Jump to content

Segunda Planta: Pociones


Publicaciones recomendadas

Caroline Ryddleturn

 

A penas había terminado la venta en la trastienda, cuando sonó el timbre que provenía de la segunda planta: la de pociones. Como Leah le había dicho, aparentemente estaba de suerte, aunque sinceramente Caroline no lo creía así. Tuvo que correr por las escaleras y antes de entrar al local se dio cuenta que sus tacones rojos no combinaban con la túnica verde. Blandió sutilmente su varita sobre ellos y el color cambió al negro. Sonrió satisfecha e ingresó con naturalidad.

 

Allí habían dos mujeres que entablaban una conversación, aunque una ya tenía un formulario y se aproximaba al mostrador para ser atendida. La Ryddleturn se adelantó a recibirlo.

 

—Buenos días —saludó y estiró su mano para tomar el pergamino—. Veamos... —Caroline sacó la pluma del tintero y comenzó a marcar todo lo que estaba bien.

 

A simple vista los datos eran correctos. Buscó el sello del Concilio de Mercaderes y lo puso sobre el papel. Lo dejó a un lado y alzó la cabeza cuando escuchó que la otra mujer que acompañaba a la compradora pedía un formulario también. La Mortífaga levantó uno de los tantos que había sobre el mesón y se lo extendió a Sagitas. Inmediatamente a eso se dio la vuelta y sustrajo la poción de Hayame del estante que estaba atrás de ella.

 

—Es una suerte que acá se venda Veritaserum —señaló, al tiempo que regresaba a su lugar y envolvía la pequeña botella con papel; luego la metió dentro de una bolsa hecha con cartulina y se la entregó a Hayame—. Ahí está su poción —murmuró—. Muchas gracias por su compra.

 

OFF:

 

@ no hay ningún problema con tu compra. Me la llevo a la oficinas.

 

¡Un saludo!

Ivashkov
YqkyUSo.png

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 266
  • Creado
  • Última Respuesta

Top participantes en este tema

Top participantes en este tema

Respuestas Populares

Después de algunos días retirado del ajetreo de la Mall por cosas que hacer con los nuevos empleados de la misma, el Ravenclaw optaba por volver hasta una de las Plantas que seguía sin mucho movimient

—Espero poder encontrar un aceite estimulante que pueda esparcir por tu cuerpo —susurraba León en el oído de su novia mientras se acercaban a la segunda planta del Magic Mall.   Era un día no muy ag

Fredson Kvorschizk   Fredson caminaba tranquilamente por la segunda planta. La cosa parecía estar un poco tranquila, cosa que no ocurría hacía tiempo. Había aprovechado que no había ningún clientes

Apenas sentí los pasos de alguien que se acercaba. Era una de las dependientas, con unos tacones bastante generosos. Me alegró saber que la venta de mi hermana estaba bien pero me preocupaba. No solía haber bastante stock de productos tan buenos y buscados, así que en cuanto me tendió un formulario, le di las gracias y lo empecé a rellenar con ímpetu, dejando mi bolsa sobre el mostrador. Saqué un poco la la puntita de la lengua mientras escribía, pero no me burlaba de nadie. Es que la burocracia se me daba fatal y me había dejado la pluma autocorrectora en casa, me daba miedo cometer algún error y que me rechazaran la compra de tan preciada poción.

 

-- Por favor, tome, tome.... ¿Me pude decir si está correcto? Espero que sí, no puedo dejar que ella tenga veritaserum y yo no. ¿Aún le quedan unidades?

 

Ya me lo imaginaba: "Duelo de verdades entre Haya Vs. Sagitas, próximamente en La Taberna de la Tía". Me dio un ataque de tos nerviosa.

 

 

ID: (no es necesario el link al perfil) : 27361
Nick: con link a la ficha : es para el negocio Bufete de Abogados Vladimir, http://www.harrylatino.org/index.php/topic/87824-bufete-de-abogados-vladimir-mm/
Bóveda: con link a la bóveda : núm 87864, la bóveda del negocio es http://www.harrylatino.org/index.php/topic/87864-boveda-negocio-bufete-de-abogados-vladimir/
Fecha: 2014-11-21 (del día que se realizó la venta)

Nombre del producto: Veritasérum

Objetos, Criatura o Poción: (colocar B, C o P respectivamente) : P

Catalogación: (colocar cantidad de A, X o P respectivamente) AAAAA

Puntos por unidad: 160 puntos

Cantidad de unidades: 1

Precio por unidad: 8000 G.


Precio total: 8000 G
Total de Puntos: 160 puntos (no acumulables por ser para negocio)
Si es una criatura para personaje, colocar el Rango Social del comprador: (Aprendiz, Unicornio de Bronce, Unicornio de Plata, Unicornio de Oro, Dragón de Oro, Orden de Merlín): ---
En caso de ser criatura, objeto o poción para familia o negocio: Colocar el link al registro de dicho negocio : Bufete de Abogados Vladimir, http://www.harrylatino.org/index.php/topic/87824-bufete-de-abogados-vladimir-mm/

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

-Le agradezco por su atención

La pelirroja sonrió con los ojos cerrados por el gusto de recibir su querida y nueva poción antes de darle un vistazo para luego, observar con gesto totalmente maligno a su hermana antes de abrir grandemente los ojos y componer una expresión de morritos

-Que!!?? tu también con un Veritaserum!!?

Soltó antes de comenzar a agitar los brazos tan rapidamente que parecían ser mas bien molinos de viento extraños por la forma en que aleteaba cuál pájaro de pelos rojizos

-Eso es hacer trampas Sagitas de las Saetas y Flores no Registradas en la Compra de Dos o Mas Articulos, Aplicando restricciones

Soltó con diversión ya que le encantaba irle agregando palabras a la manera en que usaba el nombre de su hermana de cabellos purpuras, sin embargo se trepó un poco por su espalda para asomarse y ver que era lo que escribía, tal cuál lo haría un niño pequeño

-Y tu que uso le vas a dar, eh, eh, ehhh??- inquirió- si tu haces eso entonces yo... yo me ire a comprar unas cuantas cucarachas para que e te trepen en la cama entre la noche!! O_Ó

B9rYupA.png



http://i.imgur.com/7WhajUW.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

-- ¡Maldita, suelta, suelta, suéltame! Qué desde que estás preñada pesas como un burro...

 

Intentaba quitarme de encima a la bruja de mi hermana. Era una chafardera y pretendía mirar por encima de mi hombro para ver como había rellenado el formulario. Me movía con los hombros, para darle con ellos en la barbilla y así que no se apoyara encima de mí.

 

-- ¡Quitaaa! Y a ti no te importa el uso que le voy a dar, mujer. Tú tampoco vas a confesar lo que vas a hacer tú con él. -- Después me di cuenta que estábamos en la tienda y delante de la dependienta, quien aún no recogía mi pedido, supongo que atónita por el ridícul0 que estábamos haciendo en el lugar. -- El uso más correcto posible, por supuesto, no pienso hacer nada malo con él. Tal vez hacerle confesar al niño quien rompió el jarrón de galletas de la despensa.

 

Sí, en eso iba a gastar yo tan valiosa poción, sabiendo además que quien metía la mano en aquel jarrón a medianoche. Es que una, después del ejercicio físico nocturno, tenía hambre.

 

-- ¿Cuca... qué? Srta. Snape, ni se te ocurre amenazarme con esos bichos asquerosillos en mi casa porque te juro que llamo a Plagas en la cuarta planta y te denuncio por tenencia y mantenimiento ilícito de nidos de Doxys para tu uso personal.

 

Y mientras le amenazaba, la señalaba con el dedo índice, para que viera bien que estaba enfadada por la mención de tales criaturas.

 

-- Además, aquí no se pueden comprar plagas, sino remedios contra ellas. Las restricciones en compras te las deberían hacer a ti, que a los locos no les permiten comprar según que productos peligrosos.

 

Hum... Comprar plagas... Ahora recordaba que tenían un bicho muy interesante que...

 

-- Vale, en cuanto aprueben mi compra, carrera hacia la trastienda, para comprar animales de uso indebido, digo no, animalitos bonitos -- y le guiñé un ojo a mi hermana, a ver si acertaba la carrera escaleras abajo. Tal vez la empujara un poquito; rodando se llega antes.

WGnAuqD.png

Icr0JPz.gifKRLtVZp.giftOWLU4S.gif

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Caroline Ryddleturn

 

A penas Caroline le entregó la poción a Hayame y el formulario de compras a Sagitas, esta última comenzó a rellenarlo con una prisa que dejaba en claro su interés por el brebaje. Por lo que la Ryddleturn veía, las hermanas requerían del Veritaserum para usarlo con ellas mismas y precisamente fue por eso que empezaron a tener una pequeña pelea algo infantil. Ella se sonrió ante la escena, pues cuando fue pequeña se comportaba así con su ahora desaparecido hermano, aunque claro, las últimas veces que lo vio no habían cambiado mucho las cosas.

 

Prontamente la Potter Blue le devolvió el pergamino a Caroline, con los datos que allí se le solicitaban.

 

—A ver —murmuró ella, mientras lo recibía—. Sí, aun quedan algunos, no se preocupe.

 

Tomó la pluma y realizó la misma acción anterior de ir haciendo una marca en los campos. Por lo que leía no iba directamente hacia la compradora, sino que a un negocio de su haber. El registro, la bóveda y todo estaba en perfectas condiciones. La Mortífaga buscó el sello del Concilio de Mercaderes y lo plasmó sobre el papel, para luego dejarlo junto a los demás que tendría que llevar a las oficinas. Levantó la vista en cuanto escuchó que Sagitas iría a la trastienda a comprar criaturas; esperaba que alguien estuviera allí o tendría que correr de nuevo.

 

—El formulario está bien, señora Potter Blue —señaló y se volvió para sacar la botellita del estante de atrás. La envolvió y luego la depositó en una bolsa de papel para entregársela—. Aquí está su Veritaserum —dijo y agregó—: Muchas gracias por su compra.

 

OFF:

 

@ ningún problema con la compra ^^ me la llevo a las oficinas.

 

¡Saludos!

Ivashkov
YqkyUSo.png

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

la Vladimir seguía agitando los brazos para intentar asomarse a todo lo que hacía su querida hermana con todo y los gruñidos que emitía al respecto de su panza de embarazada y los probables usos que le darían a las pocimas que ambas estaban comprando... a decir verdad era que la Vladimir pensaba mas que nada usar la botella...

Pero porque no también aprovechar el líquido de adentro para ponerse a molestar a toda la familia hasta que la correteasen por todos los jardines??

 

-Maaaaah, no seas gacha mala, malita hermanaaaa

Fingió lloriquear la Vladimir antes de abrazarle el cuello y dar unos cuantos saltitos de emoción al tiempo que sus ojos brillaban con malignidad ante la amenaza presentada y su sonrisa se volvía amplia, dejando ver los afilados colmillos que poseía y que le adornaban

 

-Ohh... entonces haremos eso?

Abrió aun mas los ojos y estos volvieron a destellar... antes de que la pelirroja se diera la vuelta y saliese corriendo rumbo a la Trastienda

-A ver quien compra los mejores bichitos molestosos para fastidiar a la otra!! te veo alla!!!- soltó a los gritos mientras dejaba hacer oir sus tacones por todo el suelo

B9rYupA.png



http://i.imgur.com/7WhajUW.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • 1 mes más tarde...

¿No había nada más que hacer en el Concilio?

 

Había estado hasta hacía unas horas en la primera planta del Concilio, había realizado su primera venta y de ahí había regresado a las oficinas buscando a Caroline, pero no la encontró. La muchacha los últimos días había estado muy perdida, a pesar que el castaño le dijo que tenían que seguir conversando de algunos asuntos pendientes, no se había reportado el resto del día, y ahora ya había caído la noche y seguía sin tener noticias de ella.

 

Las festividades ya habían pasado. Era 2015... ya había pasado demasiado tiempo desde la última vez que había celebrado un cumpleaños. ¿Recordaba sus primeros cumpleaños? Ya ni siquiera podía recordar la fecha de nacimiento de sus hijas. Leah había nadie mucho antes que Ashley, y de ella era la que tenía menos recuerdos de aquel tiempo; en cambio, con su segunda hija, recordaba algunos momentos importantes, pero tampoco eran muchos, ni muy nítidos, como para contarlos. El cambio que había ocurrido en el cuerpo del castaño había deteriorado sus recuerdos anteriores.

 

Inmerso en sus pensamientos, el castaño subió una planta en dirección a los estantes de pociones. La estancia era bastante grande, y sólo la iluminaba una pequeña ventana con un mosaico que dejaba pasar la luz exterior de las farolas; el resto de iluminación se trataba de una serie de candelabros dispuestos equitativamente a lo largo del techo, iluminando principalmente los estantes más concurridos, dejando en la oscuridad los más escondidos: los que contenían pociones demasiado caras para el bolsillo de la clientela, o pociones que requerían ciertos permisos especiales para obtener.

 

Avanzó despacio observando la estancia totalmente vacía. Al parecer el único movimiento que se registraba en el Concilio era en la primera planta, mientras que las otras estaban bastante desoladas. La primera vez que había trabajado para el Concilio, la planta de pociones era la que más rentabilidad daba al negocio; pero al parecer los gustos de la gente habían cambiado en menos de un año. Recorrió con la vista los diversos frascos y la infinidad de colores dentro, y un brillo relució en sus ojos con forme iba avanzando por los estantes.

 

La última vez que había estado allí había tenido una conversación muy bizarra con Zack. Ambos trabajaban para el Concilio, pero en diferentes puestos, y en una de las reuniones que tuvieron con sus jefes, habían tocado el tema de las pociones que tenían allí, no sólo las que se exhibían, sino también las que estaban escondidas y de las cuales sólo algunos miembros de la Logia tenían conocimiento. Quizás Leah los conociera, al obtener el liderazgo de aquel negocio, lo más probable que ella tuviera esos conocimientos, pero ¿dónde estaba?

 

No la había visto en todo el día, aunque lo más probable era que estuviera merodeando cerca, no podía alejarse mucho del lugar que tenía a cargo. Pero no podía llamarla; la última vez que se habían visto había sido en su propia boda, la cual hasta ahora desaprobaba, pero de lo cual ya no comentó nada; prefería evitar el problema de los dimes y diretes posteriores al evento. Quería calma por una vez con la mujer.


DwvFJdZ.png
http://i.imgur.com/bik93wQ.gif

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Guest
Esta discusión está cerrada a nuevas respuestas.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.