Jump to content

Tabla de líderes

  1. Seba Granger

    Seba Granger

    Magos Expertos


    • Puntos

      10

    • Mensajes

      4.411


  2. Darla Potter Black

    Darla Potter Black

    Alquimistas


    • Puntos

      4

    • Mensajes

      11.646


  3. Anthony Ryvak Dracony

    Anthony Ryvak Dracony

    Magos Expertos


    • Puntos

      3

    • Mensajes

      3.876


  4. Sean -Ojo Loco- Linmer

    Sean -Ojo Loco- Linmer

    Magos Expertos


    • Puntos

      2

    • Mensajes

      1.564


Contenido popular

Showing content with the highest reputation on 30/11/19 en todas las áreas

  1. Parece que la feria o el stand de comida Peruana la estaba rompiendo en estos momentos se había reunido bastante publico pidiendo los platos de ellos, además de ya algunas amigos y conocidos que habían sido saludados como era debido. -Llevamos como una hora- respondí a Tau, o era menos por lo que decía mi novia después, ya no estaba seguro del todo, me sonroje un poco ante los mimos de mi madre, no podía evitar hacerlo, mas que nada era Darla la que siempre me había mimado, y aun así la misma Potter Black sabía también como hacer que me sonrojara. -Me encanta que hayas vuelto- le susurré a la Dumbledore. -¿Te parece bien esta mesa?- pregunté a Darla cuando se unía también al grupo Cye, o mas bien casi había caido al chocar con la Potter Black. -Hola perdida- alcancé a decir a la matriarca de la Lockhart cuando la saludaba. Por último salude a Antoni con un movimiento de mano, este estaba un poco mas alejado de donde yo estaba posicionado pero en el mismo grupo que ya se había formado, Darla ya le estaba preguntando por que estaba tan perdido, la verdad es que hacía unos meses que no iba por casa, era un gran chico y casi un hijo. Los minutos habían pasado y bandejas con platos llegaban a las mesas esperaba que estuviera tan rico como lo que ya nos había ofrecido la chica que atendía en el stand, -Provecho- susurré a Darla cuando iba a probar un nuevo bocado de comida. OFF: Mis disculpas por no responder antes.
    3 puntos
  2. Libro del Druida. Aprobado Edmund Browsler Libro de la fortaleza. Aprobado. Sherlock Holmes* Fengari Naberri Black. *Recuerda que los hechizos en un duelo en cualquier lugar del foro, deben estar resaltados, ya sea en cursivas o negritas, de lo contrario se llega a invalidar el ataque.
    2 puntos
  3. Un ligero mal sabor creía tener en su boca...pero sentir la mano de Tau sobre su hombro, le ayudo a que ese mal sabor disminuyera, la peliazul le pregunto algo que Antoni respondió fijando su vista en uno de los anillos de su mano...el que tenía una piedra verde, elegido por Cindy en la joyería de la "madrina Issy del muchacho"...--Si, la amo.--Y se notó el orgullo en su voz. Parpadeo un par de veces...ante la segunda pregunta de la ojiazul, el ojimiel respondió con prisa -- No...no, no lo está...--Se lleno su rostro de culpa, pero externo parte de lo que sentía: --Es que...hacíamos todo juntos y ahora la extraño tanto...--Le confió a @ El Ryvak iba a tener que ser un poco más abierto con la joven peliazul para solicitarle consejo sobre como recobrar su equilibrio emocional, aunque mejor si lo hacía en otro espacio. Su amiga @@Darla Potter Black tras saludarlo, le comento sobre el pequeño elfo que es su gran amigo...--Leto siempre pregunta por ti, pero estos días no se anima aún a ir a conocer tu local.-- El peliverde inclinó su cabeza a un lado y la recargo sobre su hombro derecho...suele hacer eso cuando no está seguro si lo que "ve en su mente" es un sueño o un recuerdo... --No he ido desde...--trato de precisar la fecha pero no le fue posible...en verdad hace bastante de su visita a la librería, todo "por no molestar"...algo curioso ocurrió entonces: se sintió flotar y "algo" sutil le meció, era como si "acariciarán su alma"...la sensación era reconfortante y aumento cuando su amigo @@Seba Granger le tomo la mano para saludarlo. Aquello actúo como una amigable brisa que soplaba benignamente sobre él y alejaba parte del pesar que le afligía...no le fue posible responder porque llegaron las otras amistades y el peliverde respiro hondo tomando una de las quesadillas que ofrecían, después de todo: "las penas con pan son buenas..."
    2 puntos
  4. -Jamas te robaría, solo intento ver que tiene realmente, además creo que tienes mucha salsa ahí, te sobrara- observé como untaba el anticucho, aproveche para comer un poco mas del mío mientras esperaba con ansias las empanadas. -Creo que esta vez pasare, la salsa es toda tuya- sonreí un poco mientras le hacía ademán con la mano para entregarsela. Reí un poco con los ojitos de Darla, -Buena muchacha, así me parece muy bien- le cedí la botella de agua a Darla ya destapada para que no perdiera el tiempo en abrirla. -Ves te dije que tenía algo de picon- en cuanto llego el resto de la comida saqué una empanada y di un mordisco, ahora era yo quien bebía algo pues me estaba quemando por ser tan apuron. Abanique un poco mi boca con la mano para que se fuera la sensación, -Cuidado están caliente- bromee con la Potter Black cuando le pasaba una envuelta en una servilleta, -Creo que tendremos que salir a correr un par de semanas luego de esto- sugerí por un momento, Pensé por un instante en los años que trabaje con Aaron, -Pues debía cuidarle las espalda, mas que alguna vez tuve que hacer la vista gorda para no despedirlo por sus faltas, se ponía las pilas y se volvía a perder- me encogí de hombros, pero supongo ya ha cambiado del todo. -¿Te parece que les llevemos algo de esto a los elfos después?-
    2 puntos
  5. Asentí con la cabeza a que le llamaban los otros suave, -Me he acostumbrado a evitar todo lo que huela a picante, o sea esa es mi técnica para no enchilarme como dicen en otros países- con la punta trasera de la cuchara de la salsa lleve un poco mas cerca de mi nariz, el olor para mi gusto no era fuerte, pero ahora era Darla la que tendría que decir que tanto era o si era un dulce. Limpie la cuchara con la servilleta y la regrese a la salsa de la Potter Black, -Te tendré listo un vasito de agua por si acaso- dije riendo un poco mientras con expectativa esperaba si se atrevía a probarla o no. Le hice una señal a la mesera para que nos llevara un plato de lo mismo, la verdad es que estaban muy buenos los anticuchos, además le sumaba unas empanadas de queso, esas jamas las rechazaría y podía comer sin cansarme. Trate de evitar ronronear esta vez, habían muchos cerca así que eso quedaría solo para nosotros pero no pude evitar que el vello de la nuca se me erizada, -Comportese señora Granger- volví a susurrar mientras escuchaba la opinión que ella tenía sobre Aaron. -Eso te decía a ti que eran sus ausencias?- reí un poco, -Jamás supe por que se ausentaba de verdad cuando trabajo bajo mis ordenes-
    2 puntos
  6. En eso que el tiempo volaba era verdad, siempre había sentido que desde que estaba con ella me faltaban horas para disfrutar de su compañía, pese a trabajar juntos a veces se hacía muy difícil el solo vernos en el banco mas que cuando nos íbamos al trabajo o nos regresábamos a casa juntos, que muchas veces ya no era así ahora que los grupos secretos habían regresado. Ya había asentido a la comida que probaríamos hace un rato, ahora solo quedaba disfrutarlos, aunque sin dudas me aleje de inmediato de las salsas picantes, mordí un trozo del anticucho para luego servir un poco de bebida a Darla de la botella que le habían dejado. Observé que comería mi madre y los demás, no sabía en que momento el grupo había crecido pero me agradaba verlos a todos por fuera de los ambientes que solía verlos a todos. -Cuidado y te me picas de nuevo- susurré a mi chica al ver que tenía una salsa cerca de su comida, tenía entendido que los Peruanos como otros países de américa le encantaban mucho los picantes. -Gracias, pero sabes que yo mas- sonreí un poco haciendo el despistado bebiendo un poco de soda. -No se por que creo que el ministro ya dejo plantado a todo el público- reí un poco mas recordando al Black en sus tiempos que era compañero en las oficinas.
    2 puntos
  7. —¿Una hora? —dijo Darla cayendo en la cuenta al oír a Seba, miró el reloj muggle que utilizaba cuando salían, era verdad —tienes razón, el tiempo vuela demasiado rápido cuando uno disfruta de estar en compañía del ser amado —agregó la pelirroja tomándose del brazo de Seba. —Está fantástica, ¿podríamos probar anticuchos? ¿qué dices? —pregunto la pelirroja mientras se acomodaba en la mesa que era bastante amplia para albergarlos a todos si querían quedarse allí un rato. Se fueron acomodando y Darla observaba al grupo, era como un encuentro de amigos y familia, su sobrina, que había terminado siendo su suegra, Antoni, que era como el hijo que no tenían aún con Seba, Tauro y Cye que eran buenas amigas de ambos. Sí, era una jornada que pintaba para ser agradable, era mejor que se olvidara de la política y la seguridad por esa noche. Sonrió a Seba al escuchar su susurro mientras ya tenía enfrente la bandejita con el anticucho de corazón con salsa suave, conocía lo bravo que eran los peruanos y no se había arriesgado a una más picante. —Gracias mi amor, igual para ti, provecho, te amo —susurró con ternura. ---- Off: sí, perdón por perdernos, Tau y Seba saben que ando con inconvenientes familiares y me temo que arrastro a mi novio en eso ._.
    2 puntos
  8. —¿tamarindo? —repetí saboreando solo la palabra, ante la propuesta de Antoni, que me parecía de lo más extraño y curioso. Estaba encantada— definitivamente debemos ir por unos tamarindos enchilados, pues no lo he probado jamás ¿es un postre? Entonces volteé hacia Nicole, que estaba sentada junto a mí, y miré con curiosidad su plato, las empanadas se veían buenísimas, así que tome la de su plato y la lleve a la boca, mirándola con una sonrisa, forzando los límites de la confianza con mi hermana. —me gusta esto, ¿es una empanada mexicana? El saborcillo de la empanada era algo picoso pero con mucho sabor, como una suave explosión de sabores en el paladar, aunque la nota del picante era lo que más percibía, y si bien no estaba acostumbrada a él, realmente admitía que le daba un toque especial y diferente. Así que mientras los magos conversaban en la mesa, continúe comiéndolo. Me sentí dichosa en ese mismo instante, tenía en esa mesa todo lo que necesitaba; amigos, comida y una plática amena, realmente muy feliz. Cuando terminé de comer, observé a todos, conversando entre ellos, aunque quisiera, no podía evitar escuchar un poco de la conversación de Antoni y Tauro. La nostalgia se había hecho presente en el comedor. No imaginaba como se sentían cada uno de ellos, ni los problemas que podrían tener, pero comprendía perfectamente que cada persona era un mundo, y así como el momento feliz, corto pero lleno de amor, así también habían momentos oscuros donde la pesadumbre y la tristeza reinaba. Suspire un poco mordiéndome los bordes de la boda, tratando de pensar en algo para conectar nuevamente a los magos de la mesa. —entonces, ¿ya decidieron a donde iremos a continuación? —Planteé animándome y esperando que los demás se animaran— como dijo Tauro, podríamos continuar con la zona de Latinoamérica o ir al otro continente. Yo personalmente aún no he ido por México ni Colombia, y me encantaría ir a ambos lugares. @@@@Nicole Evans Crowley
    1 punto
  9. Asenath certifica que Cye Lockhart ha aprobado el curso del Libro del Equilibrio, nivel de magia nº 10, impartido en la Escuela de Magia Uagadou. El alumno queda vinculado al libro y podrá hacer uso de él. Se recuerda que no podrá enseñar sus poderes a nadie, debido al Segundo Contrato, salvo que los Guerreros Uzza lo hayan autorizado. Se quita el libro de la situación transitoria en la que se encontraba. Se agrega también una medalla de 6000 puntos de Experiencia. Saludos, Sagitas E. Potter Blue Moderadora de HarryLatino.org
    1 punto
  10. Sonreí un poco colorado con las palabras que me decía Darla, -Anda pues que hablaba de las empanadas, de nosotros hablamos después- le guiñe un ojo mientras comía un nuevo bocado de empanada esta vez con mucho mas cuidado. -Creo que tengo un presentimiento que este año ese bosque será nuestro, Dash me ha dicho que le gusto un árbol si lo dejábamos hacer una casa en él, yo creo que la idea viene de Lualu también- señale a Darla, sabía que el día menos pensado nos íbamos a enterar que esos dos ya estaban casados y nos darían nietos, reí un poco mas con la idea. -Tal vez tienes razón con Nana, pero luego del viaje que hizo llego mas permisible, no se si te diste cuenta, al menos Dash me a dicho que llego hasta mas simpática- talle mi barbilla por un instante. -Y eso si que es raro- reí un poco mas, -Eros es un barril sin fondo, se come todo lo que le des, no se si te has dado cuenta que la cocina del local pasa susto cuando Nana se descuida, por que crees que lo anda correteando a cada instante- recordé una vez que la elfina lo había perseguido por todo el jardín por que este le había comido unas frutas que iba a ocupar para un postre. -¿Cuando vas por casa?- @ pregunté al chico de pelos verdes tratando de no interrumpir su quesadilla, le serví un vaso de gaseosa.
    1 punto
  11. Mientras esperaba una respuesta....acaso un elfo domestico para que abriese la puerta y me llevase a la matriarca o al encargado, me entretuve mirando el acabado de la puerta de entrada. Si, muy fino y de madera preciosa. Indudablemente tenian clase. No como aquella pocilga que alguna vez fue la Casona de mi hermana. Y no es que tuviese ansias de una buena casona, para nada. Estaba yo muy bien siendo tan libre con el aire....gastando mis recursos en dormir en camas desconocidas...con o sin compañia...pero heme aqui ya divagando...supongo que estar cerca de casarme y tener cama y compañia propia...me hacia idealizar bastante mi actual estilo de vida..aunque a veces diera grandes dolores de espalda y un magro desayuno. En fin...para mi sorpresa una hermosa mujer abrio la puerta y bueno ya mi rostro cambio..Era estar en una situacion de ests y accionarse un clic en mi cerebro para actuar casi siempre de dos maneras. Con las chicas que me odiaban...pues para molestarlas...y con las bellezas conocidas o desconocidas siendo todo un galan. Pero eso no serria exactamente ahora....aunque siempre era bien recibido un escote en V. -Hola....mi nombre es Sean...Sean Linmer...vengo de la Oficina Publica de Accidentes Magicos...para tasar el nivel de peligro asociado a su mansion- conclui la primera parte de la exposicion- Asi tendra a su disposicion los mecanismos necesarios por si quiere asegurar la vivienda contra posibles desgracias. @
    1 punto
  12. Lo bueno era que el servicio era agil....una vez hecho el pedido, fui rapidamente atendido y ya tenia en mi mano el vaso con Whisky de fuego. Bebi un sorbo disfrutando como el fuego de la bebida quemaba mi garganta pero la verdad es que ahora mismo otra silueta era lo que quemaba mi vista. Por suerte mi invitacion no cayo en saco vacio y la bella chica que se encontraba en el lugar accedio a acompañarme al beber. Claro, no acostumbraba a ser tratado de señor. Podia ser que me estuviesen saliedo algunas canas pero no me sentia para nada viejo....asi que ese termino no me gustaba. -No...señor no. Que me pones viejo...mejor llamame Sean. -Conclui alzando el vaso- Por una excelente compañia....-bebi un trago y el bello de le nuca se me erizo- Y tu...trabajas o eres dueña del local..muy acogedor por cierto. Si, esta podria ser una noche muy interesante. Solo faltaria ver en que terminaria la conversacion y de que versaria. Lo que si era cierto es que ante mis ojos tenia una bella interlocutora....y la verdad sea dicha...tenia debilidad por la belleza y las formas femeninas. Pero claro...uno debe tener cuidado con lo que desea....que capaz y ya sobreabunde la belleza y las formas femininas. Y este fue el caso....ya que mientras bebia oi una voz conocida detras de mis espaldas. Me gire por un momento y sonrei al ver a Tau acercarse. -Si...he venido solo...pero por suerte he encontrado bella compañia....-dije indicandole a Ariane a mi lado mientras alzaba el vaso mediado de whisky de fuego.- Aunque me gusta la idea de pensar que me persigues- comente en broma- me sorprendes que no vengas acompañada... @@
    1 punto
  13. Libro del Equilibrio Desaprobado Felicity Malfoy Aprobado Cye Lockhart Lucrezia Di Médici
    1 punto
  14. Libro del Caos Aprobado Hayame Snape Potter Black Desaprobado Demian Luxure
    1 punto
  15. Su plan, a simple vista, ha tenido éxito a medias. Mel se apresura hacia la única luz distinguible y tal y como sospechara, Ellie la sigue a la zaga. También se ha curado tal cual ella predijera aunque su presencia no se siente como la de su prima en realidad, está como ida. Mel quiere entender el por qué pero solo teorías alocadas le vienen a la cabeza. Todo lo que es capaz de pensar es en que tienen que salir de allí cuanto antes, así que solo se le ocurre pensar en invocar la defensa definitiva que ese libro puede enseñarle. —Kansho La daga vuelve a materializarse en su mano, como hiciera en la anterior ocasión, cuando tuviera que abrir al calabaza para llegar a clase. Mel se limita a observarla un instante, la empuñadura de plata enjoyada destellando en medio de esa penumbra. No la pone en uso todavía; lo siguiente sucede en rápida sucesión: su varita sale volando por los aires y entonces, ella adelanta la daga ante sí. La arena del hechicero que había estado destinada a arrebatarle la vista es absorvida y enviada de vuelta hacia Ellie. Ellas habían alcanzado poco antes la abertura y, mientras Mel tantea en el suelo para recuperar su varita, nota además aquello que Khufu les describiera... la grieta. No sin cierto alivio y sensación de triunfo, Mel encuentra su varita y se incorpora sujetándola con la mano izquierda, con la daga del kansho en la otra mano libre y la daga del sacrificio colgando de su cinturón. —¡Ahora! Es una alerta, para su prima pero también para Khufu. La energía se vuelve de repente extraña a su alrededor, como si muchas cosas se revolvieran a un tiempo, se sacudieran, debilitaran y volvieran a cobrar fuerza en un flujo inconstante. Aún sin poder ver, Mel está segura de que Ellie debe haber percibido ese cambio y adivinado que se encuentran en al grieta. Mel además se siente más segura con la daga en su mano porque la sensación de inseguridad no se ha ido y no quiere quedarse ya mucho más tiempo en ese lugar lúgubre.
    1 punto
  16. --Ey ¿me estás robando? --río la Potter Black mientras Seba tomaba una pizquita de salsa, pero en lugar de probarla simplemente olió el aroma de la misma, para luego limpiar la cuchara y devolverla a la compoterita en que estaba el ingrediente --¿no piacce Señor Granger? --comentó mientras tomaba el producto y lo untaba en la punta de su anticucho, al que luego dio un bocado --humm... delicioso y no pica, pero acepto el agua, deja un resabio al final, nada grave --sonrió mientras tomaba la bebida y la picardía se reflejó en su rostro cuando su prometido la enviaba a comportarse. --Me comporto mi Señor Granger, por ahora --dijo la pelirroja mientras hacía ojitos. La mesera había traído un nuevo plato conteniendo anticuchos, esta vez de cerdo y unas empanaditas de queso, de seguro tendrían que irse caminando para bajar tantas delicias que estaban probando. --Pues eso parecía, no que me lo dijera exactamente --se quedó pensativa al descubrir que nunca había cuestionado a su ex compañero de bando que le explicara sus acciones o falta de ellas. Seguía sorprendida del derroteo de las cosas, eso no lo podía negar, se encogió de hombros, mejor disfrutar la comida y la compañía y no pensar en la historia del Señor Ministro, pero no pudo evitar preguntar --¿tú cómo lo llevabas cuando era tu empleado amor?
    1 punto
  17. La Potter Black no pudo evitar reír al escuchar el comentario de Seba, tenía razón, antes había elegido una empanada de carne picante y la verdad es que era picante, le guiñó un ojo y respodió en un susurro, aunque ya su risa había llamado la atención a algunas mesas vecinas. --Esta vez fui más lista, pedí la salsa suave, aunque nunca se sabe a qué le llaman suave algunas comunidades --río al pensar que terminaría bajándose de un trago su bebida. No pudo evitar una vez más lanzar una risita, aunque esta vez había sido más discreta y se inclinó hacia Seba mientras éste bebía su gaseosa, para susurrarle al oído con ternura --Pues no, yo más --y sopló suavecito al oído y al lateral del cuello de su prometido. El comentario de Seba sobre el nuevo Ministro le arrancó esta vez sí una nada disimulada carcajada. --Pues yo creo lo mismo, Aaron podrá ser un buen ehmm... --tosió ahogada por haber estado a punto de decir, mortífago, luego de eso agregó con más disimulo --un buen inquisidor --pensó un segundo y luego de ello agregó --aunque a veces se perdía con sus viajes o lo que fuere --quedó pensativa, recordando que su cuñada tenía la misma mala costumbre, debía ser algún defecto de los Black, porque de hecho hacía rato no veía a Kimberly, claro que luego de tener a su sobrina internada en Hogwarts no la culpaba.
    1 punto
  18. Había recibido una invitación especial para visitar aquel club nocturno. Tauro de cierta manera tenía algo parecido, aunque más bien era una sección especial de su hotel Incubos y Sucubos que ofrecía espectáculos nocturnos y por supuesto tenía un bar, pero el Dumbledore's Night en cambio ofrecía una pista de baile que decían era la mejor de todo el callejón Knockturn. No sabía con qué sorpresa se encontraría allí, ni con quién tendría que lidiar, por lo que decidió llamar un refuerzo que le debía un par de bailes o más. Fue así como escribió a toda prisa una carta a @@Alexander Fox, por si le interesaba asistir, sería como recrear un poco el baile de la gala o eso pensó. Sin pensarlo dos veces se aproximó a la barra, donde esperaba refrescarse un poco y probar la calidad de las bebidas que allí ofrecían, fue cuando se encontró nada más y nada menos que con su amigo Sean y con Ariane. --Qué sorpresa verte por aquí, Sean. ¿Has venido solo? --preguntó con curiosidad, aunque nunca lo había visto con nadie, excepto con Alexander, tenía la sospecha de que el mago era todo un Don Juan. Tomó asiento junto a él y le pidió a Ariane que le sirviera algo ligero, algo suave, no tenía planes de embriagarse todavía.
    1 punto
  19. -- Es exactamente lo que he dicho, @ dentro de mis pertenencias está la profecía, puede haber varias, y esta le dirá exactamente qué es lo que tiene que hacer y resolver --le explicó, contenta de que al final hubiese decidido quedarse --¿Los Warren? --preguntó curiosa, sin estar segura de quién hablaba, pero luego de pensarlo se le vino alguien a la cabeza -- ¿Se refiere a esas personas que coleccionan objetos malditos? Y que tienen en su poder a una muñeca que ha dado muchos problemas, pero que en realidad es controlada por un mago asesino --si resultaban ser ellos, incluso en el mundo de las brujas y magos eran famosos. --¿Algo extraño aquí? --rió, esta vez mirando a @@Alexander Fox --Creame que al tenerlos a todos aquí he sido completamente consciente de que cosas extrañas pueden suceder, aparte de las que normalmente veo --No le preocupaba en absoluto el desastre que pudieran hacer, con tal de que no se acercaran a las vitrinas, más que todo por su propia seguridad. Sabía al peligro que los estaba exponiendo, al menos ella sabía donde no meterse y qué objetos no tocar ni mirar. --¿Entonces a qué tipo de pago te refieres? --preguntó a @ que no dejaba pasar la oportunidad para meterse un poco con Alexander. Los tres magos emprendieron su búsqueda y dos profecías estaban esperando por ellos, las cuales contenían lo siguiente: ''Quién haya sentido culpa ahora tendrá que confesarse, y si no lo recuerdas encuentra el objeto que te ayudará a hacerlo. Si no lo haces, contraerás una grave enfermedad que te dejará sin voz por el resto de tu vida.'' ''Tic, toc, tic toc. El tiempo es clave y no siempre puedes corregirlo. Tendrás que viajar al pasado o al futuro, elige sabiamente, pero cuidado con involucrarte demasiado, las consecuencias podrían ser catastróficas.'' Ambas profecías anunciaban un panorama oscuro, pero hasta el momento ese era el único mensaje. ¿Habrían más? Quizás, pero por ahora tenían la primera misión. Podrían trabajar juntos en encontrar el verdadero significado, de ellos dependían descifrarlo.
    1 punto
  20. Muy tarde al día siguiente... El sol estaba muy alto en el cielo, los rayos iluminaban los amplios terrenos del castillo, filtrándose por la gran lona que habia sido puesta de manera urgente por los elfos del castillo, no querían que los miembros de la familia y los invitados terminaran rostisados debido a su imprudencia de quedarse tirados al aire libre por todo el lugar en donde se habia llevado la fiesta la noche anterior, aunque debía aclararse que los elfos ya estaban acostumbrados, ese era el final más común de las fiestas organizadas en el castillo Evans McGonagall. La joven Nicole se encontraba hecha un ovillo sobre uno de los sillones bajos que habían sido colocados para la ocasión, su disfraz de porrista estaba tirado en piso cerca de donde ella se encontraba, ahora vestía unos holgados pants y un crop top holgado. Parado junto a ella se encontraba el pequeño elfo, Van, que sujetaba nervioso la playera que vestía aquel día, después de unos minutos de observar a su ama estiro su delgada mano y sacudió el hombro de la chica, fue hasta el tercer intento que la joven abrió lentamente los ojos. Parpadeo varias veces, levantando su mano para taparse un poco su rostro, miro con desconcierto a Van <<¿Qué hago aquí?>> fue lo primero que pensó, seguido de ¿Qué ha pasado? ¿Cómo llegue aquí?, echo un vistazo a sus prendas ¿En qué momento se habia cambiado? ¿Lo habia hecho ahí mismo? Al levantarse del sillón sintió una fuerte punzada en la cabeza, sintió como se movía a su alrededor. -Tenga cuidado, ama. -¿Qué pasó?- preguntó la joven, incorporándose lentamente. -Disfruto de una gran noche de descontrol, ama- Van pronuncio aquellas palabras en un susurro, recordando todas las alocadas cosas que habia visto hacer a todos los invitados, incluida su ama. Nicole se sentó, sujeto su cabeza entre sus manos para tratar de aminorar las punzadas que sentía, echo un vistazo al lugar, pudo ver a Fengari acostada no muy lejos de donde se encontraba, vio a Matt junto a la piscina y al resto de invitados tirados aquí y allá por todo el lugar. Intentó recordar algo de la noche anterior pero aquello solo le provocaba más dolor. Con cuidado se levanto, Van la sostuvo con cuidado cuando la chica se balanceo hacia atrás, con paso lento camino hasta donde se encontraba su hermana, sacudiéndola para que despertara. -Fen...despierta... @ @@Syrius McGonagall @
    1 punto
  21. Aquel encuentro con @ y el pequeño era de lo más divertido y armónico, le devolvía un poco de esa alegría que la Lockhart había perdido en los últimos meses, razón tenia una vieja amiga que siempre le decía que las penas con compañía pasaban más rapido. El chiquillo por su parte se había quedado mudo, pues toda su energía estaba encaminada a desaparecer los ricos manjares que habían sido servidos en la mesa. Su madre en cambio observaba el movimiento del negocio y preguntaba al ver llegar la clientela como podía incorporarse al trabajo allí. --Bueno puedes hacer lo que gustes-- dijo la rubia sonriendo, claro que esa no era respuesta, esta segura, por lo que aclaro --hay mucho por hacer, atender clientes, como el que se acaba de instalar en aquella mesa-- señalo a Sherlock Holmes --Ocuparte de los pedidos en vitrina-- que era donde se despachaban la mayoría de las delicias. --Revisar las atracciones infantiles o si prefieres la parte de chocolatería que es un poco delicada pero majestuosa-- dijo con todo orgullo pues era uno de sus bebes dentro del negocio. Mientras tanto Danny atendía a aquel cliente primerizo por llamarlo de alguna manera, siempre buscando que la primera impresión fuera memorable, pues era la unica manera de garantizar un retorno, tanto por el trato como por el recuerdo de lo probado y generar la expectativa de los demás productos alli ofrecidos --Oh Señor, le haré llegar sus felicitaciones al cheff, estará encantado-- le hizo una pequeña venia y corrió tras la barra hacia la ventanilla que daba a la cocina para informar al jefe de cocinas.
    1 punto
  22. Matt Ironwood. Matt se dejó hundir hasta tocar el fondo de la piscina, le gustaba aquella sensación de tranquilidad y paz que siempre le generaba estar debajo del agua. Se observó las manos extrañado, no entendía porque pero no podía dejárselas de mirar, ansiaba encontrar algo fuera de lo común, algo que solo estando bajo la superficie pudiera notar. Pero tras casi un minuto de inspección infructuosa aquella extraña fascinación se desvaneció tan rápido como apareció y el mago nadó nuevamente a la superficie. Al sacar la cabeza del agua e inspirar la primera bocanada de aire fresco después de un minuto de contención la locura embriagante de sonidos y luces de la fiesta lo abrazó. Se giró al sentir risas femeninas a su lado y vio como Fengari nadaba gracilmente por la piscina dejando un rastro oscuro de la pintura de su rostro tras de si. La mujer le preguntó por su nacionalidad para después negó ser británica y alejarse hasta sentarse en el borde de la piscina. El castaño siguió a la bruja ignorando el pesado traje que todavía cargaba con él, en aquel momento se sentía muy liviano (lo lamentaría por la mañana). Se detuvo a unos centímetros de la Evans manteniéndose a flote, observó ensimismado como todo el cuerpo de la bruja brillaba como diamante y el hipnotizante juegos de colores que la recorría cada vez que las luces del jardín la iluminaban. -Brillas como diamante – sonrió tontamente – eres asombrosa ¿Cómo lo haces? – pregunto – Casi como las estrellas… mira como esas de allí – señaló hacia el cielo nocturno donde cientos de estrellas brillaban en el firmamento - ¿Habrá vida en otros planetas? – al parecer llegó el momento de ponerse filosófico. Su cerebro pareció dar una leve conexión por un instante y el mago recordó que la mujer le había hecho una pregunta –Soy americano por cierto, de Hawaii nací en la Isla Grande pero ahora vivo en Oahu – Matt se apoyó en el borde de la piscina y se incorporó chorreando agua, se sentó junto a la bruja – Vine por trabajo, una curso de especialización con los aurores británico… soy policía ¿sabes? – no sabía porque quererla impresionar con eso le pareció una idea perfecta -HEY SAM, SAM – se giró hacia la nada que había junto a la mesa de bebidas – Dile, dile que trabajo para el FBI: División de Asuntos Mágicos y Seguridad Nacional – sonrió y se recostó sobre el suelo observando el cielo – y tu chica estrella ¿de donde eres? .... ¿De la Luna? – sería muy gracioso si fuera de la Luna. @ @Nicole Evans Crowley @Lillian Potter Evans @Melrose Moody @Eileen Moody
    1 punto
  23. Se alejo de Fen, vio que la chica tomaba asiento en una mesa echa una furia, Nicole no sabia cual era el motivo si el recuerdo de la partida de su madre, algún problema personal de la joven o el hecho de que Nicole se hubiera acercado hasta ella para charlar un poco, ya tendrían tiempo para hablar más profundamente del tema, aclarar todas las asperezas que se podían sentir entre ambas, después, cuando estuvieran solas y calmadas, no a la mitad de una fiesta. Escucho el comentario de Matt y respondió después de darle otro sorbo a su bebida -No, no hay pero mi elfo consiguió el atuendo así que podría decirse que soy la primera- rio al chico -Por lo que he visto en las películas muggles la porrista siempre sale con el jugador de fútbol así que creo que tu y yo hoy venimos en pareja. Se quedo un poco perpleja al escucharse decir aquello, ella no se comportaba así y menos con alguien a quien apenas conocía ¿Qué estaba pasando? Tal vez su bebida tenia más alcohol que el que habia imaginado en un principio y estaba haciendo efecto muy rápido pero, por más que sintiera que algo le pasaba las ganas de seguir bebiendo aquel liquido se apoderó de ella, bebido lo que le quedaba en su copa y tomo otra más de uno de los elfos que caminaban por el lugar, apresuro un gran trago, sintiendo el calor de la bebida bajando por su garganta. Justo cuando terminaba la segunda copa vio como Fen subía al escenario y comenzaba a bailar, mientras Matt se tiraba a la piscina extasiado, el agua salpico por todos lados y luces de colores salieron disparadas en todas direcciones, salían de la piscina y se elevaban por los aires, justo por encima de sus cabezas, las luces eran tan hipnóticas, muy bonitas, Nicole estiro la mano y toco una de color amarillo, al hacerlo la esfera de luz se dividió en dos. ¿Quién era responsable de aquello? No importaba, era muy bello, rió tontamente y comenzó a perseguir más luces haciendo que se duplicarán casa que tocaba una, reía cada que capturaba alguna, comenzó a perseguirlas por todo el lugar. @@Syrius McGonagall @ @ Expecto Patronum
    1 punto

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo