Jump to content

✿.。.:*El refugio Mágico*.:。✿* (MM B: 102601)


Publicaciones recomendadas

Aparentemente sus acompañantes estuvieron de acuerdo en que no era prudente regresar a su hogar antes de recobrar un poco sus recuerdos, pero no le aclaraban el por qué. Los observaba mientras se proponían el uno al otro “contarle” sobre algo de lo que no tenía idea, mencionaban a la Orden y que su prima estaba molesta con ellos. Sofía se mostraba muy distante con el Black, respondiendo en forma hostil a casi todos sus comentarios, mientras el caballero tampoco se quedaba atrás a la hora de dirigirse a ella.

Suspiró. Si no lograban llegar entre ellos a un acuerdo, dudaba que pudieran realmente ayudarla. Mientras en su mente se instalaba esa idea, Martín reclamaba a la pelirroja el hecho de haber cambiado su apariencia, cuestión que cuadró para la mente de la Gryffindor al comprender por qué no la notaba del todo familiar. El tono en la voz de su prima, finamente, se alteró como no esperaba. Su forma de hablar a Martín ya no revestía ningún tipo de cortesía, al tiempo que se ponía de pie, enfrentándolo.

Mica en un principio los contempló boquiabierta, sin saber si debía interrumpirlos nuevamente o simplemente dejarlos arreglar sus diferencias. Optó por la segunda alternativa. Las palabras de Sofía se volvían para ella cada vez menos comprensibles, al tiempo que se deslizó del asiento y, dándoles la espalda, se retiró hacia la que hasta el momento era su habitación en aquel hospedaje. Mientras caminaba, no pudo evitar contener las lágrimas, invadida en forma repentina por una angustia poco frecuente.

Pudo escuchar a lo lejos cómo la mujer gritaba a su interlocutor que se marchase, y cómo lo quería lejos de su familia lo cual, según estaba entendiendo, la incluía… no se detuvo, siguió avanzando hacia el piso superior y, una vez allí, a su recámara. Cerró la puerta con sus manos temblorosas y apoyó la espalda contra la sólida madera, dejándose caer al suelo. Permaneció allí, ocultando la cabeza en sus rodillas, dejando que su angustia se terminase de desbordar. No entendía nada, ¿por qué no la querían llevar a su hogar? ¿En algún momento su cabeza dejaría atrás aquella pesada tormenta que nublaba todo?

 

 

@@Martin N Roses @@Sophia Elvira Mackenzie

4dV4RuU.gif

image.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El mago de cabellos negros quedó atónito ante la reacción desmedida de Sophia. Pero las emociones que navegaban en su interior no fueron exteriorizadas en su rostro, que se mantenía neutro a pesar del tono de voz de la bruja y también del empujón que le dio. Le molestó que se haya caído parte de la bebida pero quedaban tan solo gotas, no era nada que no tuviera solución. Pero ver irse a Mica hacia su habitación, para alejarse y no formar parte de la discusión, sí lo hizo detenerse a pensar.

 

—No entiendo por qué te gusta gritar, mujer. Sólo te pido que me oigas por una única vez. Entiendo tu problema, pero no puedo arreglarlo y tú tampoco. Simplemente hay que aceptarlo, ¿es fácil? No. Pero golpeando o gritando no cambiarán las cosas. —Había hablado con firmeza, clavando sus ojos perlas en los de su interlocutora, que seguía algo molesta.

 

Dio un paso hacia ella, no en actitud amenazante sino para demostrar que lo que acababa de decir era cierto.

 

—Eres tú quien debe explicarle a Mica lo que ocurrió con su familia. Es más, cuanto antes lo hagas, por más doloroso que sea, mejor será para ella. Y en cuanto a La Orden —hizo una leve pausa, como tratando de meditar sus palabras—, ambos somos miembros. Y también lo es Mica. La Orden somos nosotros, con lo que hacemos. Si dentro de tu familia hay traidores y ocasionaron lo que ocasionaron, eso se nos escapa a todos como miembros. Incluso se escapa de tu responsabilidad, por eso, buscar culpables en donde nos dan apoyo, no creo que sea la manera más inteligente de rencausar las cosas.

 

Adelantó una de sus manos, como para estrechársela a la bruja, demostrándole que estaban juntos en aquellos desafíos venideros.

 

—Encontraremos al verdadero culpable, pero antes debes explicarle lo de tu familia a Mica —insistió—. Yo puedo ayudarle con sus tiempos de profesora en la Academia, cuando coincidimos al dar las clases de duelo, pero lo esencial es de tu parte. —Avanzó en dirección a los dormitorios, en donde la otra bruja se había refugiado.

 

 

@@Mica Gryffindor @@Sophia Elvira Mackenzie


N4t3EmI.jpg

#7 Fontaine ~ Cazadora ~ Paris Promise

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Y es que el tiempo es un enemigo feroz. Te permite conocer gentes y lugares sin límites, pero también has de manejarlo con cuidado, cuando volví a Hogwarts no hubo muchos problemas, porque Dumbledore me conocía y sabía mi secreto, pero yo jugaba un juego muy peligroso porque, por un lado, era un alumno de intercambio, pero por otro, no era un muchacho en absoluto.

 

Dumbledore estaba fascinado por mi facilidad de cambiar de apariencia. En realidad era Transformación Orgánica Avanzada, nada raro para ningún mago, pero para mi era algo absolutamente sencillo porque no uso varita para ello, solo un suave movimiento de la mano y poner en mi mente lo que quiero hacer y ya está, sale instantáneamente.

 

Pero eso me recuerda que tengo unos poderes tan fantásticos que cuesta mucho entenderlo. Y uno de ellos es realmente sensacional, la facultad de poder hablar cualquier lengua sin tener que estudiarlas. En esencia el procedimiento es sencillo, yo hablo en mi lengua y los demás me escuchan en la suya propia como si yo fuese un nativo.

http://i.imgur.com/kNMDvWi.png


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Se detuvo un momento mientras buscaba razones para no matar al Black, en parte era su culpa que el no entendiera su enojo, porque tampoco se lo había explicado y ahora el creía que culpaba de lleno a la orden por la muerte de su primo. Vio de reojo cuando Mica huyo de ellos y lo entendía , había perdido el control y casi estaba segura que tenia los colmillos alargados y los ojos completamente rojos, su cuerpo estaba listo para atacar pero su conciencia y la preocupación por su familia detenían su accionar.

 

- No lo entiendes, ni busco que lo hagas, pero en la orden que tanto defiendes, el apoyo es selectivo, ya lo veras con el tiempo - dijo mientras le daba la mano en son de paz - y no pienso re encausar nada, en lo que a mi respecta la Orden solo la conforma mi familia y Darla, puede que tu, si ganas mi respeto.

 

Lo siguió hacia los dormitorios y cuando llegaron a la puerta donde estaba su prima toco a la puerta para intentar hablar con ella. Sabía que aquello iba a ser muy difícil de digerir para una amnésica pero tal vez eso aceleraría su recuperación. No estaba segura de si Mica les iba a abrir y no tenia que forzar la puerta por lo que esperaba que esta quisiera abrirles

 

- Mica, necesitamos hablar, ay algo que debes saber antes de ir a casa

c3cuSMA.gif4dV4RuU.gif

63a44e0b-d70c-4401-8558-0fd19974142f.jpg

8qIYq5A.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Es por eso que he podido recorrer el mundo durante mis viajes sin preocuparme del tipo de sociedad que me encontraba. Todos admiraban mi forma de expresarme con total fluidez, pero sólo unos pocos, los magos como yo, adivinaron mi secreto. Y es que los magos nos conocemos entre nosotros, es como si irradiásemos algo magnético que hace que lo que pasa inadvertido entre los muggles resulte muy sencillo entre los magos.

 

Lo más curioso es que he pasado gran parte de mi existencia en el mundo árabe, en 3 sitios muy concretos. En Egipto, entre los Uzzas y en Taggar. En Egipto estuve aprendiendo alquimia y allí conocí a Dumbledore. De hecho, yo le conseguí a Fawkes. También allí presenté a Dumbledore a los Flammel y empezó una larga amistad.

 

Respecto a los Uzzas, es un tema del que no puedo hablar porque me pidieron cierta discreción respecto a los ritos Uzzas. Y en cuanto a Taggar, es un lugar inmarcable, pero puedo decir que está, más o menos, por el centro del Sahara.

http://i.imgur.com/kNMDvWi.png


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Su cabeza no dejaba de dar vueltas y no lograba detener las lágrimas que se escurrían por sus mejillas. Sabía que no podía regresar al recinto en que aquellos dos sujetos no dejaban de tirarse indirectas el uno al otro, como buscando excusas para no ayudarla. Ellos no la entendían, no se ponían en su lugar y no respetaban sus pedidos. Era hora de tomar las riendas de la situación antes de que se saliese todo de control. Si esos dos sujetos eran realmente quienes decían ser y formaban parte del mismo bando, no entendía por qué se relacionaban de ese modo, tan brusco y falto de compañerismo. Nada encajaba realmente.

A pesar de todo, le costaba decidir, puesto que el Black era la única persona que le había despertado recuerdos en años y simplemente dejar atrás tal vez la única posibilidad de seguir recordando, no la seducía. Igualmente, no podía continuar esperando a que se pusieran de acuerdo y decidiesen ayudarla. No era justo.

Cuando logró percibir que los pasos de ambos se acercaban por el pasillo, por fin tomó la iniciativa. Se incorporó y buscó entre sus cosas la varita, pues con la poca información recaudada hasta el momento, supo que de eso se trataba. Oyó al otro lado de la puerta la voz de Sofía llamándola y argumentando que había algo que debía saber antes de ir a casa, dudó un segundo, pero ya estaba decidida. Sin mediar palabra, se acercó a la ventana y la abrió lo más que pudo. Salió por ella hacia la calle y empezó a caminar por el callejón, secándose las lágrimas para no llamar la atención de los transeúntes.

Fue entonces cuando un intenso dolor empezó a instalarse en su pecho, un dolor que ya había experimentado el día que llegó hasta allí, acompañado del ardor producido por el collar que pendía de su cuello. Instintivamente lo tomó y, como si fuese cuestión de magia, dejó atrás el Callejón, llegando a aquella extraña casona una vez más.

 

 

@@Sophia Elvira Mackenzie @@Martin N Roses

4dV4RuU.gif

image.png

bfqucW5.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Taggar es un caso excepcional. Es una ciudad que se encuentra en un oásis del centro del Sahara, protegida por una cordillera. El problema es que la ciudad se hizo, con el paso del tiempo, una pieza codiciada por las muchas riquezas acumuladas. Y es que es un punto vital para las caravanas. Eso motivó que las amenazas de pueblos muy belicosos amenazaran una población rica pero con una reducida guarnición.

 

Por fortuna, también era muy conocida entre la comunidad mágica internacional que la frecuentaba y propusimos a sus habitantes la posibilidad de hacerla inmarcable. Una vez que les explicamos en que consistía el procedimiento y que no volverían a correr peligro, estuvieron encantados por el hecho y dieron su consentimiento.

 

Por supuesto, sólo los magos sabíamos como entrar y salir sin problemas, pero era necesario para garantizar su protección. Sigue siendo una población muy floreciente.

http://i.imgur.com/kNMDvWi.png


Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 8 meses más tarde...

Habían pasado varios días desde aquella problemática, pero memorable Gala de Beneficencia. Había buscado como su prioridad aquellos días, un buen lugar para cumplir con aquel premio, el cual Mica Gryffindor había ganado. Si bien aquella cena era un objetivo para él, la excusa del premio le ahorró invitarla a cenar, dando por sentado que esa noche podría estar solo con ella, y hablar sin distracciones, ni mortifagos revoloteando. 

Había realizado una reserva en El Refugio Mágico, un lugar rústico, de aspecto sencillo, y bastante reservado. Golpeo la puerta al llegar, para ser recibido por un elfo de aspecto animado, lejos de vestir un trapo como la gran mayoría, vestía un pequeño traje negro, de rayas grises. - Tengo una reservación a nombre de Illidan Black Lestrange. - Diría dando un paso dentro del lugar, el cual se encontraba bastante tranquilo.

El pequeño elfo lo condujo hacia la recepción, donde revisando un libro, lo conduciría a un apartado. Lejos de todas las mesas, separados por un biombo de color amarillo oscuro, había una romántica mesa dispuesta, con un tono de luz más bajo, sobre la mesa velas y un mantel blanco, que llevaba a rozar el suelo, sobre el mismo uno rojo, un tanto más corto. - Cuando llegue su Pareja la conduciré hasta aquí... - Diría el pequeño para abandonarlo. 

Illidan había enviado una lechuza temprano a la Gryffindor, sino que también había llegado antes apropósito, quería estar allí para cuando la joven hiciera aparición. Era extraño, pero se sentía algo nervioso, sería la primera vez que podrían estar a solas de ese modo, lejos de lo profesional, o protocolar. 

Illidan vestía para la ocasión, un traje de color negro, con líneas blancas, a juego con aquella camisa, en cambio su corbata detonaba un color Borgoña, que hacía juego con un pañuelo que se asomaba de su bolsillo izquierdo, a la altura del pecho. Su cabello esta vez prolijamente peinado hacia atrás. Tomo asiento a la espera, adelantando su brazo para observar la hora en su reloj de pulsera, aun tenía unos minutos para la hora acordada. 

@ Mica Gryffindor

bfqucW5.gif

unUmmJJ.png


Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    El mensaje portado por una lechuza esa mañana la desorientó un momento. Si bien no había olvidado la cena que había logrado "comprar" durante la subasta, no había tenido contacto con Illidan desde esa noche, y, de a poco, empezaba a pensar que iba a resultarle algo difícil volverse a encontrar en ese mismo plan. ¿Acaso había sobredimensionado lo sucedido? Sí tenía claro que se gustaban y atraían mutuamente pero ¿estaba buscando una relación? ¿Y él? 

    Pero allí estaba, leyendo las escasas pero concretas palabras del Black Lestrange, quien la citaba en un sitio cuyo nombre le resultaba familiar. No respondió a la misma, pero tampoco se cuestionó asistir: lo haría, quería volverlo a ver, necesitaba saber si la atracción que había sentido era solo producto del momento o si podría suceder algo más entre ambos. De pronto se sintió nerviosa.

    El correr de las horas hasta el horario de encuentro resultó ridículamente lento. La ansiedad se hacía presente conforme a los pesados minutos avanzaban, mientras los confusos recuerdos de la gala regresaban para confundirla aún más. Los incidentes habían sido tantos, que aquel beso en la pista de baile parecía lejano y un tanto borroso. Pero a ese primer encuentro de sus labios con los de su cita lo habían seguido varios más, más espontáneos y desprovistos de culpa. Recordaba haberse marchado de la residencia Triviani con una sonrisa en los labios y muchas ganas de volverlo a ver...

    Habían regresado esas ganas, se habían apoderado de todas sus capacidades. 

    Cuando la hora estuvo cerca, se propuso alistarse. Escogió un vestido color crema hasta las rodillas, con escote en forma de corazón y finas tiras que cruzaban sus hombros para mantenerlo en su sitio. Mientras la parte superior se ceñía a su cuerpo, la falda era mucho más suelta. Calzó sandalias al tono y amarró su cabello en un rodete que mantenía su rostro y cuello despejados, si bien no lograba contener los mechones más rebeldes que solían escapar de cualquier intento de atadura. 

    Llegó el momento y, sin pensarlo, tomó su varita para hacerse presente en el sitio indicado. 

    Llamó a la puerta y fue recibida por un elfo que, tras apenas escuchar su nombre, la condujo a una mesa apartada, tras un biombo. La luz tenue alumbraba la bonita mesa que la esperaba, pero ella no pudo fijarse más que en el caballero que allí la esperaba. Sintió que su corazón daba un salto al verlo y empezaba a latir con mucha velocidad. Debía centrarse y no demostrar aquella lluvia de emociones. 

    -Buenas noches -saludó con la voz algo temblorosa, pero recuperando la compostura- Espero no haber demorado... -no lo había hecho, apenas era la hora indicada -Gracias por pagar su deuda...

    @ Illidan Black Lestrange

    4dV4RuU.gif

    image.png

    bfqucW5.gif

    Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Volvió a revisar un reloj por tercera vez, aunque ella aún estaba a tiempo, los hilos de ansiedad comenzaban a bordarlo. Levanto la mirada, cuando un par de sombras, una más baja que la otra, se marcaban en el Biombo, el elfo se detuvo dándole paso a la Gryffindor. Illidan con algo de torpeza se puso de pie, casi chocando con el borde de la mesa, haciendo vibrar las copas sobre la misma. 

    No puedo decir palabra alguna, mientras sus ojos recorrían a la mujer, aquella belleza la desbordaba de manera tal, que el rubio había quedado sin aliento. Intento centrarse en los ojos de ella, mientras rodeaba la mesa para acercarse a su encuentro. - Estás muy hermosa... - Soltó mostrando una sonrisa sincera y espontánea. - Si no hubieras ganado la Cena, me hubiera visto obligado a inventar cualquier otra excusa para verte... - Agregaba sincero, aunque un tanto tímido, no podría explicar por qué. 

    Se contuvo de besarla, no quería espantarla, si bien se sintió cómoda con ella, en la gala, no podía evitar pensar que los días pasados habían apagado aquel fuego. La acompaño a su silla, y moviendo la misma la asistiría para que tomara haciendo. Su caballerosidad no se apagaba a pesar de tantos años de soledad. 

    Con la castaña cómoda en su lugar, Illidan volvía al suyo, apreciando como el elfo volvía con las cartas, dándoles a elegir en un amplio menu. - Me alegra mucho que hayas venido, temía que no aparecieras... - Confesaría, tomando la carta solo por el hecho de hacer algo, intentando ocultar su entusiasmo.

    @ Mica Gryffindor

    bfqucW5.gif

    unUmmJJ.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Unirse a la conversación

    Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

    Guest
    Responder a esta discusión...

    ×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

      Sólo se permiten 75 emoji.

    ×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

    ×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

    ×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

    Cargando...

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

    La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

    Muchas gracias por tu colaboración.

    De acuerdo