Jump to content

Ficha de Mâred Malfoy Triviani


Publicaciones recomendadas

http://i49.tinypic.com/23j1yj6.jpg


Nombre del Personaje (Nick):Mâred Cathleen Malfoy Triviani.

Rango Social:Unicornios de Bronce

Sexo:Femenino.

Edad:Joven (Representa 19 años, pero su edad es de 256 años)

Nacionalidad:Irlandesa.

Padre(s) Sanguíneo:Mistify Malfoy

Familia Sanguínea:Malfoy

Patriarca/Matriarca:---

Padre(s) Adoptivos:Candela Triviani (dentro de la familia Triviani.)

Familia Adoptiva:Triviani.

Raza:Vampiro.

Trabajo:---

Bando:Neutral

Rango dentro del Bando:---

Habilidades Mágicas:---

Conocimientos Especiales:
• Idiomas
• Historia de la Magia

Objeto Mágico Legendario:---

Objetos Mágicos:

Varita Mágica: 21 cm, curiosa mezcla de saúco con cerezo, bastante flexible, centro de sangre de thestral.

Espejo Comunicador: De cuerpo entero, lo adorna un enrevesado marco de plata con incrustaciones de lapislázuli.

Mini-pensadero: Lo encontró en una trampilla del viejo establo del que algun dia fue su hogar, contenía algunos recuerdos, en ellos se dio cuenta de sus orígenes mágicos.


MM.png
Objetos Mágicos:
Certificados por el Ministerio de Magia.

Objeto: Varita mágica.
Clasificación: AA
Puntos: 20
Objeto: Espejo comunicador.
Clasificación: AA
Puntos: 20
Objeto: VMini-pensadero.
Clasificación: AA
Puntos: 20
Total de puntos: 60


Licencia de Aparición:No

Licencia de Vuelo de Escoba:Si

Mascotas:

Las mascotas se deben comprar en el Magic Mall.



Aspecto Físico:

De estatura promedio (1.65 m), complexión delgada rozando en la fragilidad, con curvas definidas pero discretas, cabello negro que a la luz adquiere tintes azulados, corto hasta poco debajo de los hombros, ojos de un azul oscuro poco común, una peculiaridad en su físico son sus rasgos demasiado finos e infantiles que le proporcionan una Aura de Inocencia.

Cualidades Psicológicas:

De mirada triste y apagada, tiende a ocultar sus sentimientos disfrazándolos con sarcasmo o frialdad, es sus días de humana era considerada como “insolente y demasiado vivaz”, cualidades que con el tiempo se han visto remarcadas.

Solo aquellos que se ganan su confianza y cariño son capaces de descubrir nuevas facetas en su carácter tales como la timidez y dulzura.

Tiende a ser algo gruñona, la mayoría de las veces es hiperactiva y se le ve bailoteando de una lado a otro.

No soporta ver fuego ya que recuerda su “muerte” en la hoguera, su reacción hacia este elemento es muy similar a la de una pequeña niña asustada.

La mayor parte del tiempo tiende a ser demasiado infantil, suele hablar sola y de vez en cuando sufre alucinaciones, mismas que siempre implican a una niña pequeña.

Historia de Personaje:

Nací un 10 de Diciembre en el año de 1752, bajo el seno de la renombrada familia Larkin, quien era poseedora de la mayor cantidad de tierras que en el condado de Ballyutogue se le permitía tener a un protestante.

La noche estaba más oscura que de costumbre y mi llanto resonó en la minúscula habitación mientras Cathy mi madre me acunaba y miraba con adoración con el rostro demacrado a causa de las horas de parto, nadie se imaginaba que el revuelo apenas comenzaba en aquella modesta casita…

Minutos después un desgarrador alarido salio de la habitación continua espantando a todos, anunciando que Kim Larkin, mi abuela, había muerto, las horas pasaban y un velatorio daba comienzo, las jóvenes de la familia preparaban el cadáver y los adultos cumplían con los rituales típicos del folklore Irlandés, el cielo cubierto de nubes y mas oscuro que nunca señalando que el ángel de la muerte aun rondaba el valle dispuesto a llevarse a mas de uno.

Mi testaruda madre ya levantada a pesar de mi nacimiento, corría de un lado a otro entre los establos y colmenares, avisando a los animales que la matriarca de la familia había expirado.

-¡Seamus!, ¡Te dije que no lloraras y pusieras sal en tus bolsillos! ¿O es que acaso quieres que los duendes se lleven el alma de tu abuela y la fortuna huya de esta casa?!- la bella mujer de cabello pelirrojo se retorcía las manos en señal de nerviosismo, al tiempo que con voz autoritaria mandaba a dormir a los mas pequeños y la verde mirada se fijaba con ira en la espalda del mayor de mis hermanos que había salido corriendo de la cocina sin cumplir su mandato y con los bolsillos vacíos.

Un lloriqueo basto, para que Cathy se acordara de que acababa de ser madre por séptima vez y corrió a consolarme, una curiosa mueca se disperso por su rostro al encontrarme con los ojos bien abiertos y una cómica sonrisa desdentada plasmada en el rostro.

-Esos ojos… el color… es tan extraño- murmuro para si misma mientras observaba el azul oscuro y sin vida de mi entonces inocente mirada, no pudo contener sus impulsos y paso una mano al frente de mis extrañas pupilas…

¿La respuesta? Nada, ni un parpadeo o alguna reacción que le indicara mi incomodidad ante tal gesto…

Estaba Ciega.

Un gemido ahogado pugnaba por salir de lo mas hondo del cuerpo del ser que me dio la vida… mas lo contuvo y una sonrisa calida y conciliadora le suplanto.

-¡Mi pequeña Mâred!, Naciste en un mal día, esas alimañas de los duendes se cobraron contigo el no haberse llevado el alma de Kim- musito mientras pasaba con delicadeza los huesudos dedos por la mata de cabello negro en mi cabeza.

Lo admito… la vida no fue fácil desde el principio, el Gran Connor Larkin se avergonzaba de tener a una invidente por hija y desde mi nacimiento me ignoro por completo.

A la edad de 7 años descubrí que no solo era especial por mi incapacidad de ver, sino porque de alguna extraña manera había desarrollado mi propio modo de “mirar” y no quedarme estancada.

Cada vez que tocaba algo o a alguien imágenes se mostraban en mi mente, permitiéndome conocer que había más allá de la oscuridad que siempre había conocido.

Pronto el rumor de que “Mâred la ciega” tenía un extraño Don recorrió el pueblo ganándome así las miradas morbosas de todos cuando salía a cumplir con mis deberes, cosa que en realidad no me importaba y lo daba a conocer.

Todos en el pequeño pueblo murmuraban acerca de la educación que mi madre me había dado, y se referían hacia mi con palabras como “insolente”,”rebelde”, “maleducada”… Y de cierta forma tenían razón ya que cuando no estaba de acuerdo con algo lo manifestaba sin hacer caso a las habladurías que podría despertar.

Mi madre siempre me sonreía y repetía la misma frase cada vez que me quejaba por alguna injusticia: “Eres demasiado vivaz y avispada para estas épocas pequeña, quizá si hubieras nacido unos tres siglos después de ahora no te juzgarían como ahora lo hacen”… como dicen, las madres siempre tienen razón, y por fortuna yo he podido vivir mas de la cuenta para confirmar sus palabras.

Recuerdo bien cual era mi única distracción en aquellos tiempo, la “curandera” por excelencia del lugar me tomo aprecio, ya que era yo la que hacia las entregas de mantequilla a cada habitante que pudiera solventar aquel lujo.

Los años pasaron y casi sin darme cuenta ya tenía 16 años y cada día pasaba más tiempo con la vieja Charlotte, aprendiendo sobre los usos de las plantas y un par de trucos mas.

Desde siempre había sido conciente de que mi destino seria muy poco convencional ( y no me imaginaba hasta que punto), la mayoría de las señoritas de mi edad ya estaban casadas y con un par de hijos a cuestas, pero aquello no me afectaba, era feliz con lo que tenia, sabia aparte de mis “deficiencias”, también estaba mi particular belleza como mi madre solía decir.

Y no es que fuera fea, sino todo lo contrario, solo que en esa apoca el cabello negro, la palidez, las curvas delicadas y el extra de la ceguera no era algo que entrara en los estándares de las casamenteras… Y mucho menos en los avaros bolsillos de los chicos de clase.

Conclusión: Definitivamente no era una belleza clásica y no me preocupaba en lo absoluto que un montón de chicos anduviera detrás me mi o de mi dote.

Un 7 de Noviembre del 1770 marco mi vida.

Si bien no era normal que apareciera constantemente en la mente de Liam O’Neil, quien trabajaba en los establos ordeñando vacas, tampoco supuso ninguna preocupación para mi, se podría decir que en su momento me sentí halagada al descubrir que al menos en el no despertaba la típica lastima, sino algo mas.

Lo que nunca imagine fue que esa noche mientras cumplía con mi rutina de alimentar a los caballos, el estaría en los establos dispuesto a abusar de mi.

Los siglos no han borrado del todo la sensación de sus manos recorriendo con lascivia mi cuerpo y mucho menos las imágenes mentales que el veía de mi rogando que parara.

¿Pero que poda hacer una ciega en aquella situación? Nada.

Una hora después el se vestía y una sonrisa triunfante surcaba su estupido rostro, una chispa de ira se encendió en mi interior y al crecer desmedidamente arrasó con todo, llevándome a un trance del que desperté solo al escuchar el grito aterrorizado de la cocinara al ver a Liam clavado en la pared, con el arado de mi padre atravesándole el torso y a mi tirada en el suelo cubierto de heno hecha un ovillo, a medio vestir y con el rostro salpicado de sangre.

No mentiré diciendo que me arrepiento, después de todo se lo merecía. Lo que nunca paso por mi mente fue que no seria la ultima vida que se extinguiría bajo mis manos.

Recuerdo como los nervios de mi madre se disparaban cuando tenia alrededor de 12 años y presa de mi enojo los objetos se movían y salían volando.

<<Algo me ocultan>> pensaba cada vez que eso sucedía, pero nunca mi curiosidad nunca fue tanta como para investigar.

Sabia por las historias que Charlotte me contaba, que siglos atrás la Inquisición Inglesa había asesinado a buena parte de la población Irlandesa bajo el crimen de la Brujería, siendo la mayoría de las víctimas, familias completas que gozaban de una excelente posición económica.

¡OH! ¿Olvide aclarar que crecí entre muggles?... ¡Que despistada!.

Continuando… La Bendita y Santa Inquisición se quedo con las riquezas y bienes de aquellas familias que ardieron en la hoguera.

Un pequeño pero salvaje grupo Anglicano que aun abrazaba aquellos ideales en Ulster, me acuso de practicar la satanizada brujería, alegando lo de mi extraño Don, la convivencia con Charlotte y por ultimo la extraña muerte de Liam O’Neil. Me condenaron a morir en la muy piadosa hoguera donde según ellos eximiría mis pecados através del fuego purificador.

Cuando llegaron por mi el miedo me paralizaba no fui capaz de oponer resistencia alguna y mi madre me defendió con fiereza, provocando con ello que la condena alcanzara a todos los Larkin.

Mis hermanos lograron huir y mi padre plañía y temblaba, suplicando porque fuera a mi a la única a quien quemaran viva. ¡Vaya padre que me toco!

Un mes de torturas paso lento, y yo ya tenía 19 años, mi padre había logrado escapar de las mazmorras donde nos mantenían atados como animales con la ayuda de un clérigo adicto al potteen, y mi madre murió durante la prueba del agua.

Cada día era peor que el anterior y con cada minuto que pasaba el odio se adentraba más en mí.

Era un día soleado cuando por fin cumpliría mi condena, había fantaseado cada noche con el dulce sabor de la muerte, tenia la estupida idea de que por fin podría descansar… ¡que equivocada estaba!

Me encontraba fuertemente atada a un tronco rodeado de pequeñas ramas que servirían como combustible, las cuerdas que me mantenían inmóvil provocaban que las muñecas y tobillos me sangraran , pero no me importaba, por primera vez desde hacia semanas podía respirar el frescor de los campos, y me concentre en inhalar profundo para llevarme el delicioso olor a la tumba, ni siquiera fui conciente de que los habitantes del pueblo guiados por el morbo me rodeaban y cuchicheaban un par de cosas, entonces me permití sonreír débilmente y en un momento las llamas me rodeaban…

Me mordí los labios y las uñas se enterraron en la palma de mis manos, al sentir la primer caricia del fuego sobre mi piel, cada parte de mi cuerpo ardía en agonía mas el orgullo me impedía gritar y removerme, me consolaba internamente diciéndome que no le daría el placer a esos monstruos de verme sufrir, mi mente una vez mas se había alejado esperando el momento en que mi corazón dejara de latir y mi alma saliera de mi cuerpo que a esas alturas se encontraba muy lastimado.

Silencio… y luego una ráfaga de refrescante viento que alivio momentáneamente el ardor infernal de las quemaduras… un par de murmullos provenientes de un hombre y una mujer… el tacto de unas suaves manos sobre mis mejillas y con ello la imagen de unos profundos ojos verdes…

-Es tan joven, si tan solo el matar a todos esos muggles, le devolviera la vida- mascullo con ira la voz femenina… fue lo ultimo que escuche y entonces el ardor se multiplico calcinándome los huesos, hasta entonces me permití gritar ya que sentía como cada célula de mi frágil cuerpo era reducida a las cenizas.

No sabia si habían pasado minutos, horas o días, pero después de un breve lapso comprendí que gritar no aliviaba el dolor así que me concentre el la voz del bosque que me rodeaba, y curiosamente cada vez podía escuchar mas o mas cosas de las cuales no me había percatado.

De vez en cuando mi mente divagaba y contaba los minutos esperando a que la tan ansiada muerte me llevara pero no sucedió…

-Ya falta poco- una voz bastante varonil y atrayente llego a mis oídos, parecía ansioso y como respuesta a su ansiedad el dolor se concentró de manera horrorosa en mi corazón que latía desenfrenado, llevándome a creer que en cualquier momento saldría de mi pecho… Un golpe seco y todo se detuvo, hasta el dolor.

Abrí los ojos esperando encontrarme con el manto negro que se me había tan familiar, pero en lugar de eso me encontré con el rostro amable de una chica, y la ultima imagen que pobló mi mente antes de la agonía llego a mi como un balde de agua fría, suceso que se vio opacado por el hecho de que podía ver, mi mente se saturo de un millón de preguntas ¿Qué había pasado?,¿Por qué no estaba muerta?,¿Quiénes eran ellos?,¿Por qué me sentía tan extrañamente bien?...

Una risita histérica salio de mis labios al mirar con detenimiento el lugar y a los dos extraños que me miraban expectantes.

La complicada explicación sobre la “vampirizacion” de emergencia que me realizaron fue extraña, el chico que me había convertido se llamaba Daniel y la aun más extraña chica era Eris.

Las restricciones, puntos malos y algunas cosas más sobre aquella existencia, pasaban a segundo plano, si se comparaban con el hecho de que la muerte en ese caso me daba una segunda oportunidad de “Vivir”

¿La primera vez que mate a un humano? Oh si, fácil, el viejo padre Cluny, que había encabezado la enardecida procesión que termino con mi madre hundiéndose en el lago Derry con una roca atada al cuello para no volver a salir, recuerdo que regrese al que solía ser mi hogar en Irlanda y lo encontré cómodamente sentado en la salita, bebiendo la ultima botella de licor hecho por mi dulce madre.

Aquello me enfureció y debo admitir que escuchar el crujido de sus huesos siendo reducidos al polvo bajo mi agarre fue como música, pero aun mas lo fueron sus suplicas y gemidos de terror.

Pasaron uno… dos siglos y los lazos de amistad con Eris habían crecido hasta niveles insospechados, convirtiéndonos casi en hermanas, también en ese lapso descubrí que el don que había tenido de humana lo había traído conmigo a la vida de inmortal, aunque de una forma mas aguda, lo que anterior mente habían sido solo imágenes, se habían convertido en escenas llenas de vida en las cuales podía escuchar y percibir los sentimientos que allí se vivían.

Un suceso cambio el rumbo de mi vida, Daniel quien me había convertido, había muerto, y Eris hecha pedazos se alejo alegando algo sobre un nuevo comienzo, no puse objeción alguna ya que le comprendía perfectamente y yo me entregué a los placeres de mi condición.

Engatusar chicos humanos y luego alimentarme de ellos, viajar, hasta estudiar algunas cosas muggles.

Pase un siglo buscándole sentido a mi vida, y no fui mas allá de vagar con algunos aquelarres de vampiros, en donde lo único que nos unía era la sed, fue hasta hace poco que el destino me unió una vez mas con mi entrañable amiga, se veía tan feliz, plena… Igual que siempre no pude preveer que aquella tarde saleada seria la ultima vez que la vería, me dejo al cuidado de su pequeño hijo y no volvió, no supe bien que paso con ella, solo se que se marcho para no volver, una extraña sensación en el pecho me lo confirmo.

Siempre reprimí mis emociones, pero aquella pérdida me hizo volver a sentirme humana, vulnerable, débil, y sobre todo… sola.

Ahora la que busca un nuevo comienzo soy yo, por ello me he asentado junto a dos familias que de forma benévola han abierto sus puertas para mí.

El Mundo mágico es algo que aun no conozco bien, pero promete ser bueno, quizá hasta interesante y le daré una oportunidad.

Otros Datos:

• Desde que recuerda lleva consigo un pequeño y delicado colgante en forma de triquetra que en el centro tiene incrustado un zafiro.
• Las prendas que usa siempre son negras y con un estilo levemente gótico.
• Siempre carga un cuaderno de dibujo en donde plasma, escenas he imágenes que pasan por su mente al tocar a personas u objetos.
• Su patronus toma la forma de un zorro rojo de mirada astuta y movimientos gráciles.
• Sufre de fobia al fuego.
• Adora los dias lluviosos, pero teme a los truenos y relampagos.
• Cuando se enfurece o esta demasiado feliz, aparecen en su rostro y cuello un par de tatuajes. El del ojo es parecido a una fuente de chispas que brotan desde la terminacion hasta la sien, y el del cuello es un nudo celta caracteristico en los Larkin.

Link a Boveda Personal:Bóveda Personal

Link a Boveda de Negocio:---

Link a Boveda Familiar Principal (La Sanguinea):Boveda Malfoy

Editado por Valkyria Black Lestrange
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 5 semanas más tarde...
  • Respuestas 11
  • Creado
  • Última Respuesta

Top participantes en este tema

Uhm aun no se si esto este bien y no sea spam pero...

 

Quisiera que agregaran a mi ficha el link a mi bóveda personal

 

link : http://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=84266

 

Gracias de antemano a quien realice los cambios :3.

Editado por Mâred Malfoy Triviani
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 3 semanas más tarde...
Ficha de Registro de Elfos Domésticos

 

Nombre del elfo: Mórrígan

 

Indicar si sirve a un mago/bruja o familia: Bruja

 

En caso de servir a un mago/bruja

Nombre del mago/bruja: Mâred Malfoy Triviani.

 

Tiempo en el que lleva sirviendo al anterior: 10 años.

 

En caso de servir a una familia o negocio.

Apellido de la familia o nombre del negocio: Malfoy.

 

Tiempo que lleva sirviendo a la misma: 3 meses.

 

Nombre de quien lo registra: Mâred Malfoy Triviani.

 

Ficha para aves mensajeras

 

Nombre: Dana

Raza: Halcon Negro.

Edad: Desconocida.

Lugar donde se adquirió: La encontro herida, desde entonces no la ha abandonado.

Lugar al que viaja más frecuentemente: Dublin, Irlanda.

Otros datos: ---

 

Ficha de Criaturas Mágicas y Bestias.

 

Nombre: Snoowy

Especie: Kneazle

Categoría del ministerio: XXX

Color: Blanco con franjas que van de azul al negro.

Tamaño: 50 cm de alto y 60 cm de largo.

Sexo: Macho.

Edad: 7 años.

Ambiente en el que vive: Se crió en Irlanda por lo cual esta acostumbrado a los climas fríos, actualmente reside (xD) en la habitación de su dueña en la Mansión Malfoy (nunca a salido de allí).

Alimentación que recibe: Pequeños bichos y a veces le gusta tomar algo de vino tinto.

 

Registrado por el Departamento de Control Y Regulación de las criaturas magicas.

http://i.imgur.com/LsiEznk.png


http://i.imgur.com/QF8MI.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Licencia de vuelo.

 

Yo, Felicity Weasley, certifico que Mâred Malfoy Triviani presentó el examen de vuelo y lo aprobó satisfactoriamente, por lo que por medio del presente meno solicito la edición de su ficha.

 

Felicity Weasley.

Jefa del Consejo Regulador de Escobas.

Departamento de transportes mágicos.

Ministerio de la Magia.

 

Mortífaga retirada
http://i.imgur.com/07QuPGN.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 3 semanas más tarde...

Como ya pasó un mes, vengo a molestar otra vez :3

 

http://i49.tinypic.com/23j1yj6.jpg

 

Nombre del Personaje (Nick): Mâred Cathleen Malfoy Triviani.

 

Rango Social: Aprendiz

 

Sexo: Femenino.

 

Edad: Joven (Representa 19 años, pero su edad es de 256 años)

 

Nacionalidad: Irlandesa.

 

Padre(s) Sanguíneo: Mistify Malfoy

 

Familia Sanguínea: Malfoy

 

Patriarca/Matriarca: ---

 

Padre(s) Adoptivos: Candela Triviani (dentro de la familia Triviani.)

 

Familia Adoptiva: Triviani.

 

Raza: Vampiro.

 

Trabajo: ---

 

Bando: Neutral

 

Rango dentro del Bando: ---

 

Habilidades Mágicas: ---

 

Conocimientos Especiales: ---

 

Objeto Mágico Legendario: ---

 

Objetos Mágicos:

 

Varita Mágica: 21 cm, curiosa mezcla de saúco con cerezo, bastante flexible, centro de sangre de thestral.

 

Espejo Comunicador: De cuerpo entero, lo adorna un enrevesado marco de plata con incrustaciones de lapislázuli.

 

Mini-pensadero: Lo encontró en una trampilla del viejo establo del que algun dia fue su hogar, contenía algunos recuerdos, en ellos se dio cuenta de sus orígenes mágicos.

 

Licencia de Aparición: No

 

Licencia de Vuelo de Escoba: Si

 

Mascotas:

 

• Snowy: Mitad kneazle, mitad gato, tiene a hacerle travesuras a Mâred y le gusta beber ron de cereza, vodka y potten.

 

 

 

Aspecto Físico:

 

De estatura promedio (1.65 m), complexión delgada rozando en la fragilidad, con curvas definidas pero discretas, cabello negro que a la luz adquiere tintes azulados, corto hasta poco debajo de los hombros, ojos de un azul oscuro poco común, una peculiaridad en su físico son sus rasgos demasiado finos e infantiles que le proporcionan una Aura de Inocencia.

 

Cualidades Psicológicas:

 

De mirada triste y apagada, tiende a ocultar sus sentimientos disfrazándolos con sarcasmo o frialdad, es sus días de humana era considerada como “insolente y demasiado vivaz”, cualidades que con el tiempo se han visto remarcadas.

 

Solo aquellos que se ganan su confianza y cariño son capaces de descubrir nuevas facetas en su carácter tales como la timidez y dulzura.

 

Tiende a ser algo gruñona, la mayoría de las veces es hiperactiva y se le ve bailoteando de una lado a otro.

 

No soporta ver fuego ya que recuerda su “muerte” en la hoguera, su reacción hacia este elemento es muy similar a la de una pequeña niña asustada.

 

La mayor parte del tiempo tiende a ser demasiado infantil, suele hablar sola y de vez en cuando sufre alucinaciones, mismas que siempre implican a una niña pequeña.

 

Historia de Personaje:

 

Nací un 10 de Diciembre en el año de 1752, bajo el seno de la renombrada familia Larkin, quien era poseedora de la mayor cantidad de tierras que en el condado de Ballyutogue se le permitía tener a un protestante.

 

La noche estaba más oscura que de costumbre y mi llanto resonó en la minúscula habitación mientras Cathy mi madre me acunaba y miraba con adoración con el rostro demacrado a causa de las horas de parto, nadie se imaginaba que el revuelo apenas comenzaba en aquella modesta casita…

 

Minutos después un desgarrador alarido salio de la habitación continua espantando a todos, anunciando que Kim Larkin, mi abuela, había muerto, las horas pasaban y un velatorio daba comienzo, las jóvenes de la familia preparaban el cadáver y los adultos cumplían con los rituales típicos del folklore Irlandés, el cielo cubierto de nubes y mas oscuro que nunca señalando que el ángel de la muerte aun rondaba el valle dispuesto a llevarse a mas de uno.

 

Mi testaruda madre ya levantada a pesar de mi nacimiento, corría de un lado a otro entre los establos y colmenares, avisando a los animales que la matriarca de la familia había expirado.

 

-¡Seamus!, ¡Te dije que no lloraras y pusieras sal en tus bolsillos! ¿O es que acaso quieres que los duendes se lleven el alma de tu abuela y la fortuna huya de esta casa?!- la bella mujer de cabello pelirrojo se retorcía las manos en señal de nerviosismo, al tiempo que con voz autoritaria mandaba a dormir a los mas pequeños y la verde mirada se fijaba con ira en la espalda del mayor de mis hermanos que había salido corriendo de la cocina sin cumplir su mandato y con los bolsillos vacíos.

 

Un lloriqueo basto, para que Cathy se acordara de que acababa de ser madre por séptima vez y corrió a consolarme, una curiosa mueca se disperso por su rostro al encontrarme con los ojos bien abiertos y una cómica sonrisa desdentada plasmada en el rostro.

 

-Esos ojos… el color… es tan extraño- murmuro para si misma mientras observaba el azul oscuro y sin vida de mi entonces inocente mirada, no pudo contener sus impulsos y paso una mano al frente de mis extrañas pupilas…

 

¿La respuesta? Nada, ni un parpadeo o alguna reacción que le indicara mi incomodidad ante tal gesto…

 

Estaba Ciega.

 

Un gemido ahogado pugnaba por salir de lo mas hondo del cuerpo del ser que me dio la vida… mas lo contuvo y una sonrisa calida y conciliadora le suplanto.

 

-¡Mi pequeña Mâred!, Naciste en un mal día, esas alimañas de los duendes se cobraron contigo el no haberse llevado el alma de Kim- musito mientras pasaba con delicadeza los huesudos dedos por la mata de cabello negro en mi cabeza.

 

Lo admito… la vida no fue fácil desde el principio, el Gran Connor Larkin se avergonzaba de tener a una invidente por hija y desde mi nacimiento me ignoro por completo.

 

A la edad de 7 años descubrí que no solo era especial por mi incapacidad de ver, sino porque de alguna extraña manera había desarrollado mi propio modo de “mirar” y no quedarme estancada.

 

Cada vez que tocaba algo o a alguien imágenes se mostraban en mi mente, permitiéndome conocer que había más allá de la oscuridad que siempre había conocido.

 

Pronto el rumor de que “Mâred la ciega” tenía un extraño Don recorrió el pueblo ganándome así las miradas morbosas de todos cuando salía a cumplir con mis deberes, cosa que en realidad no me importaba y lo daba a conocer.

 

Todos en el pequeño pueblo murmuraban acerca de la educación que mi madre me había dado, y se referían hacia mi con palabras como “insolente”,”rebelde”, “maleducada”… Y de cierta forma tenían razón ya que cuando no estaba de acuerdo con algo lo manifestaba sin hacer caso a las habladurías que podría despertar.

 

Mi madre siempre me sonreía y repetía la misma frase cada vez que me quejaba por alguna injusticia: “Eres demasiado vivaz y avispada para estas épocas pequeña, quizá si hubieras nacido unos tres siglos después de ahora no te juzgarían como ahora lo hacen”… como dicen, las madres siempre tienen razón, y por fortuna yo he podido vivir mas de la cuenta para confirmar sus palabras.

 

Recuerdo bien cual era mi única distracción en aquellos tiempo, la “curandera” por excelencia del lugar me tomo aprecio, ya que era yo la que hacia las entregas de mantequilla a cada habitante que pudiera solventar aquel lujo.

 

Los años pasaron y casi sin darme cuenta ya tenía 16 años y cada día pasaba más tiempo con la vieja Charlotte, aprendiendo sobre los usos de las plantas y un par de trucos mas.

 

Desde siempre había sido conciente de que mi destino seria muy poco convencional ( y no me imaginaba hasta que punto), la mayoría de las señoritas de mi edad ya estaban casadas y con un par de hijos a cuestas, pero aquello no me afectaba, era feliz con lo que tenia, sabia aparte de mis “deficiencias”, también estaba mi particular belleza como mi madre solía decir.

 

Y no es que fuera fea, sino todo lo contrario, solo que en esa apoca el cabello negro, la palidez, las curvas delicadas y el extra de la ceguera no era algo que entrara en los estándares de las casamenteras… Y mucho menos en los avaros bolsillos de los chicos de clase.

 

Conclusión: Definitivamente no era una belleza clásica y no me preocupaba en lo absoluto que un montón de chicos anduviera detrás me mi o de mi dote.

 

Un 7 de Noviembre del 1770 marco mi vida.

 

Si bien no era normal que apareciera constantemente en la mente de Liam O’Neil, quien trabajaba en los establos ordeñando vacas, tampoco supuso ninguna preocupación para mi, se podría decir que en su momento me sentí halagada al descubrir que al menos en el no despertaba la típica lastima, sino algo mas.

 

Lo que nunca imagine fue que esa noche mientras cumplía con mi rutina de alimentar a los caballos, el estaría en los establos dispuesto a abusar de mi.

 

Los siglos no han borrado del todo la sensación de sus manos recorriendo con lascivia mi cuerpo y mucho menos las imágenes mentales que el veía de mi rogando que parara.

 

¿Pero que poda hacer una ciega en aquella situación? Nada.

 

Una hora después el se vestía y una sonrisa triunfante surcaba su estupido rostro, una chispa de ira se encendió en mi interior y al crecer desmedidamente arrasó con todo, llevándome a un trance del que desperté solo al escuchar el grito aterrorizado de la cocinara al ver a Liam clavado en la pared, con el arado de mi padre atravesándole el torso y a mi tirada en el suelo cubierto de heno hecha un ovillo, a medio vestir y con el rostro salpicado de sangre.

 

No mentiré diciendo que me arrepiento, después de todo se lo merecía. Lo que nunca paso por mi mente fue que no seria la ultima vida que se extinguiría bajo mis manos.

 

Recuerdo como los nervios de mi madre se disparaban cuando tenia alrededor de 12 años y presa de mi enojo los objetos se movían y salían volando.

 

<<Algo me ocultan>> pensaba cada vez que eso sucedía, pero nunca mi curiosidad nunca fue tanta como para investigar.

 

Sabia por las historias que Charlotte me contaba, que siglos atrás la Inquisición Inglesa había asesinado a buena parte de la población Irlandesa bajo el crimen de la Brujería, siendo la mayoría de las víctimas, familias completas que gozaban de una excelente posición económica.

 

¡OH! ¿Olvide aclarar que crecí entre muggles?... ¡Que despistada!.

 

Continuando… La Bendita y Santa Inquisición se quedo con las riquezas y bienes de aquellas familias que ardieron en la hoguera.

 

Un pequeño pero salvaje grupo Anglicano que aun abrazaba aquellos ideales en Ulster, me acuso de practicar la satanizada brujería, alegando lo de mi extraño Don, la convivencia con Charlotte y por ultimo la extraña muerte de Liam O’Neil. Me condenaron a morir en la muy piadosa hoguera donde según ellos eximiría mis pecados através del fuego purificador.

 

Cuando llegaron por mi el miedo me paralizaba no fui capaz de oponer resistencia alguna y mi madre me defendió con fiereza, provocando con ello que la condena alcanzara a todos los Larkin.

 

Mis hermanos lograron huir y mi padre plañía y temblaba, suplicando porque fuera a mi a la única a quien quemaran viva. ¡Vaya padre que me toco!

 

Un mes de torturas paso lento, y yo ya tenía 19 años, mi padre había logrado escapar de las mazmorras donde nos mantenían atados como animales con la ayuda de un clérigo adicto al potteen, y mi madre murió durante la prueba del agua.

 

Cada día era peor que el anterior y con cada minuto que pasaba el odio se adentraba más en mí.

 

Era un día soleado cuando por fin cumpliría mi condena, había fantaseado cada noche con el dulce sabor de la muerte, tenia la estupida idea de que por fin podría descansar… ¡que equivocada estaba!

 

Me encontraba fuertemente atada a un tronco rodeado de pequeñas ramas que servirían como combustible, las cuerdas que me mantenían inmóvil provocaban que las muñecas y tobillos me sangraran , pero no me importaba, por primera vez desde hacia semanas podía respirar el frescor de los campos, y me concentre en inhalar profundo para llevarme el delicioso olor a la tumba, ni siquiera fui conciente de que los habitantes del pueblo guiados por el morbo me rodeaban y cuchicheaban un par de cosas, entonces me permití sonreír débilmente y en un momento las llamas me rodeaban…

 

Me mordí los labios y las uñas se enterraron en la palma de mis manos, al sentir la primer caricia del fuego sobre mi piel, cada parte de mi cuerpo ardía en agonía mas el orgullo me impedía gritar y removerme, me consolaba internamente diciéndome que no le daría el placer a esos monstruos de verme sufrir, mi mente una vez mas se había alejado esperando el momento en que mi corazón dejara de latir y mi alma saliera de mi cuerpo que a esas alturas se encontraba muy lastimado.

 

Silencio… y luego una ráfaga de refrescante viento que alivio momentáneamente el ardor infernal de las quemaduras… un par de murmullos provenientes de un hombre y una mujer… el tacto de unas suaves manos sobre mis mejillas y con ello la imagen de unos profundos ojos verdes…

 

-Es tan joven, si tan solo el matar a todos esos muggles, le devolviera la vida- mascullo con ira la voz femenina… fue lo ultimo que escuche y entonces el ardor se multiplico calcinándome los huesos, hasta entonces me permití gritar ya que sentía como cada célula de mi frágil cuerpo era reducida a las cenizas.

 

No sabia si habían pasado minutos, horas o días, pero después de un breve lapso comprendí que gritar no aliviaba el dolor así que me concentre el la voz del bosque que me rodeaba, y curiosamente cada vez podía escuchar mas o mas cosas de las cuales no me había percatado.

 

De vez en cuando mi mente divagaba y contaba los minutos esperando a que la tan ansiada muerte me llevara pero no sucedió…

 

-Ya falta poco- una voz bastante varonil y atrayente llego a mis oídos, parecía ansioso y como respuesta a su ansiedad el dolor se concentró de manera horrorosa en mi corazón que latía desenfrenado, llevándome a creer que en cualquier momento saldría de mi pecho… Un golpe seco y todo se detuvo, hasta el dolor.

 

Abrí los ojos esperando encontrarme con el manto negro que se me había tan familiar, pero en lugar de eso me encontré con el rostro amable de una chica, y la ultima imagen que pobló mi mente antes de la agonía llego a mi como un balde de agua fría, suceso que se vio opacado por el hecho de que podía ver, mi mente se saturo de un millón de preguntas ¿Qué había pasado?,¿Por qué no estaba muerta?,¿Quiénes eran ellos?,¿Por qué me sentía tan extrañamente bien?...

 

Una risita histérica salio de mis labios al mirar con detenimiento el lugar y a los dos extraños que me miraban expectantes.

 

La complicada explicación sobre la “vampirizacion” de emergencia que me realizaron fue extraña, el chico que me había convertido se llamaba Daniel y la aun más extraña chica era Eris.

 

Las restricciones, puntos malos y algunas cosas más sobre aquella existencia, pasaban a segundo plano, si se comparaban con el hecho de que la muerte en ese caso me daba una segunda oportunidad de “Vivir”

 

¿La primera vez que mate a un humano? Oh si, fácil, el viejo padre Cluny, que había encabezado la enardecida procesión que termino con mi madre hundiéndose en el lago Derry con una roca atada al cuello para no volver a salir, recuerdo que regrese al que solía ser mi hogar en Irlanda y lo encontré cómodamente sentado en la salita, bebiendo la ultima botella de licor hecho por mi dulce madre.

 

Aquello me enfureció y debo admitir que escuchar el crujido de sus huesos siendo reducidos al polvo bajo mi agarre fue como música, pero aun mas lo fueron sus suplicas y gemidos de terror.

 

Pasaron uno… dos siglos y los lazos de amistad con Eris habían crecido hasta niveles insospechados, convirtiéndonos casi en hermanas, también en ese lapso descubrí que el don que había tenido de humana lo había traído conmigo a la vida de inmortal, aunque de una forma mas aguda, lo que anterior mente habían sido solo imágenes, se habían convertido en escenas llenas de vida en las cuales podía escuchar y percibir los sentimientos que allí se vivían.

 

Un suceso cambio el rumbo de mi vida, Daniel quien me había convertido, había muerto, y Eris hecha pedazos se alejo alegando algo sobre un nuevo comienzo, no puse objeción alguna ya que le comprendía perfectamente y yo me entregué a los placeres de mi condición.

 

Engatusar chicos humanos y luego alimentarme de ellos, viajar, hasta estudiar algunas cosas muggles.

 

Pase un siglo buscándole sentido a mi vida, y no fui mas allá de vagar con algunos aquelarres de vampiros, en donde lo único que nos unía era la sed, fue hasta hace poco que el destino me unió una vez mas con mi entrañable amiga, se veía tan feliz, plena… Igual que siempre no pude preveer que aquella tarde saleada seria la ultima vez que la vería, me dejo al cuidado de su pequeño hijo y no volvió, no supe bien que paso con ella, solo se que se marcho para no volver, una extraña sensación en el pecho me lo confirmo.

 

Siempre reprimí mis emociones, pero aquella pérdida me hizo volver a sentirme humana, vulnerable, débil, y sobre todo… sola.

 

Ahora la que busca un nuevo comienzo soy yo, por ello me he asentado junto a dos familias que de forma benévola han abierto sus puertas para mí.

 

El Mundo mágico es algo que aun no conozco bien, pero promete ser bueno, quizá hasta interesante y le daré una oportunidad.

 

Otros Datos:

 

• Desde que recuerda lleva consigo un pequeño y delicado colgante en forma de triquetra que en el centro tiene incrustado un zafiro.

• Las prendas que usa siempre son negras y con un estilo levemente gótico.

• Siempre carga un cuaderno de dibujo en donde plasma, escenas he imágenes que pasan por su mente al tocar a personas u objetos.

• Su patronus toma la forma de un zorro rojo de mirada astuta y movimientos gráciles.

• Sufre de fobia al fuego.

• Adora los dias lluviosos, pero teme a los truenos y relampagos.

• Cuando se enfurece o esta demasiado feliz, aparecen en su rostro y cuello un par de tatuajes. El del ojo es parecido a una fuente de chispas que brotan desde la terminacion hasta la sien, y el del cuello es un nudo celta caracteristico en los Larkin.

 

Link a Boveda Personal: Bóveda Personal

 

Link a Boveda de Negocio: ---

 

Link a Boveda Familiar Principal (La Sanguinea): Boveda Malfoy

 

Solo son un par de cambios como el nombre completo y algunos links y cosas minimas xD, Amo la historia no la cambiare.

 

Dejo los codigos ^^!

 

[center][img=http://i49.tinypic.com/23j1yj6.jpg][/center]

[color=SkyBlue][b]Nombre del Personaje (Nick):[/b][/color] Mâred Cathleen Malfoy Triviani.

[color=SkyBlue][b]Rango Social:[/b][/color] Aprendiz

[color=SkyBlue][b]Sexo:[/b][/color] Femenino.

[color=SkyBlue][b]Edad:[/b][/color] Joven (Representa 19 años, pero su edad es de 256 años)

[color=SkyBlue][b]Nacionalidad:[/b][/color] Irlandesa.

[color=SkyBlue][b]Padre(s) Sanguíneo:[/b][/color] Mistify Malfoy

[color=SkyBlue][b]Familia Sanguínea:[/b][/color] Malfoy

[color=SkyBlue][b]Patriarca/Matriarca:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Padre(s) Adoptivos:[/b][/color] Candela Triviani (dentro de la familia Triviani.)

[color=SkyBlue][b]Familia Adoptiva:[/b][/color] Triviani.

[color=SkyBlue][b]Raza:[/b][/color] Vampiro.

[color=SkyBlue][b]Trabajo:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Bando:[/b][/color] Neutral

[color=SkyBlue][b]Rango dentro del Bando:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Habilidades Mágicas:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Conocimientos Especiales:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Objeto Mágico Legendario:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Objetos Mágicos: [/b][/color]

• [i]Varita Mágica:[/i] 21 cm, curiosa mezcla de saúco con cerezo, bastante flexible, centro de sangre de thestral.

• [i]Espejo Comunicador:[/i] De cuerpo entero, lo adorna un enrevesado marco de plata con incrustaciones de lapislázuli.

• [i]Mini-pensadero:[/i] Lo encontró en una trampilla del viejo establo del que algun dia fue su hogar, contenía algunos recuerdos, en ellos se dio cuenta de sus orígenes mágicos.

[color=SkyBlue][b]Licencia de Aparición:[/b][/color] No

[color=SkyBlue][b]Licencia de Vuelo de Escoba:[/b][/color] Si

[color=SkyBlue][b]Mascotas:[/b][/color] 

[i]• Snowy: [/i] Mitad kneazle, mitad gato, tiene a hacerle travesuras a Mâred y le gusta beber ron de cereza, vodka y potten.



[color=SkyBlue][b]Aspecto Físico:[/b][/color]

De estatura promedio (1.65 m), complexión delgada rozando en la fragilidad, con curvas definidas pero discretas, cabello negro que a la luz adquiere tintes azulados, corto hasta poco debajo de los hombros, ojos de un azul oscuro poco común, una peculiaridad en su físico son sus rasgos demasiado finos e infantiles que le proporcionan una Aura de Inocencia.

[color=SkyBlue][b]Cualidades Psicológicas:[/b][/color]

De mirada triste y apagada, tiende a ocultar sus sentimientos disfrazándolos con sarcasmo o frialdad, es sus días de humana era considerada como “insolente y demasiado vivaz”, cualidades que con el tiempo se han visto remarcadas.

Solo aquellos que se ganan su confianza y cariño son capaces de descubrir nuevas facetas en su carácter tales como la timidez y dulzura.

Tiende a ser algo gruñona, la mayoría de las veces es hiperactiva y se le ve bailoteando de una lado a otro.

No soporta ver fuego ya que recuerda su “muerte” en la hoguera, su reacción hacia este elemento es muy similar a la de una pequeña niña asustada.

La mayor parte del tiempo tiende a ser demasiado infantil, suele hablar sola y de vez en cuando sufre alucinaciones, mismas que siempre implican a una niña pequeña.

[color=SkyBlue][b]Historia de Personaje:[/b][/color] 

Nací un 10 de Diciembre en el año de 1752, bajo el seno de la renombrada familia Larkin, quien era poseedora de la mayor cantidad de tierras que en el condado de Ballyutogue se le permitía tener a un protestante.

La noche estaba más oscura que de costumbre y mi llanto resonó en la minúscula habitación mientras Cathy mi madre me acunaba y miraba con adoración con el rostro demacrado a causa de las horas de parto, nadie se imaginaba que el revuelo apenas comenzaba en aquella modesta casita…

Minutos después un desgarrador alarido salio de la habitación continua espantando a todos, anunciando que Kim Larkin, mi abuela, había muerto, las horas pasaban y un velatorio daba comienzo, las jóvenes de la familia preparaban el cadáver y los adultos cumplían con los rituales típicos del folklore Irlandés, el cielo cubierto de nubes y mas oscuro que nunca señalando que el ángel de la muerte aun rondaba el valle dispuesto a llevarse a mas de uno.

Mi testaruda madre ya levantada a pesar de mi nacimiento, corría de un lado a otro entre los establos y colmenares, avisando a los animales que la matriarca de la familia había expirado.

[i]-¡Seamus!, ¡Te dije que no lloraras y pusieras sal en tus bolsillos! ¿O es que acaso quieres que los duendes se lleven el alma de tu abuela y la fortuna huya de esta casa?!- [/i] la bella mujer de cabello pelirrojo se retorcía las manos en señal de nerviosismo, al tiempo que con voz autoritaria mandaba a dormir a los mas pequeños y la verde mirada se fijaba con ira en la espalda del mayor de mis hermanos que había salido corriendo de la cocina sin cumplir su mandato y con los bolsillos vacíos.

Un lloriqueo basto, para que Cathy se acordara de que acababa de ser madre por séptima vez y corrió a consolarme, una curiosa mueca se disperso por su rostro al encontrarme con los ojos bien abiertos y una cómica sonrisa desdentada plasmada en el rostro.

[i]-Esos ojos… el color… es tan extraño- [/i] murmuro para si misma mientras observaba el azul oscuro y sin vida de mi entonces inocente mirada, no pudo contener sus impulsos y paso una mano al frente de mis extrañas pupilas…

¿La respuesta? Nada, ni un parpadeo o alguna reacción que le indicara mi incomodidad ante tal gesto…

Estaba Ciega.

Un gemido ahogado pugnaba por salir de lo mas hondo del cuerpo del ser que me dio la vida… mas lo contuvo y una sonrisa calida y conciliadora le suplanto.

[i]-¡Mi pequeña Mâred!, Naciste en un mal día, esas alimañas de los duendes se cobraron contigo el no haberse llevado el alma de Kim-[/i] musito mientras pasaba con delicadeza los huesudos dedos por la mata de cabello negro en mi cabeza.

Lo admito… la vida no fue fácil desde el principio, el Gran Connor Larkin se avergonzaba de tener a una invidente por hija y desde mi nacimiento me ignoro por completo.

A la edad de 7 años descubrí que no solo era especial por mi incapacidad de ver, sino porque de alguna extraña manera había desarrollado mi propio modo de “mirar” y no quedarme estancada.

Cada vez que tocaba algo o a alguien imágenes se mostraban en mi mente, permitiéndome conocer que había más allá de la oscuridad que siempre había conocido.

Pronto el rumor de que “Mâred la ciega” tenía un extraño Don recorrió el pueblo ganándome así las miradas morbosas de todos cuando salía a cumplir con mis deberes, cosa que en realidad no me importaba y lo daba a conocer.

Todos en el pequeño pueblo murmuraban acerca de la educación que mi madre me había dado, y se referían hacia mi con palabras como “insolente”,”rebelde”, “maleducada”… Y de cierta forma tenían razón ya que cuando no estaba de acuerdo con algo lo manifestaba sin hacer caso a las habladurías que podría despertar.

Mi madre siempre me sonreía y repetía la misma frase cada vez que me quejaba por alguna injusticia: [i]“Eres demasiado vivaz y avispada para estas épocas pequeña, quizá si hubieras nacido unos tres siglos después de ahora no te juzgarían como ahora lo hacen”[/i]… como dicen, las madres siempre tienen razón, y por fortuna yo he podido vivir mas de la cuenta para confirmar sus palabras.

Recuerdo bien cual era mi única distracción en aquellos tiempo, la “curandera” por excelencia del lugar me tomo aprecio, ya que era yo la que hacia las entregas de mantequilla a cada habitante que pudiera solventar aquel lujo.

Los años pasaron y casi sin darme cuenta ya tenía 16 años y cada día pasaba más tiempo con la vieja Charlotte, aprendiendo sobre los usos de las plantas y un par de trucos mas.

Desde siempre había sido conciente de que mi destino seria muy poco convencional ( y no me imaginaba hasta que punto), la mayoría de las señoritas de mi edad ya estaban casadas y con un par de hijos a cuestas, pero aquello no me afectaba, era feliz con lo que tenia, sabia aparte de mis “deficiencias”, también estaba mi particular belleza como mi madre solía decir.

Y no es que fuera fea, sino todo lo contrario, solo que en esa apoca el cabello negro, la palidez, las curvas delicadas y el extra de la ceguera no era algo que entrara en los estándares de las casamenteras… Y mucho menos en los avaros bolsillos de los chicos de clase.

Conclusión: Definitivamente no era una belleza clásica y no me preocupaba en lo absoluto que un montón de chicos anduviera detrás me mi o de mi dote.

Un 7 de Noviembre del 1770 marco mi vida.

Si bien no era normal que apareciera constantemente en la mente de Liam O’Neil, quien trabajaba en los establos ordeñando vacas, tampoco supuso ninguna preocupación para mi, se podría decir que en su momento me sentí halagada al descubrir que al menos en el no despertaba la típica lastima, sino algo mas.

Lo que nunca imagine fue que esa noche mientras cumplía con mi rutina de alimentar a los caballos, el estaría en los establos dispuesto a abusar de mi.

Los siglos no han borrado del todo la sensación de sus manos recorriendo con lascivia mi cuerpo y mucho menos las imágenes mentales que el veía de mi rogando que parara.

¿Pero que poda hacer una ciega en aquella situación? Nada.

Una hora después el se vestía y una sonrisa triunfante surcaba su estupido rostro, una chispa de ira se encendió en mi interior y al crecer desmedidamente arrasó con todo, llevándome a un trance del que desperté solo al escuchar el grito aterrorizado de la cocinara al ver a Liam clavado en la pared, con el arado de mi padre atravesándole el torso y a mi tirada en el suelo cubierto de heno hecha un ovillo, a medio vestir y con el rostro salpicado de sangre.

No mentiré diciendo que me arrepiento, después de todo se lo merecía. Lo que nunca paso por mi mente fue que no seria la ultima vida que se extinguiría bajo mis manos.

Recuerdo como los nervios de mi madre se disparaban cuando tenia alrededor de 12 años y presa de mi enojo los objetos se movían y salían volando.

[i]<<Algo me ocultan>> [/i] pensaba cada vez que eso sucedía, pero nunca mi curiosidad nunca fue tanta como para investigar.

Sabia por las historias que Charlotte me contaba, que siglos atrás la Inquisición Inglesa había asesinado a buena parte de la población Irlandesa bajo el crimen de la Brujería, siendo la mayoría de las víctimas, familias  completas que gozaban de una excelente posición económica.

¡OH! ¿Olvide aclarar que crecí entre muggles?... ¡Que despistada!.

Continuando… La Bendita y Santa Inquisición se quedo con las riquezas y bienes de aquellas familias que ardieron en la hoguera.

Un pequeño pero salvaje grupo Anglicano que aun abrazaba aquellos ideales en Ulster, me acuso de practicar la satanizada brujería, alegando lo de mi extraño Don, la convivencia con Charlotte y por ultimo la extraña muerte de Liam O’Neil. Me condenaron a morir en la muy piadosa hoguera donde según ellos eximiría mis pecados através del fuego purificador.

Cuando llegaron por mi el miedo me paralizaba no fui capaz de oponer resistencia alguna y mi madre me defendió con fiereza, provocando con ello que la condena alcanzara a todos los Larkin.

Mis hermanos lograron huir y mi padre plañía y temblaba, suplicando porque fuera a mi a la única a quien quemaran viva. ¡Vaya padre que me toco!

Un mes de torturas paso lento, y yo ya tenía 19 años, mi padre había logrado escapar de las mazmorras donde nos mantenían atados como animales con la ayuda de un clérigo adicto al potteen, y mi madre murió durante la prueba del agua.

Cada día era peor que el anterior y con cada minuto que pasaba el odio se adentraba más en mí.

Era un día soleado cuando por fin cumpliría mi condena, había fantaseado cada noche con el dulce sabor de la muerte, tenia la estupida idea de que por fin podría descansar… ¡que equivocada estaba!

Me encontraba fuertemente atada a un tronco rodeado de pequeñas ramas que servirían como combustible, las cuerdas que me mantenían inmóvil provocaban que las muñecas y tobillos me sangraran , pero no me importaba, por primera vez desde hacia semanas podía respirar el frescor de los campos, y me concentre en inhalar profundo para llevarme el delicioso olor a la tumba, ni siquiera fui conciente de que los habitantes del pueblo guiados por el morbo me rodeaban y cuchicheaban un par de cosas, entonces me permití sonreír débilmente y en un momento las llamas me rodeaban…

Me mordí los labios y las uñas se enterraron en la palma de mis manos, al sentir la primer caricia del fuego sobre mi piel, cada parte de mi cuerpo ardía en agonía mas el orgullo me impedía gritar y removerme, me consolaba internamente diciéndome que no le daría el placer a esos monstruos de verme sufrir, mi mente una vez mas se había alejado esperando el momento en que mi corazón dejara de latir y mi alma saliera de mi cuerpo que a esas alturas se encontraba muy lastimado.

Silencio… y luego una ráfaga de refrescante viento que alivio momentáneamente el ardor infernal de las quemaduras… un par de murmullos provenientes de un hombre y una mujer… el tacto de unas suaves manos sobre mis mejillas y con ello la imagen de unos profundos ojos verdes…

[i]-Es tan joven, si tan solo el matar a todos esos muggles, le devolviera la vida-[/i] mascullo con ira la voz femenina… fue lo ultimo que escuche y entonces el ardor se multiplico calcinándome los huesos, hasta entonces me permití gritar ya que sentía como cada célula de mi frágil cuerpo era reducida a las cenizas.

No sabia si habían pasado minutos, horas o días, pero después de un breve lapso comprendí que gritar no aliviaba el dolor así que me concentre el la voz del bosque que me rodeaba, y curiosamente cada vez podía escuchar mas o mas cosas de las cuales no me había percatado.

De vez en cuando mi mente divagaba y contaba los minutos esperando a que la tan ansiada muerte me llevara pero no sucedió…

[i]-Ya falta poco-[/i] una voz bastante varonil y atrayente llego a mis oídos, parecía ansioso y como respuesta a su ansiedad el dolor se concentró de manera horrorosa en mi corazón que latía desenfrenado, llevándome a creer que en cualquier momento saldría de mi pecho… Un golpe seco y todo se detuvo, hasta el dolor.

Abrí los ojos esperando encontrarme con el manto negro que se me había tan familiar, pero en lugar de eso me encontré con el rostro amable de una chica, y la ultima imagen que pobló mi mente antes de la agonía llego a mi como un balde de agua fría, suceso que se vio opacado por el hecho de que podía ver, mi mente se saturo de un millón de preguntas ¿Qué había pasado?,¿Por qué no estaba muerta?,¿Quiénes eran ellos?,¿Por qué me sentía tan extrañamente bien?...

Una risita histérica salio de mis labios al mirar con detenimiento el lugar y a los dos extraños que me miraban expectantes.

La complicada explicación sobre la “vampirizacion” de emergencia que me realizaron fue extraña, el chico que me había convertido se llamaba Daniel y la aun más extraña chica era Eris.

Las restricciones, puntos malos y algunas cosas más sobre aquella existencia, pasaban a segundo plano, si se comparaban con el hecho de que la muerte en ese caso me daba una segunda oportunidad de “Vivir”

¿La primera vez que mate a un humano? Oh si, fácil, el viejo padre Cluny, que había encabezado la enardecida procesión que termino con mi madre hundiéndose en el lago Derry con una roca atada al cuello para no volver a salir, recuerdo que regrese al que solía ser mi hogar en Irlanda y lo encontré cómodamente sentado en la salita, bebiendo la ultima botella de licor hecho por mi dulce madre.

Aquello me enfureció y debo admitir que escuchar el crujido de sus huesos siendo reducidos al polvo bajo mi agarre fue como música, pero aun mas lo fueron sus suplicas y gemidos de terror.

Pasaron uno… dos siglos y los lazos de amistad con Eris habían crecido hasta niveles insospechados, convirtiéndonos casi en hermanas, también en ese lapso descubrí que el don que había tenido de humana lo había traído conmigo a la vida de inmortal, aunque de una forma mas aguda, lo que anterior mente habían sido solo imágenes, se habían convertido en escenas llenas de vida en las cuales podía escuchar y percibir los sentimientos que allí se vivían.

Un suceso cambio el rumbo de mi vida, Daniel quien me había convertido, había muerto, y Eris hecha pedazos se alejo alegando algo sobre un nuevo comienzo, no puse objeción alguna ya que le comprendía perfectamente y yo me entregué a los placeres de mi condición.

Engatusar chicos humanos y luego alimentarme de ellos, viajar, hasta estudiar algunas cosas muggles.

Pase un siglo buscándole sentido a mi vida, y no fui mas allá de vagar con algunos aquelarres de vampiros, en donde lo único que nos unía era la sed, fue hasta hace poco que el destino me unió una vez mas con mi entrañable amiga, se veía tan feliz, plena… Igual que siempre no pude preveer que aquella tarde saleada seria la ultima vez que la vería, me dejo al cuidado de su pequeño hijo y no volvió, no supe bien que paso con ella, solo se que se marcho para no volver, una extraña sensación en el pecho me lo confirmo.

Siempre reprimí mis emociones, pero aquella pérdida me hizo volver a sentirme humana, vulnerable, débil, y sobre todo… sola.

Ahora la que busca un nuevo comienzo soy yo, por ello me he asentado junto a dos familias que de forma benévola han abierto sus puertas para mí.

El Mundo mágico es algo que aun no conozco bien, pero promete ser bueno, quizá hasta interesante y le daré una oportunidad.

[color=SkyBlue][b]Otros Datos:[/b][/color]

• Desde que recuerda lleva consigo un pequeño y delicado colgante en forma de triquetra que en el centro tiene incrustado un zafiro.
• Las prendas que usa siempre son negras y con un estilo levemente gótico.
• Siempre carga un cuaderno de dibujo en donde plasma, escenas he imágenes que pasan por su mente al tocar a personas u objetos.
• Su patronus toma la forma de un zorro rojo de mirada astuta y movimientos gráciles.
• Sufre de fobia al fuego.
• Adora los dias lluviosos, pero teme a los truenos y relampagos.
• Cuando se enfurece o esta demasiado feliz, aparecen en su rostro y cuello un par de [url=http://i45.tinypic.com/10dzi51.jpg]tatuajes[/url]. El del ojo es parecido a una fuente de chispas que brotan desde la terminacion hasta la sien, y el del cuello es un nudo celta caracteristico en los Larkin.

[color=SkyBlue][b]Link a Boveda Personal:[/b][/color] [url=http://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=84266]Bóveda Personal[/url]

[color=SkyBlue][b]Link a Boveda de Negocio:[/b][/color] ---

[color=SkyBlue][b]Link a Boveda Familiar Principal (La Sanguinea):[/b][/color] [url=http://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=78526]Boveda Malfoy[/url]

 

 

 

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 4 semanas más tarde...

No se si esto solo se pida aca... xD... Acabo de Graduarme, y crei conveniente venir a hacer los cambios pertinentes aca, para poder pedir un cambio de trabajo en el MM, espero se pueda (A)

 

Ahm me gustaria cambiar --->

 

Rango Social: Unicornios de Bronce

 

Bando: Mortífago

 

Rango dentro del Bando: Base

 

Conocimientos Especiales:

• Idiomas

• Historia de la Magia

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 5 meses más tarde...
Imagen IPB

Objetos Mágicos:

Certificados por el Ministerio de Magia.

El Ministerio de Magia informa que los siguientes objetos de Mâred Malfoy Triviani han sido certificados y le recuerda que estos objetos no tienen ningún costo. Para añadir más objetos, deberá acudir a la Tienda Ministerial.

Objeto: Varita mágica.

Clasificación: AA

Puntos: 20

Objeto: Espejo comunicador.

Clasificación: AA

Puntos: 20

Objeto: VMini-pensadero.

Clasificación: AA

Puntos: 20

Total de puntos: 60

Atentamente:

Lyra Katara Ryddleturn

Miembro del Winzegamot

Moderadora de Harrylatino.org

 

De acuerdo a lo indicado en el tópico Atención a todos los habitantes de Ottery, los objetos quedan certificados pero la mascota no. Estas se certificaran una vez que se haya realizado el pago, o bien puedes decir que dejas libre a las mascotas.

 

Recuerda que no podrán comprar más criaturas hasta haber liquidado estas, de acuerdo a lo indicado en el tópico Atención a todos los habitantes de Ottery

 

Si decides quedarte con la mascota, tienes que pagarla, el trámite lo puedes realizar en la Trámites por La Tienda: Ventanilla 5, Paguen aquí sus Criaturas.

 

Para que te clasifiquen tu criatura, al ser mitad gato, mitad Kneazle . Tienes que ir a la tienda Magic Mall para que lo evaluen y te digan el costo.

 

http://i.imgur.com/SMLQYQL.jpg
http://i.imgur.com/EPjHROm.gif ~http://i.imgur.com/eAnQFcJ.gif ~ http://i.imgur.com/PowpgLI.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo