentores. Con el tiempo descubrió que existía una innata aversión a los miembros de la Orden y un deseo de lograr el éxito de los mortífagos que aún no podía explicar, pero que hacía que día a día Alicia ideara maneras de destruirlos. Es así que su paso por los mortífagos estaba dejando huella y dejó, desde ese momento, de ser un personaje casi anónimo entre ellos. Eventualmente fue ascendida a Mago Oscuro, lo cual marcó un momento de gloria para ella, trabajando como siempre le había gustado, haciendo el trabajo sucio y sintiéndose satisfecha de efecto que tenía en el bando contrario. En repetidas ocasiones se había mofado de ellos causando aberración por esa parte mas risas por la otra. A esto, se sumó una guerra entre los bandos que estaba a punto de suceder, pero diferentes sucesos impedían que así sea, más seguía latente, creciendo y alimentándose la hostilidad entre ellos. Por su parte Alicia propagó la afamada 'Guerra psicológica', creando banderas, slogans, historias y una infinidad de material subversivo que herían a los fenixianos en un lugar en donde poco podían hacer para defenderse y sus inútiles esfuerzos no lograron la gloria de aquel tiempo. Este incansable esfuerzo (y vale decir 'incansable' pues Alicia disfrutaba más haciéndolo que pensando en las recompensas) le llevó a un nuevo puesto de responsabilidad, el de Nigromante. Durante ese tiempo tomó algunos discípulos, entre ellos Glenin Black, y les enseñó algo de su propio conocimiento, mientras ella misma se perfeccionaba en los nuevos poderes que poseía.

 

Pero poco duró. Alicia continuaba dando grandes golpes para procurarse la manutención y, llegado el momento, no le faltaba el dinero y no pasaba por necesidades, siendo así que robaba por mero placer y luego malgastaba el dinero. Cierto día, sin embargo, aludiendo un supuesto viaje, abandonó a los mortífagos, a sus pupilos y amigos, pertenencias y ligaduras para conocer algo que, si bien ahora no parecía servirle de nada, podía cambiar el rumbo de las cosas y de cómo estaba llevando su vida hasta ahora. Tomó algunas provisiones, su varita de uñas de elfo doméstico, su revólver Colt y partió sin saber cuándo regresaría para seguir sus labores tenebrosas. Para entonces, Alicia había tenido un hijo ilegal, Frenger, bastante pequeño cuando lo dejó en las manos de una pareja de mortífagos, pero conciente de que estaría mejor con ellos que en sus peligrosos viajes.

 

Varios años pasaron sin saberse nada más de ella. Viejas historias se corrían acerca de aquel personaje, a veces desmesuradas, otras veces opacadas, muchas veces ciertas y otras inciertas, pero quedaba pendiente el regreso, que tarde o temprano habría de suceder. Entretanto, el chico que había dejado crecía y a su vez acumulaba conocimiento y habilidad, mas aún no había llegado el momento de un reencuentro.

 

Cierta noche, luego de tanto tiempo, los vecinos de aquella colonia se percataron de que la que era la abandonada mansión Rosier (que desde ese día fue habitada por la familia Rexdemort Black por concesión de Alicia) había sido iluminada nuevamente por alguna vela en el cuarto superior. Un viejo carro mal parqueado en la acera delantera denotaba el regreso de su antigua y última ocupante. Recostada en el brazo de un empolvado sillón frente a un hogar, Alicia descansaba la cabeza mientras dormitaba con la varita en una mano y el revólver en la otra. Había sido un largo viaje de regreso y las líneas de expresión eran más pronunciadas ahora. Una lechuza irrumpió en la habitación mas no logró despertar a Alicia. El pequeño animal utilizó su pico para quitar una nota que traía en la pata y la dejó sobre la pierna izquierda de Alicia antes de partir nuevamente.

 

"Bienvenida de regreso, te estábamos esperando. Y sí, tienes nuevamente tu puesto de Mago Oscuro".

E iba firmada por cuatro personas, que aunque otras personas no podrían haber decifrado quienes eran los firmantes, Alicia lo sabría muy bien: los líderes mortífagos.

El trabajo comenzó, y los reencuentros con viejos camaradas eran escasos. Una de las noticias que le esperaron fue la promoción de su antiguo líder mortífago, Crazy Malfoy, como ministro de magia. Luego de semanas sin saber de él, se produjo el feliz encuentro en el que el viejo mortífago adoptó a Alicia para la familia Malfoy, pasando a ser, nuevamente (pues antes también la había sido), hija adoptiva de él. Si bien ^Animaga Black^ había sido su madre adoptiva al estar casada con él en ese entonces, actualmente ambos, aún separados, siguen considerándole una hija y brindándole apoyo. También se reconoció con su hijo Frenger, que junto con muy pocos familiares, comenzaron a vivir juntos en la ahora Casona Rexdemort Black, apellido heredado de su verdadera madre, Daknea, información que pudo conseguir en sus años de exilio.

 

Alicia consiguió un trabajo en el Ministerio de Magia, como desmemorizadora, un trabajo que le permitía continuar con sus labores de bandida sin descuidarlos y en cierta forma, ocultándolos. Luego de algunos meses de trabajo, fue promovida como Jefa del Cuartel General de Desmemorizadores y eventualmente tomó el puesto como Directora del Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes. Tiempo después, vio por conveniente para sus fines cambiar de rubro, por lo que consiguió un trabajo en la Oficina del Ministro como Jefa de Seguridad. En asociación a dos magos, dirige una banda delictiva de robo, secuestro, asesinatos y tortura, escondidos detrás de un negocio tapadera en el Callejón Diagon, llamado El Revólver Mojado. Así también, continúa trabajando para el bando oscuro, y luego de un periodo que pasó retomando los viejos proyectos y familiarizándose con los nuevos integrantes del bando, se le devolvió su antiguo rango de Nigromante. Continúa con las labores que había dejado inconclusas mucho tiempo atrás, y sigue trabajando para el bando, el Ministerio, sus negocios turbios y su familia en la granja.

 

 

 

 

 

 

 

 

Vengo hacer unos cambios.

<!--quoteo--><div class='quotetop'>CITA</div><div class='quotemain'><!--quotec-->

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Familia Sanguínea:</b><!--colorc--></span><!--/colorc--> Rexdemort Black

 

Familia Adoptiva: -

 

 

 

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Conocimientos Especiales:</b><!--colorc--></span><!--/colorc-->

· Estudios Muggles.

· Encantamientos.

 

 

 

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Mascotas:</b><!--colorc--></span><!--/colorc--> Crup marrón llamado Fidelio.

 

 

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Link a Bóveda Personal:</b><!--colorc--></span><!--/colorc--> <a href="http://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=80161" target="_blank">Bóveda de Alicia Spinnet</a>

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Link a Bóveda de Negocio:</b><!--colorc--></span><!--/colorc--> <i>Carece.</i>

<!--coloro:red--><span style="color:red"><!--/coloro--><b>Link a Bóveda Familiar Principal:</b><!--colorc--></span><!--/colorc--> <i>Pendiente.</i>

 

<!--QuoteEnd--></div><!--QuoteEEnd-->

 

Editado por Alicia Spinnet


t6SGXNA.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Gracias. Por cierto, solo son detalles pero había puesto algunas características "especiales" solo por la estética de la ficha:

 

Le quité el color porque no la necesito como dato resaltado.

Familia Adoptiva: - 

 

Le puse color y puntos en vez de líneas.

[color=red][b]Conocimientos Especiales:[/b][/color]
· Estudios Muggles. 
· Encantamientos.        

 

Cursivas en "Carece" y "Pendiente"

[color=red][b]Link a Bóveda de Negocio:[/b][/color] [i]Carece.[/i]
[color=red][b]Link a Bóveda Familiar Principal:[/b][/color] [i]Pendiente[/i].

 

Yo sé que son solo detalles, pero dame gusto sí :cry:

 

xD

 

Gracias!


t6SGXNA.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Hola, quisiera agregar esta imagen al principio, solo copiar esto antes de todo y ya:

 

[center][b][color=red]Ficha de[/color][/b]
[IMG=http://i33.photobucket.com/albums/d73/ASpinnet/bannn.png][/center]

 

Ahi cuando puedan, gracias de antemano.


t6SGXNA.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Alicia ¬¬

hasta dentro de un mes no te quiero ver por aquí http://www.harrylatino.com/imagenes/emoticons/46.gif

 

y la próxima trata que no sea tan justita la imagen que casi casi deforma el foro :unsure:

 

Si puedes has que la imagen tenga la medida de la firma como máximo por favor.

Editado por Darla Potter Black

Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 1 mes más tarde...

    xDDD

     

    Ya po! Sin regañarme! xDDD

     

    En fin, a hacer las actualizaciones venía *-*

     

     

     

    Padres Adoptivos: Crazy Malfoy y ^Animaga Black^

     

    Familia Adoptiva: Malfoy

     

    Trabajo: Dememorizadora, en el Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicos.

     

    Rango dentro del Bando: Nigromante.

     

     

    [b][color=red]Padres Adoptivos:[/color][/b] Crazy Malfoy y ^Animaga Black^
    
    [b][color=red]Familia Adoptiva:[/color][/b] Malfoy
    
    [b][color=red]Trabajo:[/color][/b] Dememorizadora, en el Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicos.
    
    [b][color=red]Rango dentro del Bando:[/color][/b] Nigromante.

     

     

    Y agregarle esto como un nuevo párrafo en mi historia de personaje:

     

    El trabajo comenzó, y los reencuentros con viejos camaradas eran escasos. Una de las noticias que le esperaron fue la promoción de su antiguo líder mortífago, Crazy Malfoy, como ministro de magia. Luego de semanas sin saber de él, se produjo el feliz encuentro en el que el viejo mortífago adoptó a Alicia para la familia Malfoy, pasando a ser, nuevamente (pues antes también la había sido), hija adoptiva de él. Si bien ^Animaga Black^ había sido su madre adoptiva al estar casada con él en ese entonces, actualmente ambos, aún separados, siguen considerándole una hija y brindándole apoyo.

     

    Actualmente Alicia consiguió un trabajo en el Ministerio de Magia, como desmemorizadora, un trabajo que le permite continuar con sus labores de bandida sin descuidarlos, y en asociación con dos magos, dirige una banda delictiva de robo, secuestro, asesinatos y tortura, escondidos detrás de un negocio tapadera en el Callejón Diagon, llamado El Revólver Mojado. Así también, continúa trabajando para el bando oscuro, y luego de un periodo que pasó retomando los viejos proyectos y familiarizándose con los nuevos integrantes del bando, se le devolvió su antiguo rango de Nigromante para continuar las labores que había dejado inconclusas mucho tiempo atrás, y es ahi donde hoy se encuentra.

     

     

    Otra cosa, que en el Rango Social me aparece "Unicornio" de Bronce, y no "Unicornios", solo corregir esito, pero si me quieren promover no me molesta xD

     

    ¬¬' Está bien, me porto bien.

     

     

     

     

     

    Ahora, en la Información adicional, que aparece en el perfil de usuario, bueno, igual van a editarlo para cambiar mi rango y trabajo, así que ¿también podrían arreglar esto?:

     

    Esto es lo que aparece:

    Familia

    Rexdemort-Black

     

    Conocimientos

    - Estudios Muggles

    - Encantamientos.

     

    Solo quisiera que le quiten ese guión y ese punto. Sé que son cosas ínfimas, pero denme gusto porfa *-*

     

    Quedaría:

    Familia

    Rexdemort Black

     

    Conocimientos

    - Estudios Muggles

    - Encantamientos

     

     

    Bueno, eso sería... gracias de antemano al que pase por acá, le prometo que no le robaré... esta semana ^^

     

    Saludos! xD

     

     

    ----------

     

     

    Edito porque se me olvidaba esto:

     

    Link a Bóveda de Negocio: El Revólver Mojado

     

    Editado por Alicia Spinnet


    t6SGXNA.png

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    • 3 semanas más tarde...

    Bueno, según esto, ya puedo ser Unicornios de Plata. Según tengo entendido, no hay que esperar el mes de edición para arreglar eso. Así que solo eso.

     

    Ah, y los conocimientos que agregaría serían:

    · Artes Oscuras.

    · Leyes Mágicas.

     

    Gracias de antemano y fin del comunicado.

    Editado por Alicia Spinnet


    t6SGXNA.png

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Unirse a la conversación

    Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

    Guest
    Responder a esta discusión...

    ×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

      Sólo se permiten 75 emoji.

    ×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

    ×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

    ×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

    Cargando...

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo