Jump to content

Tabla de líderes

  1. Ericen

    Ericen

    Moderadores


    • Puntos

      13

    • Mensajes

      22.781


  2. Ludwig Malfoy Haughton

    • Puntos

      11

    • Mensajes

      2.287


  3. Cillian Haughton

    Cillian Haughton

    Magos Legendarios


    • Puntos

      8

    • Mensajes

      1.785


  4. Kaori Moody

    Kaori Moody

    Moderadores


    • Puntos

      8

    • Mensajes

      6.802


Contenido popular

Showing content with the highest reputation on 31/08/21 en todas las áreas

  1. Patricia Triviani —¡NO NO! SUELTENME MALDITOS CHUCKS!—la lunática gritaba y pataleaba, ¡un milagro! había podido mover las piernas, luego de que la horda dirigida hacia ella se lanzaran sobre ella, agarrando cada una de sus extremidades y su corto cabello. Con un chasquido de sus dedos, habían desaparecido todos, hacia las Mazmorras, en los calabozos inmundos que el Castillo poseía, eran lo más similares a fosas de tortura, donde podían verse algunos cráneos y restos humanos esparcidos, producto de las brujerías de Candela, gitana loca, pensaba mientras agitaba su cabeza, cansada de luchar por su libertad, ahora encerrada entre rejas de hierro encantado. —Juro que los matare, ¡a todos! y se los daré de comer a Pyro o a Green, al primer animal que se cruce... ¡HARÉ EMPANADAS Y LOS VENDERÉ EN EL CALLEJON KNOCKTURN! —vociferó con su ultimo aliento para caer desplomada al suelo. Se desmayó. Lentamente la oscuridad a su alrededor se desvanecía con forme abría sus ojos. Una intensa y difusa luz la envolvió de pronto, pero el cuerpo, sintiéndose tan pesado como el plomo mismo, no se inmuto siquiera a reclamar por la incomoda postura que le dificultaba respirar, ver o incluso escuchar. Aún aturdida los ecos que sonaban en sus oídos no eran más que voces más cercanas de lo que ella pudiera imaginar, los Chucks aún continuaban rondando, esperando que no se escapara, pero no contaban con una cosa, había robado un tenedor mientras escondía los bollos de panes en su silla de ruedas, ¡JÁ! se río mientras hurgaba sus harapos. Lo encontró y se acerco hacia la puerta, pero en cuanto uno de los elfos se acerco, se hizo la que no entendía nada (?) jugueteo con su cabello mientras su pierna derecha pateaba pequeños huesos que parecían ser de una muñeca. En cuanto desapareció, metió el tenedor entre la cerradura de la verja que la separaba de su libertad y lo logro, la abrió, corrió y corrió lo más rápido que pudo con el tenedor en su mano, mientras los elfos la perseguían de nuevo, Patricia no tenia una varita mágica propia, siempre utilizaba la de su némesis, Matthew, pero ésta vez, el se encontraba descansando en sus aposentos, la única forma de obtenerla era ir hasta allí, intentar no ser capturada de nuevo y poder asesinarlos, luego descubrir quien fue el malnacido que les había ordenado capturarla. —No me atraparan con vida, malditos! tengo un tenedor y ustedes no tienen nada!—se burlaba, pero se choco con una de las puertas de salida de los calabozos, todo por mirar hacia atrás y no acordarse que había una p*** puerta de metal. Nuevamente se abalanzaron sobre ella, pero ahora tenia una ventaja, ¡el tenedor! y empezó a atacarlos con el, haciéndole pequeños pinchazos en sus grandes cabezas peladas y sus delgados brazos.
    3 puntos
  2. Inauguración de la Superliga Europea de Quidditch París, Francia. Hôtel National des Invalides El Superliga Europea de Quidditch el acontecimiento deportivo mas importante seria llevado a cabo nada mas y nada menos que en Francia, en la hermosa y romántica ciudad de París. Era de esperarse por supuesto que el Ministerio de asuntos mágicos de Francia estuviera al frente de los preparativos, permisos, trasladores y por supuesto el hospedaje de los protagonistas del torneo: sus jugadores. La idea principal era que estuvieran en la ciudad en un lugar ameno y central en donde lograrán empaparse de la maravillosa atmósfera de París. Por idea del Ministerio y el equipo que rodea a la Ministra de Magia Francés se eligió como lugar el Hôtel National des Invalides, un edificio histórico, central y apto para hacer que los participantes del torneo se sintieran a sus anchas en el mismísimo corazón de la Ciudad luz. El edificio es un complejo arquitectónico situado en el séptimo distrito de París, cerca de la Escuela Militar. Creado originariamente como residencia real para soldados y militares franceses retirados. Su extensión ocupa alrededor de 12 hectáreas de terreno, fue fundada por Luis XIV en 1670. Fue diseñado por Libéral Bruant en el clásico estilo arquitectónico francés,por lo q le da un gran protagonismo en la ciudad. Su cúpula dorada, obra de Jules Hardouin-Mansart, da un aire señorial a la silueta de la ciudad. Por la amplitud del edificio se dieron las 60 habitaciones individuales para los integrantes de cada equipo, las habitaciones cada una constando de una gran cama adoselada, una sala de estar con un sofá y dos sillones individuales, escritorio y tocador. Todo dado a las comodidades que merecían las estrellas de quidditch Europeas. La habitaciones habían sido adecuadas en las cuatro alas del enorme palacio alrededor del patio de armas, así estaban aislados de curiosos y admiradores. Era momento del recibimiento de los protagonistas y la comitiva para recibirlos constaba de la Emperatriz Austriaca Lady Luxure Grindelwald, Ministra Británica Sagitas Potter Blue , el organizador y el Director Internacional de Quidditch Martin N’Roses y la Ministra de Francia que es el país embajador, Ada Camille Dumbledore. Se había organizado la bienvenida en uno de loa jardines con una comida al aire libre ahora solo se esperaba la llegada de los jugadores. La mesa con bebidas y comidas de diversos los países de Europa estaban distribuidas por la gran mesa a modo de banquete, con pequeñas banderas que indicaban su país de origen, era una hermosa y diversa muestra gastronómica para dar una grata bienvenida. El primer punto de la agenda era una reunión con los organizadores, tiempo antes del evento, seguido de eso tras la llegada de los equipos, seria el discurso de apertura del Señor Director. @ Martin N Roses @ Sagitas Ericen Potter Blue @ Malum Luxure
    2 puntos
  3. Hola, @ Kylian Scamander , tu bóveda ha sido aprobada. https://www.harrylatino.org/forums/topic/116072-bóveda-de-kylian-scamander/ @ Ashley Emily Black Lestrange M. : bóveda particular actualizada
    2 puntos
  4. @ Mila Triviani Antes que nada ¡Bienvenida a la familia! Por supuesto que te acepto como hija, te puse solo como hija mía, si quieres ser de Zoella, me avisas y te cambio de sitio en el árbol. También cuando tengas tu bóveda y ficha, no te olvides de venir a dejarlo por aquí. @ Ludwig Malfoy Triviani Te puse tal como pediste en la primera generación, revisas y me dices si es ahí o mas arriba. Bienvenido de nuevo a la familia. Es un gusto tenerte por aquí. @ Cálibos Triviani Ays ays, tu padre y sus cosas. 😂 Bienvenido al foro y a la familia, ya te agregue al arbolito. En cuanto tengas los otros datos (Ficha y Bóveda) no te olvides de venir a postearlos. Gracias a los tres. @ Candela Triviani Actualizado hasta aquí el registro. No te olvides de hacerlo con el posteo de la familia.
    2 puntos
  5. Cubías había escuchado cada palabra en aquella mesa de discusión, guardó silencio por largo rato mientras cada uno de los presentes lanzaba idea tras idea, todas eran buenas a juicio del Malfoy, algunas más ambiciosas que otras, y dada su naturaleza le pareció interesante por encima de todo la propuesta del coliseo, aunque tampoco desestimó la apertura de nuevos negocios, todo aquello lo anotaba cuidadosamente en su libreta y agradeció que Ludwig dotará de más luz el lugar. Se permitió una pausa en sus anotaciones cuando la conversación tomó un rumbo distinto e inesperado. Cubías puso la pluma en la mesa y levantó su mirada para poner más atención a las palabras de Alyssa. La actual viceministra italiana había saltado a hablar sobre las elecciones próximas en el ministerio de magia inglés, el Malfoy se vio sorprendido cuando la Triviani propuso su propia candidatura. Antes de que el ojinegro tuviera tiempo de decir algo, fue Thanatos el que se adelantó valorando la idea que se acababa de soltar, sopesó los pro y los contras enfocándose en las consecuencias que aquella decisión podría tener en la imagen. Tras escucharlos Cubías por fin se incorporó al debate. -Ministra Alyssa Black Triviani- fueron las primeras palabras del ojinegro, su entonación fue peculiar y exagerada, enseguida agregó -La ambición es de familia…- En su interior el Malfoy seguía evaluando la situación antes de mencionar algo apresuradamente. -Es una apuesta arriesgada, coincido con Thanatos, si estamos dispuestos a que eso suceda debemos estar preparados para todo lo que venga, y pueden venir muchas cosas- las palabras sonaron serias y pensativas. -Sin embargo, una oportunidad así no se puede dejar pasar, estoy seguro de que Alyssa tiene buenos dotes…de gobernante- la pausa de Cubías sonó maliciosa pero la idea que expresaba estaba completa. -En un escenario en el que Alyssa lance su candidatura y en el mejor de los casos sea la nueva ministra, nosotros necesitaremos un nuevo o una nueva viceministra- dijo, -pero lo primero es lo primero- concluyó el ojinegro enfocando sus ojos en la Triviani, ahora que había notado su ambición le parecía aún más atractiva. @ Ludwig Malfoy Triviani @ Thanatos L. Lestrange @ Alyssa Black Triviani @ Illidan Black Lestrange @ Ashley Emily Black Lestrange M. @ Idylla Macnair T.
    2 puntos
  6. El gran día de la inauguración había llegado, estaba supremamente emocionada que mi amada ciudad de París fuera justo la cede usada para ser la anfitriona de la Superliga Europea de Quidditch. No había escatimado en detalles, el patio de honor había sido adornado con los estandartes de cada uno de los equipos que asistiría y las banderas de cada uno de los países al que representaba. Era momento se recibir a la Ministra Británica, a la Emperatriz Austriaca y al Director Internacional de Quidditch. Para la reunión y posterior bienvenida de los jugadores había elegido un conjunto de pantalón y blusa estraple en tono gris. Eso le daría carácter formal, pero sin dejar la comodidad para el picnic en los extensos jardines que rodeaban el Hotel les invalides. La característica que me había ayudado a decidir finalmente por este recinto para hospedaje de loa jugadores había sido la clínica localizada en la parte central del edificio y serviría para la atención de primera mano de los jugadores. Utilice una de las oficinas del lugar para recibir a los señores y poder hablar de algunos detalles. El señor director se presentó primero y le estreche la mano para saludarlo, era un hombre de cabello negro y bastante formal. -Monsieur Black que bueno que le agrade, la verdad es que todo fue detallado tanto en el hospedaje como los dos estadios preparados para los partidos. La idea es que todo sea lo mas agradable posible tanto para aficionados como jugadores. Sonreí y con la mano le ofrecí el asiento, para que se acomodara. - La Ministra Británica aun no ha llegado ni la Emperatriz, ¿Desea tomar algo mientras las esperamos? Le comente al caballero. @ Martin N Roses @ Sagitas Ericen Potter Blue @ Malum Luxure
    2 puntos
  7. El Snape había pasado drásticamente de inflar el pecho de orgullo ante la aceptación de su idea a lanzar una carcajada en un instante. El aire que había juntado para levantar el tórax le había jugado una mala pasada al escuchar la propuesta de Alyssa. Después de unas cuántas risas entre toses, logró comprender que en realidad lo que había tomado en un inicio por una especie de broma no lo era, por lo que aprovechó el acceso de tos para disimular la risa. Se secó las lágrimas de las comisuras de sus ojos y se enderezó nuevamente. - Lo lamento.- mencionó con la voz aún algo ahogada.- Espero no haberme contagiado este maldito virus. - después de confiar en que su pobremente preparada excusa había funcionado, miró a la pelirroja tratando de descubrir qué reacción esperaba provocar.- ¿Entonces crees que conseguiríamos que tomes el poder en Inglaterra? Eso allanaría el terreno por completo, sería casi utópico. Pero, ¿y si no? Tendremos que estar preparados para los avances de la prensa... abandonar el ministerio sin la seguridad de ese salto podría traernos detractores y muchas dudas sobre nuestra propia plataforma. Creerán que estamos intentando abandonar el barco. Sabía que si eran comidilla para la prensa, eso le significaría triplicar esfuerzos en el trabajo... esperaba no tener que gastar más tiempo, al fin y al cabo tampoco le pagaban tan bien...
    2 puntos
  8. - Me gusta la idea del Coliseo – replicó la Triviani dirigiéndose a Thanatos – Sería sin duda una vista imponente, y una vez dentro podemos ambientarlo todo al estilo romano. Y por sobre todo nos ofrecerá la cobertura perfecta para nuestros “otros negocios” – agregó esbozando una sonrisa cómplice. Illidan, con su pasión a flor de piel como siempre, respondió con ímpetu a las palabras de la Black sobre la actual Ministra de Magia inglesa. Claramente se trataba de una persona non grata para el Black Lestrange aunque Alyssa no podía entender por qué; sí es cierto que algunos de sus edictos habían traído más problemas que soluciones, pero en general no le parecía que hubiera hecho tan mal trabajo. - Pues ahora que lo mencionas… - murmuró la mortífaga con su mirada perdida en las llamas del hogar – Creo que podríamos tener un candidato mejor que Sagitas o Luna, una persona que va a beneficiar nuestra causa enormemente y nos pondrá en una posición de poder que ayudará a solucionar todos nuestros problemas – agregó con una maliciosa expresión en su rostro – Yo. Miró desafiante a sus compañeros, esperando que estos se riesen de ella o se burlaran de su idea, pero por lo contrario todos parecían haber tomado estas palabras con sorpresa e interés. @ Thanatos L. Lestrange @ Illidan Black Lestrange @ Ludwig Malfoy Triviani @ Lord Cubias @ Ashley Emily Black Lestrange M. @ Idylla Macnair T.
    2 puntos
  9. Ludwig estuvo absorto en sus pensamientos y en su pedazo de pergamino durante varios minutos que apenas pudo notar lo que ocurría a su alrededor, su mente estaba totalmente concentrada en su discurso y no reparó en lo demás. Hizo y deshizo sus notas tanto como el papel pudo aguantar y acto seguido volvía a empezar. Se encontraba francamente motivado y no quería perder esa buena racha de ideas que llegaban a su mente de manera tan espontánea. Sin embargo, la discusión que se llevaba a cabo sobre Luna Gryffindor atrajo los pensamientos del rubio, pues había escuchado de muy buena fuente que ella también estaba en búsqueda de la vacuna para la enfermedad que intentaba erradicar. Asimismo, ver a su hija Ashley tan cerca de Thanatos, su tío, lo incomodaba un poco, tendría que hablar con ella al respecto y evitar que una relación. -Veo más a Luna intentando combatir al virus que buscando un puesto más político, seria cuestión de hablar con ella y saber sus intenciones, pero una mano de ella no me vendría nada mal – comentó hacia sus compañeros mientras había una pausa y luego veía a su hija – Ashley, ¿tienes algo que comentar a Thanatos? Desde que comenzó la reunión no dejas de verlo, en fin, ya tengo el discurso listo así que si necesitan más de mi ayuda soy todo oídos. @ Illidan Black Lestrange @ Alyssa Black Triviani @ Ashley Emily Black Lestrange M. @ Thanatos L. Lestrange
    2 puntos
  10. Nick: Ludwig Malfoy Triviani Conocimiento que tiene: Artes OscurasPrimeros AuxiliosLeyes MágicasConocimiento de MaldicionesMaestría en EscobasPociones Motivo: Siempre me ha gustado dar clase, impartir mis conocimientos y aportar al foro Cargos y responsabilidades desempeñadas con anterioridad y actualmente en el foro: Profesor de Generales, Duelo Básico y Duelo avanzado en repetidas ocasiones, Subdirector mortífago del Hospital San Mungo. Actual: Jefe del Departamento de Salud CMI Estado del plan de estudio: En proceso
    2 puntos
  11. A Cubías lo tomó por sorpresa la reciprocidad de Alyssa, por un momento dudó si aquello terminaría en una cachetada o una severa advertencia, lo segundo era más probable, pues la Triviani probablemente no se arriesgaría a hacer una escena en medio de la gala, o al menos eso pensaba el Malfoy. Lo cierto fue que sus dudas fueron despejadas al observar la risilla de complicidad en los labios de la viceministra, casi parecía invitarlo a hacer realidad sus deseos más impuros, o eso es lo que al menos Cubías quiso pensar en ese momento, a veces era cierto que se dejaba llevar por lo que su mente le hacía creer cuando se trataba de mujeres, por muy distinto que fuera a la realidad, pero en ese caso, el hecho de que Alyssa no se inmutara al sentir la mano en su cuerpo era sin duda un aliciente positivo para el ojinegro. Todo eso había sucedido en fracciones de segundos, espacio de tiempo en el que Cubías había quedado absorto en pensamientos regidos por la libido. Pero así de rápido fue devuelto a la realidad por las palabras de su hermano Ludwig, que con mucha certeza les había sugerido que no era el momento ni el lugar para mostrar ese tipo de escenas, sobre todo en ese momento que estaba a punto de dar el discurso y los necesitaba a su lado para respaldar sus palabras. El Malfoy Triviani decidió retirar su mano de la cintura de Alyssa, pero lo hizo despacio, asegurándose de rozarle el cuerpo con la yema de sus dedos durante el recorrido y dedicarle una sonrisa cómplice y un susurro cercano al oido -¿Todo bien?, ex cuñada...- En seguida se colocó en una posición más formal mientras escuchaba las primeras palabras de su colega. @ Ludwig Malfoy Triviani @ Ludwig Malfoy Triviani
    2 puntos
  12. Suspiró. Cillian se aferró a su lugar en el sillón ante la aparición de Lucrezia. ¿Quién era esa mujer y que es lo que buscaba de los Malfoy? La conversación que en un principio se sentía ligera y despreocupada, había tomado ya para ese punto un tono bastante político que a él no le importaba demasiado. Intentó prestar atención a la conversación que Ludwig mantenía con aquella mujer, pero le era imposible. Y al parecer no era al único que le costaba seguir el hilo de todo aquello, pero no podía ser descortés y retirarse así nada más. Aunque quizá, si lo hacía, alguno más de los presentes lo seguiría. Pero no, no dejaría a Ludwig con aquella mujer porque aunque de alguna forma confiaba en él, no podía decir lo mismo de la recién llegada. Decidió no entrometerse en la conversación y a juzgar por la respuesta que Mónica había dado en un principio, ella tampoco tenía bastante animo en participar. La bebida que Lucrezia les había ofrecido en un principio seguía en la mesilla frente a ellos, si bien Cillian no había hecho caso en primera instancia, para aquel momento necesitaba algo más que beber. Alargó su mano para tomar el nuevo vaso y le dio un sorbo, ¿Acaso era hora de terminar con aquella reunión? Dejó el vaso de nuevo sobre la mesa y se puso de pie para tomar su lugar, justo a lado de Ludwig. — No entiendo nada de lo que has dicho, Lucrezia. Pero creo que no son temas para tratar en este momento. Así qué, si no estás dispuesta a relajarte un poco y beber un poco más, ¿Qué te parece si buscas a alguien más con quien hacer negocios y nos dejas en paz? Sabía que no era el único en aquel lugar que quería decirle aquello y para ese momento de la conversación era ya necesario que alguien lo hiciera. @ Lucrezia Di Medici @ Ludwig Malfoy Triviani @ Monica Malfoy Haughton @ Ashley Emily Black Lestrange M.
    2 puntos
  13. Tal parecía que había llegado el momento de poner manos a la obra, después de todo la mayoría de los invitados había llegado ya y muchos de ellos se retirarían después de la cena por lo que no podía mantener a todos concentrados en la misma sala por mucho tiempo. El Malfoy sabía que había llegado la hora y hablar y sus nervios estaban de punta. Caminó lentamente hacia el centro del salón mientras observaba como Thanatos lo señalaba con el dedo, posiblemente haciendo alusión a que ya era hora de hablar. -Creo conveniente que ustedes se coloquen cerca de mi mientras dos las palabras- dijo al ministro y a la viceministra – pero por favor ahórrense ese tipo de escenas en público, la prensa no ha sido la mejor con nosotros y necesitamos tenerlos de nuestro lado - acto seguido se colocó en el lugar específico donde diría las palabras que cuidadosamente había preparado en los días anteriores ¿recordaría sus palabras? ¿serían lo suficientemente directas para llamar la atención de los presentes? No debía olvidar que también estaban los reporteros y camarógrafos quienes documentarían hasta el más mínimo detalle, no podía permitir quedar mal ante sus contemporáneos, necesitaba toda seguridad que nunca tuvo en su vida para expresar sus palabras. Carraspeó y se colocó justo frente a los reflectores y con una cuchara hizo sonar su copa esperando la atención de cada uno de los presentes. -Gracias a todos por venir, en nombre de mi hermano, el ministro de Magia, Lord Cubias y su viceministra Alyssa Black Triviani – señaló a ambos - les agradezco su asistencia a laGala de Beneficencia, se me ha pedido que de un discurso por lo que espero contar con su atención para las palabras que diré a continuación… @ Lord Cubias @ Alyssa Black Triviani @ Illidan Black Lestrange @ Thanatos L. Lestrange @ Idylla Macnair T. @ Ashley Emily Black Lestrange M. @ Monica Malfoy Haughton @ Matthew Black Triviani @ Sophie Elizabeth Granger @ Cillian Ryddleturn @ Mica Gryffindor @ Darla Potter Black @ Maida Black Yaxley @ Luna Gryffindor Delacour @ Hannity Ollivander Evans @ Ada Camille Dumbledore @ Sean -Ojo Loco- Linmer
    2 puntos
  14. - Hasta que la nombraste!... - Diría acercándose a la Triviani quedando apenas separados un rostro con el otro. - La mujer que levanto el velo y nos expuso ante los millones de muggles!!! - Se tomaría unos segundos para contener el desprecio que sentía para con la ministra actual. - En serio que estoy seguro de que la Gryffindor lo hará mejor que aquella que solo saca edictos para complicarnos la vida a los magos... - Terminaría, ahora volviendo a su sitio original, cerca de la chimenea. - Si se te ocurre un candidato mejor, somos todo oídos... - Agregaría bebiendo de aquella cerveza nuevamente. Llevo sus ojos a Thanatos que comenzaba a intercambiar ideas y sugerencias con Ash, se veían bastantearte enfocados en la gala, y Ash se mostraba bastante predispuesta a hacer un buen trabajo. - No esperen mucho de mí, cuadradas las líneas de defensa me dedicaré a beber y no hacer nada por el resto de la gala... - Diría pensando que aún no había escogido cita para el evento. Paso su vista hacia el ministro, parecía disfrutar de aquellos pequeños momentos cuando todos estaban juntos, con los años su corazón de piedra se había vuelto de algodón. Pasó nuevamente la mirada a Alyssa, tal vez se le había pasado la mano por como le había hablado. Busco conectar con ella visualmente, aun así no diría palabra alguna, más que una simple cara de "no pasa nada". @ Alyssa Black Triviani @ Thanatos L. Lestrange
    2 puntos
  15. Buenas, buenas! Espero que quien lea este este teniendo, haya tenido o este por tener un hermoso día. Aquí estoy nuevamente, en esta nueva versión del foro con apabullante cantidad de publicidad que lo sostiene económicamente, haciendo mi ingreso a La Marca Tenebrosa, mi segunda casa foril. Lucrezia tiene una moralidad muy ambigua para ser de la Orden, lo siento mucho. Nick: Lucrezia Di MédiciNúmero de ID: 46700Link a la Ficha:
    2 puntos
  16. Aquella era una de las tantas bóvedas resguardadas en Gringotts, aunque al igual que las demás, su interior no era igual a ninguna. Estaba dividida en su interior por diferentes secciones de piedra, cada una para un propósito específico, y en todas imperaba el orden. Los objetos en el interior se mostraban catalogados de forma que fuese fácil dar con ellos, y los más preciados lucían especialmente destacados en estantes luminosos. Cada sección además poseía un ambiente distinto, tanto a nivel de iluminación como de ambientación, parecía que se adaptaban a cada objeto o criatura en su interior, incluso se aclimataba de acuerdo a las necesidades, todo aquello era un verdadero espectáculo a los ojos, solo faltaba llenarla de todos los objetos posibles, algo digno de cualquier coleccionista y acaparador. Perfil de Comprador del MM: #398 Indice de Bienes Objetos Mágicos Pociones Mágicas Criaturas Mágicas Libros de Hechizos Poderes de Criaturas Consumibles en Batalla
    1 punto
  17. Puntos de Vida: 100. Puntos de Poder: 5 + 1 por cada 10 Niveles = 6 Castillo Triviani - Jardines detrás del castillo, junto al invernadero. Alyssa se encontraba oculta entre las sombras observando a su oponente sin que éste se percatara de su presencia, de este modo su sobrino no podría saber dónde se encontraba la Black o qué llevaba puesto. Matthew se encontraba a unos 8 metros de distancia, olisqueando las flores que crecían en un cantero junto al invernadero que tenían en los jardines detrás del castillo Triviani. La mortifaga podía verlo claramente desde su escondite, entre los manzanos y naranjos que Candela había plantado junto al invernadero y que proyectaban sus sombras sobre la matriarca manteniéndola oculta ante su oponente. - Arena de Hechicero – pensó la Black mientras que lanzaba el polvo al aire. El efecto fue instantáneo, cegando al mortífago que comenzó a trastabillar de la sorpresa. – Te dije que pagarías por tratar de matarme aquel día en el granero – siseó Alyssa saliendo de su escondite, a sabiendas de que su sobrino no podría verla. Manteniéndose en silencio y con sumo sigilo se movió hacia la derecha con la varita en alto, tenía la mirada fija en Matthew quien se había detenido en seco al escuchar su voz. Ahora se encontraban a 7 metros de distancia, aunque el mortifago no lo sabía. @ Matthew Black Triviani
    1 punto
  18. 😭 Siento ganas de llorar por lo que he perdido: Niko, Cande, Anne... Tantos y tan buenos moders... Me es duro veros sin azul. Gracias por lo que me habéis enseñado.
    1 punto
  19. Por supuesto, @ Alyssa Black Triviani , como las clases no han empezado, puedo apuntarte en el libro de los Druidas. Si hay alguien más rezagado y se apunta antes de que empiecen las clases, podremos admitirlos.
    1 punto
  20. @ Cillian Ryddleturn Mazmorra cerrada y recompensas posteadas y depositadas XD @ Ludwig Malfoy Triviani vamos a analizar la mazmorra, dentro de poco les daremos los resultados o/
    1 punto
  21. @ Ludwig Malfoy Triviani Compra aceptada, no vuelva pronto (?? xDD Saludos!!
    1 punto
  22. @ Arcanus @ Ludwig Malfoy Triviani Compras aceptadas. Ojo con borrar partes del formulario (precio total) Saludos!!
    1 punto
  23. @ Ludwig Malfoy Triviani Compra aceptada. Saludos cordiales.-
    1 punto
  24. @ Ludwig Malfoy Triviani Compra aceptada. Cuidado con copiar el formato (fondo) el boton Tx borra el formato. Saludos.-
    1 punto
  25. Muchas gracias @ Sagitas Ericen Potter Blue de verdad eres super genial!
    1 punto
  26. Cillian estaba tan ensimismado en sus pensamientos como para darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor, pero Rory había acudido a su ayuda. No tenía porque hacerlo después de toda la escena que Cillian había montado en Graves Park, pero lo estaba haciendo. Las cosas en el mundo mágico habían cambiado demasiado desde la última vez que él había estado activo en él. Y sabía bien lo que pensaba el gobierno mágico sobre los demonios que antes habían sido de alguna forma aceptados por la sociedad. Cillian se dejó caer sobre el suelo y aunque no sabía exactamente lo que Rory estaba haciendo, comenzaba a sentirse en paz. ¿Sería a caso que por fin podría librarse de aquellas voces en su cabeza de una vez por todas? Su madre le había enseñado a mantenerlas silenciadas, sí, pero siempre que comenzaba a sentirse presionado perdía el control y estas volvían a tomar poder logrando que Cillian se debilitara. ¿Cómo es que podían otros magos vivir con aquello con total tranquilidad? Solo basto un par de segundos para que las voces volvieran a estar en completo silencio. No se levanto, se sentía completamente agotado. — ¿Se han ido por completo? —inquirió a Rory. @ Rory Despard
    1 punto
  27. Donaciones de bóveda personal a bóveda personal: Nombre con link de Bóveda Familiar que permite la donación: Familia de Bando Nombre con link a la Ficha: Rory Despard Bóveda con link de la que se extraerá la donación: N° 90386 Cantidad total de Galeones de la donación: 10000 Beneficiario de la donación: Nick del usuario con link a ID (perfil): Thanatos L. Lestrange Relación Familiar con Donante: Miembro de la Familia Potter (Familia de Bando) Nombre con link a Ficha: Thanatos L. Lestrange Número con link a Bóveda Personal: N° 78653 Cantidad de galeones: 1500G Nick del usuario con link a ID (perfil): Cillian Ryddleturn Relación Familiar con Donante: Miembro de la Familia Potter (Familia de Bando) Nombre con link a Ficha: Cillian Ryddleturn Número con link a Bóveda Personal: 101616 Cantidad de galeones: 7000G Nick del usuario con link a ID (perfil): Ludwig Malfoy Triviani Relación Familiar con Donante: Miembro de la Familia Potter (Familia de Bando) Nombre con link a Ficha: Ludwig Malfoy Triviani Número con link a Bóveda Personal: 78306 Cantidad de galeones: 1500G
    1 punto
  28. El anarquista, en Graves Park con @ Hannity Ollivander Evans y @ Melrose Moody — Oh, aquel hombre molesto del ministerio ha despertado- el malhumor en Horace era evidente- será mejor que esto lo podamos ver con calma, en otro lugar y momento ¿les parece señoritas? Entonces ¿dónde creen que podría darse la reunión? Mientras volvía a enrollar aquellos planos con delicadeza, el hombre observó alternadamente a Hannah y a Melrose. Por la pequeña abertura en la carpa, alcanzó a distinguir a las brujas del departamento de seguridad, cumpliendo con lo que Rory les había encomendado. Todavía hacía un eco en él las palabras de Luna, la Gryffindor que el joven había conocido mucho tiempo atrás, en una de las fiestas de etiqueta social, cuando todavía no había renegado de su apellido y de su familia. Ciertamente habían pasado años de eso, y la figura de él en el presente estaba lejísimos del joven bajito y con acné extendido por la mitad de su cara, así que estaba seguro de que la bruja no tenía forma de recordarle. En cambio, aquella luminosidad teñida de cierta candidez se hacía difícil de olvidar. No, lo suyo no eran los circos, pero ciertamente si lo era el espectáculo, y era triste si no eran capaces de notarlo, pues era la única plataforma que tenían a la mano para hacer contrapeso al arraigo de la elite de las familias mágicas inglesas, y la influencia de las más rancias en el ministerio actual. Los medios de comunicación eran fabuladores de historias, mentiras, verdades o medias verdades, una guerra aparte se firmaba en esas esferas, y en el modesto punto de vista de Horace, la Orden no tenía claridad sobre lo que debía ocultar y lo que debía mostrar, para hacer más fuerte su posición y presencia en la sociedad mágica. La paz y armonía eran ideales nobles, pero resultaban utópicos en esos momentos, más cuando estaba seguro de que la noticia del evento de Graves Park llegaría a oídos del ministerio de la mano del secretario de la ministra, y estaba seguro, que si les habían conseguido molestar lo suficiente, nuevos edictos saldrían como papas calientes del horno. Porque para la gente sin imaginación siempre era más fácil prohibir, silenciar y maltratar, que el crear y el mejorar. Pero él estaba tranquilo y seguro que aunque no hubiese salido todo como lo esperaba, aquella alianza inesperada ya empezaba a mostrar sus frutos. Con @ Cillian Ryddleturn en su pasado (? Lo vio quebrarse, volver a reclamarle, acusarlo, pero Rory sentía que estaba ganando la partida y eso lo reconfortó, hasta que de repente, notó el aura de Cillian cambiar al instante. Era como si, lo que había percibido en él la primera vez que lo había visto, ese pequeño resquemor y desconfianza por una energía que era del todo oscura aflorara por primera vez en toda su dimensión. Retrocedió un paso apenas, impresionado por lo que el rubio estaba revelándole. No era lo mismo leer en libros sobre posesiones de demonios en cuerpos humanos, que estar por vez primera, frente a uno en toda su real dimensión y fuerza. Aunque débil, Cillian estaba pidiendo que lo ayudara, acaso con los últimos rastros de voluntad que le quedaban. ¿Y cómo podía negarse? Tenía que estar convencido de tener lo necesario. Estaba seguro de que en un solo trance no iba conseguirlo, haría falta muchas sesiones más, pero si no empezaba en ese momento, en que el propio hombre estaba dispuesto a colaborar era difícil empezar después. Exhaló hondamente entonces, concentrando una vez más las energías de la Diosa en su cuerpo y dejando que tomara control de este, en un estado de calma que nada tenía que ver con lo que estaba pasando afuera, entre el Cillian joven que se acercaba a un guapo hombre y lo saludaba cariñosamente, y el Cillian del presente, de rodillas y con un gesto de dolor afeándole las facciones. Su crucifijo oscilaba frente a él cuando se inclinó para colocar ambas manos en la cabeza del hombre. —Por el poder que tú, único ser creador de vida, me has conferido, te pido no permitas que este tu hijo permanezca poseído de la mentira, haz de él un siervo redimido por la fuerza de su fe, alejándolo de la esclavitud de las sombras. El cuerpo de Cillian había empezado a retorcerse y el aura suya estaba totalmente ennegrecida. Las manos de Rory empezaron a quemar como si estuviese tocando brasas ardientes, pero sin detenerse prosiguió el rito, conteniendo su propio dolor. — Purificación espiritual—exclamó con fuerza, canalizando su propia magia de resplandeciente brillo dorado, aprendida de su vínculo con la magia de la naturaleza, hacia el cuerpo del mago, de forma que empezase a limpiarlo y liberarlo del control de aquellos entes malignos.
    1 punto
  29. Hola, familia Triviani No me conocen, pero lo harán muy pronto (?) Mi padre me ha enviado con ustedes, para que el tío Jeremías se haga cargo de mi "educación". Lo vi una vez al tipo y... es el mago menos educado que puede haber pero las órdenes de mi padre son expresas y aquí estoy. Planilla de Registro: Nombre de Usuario: Cálibos Triviani Ficha de Personaje: En proceso Bóveda Personal: En proceso Preferencia sobre por quien quieres ser adoptado: El tío Jeremy, como hijo de Callum Triviani ¿Sanguínea o Adoptiva?: Sanguíneo Seudónimo Mafioso: Il ribelle
    1 punto
  30. Clases de Conocimientos Septiembre 2021 Encantamientos Kamra Ashryver D. Aritmancia Matt Blackner @ Azrael Lycan Por tu nivel, sólo puedes tener 18 conocimientos. Ya tienes 17, así que sólo puedes hacer un conocimiento más. Tienes que elegir entre Meteorología y Historia de la Magia @ Ludwig Malfoy Triviani : tienes todos los conocimientos que te permiten tu nivel, 6. No puedes hacer más.
    1 punto
  31. Cillian se despidió de Ludwig con un beso en la mejilla, era el momento del rubio para comenzar con su discurso. Si bien había invitado a Mónica a recorrer el castillo, fueron interrumpidos solo un segundo después por alguien Thanatos, quien a simple vista parecía bastante interesado en la hermana de Ludwig. Observó la escena por un par de segundos hasta que decidió que era mejor dejarlos solos, no sin antes indicarle mediante señas a Mónica que estaría por ahí si volvía a ocupar algo de compañía. Volvió sobre sus pasos para acercarse de nuevo a Ada, el intereses por la extraña chica en silla de ruedas había quedado relegado a segundo plano una vez que la vio desaparecer en medio de aquella pila de elfos domésticos. Volvió sobre sus pasos hacia donde los Dumbledore se encontraban, para ese momento de la noche algunos invitados a la gala iban ya de un lado a otro sin detenerse demasiado con una sola persona. Pudo escuchar la voz de Ludwig dirigiéndose a todos cuando se detuvo junto a Ada una vez más, quien se encontraba en ese momento platicando con alguien a quien Cillian no conocía bien aún. — ¿Molesto? —preguntó— . Si es así puedo ir a buscar algo de beber y darles un poco de privacidad. Ya tendría otro momento para platicar un poco con su hermana aquella noche. Bueno, lo tendría si es que no terminaba desapareciendo en alguna de las habitaciones del castillo con Ludwig una vez que terminara su discurso. @ Ludwig Malfoy Triviani @ Monica Malfoy Haughton @ Ada Camille Dumbledore
    1 punto
  32. Sonrió tomando el libro que se le habia salido de las manos, y mientras lo miraba y tomaba el libro sonrió aún más — Vaya pensé que si eras pariente de el gran Newt, bueno de todos modos el apellido Scamander es muy popular entre los magos— comentó la chica y mientras seguía caminando por las estanterías, sonreía de lado, esperando mostrarse aún más interesante con la caminata. —Muy bien, vamos a ir a conocer partes de Inglaterra entonces— Carraspeo un poco al hablar, y se aclaró la garganta antes de responder —Pues puedes preguntar lo que quieras de mi, soy un libro abierto, aunque te aadvierto que si escarbas lo suficiente, puede que algo no te guste. Pero lo dejo aa tu criterio— sonrió dando la vuelta y lo miro, el la seguía mientras ella caminaba y daba una hojeada por las estanterías, ya sin ponerle mucha atención a los libros. Ahora sólo estaba Kylian en su atención, su cabello y sus ojos la hacían ponerse a temblar. Lo bueno de estar soltera y poder hacer lo que quisiera, era que le encantaba jugar a coquetear con chicos lindos, y vaya que el chico que tenía detrás de ella era uno de ellos, y el sabía muy bien lo que estaba haciendo, Tal vez dar una vuelta por la ciudad y olvidarse un rato de sus obligaciones, la política podría ser agotadora algunas veces. @ Kylian Scamander
    1 punto
  33. Mientras su cuñada saludaba a los anfitriones Darla se intentó mantener dentro del protocolo pero alejada de la burocracia. Simplemente cruzó mirada con Ludwig y le hizo una leve reverencia con la cabeza correspondiendo un saludo mudo que intercambió con ella el recientemente ingresado a la Orden. Recordaba la charla en que el mago había resultado incomodado por su reacción a la mención de la Fortaleza Oscura. Correspondía con delicadez a cada saludo que le dedicaban los que llegaban e intentaba mantenerse atenta pero fuera del foco. Después de todo había asistido para acompañar más que a su familia a los recién ingresados miembros de la trifuerza. Lo que si era obvio era la presencia de los miembros de la seguridad. Quizás para una mirada inexperta algunos de ellos hubieran pasado desapercibidos pero no así para la Potter Black, acostumbrada a cubrir las mismas funciones. Su sonrisa se mantenía mientras paseaba entre los presentes, disfrutando de reconocer antiguos rostros de su pasado, Mónica, a quién había visto en una reciente clase de adivinación. Recordó la reacción que aquella esfera de cristal había provocado en ella, se extrañó en cierta forma de no ver allí mismo al Crouch, quien parecía acudir a cada Gala que se realizaba en Londres u Ottery. A quien pareció no escapársele una nueva gala fue al Linmer. Darla se había aproximado nuevamente a su cuñada, la cual había elegido no tener tanta seguridad mágica y por ello se mantenía algo más alerta de lo habitual, aunque en presencia de sus compañeros de bando no se sentía para nada insegura. —Sean, qué sorpresa, pensé no te agradaban los eventos de beneficencia… ajena… —no había podido evitar un tono burlón, sin embargo su sonrisa se volvió más natural ante su comentario —Gracias —dijo bajando levemente la mirada en un gesto de timidez ante las palabras del Linmer sobre cómo ella se veía. Lanzó un “mmm” algo pensativo ante su pregunta sobre los anfitriones. —Creo que Ada los conoce mejor que yo, simplemente me he cruzado con algunos de ellos en eventos ehmmm… estaban en la fiesta de mi cuñada —se encogió de hombros y obviamente no podía mencionar que la habían acompañado en un par de incursiones que habían realizado las fenixianas días atrás. —¿Qué buscas exactamente aquí Sean? —preguntó la ahora castaña, acercándose al mago y viéndole a los ojos, conocía un poco sus intereses y ayudar a los enfermos no era uno de ellos, aunque cuando Lunita los había convocado había sido uno de los pocos interesados en investigar sobre aquella infecciones que se convertirían en un flagelo para los muggles. Aunque el mago no tuvo tiempo de responderle antes de que Ludwig presentaran al Ministro italiano, Cubias y a su viceministra Alyssa. Darla se sorprendió un poco al ver como la bruja había escalado en puestos históricos, no recordaba cuántos años habían pasado desde la última vez que supo de ella, y le debía, al igual que a Alicia y Evarela, el haberle dado una oportunidad. Sin poder evitarlo lanzó un suspiro, recordando los seis años que había pasado junto a los que en aquel momento se convirtieron en su familia, mordió su labio y desvió la mirada, preguntándose si ese era el motivo por el cual había encubierto cada paso del Black. No, era la confianza mutua… extraña y sin sentido en realidad… @ Sean -Ojo Loco- Linmer @ Ada Camille Dumbledore
    1 punto
  34. Resumen: El partido va 110 a 40, en favor de Montrose Magpies. Turno especial de buscador 5 Trayectoria simple de la snitch Kyle Mason Taylor: 7 Zlatka Hasan: 5 (12 - 1 por giro*, -6 por golpe) * Efecto resultante de Amago Wronsky Turno especial de buscador 6 Trayectoria simple de la snitch Kyle Mason Taylor: 5 Zlatka Hasan: 6 Etapa de persecución: Kyle Mason Taylor: 29 * Zlatka Hasan: 19 * El buscador de Montrose Magpies puede intentar atrapar la snitch.
    1 punto
  35. - No, gracias querida. Ya tomé suficiente y recién es la hora del té. - señaló las dos copas vacías frente a él y lanzó una carcajada.- creo que no hace falta nada por el momento. Solo procura llevar la cámara al castillo Triviani a la noche, la necesitaremos. Si conseguimos unas buenas fotos con los diplomáticos de otros países nos ayudará a afianzar los lazos.- caviló un segundo y terminó.- aunque si descubrieras alguna escena escandalizadora o atraparas a alguien con las manos en la masa nos servirá a futuro. Si no aceptan nuestra invitación a ayudar, quizás decidan hacerlo con un poco de ayuda.- le guiñó el ojo con una sonrisa cómplice. Sabía que un político en el lugar y momento indicados sería la comidilla de la prensa internacional y que todos tenían un precio con tal de borrar cualquier prueba de todo cuanto los comprometiese. Mientras captaba la conversación del casino, se detuvo a analizarlo. La idea del grupo cerraba por todos lados. Serviría como entrada de dinero, como tapadera y al mismo tiempo como lugar de encuentro de muchos otros magos y brujas que podrían terminar "comprometidos". - Si lo que queremos es que la gente reconozca el casino como algo nuestro, deberíamos aprovecharnos de nuestra cultura.- mencionó agitando los brazos con ímpetu.- Algo llamativo, podría ser El Coliseo y que su forma le represente. - se imaginó la imponente estructura y se le erizaron los pelos de la nuca.- También podríamos idear algo de estándares más altos y que sea al estilo veneciano, con canales y tal. Pero tampoco estoy tan seguro de cómo implementarlo... ¿Se les ocurre? Al fin y al cabo, la realidad era que su cabeza estaba puesta en el evento de esa noche, quizás más adelante pudiese con todo... Incluso imaginó un casino inclinado como la torre de Pisa. Podrían hacer que el interior fuera equilibrado pese a la vista inclinada del exterior. Tenían innumerables representaciones para llevar a cabo. Era cuestión de inclinarse por una, pero no sería él quien tomara la delantera.
    1 punto
  36. Illidan escuchaba a Cillian quejarse, un tanto decepcionado por el equipo del departamento, pero el rubio sabía que aquellos eran invaluables agentes, por más desastre que fueran en sus vidas personales, eran óptimos detectives, y no fallaban a la hora de combatir el crimen o reprimir hippies. - Pues te equivocas... - Diría el director mirando a Cillian un tanto agresivo. - Sanchez por ejemplo, así como lo ve, aprendió a leer cuando aún usaba pañales... - Miraría con orgullo a su subordinado, el cual ya calzado se ponía de pie para hablar. - Si aún lo recuerdo, tenía como 9 años! - Orgulloso con una sonrisa en el rostro volvió a tomar asiento. - La agencia se llama Gatitas Melosas, Dirigida por Jony Posaderas locas... - Tras la primera información, golpearía la pizarra, revelando una foto de un sujeto, de un metro ochenta, sobrero de copa y traje a juego color rosa. Llevaba con moño dorado, el cual no combinaba con el resto del atuendo, del sombrero salía una pluma negra. - Hay un casting de acompañantes, masculinos y femeninos en la noche... - Diría ahora centrándose en el punto. - Tú eres el experto Cillian, ¿qué recomiendas? - Finalizaría el director. @ Cillian Ryddleturn
    1 punto
  37. El vino sirvió para humedecer sus carnosos labios y darle un casi imperceptible tinte morado. Bebió un ligero sorbo simplemente para hidratar su garganta y darle claridad a su voz, una que preveía elevar en más de una oportunidad durante aquella velada. Inhaló el delicado aroma frutal de la bebida para hacer jugar a sus sentidos y luego descendió la copa, apoyando la base su pierna izquierda. La blonda aristócrata había tomado asiento en el apoyabrazos de uno de los vacíos sillones dispuestos en la sala, cercano a los cuatro participantes de aquella charla. Tenía una postura que se balanceaba entre su refinada esencia y la distención, con la espalda recta y sus piernas apoyadas una sobre la otra. - ¿Mónica Haughton siendo algo insolente? Es algo que no me sorprende… - afirmó con un ligero tono burlón una vez el silencio volvió a dominar en la sala. En sus palabras había cierta liviandad que le quitaban seriedad. La Médici honestamente no recordaba si se había cruzado esa mujer en alguna oportunidad, pero la había reconocido con facilidad. No solo sabía que estaba frente a Mónica Haughton por haber sido ésta una Directora del Departamento de Criaturas popular en las distintas tiradas de prensa londinense sino también por las numerosas anécdotas de trabajo que Thiago le relataba en las cartas que le enviaba periódicamente durante su corto pero apasionado romance ¡Que incluso habían controlado a un dragón que se había hecho estragos en Ottery! Aun sin conocerla personalmente, Lucrezia la tenía en buena estima por las palabras con las que su amante se había dirigido a quien fuera su compañera y posteriormente jefa. No había razón alguna para que sus palabras fueran realmente ofensivas. - Que alguien que vive en Reino Unido no me reconozca más allá de mi puesto en el ministerio significa que estoy haciendo muy bien mi trabajo. - retrucó, acomodando los pliegues de la falda de su victoriano vestido - Tener cierto anonimato es una excelente herramienta para quien dirige un banco tan importante como el Médici. El dinero negro que mueven tanto el poder político como las organizaciones que rigen el bajo mundo es más administrable cuando no todos saben a quién ir a reclamarle. Además, me da más libertad para invertir en proyectos importantes, como poner a la cabeza del Ministerio a un nombre que nos beneficie. Bebió otro sorbo de vino, esta vez más largo, que dejó el contenido de la copa por la mitad. Pese a que su gusto por aquella bebida de su propia bodega y reserva, aquel movimiento había tenido otra intensión mucho más importante que endulzar su paladar: dejar al descubierto, al menos por unos segundos, la Marca Tenebrosa que se destacaba con sus apagados tonos verdosos sobre la blancura de su antebrazo izquierdo. Había sopesado aquel gesto como una forma de generar una mayor confianza en su persona; un vínculo que explicara mejor su presencia en aquella velada. Le resultaba difícil pensar en que alguno de los que moraban bajo ese techo formase parte de la Orden del Fénix dados los valores incompatibles entre la familia y aquella organización. Les regaló a los presentes una ligera sonrisa al volver a apartar la copa de su jovial rostro. - Reconozco que sería descortés presentarme aquí sin ningún tipo de invitación, algo fuera de cualquier protocolo. Sin embargo, tengo el mismo derecho a moverme libremente por esta mansión que ustedes pese a no ser de la familia. Tengo bajo mi tutela a dos adolescentes con sangre Malfoy, hijos de Thiago Malfoy…- al dejar salir ese nombre de entre sus labios, la Médici dirigió su azul mirada a Ludwig esperando algún tipo de reacción - aunque creo que prefería el apellido Gryffindor cuando trabajaba en el Ministerio. ¿Reconocería el Malfoy en nombre de su hijo adoptivo o el tiempo había borrado por completo el recuerdo de su existencia? No decidía cuál de las posibles respuestas a aquel interrogante le resultaba mejor; al fin y al cabo, solo le importaba mantener viva la imagen de Thiago en su propia cabeza. La aristócrata disimuló su interés en la reacción del mago, aunque sostuvo su mirada dado que casualmente era quién había mostrado mayor interés en las intenciones de su visita. Sus labios se curvaron en una sonrisa de sincera simpatía, algo de lo que ella misma se extrañó. Bebió el último resto de vino que había sobrevivido en su copa y la depositó con cuidado en una de las mesas laterales al sillón en donde reposaba. Se adelantó a que alguien más hablara. - Bueno, puede ser que me haya inventado lo de la inquebrantable alianza…nuestras familias no han tenido mayor contacto, lamentablemente, ya que todo su dinero está bajo el cuidado del viejo Gringotts. Dado nuestro origen, mi familia tiene mayores lazos con los Triviani, con quienes si tenemos una enriquecedora alianza pero eso es una charla para otro día. - dejó que un suspiro adornara sus palabras - Ahora bien. Creo que nuestra actual ministra ha hecho una gestión no muy productiva…no al menos comparable con la época dorada en las que un Malfoy dirigía el Ministerio. Desde el Banco Médici nos interesa invertir en un activo que nos beneficie a todos…como por ejemplo un candidato. Algo en su voz sonaba cautivante, comprador. La aristócrata había entrenado su labia para convertirse en una diplomática con el objetivo de extender los oscuros negocios de su familia por el mundo, manipulando decisiones y desdibujando la línea entre lo ético y lo desdeñable. Sin embargo, en aquella oportunidad no necesitaba engañar a ninguna de sus contrapartes en aquel intercambio: sus intenciones de generar una alianza con motivo de las futuras elecciones eran transparentes como el agua ¿Por qué mostrarse evasiva cuando el ejercicio del poder formaba parte de la naturaleza de los Malfoy? La blonda italiana volvió a colocar ambos pies contra el suelo y se irguió con un delicado movimiento, acorde a su refinada impronta. - Aun hay mucha inestabilidad en el mundo mágico dados los hechos recientes, con las guerras y la aparición del Inquisidor. Incluso mi más importante aliado, el ex ministro de magia italiano, ha desaparecido y probablemente esté enterrado a varios metros bajo tierra ¡Las vueltas que la vida! - exclamó con cierto aire jocoso, bloqueando en su mente los sentimientos que había tenido por Piero - Es en momentos como este en que se nos dan las mejores oportunidades para mover nuestras fichas ¿Tienen ideas?
    1 punto
  38. Hola vengo con una duda: En éste ejemplo, yo no puedo hablar debido a un encantamiento babosas, y mi pregunta es: Puedo utilizar un zancadilla a manera que mi oponente se tropiece y su hechizo salga desviado? Gracias por la atención
    1 punto
  39. Mónica, ¡bienvenida de nuevo al juego de bandos, aunque seas plumosa! Me alegra tenerte de nuevo en el foro. @ Monica Malfoy Haughton , @ Ashley Emily Black Lestrange M. Listado y perfil actualizados con el ingreso en el Bando. Arrobeo a la líder del bando para que os dé acceso al club del bando. @ Rory Despard
    1 punto
  40. Cillian se dejó caer al suelo. ¿Qué estaba haciendo? Intentaba mostrarse como una persona egoísta, pero lo cierto era que no lo era. Cillian era simplemente un idi***, no sabía con exactitud lo que quería, nunca lo había sabido y es por eso que en ese momento se encontraba casi al punto de perderse por completo. Podía escuchar como aquellas voces que había logrado apagar hacía ya bastantes años estaban volviendo a intensificarse. — No, no, no... —tapo sus oídos con ambas manos, pero aquello no servía de nada—. Es tu culpa, Rory, tu culpa. Seguro que el pelirrojo no entendía nada sobre aquel dramático cambio de escena. Pero en algún momento tenía que suceder y casi seguro aquel era el mejor momento de todo. Frex fue el primer en volver a la superficie, a final de cuentas era el quien realmente tenía el poder sobre Cillian aunque prefería ocultarse dentro de los pensamientos del mismo y después lo hizo Seres, quien aún cuando se encontraba ya bastante debilitado, seguía reclamando el volver a ser quien controlara su cuerpo. — ¿Tú eres poderoso, no? —Cillian comenzaba a temblar, con ayuda de su madre había logrado acallar a aquellos dos, pero sin ella y después de tantos años seguro que le era imposible—. ¿Tú puedes sacarlos de mi cabeza? A Seres... A Frex. Intentó explicar quienes eran. Frex era un demonio que habitaba en el subconsciente del Ryddleturn desde su nacimiento y Seres era el dueño de aquel cuerpo que ahora él controlaba, una historia bastante complicada como para explicarla en aquel momento. — Si los sacas de mi cabeza prometo hacer eso que pides, prometo intentar encontrar mi propio camino sea lo que sea que eso signifique—¿un último acto egoísta antes de cambiar de rumbo? Cillian no lo haría por que quería, lo haría a cambio de algo. @ Rory Despard
    1 punto
  41. - Abriremos un nuevo casino entonces – replicó la Triviani ante las palabras del Black Lestrange – Mejor así de todos modos, empezaremos de cero. ¿Alguna sugerencia para el nombre? Cuando Illidan comenzó a hablar sobre las elecciones a ministro, Alyssa se volteó para encarar al mago al tiempo en que sus ojos buscaban la mirada de la mortífaga. No pudo evitar arrugar la nariz en evidente desagrado, apreciaba que su compañero fuera honesto y abierto respecto a temas de bando pero aún así no estaba de acuerdo con el candidato que habían decidido apoyar. - ¿Luna Gryffindor? – increpó la Black dirigiendo sus palabras a Illidan - Cómo puedes estar seguro de que será para el beneficio de nuestros “negocios” ¿eh? Con Sagitas al menos sabemos que nos deja hacer nuestras transacciones en paz, siempre y cuando nos atengamos a nuestro código moral – agregó haciendo referencia a la Ministra inglesa actual, a quien Alyssa planeaba votar – Esta chica… Gryffindor – dijo el apellido como si se tratase de una maldición – Ni siquiera la conocemos, podría traernos muchos problemas. A continuación decidió sentarse en una de las mullidas butacas junto al fuego, con una floritura de su varita invocó una taza de té. @ Illidan Black Lestrange
    1 punto
  42. Me había quedado muda y no le había contestado a mi amiga Darla, por la sencilla razón de que por vez primera me sentía avergonzada de lo que había hecho, tanto que apenas escuché lo que Horace decía, suspiré porque de seguro armaría un show de todo pero en esos momentos no me importó, me preocupaba Rory pero lo disimule como pude, así que sólo suspiré diciéndome que en cuanto lo viera le caería una buena reprimenda y eso que odiaba hacerlo pero está vez el predicador se lo merecía. - Yo la llevaré si quieres, no hay problema quizás no tuve que comportarme así, sólo quise proteger a Rory pero no sirvió de nada, ojalá se cuide y no se meta en problemas - Le dije a Darli preguntándome si él realmente estaría bien - Iba a seguir hablando cuando la llegada del anarquista me dejó muda de asombro, él intentaba hacer de esto un acto a su favor? Casi como su fuera un espectáculo por eso lo mire con el ceño fruncido, pensando que decirle que sonara amable. - Darla tiene razón, esto no es un juego, es la vida y unos ideales claros, a la Orden le interesa que todo esté en paz y armonía, no quiere espectáculos o circos alrededor - agregué intentando sonar lo más amable posible y sin saber si lo había logrado o no - Para el que me conociera sabía que no me había agradado lo que había dicho Horace, aún así intente ser amable aunque quisiera hacer todo lo contrario, sabía que batalla dar y cual no, así que me contuve a duras penas para poder seguir hablando y terminar mi idea. - Los llevamos a los dos juntos, encargate de él y yo de ella, sólo espero que nos diga lo que queremos saber y que se comporten como es debido - Dije observándolo a ambos y preguntándome cuando sería el día que no tendríamos problemas a nuestro alrededor - El día había sido del todo increíble, había maltratado a alguien, además de haber capturado a la bruja, no había sido un día tan malo pero si extraño a lo que la auror estaba acostumbrada a tener a diario. @ Rory Despard @ Darla Potter Black . @ Sean -Ojo Loco- Linmer
    1 punto
  43. El lúgubre lugar en el que se encontraban poro a poco iba lastimando la vista de aquellos quienes tomaban notas, era claro que a Cubias le costaba incluso leer lo que escribía pues se acercaba cada vez más a su trozo de papel ensimismados en sus pensamientos. Por su parte el Malfoy también comenzaba a sentirse cansado por lo que se levantó para servirse más bebida y hacer un movimiento con su varita que permitiera iluminar a los presentes. Ahora los veía con claridad a todos y sé apreciaba el entusiasmo de todos mezclado con un cansancio excesivo. Ashley no podía ni siquiera mantenerse en pie y por un momento pensó que se había quedado dormida. Por su parte el licántropo con una atractiva sonrisa le dio un par de consejos los cuales le abrieron la mente. -Creo que me has quitado el bloqueo mental -dijo Ludwig hacia Thanatos sonriendo - me estoy metiendo en un papel muy político cuando lo que necesitamos es llamar al pueblo, tener su apoyo, alguien que no solo nos siga, si no que nos acepte. Acto seguido la Black Triviani comenzó a sugerir alianzas con el ministerio inglés, por lo que habría que investigar a los candidatos para ocupar el cargo. Desafortunadamente el Malfoy no tenía idea de quienes eran los candidatos pese a que prácticamente toda su familia se encontraba ahí, recordó que la actual ministra era Sagitas, pero desconocía si volvería a reelegirse. -Solo se de Sagitas Potter, desconozco los demás nombres, pero creo que también será necesaria la unión con el ministerio inglés – comentó el Malfoy y volvió a su lugar.
    1 punto
  44. Todo sucedio muy rapido. Digamos que el vicio de apostar me quito el estar atento a lo que sucedia a mi alrededor. Asi mientras tomaba unos galeones de unos y otros sickets de otros senti el incordio de alguien que me increpo y despues un fuerte golpe en el menton. Si, doloroso si...y un recordatorio de que aun era humano. Sonrei mientras me frote la mandibula. Sin dudas este Horace era una figura interesante. Y sin dudas el indicado para el trazo del fino hilo que se estaba tejiendo. Mientras lo veia alejarse y continuaba tomando monedas para la apuesta parecia que el destino no pensaba dejarme salir ileso pues senti la presencia de magia importante a mis espaldas y despues un apagon total de mis sentidos. Cayendo en el negro mar de la inconsiencia. Aunque negro negro no era. Ya ahi parecia que comenzaba a desbocarse mi subconsiente. Si...porque ver a Darla bailando sexy en un tubo de estriper era lo mas ilogico que pudiera pensar. Eso sin duda...aunque no cabia duda de que se veia muy bien. En fin...ya que estaba seguramente con la cara pegada al barro mejor centrarme en disfrutar lo unico entretenido de este estado. Cuanto quedaria asi???....ni idea....supongo que ya todo habria pasado cuando despertara. Y me perderia la apuesta. Aun asi tenia a mano informacion privilegiada, que, como toda informacion en su momento seria de mucha utilidad. Pasados algunos minutos o eso suponia ya el escenario de disfrute visual que tenia armado mi subconsiente se diluyo dejandome un fuerte dolor de cabeza y en la servical. -Hola??? -dije intentando volver en mi- alguien que me de algo fuerte para el dolor de cabeza??? @ Darla Potter Black @ Luna Gryffindor Delacour
    1 punto
  45. Adivinación Agosto 2021 APROBADOS Hessenordwood Crouch https://www.harrylatino.org/profile/118247-hessenordwood-crouch/ Darla Potter Black https://www.harrylatino.org/profile/34050-darla-potter-black/ Monica Malfoy Haughton https://www.harrylatino.org/profile/85845-monica-malfoy-haughton/ Matt Blackner https://www.harrylatino.org/profile/109123-matt-blackner/
    1 punto
  46. Aparecieron en un antiguo jardín en Corea del Sur, la primera recién comenzaba así que los colores de toda aquella naturaleza que los rodeaba desprendía color. Nunca olvidaría ese día, Cillian vestía un sencillo traje negro y Juliene un escotado traje blanco, lo típico en cualquier boda. Pero había algo ahí que no cuadraba, ninguno de los dos parecía realmente interesado en estar ahí. — Al día de hoy puedo decir que Juliene es la persona más importante en mi vida —comenzó al tiempo que se acercaba a la vampiresa—, pero la realidad es que esta boda no fue más que una farsa. ¿Es bastante obvio, no? Yo no estoy interesado en las mujeres... Dio un vistazo rápido a su alrededor, en aquel lugar había bastante gente de su pasado que ahora ya no eran más que un borroso recuerdo. Negó, no tenía tiempo para dejar que sus sentimiento afloraran. Necesitaba que Rory entendiera lo que Cillian era realmente aunque la realidad era que sería algo bastante difícil, ya que ni el mismo lo sabía. — En realidad lo único que me importaba de Juliene en aquel momento eran sus galeones —de alguna forma aún le interesaba ese detalle, pero igualmente la Black Lestrange se había hecho el hueco más grande en el corazón del Ryddleturn—. Y después de obtenerla la quería muerta, realmente muerta... Ya que en aquel momento técnicamente lo estaba. Volvió sobre sus pasos hasta Rory. — Y este es solo uno de los tantos recuerdos de mi pasado que involucran un acto egoísta. @ Rory Despard
    1 punto
  47. ¿De verdad alguien podía ser realmente feliz? Sí, lo cierto es que era posible, Cillian había sido bastante feliz hacía un par de años... Pero todo eso ya no estaba, casi todos los que habían pertenecido a su pasado ya no estaban, con excepción de unos pocos que aunque quisiera parecía no poder reconectar. Negó ante la respuesta de Rory, no era lo que estaba buscando, pero en aquel punto comprendió que nunca obtendría de él lo que realmente estaba buscando. — No haces más que darle vueltas al asunto, Rory... —Comenzó a seguir al pelirrojo, pendiente de cada uno de sus movimientos—. Creo que estamos atrapados en un bucle en el que ninguno de le dará al otro lo que realmente busca. Se detuvo ante la petición de su acompañante, ¿un acto realmente egoísta? Todo lo que el Ryddleturn hacía era egoísta aún cuando sentía aprecio por las personas a su alrededor. Entonces, ¿cuál sería el momento que elegiría? Oh, sí, justo ese. Sería el día de su boda, así que trajo todos los recuerdos relacionados a ese día a su memoria para ayudar a Rory con su trabajo. — ¿Vamos? @ Rory Despard
    1 punto
  48. Darla sonrió a Luna, negando con la cabeza al escuchar las palabras de disculpas de la joven bruja. —Tienes razón Luna, debemos intentar interrogarla, y tranquila, te pedí que te hicieras cargo, no debí dejarte sola ante esta situación, pero ya ves, debía ocuparme de hablar con el Linmer pero, no ha resultado nada bien —suspiró que ella misma le había atacado tras el beso que el mago le diera —¿puedes llevarla tú… —comenzó a preguntar pero luego quedó en silencio ante la llegada del Anarquista. El comentario de Horace la sorprendió, suspiró, parecía que el hombre tuviera razón, desde que había iniciado todo aquello, desde que trabajaba para el Ministerio de nuevo, cada vez había sido un enfrentamiento. Goldor ya se había aparecido dos veces en su camino, al igual que Shiva. Sí, había enfrentado ataques en mansiones, por poco había golpeado al secretario de la ministra y había luchado codo a codo con y contra Caelum. —A veces uno se cansa de luchar —murmuró Darla con gesto cansado que no intentó disimular. —Todo depende de a quién llegue y qué es lo que querías realmente mostrar, muchos gozan del morbo de una lucha entre bandos y seguramente para otros será una razón más para temernos, el no saber si los “buenos” pueden detener realmente a los “malos” —Darla hablaba viendo el rostro de Horace, pero más bien con su mente ocupada por imágenes de lo que podría haber sido aquel enfrentamiento a la vista de los muggles o los demás magos. —Cillian ha puesto un blanco sobre nuestras cabezas y tú lo has ampliado al mostrar quiénes somos y de qué somos capaces, Goldor nos buscará para tomar venganza y cada mago que se crea capaz de vencernos o de ayudarnos vendrá a intentar derrotarnos o unirse a nosotros… —Darla nunca sabría a ciencia cierta si eso es lo que iba a pasar a futuro cuando una trifuerza se uniera al lado de la luz. Quizás después de todo que los conocieran no había sido mala idea, sin embargo, siempre dudaría. Se había volado, por eso volvió a las palabras de Horace. —A la Orden le interesa que el mundo logre una paz y la victoria por sobre los mortífagos, los ideales del bando no son un juego para la televisión muggle ni la radio mágica. La versión oficial —sus ojos se desviaron hacia el secretario que había sido desmayado —yo hablaré con él, trataré de hacerle entrar en razón y si no… bueno… —pero no terminó la frase al ver que uno de los hombres se acercaba a Horace y ella volvió a ponerse en guardia. —Sí, ellas son, con Luna nos ocuparemos de lo que Rory nos pidió —dijo Darla con una sonrisa que reflejaba su cansancio. —¿Los llevamos a los dos juntos? En el Ministerio podrías interrogar a la pelirroja y yo intentar de razonar con Linmer, si eso se posible, claro —dijo a Lunita, mientras apuntaba al cuerpo del mago que habían traído con un mobilicorpus hacia ella, para mantenerlo al menos lejos de más golpes y evitar el roce con nada más alrededor. @ Rory Despard @ Luna Gryffindor Delacour @ Sean -Ojo Loco- Linmer
    1 punto
  49. Un traje de cortesano. Sí, de la corte de sus épocas humanas. Richard ahoga un suspiro mientras avanza a través de la hilera de butacas. Ha notado la presencia de los otros asistentes y no podría haberse encontrado con un grupo peor. Había estado tentado de ingresar por una puerta trasera, intentar explorar por primera vez los secretos de la troupe. Al final, se había decidido por no hacerlo, por no asesinar la magia de la puesta en escena. Él, que había contemplado un espacio muy similar en el año mismo de la conclusión de la segunda guerra mundial, observa ahora las butacas con nostalgia. No tiene ganas de discutir con Evans McGonagall o ser evaluado por Crouch. Su postura es bona fide, sus pasos con casi staccato. Quiere que sepan que se encuentra allí pero no desea ser increpado. No esta allí por eso, si no para disfrutar de aquello que se viene... sea lo que sea. El brujo no está seguro de qué esperar exactamente. Han pasado varios años desde que contemplara esa última puesta en escena y una eternidad desde que, en su vida humana, se preocupara por las conspiraciones de la corte ¿debería hablar con ellos? Observa a Evans McGonagall increpar, lanzarse sobre un sujeto que no conoce e increpar otra vez. No está seguro de si debería hablarles. Todavía no recibe seña alguna de parte de la puesta en escena. Se mantiene a dos hileras de distancia, detrás del sólido grupo Ollivander pero sus sentidos y su cuerpo se encuentran alerta. Bajo la piel, puede percibir la cantidad de magia invertida. Su cuerpo ¿será capaz de aguantarla? @ Rory Despard @ Hessenordwood Crouch
    1 punto
  50. Holi :3 Vengo a registrarme como miembro de esta bella familia ❤ Me gustaría ser adoptada por Jeremy si es posible *-* Planilla de Registro: Nombre de Usuario: Mila Triviani Ficha de Personaje: En proceso Bóveda Personal: En proceso Preferencia sobre por quien quieres ser adoptado: Jeremy ¿Sanguínea o Adoptiva?: Sanguinea Seudónimo Mafioso: La Vipera Gracias 🙂
    1 punto

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo